• ATENCIÓN HOY A……LA COMISIÓN DE TRABAJO DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS VOTARÁ LA PRIMERA PARTE DE LA REFORMA DEL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES. SE PUBLICAN LOS INDICADORES PMI (MANUFACTUREROS Y SERVICIOS) DE NOVIEMBRE A AMBOS LADOS DEL ATLÁNTICO.  EL RESULTADO DE LA ENCUESTA IFO DE CONFIANZA EMPRESARIAL EN ALEMANIA, LA SEGUNDA LECTURA DEL DATO ANUALIZADO DE PIB EN ESTADOS UNIDOS Y LAS ACTAS DE LA ÚLTIMA REUNIÓN DE LA RESERVA FEDERAL. PUBLICACIÓN DE LA TASA PREFERENCIAL DE PRÉSTAMO DEL BANCO POPULAR DE CHINA  

    El cielo de Antonio Escohotado

    Descripción: El cielo de Escohotado
    https://www.elespanol.com/opinion/vinetas/20211122/cielo-escohotado/629377057_19.html

    Javier Pradera: Hijo, ¿me puede gustar Chaikovski?

    https://elpais.com/ideas/2021-11-20/hijo-me-puede-gustar-chaikovski.html

    Descripción: https://letraslibres.com/wp-content/uploads/2021/11/A24VSFP7KNAZTK5YNQXSR7DVNM-1160x680.jpeg

    https://letraslibres.com/politica/javier-pradera-desarraigado-viajero-del-siglo/

    OPINIONES & INFORMACIONES VARIAS DE ACTUALIDAD

    https://www.elespanol.com/ciencia/20211121/millones-adultos-sin-covid-amenazan-espana-navidad/628937455_0.html
    https://www.abc.es/economia/abci-inflacion-descontrolada-crisis-inesperada-final-incierto-202111211941_noticia.html
    https://www.epe.es/es/politica/20211122/archivo-investigacion-emerito-retrasarse-12874120
    https://www.epe.es/es/deportes/20211122/deporte-competir-categoria-femenina-12872919
    https://elpais.com/economia/2021-11-21/la-revolucion-que-hace-que-cuatro-millones-de-trabajadores-abandonen-su-puesto-cada-mes-en-ee-uu.html
    https://www.elplural.com/economia/consumo-pornografia-se-dispara-en-espana-siendo-industrias-mas-rentables_279047102

    https://www.elconfidencial.com/juridico/2021-11-21/esg-inversion-europa-obligatoriedad-espana_3327574/

    https://elpais.com/espana/catalunya/2021-11-21/de-la-gratitud-al-enfado.html

    https://www.eldiario.es/andalucia/cadiz/cadiz-no-quiere-benidorm-pensionistas-estudiantes-sanitarios-apoyan-protesta-trabajadores-metal_1_8510066.html
    http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano_es/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/ari97-2021-steinberg-tamames-la-inflacion-como-fenomeno-distributivo
    https://documentos.fedea.net/pubs/fpp/2021/11/FPP2021-12.pdf?utm_source=documentos&utm_medium=enlace&utm_campaign=estudio
    https://www.libertaddigital.com/opinion/luis-garcia-maurino/situacion-de-reserva-en-las-fuerzas-armadas-realmente-necesaria-6838850/

    https://www.economiadigital.es/empresas/el-corte-ingles-pide-mas-de-400-millones-por-su-sede-y-torre-titania.html

    https://www.elespanol.com/reportajes/20211120/nombre-primo-rivera-falangistas-madrid-aniversario-muerte/628438386_0.html
    https://www.capitalmadrid.com/2021/11/15/61028/espana-se-compromete-con-latam-y-asegura-mas-activismo-en-el-bid.html
    https://atalayar.com/content/marruecos-e-israel-pretenden-instalar-una-nueva-base-militar-cerca-de-melilla
    https://www.elespanol.com/reportajes/20211120/nombre-primo-rivera-falangistas-madrid-aniversario-muerte/628438386_0.html

    El ascenso de VOX  En el bonito juego de las encuestas electorales que tanto gustan en España la última noticia llamativa no es la buena acogida que tiene Yolanda Díaz en la izquierda, sino el subidón de Vox y Santiago Abascal a quien algunos de los últimos sondeos sitúan en un 18 % de intención de voto y en la cota de los 70 escaños (ahora tiene 52). Lo que sumado a una leve recuperación de UP hace que PP y PSOE estén más o menos empatados en torno al 27,5 % de intención de votos y con unos 105 diputados cada uno, lo que deja en entredicho la gobernabilidad y la estabilidad política del país. Y esto que sería un pésimo resultado para Pedro Sánchez tampoco sería un buen resultado para Casado porque todo lo que no sea para el PSOE y el PP superar el 30 % de intención de voto y llegar a los 130 escaños es una mala noticia que tiene como consecuencia la fragmentación del país. Y vamos a ver qué pasa con las candidaturas de ‘La España Vaciada’ de las provincia d interior y ámbito rural que, siguiendo el modelo de Teruel Existe, pretenden levantar una docena de escalos, convirtiendo el Congreso de los Diputados en un zoco político donde podrían instalarse hasta 20 partidos con representación parlamentaria. Naturalmente, todas las encuestas no coinciden pero las que le ofrecen a Vox un subidón justifican este ascenso en la crisis abierta en el seno del PP entre Isabel Ayuso y Pablo Casado, lo que le resta votos al PP en beneficio de Vox. Otro dato que puede favorecer a Vox, sobre todo en el ámbito rural, es el de las crecientes protestas de los trabajadores del campo e incluso en otros sectores de la producción que empiezan a sublevarse contra el Gobierno de la izquierda de Pedro Sánchez y Podemos al que culpan de su situación. Aunque en este momento lo que más preocupa e interesa a Vox es ver qué puede pasar en Andalucía a la vista de los problemas existentes entre el PP de Juanma Moreno y Cs de Juan Marín en el seno del gobierno andaluz. Porque, ante la ausencia de los Presupuestos para 2022, Moreno podría optar por un adelanto electoral (para sorprender a su nuevo adversario del PSOE Juan Espadas), en los primeros meses del año próximo. El que, en todo caso, será un año electoral en el Sur porque la legislatura se acaba en diciembre de 2022. ¿Qué hará Juanma Moreno desde su cacareada libertad y la competencia que tiene para decidir el calendario electoral? Puede que ahora ni siquiera Moreno lo sepa -a lo mejor el único que lo sabe es ‘el joven’ Javier Arenas- y que se lo esté pensando. Pero quien da primero da dos veces y repetir una amplia victoria del PP en Andalucía, después de lo que les ocurrió el 4-M en Madrid, esa sería una pésima noticia para Sánchez por más que ello incluya el hundimiento de Cs y el ascenso de Vox. Y si hay elecciones en Andalucía y se hunde Cs y sube Vox, ello sería una señal definitiva para Arrimadas de que Cs se desmorona. Y en ese caso Abascal tendrá la oportunidad de imponerle al PP la presencia de Vox en la Junta andaluza, lo que tendría repercusión en toda España y le obligaría al PP a subrayar que la extrema izquierda comunista también está con Pedro Sánchez en el gobierno de coalición nacional”  Marcello

    https://www.republica.com/las-pesquisas-de-marcello/2021/11/21/ascenso-de-vox-y-elecciones-en-andalucia/

    La productividad  Lo llamativo del acuerdo entre los sindicatos y el Gobierno sindicalista para subir las cotizaciones sociales no es el acuerdo en sí, dada la proclividad de la coalición gobernante a subir impuestos y mermar la renta disponible de los ciudadanos, sino el argumento esgrimido por el ministro del ramo para defender dicha medida. Aduce el otrora economista José Luis Escrivá que la subida no dañará el empleo porque el peso de las cotizaciones sociales en el PIB de nuestro país es similar al existente en otros países de nuestro entorno. Este razonamiento es defectuoso en términos lógicos y económicos. Decir que el empleo no se verá afectado negativamente por la subida de cotizaciones porque estas representan una proporción del PIB similar a la de otros países es un non sequitur ya que en esos países el empleo puede también estar siendo dañado por el elevado peso de dichas cotizaciones. El razonamiento es también falaz porque la variable que incide más negativamente en el empleo o los salarios, o en ambas a la vez, son las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, y estas suponen en nuestro país una proporción del PIB y de los costes laborales superior a la de la mayoría de los países de la Unión Europea o de la OCDE. El nivel actual de las cotizaciones empresariales, y no digamos ya la subida, merma los ingresos de la Seguridad Social (y los otros ingresos públicos) porque limita el crecimiento de los salarios y el del empleo. Como ocurre con cualquier otro impuesto, los perceptores del mismo intentarán trasladarlo a terceros. Las empresas reaccionan a la subida de cotizaciones intentando trasladarlas a los precios o compensarlas mediante menores salarios o subidas salariales. Las empresas que no puedan hacer ni lo uno ni lo otro se verán abocadas a reducir el empleo o a operar en la economía sumergida o simplemente desaparecerán. Esto último es particularmente frecuente en las empresas pequeñas más intensivas en empleo, aquellas en las que los costes laborales representan una proporción muy elevada de sus costes totales. Los estudios sobre la incidencia de este impuesto, sobre quién soporta la carga final del mismo, muestran que, a largo plazo, el grueso de las cotizaciones sociales se transforma en niveles salariales inferiores a los que habría en ausencia de las mismas. Evidentemente, estos salarios inferiores a los que habría en ausencia de las cotizaciones se compensan con las pensiones que consigan estos asalariados, que serán superiores o inferiores a la merma salarial según el comportamiento de una serie de variables cuyo análisis no viene al caso. El problema grave se plantea en países como el nuestro con mercados de trabajo poco flexibles y amplias bolsas de población activa con niveles de productividad muy inferior al de los elevados costes laborales inducidos por las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social. En este caso, las cotizaciones no se traducen en menores salarios y la compensación se hace vía reducción de empleo. Por otro lado, las altas cotizaciones fijan un nivel de costes salariales que dificulta el empleo de los colectivos menos cualificados. Todo ello genera un notable paro estructural, que en España además se multiplica por otras deficiencias de nuestro mercado laboral, y alimenta la expansión de la economía sumergida. La reducción drástica de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social es una condición necesaria para rebajar el aberrante nivel de paro de nuestro país, el principal desequilibrio económico y social que padecemos, cuya resolución debería ser el objetivo primordial de la política económica. Más allá del impacto inmediato que esta medida pudiera tener sobre las cuentas de la Seguridad Social, el aumento de empleo y de salarios, así como la reducción de la economía sumergida que provocaría, llevaría más pronto que tarde a potenciar los ingresos de la Seguridad Social (y los otros ingresos públicos) sensiblemente por encima de lo que se conseguirá por la vía elegida por el Gobierno”  José Luis Feito

    https://www.vozpopuli.com/opinion/cotizaciones-empleo-8.html

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    MÚSICA Y PINTURA 3, XXVII. LAMENTACIONES ENCADENADAS

    La música es armonía y la historia de la música está llena de llantos de músicos por la muerte de otros músicos a los que admiraban. Sin remontarnos más allá de Gilles Binchois (1400-1460), he aquí tres lamentaciones dedicadas a músicos fallecidos, con una imagen más o menos contemporánea y adecuadamente lastimera.

    Rogier Van der Weyden (1400-1464), El descendimiento (fragmento).

    Madrid, Museo del Prado

    Johannes Ockeghem (1410-1497), Lamentation sur la mort de Gilles Binchois:

    Josquin Desprez (1450-1521), Nymphes des bois, Déploration sur la mort d’Ockeghem:

    Nicolas Gombert (1495-1560), Musae Jovis (In Memoriam Josquin Des Prez):

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Descripción: Descripción: Libros de transhumanismo

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Pablo Goldschmidt: La gente y los microbios. Seres invisibles con los que convivimos y nos enferman

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/4189EIbqCZL._SX331_BO1,204,203,200_.jpg

    https://www.youtube.com/watch?v=1vBlWj5sr9I

    Xavier Marcet: Crecer haciendo crecer

    Casimiro García Abadillo entrevista a Isabel  Díaz Ayuso: «Me veo en La Moncloa… yendo a visitar a Pablo Casado «

    Descripción: Encuentro entre Casimiro García-Abadillo e Isabel Díaz Ayuso en Teatro Cajasol, Sevilla

     Xavier Aguilar entrevista a Antonio Cabrales: «Vamos silenciosamente hacia un estado del bienestar distinto al que conocemos»

    Descripción: https://observatoriosociallacaixa.org/documents/22890/443811/Antonio+Cabrales+Lienzo_fotos_pequena.jpg/2ace08ef-5521-f9d8-6b23-d716aff47406?t=1629194931052
    https://observatoriosociallacaixa.org/es/-/vamos-silenciosamente-hacia-un-estado-del-bienestar-distinto-al-que-conocemos?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=5932_OBS_Email%0A&utm_content=ES&utm_term=Ciencias-Sociales&crm_i=CIESOC_2_GEN

    Javier Caraballo entrevista a Alejandro Nieto: «A esos que quieren resucitar los odios de la Guerra Civil los ponía yo en 1933 o en 1936»

    Descripción: Foto: Entrevista a Alejandro Nieto. (Ana Beltrán)
    https://www.elconfidencial.com/espana/2021-11-21/entrevista-alejandro-nieto-resucitar-odios-guerra_3327237/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=6

    Armando Huerta entrevista a  Manuel Cerqueda: «En 2022 y 2023 crecerá la morosidad en la banca comercial»

    Descripción: https://www.eltriangle.eu/wp-content/uploads/2020/11/manuel-cerqueda.jpeg
    https://www.elperiodico.com/ideas/Los-que-dejan-huella/manel-cerqueda.html

    la carencia de chips y semiconductores  en la industria digitalizada  global

    Francisco Díaz: ¿Me afecta la crisis de los microchips?. El chip de un dólar que ha provocado la falta de semiconductores. La curiosa   escasez global  de chips produce  retrasos en la producción industrial en toda la OCDE: La ley deGordon Moore ya avisaba en los años sesenta que el número de transistores de un microprocesador se doblaría cada dos años. Así se ha llegado a un tope en el que la producción es incapaz de satisfacer la demanda.

    https://www.oliverwyman.com/content/dam/oliver-wyman/v2/publications/2019/January/ES-Global-Risks-Report-2019.pdf
    https://es.quora.com/Por-qu%C3%A9-hay-escasez-de-semiconductores
    https://www.lavanguardia.com/economia/20201227/6150074/escasez-semiconductores-ahogara-industria-2021.html
    https://elpais.com/economia/2021-11-20/la-falta-de-chips-ya-destruye-puestos-de-trabajo-en-la-industria-del-automovil.html
    https://www.elperiodico.com/es/economia/20210412/escasez-semiconductores-mundo-11650854

    Francisco Díaz: A modo anecdótico diré que el otro día fui a mi tienda de informática habitual a comprar un cable para el teléfono móvil y el dueño me dijo que no le llegaban cables de ese tipo debido a la crisis de los microchips. Para sorpresa mía resulta que uno de los conectores de ese cable tiene incluido un pequeño microchip que detecta los cambios de versión. También me comentó que el precio de los PC se estaba disparando debido a la carestía de algunos de sus componentes

    Raquel Díaz: La crisis de los semiconductores empeora: así te afecta si quieres comprar un móvil, un ordenador o un coche

    https://www.elmundo.es/tecnologia/2021/05/24/60a7c903fdddff53328b464a.html

    Luis Alcaide: Los chips y otros riesgos, sin olvidar la pandemia, espolean una inflación preocupante. El con­trol del Covid-19 y evitar una de­fla­ción son más ur­gentes que la subida de los pre­cios

    https://www.capitalmadrid.com/2021/11/17/61057/los-chips-y-otros-riesgos-sin-olvidar-la-pandemia-espolean-una-inflacion-preocupante.html

    Andres Ortega: Con el impacto del COVID-19, los desabastecimientos en algunas materias primas y productos han puesto de manifiesto las debilidades en las cadenas de suministros europeas. También la dependencia en el carácter abierto de su economía. La UE tiene más que perder que otras partes del mundo con estos desabastecimientos y rupturas o cuellos de botella en sus cadenas de suministros, que tienen un impacto equivalente a un mayor proteccionismo global. Lo que parece haber llegado a su fin con estas escaseces es, en los procesos industriales y comerciales, el método del just-in-time, que tanto hizo por la reputación del toyotismo, al reducir al mínimo los almacenajes de piezas y productos

    Andrés Ortega: Vamos a una re-globalización más proteccionista, más nacionalista y más regionalizada, incluso en lo digital. El cuello de botella de mayor alcance sea el de los semiconductores, pues mucho –casi todo–depende de ellos en esta era de la digitalización. Los automóviles se han ido convirtiendo en ordenadores rodantes, pero los fabricantes de chips, ante la caída de las ventas de coches, habían hecho pasar por delante otras necesidades como los dispositivos electrónicos para el teletrabajo o el entretenimiento. La crisis ha puesto de relieve laexcesiva dependencia –también por parte de China– en los fabricantes de chips de Taiwán, especialmente TSCM, una dependencia geopolíticamente delicada, salir de la cual requerirá grandes inversiones. Una planta (“fundición”) de chips avanzada cuesta unos 20.000 millones de dólares, y no se improvisa. TSCM y Samsung están montando unas en EEUU, e Intel otras dos en Arizona

    Elconfidencial.com: Bruselas plantea permitir ayudas públicas para combatir la crisis de los chips. Para aumentar su producción en la UE, que se ha propuesto duplicar su fabricación en la próxima década, aunque con salvaguardas para evitar subsidios desproporcionados

    https://www.elconfidencial.com/economia/2021-11-18/bruselas-ayudas-publicas-crisis-chips_3326461/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_cotizalia&utm_content=textlink&utm_term=1

    Fernando Arrufe: ¿Por qué hay escasez de semiconductores? ¿Podemos fabricarlos en España?

    https://economia3.com/2021/11/16/466013-por-que-hay-escasez-de-semiconductores-podemos-fabricarlos-en-espana/?utm_medium=email&utm_source=newsletter&utm_campaign=newsletter-semanal

    Juan Ramón Rallo : ¿Por qué se han multiplicado los cuellos de botella?

    https://blogs.elconfidencial.com/economia/laissez-faire/2021-11-15/por-que-se-han-multiplicado-cuellos-botella_3323944/

    Gulio Piantadosi: Los 14 materiales tecnológicos que faltarán en 2050: la Tierra no tiene suficientes reservas

    https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2021-11-15/materiales-tecnologicos-faltaran-en-2050-reservas_3324136/

    Ankor Tejero: La escasez mundial de semiconductores provocará una sangría  en las cuentas de las empresas  automovilísticas. Según un informe de AlixPartners, esta escasez costará este año a la automoción 110.000 millones de dólares  y reducirá la producción mundial en 3,9 millones de vehículos. Otro estudio de la consultora Bain&Company rebaja esa cifra a 60.000 millones de dólares  el impacto que tendrá esta falta de componentes en los ingresos de los fabricantes

    https://www.eleconomista.es/ecomotor/motor/noticias/11289285/06/21/La-crisis-de-los-semiconductores-costara-92000-millones-de-euros-e-incrementara-los-precios.html

    Sergio Delgado: Escasez de semiconductores?.  El pequeño componente que pone en riesgo la economía mundial. La escasez de microchips al aprovisionamiento masivo de las empresas ha hecho que muchos fabricantes tengan que parar su producción

    https://as.com/diarioas/2021/06/09/actualidad/1623267726_330184.html

    Michael Mcloughlin: La gran crisis de los semiconductores: qué se esconde tras la escasez mundial de chips. No solo son los coches. Consolas, móviles y portátiles también se ven afectados en estos meses de pandemia. Una industria muy localizada y poco flexible se enfrenta a una crisis sin precedentes

    https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2021-02-13/semiconductores-crisis-provedoores-industria_2942859/

    Vicente Nieves: La escasez de microchips se ha convertido en un problema importante para la recuperación mundial. La incapacidad de los fabricantes para atender a la creciente demanda de estos circuitos integrados (hecho con material semiconductor) está obligando a detener fábricas de coches, posponer el lanzamiento de teléfonos móviles o incluso dificultando la compra de la última Play Station. Sin embargo, esta ‘crisis’ que golpea a muchas industrias que trabajan con chips es también una oportunidad para las empresas que los fabrican (y los inversores), que podrían vivir una «era de oro» gracias a un auge estructural de la demanda

    https://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/11159449/04/21/La-edad-de-oro-de-los-chips-semiconductores-la-escasez-de-unos-es-la-gran-oportunidad-para-otros.html

    Eleconomista.es: Más problemas para el suministro mundial de semiconductores. La escasez global ante la falta de capacidad de producción para atender la demanda de bienes que requieren chips desatada en la pandemia podría agravarse más como consecuencia de la sequía por la que atraviesa Taiwán, el mayor productor del mundo, que ha llevado al Gobierno a restringir el uso del agua, un recurso natural imprescindible para la fabricación de este elemento omnipresente

    https://www.eleconomista.es/economia/noticias/11267109/06/21/La-peor-sequia-en-50-anos-en-Taiwan-la-ultima-maldicion-para-el-suministro-mundial-de-chips.html?utm_source=resumen_diario&utm_medium=email_periodi

    Leo Kelion: Escasez de microchips: por qué hay una crisis de semiconductores y cómo puede afectarte

    https://www.bbc.com/mundo/noticias-55955119

    Gabriel Erard : Desde hace tiempo se habla sobre la escasez global de hardware y de microchips, una situación provocada por un cúmulo de factores. La pandemia ha jugado un papel clave en esta historia, pero no ha sido el único motivo. La demanda superó ampliamente a la oferta, como también a la capacidad de los fabricantes de sostener la disponibilidad de sus productos. Nvidia es un ejemplo. El stock de algunos componentes se ha visto severamente afectado por situaciones muy específicas. Por ejemplo, el boom de las criptomonedas ha pegado muy duro sobre las ventas de discos duros, SSD y tarjetas gráficas. Las unidades disponibles son pocas y se venden a precios exorbitantes, pero la gente está dispuesta a cualquier cosa para no quedarse con las manos vacías

    Alejandro Sánchez: Los consumidores, las empresas y el conjunto de la economía han sufrido los estragos del rally de las materias primas. Sus cotizaciones han puesto freno a su escalada, y analistas como los de Citi consideran que este boom generalizado «puede estar llegando a su fin», con previsiones pormenorizadas para ocho de las principales commodities

    https://www.expansion.com/mercados/2021/11/15/61924865e5fdea5f258b45d1.html

    Pablo Sempere: El Gobierno baraja diferentes fórmulas para compensar a las grandes empresas constructoras por el encarecimiento de los materiales provocado por los cuellos de botellas globales y por el desabastecimiento de productos como el acero, la madera, el cobre o el aluminio. El objetivo, aseguró ayer en un encuentro informativo el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Pedro Fernández Alén, es reequilibrar los contratos y que las crisis de suministros no rompan el equilibrio contractual de las grandes operaciones previstas o ya en curso

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2021/11/17/companias/1637175349_389343.html

    Gun Woo : La escasez en la industria de los semiconductores continuará a lo largo de 2021

    “Últimamente, el precio de los chips semiconductores ha aumentado debido al desequilibrio entre la limitada oferta y la fuerte demanda. La tendencia comenzó a finales de 2020, cuando el suministro de circuitos integrados de gestión de energía (PMIC, por sus siglas en inglés) sufrió una enorme escasez, hasta el punto de que incluso Apple tuvo problemas para abastecerse de ellos. Después, los precios de los Circuitos Integrados de Driver de Pantalla (DDIC, por sus siglas en inglés) empezaron a dispararse, ya que los DDIC se producen en las mismas instalaciones de fabricación que los PMIC. Algunos informes mostraron que los precios de los DDIC subieron un 100% intertrimestral en el cuarto trimestre de 2020, y Samsung aumentó el precio de su sensor de imagen CMOS (CIS, por sus siglas en inglés) en un 40% a principios de 2021. Los precios de las memorias DRAM (Dead Random Access Memory) también subieron más de un 20% en enero. En cuanto a las GPU, se han vuelto imposibles de conseguir, incluso para las empresas que tenían pedidos permanentes, ya que ningún proveedor tiene existencias. Se pueden encontrar ejemplos como estos para muchos otros tipos de chips, pero ¿por qué el mercado de semiconductores se enfrenta de repente a unas condiciones tan ajustadas?Todo se debe a la guerra comercial del sector tecnológico entre China y Estados Unidos, que comenzó hace tres años. La incertidumbre del cambiante entorno comercial llevó a las empresas de IT a retrasar sus calendarios de gasto en capacidad. Esto no significa que no hayan realizado ningún gasto, pero la mayor parte de la inversión de los últimos tres años ha sido de mantenimiento o de inversión en tecnología, como el desarrollo de los procesos de 7nm o 5nm. Apenas se ha invertido en la ampliación de las instalaciones existentes, como las que realizan los procesos de 50nm o 60nm, precisamente las que producen PMIC, DDIC y CIS. Mientras tanto, la demanda sigue siendo sólida. En el ámbito de los smartphones, Xiaomi, Oppo y Vivo están haciendo grandes pedidos para hacerse con la mayor cuota de mercado tras la pérdida de cuota de mercado que se espera de Huawei en 2021 debido a la prohibición de Estados Unidos. La situación creada por el Covid-19 también ha provocado un aumento de la demanda de servidores y ordenadores para teletrabajar. Además, el año pasado se lanzaron una nueva PlayStation y una nueva Xbox después de 7 años sin nuevos productos. Y todo esto sin mencionar la demanda de vehículos eléctricos, el internet de las cosas y las actualizaciones de la red 5G, que están creciendo.Aunque el capex para la tecnología existente ha aumentado últimamente, sigue siendo tímido y el periodo de caída del capex que le precedió fue bastante largo, por lo que esperamos que la escasez continúe a lo largo del año. No obstante, se espera que los productores de semiconductores aumenten el gasto en equipos durante este año. Esta tendencia podría ser estructuralmente beneficiosa para compañías del sector de las tecnologías de la información, como Koh Young y Chroma ATE, ya que son proveedores de equipos informáticos para la industria de semiconductores. Leeno Industrial y Hansol Chemical también podrían beneficiarse del aumento de la producción de circuitos integrados, ya que suministran artículos y materiales a los productores”

     “Los efectos de la falta de suministros industriales  La pandemia de coronavirus nos ha demostrado lo dependientes que somos de lo que sucede en el mundo. Pero no solo nos ha enseñado que no somos ajenos a lo que pasa en otra parte del planeta en términos sanitarios o medioambientales, sino que también ha puesto de manifiesto la creciente interdependencia económica que tenemos en un contexto globalizado. Uno de los fenómenos que mejor refleja esta relación económica mundial es la actual crisis de las materias primas, provocada, entre otros factores, por un acaparamiento de los suministros por parte de algunas potencias mundiales.  Para hacer frente a la pandemia, China está reteniendo materias primas para garantizar el consumo propio y el de sus socios comerciales, lo que está ocasionando su escasez en los mercados internacionales. Esta circunstancia se está dando, por ejemplo, con la mayor parte del litio necesario para la fabricación de coches, con los semiconductores (chips necesarios para la fabricación tecnológica), con el sector ganadero o con otras materias primas fundamentales como el cobre, el zinc o el aluminio. Una de las principales consecuencias de este acaparamiento es el déficit de materias primas para la producción en mercados como el europeo. Según el análisis del Banco de España en su último informe trimestral, la escasez de materias primas está impidiendo que las empresas manufactureras europeas puedan responder a la recuperación de la demanda que se está dando tras el cese de las restricciones sanitarias. Según el informe Evolución de la cuenta corriente de la zona euro durante la pandemia, del Banco Central Europeo, el 23 % de las empresas manufactureras de la zona del euro acusan limitaciones en la producción por la falta de suministros. Por su parte, la encuesta de opinión de la Comisión Europea del mes de julio habla de un 40 % de las empresas manufactureras europeas afectadas por la falta de materias primas, una situación que en España se reproduce en un 37 % de las empresas. Según el Banco de España, esta crisis se está viendo reflejada en sectores como la automoción, la fabricación de material y equipo eléctrico, la fabricación de productos informáticos y electrónicos y la de productos de caucho y plástico, así como en la industria química. Una de las principales consecuencias que se está derivando de esta crisis de las materias primas es la escasez mundial de semiconductores, más conocidos como chips, un tipo de componente básico para la fabricación de multitud de productos tecnológicos, y que requieren de varios metales básicos para su fabricación. Al ya mencionado acaparamiento del suministro por parte de China y sus socios internacionales, se une la propia tendencia de consumo que se derivó de la pandemia de la COVID-19. Las mayores necesidades de digitalización surgidas en el ámbito laboral, educativo y doméstico fomentaron la compra de dispositivos electrónicos, un aumento de la demanda que pronto empezó a colisionar con la escasez de materias primas. El resultado han sido los problemas de suministro acumulados en los últimos meses en productos como teléfonos móviles, ordenadores, coches, aviones, equipos médicos o electrodomésticos. La creciente conectividad digital y la llegada del 5G está derivando, además, en que cada vez más productos nuevos, tales como termostatos, bombillas, frigoríficos o automóviles, incorporen circuitos integrados. Este efecto también ha tenido su impacto en el sector de la automoción. Tras los parones de producción provocados por la pandemia, las fábricas europeas, al elevarse de nuevo la demanda, se encontraron con que buena parte de las materias primas destinadas a la fabricación de semiconductores habían sido copadas durante el tiempo de confinamiento por el sector electrónico. El 43 % de sus empresas se están viendo limitadas en su capacidad de producción, y la falta de componentes electrónicos y de plásticos ya ha provocado paros parciales en algunos fabricantes de automóviles y está generando tensiones en otras industrias auxiliares. Estas restricciones de oferta se han ido trasladando al resto de la economía y mantienen expectantes a otros sectores de la pequeña y mediana empresa. Pero ¿cómo está afectando esto al día a día de los ciudadanos? Lo cierto es que lo que ocurre en las grandes economías acaba afectando a nuestros bolsillos. La pandemia ha tenido también un efecto contagio en las economías domésticas, como resultado de crisis globales como la de la escasez de suministros y otros fenómenos resultantes. Un ejemplo es la crisis de los contenedores provocada por la escasez de espacio (en barcos y en contenedores) y el encarecimiento de los fletes en el tráfico marítimo para hacer llegar las mercancías desde Asia a Occidente.Estas circunstancias están teniendo un efecto paralelo en el bolsillo de los consumidores españoles. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, el (IPC  registró una variación interanual del 5,5% en octubre, su nivel más alto desde septiembre de 1992. Aunque todavía se desconozca en detalle la evolución de los componentes de la inflación, el INE destaca las fuertes subidas de los precios de la electricidad y de los carburantes y combustibles, frente a los descensos observados en octubre del año pasado. A pesar de que los indicadores apuntan a que deba tratarse de una situación transitoria, el consumo responsable se perfila como una forma adecuada de hacer frente al actual escenario”   blog.caixabank.es

    https://blog.caixabank.es//blogcaixabank/claves-para-entender-la-crisis-de-las-materias-primas/

    J.F. Magariños: Seopan cifra en 1.200 millones el sobrecoste en la obra pública por las materias primas. Reclama una solución de emergencia para asegurar la ejecución de los proyectos financiados con los fondos europeos

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2021/11/15/companias/1636974406_784019.html

    Riesgos económicos por el lado de la oferta La lucha contra la pandemia es una guerra, y en la guerra hay que luchar sin escatimar esfuerzos ni deuda, especialmente en un contexto de tipos de interés muy bajos. Pero justo ahora que reparábamos de nuevo en la importancia de la demanda agregada y veíamos como el Estado se erigía como el último garante de la salud y cobertura básica de los ciudadanos, nos encontramos con que la oferta agregada vuelve a llamar a la puerta de los economistas. En los últimos meses hemos visto al menos tres elementos que están amenazando la recuperación no por el lado de la demanda, sino de la oferta. El primer elemento  es el encarecimiento de numerosos alimentos, materias primas y bienes intermedios y de equipo como consecuencia de la disrupción de las cadenas de valor. Según los últimos datos de la FAO, los precios de los alimentos han subido un 40% en los últimos 15 meses (el mayor incremento desde que el que precedió a los disturbios de la Primavera Árabe de 2010). En paralelo, la producción de automóviles, material eléctrico, maquinaria, ordenadores o muebles se ha ralentizado considerablemente por escasez de componentes (semiconductores), materiales (madera, materiales de construcción) o por motivos logísticos (falta de contenedores, puertos ralentizados por COVID). No hay consenso sobre cuánto puede durar esta situación, ni si la nueva percepción de la autonomía estratégica reestructurará de forma permanente las cadenas de valor. El segundo elemento es la energía, en este caso no como consecuencia de la subida del petróleo, sino del gas, y en un contexto de reducción de emisiones para luchar contra el cambio climático. Además, aquí influyen las expectativas: como los agentes económicos esperan que el uso del gas tienda a la baja, han dejado de invertir en prospección y generación y se han dedicado a comprar derechos de emisión (anticipando su escasa disponibilidad), contribuyendo aún más a encarecer la producción de electricidad. El tercer elemento es la escasez de oferta laboral. En Estados Unidos –un país sin apenas desempleo– quizás porque la pandemia ha trastocado las prioridades y la forma de ver las vida y ha hecho que mucha gente se replantee los empleos que merecen y no merecen la pena. Y en otros países, como el Reino Unido, porque el Brexit ha restringido de forma preocupante la mano de obra no cualificada (en el sector agrícola) o de cualificación intermedia (camioneros en el sector de transporte).Mientras estas restricciones de oferta de bienes y factores sean sólo transitorias, el incremento de precios será sólo pasajero. Pero si se alargan en el tiempo, o si unas restricciones temporales se encadenan con otras, el anclaje de expectativas de inflación y demandas salariales podría terminar obligando a la Reserva Federal a una subida de tipos de interés que comprometa la recuperación mundial. A muchos países emergentes sólo les falta una subida de tipos (como la de los 80) para entrar en una grave crisis de deuda; y la UE, aunque no sufra los mismos problemas que EEUU, tampoco puede permitirse un euro depreciado ni una energía aún más cara (pagada en dólares).Si en la pandemia conseguimos evitar los errores de la pasada década respecto a la demanda agregada, sería absurdo repetir ahora los errores del siglo pasado respecto a la oferta agregada. La economía de la oferta no es sólo una curva cutre en una servilleta, sino también la constatación de que el encarecimiento de materias primas y suministros básicos, las restricciones de factores productivos (trabajo y capital), su remuneración (salarios y tipos de interés –costes financieros–) y las expectativas de los agentes pueden limitar la eficacia de la demanda agregada como impulsora de la actividad. Precipitarse es muy peligroso, y quizás sea mejor permitir que la inflación rebase temporalmente su nivel objetivo que frenar la recuperación encareciendo la financiación (esa parece ser por el momento la estrategia de los grandes bancos centrales). Pero conviene también recordar que los shocks de oferta no se resuelven ni hundiendo la demanda (elevando tipos de interés que provocarían otra crisis) ni impulsándola adicionalmente con inversión y liquidez, sino atajando los factores de falta de competencia y productividad y los cuellos de botella en las cadenas de valor globales. Por eso algunas reformas no pueden esperar ni un minuto más” Enrique Feás

     “Cinco lecciones del desabastecimiento en el Reino Unido  La falta de camioneros en el Reino Unido está provocando serios problemas de abastecimiento de productos alimentarios y de combustible. Las fotos de estantes vacíos en los supermercados y los videos de peleas en las gasolineras nos recuerdan los dos primeros episodios de la magnífica serie El Colapso. ¿Qué está pasando y qué lecciones podemos aprender?Antes de nada hay que distinguir problemas y soluciones. La falta de camioneros no es un problema nuevo, es estructural en el Reino Unido. Simplemente, no hay suficiente oferta doméstica de profesionales para abastecer las necesidades del sector logístico, al igual que no la hay para el sector agrícola o el sanitario. La pandemia, por supuesto, ha acentuado muchos problemas, entre ellos éste. Decenas de miles de trabajadores –muchos de ellos no regularizados– han vuelto a sus países durante el confinamiento, ya que no había posibilidad de trabajar. En paralelo, las administraciones encargadas de emitir permisos de conducir o de examinar a nuevos conductores han estado cerradas muchos meses y acumulan expedientes. Es decir, el COVID ha reducido adicionalmente la oferta local disponible y ha agravado un problema existente. Lo que ha hecho el Brexit, por su parte, es impedir su tradicional solución. Corregir el déficit tradicional de camioneros ya no es posible porque la opción de contratar de forma rápida a trabajadores europeos ha desaparecido; y el déficit adicional derivado de la salida de muchos trabajadores residentes en el Reino Unido no tiene marcha atrás porque el Brexit les impide regresar al no estar muchos de ellos regularizados (dicho de otra forma: salieron por el COVID, pero no vuelven por el Brexit). En el contexto actual, lo único que pueden hacer las autoridades es solucionar los cuellos de botella en la administración y facilitar visados. ¿Y subir salarios? Es cierto que los salarios no son muy competitivos en la actualidad para los camioneros británicos (menos aún después de una reciente reforma fiscal para combatir los falsos autónomos y que endureció sus requisitos). Es un buen momento para exigir mejoras, y deberían aprovecharlo. Pero, aunque un incremento de los salarios del sector atraiga unos miles de trabajadores británicos adicionales, su oferta tendrá un límite marcado por la disponibilidad efectiva, la rentabilidad del sector logístico o la posibilidad de éste de trasladar esos mayores costes a sus clientes. La ínclita ministra de interior, Priti Patel, insiste en que los puestos deben ser cubiertos por nacionales. Pero la edad media de los camioneros británicos es de 55 años, lo que indica que la juventud quizás no contempla el transporte de gasolina como profesión de futuro (y hace bien: quizás no tardemos demasiado en ver camiones autónomos sin conductor circular por las carreteras europeas). Ha dicho, además –empleando una curiosa terminología–, que teme una “avalancha” de industrias que exijan un “trato preferencial” similar. De todos modos, finalmente ha cedido y ha anunciado 10.000 visados para trabajadores extranjeros (la mitad para el sector agroalimentario y la otra mitad para el transporte de combustible). Eso sí, advirtiendo que serán visados temporales (sólo hasta Navidades). Esta segunda parte es la que anticipa un escaso éxito de esta iniciativa: un trabajador europeo estaría dispuesto a pasar por el papeleo de un visado de trabajo si pudiera trabajar un par de años, pero para tres meses –y más en un contexto de alta demanda europea– es muy probable que ni siquiera un salario relativamente más alto del Reino Unido le compense el lío. Hay al menos cinco lecciones que extraer de esta crisis, y no sólo válidas para el Reino Unido, sino para cualquier país. En primer lugar, que una vez más se demuestra que los inmigrantes no suponen una amenaza para el mercado de trabajo nacional. Los tiempos cambian, y las nuevas generaciones no siempre están dispuestas a heredar algunas profesiones, incluso aunque estén bien pagadas (lección importante a efectos de analizar los efectos de la jubilación forzosa). Pretender que los trabajadores nacionales cubran todas las necesidades del mercado laboral es simplemente ilusorio.En segundo lugar, que la pandemia ha reconfigurado las prioridades de los individuos. Cuando la muerte pasa cerca de una persona o de su familia, se replantean muchas decisiones vitales y laborales y se anticipan jubilaciones o se rechazan ofertas que antes parecían atractivas.En tercer lugar, que el mercado interior y la libre circulación de trabajadores en la Unión Europea ofrecen, ante todo, una garantía de flexibilidad de ajuste de la oferta a la demanda laboral. Porque, recordémoslo una vez más, un mercado común no sólo permite la libre circulación de bienes, sino también la de factores productivos, aumentando la eficiencia.En cuarto lugar, que el papeleo puede terminar por anular cualquier política económica: eliminar aranceles no garantiza la continuidad de la exportación si los costes de gestión documental e impositiva son elevados; conceder ayudas a familias no garantiza que las reciban si para ello necesitan decenas de documentos; y un visado de trabajo para el Reino Unido puede no ser atractivo si hay que tramitar un considerable papeleo sólo para unos meses.Por último –y en quinto lugar–, que los gobiernos pueden justificar cualquier medida, pero no pueden negar que éstas tengan efectos. Las decisiones de abandonar el mercado único o de limitar la entrada de trabajadores europeos pueden ser el resultado de una promesa electoral o un referéndum, pero tienen serios costes de eficiencia; subir el salario mínimo puede mejorar la situación de muchos trabajadores, pero cerrará el acceso al mercado laboral a otros; actualizar las pensiones automáticamente con el IPC tiene lógica social, pero puede ser financieramente insostenible; reducir el uso de combustibles fósiles es urgente desde el punto de vista medioambiental, pero encarecerá el precio de la electricidad.La política es el arte de decidir qué beneficios primar y qué costes asumir, no engañar a los ciudadanos diciéndoles que sus medidas no tienen coste. La situación del Reino Unido nos recuerda que negar la existencia de costes no sólo es absurdo, sino peligroso, porque la realidad es tozuda y siempre termina por imponerse. Y, con ella, el lógico enfado de los ciudadanos al sentirse engañados”  Enrique Feás

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    *

Calendario de artículos

noviembre 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Artículos anteriores