• EUROSTAT PUBLICA EL DATO DE CRECIMIENTO DEL PIB DE LA UE Y LOS DATOS DE EMPLEO DEL CUARTO TRIMESTRE. EL INE PUBLICA LOS ÍNDICES DE PRODUCCIÓN INDUSTRIAL DE ENERO. LA COMISIÓN EUROPEA PRESENTA SU ÚLTIMA PROPUESTA PARA HACER FRENTE AL ALZA DE LOS PRECIOS DE LA ENERGÍA. EL CONSEJO DE MINISTROS ABORDA HOY MEDIDAS URGENTES, ENTRE LAS QUE NO SE DESCARTA UN DECRETO COMO EL FALLIDO DEL PASADO OCTUBRE PARA REBAJAR LAS GANANCIAS QUE ESTÁN REGISTRANDO AHORA LAS ELÉCTRICAS.  PEDRO SÁNCHEZ, VIAJA A LETONIA PARA VISITAR A LAS TROPAS ESPAÑOLAS DESPLEGADAS EN ESTE PAÍS EN EL MARCO DE UNA MISIÓN DE LA OTAN

    Primer efecto de la guerra de Putin:La subida imparable del precio de la luz, el gas y el petróleo.

    También preocupa la falta de cereales y piensos para el ganado.

    Segundo efecto: A nadie le ha interesado la publicación de varias encuestas de intención de voto.

    Eduardo Sotillos Palet

    Fernando Varela: ‘No a la guerra’ casi 20 años después de Irak: pacifistas ortodoxos frente a partidarios de la legítima defensa

    https://www.infolibre.es/politica/guerra-divide-ucrania-enfrenta-pacifismo-ortodoxo-defensores-legitima-defensa_1_1221340.html

    Luis Portillo :Los de Podemos reconocen serias discrepancias con Yolanda Díaz sobre la guerra en Ucrania.  Los morados, no obstante, siguen apostando por la líder del espacio morado en el Gobierno como candidata

    https://www.vozpopuli.com/espana/podemos-discrepa-yolanda-ucrania.html

    Julio Valdeón: Nuestros pacifistas apuestan por la equidistancia entre los bloques

    https://www.elmundo.es/opinion/columnistas/2022/03/07/62250394fdddfda618b45d9.html

    “El riesgo de implosión de la economía rusa es cada vez más evidente. Escribo estas líneas teniendo como música de fondo el Russian Album de Anna Netrebko y Valery Gergiev, dos apestados por el bloqueo que Occidente ha decretado sobre la cultura, la música y el deporte rusos como parte de la respuesta a la insensata guerra que Putin ha desencadenado para conquistar Ucrania. Espero que esta música maravillosa me inspire para escribir las líneas que siguen. Empiezo por algunos datos muy básicos. Rusia tiene, al tiempo de escribir estas líneas, un Producto Interior Bruto (PIB) muy similar al de España. Pero tiene 144 millones de habitantes mientras que España tiene sólo 44 millones. Eso quiere decir que, en comparación con los españoles, la inmensa mayoría de los rusos son más pobres que las ratas. Pero las cosas les van a ir muchísimo peor. El banco de inversión JP Morgan calcula que en el segundo trimestre del año en curso el PIB de Rusia se desplomará un 35%. Sí, repito, ¡un 35%! Si acaba ocurriendo un colapso semejante –cosa que a mí me parece muy probable- se generará una hambruna y el pueblo ruso, por el que siento la mayor de las simpatías, lo pasará realmente mal. Y el PIB de Rusia, que a principios de año era muy similar al de España, puede acabar 2022 siendo similar o inferior al de la Comunidad de Madrid. ¿A qué se debe esta horrible situación? Intento a continuación simplificar al máximo las complejidades técnicas de la respuesta a esta pregunta. El rublo, la moneda rusa, no tiene ningún valor fuera de Rusia. Vale cero porque nadie en el extranjero quiere comprar rublos. Pero ese no es el principal problema. El principal problema es que el rublo también vale cero en Rusia. Y esto ocurre por las mismas razones que en el extranjero: nadie en Rusia quiere rublos, incluyendo a los que inútilmente hacen cola ante los cajeros automáticos para intentar sacarlos. Tradicionalmente las transacciones entre las grandes empresas rusas se han hecho en dólares y va a ser muy difícil conseguir que las hagan en rublos, aunque la ley les acabe obligando. Antes se moverán a una economía de trueque. Lo mismo ocurrirá entre particulares.Muchos economistas se preguntan que, dado que el banco central ruso tiene reservas en moneda extranjera por valor de más de 643 mil millones de dólares (cerca del 50% del PIB ruso) –según publicó Michael Bernstam en el Financial Times del 26 de febrero pasado-, cómo es que no han movilizado estas reservas para apuntalar el rublo tanto en el exterior como en el interior de Rusia. Este es el quid de la cuestión: ¿por qué no lo han hecho?. La respuesta es sencilla, aunque no es fácil de explicar: no lo han hecho porque no pueden. Y no pueden debido a las sanciones impuestas por las potencias occidentales en respuesta a la invasión de Ucrania. La sanción que tiene consecuencias más terribles es la expulsión de Rusia del sistema de pagos interbancarios conocido como SWIFT. Este sistema está basado en anotaciones en cuenta electrónicas y es esencial para que los bancos centrales puedan comunicarse entre sí. Para Rusia estar fuera de SWIFT tiene dos consecuencias inmediatas. Por una parte, sigue siendo propietaria de sus reservas depositadas en otros bancos centrales, es decir, no ha sido expropiada. Pero, por otra parte, estas reservas están inmovilizadas porque no puede operar con ellas. Es como tener un coche con las ruedas pinchadas. Sigue siendo tu coche, pero no puede llevarte a ninguna parte. Puede aducirse, como señala Bernstam, que las reservas inmovilizadas por no tener acceso a SWIFT son sólo el 60% de las reservas rusas y que el banco central ruso tiene 135 mil millones de dólares en oro en su caja fuerte, junto con 84 mil millones de dólares en valores chinos y 30 mil millones en efectivo en dólares y euros. Pero esto es poco consuelo porque no puede vender el oro para obtener dólares porque las potencias occidentales también han prohibido este tipo de operaciones. Además China no ha demostrado ningún entusiasmo por recomprar sus activos aunque sea con fuertes descuentos. Todo esto deja reducido el margen de maniobra ruso a los 30 mil millones que el banco central tiene en efectivo en moneda extranjera, que es una cantidad claramente insuficiente para prevenir y evitar el riesgo de implosión que se cierne sobre la economía rusa. ¿Sabe Vladimir Putin todo esto? Obviamente no lo sabía antes de invadir Ucrania, porque las sanciones occidentales son consecuencia de la invasión pero, aunque siempre es arriesgado darle malas noticias a un dictador, quizá alguien lo haya hecho. Quizás se lo haya dicho Elvira Nabiullina, gobernadora del banco central ruso, con fama de ser muy competente y seguidora y amiga del dictador. No puede haber sido Anna Netrebko porque, a pesar de ser también una fanática de Putin, no puede tener ni idea de qué puede ir todo esto. Pero en cualquier caso, aunque nadie le haya dicho nada a Putin, alguien se lo va a acabar diciendo. La pregunta es, entonces, ¿qué va a hacer Putin cuando se entere de cuál es la verdadera situación de Rusia, si es que no se ha enterado ya?Pues Putin no tiene muchas alternativas. Por una parte, parece militarmente atorado en Ucrania. Esto puede lograr superarlo, pero le va a llevar más tiempo del que pensaba. Por la otra el riesgo de implosión de la economía rusa es cada vez más evidente. En otras palabras, Putin está perdiendo la guerra. En mi opinión, lo más probable es que Putin vuelva a elevar el tono con más amenazas de guerra nuclear si no se retiran inmediatamente las sanciones para que Rusia pueda recurrir a la totalidad de sus reservas para estabilizar su economía. ¿Qué hará entonces Occidente? ¿Dejar a Rusia volver a SWIFT? ¿Decir que Rusia va de farol? ¿O intentar abrir un período de negociaciones en el que se limiten las ambiciones rusas en Ucrania a cambio de darle más disponibilidad sobre sus reservas? A mí me parece preferible esta última opción pero ¿será posible?” César Molinas

    “El culposo fuera de campo Fue el desabrido periodista Arcadi Espada el que, con sus modales destemplados y sus pronunciamientos puritanos —siempre más pendiente del deber ser que del ser del mundo, y por tanto, siempre muy enfadado—, llamó la atención muchos años atrás sobre lo determinante que es el encuadre de una fotografía para construir un discurso, tanto por lo que elige mostrar como por lo escoge dejar fuera de campo. Nada muy distinto, en el fondo, de lo que cualquier estudiante de cine sabe desde hace décadas: a menudo hay una decisión moral detrás de las elipsis narrativas y de los fuera de campo de los encuadres.  Quizá la película reciente que con más desafuero trabajó esta cuestión sea El hijo de Saúl (2015), del húngaro László Nemes, que narraba el Holocausto nazi enfocando a los protagonistas en planos muy cerrados, sin panorámicas del horror y con un formato de pantalla cuadrada. Le valió Palma de Oro en Cannes y Oscar a la mejor película de habla no inglesa. El notable fuera de campo es que ese mismo año el gobierno de Hungría estaba protagonizando un execrable espectáculo en sus fronteras con los refugiados sirios.  Idéntico peso, pero para mal, tuvo la decisión de Bernd Eichinger de hacer una elegante elipsis en el momento del suicidio de Hitler en El hundimiento (2004). Una elipsis que no hacía minutos antes para explicar con detalle cómo Goebles envenenaba a sus hijos. Aquella cortesía pudibunda con el sanguinario Führer produjo ríos de tinta. Hoy esta cuestión, qué entra en el encuadre y qué se queda fuera, es el listón moral principal en los debates de ética política de las redes sociales. Cualquier imagen de sufrimiento bajo los bombardeos rusos es susceptible de ser criticada porque no atiende al dolor ruso, de las tropas o de la población civil, o peor: porque no salen en ella palestinos padeciendo los conocidos excesos del ejército israelí o los habitantes de cualquier país donde la OTAN o sus aliados sometan a la población al exilio o la violencia.  Una de las demagogias en disputa es cuánto ha de sentirse concernido uno por el dolor de los ucranianos respecto a cómo expresa dolor por los sirios, los yemenís, los iraquís, los saharauis, los kurdos, los uigures o los afganos. El reproche, si alguien expresa dolor y solidaridad por la Ucrania bombardeada es dónde estaba ese alguien cuando Estados Unidos invadió Afganistán o Irak.  La idea general, por demás barata pero eficiente en las virulentas discusiones en el ámbito de las izquierdas, es que el dolor producido por el autócrata Vladimir Putin ha de compararse con el que haya causado el Departamento de Estado estadounidense. Dicho de otro modo, que esta vez no sea la OTAN la que protagonice un acto imperialista colonial —o poscolonial, según se mire— afecta a la modulación de la solidaridad. Para el atlantismo convencional, el sufrimiento de los ucranianos es incomparable con el de cualquier conflicto reciente causado por la OTAN —un enfoque que no ha estado exento, en la conversación digital, de momentos de racismo rampante, como si poseyéramos una relación de proximidad con los rubios eslavos, lo que resulta especialmente paradójico en un país principalmente zaíno, como es España—, mientras que la izquierda antimperialista se resiste a hacer más suyo este dolor europeo que el de cualquier víctima de los habituales excesos del Pentágono.  La trampa del fuera de campo es un argumento barato, y por tanto recurrente, que se usa habitualmente en los debates partidarios de las redes sociales, de modo que si tú dices “Gürtel”, yo digo “EREs”. Si uno habla de los ucranianos de piel oscura (nativos o residentes), alguien responde con los no-natos engendrados por vientres de alquiler en Ucrania. El principio de la Ilustración consistente en que todas las vidas valen lo mismo se ve confrontado con el principio del “kilómetro sentimental”, consistente en que cada víctima importa en función de la distancia (física, cultural, idiomática o religiosa) con el sujeto de ese luto. Lo cierto es que siendo un país occidental integrado en la UE y miembro de la OTAN, se prodigan más estos días —no podría ser de otro modo— los encuadres de los textos, las fotos y los vídeos, que fijan la atención en los sangrientos padeceres del pueblo ucraniano, que, por otra parte,  son los agredidos por una potencial imperial. Así que normal. Pero ni siquiera esta evidencia patente está libre del tremendo reproche del fuera de campo, que también se expresa en los excesos del ejército ucraniano con las poblaciones rusófilas del propio país. Si fuéramos sinceros con nosotros mismos, tendríamos que corregir el célebre adagio de Publio Terencio Afro: “Humani nihil a me alienum puto”, y añadirle una coda realista, sin caer en el cinismo: “Nada de lo humano me es ajeno…, pero a ver …..”   Pedro Vallín https://www.lavanguardia.com/politica/20220307/8106612/culposo-fuera-campo.html

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    DÍA DE LAS MUJERES. TRÍOS DE MUJERES POR TRÍOS DE MUJERES

    Para que vean que hay mujeres músicas en mucha mayor proporción de lo que parecía hasta hace unos días (o unos lustros, qué más da). Hoy, mujeres que tocan piezas de mujeres, pero todos los días las hay.

    Trío Marsyas

    Thea Musgrave, Canta, canta!, trío Marsyas:

    Kaija Saariaho, Cendres, 2º mov., trío David Bennet Thomas:

    Hilary Tann, Gardens of Ana Maria Luisa de Medici, trío Marsyas:

    Undine Smith-Moore, Afro-Americancan Suite, Ipor Iva Ugrcic, flauta; Magdalena Sas, violonchelo y Satoko Hayami, piano:

    COMP ARTIENDO LECTURAS

    con Carmen Marcos

    Librería miraguano  libreriamiraguano@gmail.com

    Estamos a 8 de marzo y es un buen día para hablar de escritoras. Llevo cerca de 4 años haciendo reseñas (el 6 de junio de 2018 se publicó la primera en la Agenda de  Manolo Portela). Un total de 315 narraciones; de ellas, 148 de escritoras. Cada vez se editan o reeditan más obras escritas por mujeres: algunas novelas de hace años que antes no se traducían a nuestro idioma por una presunta falta de interés así como otras escritoras jóvenes (muchas españolas y de países de habla hispana) que han inundado editoriales y librerías; esperemos que no sea únicamente un fenómeno temporal. Pero a muchos hombres les sigue dando pereza leer literatura femenina; esperemos que este rechazo sí sea temporal. Hoy voy a recordar algunas de las escritoras cuyas obras me han sorprendido y/o me han hecho disfrutar con su lectura. Entre ellas no están las escritoras españolas más nombradas y recordadas estos días –Emilia Pardo Bazán, Carmen Laforet, Carmen Martín Gaite, Ana María Matute, Mercé Rodoreda…– ya que no han  formado parte de mis lecturas en estos últimos años; tampoco están otras mujeres de éxito porque leo pocos best-sellers (sean escritos por hombres o por mujeres). En todo caso es difícil seleccionar entre tantas; hay muchas. Procuraré que haya variedad de orígenes y temáticas

    Entre las autoras  que escriben en español:

    Andrea Abreu (Canarias):          Panza de burro

    Bibiana Candía (Galicia):          Azucre

    Mariana Enríquez (Argentina): Las cosas que perdimos en el fuego

    Karmele Jaio (País Vasco):                 La casa del padre

    Guadalupe Nettel (México):                La hija única

    Sara Mesa (Madrid):                           Un amor

    Cristina Morales (Andalucía):    Lectura fácil

    Claudia Piñeiro (Argentina):              Elena sabe

    Camila Sosa Villada (Argentina):       Las malas

    Gabriela Wiener (Perú)      :                 Huaco retrato

    Entre las escritoras de otros países:

    Chimamanda Adichie (Nigeria):         Americanah

    Eileen Chang(China):                         Incienso

    Margaret Drabble (Inglaterra): Un día en la vida de una mujer sonriente

    Annie Ernaux (Francia):                     Los años

    Isabel Figueiredo (Mozambique):       Cuadernos de memorias coloniales

    Vivian Gornick (EEUU):            Apegos feroces

    Jacqueline Harpman (Bélgica): Yo que nuca supe de los hombres

    Hang Kang (Corea del Sur):               Actos humanos

    Nell  Leysson (Inglaterra):                  Del color de la leche

    Maggie O’Farrel (Irlanda del N.):      Hamnet

    Pina Rota Fo (Italia):                          El país de las ranas

    Leila Slimani (Marruecos):                 El país de los otros

    Jane Smiley (EEUU):                          La mejor voluntad

    Anna Starobinets (Rusia):          Tienes que mirar

    Alice Zeniter (Francia):                       El arte de perder

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Descripción: Descripción: Libros de transhumanismo

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Katrine Marçal: ¿Quién le hacía la cena a Adam Smith?: Una historia de las mujeres y la economía

    Descripción: ¿Quién le hacía la cena a Adam Smith?https://elpais.com/elpais/2016/06/30/mujeres/1467266400_146726.htmlMercedes D’Alessandro: Economía feminista: Las mujeres, el trabajo y el amor

    Descripción: Economía feminista: Las mujeres, el trabajo y el amor (No ficción)
    https://riim.eseade.edu.ar/wp-content/uploads/2017/08/9_carrino_riim64_65.pdf

    Alfons García entrevista a  Félix Bolaños: «Hasta que Putin no retire el último soldado ruso de Ucrania van a continuar las sanciones»

    Descripción: El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, posa tras la entrevista en Valencia.
    https://www.epe.es/es/politica/20220306/entrevista-felix-bolanos-putin-ucrania-13329567

    Marc Bassets entrevista a  Jean Canavaggio : “Los españoles quizá se estén desquijotizando”

    Descripción: Jean Canavaggio, en París el pasado jueves.

    https://elpais.com/cultura/2022-03-07/jean-canavaggio-cervantista-los-espanoles-quiza-se-esten-desquijotizando.html

    Gemma Saura entrevista a Svetlana Tijanóvskaya: “El pueblo bielorruso no quiere esta guerra”

    Descripción: Svetlana Tijanóvskaya
    https://www.lavanguardia.com/internacional/20220307/8103057/pueblo-bielorruso-quiere-guerra.html

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    *
  • Comments are closed.

Calendario de artículos

marzo 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Artículos anteriores