• EL LUNES ATENTOS A… LA COMPRAVENTA DE VIVIENDAS EN SEPTIEMBRE EN  ESPAÑA.

    EUROSTAT PUBLICA A BALANZA COMERCIAL DE LA EUROZONA  DE SEPTIEMBRE.

    Antonio Ruiz Va : ¿Quién va  a aprobar el presupuesto catalán?

    “No es fácil responder esta pregunta. Cuando no se es un analista profesional, sino que, como la inmensa mayoría, se es un ciudadano normalito, preocupado por la cosa pública, con una cierta ilustración, pero no dependiente vitalmente, directamente, del gasto público, la respuesta suele ser ideológica. Los presupuestos deben ser aprobados por los que “a mí me gustan” junto a los que “menos me disgustan”. Y hacer improvisaciones probabilísticas o esclavas de los cómputos de escaños, pues tampoco, en estas circunstancias, va a conseguir un  grado de acierto razonable.  El asunto no es complicado, es endiabladamente complicado. Porque una cosa es el pensamiento lineal y lógico que podría decir que  los partidos de gobierno junto con la CUP, los “anti sistema”, pueden aprobarlos, y otra ver qué gana quien aceptando qué condiciones, siendo respetuoso con los programas aprobados en las elecciones. Los tres partidos mencionados, si quieren ser rigurosos con sus propuestas electorales, tendrían que aprobar los presupuestos catalanes con la condición de que estos asumieran la gestión y la oportuna financiación de los fines del “Procès”. Pero saben que la realidad, y la historia inmediata, no soportan este planteamiento. Y luego vienen los chantajes. Quien no gobierna, pero es imprescindible para el sumatorio, no se juega los sueldos y posiciones de poder y sus entornos, por lo que puede endurecer sus posturas, exigiendo, por una parte, mejoras sociales que se comprometen en el presupuesto, pero manteniendo “su” visión y aspiraciones del procès. Un canto al sol. El socio post convergente alardea de poder conseguir unos presupuestos que incluyan, aunque cada vez más matizadamente, la hoja de ruta vía procès. O algún tipo de caminillo. Pero el partido mayoritario en el poder tras las últimas elecciones no ve claro que sea ahora oportuno afrontarr inexorablemente una hipótesis de referéndum hacia el “derecho a decidir”, inconstitucional por todos los costados. Y sin embargo, una parte de su clientela, aunque ha ido comprendiendo, claudicando, pide gestos, no olvidarse. La cosa práctica de conseguir un certificado de buena conducta, además de apoyar al gobierno central, que le facilite el mantenimiento en el poder, no perder clientela y conseguir gestionar una buena parte de fondos europeos. Y aquí llegamos a una cuestión tan tópica como real en esta esquina “superior derecha…” de la piel de toro (con perdón). La pasta. Obvio, el presupuesto es pasta. Pero es que en estas tierras desde el principio de la transición ha habido una refriega interna, en el pujolismo devenido -por intereses económicos-, en soberanismo, que aún no ha terminado. Ahora se andan buscando culpables entre ellos de unas y otras decisiones, pero parece cierto que ya la UCD ofreció a Pujol (mimetizándose desde el principio con Alí Babá) y entorno una solución estilo cupo vasco, con bastantes diferencias incluso de fondo histórico, que rechazaron porque no lo veían claro. Era mejor tener agarrado al y los gobiernos centrales por las cuajadas, con permanente amenaza de todo tipo, para seguir sacando tajada y poder seguir victimizándose. Y más tarde, Zapatero y Mas también hablaron de una alternativa, el pacto fiscal, que venía a ser una variante de los cupos vasco navarros. Y todo esto ha ido estando vivo en cada ocasión de negociar un presupuesto dentro de Catalunya con inequívocas consecuencias  de lo que puede o no afectar a la relación con el gobierno del Estado. En estas tierras la gente sigue progresivamente “emprenyada”, como bien lo definió el president Montilla. Hay desgobierno en general y áreas como la sanidad y la educación, que tras los recortes de toda la época de crisis, siguen sufriendo importantes déficits de eficiencia como servicios públicos críticos. Pero sobre todo, está el personal muy incómodo porque no hay manera de conocer un horizonte mínimamente interesante, que indique algo de sentido para reconstruir todo lo que se ha ido perdiendo. Si no se ve sentido ni propósito razonablemente, la gente se despista. Los partidos del gobierno tienden a mentir deliberadamente cuando hablan en nombre de los catalanes, cuando, en todo caso, podrían hacerlo en el de aquellos que les han votado. Una parte muy importante de la ciudadanía no se siente representada por este gobern que no consigue gobernar a causa de los enfrentamientos de sus socios, entre ellos, y con los que les apoyan. Entonces, ¿qué va a pasar con los presupuestos? Hay un sumatorio bueno a tres, razonablemente progresista, si a ERC sumamos a los Comunes y, sobre todo, al PSC que se postula lógicamente aunque solo sea como contraprestación del apoyo de los republicanos al gobierno de Sánchez. Es una hipótesis posible, pero no parece muy probable. Desde luego, muchos de los empreñados ven con gran escepticismo esa posibilidad, aunque se reconoce que sería una solución. Pero, ¿Cómo reaccionarían los Junts y la CUP en esta situación? Pues solo cabe una hipótesis: agravamiento del desmadre procesista volviendo a conculcar todo tipo de normas para poder seguir manteniendo SU llama, que solo es de ELLOS. Da la impresión que, una vez más, la solución tendrá que venir, de alguna manera, de la agilidad de movimientos y sagacidad estratégica que sean capaces de poner, por una parte P Sánchez, negociando con ERC y también con Junts, y por otra,  Yolanda Díaz jugando las cartas de este interesante invento de la plataforma progresista “femenina” de la que ya se empieza a hablar y a saber. Que los hados y la suerte, suerte si decimos, nos acojan con su acostumbrada benevolencia a empreñados y encantados de este extraordinario país catalán”

    “Hoy quiero convenceros de que ya vivimos en el futuro. Recuerda que puedes

      1. Vives en el futuro

    Esta semana el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció que su compañía va a construir el Metaverso, una internet inmersiva, que es un mito del futurismo de los noventa. Cuando la red todavía era una idea confusa, a menudo imaginábamos que sería así: una realidad virtual en 3D, no algo que miras en una pantalla, sino un lugar al que “entras” representado por tu avatar. El anuncio me hizo pensar que 2022 no está a la altura de lo que esperábamos del futuro. Es una broma recurrente preguntarnos por los coches voladores o por el aeropatín de Regreso al Futuro. ¿Dónde están esas cosas? Pero es un error sentirnos estafados, porque sí vivimos en el futuro. Aquí podéis leer mis argumentos: “No tienes que esperar al metaverso. La columna es la primera que escribo para la sección de tecnología de EL PAÍS, gracias a la invitación de Bernardo Marín, su responsable. Escribiré cada 15 días sobre el futuro, de cosas que cambian y de cosas que permanecen, de cómo la tecnología rehace nuestro día a día.

    2. Un consumo de ciencia ficción

    Escribiendo la columna se me ocurrió otra predicción distópica que ha acabado cumplida: el consumo creciente. Hemos normalizado realidades que son absurdas, como esta que destacaba el científico Vaclav Smil en El Confidencial: “Muchos automóviles en el mercado tienen un exceso de potencia tan ridículo que nunca podrá comprobarse en ninguna carretera pública” Es un asunto relevante en mitad de la Cumbre del Clima. ¿Es posible frenar el calentamiento global sin cambiar nuestra forma de gastar? Según un estudio reciente, nuestro consumo es responsable del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero, y hasta del 80% del uso de agua. Como explicaba una de las autoras, “si cambiamos nuestros hábitos de consumo, eso tendrá un efecto drástico en nuestra huella ambiental”.

      3. Microsoft vs. Apple

    Esta semana Microsoft ha adelantado a Apple para convertirse en la empresa más valiosa del mundo por capitalización de mercado). En 2010, el éxito del IPhone puso a la compañía de la manzana por delante durante ocho años. Microsoft, que había sido el gigante tecnológico de los noventa, no estuvo ni entre los pioneros de internet ni entre los del móvil. Pero la empresa de Redmond si ha cogido la siguiente ola, la revolución de la computación en la nube y la Inteligencia Artificial. Desde 2017, Microsoft ha multiplicado por cinco su valor.

    4. El peligro de confundir suerte y habilidad

    Tener un éxito extraordinario genera un espejismo: sentirás que tienes una capacidad extraordinaria, aunque una parte de tu éxito probablemente se debe a la suerte.Pensad en este ejemplo que pone Robert Axelrod, politólogo y matemático: “La gente en posiciones de poder ha tenido más suerte que la media. Han tomado un montón de decisiones en su camino[,] algunas discutidas por sus mejores consejeros, y ellos tenían razón y sus consejeros estaban equivocados. Su media de bateo tiene una regresión a la media substancial, aunque normalmente no son conscientes, así que piensan que son mejores jueces de lo que son. Y tienen evidencias de eso, porque en el pasado efectivamente han sido mejores jueces”. Si te ha ido especialmente bien en el pasado, deberías sacar dos conclusiones. Primera: quizás confias demasiado en ti mismo. Segunda: tu suerte probablemente se girará, porque debes esperar que en el futuro sea normal, es decir, peor que hasta ahora” Kiko Llaneras

    https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/FMfcgzGlksBMCjcwPKWtWdnTzRmZhGzm

    ¿ Pueden subir el empleo, la recaudación fiscal y los beneficios empresariales  mucho más que el crecimiento el PIB?       Para Adam Smith la riqueza de las naciones está en el trabajo de sus habitantes. El acierto de esta tesis del economista escocés, seguida luego por David Ricardo, Karl Marx y tantos otros, se pudo comprobar, a las malas, cuando la Pandemia y sus restricciones, restringieron el trabajo y con ello, la economía y la riqueza de las naciones. Sin embargo, cuando, por fin, recuperamos el empleo perdido en tiempos de Pandemia, parece que la medida de nuestra riqueza, el Producto Interior Bruto (PIB) que estima el Instituto Nacional de Estadística (INE) no lo refleja: seguimos estando 7 puntos por debajo del PIB de antes de la Pandemia, lo que no ocurre en ningún país de nuestro entorno.Si está trabajando la misma gente que antes de la Pandemia, pero el PIB es inferior sólo hay dos explicaciones posibles, y complementarias. Por una parte, que los que están trabajando hagan menos horas. Esto también sucede si el trabajador está en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), no está parado ni buscando empleo, pero obviamente no produce. Además, el resto de empleados a lo mejor están haciendo algunas horas menos. Aquí no tenemos datos muy recientes, pero, aún así, parece que no basta para explicar la diferencia.  La segunda explicación es más preocupante: una caída sin parangón de la productividad. Pero esto no termina de cuadrar, tampoco porque los empleos más afectados por las restricciones son los de menor productividad. Además, a medida que se relajan las restricciones, la productividad debería ir aumentando. Esto también parece incompatible con el hecho de que España, en lo que es un éxito colectivo, tiene las tasas más altas de vacunación, y al mismo tiempo, y precisamente por eso, tiene una incidencia baja y estable del Coronavirus. Esto supone un entorno mucho mejor para la vida y la actividad económica que en otros países. Por todo esto, el ministro José Luis Escrivá señalaba que era probable una revisión del PIB (al alza) porque los datos de afiliación y empleo eran buenos y no se revisaban, mientras que la productividad se estimaba a partir del PIB y el empleo, y no parecía cuadrar. Efectivamente, es la mejor hipótesis de todas las posibles, pero hay otros datos que la avalan. En primer lugar, la recaudación fiscal está creciendo a unos ritmos muy superiores tanto al PIB como a la demanda interna. La recaudación fiscal gestionada por la Agencia Tributaria está en récord, y según la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, habría crecido hasta octubre un 14%. Como, además, octubre es el mes más recaudatorio del año, la recaudación de 2021, casi con total seguridad será no sólo muy superior a la de 2020, año de Pandemia, sino también superior a la de 2019. Si no se han incrementado significativamente los impuestos, que no es el caso, resulta (gratamente) sorprendente un incremento tan grande de la recaudación. En concreto, que los ingresos fiscales crezcan un 14% cuando el PIB crece un 2,7% y el empleo equivalente a tiempo completo un 6,2% (con datos del INE de los tres primeros trimestres de este año) indica, por supuesto, una gran mejora en el cumplimiento fiscal, y probablemente en el control de la Agencia Tributaria, por ejemplo, gracias a la extensión de los pagos con tarjeta. Pero aún así, y siendo ciertos todos estos factores, la diferencia es tan grande que la única explicación es que la recuperación del PIB esté siendo mayor de la que se refleja en las estadísticas. Porque si el empleo está creciendo al doble del ritmo de la actividad económica (PIB), y el coste laboral unitario crece al ritmo del 3% (dato también del INE), entonces no sólo hay una caída de la productividad, sino también de las rentas empresariales. En estas circunstancias, el beneficio de las empresas no debería estar aumentando. Pues bien, los pagos fraccionados del impuesto de sociedades, que en su mayoría se calculan sobre el resultado contable de estos meses de 2021 (grandes empresas), se han incrementado un 63%. Es cierto que este dato, espectacular, está condicionado porque el pago fraccionado de 2020 se derrumbó por provisiones que ahora se recuperan, pero, nuevamente, esto parece incompatible: no parece factible pagar un 63% más por los beneficios, con tener menos beneficios. De hecho, los pagos fraccionados, y por tanto los resultados contables, con este porcentaje de aumento serían superiores a los de 2019, antes de la Pandemia. Aquí se podría aplicar el razonamiento de que, si parece un pato, nada como un pato y se comporta como un pato, probablemente sea un pato. Aunque eso no significa que nuestro pato, la actividad económica en España no se enfrente a graves desafíos. Por una parte, tenemos las restricciones derivadas del COVID en otros países que están lastrando la recuperación del turismo internacional a nivel mundial y que afectan especialmente a España. Además, están los problemas de suministro en semiconductores y materias primas. Esto afecta especialmente al sector del automóvil, que también es muy importante en España. Estos dos factores externos sí podrían justificar un nivel de recuperación algo inferior a otros países de nuestro entorno, pero por sí solos no justifican una diferencia tan grande en la recuperación como parecen reflejar los datos estadísticos provisionales del INE. La crisis energética y la inflación son dos importantes amenazas para la recuperación en España. Sin embargo, a corto plazo, la inflación, al aumentar la base imponible de todos los impuestos (salvo los especiales de base no monetaria como alcoholes o gasolina), a corto plazo permite incrementos de la recaudación. Sin embargo, este efecto de mayor recaudación por los incrementos de precios todavía es muy limitado, y, además, hay que tener en cuenta el efecto de la rebaja de impuestos para paliar la subida de la luz. Una última razón que explica el buen comportamiento de la recaudación fiscal, y también del empleo, es la abundancia de liquidez con los tipos de interés reales más bajos de la historia. La política de política monetaria ultralaxa fue un acierto, ya que permitió mantener rentas y cierta actividad en la Pandemia. Pero, ni es sostenible indefinidamente, ni tampoco es gratis. Por eso, y ante los problemas de oferta, energéticos y de ruptura de cadenas de suministros, las reformas estructurales de la economía española siguen siendo imprescindibles, aunque la productividad no esté cayendo tanto como parecen indicar las estadísticas. Para eso, los fondos next generation deberían facilitar las cosas”   Francisco de la Torre

    https://www.eleconomista.es/opinion-blogs/noticias/11469932/11/21/Pueden-crecer-el-empleo-la-recaudacion-y-los-beneficios-mucho-mas-que-el-PIB.html

    José Luis Escrivá, el implacable azote de Podemos Ha incendiado de nuevo el panorama social con su anuncio de subir las cotizaciones a la Seguridad Social para asegurar el pago de las futuras pensiones. Aviva otro fuego por el cálculo de su prestación y desafía sin tapujos a los socios comunistas de la coalición de gobierno. José Luis Escrivá Belmonte, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de España es el permanente azote de Unidas Podemos, el implacable «bicho negro» con los ministros morados del Ejecutivo. Sonoras fueron sus trifulcas con el entonces vicepresidente Pablo Iglesias y opina que la actual polémica sobre las pensiones «es una absoluta serpiente» aireada cada cierto tiempo por el anterior líder podemita. Lo cierto es que este ortodoxo economista no se calla ni cesa en sus objetivos para garantizar el MEI (mecanismo de equidad intergeneracional) destinado a salvaguardar la sostenibilidad del sistema y afirma que se limita a cumplir el Pacto de Toledo y los postulados del Plan de Recuperación presentado ante la Comisión Europea. «No hay nada nuevo», insiste ante la polvareda levantada. El incremento del periodo de años cotizados para calcular la pensión ha desatado una gran tormenta política con el rechazo de los sindicatos y los socios de la coalición social-comunista. Las ministras Ione Belarra, Irene Montero y el secretario de Estado de Derechos Sociales y «gurú» económico del partido morado, Nacho Álvarez, han salido en tromba contra la reforma. Opinan que la medida no está en el acuerdo de coalición, ni en el Pacto de Toledo, ni en el diálogo social y no piensan aceptarla porque supone un recorte de las pensiones. En una semana muy agitada, con mensajes contradictorios dentro del propio gobierno, se erige muy enfadado el ministro Escrivá, quien asegura que la medida se apoya en las recomendaciones de los partidos, algo que niegan todos los integrantes del Pacto de Toledo. La confusión sobre el documento remitido a Bruselas es total, el PP, Ciudadanos y Vox, así como los nacionalistas, han pedido la comparecencia urgente del ministro en el Congreso, mientras Podemos y los sindicatos rechazan totalmente la reforma. Con la daga de la Comisión Europea sobre su cabeza para recibir el dinero de los fondos, José Luis Escrivá torea el vendaval sin pelos en la lengua al exhibir sus diferencias con los ministros morados, en especial con la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, que le pisa los talones. Desde que llegó al gobierno de Pedro Sánchez, el ministro de Inclusión, Seguridad y Migraciones ha sido el auténtico látigo fustigador de Unidas Podemos. Curiosamente su trayectoria política siempre estuvo ligada al PP y en medios económicos destacan su buena relación con la actual portavoz popular del sector, Elvira Rodríguez, desde su etapa como Secretaria de Estado de Presupuestos, al tiempo que Cristóbal Montoro lo era de Economía. Fue precisamente Montoro ya como ministro de Hacienda quien en 2014 le nombró primer presidente de la Autoridad Independiente de responsabilidad fiscal (AIREF), órgano creado por el gobierno de Mariano Rajoy a instancias de la Unión Europea para fiscalizar las cuentas públicas. En aquel tiempo Elvira presidía la Comisión Nacional del Mercado de valores (CNMV) y los análisis de Escrivá generaban mucha polémica por contradecir los cuadros macroeconómicos y predicciones del propio ministro. Tal vez por este papel de «verso suelto» hacia el gobierno que le había nombrado Pedro Sánchez le escogió para un superministerio de nueva creación asumiendo muchas competencias de Trabajo, Migraciones, Seguridad Social y Hacienda en lo relativo a clases pasivas. Su designación despertó recelos en sectores del PSOE y continuos enfrentamientos con los podemitas en medidas como el ingreso mínimo vital, el sistema de pensiones, la exclusión social o la política migratoria. Con fama de ortodoxo y experto en econometría, Escrivá se define como un profesional independiente y ha estado muchas veces en la lista de cesantes del gobierno, sobre todo en la última remodelación ministerial, pero Sánchez decidió finalmente mantenerle en ese difícil juego de equilibrios dentro de la coalición, dónde no se achanta en defender sus teorías. La reforma de las pensiones es la última patata caliente que coloca a Sánchez en una encrucijada, dado que habrá de ser examinada y aprobada por los «hombres de negro» de Bruselas antes del primer semestre de 2022 si quiere recibir el primer plazo de los fondos europeos no reembolsables. Pero al tiempo, genera un fuerte rechazo en Podemos, los socios del frente «Frankestein» y los sindicatos, que amenazan con agitar la calle. El ministro defiende la necesidad de tener en cuenta las nuevas realidades del mercado laboral y las «carreras más volátiles», donde los últimos años de cotización no siempre son los mejores. Un discurso que apoya la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, pero enciende a los morados y nacionalistas.Nacido en Albacete, nadie niega su sólida formación tras pasar por diferentes cargos en el Banco de España, Banco Central Europeo, Banco Internacional de Pagos y la Red de Instituciones Fiscales Independientes (EUIFIS) de la Unión Europea, con sede en Bratislava. Casado con la administrativa María del Carmen García de la Osa, es padre de dos hijos, Andrés arquitecto, y Nuria experta en marketing. En su entorno aseguran que es un hombre campechano, muy directo, que solo «tuitea» sobre asuntos económicos. Apasionado del mar, veranea en Javea, Alicante, dónde le gusta navegar y jugar al golf. En esta semana tan complicada, no disimuló su enfado con la polémica de las pensiones, que en su opinión «es una serpiente de verano», sin novedades ante Bruselas, y con una frase «en una cajita» que luego se amplía. Escrivá se mueve visiblemente molesto bajo este cruce de declaraciones, promesas y matizaciones en un momento delicado a expensas de recibir los fondos de la Unión Europea. Para los podemitas es todo “un ogro” contra las pensiones”  Pilar Ferrer

    https://www.larazon.es/espana/20211114/jdnorutrxrfhvheipsyvaa3cmu.html

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    DIRECTORES DEL PASADO, 1. BRUNO WALTER

    Bruno Schlesinger, (Berlín, 1876) se encontró a sus cincuenta y tantos años con una gran experiencia con Mahler y Furtwängler, en Leipzig, Hamburgo, Londres y otros grandes escenarios… y con la ascensión de un tal Adolf Hitler, lo que le obigó a exilarse a Estados Unidos. Allí siguió impartiendo doctrina con sus grabaciones.

    Lotte Lehmann y Bruno Walter (1932)

    Bruno Walter, Sinfonía 40 de Mozart, 4º movimiento (1930):

    Kathleen Ferrier y Bruno Walter, Schumann, Frauenliebe und –leben, (1949):

    Brahms, Lieder, Op. 105: No. 2. Immer leise wird mein Schlummer:

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Descripción: Descripción: Libros de transhumanismo

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Manuel Alcántara: El oficio de político

    Descripción: El oficio de político

    Américo Castro: Aspectos Del Vivir Hispánico

    Descripción: Aspectos Del Vivir Hispánico

    http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/el-pensamiento-de-americo-castro-la-tradicion-corregida-por-la-razon–0/html/59a331f7-5fa5-495f-a76b-5faaf159cfbf_67.html

    Diego Molpeceres entrevista a Gerardo Landaluce : «Nos preocupa que el precio de los fletes dañe el comercio exterior»

    Descripción: Gerardo Landaluce, presidente de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras.

    Luis Alemany entrevista a Yasmina Khadra: «Sentí culpa por sobrevivir a la guerra de los años 90»

    Descripción: Yasmina Khadra.
    https://www.elmundo.es/papel/2021/11/11/618bd351fc6c835b5f8b457c.html

    Justo Barranco entrevista a Kai-Fu Lee: La inteligencia artificial crea riqueza y desigualdad”

    Descripción: Kai-Fu Lee: “La inteligencia artificial crea riqueza y desigualdad”
    https://www.lavanguardia.com/cultura/20200218/473646311159/la-inteligencia-artificial-crea-riqueza-y-desigualdad.html

    RETRASAR  LA EDAD DE JUBILACIÓN

    Descripción: Escrivá confía en el retraso de la edad real de jubilación y la inmigración para apuntalar la Seguridad Social

    Descripción: Evolución del gasto en pensiones en España

    http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano_es/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/demografia+y+poblacion/comentario_gonzalezenriquez_futuro_poblacion_espana

    https://www.lavanguardia.com/economia/20200227/473808365635/escriva-pensiones-edad-jubilacion-baby-boom-inmigrantes-seguridad-social.html
    https://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2020/02/27/5e57bcc4fdddff8c5f8b4761.html
    https://www.niusdiario.es/economia/empleo/ministro-seguridad-social-jose-luis-escriva-incentivar-edad-real-jubilacion-mantener-legal-67-anos_18_2906145175.html
    https://www.hispanidad.com/confidencial/gobierno-sube-09-pensiones-escriva-propuso-airef-retrasar-ano-edad-efectiva-jubilacion_12015461_102.html

    Ignacio Varela: Imaginen a un candidato que, ante cualquiera de los mayores problemas del país —la crisis del sistema de pensiones, por ejemplo—, decidiera decir la verdad. “Este es un problema muy complejo para el que no hay solución a corto plazo. Es posible asegurar la renta de los pensionistas actuales, pero no la de los ancianos futuros, que serán decenas de millones. La generalización del empleo precario, el envejecimiento de la población y las tensiones migratorias ciegan los caminos para hacer sostenible el sistema. Por no hablar de la dificultad de alcanzar los consensos necesarios para una reforma seria. Haremos todo lo posible para prolongar la vida del sistema público de pensiones, pero en algún momento habrá que replantear el modelo entero. En todo caso, ningún partido por sí solo tiene la solución, y el que afirme lo contrario miente”

    https://blogs.elconfidencial.com/espana/una-cierta-mirada/2019-10-02/paraiso-impostores_2264268/

    Daniel Viaña: La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha manifestado que quien pretenda alargar el cómputo para calcular las pensiones se sitúa fuera de la Constitución.

    https://www.elmundo.es/economia/2021/11/13/618fccafe4d4d81d438b4577.html

    Nuria Val :. La exigencia de Bruselas de aumentar el número de años necesarios para el cómputo de la pensión, superior a los 15 años actuales, ha desatado verdadero malestar entre los morados hasta el punto de pedir una reunión a Pedro Sánchez. Esta próxima semana.  Algo impensable e imposible porque la fase de negociación ya quedó atrás con las instituciones europeas y en estos momentos estaríamos en la de cumplir las condiciones pactadas

    https://www.economiadigital.es/politica/podemos-exige-a-sanchez-renegociar-con-bruselas-la-reforma-de-las-pensiones.html

     Alejandro Nieto: Más cotizaciones y más desempleo para no bajar ni un euro las pensiones de los boomers: un desastroso acuerdo intergeneracional

    https://www.elblogsalmon.com/mundo-laboral/cotizaciones-desempleo-para-no-bajar-euro-pensiones-boomers-desastroso-acuerdo-intergeneracional?utm_source=recommended&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_content=recommended2&utm_campaign=07_Nov_2021+El%20Blog%20Salm%C3%B3n

    Cartadelabolsa.com : El gobernador del Banco de España ha apostado  por aumentar la edad efectiva de jubilación, ya que si se aprueban incrementos de la edad legal de jubilación, pero no se trasladan a la efectiva, no se está logrando «en absoluto» el objetivo pretendido. Así lo ha señalado tras ser preguntado sobre la valoración del acuerdo sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) de Santander suscrito entre el Banco Santander y los sindicatos, que contempla prejubilaciones desde los 55 años

    http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/de_cos_apuesta_por_aumentar_la_edad_efectiva_de_jubilacion_ante_prejubilaci

    David Garcia Maroto: Hay una bomba de relojería a punto de estallar en la Administración pública. Es el envejecimiento de las plantillas públicas, que amenaza con una jubilación masiva de efectivos en los próximos años –hasta un 16% del total en cinco años, según CSI-F–.Tanto es así que, no solo los sindicatos de la +p++opò sino también el propio Gobierno, se han puesto manos a la obra para tratar de corregir en lo posible la situación

    “El problema es que, a la cuestión puramente vegetativa, se suma otra más inmediata. El 78% de los funcionarios tiene en mente la jubilación parcial y anticipada. Es decir, se quiere jubilar cuanto antes. Y esto, además de anticipar el agujero de personal en la Administración, supondría un gran coste para la Seguridad Social. Y todo porque, según aseguran fuentes sindicales, hay una gran volumen de funcionarios ‘quemados’ por la acumulación de trabajo tras años en los que la reposición de efectivos ha sido nula o escasa.El Gobierno prevé aprobar en el Consejo de Ministros de este viernes una oferta de empleo público para 2019 que rondará los 31.000 efectivos, un cifra históricamente alta, como también[…]El dato es el resultado de una encuesta elaborada por el sindicato de funcionarios CSI-F a partir de las opiniones de cerca de 15.000 empleados públicos. El resultado es que, si bien es cierto que el 95% se sienten especialmente preocupados por las cuestiones retributivas, y un 76,3% por la carrera profesional, un 74% también asegura que le interesa entre bastante y mucho la posibilidad de acogerse a la jubilación parcial o a la anticipada.La primera de estas modalidades plantea la necesidad de celebrar al mismo tiempo un contrato de relevo y un sobrecoste para la Seguridad Social –recientes estudios cifra en 2.000 millones el coste anual de esta fórmula en la actualidad–, pero un acuerdo entre Gobierno y sindicatos ya la extendió a todos los empleados laborales de la Administración General del Estado (AGE).También tiene un coste para las arcas del Estado la jubilación anticipada. Por ello, los últimos empleados públicos en acceder a ella, los policías locales, lo han hecho con una sobrecotización para compensarlo. Pero también muchos otros colectivos, han solicitado (con poco éxito), seguir la misma senda, para poder jubilarse antes.Ahora, CSI-F asegura que luchará para que tanto la jubilación anticipada como la parcial se extienda a todos los empleados de la Administración Central”

    Antonio Maqueda: El BCE recomienda retrasar la edad de jubilación en la zona euro. Prefiere retrasar la edad de jubilación a recortar pensiones

    https://elpais.com/economia/2018/03/22/actualidad/1521756121_566253.html

    Daniel Viaña entrevista a Eduardo Bandrés (Funcas): «La edad de jubilación se retrasará hasta los 70 años»

    https://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2018/03/12/5aa2c140468aeb6e588b45d3.html

    Manuel V. Gómez: La Autoridad Fiscal (Airef)  pide restringir las jubilaciones anticipadas y calcular la pensión con más años cotizados

    https://elpais.com/economia/2019/01/09/actualidad/1547038529_997315.html

    Las pensiones ya no se revalorizarán más con la única brújula de la situación de las cuentas de la Seguridad Social. Eso, apunta la Autoridad Fiscal (Airef), requiere medidas para asegurar la sostenibilidad financiera a largo plazo. Sus previsiones apuntan a un horizonte demográfico menos lúgubre que otros organismos (INE y Eurostat). Pero eso, según la Airef, no implica que desaparezca el reto y señala que el déficit estructural de las pensiones es el 1,5% del PIB. Para cerrarlo, este órgano propone medidas a corto plazo y otras a medio/largo como restringir al retiro anticipado para aumentar la edad real de jubilación e incrementar el periodo de cálculo de la prestación (ahora en 22 años) a lo cotizado durante toda la vida laboral.Los cálculos del organismo que vela por la sostenibilidad de las finanzas públicas apuntan que la Seguridad Social tiene un déficit estructural en 2019 que equivale a un 1,5% del PIB. Sobre esos números rojos crecerá la presión en las próximas tres décadas, especialmente por el lado del gasto. En todos los escenarios que ha dibujado la Autoridad Fiscal el gasto crece entre 2018 y 2048. En el más benévolo, desde el 10,6% del PIB actual al 13,4%; en el menos, hasta el 16,9%, y eso contando con que el factor de sostenibilidad, que liga la pensión inicial a la esperanza de vida, no es derogado finalmente (está previsto que entre en vigor en 2023).Para situarse en ese escenario más benévolo, la Airef propone una de cal y una de arena. En plata, en el futuro inmediato dar más dinero a la Seguridad Social para pagar las pensiones; en el más lejano, ajustes sobre las pensiones de quienes se vayan a jubilar próximamente.En lo inmediato, en lo que podía interpretarse como deberes para el Pacto de Toledo (al que ya ha presentado el documento), los agentes sociales y, sobre todo, para el Gobierno, la propuesta “es cerrar el déficit estructural existente en la Seguridad Social, mediante la asunción el Estado de determinados gastos que ahora soportan las cotizaciones”. “Es factible y deseable”, justifica, argumentando que si se hace así se resta “la incertidumbre respecto a la sostenibilidad del Sistema, la cual genera distorsiones en la toma de decisiones de los agentes económicos, tanto de los pensionistas como de los cotizantes”Para conseguir ese dinero (17.400 millones), propone la Airef que el Estado pague con impuestos gastos que ahora recaen sobre la Seguridad Social (su personal y las bonificaciones). También reclama, en consonancia con intervenciones públicas del secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, que se destine a pensiones parte de las cotizaciones por desempleo

    Gonzalo Velarde: El Ministerio se plantea alcanzar  dos objetivos. Por un lado, conseguir del Pacto de Toledo una flexibilización de los criterios de inversión y, por otro, la dotación monetaria progresiva de este Fondo que se podría realizar incluso con fondos provenientes desde los Presupuestos. El objetivo es configurar lo que se comportaría como un fondo soberano donde los excedentes de los españoles se beneficien de los modelos de inversión más arriesgados como ocurre en otro países de el entorno

    https://www.eleconomista.es/economia/noticias/9492433/11/18/El-Pacto-de-Toledo-estudia-hacer-un-fondo-soberano-con-la-hucha-de-pensiones.html

    “Uno  de los efectos más negativos de la crisis económica ha sido la caída de ingresos de la Seguridad Social a raíz de la pérdida de puestos de trabajo, la devaluación salarial, y la consecuente merma de la recaudación por cotizaciones. Este hachazo a las contribuciones que se ha producido durante los años de la Gran Recesión, ha afectado especialmente a la conocida como hucha de las pensiones. Este Fondo de Reserva se nutrió durante los años de bonanza económica con el superávit de un Sistema que recibía aportaciones de más de hasta 19,4 millones de trabajadores en verano de 2008, y con un salario medio superior al actual. De hecho, cabe recordar que la Seguridad Social no ha logrado sino ampliar la brecha entre gastos e ingresos en estos años a pesar de que a julio de este mismo ejercicio la afiliación sumaba a 19 millones de empleados, solo 400.000 menos que en el máximo de la serie histórica.Con estos datos sobre le mesa se pueden entender varios puntos: por un lado, la merma de ingresos que ha sufrido la hucha de las pensiones, que llegó a contar con 66.815 millones de euros en 2011 y que hoy apenas atesora 8.000 millones, y por otro lado, los movimientos que desde el Pacto de Toledo se están realizando en conjunto con la Secretaría de Estado de la Seguridad Social encaminadas a mejorar el rendimiento del Fondo.En este punto que una de las peculiaridades del remanente de las cotizaciones se invierte en productos financieros que aportan rendimientos al Sistema, en 2.500 millones de euros de media cada año desde 2011, alcanzando el máximo en 2015 cuando el reporte de estos réditos fue de 3.994 millones de euros.Sin embargo, el Pacto de Toledo y la Seguridad Social estudian cómo mejorar esta rentabilidad de los ahorros del Sistema, más aún cuando a partir de un cambio de criterio por parte del anterior Gobierno del PP, que depositó estas inversiones en letras del Tesoro a corto y medio plazo, se ha traducido en la pérdida automática de 24 millones de euros -34 millones si se toma el valor de la inversión a precio de mercado- debido al comportamiento negativo de estos productos de inversion  

    En concreto, el Fondo de Reserva reinvirtió durante 2017 más de 4.200 millones con una rentabilidad media de -0,372%, con lo que por primera vez desde 2000, el Fondo de Reserva tendrá una rentabilidad anualizada negativa en 2018. «Lo razonable sería, una vez que se concluye con las disposiciones del ejercicio, abordar el nuevo ejercicio con una nueva planificación que permita invertir parte de la deuda a medio plazo o largo, y otra parte a corto plazo», señaló el secretario de Estado en la última comparecencia ante el Pacto de Toledo en el mes de octubre”

    Daniel Viaña entrevista a  Ángel de la Fuente (Fedea): «Es difícil resistir la demagogia electoralista con las pensiones»

    Descripción: https://e00-elmundo.uecdn.es/assets/multimedia/imagenes/2018/03/03/15200843737023.jpg

    https://www.elmundo.es/economia/2018/03/04/5a9aa45446163f0d438b45d0.html

    ¿Cuál es la dimensión del problema de la Seguridad Social?

    El déficit del sistema el año pasado rondará los 19.000 millones o un 1,6% del PIB. Aunque se trata de una cifra elevada, está todavía dentro de lo manejable. Lo peligroso sería que el déficit se disparase en el futuro si abandonamos los esfuerzos que se han hecho en los últimos años para contener el gasto, tanto por parte de Gobiernos del PP como del PSOE.

    ¿Es viable el sistema?

    Sin duda ninguna, pero necesitará ciertos ajustes, que en buena parte ya se están implementando, para capear una situación demográfica complicada. No hay riesgo de que nos quedemos sin pensiones públicas, pero esas pensiones tendrán que ser algo menos generosas en relación a los salarios durante las próximas dos o tres décadas. Hasta que la pirámide de población española vuelva a la normalidad tras la brusca caída de la natalidad registrada a partir de los años 70, cada vez habrá menos personas trabajando para pagar cada pensión. Para cuadrar las cuentas, seguramente será necesario que las pensiones desciendan gradualmente en relación a los salarios, lo que no quiere decir que éstas tengan que caer en términos absolutos.

    ¿Cómo es el sistema en comparación con el de otros países?

    Nuestro sistema público de pensiones está entre los más generosos, no en términos absolutos porque nuestro nivel de renta no lo permite, pero sí en cuanto a la tasa de reposición que mide la relación entre la pensión inicial y el salario antes de la jubilación. Según la OCDE, este ratio es del 72% en España frente al 56% de Suecia y el 38% de Alemania, por citar dos países europeos que a menudo nos sirven de referencia. Es cierto también que los tipos de cotización son diferentes, pero esto sólo compensa parcialmente las diferencias.

    ¿Es posible subir las pensiones más de un 0,25% o ligarlas al IPC?

    El problema no es cuánto subirlas este año sino establecer una regla de actualización que sea sostenible y lo más equitativa posible. Yo diría que hay margen para blindar las pensiones mínimas frente a la inflación y para hacer otros retoques puntuales del sistema que suavicen los efectos adversos de la aplicación del IRP, especialmente para las rentas más bajas. Sin embargo, no creo que haya margen para volver a la actualización generalizada con el IPC y menos aún para deshacer por completo las dos últimas reformas sin subidas masivas de impuestos o cotizaciones. En un informe reciente, en Fedea hemos calculado que volver a la indexación general al IPC aumentaría el gasto medio en pensiones durante las próximas cuatro décadas en 2,7 puntos de PIB. Para pagar esto, habría que subirnos a todos el IRPF un 36%. Si además desmantelásemos el resto de las dos últimas reformas, volviendo entre otras cosas a la jubilación a los 65, esta cifra se duplicaría. Para blindar sólo las pensiones mínimas, sin embargo, bastaría con una subida del 6% en la recaudación del IRPF. Subir impuestos para mejorar las pensiones es ciertamente una opción, pero tenemos que ponernos de acuerdo en hasta dónde queremos llegar y hacerlo siendo conscientes de los costes.

    ¿Hay alguna medida factible entre lo que han propuesto los partidos políticos?

    Algunas podrían ser útiles y otras contraproducentes, pero lo que no he visto todavía es una propuesta realista y coherente de hacia donde tiene que ir el sistema. Se ha hablado mucho, por ejemplo, de pasar algunas cosas de los presupuestos de la Seguridad Social a los del Estado para así reducir el déficit del sistema y sacar al IRP de su tope inferior del 0,25%. Es posible que haya alguna partida de gasto para la que esto tenga sentido, pero en términos generales estaríamos haciéndonos trampas al solitario porque, al final, la vaca es la misma por más que cambiemos de teta.

    ¿Por qué cree que el Pacto de Toledo no ha propuesto todavía nada? ¿Se están utilizando las pensiones políticamente?

    La solución más efectiva es hacer que la tarta crezca más rápido, adoptando medidas que ayuden a crear empleo y aumentar la productividad. Por otra parte, tenemos que pensar seriamente sobre qué sistema de pensiones queremos y podemos pagar, siendo realistas sobre la situación demográfica a la que nos enfrentamos y nuestras posibilidades presupuestarias. Necesitamos hacer muchos números y hablar mucho unos con otros.

    ¿Cuáles son las posibles soluciones para la situación de la Seguridad Social?

    Supongo que no es fácil alcanzar un acuerdo porque no hay soluciones mágicas e indoloras y nadie tiene muchas ganas de plantarse con malas noticias ante un electorado que no está precisamente de buen humor. La tentación de hacer demagogia con fines electoralistas es difícil de resistir, tal como se está viendo estas últimas semanas.

    ¿Cómo serán las pensiones del futuro?

    Dependerá mucho de las decisiones que tomemos. No me atrevo a hacer pronósticos, pero ahora mismo veo un riesgo grave de que la situación política se traduzca en una marcha atrás en las últimas reformas que no nos llevaría precisamente en la dirección correcta.”

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
  • Comments are closed.

Calendario de artículos

noviembre 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Artículos anteriores