• Las elecciones autonómicas de Andalucía se deberían celebrar en diciembre del 2022

    as próximas elecciones municipales en España se celebrarán en mayo del 2023

    Las próximas  de las 12 comunidades españolas no históricas (todas excepto Andalucía, Catalunya, Comunidad Valenciana, Galicia y País Vasco) celebrarán elecciones autonómicas en mayo del 2023

    Las próximas elecciones generales en España tocan en noviembre del 2023

    Las elecciones europeas tendrán lugar en España en mayo del 2024

    Las próximas elecciones autonómicas en el País Vasco deberían celebrarse en julio del 2024

    Las elecciones autonómicas en Galicia también tocarían en julio del 2024

    las próximas  elecciones catalanas  tocarían en febrero del 2025

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    LA FLAUTA

    Casi todo lo hemos aprendido de Aristóteles (Aristótiles, como lo llama Juan Ruiz, más conocido en Hita, Guadalajara, porque fue archipreste de allí). En su Política (que es Ciudadanía) da  pautas sobre educación musical de los niños y advierte que “aprender a tocar la flauta en nada contribuye al cultivo de la inteligencia”. Pues los grandes músicos que en el mundo han sido no lo han confirmado tal con su ciencia musical.

    Esta señora, Hanneke van Proosdij de Voices of Music,

    viene de comprar flautas

    Unos maleducados, Allemande à 4 de John Jenkins (1592-1678):

    Y qué decir de estos dos, Se Fath Mo Bhuartha, dúo de whistles (flautas  irlandesas) por Sean Potts y Paddy Moloney, más 3 “reels”, The Connemara Stocking, The Limestone Rock y Dan Breen’s:

    LA AGENDA DE PRENSA  POLÍTICA DE

    Luis César Rodríguez& José Vicente Cebrián

    DIFICULTADES QUE COMPROMETEN  EL FUTURO

    “Los problemas aumentan y las ambigüedades pasan factura, a esta situación ha llevado Sánchez a su gobierno y al país.  nchez está suavizando el desarrollo del decreto que sancionaba los beneficios de las eléctricas para paliar los costes del consumo particular, pero como era de esperar el problema ha llegado a la producción industrial donde parece que los precios se han incrementado en un 23%, y antes de resolver un problema ya se ha incrementado el mismo. Consecuencia de gobernar sin pensar las cosas Y a corto plazo no se espera que la Unión Europea nos ayude  buscado el control de las compras unificadas de energía o permitiendo salirse del actual sistema de fijación de precios, es más parece que hay una clara oposición a ello por países como Alemania. Pero no íbamos a privarnos  de nuestras especialidades, y nos encontramos en una difícil  situación provocada por el compromiso que parece ser Sánchez contrajo con la Vicepresidenta tercera y Ministra de Trabajo, respecto al control solicitado por Europa sobre la reforma laboral.  La vicepresidenta primera y experta conocedora y negociadora con Europa está al tanto de las exigencias ya conocidas y comprometidas.En este contexto el Presidente del Gobierno mantuvo alguna reunión privada con la Vicepresidenta tercera donde parece ser que acepto otro planteamiento y otras responsabilidades.   Por qué ocurren estas situaciones, por qué las practica el Sr Presidente?La mayoría de los comentaristas coinciden en la habilidad de Sanchez para regates en corto, prometiendo en cada momento lo que el interlocutor quiera oír y dejando para después la resolución real del asunto.  Con todo llegará la sangre al río? Se romperá la coalición como parece amenazar la Vicepresidenta tercera?. En el caso que nos ocupa la mejor contestación es la que afirma y constata que PSOE& UP tienen muchísimo  más que perder si rompen el gobierno de coalición  que si se mantienen casados  odiándose. Pero parecida coalición se ha roto  en Portugal y habrá elecciones…… El asunto se está cocinando con venida de representantes europeos, reuniones PSOE UP, Consejo de Ministros y más que no sabremos. Para aumentar la confusión podemos entretenernos con el culebrón del cese del diputado Alberto Rodríguez de UP y las reacciones sobreactuadas de unos y otros. Está claro que a muchos de los militantes de UP les cuesta compaginar su presente de miembros de un Gobierno con su pulsación activista. El problema para el Gobierno, para nuestro Gobierno, es que esto puede dificultar la tan trabajada llegada de los Fondos Europeos, donde están puestas todas las esperanzas a presente y futuro de la continuidad del Gobierno. La oposición lo vive con profunda alegría, sea cual sea el coste para el país, el coste para nosotros, la conquista por el poder nos lleva una vez más al cuanto peor mejor. Nunca debería llegar a gobernar un país alguien- fuese del partido que fuese- que no haya sabido luchar por ganar a costa de hacer perder a sus ciudadanos. Los varios frentes abiertos necesitan que sus conductores sepan hacer de la necesidad virtud y acierten dimensionando la realidad a corto plazo. Yolanda Diaz, vicepresidenta tercera quiere construir una plataforma cívica de izquierdas, agrupando  IU, UP, Mas Madrid, independientes……que pueda ser una alternativa real al PSOE. Esto lleva su tiempo, supone una gran dificultad y un error de cálculo podría hundir el proyecto antes de nacer. Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno, necesita los votos imprescindibles para aprobar los presupuestos del 2022 y garantizarse poder llegar al final de la legislatura. Lo demás será pasado mañana. Que se lo pregunten al presidente de Portugal. Pablo Casado, necesita llegar a ser el Presidente y no puede perder un minuto, la competencia interna agobia, el deterioro y la torpeza de sus meteduras de pata no le auguran un futuro deseable a medio plazo, ahora o nunca, todo vale. Santiago Abascal, se sabe imprescindible para un posible gobierno de Casado y ha llegado el momento de descalificar al PP y de exigir. Ha aprendido de los usos y costumbres de Podemos y sus miembros más significativos están en ello.  Quedan  cosas, el independentismo vasco se ha quemado por la falsedad y torpeza de Otegui y  ha avanzado el PNV logrando más trasferencias y el independentismo catalán tiene una batalla que ganar y una guerra que perder”

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Descripción: Descripción: Libros de transhumanismo

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Stanley Cavell: ¿Debemos querer decir lo que decimos?

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/41QbIsR6nZL._SX350_BO1,204,203,200_.jpg

    https://www.latorredelvirrey.es/wp-content/uploads/2018/12/Resena_Debemos-querer-decir-lo-que-decimos.pdf

    Alessandro Baricco: The Game

    Descripción: the game-alessandro baricco-9788806235550

    https://www.lavanguardia.com/cultura/20190604/462659819460/baricco-revolucion-digital-populismo.html

    Nuria Salobral entrevista a Carlos Cuerpo: “España está preparada para la normalización de la política monetaria”

    Descripción: Carlos Cuerpo, Secretario General del Tesoro
    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2021/10/25/mercados/1635172144_463316.html

    Ana Palomares entrevista a Joachim Fels :“El periodo de inflación y volatilidad bajas con crecimiento moderado es historia”

    Descripción: PIMCO_Fels_Joachim_Main

    Silvia Moreno entrevista a Antonio F. Torres: «En la primera vuelta al mundo, el objetivo no era llevarnos el oro ni evangelizar»

    Descripción: Antonio F.Torres, junto a una réplica de la nao Victoria en el río Guadalquivir a su paso por Sevilla.
    https://www.elmundo.es/papel/2021/10/26/61767d1921efa032238b4591.html

    OPINIONES & INFORMACIONES VARIAS DE ACTUALIDAD

    La estructura del ahorro de las familias Los ac­tivos fi­nan­cieros de los es­pañoles se si­tuaron en 2,48 bi­llones de euros a fi­nales de junio de 2021, según datos de las cuentas fi­nan­cieras de la eco­nomía es­pañola di­fun­didos por el Banco de España y re­co­gidos por Inverco. En el se­gundo tri­mestre del año, los ho­gares in­cre­men­taron en casi 70.500 mi­llones de euros estos sal­dos, un 2,9% más que a fi­nales del primer tri­mestre de este año y un 4,8% más que en di­ciembre de 2020. No obstante, hay que tener en cuenta que en esta primera parte del ejercicio los mercados han acompañado a los ahorradores. La mitad del incremento del ahorro financiero (58.353 millones de euros) tuvo su origen en la revalorización de los activos por efecto mercado, y la otra mitad (54.484 millones de euros) por nuevas adquisiciones de activos financieros. En cualquier caso, los datos muestran que las familias siguen incrementando el ahorro en instrumentos de inversión. Pero no en todos. Según estas cifras, los seguros son la excepción. En lo que va de año, el ahorro en seguros de Vida se redujo un 5,2%. Esta caída no se pudo contrarrestar en su totalidad con los avances que lograron las EPSV (+3,1%) y otras reservas (+2,7%) -los seguros colectivos de pensiones no experimentaron cambios-, por lo que el epígrafe de Seguros y entidades de previsión social acabó la primera parte del año con un descenso del 3,5%. Es la única partida que desciende: los depósitos y efectivo crecieron un 2,7% (los depósitos superaron el billón de euros por primera vez); las Instituciones de Inversión Colectiva (fondos de inversión, IIC extranjeras y sicav) un 10,3%; los fondos de pensiones un 5,5%; la inversión directa en renta variable, fija y otras participaciones un 6,9%; y los créditos un 10,6%.Aunque esta foto es bastante reveladora y sirve para mostrar las preferencias de las familias a la hora de elegir un vehículo de ahorro. A estos efectos quizá sea más interesante analizar la estructura del ahorro de las familias. Y esta foto lo que nos muestra es que el instrumento rey, el que domina, sigue siendo el depósito, productos que, a día de hoy, representan un 40,9% de los activos totales financieros de los hogares. Y eso que actualmente la rentabilidad que ofrecen es prácticamente nula. No obstante, hay que decir que el peso de estos instrumentos conservadores se ha reducido respecto a finales de 2020 (41,3%). Muy lejos quedan los tiempos en que acaparaban más de la mitad del total de activos. Por dar una referencia, en 1995 representaban el 51,3%; en 1990 el 61% y en 1985 el 63%. Tras los depósitos y el efectivo es la inversión directa en bonos, acciones y otras participaciones la que mayor volumen de ahorro financiero canaliza, un 25%. Las IIC le siguen, con el 15,4%. Hay que destacar que estos productos están ganando peso año a año desde casi ocho, una vez superado el batacazo de la crisis financiera. En cuarto lugar, y solo por delante de los fondos de pensiones (5,3%) y créditos (0,5%) se encuentran los seguros y entidades de previsión social. Su peso actual respecto al total de activos financieros de las familias es del 10,2%. En el primer trimestre del año era del 10,7% y a finales de 2020 del 11,1%, el mayor porcentaje logrado según la serie histórica que publica Inverco. Aunque el descenso de su cuota obviamente no es una buena noticia, si se toma con una perspectiva de más largo plazo vemos como el peso de los seguros se ha mantenido estable en los últimos 10 años con una cuota de entre el 10% y el 11%. Con todo, la riqueza financiera neta de los hogares, resultado de minorar el saldo de activos financieros con los pasivos incurridos por las familias, experimentó en junio un nuevo máximo histórico, y se situó en 1,71 billones de euros (147,9% del PIB nacional)   Gema Velasco

    https://www.capitalmadrid.com/2021/10/19/60815/cura-de-adelgazamiento-en-la-estructura-de-ahorro-de-las-familias.html

     “España, a la cola de la digitalización    La pandemia ha sido un curso acelerado de digitalización: todo el día enganchados a Internet, teletrabajando más que nunca y comprando online hasta en la tienda de la esquina. Pero ahora, con la vuelta a la normalidad, se comprueba que tenemos una economía muy tradicional y que lo digital avanza lentamente. El  último ranking internacional (2021) sitúa a España en el puesto 31 del mundo en competitividad digital, sólo por delante de Italia, Portugal y Grecia. Y el último informe DESI 2020, de la Comisión Europea, nos sitúa digitalmente en el puesto 11 en Europa, muy retrasados en formación digital y en el uso de Internet por las pymes. Por eso, la digitalización es una de las prioridades del Plan de recuperación, a la que destinará el 29% de los Fondos europeos (20.300 millones). Digitalizar la economía es, con el clima, uno de los dos grandes retos mundiales de este siglo y España está muy retrasada. Hay que aprobar este examen, para salvar empresas y empleos.  La pandemia, sobre todo el confinamiento, nos hizo a todos “más digitales”. En 2020 se batió el uso de Internet, según el estudio “Sociedad Digital en España 2020-2021”: el porcentaje de españoles que utilizan la Red cinco días a la semana subió al 83,1% (+5,6%) y los usuarios que utilizan Internet varias veces al día subieron al 81% (+6,1%). Más del 50% de los adultos han usado el comercio electrónico y 8 millones de hogares reciben TV de pago. Y hasta un 16,2% de los ocupados teletrabajaron desde sus casas en el 2º trimestre de 2020, frente a sólo un 9,4% en 2019, según el INE. Sin embargo, tras la vuelta a la normalidad, el elevado uso de Internet se mantiene al alza (un 91% de los adultos en 2021, según Hootsuite), pero el comercio electrónico crece a menor ritmo (+11% hasta julio 2021, frente al +42% en pleno confinamiento)  y el teletrabajo se ha desinflado (bajó del 16,2% de trabajadores en 2020 al 9,4% en el 2º trimestre de 2021).  Así que la digitalización de nuestra vida durante la pandemia ha sido “un espejismo” y ahora lo que quedan son más internautas, que se relacionan, juegan e informan, pero que apenas trabajan por la Red y unas empresas que utilizan poco Internet en su actividad diaria. La realidad nos la muestra el último ranking de competitividad digital 2021, elaborado por el Instituto IMD: España ocupa el puesto 31 entre los 64 paises analizados, un lugar que se mantiene en torno al 30 en los últimos 5 años, por su escasos avances en conocimiento, tecnología y preparación para el futuro, los tres indicadores que valoran. Encabezan este ranking de competitividad digital Estados Unidos, Hong Kong, Suecia, Dinamarca, Singapur, Suiza y Paises Bajos, quedando también por delante de España Reino Unido (puesto 14), China (15), Austria (16), Alemania (18), Irlanda (19), Luxemburgo (22), Francia (24), Estonia(25), Bélgica (26), Japón (28) y Lituania(30). Y solo están peor en competitividad digital, dentro de Europa, Portugal (puesto 34), Italia (40) y Grecia (44). La Comisión Europea también valora periódicamente la digitalización de los paises europeos. En el último informe, DESI 2020, anterior a la pandemia, España ocupaba el puesto 11 de 28 paises (incluyendo el Reino Unido), perdiendo un puesto sobre 2019. En este ranking europeo de competitividad digital, España queda algo mejor que en el ranking mundial de IMD, al situarse por delante de Alemania (puesto 12), Francia (15º), Portugal (19º) o Italia (25º), porque la Comisión valora 5 indicadores y en dos de ellos España está muy bien colocado: conectividad (5º puesto en la UE-28: España tiene la mayor red de fibra óptica de Europa y un gran alcance del 5G) y servicios públicos digitales (2º puesto, por el avance de la Administración electrónica: pago de impuestos y otras gestiones online). Pero España “pincha” en los otros 3 indicadores, que son fundamentales: capital humano o formación (16ª de 28), uso de Internet (11º puesto) e integración de la tecnología digital en las empresas y el comercio electrónico (19º puesto).Ahí se ve las fortalezas y debilidades de España ante el reto digital, que refleja muy bien el último informe (febrero 2021) del Consejo Económico y Social (CES) sobre la digitalización de la economía española. Tenemos 4 grandes fortalezas: unas potentes infraestructuras digitales (la red de fibra óptica instalada en España supera a las de Alemania, Francia, Reino Unido e Italia juntas, además de liderar el despliegue del 5G en Europa), unas grandes empresas de telecomunicaciones muy competitivas, un altísimo número de internautas (con ese 91% de población conectada, somos el 17º país del mundo con más usuarios) y tenemos un gran uso de los servicios públicos digitales (82% españoles utilizan la Administración electrónica). Pero también tenemos 5 grandes debilidades, según detalla el informe DESI 2020: baja formación digital de la población (el 43% de los españoles carecen de competencias digitales básicas, frente al 41,7% en la UE-28 y el 23,4% en los tres paises europeos más avanzados: Finlandia, Suecia y Dinamarca), el bajo porcentaje de especialistas TIC entre los trabajadores (3,2% en España frente al 3,9% en la UE-28 y el 6% en los tres paises más digitalizados), el gran retraso digital de las pymes (el comercio electrónico representa en España el 9,2% de su negocio, frente al 11,5% en la UE-28 y el 22,5% en los tres paises más digitalizados), la enorme brecha digital por edades, regiones y empresas y las menores inversiones en Ciencia e innovación (España invirtió en I+D+i el 1,25% de su PIB en 2019, frente al 2,13% la UE-28). Al final, el retraso digital de España se asienta en 2 grandes problemas que arrastramos desde hace décadas y que ahora la pandemia ha revelado con claridad: el retraso en la formación digital de los españoles (desde la escuela y la Universidad al trabajo) y la baja digitalización de las empresas españolas, en especial las pymes. Veamos su alcance. Sobre el retraso formativo, baste otro dato aportado por un estudio de UGT (2020): 10,7 millones de trabajadores no se han formado nunca en competencias digitales. Y del total de la población, 12 millones (un 33,5%) “no son capaces de manejarse” en entornos digitales y otros 7,6 millones de españoles (21%) sólo acredita “habilidades digitales básicas”, lo que dificulta encontrar empleo a medio y largo plazo a más de la mitad de los españoles. Y además de tener pocos trabajadores cualificados en TIC (tecnologías de la información y la comunicación), un 3,2% frente al 3,9% en Europa, el otro problema es que la mayoría de empresas españolas (el 82,5%) no contratan expertos TIC.  Este estudio de UGT, “Digitalización de la empresa española”, demuestra con múltiples datos el 2º gran problema de fondo que tenemos, la escasa digitalización de las empresas españolas, sobre todo las pymes. Como primera conclusión, España se encuentra “en el furgón de cola” (puesto 22 de 28 paises UE) de las empresas con alto nivel de intensidad digital: el 13% del total, frente al 18% en la UE-28, el 21,7% en Reino Unido, el 16,4% en Alemania o el 14,8% en Francia. Y ocupamos el 24º puesto europeo (sólo por delante de Estonia, Croacia, Hungría y Lituania) en el ranking de paises con más empresas de bajo nivel digital: el 56,8% del total de empresas españolas, frente al 45,8% en la UE-28, el 38,4% en Reino Unido, el 41,4% en Alemania y el 50,3% en Francia. Y hay una presencia solo testimonial de empresas españolas en las tecnologías digitales más vanguardistas (cloud computing, big data, robots e impresoras 3D). Además, el estudio destaca el escaso uso de las tecnologías digitales, sobre todo en las pymes. El 99,26% de las empresas españolas utilizan ordenadores, la mayoría (98,39%) con conexión a Internet. Pero menos de dos tercios de sus trabajadores usan el ordenador para trabajar (el 60,37%) y sólo poco más de la mitad (el 53,4%) usan Internet para trabajar. Sólo tres de cada cuatro empresas (78,16%) tienen página web (nos sitúa en el puesto 17º en la UE-28), pero ese porcentaje baja al 30,21% en las micropymes (menos 10 trabajadores. Y son muchas menos las empresas que venden por Internet: un 20,36% (lo que nos sitúa en el puesto 11º en la UE-28), un porcentaje que baja en el caso de las micropymes (sólo 5,81% venden online) y las pequeñas empresas (18,17%) y sube (al 41,68% en las grandes). Si vamos al uso de herramientas TIC más sofisticadas, el porcentaje de empresas usuarias baja: el 28,08% usan “la nube” (10,35% de las micropymes), un 8,31% utilizan el “Big data” (1,79% las micropymes), el 10,96% usan robots y el 3,24% utilizan impresoras 3D, herramientas donde las empresas españolas se sitúan a la cola de su uso en Europa. Visto el panorama, debería preocuparnos que todos los expertos coincidan en que la digitalización es una de las llaves del futuro, de la mejora de la competitividad y del empleo que viene. De hecho, la mejora de la digitalización podría aumentar el crecimiento del PIB de España entre un +1,5% y un 2,5% anuales (eso son más de 25.000 millones extras al año) de aquí a 2025, según estima el consejero delegado de Telefónica. Y podría mejorar la productividad de las pymes españolas entre un 15 y un 25% (producir una quinta parte más). Pero hay otra ventaja más: la digitalización podría ayudar a salvar muchos de los empleos que se van a perder en las próximas décadas. Según la OCDE, la tecnología y los robots suponen que el 21,7% de los empleos están “en riesgo” en España (el 14% en el mundo) y otro 30,2% de empleos más están “amenazados” (el 30% en el mundo), con lo que la mitad de los empleos actuales peligran, lo que obliga a mejorar la formación de los trabajadores y convertirlos en “empleados digitales” si quieren trabajar en el futuro. Por todo esto, queda claro que la digitalización de la economía es uno de los 2 grandes retos de este siglo XXI, junto a la sostenibilidad medio ambiental. El actual Gobierno, cuando tomó posesión en enero de 2020, mandó el primer mensaje de que la digitalización iba a ser una de sus prioridades: nombró a Nadia Calviño Vicepresidenta de Asuntos Económicos  “y Transformación Digital” , creando 2 nuevas Secretarías de Estado (de Digitalización e Inteligencia artificial y de Telecomunicaciones e Infraestructuras digitales). El segundo fue unos meses después, en julio de 2020, al aprobar la Agenda Digital España 2025, una hoja de ruta para movilizar 140.000 millones de inversión (un tercio, dinero público) para avanzar en la digitalización de la economía y conseguir 6 objeticos básicos: que el 100% de la población tenga cobertura de Internet de 100 Mbps (89% en 2020), que el 80% de los españoles tengan competencias digitales básicas (57% hoy), que las pymes alcancen un 25% de negocio online (hoy 10%), que el 50% de los servicios públicos sean online y en móviles (hoy 10%), que el 25% de las empresas utilicen Big data e inteligencia artificial (hoy son menos del 15%) y aprobar para ese 2025 una Carta de derechos digitales.Unos meses antes, en febrero de 2020, la Comisión Europea aprobaba la Estrategia Digital Europea, una apuesta por situar a Europa en la vanguardia de la digitalización, recuperando el retraso actual respecto a Estados Unidos y China. Y para remacharlo, situó a la digitalización como una de las dos grandes apuestas (junto a la lucha contra el Cambio Climático) de su Plan de futuro, Next Generation UE, aprobado en julio de 2020 para promover la recuperación de la economía europea, con una inversión de 750.000 millones de euros, fijando que “al menos el 20% de estos fondos” los gasten los paises europeos en la digitalización de sus economías. España ha aprovechado este Plan europeo para aprobar un Plan de recuperación donde canalizar los 140.000 millones que nos corresponden (70.000 millones en subvenciones a fondo perdido, entre 2021 y 2023). Y en ese Plan de recuperación español,  aprobado por Bruselas en julio de 2021, la digitalización es el 2º mayor bloque de gasto: 20.300 millones entre 2021 y 2023, el 29% del total de los Fondos UE (la transición ecológica se lleva el 39,1%). Con este apoyo europeo, el Gobierno pretende financiar los objetivos de la Agenda Digital España 2025, centrando el gasto en una serie de grandes partidas: digitalización de las pymes (4.066 millones), desarrollo del 5G (3.999 millones), desarrollo de competencias digitales (3.593 millones), inteligencia artificial (500 millones) y gran parte del gasto de otras partidas del Plan, como modernización de  dministracionespúblicas(4.315millones), modernización y digitalización del sistema educativo (1.648 millones), modernización del sector turístico (3.400 millones) y modernización del sistema sanitario (1.069 millones).Así que ahora, la digitalización en España tiene una vicepresidencia, una hoja de ruta hasta 2025 (Agenda Digital) y un Plan de recuperación para gastar ahí 20.300 millones de los Fondos europeos entre 2021 y 2023. El primer esfuerzo inversor ya se ha hecho este año, con una partida de gasto de 4.230 millones para digitalización y telecomunicaciones en los Presupuestos 2021, lo que supone multiplicar por seis los 718 millones de 2020. Y para 2022, el proyecto de Presupuestos presentado incluye 6.941 millones para digitalización, investigación e innovación, de los que 1.559 millones son para digitalizar las pymes, 650 millones para el despliegue del 5G, 386 millones para digitalizar la Administración. 256 para extender la banda ancha en las zonas rurales, 250 millones para infraestructuras digitales, 182 millones para ciberseguridad, 113 millones para inteligencia artificial, 35 para una base de datos sanitaria y 40 millones para ofrecer bonos de conectividad a las pymes.El dinero es clave para la digitalización del país, pero también lo es apostar por la formación digital de las personas y por la reconversión digital de las empresas, sobre todo las pymes. Urge reforzar la formación digital desde la escuela (se va a reforzar en la ESO) hasta la Universidad, donde los licenciados tienen hoy una baja formación digital y hay pocos especialistas, pocos estudiantes de Informática (el 50% abandonan antes de licenciarse). Y las empresas que sí apuestan por contratar especialistas digitales se quejan de que no los encuentran: hay un déficit de 75.000 especialistas TIC, según la patronal DigitalES. Y se estima que harán falta 200.000 empleos digitales en el futuro. En resumen, que el futuro se va a jugar en la transformación digital y la sostenibilidad medioambiental, los dos grandes retos del siglo XXI. Y los paises que no digitalicen y cuiden su medio ambiente, serán menos competitivos y quedarán rezagados. Así que tenemos que reconvertirnos digitalmente, las personas y las empresas. Nos jugamos el empleo”  Javier Gilsanz

    https://economiaaloclaro.blogspot.com/2021/10/espana-la-cola-de-la-digitalizacion.html

    Ayuso busca un acuerdo ‘in extremis’ con Vox en Madrid con el escollo de las leyes de género   Isabel Díaz Ayuso cree que, esta vez sí, podrá aprobar sus primeros presupuestos autonómicos desde que se hizo con las riendas de la Comunidad de Madrid, pero los tiempos que maneja el PP para conseguir el apoyo de Vox a las cuentas son, cuanto menos, ajustados. La presidenta madrileña se marcó como objetivo atar el ‘sí’ de Vox antes de la presentación del anteproyecto en el Consejo de Gobierno, que se reunirá este miércoles 27 de octubre para la aprobación del texto. Eso deja a ambas fuerzas un exiguo margen de apenas 24 horas para cerrar un pacto que aun cuenta con importantes escollos que los populares tratarán de salvar ‘in extremis’.  La derogación de las dos leyes de género que impulsó Cristina Cifuentes en 2016 -la ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación y la ley de Protección Integral contra la LGTBIfobia- ha sido condición recurrente de Vox para entenderse con Díaz Ayuso incluso antes del adelanto electoral del 4-M. Rocío Monasterio ya recuperó esta reivindicación durante el debate de investidura de la presidenta madrileña y la formación ha vuelto a ponerla encima de la mesa en la negociación de los presupuestos madrileños. Pero el PP no se ha movido un ápice de la posición que ya fijó en el mes de septiembre y cierra la puerta a aceptar dicha condición y derogar las leyes de género vigentes en la región porque «están cumpliendo una función muy importante».  La clave de las negociaciones está, no obstante, en la búsqueda de un término medio que satisfaga a ambas partes. Por ejemplo, los populares nunca han ocultado que, pese a defender que las leyes de género han de seguir vigentes, estarían dispuestos a reescribir «aspectos formales» del texto, con el foco puesto en la presunción de inocencia y en el freno a las denuncias falsas que provocan «graves perjuicios a los más inocentes». Si Vox aceptará o no la modificación parcial de las leyes de género que quiere derribar a cambio de su apoyo a los presupuestos es aún una incógnita, aunque en el PP recuerdan que la fuerza de Vox en la Asamblea es ahora mucho menor que antes del 4-M. A Ayuso le bastan cuatro abstenciones de los de Rocío Monasterio para sacar adelante sus primeros presupuestos, pero Vox promete hacer valer el exiguo pero necesario apoyo que necesita Díaz Ayuso para ejecutar promesas electorales de la talla de una nueva bajada impositiva o de la implantación del ‘cheque bebé’, medidas que necesitan del sustento de unas nuevas cuentas autonómicas. Tanto es así que este mismo lunes, y en plenas negociaciones entre los equipos de Ayuso y Monasterio, Vox registró en la Asamblea una Ley Integral de Igualdad y no Discriminación que se propone derogar las dos leyes de género actualmente vigentes en la Comunidad de Madrid, entre otras cuestiones para que los niños «no se vean adoctrinados en los colegios» por ideología de género.  Fuentes de Vox Madrid señalan que tanto las negociaciones con el PP respecto a la ley de Igualdad como las conversaciones en materia presupuestaria se están abordando en estos momentos de forma paralela, aunque apuntan a que ambas materias están estrechamente relacionadas en tanto que un acercamiento de posturas o un encaje positivo por parte del PP a su ley de Igualdad despejaría la tramitación de unas cuentas públicas para 2022 que Ayuso quiere tener listas «en tiempo y forma». Con todo, y aunque los populares buscan alumbrar un pacto incluso el mismo miércoles por la mañana porque las conversaciones «van por el buen camino», Rocío Monasterio no descarta extender la agonía y la negociación mediante la presentación de enmiendas a los presupuestos en la Asamblea de Madrid.  Al margen de la derogación de las leyes de género, el otro gran obstáculo que separa a Ayuso y Monasterio tiene que ver con la exigencia de Vox de implantar la gratuidad total de la educación en la etapa infantil -de 0 a 3 años- en Bachillerato y en Formación Profesional para centros públicos, concertados y privados, una medida que provocaría un impacto en las arcas públicas regionales de unos 400 millones de euros, un gasto que en Vox ven más que «razonable» teniendo en cuenta que el presupuesto madrileño ascenderá a unos 23.000 millones de euros. Fuentes cercanas a la presidenta madrileña descartan aplicar la medida -al menos en su totalidad- al considerarla económicamente inviable, aunque los de Rocío Monasterio insisten en buscar financiación en partidas más «innecesarias», como la inversión de 700 millones que Ayuso ha comprometido para la reducción de ratios escolares a partir del próximo curso. Aunque en el ejecutivo de Díaz Ayuso no cierran la puerta a ampliar las bonificaciones para las familias en materia educativa para contentar a Vox, recuerdan que la Comunidad de Madrid tiene bonificado el acceso a la educación infantil para niños de 0 a 3 años en toda la red pública autonómica además de disponer de un ‘cheque guardería’ de 160 euros al mes para el 90% de familias con menores escolarizados en centros privados.” Ana Isabel Ramos

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
  • Comments are closed.

Calendario de artículos

octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Artículos anteriores