• David Soler: ¿Por qué los africanosdominan el atletismo mundial?

    Descripción: Correr para vivir: por qué los africanos dominan el atletismo mundial

    Kike Marín: La ley trans de Irene Montero, un coladero para ganar medallas en los Juegos Olímpicos

    Descripción: Foto: Laurel Hubbard, en una competición de 2018. (REUTERS)
    https://www.elconfidencial.com/deportes/juegos-olimpicos/2021-08-01/laurel-hubbard-juegos-olimpicos-tokio-halterofilia-ley-trans_3204111/

    El único y verdadero examen al que ha llegado  Pedro Sánchez radica en conseguir  armar  unos Presupuestos 2022 que acepte Bruselas y apruebe el Congreso. Si lo logra, sigue la   legislatura . Y si fracasa, se adelanta la convocatoria de  las   elecciones generales

    https://www.europapress.es/economia/macroeconomia-00338/noticia-sanchez-compromete-aprobar-presupuestos-2022-antes-finalice-ano-20210701140552.html
    https://www.larazon.es/espana/20210305/awnycynx3rfe3a2mzy54bvzyei.html
    https://www.analitica.com/opinion/espana-elecciones-generales-en-el-2022/

    Pablo Casado accedió al liderazgo del PP tras ganar el 21 de julio de 2018 las elecciones primarias que le encumbraron a la presidencia de su partido. En ese momento la elección parecía acertada. Era un político joven, con oratoria fluida y sin necesidad de guión previo. Suponía además la renovación generacional del partido en un momento en el que las principales formaciones, PSOE, Ciudadanos y Podemos, tenían líderes jóvenes. Pero Casado llegaba a lo más alto de su partido con preocupantes padrinazgos, tuvo el apoyo electoral de Cospedal y la “mano ideológica en el hombro de Aznar”. Rajoy, a pesar de que en algún momento intentó cortarle la hierba debajo de los pies, prefería a Soraya Sáenz de Santamaría con el fin de evitar que Aznar siguiera controlando el partido en la sombra (ver aquí) Pero más allá de esta lucha entre bastidores la realidad es que a partir de ese momento, Pablo Casado se convirtió en presidente del PP y en líder de la oposición al gobierno de  Pedro Sánchez. Desde el principio Pablo Casado podría haber ejercido una oposición moderada y con visión de Estado, pero el camino elegido fue otro. Casado se movió en las fronteras ideológicas de la extrema derecha de Vox. Pretendía sin duda recuperar los votos del PP que se habían ido al partido de Abascal, pero no lo consiguió, porque entre el original y la copia la gente prefiere siempre el original. Probó en algún momento a moderar su discurso, incluso cambio de look y se dejó barba, pero tampoco le dio resultado porque no era creíble. Su papel como líder de la oposición, a pesar de, o precisamente por, usar la pandemia del Covid-19 y sus muertos como argumento para atacar al PSOE ha estado bastante cuestionado. En la Moción de Censura de Abascal representó en el Congreso una brillante escena discursiva en la que dejó para la historia reciente del parlamentarismo español aquella frase de “hasta aquí hemos llegado”, con la que declaró de forma rotunda su ruptura política con Vox y su líder. El resultado de ese momento político fue que, aunque Abascal perdió la moción de censura salió fortalecido políticamente de este envite contra Pedro Sánchez. En la actualidad, y montado en la ola contra los indultos del Gobierno a los políticos catalanes condenados en el juicio del procés, Casado pide con insistencia el adelanto de las elecciones. Piensa que es su momento, según las encuestas los “vientos electorales” soplan a su favor. Además, el PP confía en seguir fagocitando a Ciudadanos. La formación naranja ya no está en el parlamento madrileño y los sondeos reflejan su caída en intención de voto. Con ocasión de la reciente remodelación del gobierno Casado ha insistido en la necesidad de que Sánchez salga de la Moncloa, “haga un favor a España, convoque elecciones y déjenos en paz”. Además, su valoración del nuevo gobierno ha dejado una frase que sin duda formará parte de la colección de “perlas” que ha vertido el líder popular en los medios de comunicación: “Es un Gobierno verde y digital, sí. Es verde porque están muy verdes y es digital porque todos están nombrados a dedo”.Que gran error ha cometido Pedro Sánchez, debería haber consultado a Casado su opinión antes de decidir quién formaría parte del nuevo gabinete. Dos apuntes más para terminar de trazar el perfil del presidente del PP. Casado ha protagonizado dos momentos que reflejan una preocupante deriva en relación con su fe democrática. El pasado 30 de junio Pedro Sánchez acudió al Congreso de los Diputados para explicar los indultos y la última cumbre europea. En su intervención desde la tribuna Pablo Casado hizo sin inmutarse una sorprendente reinterpretación del estallido de la Guerra Civil: fue un enfrentamiento entre quienes querían la democracia sin ley y quienes querían ley sin democracia”.  La siguiente escena la protagonizó Casado en Ávila el pasado 19 de julio en el acto “Concordia, Constitución y patriotismo”. En el evento participaba el exministro de UCD, Ignacio Camuñas, quien ante la mirada complaciente de Pablo Casado dijo: “Si hay un responsable directo de la Guerra Civil es el Gobierno de la República”… “Y un golpe de Estado no es lo que ocurrió en 1936”. Parece ser que este posicionamiento de Pablo Casado, tanto por su intervención en el Congreso de los Diputados como por el reseñado acto de Ávila, le ha dado rédito electoral al PP, o al menos así lo reflejan algunas encuestas. Pero más allá del actual “termómetro electoral” hay que tener en cuenta que hasta 2023, salvo un imprevisto adelanto electoral, no se celebraran las próximas elecciones generales. No tenemos bola de cristal para saber como será la situación política y económica de nuestro país cuando los españoles sean llamados de nuevo a las urnas, pero si es posible hacer dos importantes previsiones. La primera es que la pandemia del Covid-19 habrá acabado o estará convertida en un virus de simular incidencia al de la gripe prevenido o cubierto con la correspondiente vacuna. Al mismo tiempo todas las previsiones apuntan a una recuperación económica de España, gracias a los fondos europeos que han empezado a llegar y al retorno de la actividad productiva prepandémica. Otro dato más a valorar, este relativo a la vida interna del Partido Popular, es que a pesar de la fidelidad y el apoyo que recibe Pablo Casado, hay dos líderes de la formación conservadora que tiene por méritos propios condiciones para ser posibles candidatos a la Presidencia del Gobierno, cuando se convoquen las próximas elecciones generales. Me refiero al presidente gallego Alberto Núñez Feijóo y a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Feijóo estuvo en la lista de candidatos para sustituir a Rajoy cuando perdió la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la presidencia del gobierno. Su liderazgo en el PP gallego es incuestionable, y ha ganado en cuatro ocasiones con mayoría absoluta las elecciones al Parlamento gallego. En cuanto a Isabel Díaz Ayuso, su abrumador triunfo en las últimas elecciones de la Comunidad de Madrid, y su enfrentamiento directo a Pedro Sánchez con motivo de la pandemia, la han hecho aparecer de facto como líder de la oposición ensombreciendo el papel de Pablo Casado.Así pues, la “cuadra” del PP tiene tres candidatos, si se me permite el símil, dos caballos y una yegua, preparados para competir cuando llegue el momento, en el “Gran Premio” de las elecciones generales de 2023. Salvo imprevistos Pablo Casado será el situado en los cajones de salida de esta gran carrera. A fecha de hoy sus posibilidades de ganar son muchas, pero hasta que no se celebre esta competición nada está decidido. Lo que resulta evidente, por pura lógica política, es que si fracasa esta será su última oportunidad. Atentos”    Rafael Sánchez

    “El verano es tiempo de pensar y leer libros gordos. Para los libros de muchas páginas es menester echar mano del papel; me cuesta imaginarme a alguien leyendo Guerra y paz en un móvil. Lo de pensar está más al alcance de todos aunque sea una herramienta en desuso, pero inclinémonos a la tentación de reflexionar sobre las cosas evidentes que se nos han acumulado en las últimas semanas. No es mala idea empezar por la propuesta de la alcaldesa de Barcelona de crear un “Centro de Nuevas Masculinidades”.Da para mucho pensar este “Centro de Nuevas Masculinidades” entre otras cosas por las oportunidades que otorga para la perplejidad. Supondrá una inversión millonaria y un puñado de expertos en Nuevas Masculinidades, concepto que se me escapa pero que exige como mínimo calibrar hasta dónde ha llegado la frivolidad de esta Vieja Estupidez que nos gobierna y aspira a regir nuestras conductas. Según la propuesta se trata de “enseñar que la masculinidad no es incompatible con la sensibilidad”. Hasta ahora al parecer así parecía según el avieso entender de la alcaldesa y su equipo de gobierno. . Estas chicas, permítanme la desdeñosa displicencia, o no tienen ni idea de la sensibilidad o tienen un prejuicio militante hacia lo masculino, que al fin y al cabo es una convención social. ¿Qué quiere decir masculino, que viene de macho? Si alguien osara proponer un Curso titulado la Nueva Femineidad, que se refiere a la hembra, con el esquema genérico de “enseñar que una mujer libre no es un golfa”, le caería la del pulpo. Primero porque femineidad es término de alto riesgo y debe sustituirse por feminismo, y segundo porque el comparativo les revelaría la mente agresiva de un violento.¿Quién se puede apuntar al curso de Nuevas Masculinidades? Es la pregunta del millón en una sociedad como la barcelonesa donde lo nuevo es mutable y efímero, mientras que lo viejo se mantiene entre las ruinas de lo que fue y el ensueño de lo que aspiraba. Pero seguro que habrá profesoras a porrillo, aunque tengo la duda de si la cuota del 50% no se mantendrá y los hombres, masculinos por exclusión, habrán de driblar las subsecciones que incluye la ley LGTBI y al final resultará una mamarrachada de borrachas de cargo que no de alcohol. En una sociedad que se desmorona entre la pandemia, la pobreza severa y la violencia, es una idea que deberán recoger los diarios emblemáticos de la ciudad, La Vanguardia y El Periódico, porque las subvenciones publicitarias, según acuerdo de la alcaldía, este año se mantendrá tal cual estaban en el anterior ejercicio; llama la atención que en época de crisis es la única vieja partida presupuestaria que no se reduce.

    Con mantenerla ya basta. Todos contentos, ciegos y mudos. La publicidad, ¿Qué sería de la Nueva Política espectáculo sin la publicidad? En fin, una manera de crear nuevos puestos de trabajo y además adictos a la idea, que esos son los mejores porque sirven de propagandistas. Para los que no están en la pomada, un motivo de pensar veraniego. Sorprende que nadie haya apuntado la singularidad de que los dos partidos hegemónicos en España fueran derribados por unos delincuentes del aparato del Estado. Ya nadie se acuerda de Juan Alberto Perote, ni se le cita y creo que sobrevive, imagino que bien cuidado, a sus 83 años. El coronel Juan Alberto Perote, había sido el jefe de los Comandos Operativos del CESID (Servicios de Espionaje). Puso en un brete al gobierno de Felipe González porque se fue llevándose documentación secreta del Servicio en la que aparecía de todo, desde los GAL, al rey Juan Carlos I, y grabaciones varias que fueron utilizadas para dar la última puntilla a una era, la socialista, que daba sus últimas boqueadas. Hasta su detención en junio de 1995, Perote fue el ariete decisivo que utilizaron Pedro J. Ramírez, el PP, y el reconocido intelectual bancario Mario Conde, a quien la Universidad Complutense de Madrid concedió el título de doctor “honoris causa” en presencia de Juan Carlos y de la plana mayor de las instituciones académicas españolas. La cosa llegó hasta el despacho del presidente González donde el ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, propuso aceptar los chantajes de Mario Conde-Perote para librarles de la cárcel y permitir seguir la fantasmagoría unos años más. Pero todo se vino abajo en las elecciones de 1996, con un Aznar insaciable que al fin veía cumplido su “Váyase Sr. González”. Y hete aquí que ahora ha ocurrido algo similar con el comisario José Manuel Villarejo, alto dignatario de las cloacas del Estado. Seguir la trayectoria de este personaje desde que entró en el Cuerpo de Policía hasta los años recientes parece misión de alto voltaje periodístico. No sabemos nada de este buitre antes de que se le descubriera su faceta de chantajista por cuenta del Estado; un silencio atronador que casa mal con su desfachatez y sus contactos. Un tipo que jamás ha hablado con nadie sin grabarle a escondidas. ¿Trabajaba solo? ¿Montó su empresa Cenyt porque aspiraba a ser un emprendedor del lucrativo negocio de las escuchas, las filtraciones y los informes confidenciales? Tiene ahora 69 años. ¿Me van a decir que fue al jubilarse cuando descubrió el negocio de la delincuencia de Estado? Tenía en su haber una cartera de clientes que es el no va a más de la economía y las cuotas de poder en España.El mismo día que El País le dedicaba la portada de su dominical a Francisco González, jefe entonces del BBVA, expresando su rigor contra las operaciones de información fraudulentas, salían las inequívocas cintas de Villarejo mostrando lo contrario. Villarejo trabajó no sólo para el BBVA, también para Repsol, CaixaBank, Iberdrola, Planeta… Podía haber convocado una cena como la ya histórica del Palau de Barcelona que organizó Millet para mayor gloria de los buenos negocios de la gran familia ‘pujoliana’.Sin la mano promiscua de Villarejo nos habríamos perdido a Luis Bárcenas, a Kitchen, a Rajoy haciendo el ridículo. Pero sería una ingenuidad quedarse ahí. Décadas de delincuencia avaladas por la veteranía policial no se reducen a entradas y salidas de la cárcel y los juzgados”   Gregorio Morán

    https://www.vozpopuli.com/opinion/las-entranas-del-poder.html

    Kiko Llaneras: Cuatro gráficos que explican el voto de los pensionistas españoles

    http://blog.elespanol.com/actualidad/cuatro-graficos-que-explican-el-voto-de-los-pensionistas-espanoles/

    “l gasto en pensiones no dejó de crecer durante la crisis y es posible que las elecciones tengan algo que ver. Sabemos que los pensionistas han evitado lo peor de la crisis y que son votantes particulares: participan más y prefieren partidos tradicionales. El resultado es una brecha generacional que se vislumbra en cuatro gráficos.

    1. Un voto más fiel.

    Las personas de más edad acuden más a las urnas. Al menos es lo que afirman. En el gráfico muestro los datos de participación en las últimas elecciones de ámbito estatal, las europeas de 2014

    Descripción: uno

    . El 73% de los mayores de 65 años dijo haber votado en las últimas elecciones europeas. Sólo el 52% de los jóvenes lo hizo. Los datos son inequívocos: a más edad, más participación.

    2. Refugio del bipartidismo.

    Los mayores de 55 años votan más y prefieren a los partidos tradicionales PSOE y PP. Así lo indican las cifras del CIS.

    Descripción: dos

    En el gráfico de la izquierda hay un dato claro: los votantes de más de 55 años prefieren a los partidos tradicionales y no tienen grandes simpatías por Podemos ni por Ciudadanos. Ocurre lo mismo con los pensionistas. Comparados con los jóvenes o con la población general, los pensionistas prefieren el bipartidismo tradicional. Un 29% de ellos simpatiza con el PP y un 25% con el PSOE, mientras que sólo un 5% y un 8% simpatiza con Ciudadanos o Podemos. Su simpatía por los partidos tradicionales pueden explicarse de dos maneras: una interesada (aunque legítima) y otra no. Es posible que los jubilados prefieran al PSOE y el PP porque ambos partidos han protegido sus intereses cuando han gobernado. Pero también puede haber un efecto fidelidad. Es natural que las personas de más edad se sientan cercanas a las formaciones que conocen desde hace décadas. Esto explica por qué cuando un sistema de partidos se transforma, normalmente lo hace a través del voto de gente relativamente joven.

    3. Pensiones más altas.

    Hemos visto que los mayores de 65 años son un caladero de votos para el PP y el PSOE, precisamente los partidos que han ocupado el gobierno durante la crisis. Eso sugiere que sus intereses como colectivo habrán estado bien representados. Y efectivamente algunos datos así lo apuntan. Durante la crisis, el gasto en pensiones no ha parado de aumentar. En parte porque cada vez había más jubilados pero también porque la pensión media ha sido cada vez más generosa. Las pensiones por jubilación se han revalorizado un 10% desde 2009 mientras el gasto medio de los hogares caía un 18%.

    Descripción: tres

    Además, las pensiones por jubilación han subido claramente por encima de otras pensiones. Las de orfandad, por ejemplo, llevan años congeladas.

    4. La exclusión es cosa de niños.

    La crisis ha disparado la desigualdad entre ricos y pobres. La razón principal no es que las clases medias se hayan empobrecido más que los ricos (aunque ése sea un discurso dominante) sino que la desigualdad creció porque los pobres son cada vez más pobres. Prueba de ello es el aumento de la población en riesgo de exclusión y pobreza.Pero en esta desigualdad económica se esconde otra: la generacional. Durante la crisis, la pobreza ha sido una amenaza distinta para niños y mayores.El porcentaje de niños y jóvenes en riesgo de exclusión creció durante la crisis; pasó del 29% al 36%. En cambio, la exclusión entre los mayores de 65 años se ha reducido drásticamente. La situación hoy es claramente bipolar: la pobreza amenaza al 13% de los mayores pero al 36% de todos los niños.Durante la crisis, el gasto en pensiones se ha privilegiado respecto a las partidas sociales que sufrían recortes. Pau Mari-Klose, experto en este tema, aporta un dato en este sentido: antes de la crisis, el gasto en pensiones duplicaba al gasto en infancia y hoy en cambio hoy lo triplica.Detrás de esta brecha está nuestro Estado del Bienestar. El debate de fondo -en el que no entraré- es si nuestras políticas de gasto social han funcionado del todo bien. Muchos expertos creen que no. Creen que las políticas públicas podrían haber reducido la desigualdad, distribuyendo los daños de la recesión y siendo una mejor red de seguridad para los trabajadores precarios o los hijos de familias empobrecidas. Es posible, en definitiva, que nuestro Estado del Bienestar haya protegido más a quien menos lo necesitaba.El caso de los pensionistas es elocuente porque han sufrido la crisis menos que la mayoría. Los motivos son variados y no necesariamente intencionados. Por ejemplo, el carácter contributivo de las pensiones las hizo crecer de forma casi automática. Pero los datos que vimos al principio sugieren que el cálculo electoral jugaba también a su  favor.Hay dos indicios del poder electoral de los mayores de 65 años. El primero es que los dos grandes partidos coinciden en serles favorables. El segundo, aún más significativo, es la actitud de los partidos nuevos. Aunque ni Podemos ni Ciudadanos tienen a los pensionistas entre sus votantes, ninguno de ellos parece dispuesto a cuestionar sus intereses. Ni siquiera a plantear el dilema presupuestario e inevitable que enfrenta a los mayores con los jóvenes o con las familias en riesgo de exclusión. Son colectivos menos homogéneos y menos organizados pero no menos vulnerables”

    Sergi Jiménez: Yo estoy aburrido de asistir a “reformas” del sistema de pensiones español. Cambiar todo para que nada cambie. Podemos datar reformas del sistema de pensiones (sin evaluación previa) en 1985, 1997, 2001, 2007, 2011/13 y, finalmente,2021. Quizás sea osado llamar reformas a alguna de ellas y sean solo remiendos. La reforma en curso, como las de 2001 y 2007, se puede clasificar en esta segunda categoría, quedando como reformas importantes las de 1985, que definió las bases del sistema, 1997 que lo modernizó ligeramente y 2011/2013 que en principio pretendía dar vuelta y media al sistema y se ha quedado en media. Lo que sí tienen en común todas ellas es que ninguna soluciona los problemas de unas reglas mal diseñadas desde el principio

    “Un ejemplo de lo mal que reformamos lo constituye la introducción de la compatibilidad entre pensión y trabajo introducida en la reforma de 2013 (no entro a valorar el hecho de que esta reforma incluye normas que nunca se han llegado a aplicar, lo que es colmo de reformar por reformar). Los datos disponibles indican que no funciona, especialmente para los trabajadores por cuenta ajena (véase la Tabla 1). Los flujos anuales de personas que compatibilizan por cuenta ajena son siempre varias órdenes de magnitud inferiores a los que utilizan la jubilación parcial (cara y discriminatoria) y la jubilación anticipada, que no permite compatibilizar (véase aquí para una discusión de la regulación vigente de jubilación activa, parcial y anticipada).

    Tabla 1: Cifras 2013/2019 del número de altas de pensiones concedidas bajo las figuras de compatibilidad de Jubilación Parcial y Jubilación activa

    Descripción: https://nadaesgratis.es/wp-content/uploads/fig1-17-1024x502.png

    ¿Por qué? Un repaso a las condiciones detalladas nos hace entender el porqué. Así, los pensionistas que quieran compatibilizar su pensión con el trabajo, deberán (1) haber cumplido la edad legal de acceso a la jubilación ordinaria, y (2) haber alcanzado una tasa de reposición de la base reguladora del 100% (también es posible recibir la pensión de jubilación y trabajar por cuenta propia si los ingresos anuales totales no superan el Salario Mínimo Interprofesional en cómputo anual y sin la obligación de cotizar por las prestaciones de la Seguridad Social). Finalmente, la empresa que los contrata deberá mantener el (resto) del empleo durante un periodo substancial. La cuantía de la pensión será equivalente al 50% del importe resultante en el reconocimiento inicial. Durante el periodo en el que se siga realizando el trabajo, los empresarios y los trabajadores cotizarán a la Seguridad Social únicamente por incapacidad temporal y por contingencias profesionales, aunque estarán sujetos a una cotización especial de solidaridad del 8% (lo cual es discriminatorio respecto a otros trabajadores). Lo que no sabemos es si la causa de tantas restricciones es la falta de evaluación, la imposición de un cierto criterio político o sindical (el manido consenso) u otra cosa aún peor. Las consecuencias (de reformar mal) son diáfanas, ya que la tasa de empleo (obvio el comentario de la tasa de empleo entre 55 y 64 que también tiene una evolución deprimente) a partir de los 65 es irrisoria (véase la figura 1), especialmente si se compara con los 70 y primeros 80s. En los últimos años se detecta un leve crecimiento, seguramente forzado por el retraso de la edad de jubilación normal. Como consecuencia, véase la figura 2 que usa datos del Survey of Ageing, Retirement and Health in Europe, la fracción que compatibiliza pensión y trabajo, comparativamente a los países de nuestro entorno, es ridículamente pequeña.

     Figura 1:   % Ocupados respecto de la población total en el rango de edad y sexo. EPA. 1977-2020 (TII). España. 65-69 años

    Descripción: https://nadaesgratis.es/wp-content/uploads/fig2-16-1024x617.png

    Figura 2: Tasas medias de compatibilidad en los países de la muestra SHARE en dos instantes de tiempo: en 2004/2007 (olas 1 y 2)y2011/2017 (olas 4 a 7).

    Tabla 2: Elementos institucionales de los entornos observados (jubilación ordinaria, PRE, y Jubilación Activa, JA) y propuestos (Jubilación Activa Extendida, JAE, y Jubilación Activa Extendida con Actualización, JAEA).

    En nuestro análisis hemos desarrollado una nueva metodología que combina una extensión del modelo clásico de jubilación (para el análisis teórico de incentivos) y una estimación estructural (para el análisis de simulación). Como soporte empírico utilizamos la Encuesta Financiera de las Familias 2004/2014 del Banco de España para construir una base de datos de decisiones de jubilación. El comportamiento observado de los trabajadores de la muestra permite inferir, en un ejercicio de preferencia revelada, la distribución poblacional del valor relativo del tiempo de ocio, clave para reconstruir las decisiones de ciclo vital de los individuos ante cambios institucionales. Las Figuras 3 y 4 presentan algunos casos ilustrativos de la distribución encontrada

    Figura  3:  Densidad  estimada  del  componente  sistemático  valor  del  ocio  en  tres  casos ilustrativos: casos 1 (varón de renta baja), 2(varón mayor de 65 con buena salud) y 3 (varón de renta elevada). Figura  4:  Densidad  estimada  del  componente  sistemático  del  valor  del  ocio  en  tres  casos ilustrativos:  casos  1  (varón de  renta  baja),  4  (mujer  de  renta  baja)  y  5  (mujer  de  renta  y riqueza elevada)

    Descripción: https://nadaesgratis.es/wp-content/uploads/fig5-1-1024x866.png
    Descripción: https://nadaesgratis.es/wp-content/uploads/fig6-1024x837.png

    En el análisis de reformas calibramos el impacto de introducir los nuevos entornos en casos estilizados. La Tabla 3 presenta los resultados de la calibración para tres ejemplos ilustrativos: un individuo afectado por la pensión mínima, un individuo de ingresos bajos/medios y un individuo afectado por la pensión máxima. Observamos que los efectos sobre las edades de cobro y salida pueden ser importantes y que los efectos sobre las finanzas de la seguridad social no son, excepto en los casos extremos, importantes. El caso del individuo afectado por la pensión mínima podría ayudar a entender porque el relativo éxito de la JA entre los autónomos. Alternativamente, el individuo de ingresos bajos/medios (caso más habitual  por cuenta ajena) no resulta particularmente afectado por los cambios normativos.

    Tabla 3. Resultados de la calibración para individuos estilizados

    Más en general encontramos que La Jubilación Activa Extendida es una medida bastante inefectiva, que sólo tendría efectos de comportamiento en una minoría de la población (tal y como predice la teoría). La respuesta de comportamiento predominante es de retraso en la jubilación, aunque también se observa algo de adelanto en la edad de cobro. Entre aquellos que cambian su comportamiento, la intensidad de la respuesta es elevada (5 años en media). En promedio, esto genera una ligera mejora en el nivel de deuda de la Seguridad Social con los trabajadores, pero estos resultados promedios esconden una diversidad de respuestas. Dos dimensiones que son especialmente importantes: si los individuos son empleados o jubilados y si activa alguno de los topes de pensiones. Entre los jubilados hay algo de respuesta de comportamiento sin activación de topes, pero es pequeña y no genera apenas cambios en el saldo financiero del sistema. La respuesta es, por contra, generalizada si se activa un tope al jubilarse, y genera importantes retrasos en la edad de jubilación y reducciones intensas en los costes (en torno a 35 mil euros en media). Todos los afectados por topes (tanto superiores como inferiores) responden retrasando la jubilación y generan importantes caídas en los costes. Estas son ´ especialmente importantes entre los individuos de salarios altos que cualifican para topes superiores. En la muestra son más abundantes, sin embargo, aquellos que cualifican para complementos de mínimos y que generan una reducción de costes media más modesta (algo mayores a 20 mil euros). Entre los empleados la respuesta de comportamiento está aún más concentrada en el grupo de afectados por topes de pensiones. En este caso, casi todos los afectados los son por el tope superior, que responden adelantando el cobro y generando importantes aumentos de gasto (próximos a 60 mil euros en media). El entorno de la Jubilación Activa extendida con Actualización es mucho más efectivo en retrasar la jubilación, pero sólo a cambio de que la deuda de la Seguridad Social aumente (modestamente) en media (aunque ello podría ser compensado por el crecimiento de la economía en general). Véase la Figura 5 para una ilustración de los cambios en edad y deuda de la seguridad social observados. Para los trabajadores de ingresos medios que no se ven afectados por topes se mantiene la diferente respuesta de comportamiento entre empleados y jubilados: los empleados adelantan mayoritariamente el cobro, mientras que los jubilados retrasan la jubilación. La intensidad de la respuesta es notablemente menor que ante JAE, con retrasos en  entorno a 1.5 años en media (frente a los más de 4 años del entorno sin actualización final de la pensión). La diferencia en coste financiero entre ambos tipos de trabajadores es menos acusada, pero aún notable: ambos aumentan el coste, pero la cifra media es de 10 mil euros para los primeros y algo menos de 25 mil euros para los segundos. Las pautas entre los afectados por topes son similares a las encontradas en JAE tanto para empleados como para jubilados. Esta similitud se observa tanto en la intensidad de la respuesta como en coste. En conjunto se observan reducciones de coste para la Seguridad Social, resultado de reducciones de coste entre jubilados y aumentos entre empleados.

    Figura 5:  Introducción del entorno JAEA: estimación de la densidad del cambio medio esperado en la edad de jubilación de los trabajadores que cambian su edad (panel izquierdo) y del aumento en el coste financiero para la Seguridad Social de los trabajadores

    Conclusión: que difícil es reformar (bien)

    Con estos ejemplos vemos lo difícil que resulta reformar para que todos los agentes involucrados ganen o, al menos no pierdan, respecto a una situación de partida.  De hecho para poder alcanzar los objetivos esperados de los programas de compatibilización, es preciso mejorar notablemente su diseño. Las extensiones más obvias de la Jubilación Activa actual (como los entornos JAE y JAEA estudiados de este trabajo) no son, en modo alguno, suficientes. Para llegar a una reforma relativamente efectiva y que tenga efectos importantes sobre la oferta laboral de los trabajadores mayores (aparte de una muy necesaria mejora del mercado de trabajo en general) será preciso optimizar la normativa en aspectos tales como los detalles contributivos durante la fase de compatibilización, el porcentaje de la pensión a recibir, el grado de actualización de la pensión al final de la fase de compatibilidad, etc”

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    MÚSICA Y FOTOGRAFÍA. ANTONIO GÁLVEZ

    Recuerdo de Antonio Gálvez (Barcelona, 1928-2021), fotógrafo español recién fallecido y poco apreciado en España, como tantos. Se trasladó a París y allí coincidió con la pléyade de artistas hispanos a los que siempre ha acogido la intelectualidad francesa, tan dispuesta a apropiarse de todo lo bueno. Retrató a Buñuel, Saura, Cortázar

    Por esta época en París, Cortázar pensaba ya en el musical capítulo 17 de Rayuela (1963), novela suya y de París. Algunas de sus músicas:

    Freddie Keppard, Love found you for me:

    Louis Armstrong, When your man is going to put you down:

    Contemporáneo, Kenny Clarke, No details (1960):

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Descripción: Descripción: Libros de transhumanismo

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Nicola Chiaromonte  : La paradoja de la historia. Cinco lecturas sobre el progreso

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/417dYTW6LXL._SX314_BO1,204,203,200_.jpg
    https://metahistoria.com/novedades/la-paradoja-de-la-historia-rb/

    Jürgen Osterhammel : La transformación del mundo: Una historia global del siglo XIX

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/51717SPkOxL._SX331_BO1,204,203,200_.jpg
    https://www.elconfidencial.com/cultura/2015-12-26/jurgen-osterhammel-la-transformacion-del-mundo-siglo-xix_1101611/

    Esteban Hernández entrevista a Mariana Mazzucato: «En China hay menos ideología: su administración es más meritocrática”

    Descripción: Foto: Mariana Mazzucato.
    https://www.elconfidencial.com/economia/2021-08-01/china-fondos-ideologia-estado-meritocracia_3211611/

    Juanma Ortega entrevista a Luis Ramos : “Para triunfar, hay que dejar de ser egoísta”

    Descripción: https://www.elindependiente.com/wp-content/uploads/2021/07/3mZZqu15-656x368.jpg

    Rubén Arranz entrevista  a Félix Ovejero: «Como acabamos con el racismo y el sexismo, hay que vencer al nacionalismo»

    Descripción: Félix Ovejero
    https://www.vozpopuli.com/espana/felix-ovejero-nacionalismo_0_1384662220.html

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre

    David Soler: ¿Por qué los africanosdominan el atletismo mundial?

    Descripción: Correr para vivir: por qué los africanos dominan el atletismo mundial

    Kike Marín: La ley trans de Irene Montero, un coladero para ganar medallas en los Juegos Olímpicos

    Descripción: Foto: Laurel Hubbard, en una competición de 2018. (REUTERS)
    https://www.elconfidencial.com/deportes/juegos-olimpicos/2021-08-01/laurel-hubbard-juegos-olimpicos-tokio-halterofilia-ley-trans_3204111/

    El único y verdadero examen al que ha llegado  Pedro Sánchez radica en conseguir  armar  unos Presupuestos 2022 que acepte Bruselas y apruebe el Congreso. Si lo logra, sigue la   legislatura . Y si fracasa, se adelanta la convocatoria de  las   elecciones generales

    https://www.europapress.es/economia/macroeconomia-00338/noticia-sanchez-compromete-aprobar-presupuestos-2022-antes-finalice-ano-20210701140552.html
    https://www.larazon.es/espana/20210305/awnycynx3rfe3a2mzy54bvzyei.html
    https://www.analitica.com/opinion/espana-elecciones-generales-en-el-2022/

    Pablo Casado accedió al liderazgo del PP tras ganar el 21 de julio de 2018 las elecciones primarias que le encumbraron a la presidencia de su partido. En ese momento la elección parecía acertada. Era un político joven, con oratoria fluida y sin necesidad de guión previo. Suponía además la renovación generacional del partido en un momento en el que las principales formaciones, PSOE, Ciudadanos y Podemos, tenían líderes jóvenes. Pero Casado llegaba a lo más alto de su partido con preocupantes padrinazgos, tuvo el apoyo electoral de Cospedal y la “mano ideológica en el hombro de Aznar”. Rajoy, a pesar de que en algún momento intentó cortarle la hierba debajo de los pies, prefería a Soraya Sáenz de Santamaría con el fin de evitar que Aznar siguiera controlando el partido en la sombra (ver aquí) Pero más allá de esta lucha entre bastidores la realidad es que a partir de ese momento, Pablo Casado se convirtió en presidente del PP y en líder de la oposición al gobierno de  Pedro Sánchez. Desde el principio Pablo Casado podría haber ejercido una oposición moderada y con visión de Estado, pero el camino elegido fue otro. Casado se movió en las fronteras ideológicas de la extrema derecha de Vox. Pretendía sin duda recuperar los votos del PP que se habían ido al partido de Abascal, pero no lo consiguió, porque entre el original y la copia la gente prefiere siempre el original. Probó en algún momento a moderar su discurso, incluso cambio de look y se dejó barba, pero tampoco le dio resultado porque no era creíble. Su papel como líder de la oposición, a pesar de, o precisamente por, usar la pandemia del Covid-19 y sus muertos como argumento para atacar al PSOE ha estado bastante cuestionado. En la Moción de Censura de Abascal representó en el Congreso una brillante escena discursiva en la que dejó para la historia reciente del parlamentarismo español aquella frase de “hasta aquí hemos llegado”, con la que declaró de forma rotunda su ruptura política con Vox y su líder. El resultado de ese momento político fue que, aunque Abascal perdió la moción de censura salió fortalecido políticamente de este envite contra Pedro Sánchez. En la actualidad, y montado en la ola contra los indultos del Gobierno a los políticos catalanes condenados en el juicio del procés, Casado pide con insistencia el adelanto de las elecciones. Piensa que es su momento, según las encuestas los “vientos electorales” soplan a su favor. Además, el PP confía en seguir fagocitando a Ciudadanos. La formación naranja ya no está en el parlamento madrileño y los sondeos reflejan su caída en intención de voto. Con ocasión de la reciente remodelación del gobierno Casado ha insistido en la necesidad de que Sánchez salga de la Moncloa, “haga un favor a España, convoque elecciones y déjenos en paz”. Además, su valoración del nuevo gobierno ha dejado una frase que sin duda formará parte de la colección de “perlas” que ha vertido el líder popular en los medios de comunicación: “Es un Gobierno verde y digital, sí. Es verde porque están muy verdes y es digital porque todos están nombrados a dedo”.Que gran error ha cometido Pedro Sánchez, debería haber consultado a Casado su opinión antes de decidir quién formaría parte del nuevo gabinete. Dos apuntes más para terminar de trazar el perfil del presidente del PP. Casado ha protagonizado dos momentos que reflejan una preocupante deriva en relación con su fe democrática. El pasado 30 de junio Pedro Sánchez acudió al Congreso de los Diputados para explicar los indultos y la última cumbre europea. En su intervención desde la tribuna Pablo Casado hizo sin inmutarse una sorprendente reinterpretación del estallido de la Guerra Civil: fue un enfrentamiento entre quienes querían la democracia sin ley y quienes querían ley sin democracia”.  La siguiente escena la protagonizó Casado en Ávila el pasado 19 de julio en el acto “Concordia, Constitución y patriotismo”. En el evento participaba el exministro de UCD, Ignacio Camuñas, quien ante la mirada complaciente de Pablo Casado dijo: “Si hay un responsable directo de la Guerra Civil es el Gobierno de la República”… “Y un golpe de Estado no es lo que ocurrió en 1936”. Parece ser que este posicionamiento de Pablo Casado, tanto por su intervención en el Congreso de los Diputados como por el reseñado acto de Ávila, le ha dado rédito electoral al PP, o al menos así lo reflejan algunas encuestas. Pero más allá del actual “termómetro electoral” hay que tener en cuenta que hasta 2023, salvo un imprevisto adelanto electoral, no se celebraran las próximas elecciones generales. No tenemos bola de cristal para saber como será la situación política y económica de nuestro país cuando los españoles sean llamados de nuevo a las urnas, pero si es posible hacer dos importantes previsiones. La primera es que la pandemia del Covid-19 habrá acabado o estará convertida en un virus de simular incidencia al de la gripe prevenido o cubierto con la correspondiente vacuna. Al mismo tiempo todas las previsiones apuntan a una recuperación económica de España, gracias a los fondos europeos que han empezado a llegar y al retorno de la actividad productiva prepandémica. Otro dato más a valorar, este relativo a la vida interna del Partido Popular, es que a pesar de la fidelidad y el apoyo que recibe Pablo Casado, hay dos líderes de la formación conservadora que tiene por méritos propios condiciones para ser posibles candidatos a la Presidencia del Gobierno, cuando se convoquen las próximas elecciones generales. Me refiero al presidente gallego Alberto Núñez Feijóo y a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Feijóo estuvo en la lista de candidatos para sustituir a Rajoy cuando perdió la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la presidencia del gobierno. Su liderazgo en el PP gallego es incuestionable, y ha ganado en cuatro ocasiones con mayoría absoluta las elecciones al Parlamento gallego. En cuanto a Isabel Díaz Ayuso, su abrumador triunfo en las últimas elecciones de la Comunidad de Madrid, y su enfrentamiento directo a Pedro Sánchez con motivo de la pandemia, la han hecho aparecer de facto como líder de la oposición ensombreciendo el papel de Pablo Casado.Así pues, la “cuadra” del PP tiene tres candidatos, si se me permite el símil, dos caballos y una yegua, preparados para competir cuando llegue el momento, en el “Gran Premio” de las elecciones generales de 2023. Salvo imprevistos Pablo Casado será el situado en los cajones de salida de esta gran carrera. A fecha de hoy sus posibilidades de ganar son muchas, pero hasta que no se celebre esta competición nada está decidido. Lo que resulta evidente, por pura lógica política, es que si fracasa esta será su última oportunidad. Atentos”    Rafael Sánchez

    “El verano es tiempo de pensar y leer libros gordos. Para los libros de muchas páginas es menester echar mano del papel; me cuesta imaginarme a alguien leyendo Guerra y paz en un móvil. Lo de pensar está más al alcance de todos aunque sea una herramienta en desuso, pero inclinémonos a la tentación de reflexionar sobre las cosas evidentes que se nos han acumulado en las últimas semanas. No es mala idea empezar por la propuesta de la alcaldesa de Barcelona de crear un “Centro de Nuevas Masculinidades”.Da para mucho pensar este “Centro de Nuevas Masculinidades” entre otras cosas por las oportunidades que otorga para la perplejidad. Supondrá una inversión millonaria y un puñado de expertos en Nuevas Masculinidades, concepto que se me escapa pero que exige como mínimo calibrar hasta dónde ha llegado la frivolidad de esta Vieja Estupidez que nos gobierna y aspira a regir nuestras conductas. Según la propuesta se trata de “enseñar que la masculinidad no es incompatible con la sensibilidad”. Hasta ahora al parecer así parecía según el avieso entender de la alcaldesa y su equipo de gobierno. . Estas chicas, permítanme la desdeñosa displicencia, o no tienen ni idea de la sensibilidad o tienen un prejuicio militante hacia lo masculino, que al fin y al cabo es una convención social. ¿Qué quiere decir masculino, que viene de macho? Si alguien osara proponer un Curso titulado la Nueva Femineidad, que se refiere a la hembra, con el esquema genérico de “enseñar que una mujer libre no es un golfa”, le caería la del pulpo. Primero porque femineidad es término de alto riesgo y debe sustituirse por feminismo, y segundo porque el comparativo les revelaría la mente agresiva de un violento.¿Quién se puede apuntar al curso de Nuevas Masculinidades? Es la pregunta del millón en una sociedad como la barcelonesa donde lo nuevo es mutable y efímero, mientras que lo viejo se mantiene entre las ruinas de lo que fue y el ensueño de lo que aspiraba. Pero seguro que habrá profesoras a porrillo, aunque tengo la duda de si la cuota del 50% no se mantendrá y los hombres, masculinos por exclusión, habrán de driblar las subsecciones que incluye la ley LGTBI y al final resultará una mamarrachada de borrachas de cargo que no de alcohol. En una sociedad que se desmorona entre la pandemia, la pobreza severa y la violencia, es una idea que deberán recoger los diarios emblemáticos de la ciudad, La Vanguardia y El Periódico, porque las subvenciones publicitarias, según acuerdo de la alcaldía, este año se mantendrá tal cual estaban en el anterior ejercicio; llama la atención que en época de crisis es la única vieja partida presupuestaria que no se reduce.

    Con mantenerla ya basta. Todos contentos, ciegos y mudos. La publicidad, ¿Qué sería de la Nueva Política espectáculo sin la publicidad? En fin, una manera de crear nuevos puestos de trabajo y además adictos a la idea, que esos son los mejores porque sirven de propagandistas. Para los que no están en la pomada, un motivo de pensar veraniego. Sorprende que nadie haya apuntado la singularidad de que los dos partidos hegemónicos en España fueran derribados por unos delincuentes del aparato del Estado. Ya nadie se acuerda de Juan Alberto Perote, ni se le cita y creo que sobrevive, imagino que bien cuidado, a sus 83 años. El coronel Juan Alberto Perote, había sido el jefe de los Comandos Operativos del CESID (Servicios de Espionaje). Puso en un brete al gobierno de Felipe González porque se fue llevándose documentación secreta del Servicio en la que aparecía de todo, desde los GAL, al rey Juan Carlos I, y grabaciones varias que fueron utilizadas para dar la última puntilla a una era, la socialista, que daba sus últimas boqueadas. Hasta su detención en junio de 1995, Perote fue el ariete decisivo que utilizaron Pedro J. Ramírez, el PP, y el reconocido intelectual bancario Mario Conde, a quien la Universidad Complutense de Madrid concedió el título de doctor “honoris causa” en presencia de Juan Carlos y de la plana mayor de las instituciones académicas españolas. La cosa llegó hasta el despacho del presidente González donde el ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, propuso aceptar los chantajes de Mario Conde-Perote para librarles de la cárcel y permitir seguir la fantasmagoría unos años más. Pero todo se vino abajo en las elecciones de 1996, con un Aznar insaciable que al fin veía cumplido su “Váyase Sr. González”. Y hete aquí que ahora ha ocurrido algo similar con el comisario José Manuel Villarejo, alto dignatario de las cloacas del Estado. Seguir la trayectoria de este personaje desde que entró en el Cuerpo de Policía hasta los años recientes parece misión de alto voltaje periodístico. No sabemos nada de este buitre antes de que se le descubriera su faceta de chantajista por cuenta del Estado; un silencio atronador que casa mal con su desfachatez y sus contactos. Un tipo que jamás ha hablado con nadie sin grabarle a escondidas. ¿Trabajaba solo? ¿Montó su empresa Cenyt porque aspiraba a ser un emprendedor del lucrativo negocio de las escuchas, las filtraciones y los informes confidenciales? Tiene ahora 69 años. ¿Me van a decir que fue al jubilarse cuando descubrió el negocio de la delincuencia de Estado? Tenía en su haber una cartera de clientes que es el no va a más de la economía y las cuotas de poder en España.El mismo día que El País le dedicaba la portada de su dominical a Francisco González, jefe entonces del BBVA, expresando su rigor contra las operaciones de información fraudulentas, salían las inequívocas cintas de Villarejo mostrando lo contrario. Villarejo trabajó no sólo para el BBVA, también para Repsol, CaixaBank, Iberdrola, Planeta… Podía haber convocado una cena como la ya histórica del Palau de Barcelona que organizó Millet para mayor gloria de los buenos negocios de la gran familia ‘pujoliana’.Sin la mano promiscua de Villarejo nos habríamos perdido a Luis Bárcenas, a Kitchen, a Rajoy haciendo el ridículo. Pero sería una ingenuidad quedarse ahí. Décadas de delincuencia avaladas por la veteranía policial no se reducen a entradas y salidas de la cárcel y los juzgados”   Gregorio Morán

    https://www.vozpopuli.com/opinion/las-entranas-del-poder.html

    Kiko Llaneras: Cuatro gráficos que explican el voto de los pensionistas españoles

    http://blog.elespanol.com/actualidad/cuatro-graficos-que-explican-el-voto-de-los-pensionistas-espanoles/

    “l gasto en pensiones no dejó de crecer durante la crisis y es posible que las elecciones tengan algo que ver. Sabemos que los pensionistas han evitado lo peor de la crisis y que son votantes particulares: participan más y prefieren partidos tradicionales. El resultado es una brecha generacional que se vislumbra en cuatro gráficos.

    1. Un voto más fiel.

    Las personas de más edad acuden más a las urnas. Al menos es lo que afirman. En el gráfico muestro los datos de participación en las últimas elecciones de ámbito estatal, las europeas de 2014

    Descripción: uno

    . El 73% de los mayores de 65 años dijo haber votado en las últimas elecciones europeas. Sólo el 52% de los jóvenes lo hizo. Los datos son inequívocos: a más edad, más participación.

    2. Refugio del bipartidismo.

    Los mayores de 55 años votan más y prefieren a los partidos tradicionales PSOE y PP. Así lo indican las cifras del CIS.

    Descripción: dos

    En el gráfico de la izquierda hay un dato claro: los votantes de más de 55 años prefieren a los partidos tradicionales y no tienen grandes simpatías por Podemos ni por Ciudadanos. Ocurre lo mismo con los pensionistas. Comparados con los jóvenes o con la población general, los pensionistas prefieren el bipartidismo tradicional. Un 29% de ellos simpatiza con el PP y un 25% con el PSOE, mientras que sólo un 5% y un 8% simpatiza con Ciudadanos o Podemos. Su simpatía por los partidos tradicionales pueden explicarse de dos maneras: una interesada (aunque legítima) y otra no. Es posible que los jubilados prefieran al PSOE y el PP porque ambos partidos han protegido sus intereses cuando han gobernado. Pero también puede haber un efecto fidelidad. Es natural que las personas de más edad se sientan cercanas a las formaciones que conocen desde hace décadas. Esto explica por qué cuando un sistema de partidos se transforma, normalmente lo hace a través del voto de gente relativamente joven.

    3. Pensiones más altas.

    Hemos visto que los mayores de 65 años son un caladero de votos para el PP y el PSOE, precisamente los partidos que han ocupado el gobierno durante la crisis. Eso sugiere que sus intereses como colectivo habrán estado bien representados. Y efectivamente algunos datos así lo apuntan. Durante la crisis, el gasto en pensiones no ha parado de aumentar. En parte porque cada vez había más jubilados pero también porque la pensión media ha sido cada vez más generosa. Las pensiones por jubilación se han revalorizado un 10% desde 2009 mientras el gasto medio de los hogares caía un 18%.

    Descripción: tres

    Además, las pensiones por jubilación han subido claramente por encima de otras pensiones. Las de orfandad, por ejemplo, llevan años congeladas.

    4. La exclusión es cosa de niños.

    La crisis ha disparado la desigualdad entre ricos y pobres. La razón principal no es que las clases medias se hayan empobrecido más que los ricos (aunque ése sea un discurso dominante) sino que la desigualdad creció porque los pobres son cada vez más pobres. Prueba de ello es el aumento de la población en riesgo de exclusión y pobreza.Pero en esta desigualdad económica se esconde otra: la generacional. Durante la crisis, la pobreza ha sido una amenaza distinta para niños y mayores.El porcentaje de niños y jóvenes en riesgo de exclusión creció durante la crisis; pasó del 29% al 36%. En cambio, la exclusión entre los mayores de 65 años se ha reducido drásticamente. La situación hoy es claramente bipolar: la pobreza amenaza al 13% de los mayores pero al 36% de todos los niños.Durante la crisis, el gasto en pensiones se ha privilegiado respecto a las partidas sociales que sufrían recortes. Pau Mari-Klose, experto en este tema, aporta un dato en este sentido: antes de la crisis, el gasto en pensiones duplicaba al gasto en infancia y hoy en cambio hoy lo triplica.Detrás de esta brecha está nuestro Estado del Bienestar. El debate de fondo -en el que no entraré- es si nuestras políticas de gasto social han funcionado del todo bien. Muchos expertos creen que no. Creen que las políticas públicas podrían haber reducido la desigualdad, distribuyendo los daños de la recesión y siendo una mejor red de seguridad para los trabajadores precarios o los hijos de familias empobrecidas. Es posible, en definitiva, que nuestro Estado del Bienestar haya protegido más a quien menos lo necesitaba.El caso de los pensionistas es elocuente porque han sufrido la crisis menos que la mayoría. Los motivos son variados y no necesariamente intencionados. Por ejemplo, el carácter contributivo de las pensiones las hizo crecer de forma casi automática. Pero los datos que vimos al principio sugieren que el cálculo electoral jugaba también a su  favor.Hay dos indicios del poder electoral de los mayores de 65 años. El primero es que los dos grandes partidos coinciden en serles favorables. El segundo, aún más significativo, es la actitud de los partidos nuevos. Aunque ni Podemos ni Ciudadanos tienen a los pensionistas entre sus votantes, ninguno de ellos parece dispuesto a cuestionar sus intereses. Ni siquiera a plantear el dilema presupuestario e inevitable que enfrenta a los mayores con los jóvenes o con las familias en riesgo de exclusión. Son colectivos menos homogéneos y menos organizados pero no menos vulnerables”

    Sergi Jiménez: Yo estoy aburrido de asistir a “reformas” del sistema de pensiones español. Cambiar todo para que nada cambie. Podemos datar reformas del sistema de pensiones (sin evaluación previa) en 1985, 1997, 2001, 2007, 2011/13 y, finalmente,2021. Quizás sea osado llamar reformas a alguna de ellas y sean solo remiendos. La reforma en curso, como las de 2001 y 2007, se puede clasificar en esta segunda categoría, quedando como reformas importantes las de 1985, que definió las bases del sistema, 1997 que lo modernizó ligeramente y 2011/2013 que en principio pretendía dar vuelta y media al sistema y se ha quedado en media. Lo que sí tienen en común todas ellas es que ninguna soluciona los problemas de unas reglas mal diseñadas desde el principio

    “Un ejemplo de lo mal que reformamos lo constituye la introducción de la compatibilidad entre pensión y trabajo introducida en la reforma de 2013 (no entro a valorar el hecho de que esta reforma incluye normas que nunca se han llegado a aplicar, lo que es colmo de reformar por reformar). Los datos disponibles indican que no funciona, especialmente para los trabajadores por cuenta ajena (véase la Tabla 1). Los flujos anuales de personas que compatibilizan por cuenta ajena son siempre varias órdenes de magnitud inferiores a los que utilizan la jubilación parcial (cara y discriminatoria) y la jubilación anticipada, que no permite compatibilizar (véase aquí para una discusión de la regulación vigente de jubilación activa, parcial y anticipada).

    Tabla 1: Cifras 2013/2019 del número de altas de pensiones concedidas bajo las figuras de compatibilidad de Jubilación Parcial y Jubilación activa

    Descripción: https://nadaesgratis.es/wp-content/uploads/fig1-17-1024x502.png

    ¿Por qué? Un repaso a las condiciones detalladas nos hace entender el porqué. Así, los pensionistas que quieran compatibilizar su pensión con el trabajo, deberán (1) haber cumplido la edad legal de acceso a la jubilación ordinaria, y (2) haber alcanzado una tasa de reposición de la base reguladora del 100% (también es posible recibir la pensión de jubilación y trabajar por cuenta propia si los ingresos anuales totales no superan el Salario Mínimo Interprofesional en cómputo anual y sin la obligación de cotizar por las prestaciones de la Seguridad Social). Finalmente, la empresa que los contrata deberá mantener el (resto) del empleo durante un periodo substancial. La cuantía de la pensión será equivalente al 50% del importe resultante en el reconocimiento inicial. Durante el periodo en el que se siga realizando el trabajo, los empresarios y los trabajadores cotizarán a la Seguridad Social únicamente por incapacidad temporal y por contingencias profesionales, aunque estarán sujetos a una cotización especial de solidaridad del 8% (lo cual es discriminatorio respecto a otros trabajadores). Lo que no sabemos es si la causa de tantas restricciones es la falta de evaluación, la imposición de un cierto criterio político o sindical (el manido consenso) u otra cosa aún peor. Las consecuencias (de reformar mal) son diáfanas, ya que la tasa de empleo (obvio el comentario de la tasa de empleo entre 55 y 64 que también tiene una evolución deprimente) a partir de los 65 es irrisoria (véase la figura 1), especialmente si se compara con los 70 y primeros 80s. En los últimos años se detecta un leve crecimiento, seguramente forzado por el retraso de la edad de jubilación normal. Como consecuencia, véase la figura 2 que usa datos del Survey of Ageing, Retirement and Health in Europe, la fracción que compatibiliza pensión y trabajo, comparativamente a los países de nuestro entorno, es ridículamente pequeña.

     Figura 1:   % Ocupados respecto de la población total en el rango de edad y sexo. EPA. 1977-2020 (TII). España. 65-69 años

    Descripción: https://nadaesgratis.es/wp-content/uploads/fig2-16-1024x617.png

    Figura 2: Tasas medias de compatibilidad en los países de la muestra SHARE en dos instantes de tiempo: en 2004/2007 (olas 1 y 2)y2011/2017 (olas 4 a 7).

    Tabla 2: Elementos institucionales de los entornos observados (jubilación ordinaria, PRE, y Jubilación Activa, JA) y propuestos (Jubilación Activa Extendida, JAE, y Jubilación Activa Extendida con Actualización, JAEA).

    En nuestro análisis hemos desarrollado una nueva metodología que combina una extensión del modelo clásico de jubilación (para el análisis teórico de incentivos) y una estimación estructural (para el análisis de simulación). Como soporte empírico utilizamos la Encuesta Financiera de las Familias 2004/2014 del Banco de España para construir una base de datos de decisiones de jubilación. El comportamiento observado de los trabajadores de la muestra permite inferir, en un ejercicio de preferencia revelada, la distribución poblacional del valor relativo del tiempo de ocio, clave para reconstruir las decisiones de ciclo vital de los individuos ante cambios institucionales. Las Figuras 3 y 4 presentan algunos casos ilustrativos de la distribución encontrada

    Figura  3:  Densidad  estimada  del  componente  sistemático  valor  del  ocio  en  tres  casos ilustrativos: casos 1 (varón de renta baja), 2(varón mayor de 65 con buena salud) y 3 (varón de renta elevada). Figura  4:  Densidad  estimada  del  componente  sistemático  del  valor  del  ocio  en  tres  casos ilustrativos:  casos  1  (varón de  renta  baja),  4  (mujer  de  renta  baja)  y  5  (mujer  de  renta  y riqueza elevada)

    Descripción: https://nadaesgratis.es/wp-content/uploads/fig5-1-1024x866.png
    Descripción: https://nadaesgratis.es/wp-content/uploads/fig6-1024x837.png

    En el análisis de reformas calibramos el impacto de introducir los nuevos entornos en casos estilizados. La Tabla 3 presenta los resultados de la calibración para tres ejemplos ilustrativos: un individuo afectado por la pensión mínima, un individuo de ingresos bajos/medios y un individuo afectado por la pensión máxima. Observamos que los efectos sobre las edades de cobro y salida pueden ser importantes y que los efectos sobre las finanzas de la seguridad social no son, excepto en los casos extremos, importantes. El caso del individuo afectado por la pensión mínima podría ayudar a entender porque el relativo éxito de la JA entre los autónomos. Alternativamente, el individuo de ingresos bajos/medios (caso más habitual  por cuenta ajena) no resulta particularmente afectado por los cambios normativos.

    Tabla 3. Resultados de la calibración para individuos estilizados

    Más en general encontramos que La Jubilación Activa Extendida es una medida bastante inefectiva, que sólo tendría efectos de comportamiento en una minoría de la población (tal y como predice la teoría). La respuesta de comportamiento predominante es de retraso en la jubilación, aunque también se observa algo de adelanto en la edad de cobro. Entre aquellos que cambian su comportamiento, la intensidad de la respuesta es elevada (5 años en media). En promedio, esto genera una ligera mejora en el nivel de deuda de la Seguridad Social con los trabajadores, pero estos resultados promedios esconden una diversidad de respuestas. Dos dimensiones que son especialmente importantes: si los individuos son empleados o jubilados y si activa alguno de los topes de pensiones. Entre los jubilados hay algo de respuesta de comportamiento sin activación de topes, pero es pequeña y no genera apenas cambios en el saldo financiero del sistema. La respuesta es, por contra, generalizada si se activa un tope al jubilarse, y genera importantes retrasos en la edad de jubilación y reducciones intensas en los costes (en torno a 35 mil euros en media). Todos los afectados por topes (tanto superiores como inferiores) responden retrasando la jubilación y generan importantes caídas en los costes. Estas son ´ especialmente importantes entre los individuos de salarios altos que cualifican para topes superiores. En la muestra son más abundantes, sin embargo, aquellos que cualifican para complementos de mínimos y que generan una reducción de costes media más modesta (algo mayores a 20 mil euros). Entre los empleados la respuesta de comportamiento está aún más concentrada en el grupo de afectados por topes de pensiones. En este caso, casi todos los afectados los son por el tope superior, que responden adelantando el cobro y generando importantes aumentos de gasto (próximos a 60 mil euros en media). El entorno de la Jubilación Activa extendida con Actualización es mucho más efectivo en retrasar la jubilación, pero sólo a cambio de que la deuda de la Seguridad Social aumente (modestamente) en media (aunque ello podría ser compensado por el crecimiento de la economía en general). Véase la Figura 5 para una ilustración de los cambios en edad y deuda de la seguridad social observados. Para los trabajadores de ingresos medios que no se ven afectados por topes se mantiene la diferente respuesta de comportamiento entre empleados y jubilados: los empleados adelantan mayoritariamente el cobro, mientras que los jubilados retrasan la jubilación. La intensidad de la respuesta es notablemente menor que ante JAE, con retrasos en  entorno a 1.5 años en media (frente a los más de 4 años del entorno sin actualización final de la pensión). La diferencia en coste financiero entre ambos tipos de trabajadores es menos acusada, pero aún notable: ambos aumentan el coste, pero la cifra media es de 10 mil euros para los primeros y algo menos de 25 mil euros para los segundos. Las pautas entre los afectados por topes son similares a las encontradas en JAE tanto para empleados como para jubilados. Esta similitud se observa tanto en la intensidad de la respuesta como en coste. En conjunto se observan reducciones de coste para la Seguridad Social, resultado de reducciones de coste entre jubilados y aumentos entre empleados.

    Figura 5:  Introducción del entorno JAEA: estimación de la densidad del cambio medio esperado en la edad de jubilación de los trabajadores que cambian su edad (panel izquierdo) y del aumento en el coste financiero para la Seguridad Social de los trabajadores

    Conclusión: que difícil es reformar (bien)

    Con estos ejemplos vemos lo difícil que resulta reformar para que todos los agentes involucrados ganen o, al menos no pierdan, respecto a una situación de partida.  De hecho para poder alcanzar los objetivos esperados de los programas de compatibilización, es preciso mejorar notablemente su diseño. Las extensiones más obvias de la Jubilación Activa actual (como los entornos JAE y JAEA estudiados de este trabajo) no son, en modo alguno, suficientes. Para llegar a una reforma relativamente efectiva y que tenga efectos importantes sobre la oferta laboral de los trabajadores mayores (aparte de una muy necesaria mejora del mercado de trabajo en general) será preciso optimizar la normativa en aspectos tales como los detalles contributivos durante la fase de compatibilización, el porcentaje de la pensión a recibir, el grado de actualización de la pensión al final de la fase de compatibilidad, etc”

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    MÚSICA Y FOTOGRAFÍA. ANTONIO GÁLVEZ

    Recuerdo de Antonio Gálvez (Barcelona, 1928-2021), fotógrafo español recién fallecido y poco apreciado en España, como tantos. Se trasladó a París y allí coincidió con la pléyade de artistas hispanos a los que siempre ha acogido la intelectualidad francesa, tan dispuesta a apropiarse de todo lo bueno. Retrató a Buñuel, Saura, Cortázar

    Por esta época en París, Cortázar pensaba ya en el musical capítulo 17 de Rayuela (1963), novela suya y de París. Algunas de sus músicas:

    Freddie Keppard, Love found you for me:

    Louis Armstrong, When your man is going to put you down:

    Contemporáneo, Kenny Clarke, No details (1960):

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Descripción: Descripción: Libros de transhumanismo

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Nicola Chiaromonte  : La paradoja de la historia. Cinco lecturas sobre el progreso

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/417dYTW6LXL._SX314_BO1,204,203,200_.jpg
    https://metahistoria.com/novedades/la-paradoja-de-la-historia-rb/

    Jürgen Osterhammel : La transformación del mundo: Una historia global del siglo XIX

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/51717SPkOxL._SX331_BO1,204,203,200_.jpg
    https://www.elconfidencial.com/cultura/2015-12-26/jurgen-osterhammel-la-transformacion-del-mundo-siglo-xix_1101611/

    Esteban Hernández entrevista a Mariana Mazzucato: «En China hay menos ideología: su administración es más meritocrática”

    Descripción: Foto: Mariana Mazzucato.
    https://www.elconfidencial.com/economia/2021-08-01/china-fondos-ideologia-estado-meritocracia_3211611/

    Juanma Ortega entrevista a Luis Ramos : “Para triunfar, hay que dejar de ser egoísta”

    Descripción: https://www.elindependiente.com/wp-content/uploads/2021/07/3mZZqu15-656x368.jpg

    Rubén Arranz entrevista  a Félix Ovejero: «Como acabamos con el racismo y el sexismo, hay que vencer al nacionalismo»

    Descripción: Félix Ovejero
    https://www.vozpopuli.com/espana/felix-ovejero-nacionalismo_0_1384662220.html

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    *
    • y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    *
  • Comments are closed.

Calendario de artículos

agosto 2021
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Artículos anteriores