• El movimiento woke o wokismo

    https://es.wikipedia.org/wiki/Woke
    https://www.elconfidencial.com/mundo/2021-04-15/estados-unidos-doctrina-woke-campus-universitarios_3033540/
    https://elpais.com/ideas/2021-08-15/ha-sido-usted-cancelado-el-movimiento-woke-y-su-falta-de-relativismo-moral.html
    https://www.joseantoniomarina.net/categoria-blog/revista-el-panoptico/numero-35/elogio-y-refutacion-del-pensamiento-woke/
    https://www.mundiario.com/articulo/cultura/el-wokismo/20210602210344220396.html
    https://www.elmundo.es/la-lectura/2022/01/14/61dec78cfc6c8375058b45b3.html
    https://www.pagina12.com.ar/395587-la-ofensiva-conservadora-en-contra-de-los-wokes-el-nuevo-ene
    https://lacritica.eu/noticia/2611/francisco-anson-oliart/signo-de-los-tiempos:-wokismo.html
    https://revistacentinela.es/el-lenguaje-caballo-de-troya-de-la-ideologia-woke/
    https://www.vozpopuli.com/opinion/liberalismo-miedo-izquierda-woke.html

    Las 5 series que te recomienda El Debate para este fin de semana

    5-

    https://www.eldebate.com/cine-tv-series/20220121/5-series-te-recomienda-debate-semana.html?utm_source=nw&utm_medium=pos-11-txt&utm_campaign=5-imp#image1

    Una película que me han recomendado

    Anoche estuve viendo en Movistar+ ‘In the Heights’ (En un barrio de Nueva York). La revista Fotogramas lo llamó “el perfecto musical pospandemia” (qué ilusos éramos pensando que el verano del año pasado el coronavirus acabaría). Creado por Lin-Manuel Miranda (Hamilton) y Quiara Alegría Hudes, se estrenó en Broadway en 2007. Una historia de “sueñitos” de la comunidad dominicana de Nueva York. Usnavi (Anthony Ramos), dueño de una pequeña tienda, sueña con volver a las costas de la República Dominicana y reconstruir el garito playero de su papá. Su “abuela” Claudia (Olga Merediz) ha adoptado el rol de matriarca para muchos de los vecinos del barrio y también anhela acompañar al protagonista en su viaje de vuelta al hogar. Vanessa (Melissa Barrera), la chica de quien Usnavi está perdidamente enamorado, quiere convertirse en diseñadora de moda. Y Nina (Leslie Grace), gran estudiante, vuelve desde la Universidad de Stanford con la sensación de que la élite académica le humilla. Una película positiva, divertida e interesante. Alegría y conciencia social.

    “La lucha por el último escaño en Castilla y León: cuántos votos necesitan los partidos más pequeños   Los principales partidos políticos tienen garantizado su acceso a las Cortes de Castilla y León el 13 de febrero, pero otros más pequeños luchan por los últimos escaños en cada provincia. La entrada en el parlamento autonómico puede jugarse en un puñado de votos, así que vamos a realizar unos cálculos aproximativos para esbozar el número de votos que necesitaría cualquier partido para conseguir el último escaño.  En 2022, nuevas formaciones políticas podrían cruzar por primera vez las puertas del hemiciclo u obtener más representación. Esas son las más interesadas en conocer cuántos votos vale su escaño, el último. Todo depende de la participación electoral que haya en cada provincia, pero vamos por partes.  Cada provincia reparte un número de escaños en función de su población. La Ley Electoral da tres escaños a cada provincia y añade un escaño por cada 45.000 habitantes o fracción superior a 22.500 habitantes. Los escaños se reparten, por lo tanto, de la siguiente manera: Soria (5), Segovia (6), Zamora (7), Ávila (7), Palencia (7), Salamanca (10), Burgos (11), León (13) y Valladolid (15). En total, 81 escaños que se reparten los partidos según el sistema D’Hondt. Además, es necesario obtener al menos el 3% de los votos en su circunscripción para tener representación en las Cortes.  En las elecciones de 2019, el último escaño sirvió a Por Ávila, Podemos (que se presentó sin coalición con Izquierda Unida, que se presentaba también en solitario) y a Ciudadanos, además de a los más tradicionales. A Por Ávila –escisión del PP abulense– le bastaron 9.455 votos para entrar en las Cortes (un 9,7% de los votos), mientras que en Salamanca, el último escaño fue para Ciudadanos, partido al que votaron 14.824 salmantinos. Podemos necesitó 13.886 votos en Burgos y 11.177 en León para conseguir dos escaños. Los votos iban tan ajustados en León que el procurador de Podemos Pablo Fernández necesitó de un recuento en unas mesas electorales de León y del voto en el extranjero para poder repetir en su escaño.  En el resto de provincias, el último escaño fue para el PP o el PSOE, que aumentaban así su representación. En Palencia, el PSOE sacó tres escaños, Ciudadanos uno y el PP, otros tres. El último escaño -el más barato- fue para el Partido Popular, y solo le ‘costó’ 11.177 votos. El siguiente gráfico quizá sea más visual.  El reparto es el mismo en el resto de provincias. Por lo tanto, el último escaño le ‘costó’ 9.685 votos al PSOE en Segovia, 6.598 en Soria y 17.110 en Valladolid. En Zamora, el último escaño lo sacó el Partido Popular por 12.006 votos.  Es muy difícil predecir este tipo de cálculos, que siempre son orientativos. La participación no tiene por qué ser la misma, ni el comportamiento electoral será similar. Las encuestas dan una victoria al PP, Ciudadanos se hundiría (salvo quizá, por un escaño en Valladolid), el PSOE no lograría la victoria de 2019 y Vox tendría un grupo parlamentario propio. Queda por ver qué impacto tendrá la coalición de Podemos e Izquierda Unida, que se conoció este jueves, y se abre la puerta a que otras formaciones repitan o incluso mejoren sus últimos resultados.  Vamos a intentar calcular el coste que podrá tener el último escaño de todas formas, basándonos en la participación de las últimas cuatro convocatorias electorales, que oscilan entre 61,86% en Salamanca y 70,47% en Segovia. . Soria ¡YA! necesitaría sacar más de 6.600 apoyos (más del 14% de los votos) para poder entrar en el parlamento autonómico, pero solo si la participación fuera exactamente la misma que en los últimos 4 años (62,4%). Si más personas acudieran a las urnas el próximo 13 de febrero –es previsible que la presencia de la plataforma Soria Ya arrastre a nuevos votantes a las urnas–, sería necesario un mayor número de votos. . La misma situación se produce en el resto de las provincias. Por Ávila y la Unión del Pueblo Leonés aspiran a conseguir dos escaños: Por Ávila necesitaría más de 11.860 (12% de la población) si quiere sacar los dos. En León es más difícil conseguir dos escaños, puesto que hay más partidos con posibilidades: PP, PSOE, la UPL y la coalición Podemos-IU. Sería necesario que la UPL estuviera muy cerca de los 30.000 votos (un 11% de los votos, aproximadamente). Se han anunciado candidaturas de la España Vaciada, además de en Soria, en Burgos, Palencia y Salamanca. En resumen, el ‘precio’ del último escaño estaría en 9.300 votos en Ávila, en 13.700 en Burgos, en 11.400 en León, en 14.300 en Palencia, en 14.900 en Salamanca, en 9.600 en Segovia, en 6.600 en Soria, en 17.000 en Valladolid y en 12.200 en Zamora Alba Camezón

    https://www.eldiario.es/castilla-y-leon/politica/lucha-ultimo-escano-castilla-leon-suma-rivales-votos-necesitan-partidos-pequenos_1_8623737.html

     “Europa se juega el 35% de suministro de gas por la tensión con Ucrania La tensión y el temor a estar cada vez más cerca de una guerra en Europa sigue en aumento, entre otras cosas por el 35% de suministro, esencial, de gas ruso que está en juego. Según sus datos, Rusia envía alrededor del 95% de sus exportaciones totales a Europa, más del 90% a través de gasoductos, lo que representa alrededor del 30%-35% de los suministros de Europa en general, aunque el viejo continente cuenta con una posición de fuerza al ser su principal cliente. En el caso del mercado del petróleo, si las conversaciones entre EE.UU. e Irán para congelar el desarrollo nuclear de este último y levantar algunas sanciones de EE.UU. fracasan, podrían perderse unos 700.000 barriles diarios de capacidad petrolera. El futuro político de Libia y su condición de productor estable de petróleo penden de un hilo debido al retraso de las elecciones.  Las relaciones de Rusia con Ucrania, la UE, EE.UU. y las economías de Oriente Medio se suman a la incertidumbre, ya que Rusia amenaza con una acción militar contra su ex república soviética, ha retenido el suministro de energía a sus homólogos europeos, ha luchado contra las sanciones de Washington y ha discutido sobre la toma de decisiones en materia de producción de petróleo.  Los analistas del mercado están atentos a cómo estas situaciones afectan a los mercados energéticos, incluso mientras la pandemia de coronavirus sigue determinando la actividad mundial y destacan que todo esto llega en un momento en que «los recortes de producción de la OPEP van a producir que los niveles de reserva caigan por debajo de los niveles pre-pandémicos del primer trimestre de 2020 y probablemente hasta niveles que no hemos visto desde el inicio de la Primavera Árabe». La OTAN ofrece a Rusia una nueva ronda de reuniones en lo que gana refuerzos mientras que Washington alerta de que el ataque ruso a Ucrania puede suceder «en cualquier momento». Disuadir a Rusia de una invasión se ha convertido en el objetivo principal de las potencias de occidente mediante continuos viajes a los países enfrentados, llamadas entre altos cargos y distintos formatos de conversaciones. «El riesgo de un conflicto es real», subrayó este martes en Berlín el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. Tras reunirse con el canciller alemán, Olaf Scholz, el jefe de la Alianza lanzó varios mensajes a Moscú, todos en la línea de pedirle que reconsidere su postura y de recordarle las consecuencias que tendría un nuevo ataque contra Ucrania.  Dentro de la ofensiva diplomática, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, comenzó este martes un viajes con escala en Kiev, Berlín y Ginebra, donde tiene previsto reunirse en el día de hoy con su homólogo ruso, el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov. Según fuentes del Gobierno de los Estados Unidos, el mensaje que le transmitirá no dista mucho de lo que Washington lleva advirtiendo desde hace semanas, es decir, una respuesta diplomática, a pesar de haber cambiado el contexto por el temor, cada vez mayor, de que Rusia invada Ucrania.  En esta línea, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, declaró en referencia a la crisis ucraniana «¿creo que Putin va a poner a prueba la voluntad de Occidente y de la OTAN? Sí. Pero también creo que va a pagar un alto precio por ello, y que ahora no cree que va a costarle lo que le va a costar. Y creo que lo lamentará». Biden, que hablaba en una rueda de prensa destinada a conmemorar su primer año en la Casa Blanca, se mostró dispuesto a negociar con Putin un compromiso en virtud del cual Estados Unidos no situaría armas ofensivas en Ucrania. Pero el presidente estadounidense rechazó de plano la segunda condición del presidente ruso para no atacar a Ucrania: que la OTAN se comprometa a no aceptar nunca en su seno a ese país. Así pues, la ministra de Defensa, Margarita Robles, avanzó que España enviará en «3 o 4» días la fragata Blas de Lezo al Mar Negro, hacia donde partió hace 2 días el cazaminas Meteoro, un envío que llega en plena tensión con Rusia por la situación que se vive en Ucrania.  La ministra recordó también que España lleva años participando en todos los despliegues que organiza la OTAN, y en este caso concreto se ha adelantado la salida de los buques, dentro de lo que ha acordado con la organización. En cualquier caso, en referencia a la crisis por Ucrania, ha dicho que la posición de España, como la de la organización atlántica en su conjunto, es que para solucionarla exista una respuesta diplomática que favorezca la desescalada de tensión en la zona” Sandra Acosta

    https://www.eleconomista.es/energia/noticias/11576649/01/22/Europa-se-juega-el-35-de-suministro-de-gas-por-la-tension-con-Ucrania.html

    Las macrogranjas’ están en el centro del debate en España. Las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la calidad de la carne española producida en estas instalaciones han encendido un debate político que va a centrar en las próximas elecciones de Castilla y León. Y es que la industria cárnica es muy poderosa en nuestro país, ya que supone el 25,2% del total de la industria alimentaria, una actividad que supuso unos ingresos de 27.959 millones de euros en 2020, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Porque en España somos amantes de la carne. Se consume mucha más que en el resto de Europa y de la indicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como saludable para la dieta y evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares, entre otras. Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, cada español consume casi 50 kilos de carne al año -datos de 2020-, lo que se traduce en un gasto de que equivale a una media de 349,54 euros por persona al año (39,17 eros por persona/año más que lo gastado en 2019). El debate sobre la calidad de la carne y las macrogranjas ha puesto el acento en un tipo de ganadería, predominante en España (el 80% de la carene de nuestro país), que busca maximizar los beneficios reduciendo costes, de ahí la crítica de Garzón a la calidad. Todo eso hace que los españoles paguen menos por comerse un filete que si predominara el modelo de ganadería extensiva y ética, cuyos costes son mayores. ¿Qué pasaría entonces? ¿Cuánto notaríamos la diferencia en la cesta de la compra?. Según los datos Registro General de Explotaciones Ganaderas, las explotaciones de tamaño reducido o pequeño han disminuido en España en alrededor de un 50% desde el año 2007. En este mismo tiempo, las explotaciones clasificadas como Grupo 3, que, a falta de una definición de ámbito estatal, podemos entender como macrogranjas, han aumentado un 49%. Y la razón es clara: las sucesivas crisis económicas se han llevado por delante buena parte de las pequeñas producciones, donde cuesta mucho más sacar rentabilidad que en las grandes. Es difícil establecer cálculos de cuánto más, pero vamos a intentarlo. Un estudio del economista especializado en producción porcina Robert Hoste, del Instituto de Investigación LEI de la Universidad Wageningen de Países Bajos, señala que España tiene los costes de producción más baratos de la UE. En concreto, de 1,61E por kg de peso de sacrificio en caliente, frente a los 2,03€ de Suecia, el país donde son más caros. Por su parte, los productores de carne de vacuno estiman que, coste medio de producción de un kilo de carne del animal en vivo ronda los cuatro euros. Ahora viene la parte de la ganadería extensiva. Este tipo de explotaciones pequeñas, que se centran en la calidad de vida de los animales, alimentándoles de buenos piensos y dejándoles pastar y vivir al aire libre tienen más costes. Porque sale mucho más barato comprar pienso para 5.000 vacas que para 100, ya que las grandes explotaciones optimizan más los costes. Además, intentan que la carne tenga un precio justo para productor y comprador, pagando sueldos más elevados para que en el proceso no pierda nadie, o lo menos posible. Así, estiman que engordar a los animales y producir la carne puede costar el doble de caro que en una macrogranja. Por lo tanto, si tomamos esta estimación como referencia, en caso de que el modelo de ganadería intensiva se vaya dejando atrás para favorecer la ganadería extensiva, el español medio podría pagar el doble por comerse un filete. Es decir, los 350 euros de media per capita que pagamos al año podrían pasar a ser unos 700 euros. Un precio que el sector consideraría más acorde a lo que realmente le cuesta la producción. Pero respiren tranquilos, esto no va a pasar, a menos a corto plazo (hay planes a largo que están firmados en compromisos con la UE) El Gobierno y la oposición se han lanzando en tromba a defender la ganadería y su status quo, pues hay muchos votos en juego, sobre todo en Castilla y León. Pero sí que la polémica invita a una reflexión y a no dar las cosas tan por sentadas, porque la ganadería, según el Ministerio para la Transición Ecológica, está detrás del 9,1% del total de emisiones de efecto invernadero en España, es decir, 24,8 millones de toneladas brutas de CO2. Casi nada” Verónica Lechuga

    https://www.elblogsalmon.com/entorno/espanol-medio-gasta-350-euros-carne-al-ano-macrogranja-analizamos-precios-para-saber-cuanto-le-costaria-pasar-a-extensiva?utm_source=NEWSLETTER&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_content=POST1&utm_campaign=22_Jan_2022+El%20Blog%20Salm%C3%B3n&utm_term=CLICK+ON+TITLE

     “ ¿Vender en el Metaverso?  El término Metaverso proviene de la fusión de ‘meta’ (más allá) con ‘verso’ (sufijo de universo). Por tanto, se supone que el metaverso es un universo virtual que nos llevará más allá del universo físico, coexistiendo con este. Será una extensión de nuestro universo real. Y eso, sin duda, suena a un lugar muy atractivo para pasar tiempo en él, especialmente mientras la pandemia nos confine o restrinja nuestros movimientos. Un ejemplo. Más allá de ver a nuestros familiares, compañeros de trabajo o clientes a través de pantallas – como nos permiten Zoom y tantas otras plataformas-, el metaverso nos permitirá encontrarnos directamente con ellos -avatares mediante- en un espacio virtual. Es decir, el metaverso nos ofrecerá experiencias inmersivas, no simplemente ver y escuchar. Palki Sharma Upadhyay, presentadora de noticias y editora en WION (World Is One News), explica muy claramente en qué consiste el metaverso, dice: es un mundo virtual donde la realidad se encuentra con la imaginación y donde, presuntamente, la gente utilizará avatares digitales para vivir, trabajar y jugar online. Surgen muchas preguntas. ¿Necesitamos el metaverso? ¿Hará nuestra vida mejor? ¿Será el nuevo paraíso? ¿Necesitamos este mundo imaginario controlado por gigantes tecnológicos? ¿O es una manipulación para que entremos en su juego y nos sigan vendiendo lo que quieran? Día sí y día también nos asaltan noticias de que el metaverso va a revolucionar nuestra forma de vivir. Se abre ante nosotros un universo virtual que va a extender los límites de nuestra vida física…  ¿es posible esto sea así? Uno suele afrontar con escepticismo novedades tan revolucionarias… Aunque, evidentemente, no sería la primera vez que lo que suena a ciencia-ficción se convierte en realidad. Como afirma Lázaro Parodi, experto en negocios digitales, estamos en una fase similar a cuando empezó el e-commerce: muchos pensaban que sería imposible comprarse un zapato sin probárselo y el tiempo ha demostrado lo contrario. Para equilibrar la balanza, no está de más recordar que, aunque se viene hablando de realidad virtual como futuro del comercio desde hace una década, el cine en 3D —que iba a ser la revolución— se ha quedado en algo anecdótico. Ahora bien, el escepticismo no está reñido con observar y explorar este fenómeno que se está gestando. No podemos ignorar que, además de las empresas interesadas en el negocio del metaverso, hay cada vez más expertos en nuevas tecnologías e innovación defendiendo que este nuevo universo virtual va a revolucionar nuestra forma de interactuar, de comprar y de socializar. El metaverso es, sin duda, una visión alternativa e inspiradora del futuro de Internet. La evolución del formato 2D (texto, imagen y vídeo) —del que disfrutamos actualmente a través de todo tipo de pantallas— nos llevará a experimentar en primera persona el contenido de internet de una manera experiencial e interactiva… Gracias al 3D tenemos la sensación de interactuar “físicamente” con la proyección digital de lugares, personas y objetos… En los inicios de Internet, nos limitábamos a mirar (navegar). Después, empezamos a interactuar (ahí están las redes sociales, sin ir más lejos). Los defensores acérrimos del metaverso propugnan que el futuro pasa por dar un paso adelante: vivir —a través de nuestros avatares— dentro de ese universo virtual. Por tanto, este espacio virtual infinito nos llevará mucho más allá de lo audiovisual. No sólo veremos y leeremos cosas. Nuestros avatares —y, por tanto, nosotros— tocarán, experimentarán y vivirán en una nueva dimensión. En vez de simplemente observar y escuchar, prácticamente viviremos en el ciberespacio. Las personas de carne y hueso nos desenvolveremos en un mundo aparentemente de ficción, a través de nuestros avatares. El metaverso es un internet tridimensional. Creo que la cosa va por ahí. El metaverso es un universo paralelo en el que los usuarios podrán trabajar, hacer sus compras o interactuar entre ellos de una forma parecida a la que lo hacen en la realidad. Será algo así como un videojuego de hiperrealidad, que utilizaría la tecnología actual y la que está en desarrollo (realidad virtual, inteligencia artificial, realidad aumentada, tecnología blockchain) para acercarse lo más posible a la vida física de las personas. Como dice Eduardo Tornos, el carácter “universal” del metaverso supone que cualquier ser humano podrá interactuar allí con otros usuarios (reales o virtuales) de manera sincrónica (a la vez) rompiendo todas las limitaciones del mundo físico. Y no hablamos de salas de 100 jugadores como en Fornite. El metaverso sería escalable a miles, millones de personas viviendo una misma experiencia simultáneamente. Las plataformas (universos) y tecnologías de creación, generación y acceso a cada una de ellas deberían ser interoperables. Parece que el metaverso se convertirá en una alternativa a la realidad. O en una extensión de esta. La utopía suele llevar aparejado el deseo de mejorar algo en la sociedad y de reforzar los vínculos en la comunidad. Aunque todo depende del uso que se haga de este nuevo mundo virtual. No es descartable que no persiga realmente el bien de la sociedad. ¿Podría el metaverso ser una distopía —un supuesto mundo virtual feliz gobernado y controlado por uno o pocos gigantes tecnológicos? No sé si el metaverso es una utopía o si puede convertirse en una distopía, pero lo que está claro es que varias grandes corporaciones tecnológicas se están relamiendo de la tajada que se pueden llevar. Y, por tanto, son las primeras interesadas en que prospere.Hace unos meses, Facebook dejó clara su apuesta por la dimensión metaverso, cambiando su nombre a Meta Platforms Inc. Mark Zuckerberg cree que el futuro de Facebook (Meta) —y del mundo— pasa por la creación de un metaverso donde los usuarios podrán comprar, trabajar e interactuar entre ellos. Todo indica que Facebook apuesta por un metaverso que ‘atrape’ a los usuarios, para que se queden en ese entorno virtual inmersivo cuanto más tiempo mejor. Es un concepto muy diferente al que preconiza Microsoft, que lo visualiza como un espacio centrado sobre todo en usos empresariales, un sitio al que los usuarios irían a realizar actividades concretas. Apple está en la misma línea de Microsoft: no pretende crear un metaverso como destino, sino una plataforma en la que otros desarrolladores puedan ofertar sus propuestas de valor. Parece que la compañía de la manzana mordida tiene muy avanzada la presentación de sus dispositivos relacionados con la realidad virtual y aumentada. Está posicionando sus servicios en la nube para que sean el entramado del metaverso, utilizando su plataforma Mesh para permitir que los avatares y los espacios inmersivos se unan a los entornos de colaboración, como Teams. La pandemia de covid-19 ha acelerado enormemente el trabajo híbrido o en remoto, por lo que las experiencias de negocios virtuales más creativas pueden abrir nuevas posibilidades a la forma en que las empresas se conectan con sus empleados y con sus clientes. Lo relevante es que Microsoft y Apple aspiran a que los usuarios acudan al metaverso a realizar actividades, mientras que meta parece aspirar a la inmersión total. Es una diferencia importante. Cada una con su visión del tema, las grandes compañías tecnológicas —Facebook, Google, Apple, Amazon, Microsoft—, están invirtiendo ingentes cantidades de dinero para ser las primeras en desarrollar esta realidad paralela bautizada como metaverso. La batalla está servida para intentar dominar la industria en las próximas décadas. Hay otras compañías, la mayoría procedentes del sector videojuegos, que también están manos a la obra con la creación del metaverso: Roblox, Nvidia, Unity Technologies, Autodesk, Tencent o Epic Games -esta última en alianza con Sony-. Por ejemplo, Nvidia, el fabricante estadounidense de unidades de procesamiento gráfico (GPU) y sistemas en chip (SoC), cree que invertir en simulaciones de metaversos en actividades como la fabricación y la logística reducirá el desperdicio y mejorará los procesos comerciales” Enrique de Mora

    ¿Vender en el Metaverso?.  Expectativas versus realidad . Uno de los principales objetivos del metaverso es que los usuarios sientan que están en un universo paralelo. Y que tenga muchas similitudes con nuestro mundo real. La actividad económica será esencial para lograrlo. Los usuarios podrán comprar y vender objetos y propiedades o, incluso, montar un negocio. Para ello, lo lógico es que el metaverso disponga de una economía propia. Que debería estar ligada a la del mundo real, pero con sus propios mecanismos de generación de riqueza: el comercio electrónico y la compra -venta de bienes digitales, entre otros. Y parece razonable que se trasvasen también al metaverso muchas dinámicas del marketing digital que ha auspiciado Internet. Por lo que voy entendiendo, el mundo virtual al que nos conduce el metaverso es algo así como juntar los videojuegos con la economía. Siempre que se habla de metaverso entran en juego tecnologías como criptomonedas, NFT, blockchain, tokens virtuales… Eso sería la gran revolución. El metaverso va mucho más allá del mero entretenimiento al fusionar los espacios virtuales (propios de los videojuegos) con la ‘criptoeconomía’, tan en boga. Quizá el ejemplo más paradigmático de esta mezcla es Decentraland. Un espacio de realidad virtual en 3D que está adquiriendo gran popularidad. Fundado en 2017 por un emprendedor argentino, Esteban Ordano, esta plataforma está constituida por 90601 parcelas de tierra que están empezando a venderse a precios descomunales para generar negocios a medio o largo plazo. ¿Qué negocios se podrán generar? No está claro todavía… Pero compañías como Tokens.com, una empresa cotizada que se dedica a los criptoactivos y al metaverso, ya se preparan para hacer allí negocios millonarios. En diciembre 2021, Metaverse Group, una filial de Tokens.com, compró en Decentraland terrenos baldíos, sin edificar, por más de 2 millones de euros. Son parcelas codiciadas que ofrecen a sus dueños una amplia gama de posibilidades: desde la apertura de tiendas virtuales hasta galerías de arte. Gracias a la tecnología blockchain y a los NFT, que garantizan la identidad del propietario de la transacción, los terrenos digitales tienen un uso muy similar a los que podríamos adquirir en una ciudad real: inversión, disfrute personal o para el desarrollo de servicios y productos dentro de la plataforma. Los terrenos adquiridos por la filial de Tokens.com se localizan en el «corazón» del distrito Fashion de Decentraland, o sea en la zona que este mundo virtual reserva a los negocios relacionados con la moda. Si se cumplen las predicciones de algunos entusiastas de los entornos virtuales, en pocos años los principales diseñadores de moda competirán por espacios de Decentraland para poder realizar sus desfiles y exhibir al mundo sus propuestas. Y ahí entrará Tokens.com. La empresa podrá hacer con su parcela lo que quiera: construir sus propias instalaciones en mitad del distrito Fashion (por ejemplo, tiendas donde venda servicios y productos) o vender sus terrenos al mejor postor. Eso justificaría su inversión.No sólo pueden invertir grandes compañías. Leí que un creador de contenido compró en 2020 una parcela en Decentraland por unos 400 dólares Y ‘construyó’ en ella una pequeña galería de arte donde un artista mexicano ha podido vender ya una obra de arte por unos 1.000 dólares. El metaverso está de moda. Y la moda está entrando en el metaverso. Grandes empresas del sector se están moviendo y posicionando con rapidez. Zara ha sido la última en sumarse a la moda virtual. Ha lanzado una colección con la marca surcoreana Ader Error que puede comprarse tanto en formato físico (en la web de Zara) como virtual, a través de la plataforma surcoreana Zepeto. Inditex se suma así a la larga lista de compañías, la mayoría de lujo, que han tomado ya posiciones para capitalizar este nuevo mercado para el sector. Balenciaga es una de las pioneras. A finales de 2020, la firma presentó su colección otoño-invierno a través de avatares virtuales, y sus prendas están disponibles en videojuegos como Fortnite. Algo muy reseñable es que Nike tiene desde septiembre pasado un responsable de metaverso: Eric Redmon, que ha liderado proyectos como Nikeland, un espacio de la marca en la plataforma Roblox. La moda, el ‘real state’ y el arte son tres sectores que ya se están moviendo en el metaverso. Otros como la sanidad y el comercio están explorando sus opciones. Hoy nadie sabe si el metaverso es el futuro tecnológico o el enésimo bluf, pero, por si acaso, empresas muy conocidas están haciéndose hueco en el universo virtual. Entre las muchas preguntas que suscita el nuevo universo virtual, una trascendente es si habrá un único metaverso o serán muchos. ¿Habrá un par de plataformas generalistas atrayendo a todo el mundo o convivirán muchos entornos según necesidades? El tiempo dará la respuesta. Todo apunta a que serán varios metaversos, controlados por los diferentes gigantes tecnológicos (Facebook, Microsoft, Google, etc). Eduardo Tornos vaticina que, probablemente, terminemos viendo algo parecido a lo que ocurre ahora con las redes sociales, es decir, una docena de inmensos mundos virtuales (Piensa en Meta, Roblox, Fornite, The SandBox, Decentraland, Minecraft…) poco conectados entre ellos. Sea uno o varios metaversos, cuando la mayoría de los usuarios de a pie —habrá que buscar otra expresión menos pedestre y más virtual / digital— se animen a entrar en ese nuevo mundo es altamente probable que se encuentren en él con muchísimas marcas conocidas intentando venderles. Y, si hay varios metaversos, quizá podrán desplazarse con su avatar de un metaverso a otro, llevando consigo todos sus activos digitales —ya sean ropa, arte o dinero— y vender en un metaverso los activos comprados en otro. Concluyendo, el metaverso —o los metaversos— está en boca de todos y, también, bajo la lupa. La mayor parte del camino está por construirse. Y sobrevuelan muchos interrogantes. ¿El metaverso será un lugar seguro, justo y democrático? Como en el mundo real, los excesos (y los delitos) podrán ocurrir. Como toda herramienta, puede ser utilizada bien o mal. Por tanto, será crítico regular de alguna manera este nuevo universo y gestionar las consideraciones éticas que ya se empiezan a plantear (filósofos: ¡os esperamos!). Las grandes compañías que ya están apostando abiertamente por el metaverso deberán ir posicionándose al respecto. Casi por definición, el futuro pasa por la innovación. Pero cuando es tan disruptiva y radical como la que llega de la mano del metaverso conviene acertar con la dosis de prudencia y de perspectiva al analizar las implicaciones. Innovación, sí. Pero tiento, también Vivimos tiempos híbridos, sin duda. La pandemia nos ha abocado definitivamente a transitar de forma natural entre lo presencial y lo digital. El mundo es cada vez más ‘figital’: se mueve entre lo físico y lo digital. Pero no sepultemos nuestra vida real en favor de la virtual. Lo presencial seguirá siempre presente, valga la redundancia. Algunos fanáticos del metaverso, ya sea por convencimiento o por interés, casi nos quieren hacer creer que la única vida posible será la que se desarrolle en el metaverso. Ojo. Si acaso será una extensión de nuestro universo físico. No está de más recordar que el metaverso es virtual, no real. Es posible que el metaverso pueda abarcar cualquier experiencia digital que sea persistente, inmersiva, tridimensional (3D) y virtual. Puede convertirse —como preconiza Zuckerberg— en un lugar para evadirse de la realidad, pero ni las experiencias sensoriales pueden reemplazar a las emociones reales ni los hologramas pueden sustituir a las relaciones humanas, ni los avatares pueden reemplazar a las personas. Como dice Celestino Martínez, director de la consultora Actualiza Retail, “hay mucho ‘hype’ y muchas ganas de la industria, pero también muchas incógnitas”. Y hay un interés claro del mundo ‘cripto’ y sus allegados por atraer inversiones haciendo pensar que es un futuro inmediato. ¿Se está creando una gigantesca burbuja de expectativas con metaverso o es una realidad inapelable, llegue con el ritmo que llegue?. De hecho, documentos internos de Meta revelados por Business Insider, señalan que la compañía no va a invertir en la tecnología que lleva aparejada el metaverso hasta 2023, y consideran que tardará una década en llegar. Evidentemente, las empresas innovadoras siempre están en modo de prueba y aprendizaje. El mundo híbrido o ‘figital’ y el panorama cada vez más digital ofrecen posibilidades infinitas. El potencial del metaverso es evidente. Puede ser la gran vuelta de tuerca del uso de Internet: para conectarse, comunicarse y realizar transacciones. Parece que en este nuevo universo virtual podremos vivir la experiencia de conectarnos, jugar, trabajar o comprar (artículos reales o virtuales, dependiendo de si aspiramos sólo a entretenernos o a algo más). Quedarse al margen de ese universo latente probablemente no sea una opción para las empresas que aspiran a dominar el mercado del futuro. No se pueden desdeñar las posibilidades de negocio que el metaverso brinda a las marcas más innovadoras y atrevidas, desde vender activos digitales (NFT) hasta ofrecer servicios como la atención posventa. Ya hemos vista que muchas grandes marcas están dando el salto. Y eso no es baladí. Como afirma Deloitte, el Metaverso puede significar una verdadera transformación de las compañías y de su manera de relacionarse con los consumidores. Todo ello acompañado por un salto exponencial en la generación de nuevos datos. Eso sí, expertos de referencia como Enrique Dans creen que el metaverso no funcionará si está dominado por una sola compañía (y menos aún si es la compañía antes conocida como Facebook, dicho a la manera de Prince). El profesor de Innovación y Tecnología en IE Business School sentencia:

    “En cualquier caso, un metaverso creado a partir de estándares abiertos, con múltiples compañías ofreciendo servicios y posibilidades en él, y con un desarrollo de software y hardware que permita la interacción de los usuarios, y en la que se aleje la idea de que una compañía me monitorice constantemente con la única intención de tratar de venderme cosas sí me puede llegar a parecer una posibilidad digna de ser explorada.”

    ¿Cómo se venderá en el metaverso? He mostrado algunos indicios de por dónde van los tiros, con ejemplos reales. Pero necesitamos tiempo para descubrirlo. De momento, apenas se vende en el metaverso. Lo que sí se está vendiendo, y muy bien, es la expectativa en sí misma del metaverso (el ‘hype’ antes mencionado). Algunos gigantes tecnológicos -en particular, uno muy concreto- nos intentan vender el Metaverso como el único futuro posible. ¿Realidad o ciencia-ficción? Let’s wait and see (vamos a esperar y ver” Enrique de Mora

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    VIOLETA PARRA (1917-1967)

    Homenaje a esta extraordinaria mujer, música de familia de músicos y luchadora infatigable por la libertad, que se suicidó con 50 años y dejó un puñado de bellas canciones, de las que la más conocida es Gracias a la vida, incluida la primera en la póstuma Últimas composiciones.

    Casamiento de negros:

    Qué dirá el Santo Padre:

    Gracias a la vida (del disco Últimas composiciones):
    https://www.youtube.com/watch?v=PLJxelCflIA

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Descripción: Descripción: Libros de transhumanismo

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Eduard Dalmau: El porqué de los mapas

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/512iaCqJGjL._SX327_BO1,204,203,200_.jpg

    Steven Pinker : En defensa de la Ilustración.  Por la razón, la ciencia, el humanismo y el progreso

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/51OW2K-iosL._SX335_BO1,204,203,200_.jpg

    Iñako Díaz entrevista a José Corbacho: «A Barcelona no viene ni el tato tras 10 años de procés y protestas en la calle»

    Descripción: José Corbacho. "A Barcelona no viene ni el tato tras 10 años de procés y protestas en la calle"
    https://www.elmundo.es/papel/cultura/2022/01/20/61e81dcbfc6c83e61d8b45cd.html

    Cristina Castro entrevista a Ana Fernández-Sesma: «La pandemia acabará cuando se acepte un número de muertes como asumible»

    Descripción: Ana Fernández-Sesma, viróloga e investigadora del Hospital Monte Sinaí de Nueva York.

    https://www.elindependiente.com/vida-sana/salud/2022/01/22/ana-fernandez-sesma-la-pandemia-acabara-cuando-se-acepte-un-numero-de-muertes-como-asumibles/

    Marcos Lema entrevista a Ramón Casilda: «El covid es un antes y un después en el capitalismo: vuelve la mano visible del Estado»

    Descripción: Foto: Ramón Casilda, en la presentación de su libro. (Cedida)
    https://www.elconfidencial.com/economia/2022-01-22/entrevista-libro-ramon-casilda_3356023/

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    *

Calendario de artículos

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Artículos anteriores