• Descripción: Novak Djokovic
    https://www.bbc.com/mundo/deportes-59877379

    Postura vergonzante la de algunos comentaristas deportivos a propósito de la situación de Novan Djokovic en el open de Australia. Histéricos perdidos, cargan las tintas contra las autoridades australianas que han decidido impedir la participación de «Nole» en el torneo, simplemente no dejándole entrar en el país. «Que si se han cargado el torneo, que si los gobernantes se han cargado la economía, que si…el derecho a la libertad individual…»

    https://as.com/tenis/2022/01/06/open_australia/1641464615_648991.html
    https://www.marca.com/tenis/open-australia/2021/12/01/61a73879268e3e36248b4583.html
    https://www.huffingtonpost.es/entry/feliciano-lopez-se-convierte-en-trending-topic-por-su-polemico-tuit-sobre-el-caso-djokovic_es_61d6f0a1e4b0bcd2195c0bf7
    https://www.larazon.es/deportes/20220106/gfkzmtogbzd53e3lniqg7ru4mm.html
    https://elpais.com/deportes/2022-01-06/los-abogados-de-djokovic-tratan-de-frenar-su-deportacion.html
    https://www.elespanol.com/deportes/tenis/20220105/visado-djokovic-impedirle-entrar-australia-exencion-medica/640186236_0.html

    Mañueco aprovechará las declaraciones del ministro Alberto Garzón en ‘The Guardian’ para arrasar en las elecciones del 13-F en Castilla-León

    https://www.elconfidencial.com/espana/2022-01-04/garzon-se-cuela-en-la-precamapana-de-castilla-y-leon-por-una-nueva-polemica-sobre-la-carne_3353366/
    https://www.huffingtonpost.es/entry/macrogranjas-macromaltrato-macrocontaminacion_es_61d6f92fe4b0bcd2195c1ae2
    https://www.libertaddigital.com/espana/2022-01-06/lo-de-alberto-garzon-solo-se-explica-si-es-un-topo-del-pp-o-aun-de-vox-6853123/
    https://blogs.elconfidencial.com/espana/notebook/2022-01-06/gatopardos-moncloa-caso-alberto-garzon_3354031/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=opinion
    https://www.publico.es/politica/pp-lleva-bulo-garzon-instituciones-espana-exigir-dimision.html

    Vicente Coll: Alberto Garzón mantiene el pulso al PSOE y asegura que habló como ministro sobre la carne: «Lo que dije es impecable»

    https://www.elmundo.es/espana/2022/01/05/61d55e9afdddff869b8b458e.html

    Rafa Latorre: En algo hay que ser comprensivo con  Alberto Garzón: no es fácil llenar una jornada laboral cuando te han dado menos de la mitad de un cuarto de ministerio

    https://www.elmundo.es/opinion/columnistas/2022/01/05/61d5af78fdddff1b4e8b45b4.html

    Alberto Garzón, el chuletón y una alcachofa Si hay algún reproche político que hacerle a Garzón puede ser justamente el de que, a sabiendas de las pasiones que excita el tema, si va a volver a la carga, debería hacerlo con propuestas, y no solo con la crítica. Para eso es él político y no un experto. Pero a nadie se le escapa que las medidas de calado no dependerían de su mini ministerio, sino que requieren una acción conjunta que en el PSOE hoy por hoy no suscita ningún interés. Así que como tantas veces en política, Garzón intenta librar por fuera la batalla que no tiene fuerza para ganar por dentro. Es una práctica razonable cuando tienes un cargo en el bando minoritario de un Gobierno bicolor. El problema es que en el camino dejes de tener el cargo. El principal pecado de Garzón en su video sobre la carne fue esa puesta en escena a lo Gary Cooper en Solo ante el peligro. En su siguiente empresa, la de acabar con el sexismo en los juguetes, perfeccionó la forma: el Ministerio lanzó un ingenioso spot en stop motion protagonizado por juguetes, como parte de una campaña que también daba voz a reputadas asociaciones de literatura infantil, autores, artistas, colectivos de madres… Llegados a este punto, para conservar la posición y avanzar en la materia, al ministro de Consumo no le vale con el apoyo del resto de ministras de Unidas Podemos, tampoco con el que le han brindado tantos expertos en redes y tribunas. Frente al resto del Gobierno, la oposición y la ciudadanía, Garzón necesita escenificar de forma lo más coral posible que sus postulados son en realidad los dominantes y los que garantizan un futuro. ¿O puede alguien creerse que todos los cargos del Partido Popular que se fotografiaron comiendo chuletones, no cuidan la dieta de sus familiares con problemas cardiovasculares? Y cuando compran carne para los suyos, ¿no buscan la que se ha criado en las mejores granjas?. Aunque por arropado que pueda aparecer el ministro, la batalla será muy dura. Por un lado se enfrenta al lobby de la industria alimentaria y, por otro, al axioma que mencionábamos de que la carne es mucho más que carne y sobre todo si es la carne roja. Si un día, un olvidado micro abierto registrara a Garzón diciendo que las alcachofas de Tudela le provocan náuseas, ¿veríamos a la plana mayor de la derecha haciéndose selfis devorando salteados verdes o bañándose en la popular fuente del Retiro que corona esta verdura? ¿Y se imaginan que Sánchez hubiera salido el día aquel diciendo que a él le encanta el solomillo de pavo o las alitas de pollo? Vuelvan al video y verán la manera en la que el presidente se acaricia el pecho, sonríe con tímida lascivia y el marrón de sus ojos pasa de miel a cuero antes de decir la palabra mágica: chuletón. No, definitivamente Garzón, y los que estamos de acuerdo con él, no nos enfrentamos solo a la industria alimentaria. Nos enfrentamos a toda la genitalia ibérica” Manuel Guedán

    https://www.epe.es/es/opinion/20220106/alberto-garzon-chuleton-alcachofa-13063586

     “España roza el millón de explotaciones ganaderas, pero el Gobierno desconoce cuántas de ellas son macrogranjas.  Macrogranja es un término que no cuenta con una definición técnica ni legal en nuestro país. Algunas regiones usan el concepto para nombrar a aquellas instalaciones que sobrepasan los 400 animales. En otras, ese número debe alcanzar las 2.000 cabezas de ganado. «Hay un censo ganadero, pero no existe categorización», lamenta Elisa Oteros, de Ecologistas en Acción. Tampoco existe trazabilidad de la carne: «Sabemos cuánta llega y la cantidad qué exportamos, pero no la que consumimos ni al tipo de instalación a la que corresponde», reconoce Oteros. El ministro de Consumo, Alberto Garzón, aseguró en diciembre en una entrevista con el diario británico The Guardian que «la cría extensiva es un medio de ganadería ambientalmente sostenible con mucho peso en partes de España como Asturias, algunas zonas de Castilla y León, Andalucía y Extremadura». Sus palabras han generado una controversia sin precedentes, en su opinión, porque han sido malinterpretadas por algunos actores interesados.   Las macrogranjas forman parte de la llamada ganadería industrial o intensiva, un sistema de cría de animales con alta densidad que utiliza maquinaria moderna y piensos para obtener la mayor rentabilidad posible. España es uno de los países más restrictivos con ella: cuenta con diferentes leyes que establecen las normas básicas de ordenación de estas explotaciones y su ubicación alejada de las zonas pobladas. También hay normas que garantizan el bienestar animal y su control sanitario. La ganadería extensiva, modelo que defiende Garzón, emplea métodos tradicionales de explotación ganadera y, según el ministro, «protege el medioambiente, crea empleo, fija a las personas en los territorios, es sostenible y deseable». «La premisa de las macrogranjas es alimentar a los animales lo más rápido posible para maximizar los beneficios, lo que tiene terribles consecuencias», sostienen en Greenpeace. Una línea que defendió Garzón en el diario británico y que mantuvo este miércoles durante una entrevista en la Cadena Ser. «La ganadería intensiva genera contaminación de aguas, emisiones de efecto invernadero, deforestación y abusos a los animales». En opinión del ministro, la Comisión Europea también señala a las macrogranjas, por eso en 2018 abrió un expediente a España por «excesivo niveles de nitratos vinculados a la ganadería intensiva». Los detractores de Garzón afirman que no se puede hablar de macrogranjas, ya que no existe una definición concreta. «¿Cuál es el límite para convertirse en una macrogranja, 1.000, 2.000 o 5.000 animales?», se preguntan. Los ganaderos sostienen que el modelo de macrogranjas en sentido estricto no ha llegado aún a España. Ponen como ejemplo el caso de Noviercas, el municipio de Soria donde una empresa proyecta reunir a 23.000 vacas. En nuestro país existen más de 60 millones de animales repartidos en 969.193 explotaciones ganaderas, según los últimos datos del Sistema Integral de Trazabilidad Animal (SITRAN).  El sistema no distingue los tipos de explotación, aunque revela que, desde 2015, el número de animales en explotaciones ganaderas ha crecido en tres millones a pesar de que existan 11.000 granjas menos. La concentración del ganado ha crecido un 9%, sobre todo en el sector porcino y bovino. El modelo intensivo se ha extendido por Cataluña, Aragón y Castilla y León. Las regiones que se ubican en el noroeste y el sur, en cambio, tienden a una menor concentración de animales. No obstante, desde el Ministerio de Agricultura afirman que no es posible conocer el porcentaje de estas granjas que se dedican a la ganadería expansiva y cuál a la intensiva, que sigue ganando posiciones. «Por desgracia, a Garzón no le falta razón. El sistema ganadero en España transita hacia una industrialización. Se está perdiendo la ganadería extensiva y se sustituye por otra en vertical que genera menos empleo y más problemas ambientales. En contra de lo que se dice habitualmente, el 74% de los municipios con ganadería industrial pierde población», reconoce la ecologista Elisa Oteros.  Miguel Ángel Higuera, director de la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (Anprogapor), indica que es lógico que haya más ganado en la ganadería intensiva porque «optimiza y aprovecha mejor los recursos». Asegura que el impacto de esta es menor porque la producción es más eficiente. Naciones Unidas atribuye al sector ganadero el 14,5% de las emisiones de gases invernadero.«Existen técnicas de reducción de emisiones, pero estas solo se pueden realizar en ganaderías intensivas. Las extensivas no tienen capacidad para ponerlas en práctica, aunque tienen otras ventajas como la protección del espacio natural», insiste Higuera. El ministro de Consumo aseguró durante la entrevista en The Guardian que las macrogranjas «encuentran un pueblo en una parte despoblada de España y ponen 4.000, 5.000 o 10.000 animales, contaminan el agua y luego exportan esa carne de peor calidad de esos animales maltratados». Unas declaraciones que exasperaron al sector cárnico. Oteros explica que la ganadería intensiva tiene incidencias sociales y ambientales: «Nadie quiere vivir en un lugar que huele mal. Además, hay pueblos con acuíferos contaminados desde hace décadas». En su opinión, y como defendió el ministro, la carne de producción intensiva es de peor calidad: «No tiene el mismo sabor y las cualidades organolépticas tampoco son las mismas». Un extremo que rechaza Pedro Herráez, secretario del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida de Carne de Ávila. Este dirigente de un sector que representa el 2,4% del PIB nacional reprueba al ministro por hablar de «carne de peor calidad» cuando a él no le corresponde esa valoración. «En España existe un sistema magnífico de seguridad alimentaria avalado por la legislación nacional y comunitaria», persevera. Herráez cree necesario leer la entrevista completa en The Guardian, donde Garzón habla de modelos de producción. «Rechaza los intensivos, porque es un sistema obsoleto y valora enormemente el modelo extensivo que nosotros trabajamos. Yo en esa parte estoy de acuerdo, pero un ministro no puede decir lo primero que se le pase por la cabeza». En su opinión, cualquier explotación grande genera problemas, ya que necesita una gran infraestructuras y produce muchos residuos.  «El modelo habitual en Europa es el intensivo porque no hay tierra suficiente para desarrollar la ganadería expansiva. El clima tampoco ayuda. La extensiva, prácticamente, solo la hacemos aquí, en Francia y en Portugal». Herráez alaba este sistema porque defiende a las pequeñas explotaciones. «Deja rentas en la zona, repercute en ella y hay una vinculación al territorio. La ganadería intensiva no tiene ganaderos, sino trabajadores. Y pocos, porque todo se hace con máquinas». Sin embargo, Greenpeace afirma que en los últimos años han cerrado más de 8.000 explotaciones pequeñas porque no son rentables. «En la ganadería intensiva, el animal ni siquiera puede moverse», insistía este miércoles Garzón. Los ganaderos reprochan sus críticas a un modelo de explotación regulado por diferentes normativas. Sostienen que los organismos nacionales y comunitarios fijan las dimensiones mínimas y los requisitos para controlar el bienestar del animal. José Friguls, presidente de la Asociación Empresarial Cárnica (Anafric), explica que el sector incluso ha participado en la consulta pública para detectar deficiencias en la legislación comunitaria de bienestar animal. Antonio Palomo, veterinario y miembro de la Comisión de Bienestar Animal, considera que hablar de maltrato es «extralimitarse en las apreciaciones». «A ningún productor se le ocurriría porque eso repercute directamente en la producción». En su opinión, el aumento de la ganadería intensiva no significa que descienda la extensiva. Además, critica a los que usan el término macrogranja por hacerlo de forma peyorativa. «Las explotaciones porcinas aquí tienen una media de 1.100 cerdos, una cifra mucho menor que en Brasil, Canadá o China». Palomo asegura que en nuestro país los controles sanitarios y los certificados de calidad son muy estrictos y que no se puede poner en jaque a un sector que exporta a 130 países, especialmente a Reino Unido. Higuera refuerza esa tesis: «El sector cárnico está hipercontrolado por otros ministerios que afortunadamente no son el de Garzón». El director de Anprogapor afirma que los ganaderos españoles cumplen no solo con la normativa nacional, también con la europea. Incluso con la de terceros países que envían a sus funcionarios para verificar las condiciones del ganado. «Son inspecciones coordinadas por Sanidad y Agricultura». E insiste sobre la necesidad de producir en vertical: «El jamón de bellota tiene unas propiedades excepcionales, pero no puede pagarlo todo el mundo, por eso aumentan las producciones en intensivo, que abaratan los costes de producción y el precio final». Raúl de Lema, además de presidir el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Sierra de Guadarrama, es ganadero. En su explotación conviven unas 140 vacas que cada año producen una media de 110 terneros. Los primeros seis meses saltan, comen y brincan por el campo. Es lo que se conoce como ganadería extensiva. Cuando son mayores y van a finalizar el ciclo vital, pasan un par de meses en cebo intensivo, «cumpliendo los metros que solicitan las autoridades». Reconoce que hace años su explotación contaba con un número superior de reses, pero «hoy solo se pueden tener las cabezas subvencionadas». Esta es, según la ecologista Elisa Oteros, una de las críticas que se puede realizar a las declaraciones de Garzón en The Guardian, ya que, mientras el ministro habla de los perjuicios que representa la cría intensiva para el medio ambiente y las personas, «el Gobierno continúa incentivándola». «Tenemos una normativa, cumplimos los requisitos que nos exige la UE y pasamos muchos controles. Garzón agrede al sector. Que busque ejemplos en Europa a ver si encuentra carne de mejor calidad que la española», insiste De Lema” Fran Serrato

    Alud de críticas contra el Ministro Alberto Garzón  Ha vuelto a ocurrir. Unas declaraciones públicas en apariencia poco controvertidas del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre una parte de la industria ganadera han provocado un revuelo de primera magnitud en el seno del Gobierno. Después de que algún líder territorial del PSOE, como el caso del aragonés Javier Lambán, pidiera abiertamente la dimisión de Garzón, las críticas se han sucedido en las últimas horas. Compañeras del propio Ejecutivo como las ministras Pilar Alegría o Isabel Rodríguez han evitado respaldar al también líder de Izquierda Unida y ni siquiera han querido desterrar la hipótesis de una salida del Gobierno. Por su parte, dirigentes políticos de Unidas Podemos como Yolanda Díaz, Enrique Santiago o Pablo Echenique sí cerraron filas con Garzón, escenificando el choque en la coalición.   El propio ministro de Consumo se encargó personalmente de subir a sus redes sociales la transcripción literal de sus declaraciones al diario británico The Guardian. En ellas, Alberto Garzón sostenía que la ganadería extensiva sí es “sostenible, lo que no es en ningún momento sostenible son las macrogranjas”, a lo que añadió que en ese caso “es una carne de peor calidad, es un maltrato animal además lo que se produce y es un impacto ecológico descomunal y desproporcional”. En su versión definitiva, The Guardian resumió esas palabras de la siguiente forma: “Contaminan el suelo, contaminan el agua y exportan la carne de mala calidad de estos animales maltratados”. Ya por la tarde, Garzón aseguró que las declaraciones que hizo en el diario británico fueron como ministro de Consumo, contradiciendo así las palabras de la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, que señaló que estas opiniones son «a título personal» y no del Gobierno. «Es evidente que estoy en contra de las macrogranjas, como lo está mucha gente, pero mis declaraciones son como ministro de Consumo, por supuesto que sí. No podría ser de otra manera tratándose de una materia que es competencia también del Ministerio de Consumo», señaló el ministro en una entrevista en la Ser.  Las declaraciones de Garzón son del 26 de diciembre y habían pasado por completo desapercibidas hasta ahora. Pero el PP, metido ya de lleno en la precampaña electoral de Castilla y León y consciente del enorme peso que el sector primario tiene en esta comunidad no ha dudado ni un segundo en sacar toda la artillería contra el ministro de Consumo.   Al margen de lo que Garzón dijo —defendió la ganadería extensiva y criticó la intensiva, cada vez más discutida en todo el mundo por los problemas sociales, medioambientales y sanitarios que provoca— los de Pablo Casado quieren hacer de sus declaraciones un ataque a la ganadería española. Y se proponen utilizarla como palanca no sólo contra Unidas Podemos sino contra el Gobierno de coalición en su conjunto, por más que presidentes socialistas y destacados ministros se hayan desmarcado del titular de Consumo.  La consigna en el PP, con Casado ausente después de dar positivo por covid19 y en palabras de los presidentes de Castilla y León y de Andalucía, es exigir la destitución de Garzón para así trasladar la responsabilidad de las supuestas críticas al sector de la carne al presidente Pedro Sánchez. De momento ya han pedido la comparecencia del ministro de Consumo y del titular de Agricultura, Luis Planas.  Los de Casado quieren agitar las áreas rurales de Castilla y León contra el Gobierno pensando en las elecciones del 13 de febrero. Algunos de sus dirigentes se han desentendido de lo que en realidad Garzón dijo y acusan al Ejecutivo de Pedro Sánchez de “demonizar” a la ganadería y a la agricultura criticando el consumo de carne o protegiendo al lobo.   Su portavoz de Agricultura en el Congreso de los Diputados, Milagros Marcos, llegó a afirmar que es “falso totalmente el hecho de que consumir carne perjudique la salud”, obviando que es eso precisamente lo que Garzón declaró a ‘The Guardian’: “Los españoles no tienen que dejar de comer carne”, pero sí comer “mucha menos y de buena calidad, por el bien de su salud y del medio ambiente”. En la misma línea y contra toda evidencia, Marcos llegó a calificar de “falsedad” que la ganadería intensiva, que es la que criticó el ministro, conlleve grandes consumos de agua y enormes emisiones de CO₂.   El primero en alzar la voz desde el PSOE fue su líder en Aragón y presidente de esa Comunidad. Javier Lambán arremetió contra Garzón calificando sus declaraciones de “desgraciadas e insensatas” y yendo más allá: “No puede ser ministro ni un día más”, añadió. En un tono más mesurado, el presidente de Castilla- La Mancha, Emiliano García-Page, también le pidió al ministro rectificar “tras hacer propaganda negativa de nuestra carne, que es de buena calidad”.  La postura oficial de Moncloa, donde prefieren guardar un elocuente silencio, es que las palabras de Alberto Garzón son “su opinión personal” y no las del Gobierno. La ministra de Educación, Pilar Alegría, afirmó este jueves en una entrevista en Onda Cero que esa “no es la posición del Gobierno, que se declaró el pasado 28 de diciembre en la aprobación de la PAC con el apoyo del sector ganadero». La portavoz del Ejecutivo también quiso pasar de puntillas en una entrevista en laSexta. Preguntada por la petición de dimisión del ministro de Consumo lanzada por su compañero Javier Lambán, Isabel Rodríguez se limitó a contestar que eso “se lo deberá preguntar a él”, en referencia al propio Garzón. Solo el presidente de Asturias respaldó públicamente desde el PSOE la línea trazada por el ministro que, entre otras cosas, ensalzó el tipo de ganadería practicado en Asturias. En sus redes sociales, Adrián Barbón manifestó que, “como Presidente del Principado de Asturias defiendo el modelo de ganadería asturiano. El nuestro es un modelo de ganadería extensiva, sostenible, de calidad y que ha definido nuestro entorno ambiental. Cualquier diputado/a de Asturias debería saberlo y conocerlo”. En Unidas Podemos no terminan de entender la reacción de sus socios de Gobierno a una línea política que, sostienen, es norma en la Unión Europea y que forma parte de los propios planes del Ejecutivo de Pedro Sánchez mediante los compromisos de la Agenda 2.030. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, respaldó las palabras de su compañero de filas al asegurar que “nuestro país debe seguir apostando por la ganadería sostenible, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, y denunciar aquellas prácticas minoritarias que agravan la crisis climática”. El secretario de Estado de la propia Agenda 2030, Enrique Santiago, fue aún más contundente: “Que Alberto Garzón defienda la ganadería extensiva frente a las macrogranjas es lo que deberían hacer no solo todos los ministros, también todas las administraciones. La sostenibilidad es uno de los compromisos de este Gobierno ante Naciones Unidas y no la opinión personal de nadie”, respondió tras las críticas socialistas. En línea parecida se mostraron otros portavoces morados como Pablo Echenique o Jaume Asens.   Lo que interpretan en Unidas Podemos es que el poder de la industria ganadera “intimida” al PSOE en vísperas de citas electorales como las de Castilla y León o Andalucía. Y también aprecian los morados un cierto “nerviosismo” por los discursos que la extrema derecha y el PP han logrado introducir en los entornos rurales, caladeros de votos tradicionales de los partidos grandes. En ese sentido, por ejemplo, interpretan también anuncios como el del presidente de Castilla-La Mancha, el socialista García-Page, de crear áreas específicas dedicadas a la caza o la tauromaquia.   También el líder de Más País, Íñigo Errejón, salió en defensa del contenido de las declaraciones de Garzón con un tuit en su cuenta personal. «Más allá de las polémicas artificiales: transición ecológica es también dejar atrás macrogranjas que destruyen el territorio y hacinan a los animales, y avanzar hacia una ganadería extensiva y de cercanía que crea empleo y retiene la riqueza en el medio rural».  La anterior polémica suscitada tras unas declaraciones del ministro de Consumo implicaron en primera persona incluso al propio presidente del Gobierno. Tras una campaña del ministerio de Alberto Garzón llamando a un consumo moderado de carne, tal y como proponen médicos y científicos ecologistas, Pedro Sánchez descalificó a su ministro asegurando que “donde se ponga un buen chuletón al punto, eso es imbatible”.  Fernando Varela

    https://www.infolibre.es/politica/declaraciones-distorsionadas-garzon-provocan-nuevo-choque-gobierno-avalancha-criticas-psoe-pp-vox_1_1216543.html

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    PAREJAS DE BAILE 14. FORGOTTEN LAND

    Una danza dulce y apresurada de Jiri Kylian para la impactante Sinfonia da Requiem de Britten, creada para el Netherlands Dance Theater e interpretada en este enlace por dos solistas del Bolshói de Moscú.

    Forgotten Land, música de Benjamin Britten y coreografía de Jiri Killian, por Ekaterina Shipulina y Eric Swolkin:

    Fragmento del ballet Swimmer (Lolita), con música de Tom Waits y  coreografía de Yuri Posojov, por Maria Kochetkova y Sebastian Kloborg (del American Ballet Theatre): https://www.youtube.com/watch?v=kTwPr5FpF8Q

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Descripción: Descripción: Libros de transhumanismo

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Esther Paniagua: Error 404.  ¿Preparados para un mundo sin internet?

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/61HHZiUA04S._SY264_BO1,204,203,200_QL40_ML2_.jpghttps://www.publico.es/entrevistas/esther-paniagua-urgente-reflexionemos-acerca-mundo-digital-irreal-viviendo.html

    Isabel Wilkerson : Casta. El origen de lo que nos divide Descripción: Casta: El origen de lo que nos divide (Contextos) de [Isabel Wilkerson, Antonio Francisco Rodríguez Esteban]
    https://elpais.com/babelia/2021-07-24/el-subconsciente-racial-de-estados-unidos.html

    Jara Atienza entrevista a Carissa Véliz : Debemos defender nuestra privacidad para proteger la democracia

    Descripción: privacidad
    https://ethic.es/entrevistas/debemos-defender-nuestra-privacidad-para-proteger-la-democracia/

    Luis Alemany entrevista a Clara Obligado: «La utopía ecologista es bastante boba»

    https://www.elmundo.es/papel/cultura/2022/01/06/61d7545d21efa0ed1c8b45bf.html

    Luis Suarez entrevista a Amelia Valcárcel: La cultura del dislate y el enriquecimiento rápido atenta contra el civismo

    Descripción: Amelia Valcárcel
    https://ethic.es/2021/07/amelia-valcarcel-etica/

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    *

Calendario de artículos

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Artículos anteriores