• El problema de los efectos de segunda vuelta es que inician un círculo vicioso de inflación: Las subidas del IPC generan efectos de segunda vuelta, y a su vez los efectos de segunda vuelta generan inflación y subidas del IPC.   La inflación se convierte en un problema muy difícil de atajar cuando llega la hora de las medidas drásticas: fuertes subidas de tipos de interés , que atajan finalmente la inflación, pero con un grave daño al crecimiento de la economía

    https://www.lainformacion.com/opinion/jose-carlos-diez/vuelve-la-inflacion/2847667/

    Víctor Alvargonzález: La endiablada incógnita de la inflación en el próximo  futuro

    https://blogs.elconfidencial.com/mercados/telon-de-fondo/2021-07-28/la-endiablada-incognita-de-la-inflacion_3204619/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_cotizalia&utm_content=textlink&utm_term=opinion

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    MÚSICA Y PINTURA 3, XXIII. EL CINQUECENTO ITALIANO.

    Y más que eso, el paso del Quattrocento al Cinquecento. Estas dos expresivas  fanciulle sentadas en un escabel en el centro de un retablo, haciendo como que tocan el rabel y la vihuela (posiblemente sean las señoritas Raibolini retratadas por su papá), dan paso a músicas instrumentales de la época que, como oiremos, no dan para mucho. 

    Francesco Raibolini (Francesco Francia), 1450-1517. Virgen y santos, retablo

    (fragmento). San Giacomo Maggiore, Bolonia

    Melodía medieval, laúd y viola alto:

    Separation of soul and body (los dos instrumentos separados pero acordes): https://www.youtube.com/watch?v=x99pKA3Uce0

    Canción de trovador para laúd y viola tenor:

    Juan Fernández – Miranda: El jefe de los espías.  El archivo secreto de Emilio A. Manglano, Consejero del Rey y Director del CESID del 23F a la caída del felipismo

    https://www.eldiario.es/politica/mito-transicion-juan-carlos-suarez-arabia-saudi_129_8398947.html

    Barry Eichengreen : «La globalización del capital»

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/51r6uOZ3Z2L._SX356_BO1,204,203,200_.jpg
    https://www.elsevier.es/en-revista-cuadernos-economia-329-pdf-S0210026609700342

    Iñako Díaz entrevista a  Rodrigo Terrasa: «La corrupción en Valencia fue una mezcla entre Gomorra y Los bingueros»

    Descripción: Rodrigo Terrasa: "La corrupción en Valencia fue una mezcla entre Gomorra y Los bingueros"
    https://www.elmundo.es/papel/historias/2021/10/21/616ef375e4d4d8be358b4599.html

    Daniel Gascón entrevista con Paul Preston: “Franco no era fascista. Era algo peor”

    Descripción: Foto: Paul Preston, en una imagen de archivo. (EFE)

    https://www.letraslibres.com/espana-mexico/politica/entrevista-paul-preston-franco-no-era-fascista-era-algo-peor

    Ima Sanchis entrevista a Martin Rees : “Este siglo difícil puede llevarnos a una regresión global”

    Descripción: © NESTA

    https://www.lavanguardia.com/lacontra/20200623/481924019215/este-siglo-dificil-puede-llevarnos-a-una-regresion-global.html

    NOTICIAS & OPINIONES VARIAS DE ACTUALIDAD

    Pedro Jota Ramírez : Podemos provoca un nuevo choque institucional  entre Meritxell Batet y Manuel Marchena acerca de la fecha de comienzo de la pena de inhabilitación especial de 45 días para el derecho a sufragio pasivo que recae sobre el diputado Alberto Rodríguez por un delito de atentado a agente de la autoridad

    https://www.elespanol.com/opinion/editoriales/20211021/podemos-provoca-nuevo-choque-institucional/621077888_14.html

    Pablo Barroso : Bitcoin, a las puertas de máximos históricos. ¿A qué se debe este impulso?

    Luis Alcaide: En el pa­sado agosto, el dé­ficit co­mer­cial creció un 123%interanual . Los ele­vados pre­cios de los pro­ductos ener­gé­ticos y el acopio de me­di­ca­mentos son los dos ru­bros más sig­ni­fi­ca­tivos de las im­por­ta­cio­nes. ¿Significa esto nada más y nada menos que una eco­nomía afec­tada por la pan­demia o tam­bién una ex­pan­sión de la de­manda in­terna?

    https://www.capitalmadrid.com/2021/10/20/60802/el-fuerte-deficit-comercial-de-agosto-refleja-una-economia-en-expansion.html

    Juan S. Mora-Sanguinetti: El impacto de la eficacia de la justicia en la inversión empresarial en España

    https://www.bde.es/f/webbde/SES/Secciones/Publicaciones/InformesBoletinesRevistas/ArticulosAnaliticos/21/T3/Fich/be2103-art22.pdf

    Xavier Aldekoa: Menos del 2 % de las vacunas contra la covid-19 en el mundo han sido administradas en países africanos

    https://www.revista5w.com/temas/salud/los-ultimos-32061

    Carmen Lucas: Preocupación en el Tribunal de Cuentas por si los partidos del Gobierno vacían sus funciones. Una reforma de la Ley Orgánica del Tribunal de Cuentas y de la Ley de Funcionamiento impulsada por la mayoría del Congreso podría dejar al órgano fiscalizador sin la jurisdicción contable por la que exige fianzas millonarias a líderes independentistas

    Prnoticias.com: Uno de los reclamos a los que RTVE se ha enfrentado en los últimos años con más fuerza ha sido a hacer públicos los sueldos de su equipo directivo. Sin embargo, a través del portal de Transparencia de la Corporación, puede consultarse el salario de la cúpula directiva . Hace escasos días, el Gobierno presentaba los PGE con una reducción del 6,3% hasta los 443 millones de euros en 2022. La deuda total de la Corporación llega  hasta los 380 millones de euros

     diariocritico.com : El  informe secreto conocido como ‘Jano’ se ha colado en la intervención del comisario Villarejo sobre la operación de espionaje al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas. Cuando el diputado de ERC, Gabriel Rufián le ha preguntado si había insinuado que se planteó «inyectar sustancias a según quién para hacer según qué», Villarejo ha revelado que se refería a Juan Carlos I. «Al rey emérito se le inyectaron hormonas femeninas e inhibidores de testosterona para rebajarle la libido porque se consideraba un problema de Estado que este señor fuera tan ardiente, por así decirlo», ha manifestado el ex comisario

    https://www.diariocritico.com/nacional/villarejo-revelacion-rey-emerito-libido-hormonas-inhibidores-testosterona

    Alba Asenjo: El Gobierno aprobará la ley para impulsar los planes de pensiones de empresa antes de fin de año. En cambio los sindicatos afirman que no negociarán este aspecto hasta que no esté cerrado el mecanismo de equidad intergeneracional

    Antonio Salvador: La Comisión Europea ha recurrido al silencio administrativo para no entregar copia de los contratos millonarios que ha firmado hasta el momento para la compra de vacunas contra la covid-19, lo que impide fiscalizar su gestión y conocer con detalle los términos acordados con las siete empresas farmacéuticas con las que ha cerrado operaciones de adquisición para garantizar las dosis suficientes a los estados miembros

    Cristina de la Hoz: La izquierda se le queda pequeña a Yolanda Díaz. Su idea pasa por hacer una plataforma no solo superadora de las siglas que la compongan sino, incluso que vaya más allá es lo que es la izquierda ideológica. Por eso las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, bendiciendo los planes de la también responsable de Trabajo, son interpretados más como un intento de arrinconamiento que un apoyo real. En el entorno de Díaz afirman que “hay más gente fuera de los partidos que dentro” y agregan que “la izquierda es pequeña»

    Descripción: https://www.elindependiente.com/wp-content/uploads/2021/10/EuropaPress_4001318_vicepresidenta_segunda_gobierno_ministra_trabajo_yolanda_diaz_sesion-656x368.jpg

    Alfonso J. Fernández: El deber de transparencia y honestidad de la banca tendrá rango de ley. Para cumplir con esa transparencia y honestidad deberán dotarse de políticas de ventas garantistas

     

    “La propuesta contempla incluir otro apartado de forma que la persona titular del Ministerio Asuntos Económicos y Transformación Digital pueda dictar disposiciones adicionales.Éstas irían dirigidas a la definición, alcance y aplicación de políticas, procedimientos y controles internos de las entidades de crédito. El objetivo es garantizar que se cumplen las obligaciones impuestas por las normas de conducta, transparencia y honestidad bancaria. Dicha modificación se hace añadiendo un nuevo apartado 8 en el artículo 29 de la ley. Concreta que las entidades deben incluir mecanismos para el control de diseño de gobernanza de productos. También de la remuneración del personal de ventas con el propósito de promover una conducta responsable y evitar posibles conflictos de intereses”

    Sara Martí: El estigma de la energía nuclear: ¿puede ser una buena alternativa

    https://economia3.com/2021/10/14/463689-energia-nuclear-una-alternativa-energetica-estable-y-economica/?utm_medium=email&utm_source=newsletter&utm_campaign=newsletter-semanal?

    Pablo Sempere: Bruselas inicia el proceso para reactivar unos objetivos de deuda y déficit suavizados en 2023. Da hasta fin de año a autoridades y sociedad civil para presentar sus propuestas. El nuevo marco, sensible a las inversiones verdes y digitales, se diseñará en el primer trimestre de 2022 y se pondrá en marcha al año siguiente

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2021/10/19/economia/1634652730_520757.html

    Jesús Bastante: El campanario de Benicarló es del pueblo, no de la Iglesia

    Descripción: La torre-campanario de Benicarló
    https://www.religiondigital.org/espana/campanario-Benicarlo-pueblo-Iglesia-inmatriculaciones_0_2388661119.html

    Eduardo Fernández: Marcos de Quinto se aparta de La Séptima, la nueva televisión que alienta el empresariado murciano. El ex de Coca-Cola y Ciudadanos se desvincula de la fundación del canal y del Grupo Zambudio. Félix Revuelta, de Naturhouse, también se ha distanciado del proyecto

    Descripción: El empresario y ex diputado Marcos de Quinto.
    https://www.elmundo.es/economia/empresas/2021/10/19/616eafe2fc6c834d028b45ea.html

    Fundspeople.com: El regulador europeo busca opiniones y consejos sobre cómo mejorar la protección al inversor retail bajo MiFID II. ESMA ha abierto una consulta pública para recabar feedback de la industria financiera y todas las partes afectadas. El objetivo es responder a la petición de asesoramiento sobre este tema lanzado en julio por la Comisión Europea

    La obsesión con el Anonimato   La irracional obsesión que algunos políticos tienen con la persecución de algo tan natural como el anonimato en la red. Esto es muy sencillo: cada vez que un político presenta una proposición de ley para intentar restringir el anonimato en la red, está en realidad demostrando que no entiende en absoluto su funcionamiento, ni los derechos más elementales de los ciudadanos. Un político que cree que el anonimato en la red es como algún tipo de capa de invisibilidad que permite todo tipo de desmanes es como un niño pequeño que levanta el puño hacia el cielo porque le molesta que le tire gotas de agua cuando llueve. El pasado lunes, el Partido Popular presentó en el Senado una proposición de ley para obligar a las plataformas que sustentan las redes sociales a identificar a todos los que se den de alta mediante el documento nacional de identidad. Una propuesta tan profundamente absurda y sin sentido, que es digna de quienes ven la red como un lugar en el que les acosan e insultan, y no son capaces de plantearse que la mala educación, la falta de gusto o la crítica expresada con más o menos estilo no son delitos, y que no solo forman parte del juego, sino que plantearse eliminarlos o perseguirlos es una actitud claramente liberticida. Sobre el anonimato como derecho he escrito en numerosas ocasiones, y siempre en el mismo sentido. Para entender el balance entre anonimato y participación en la red, lo mejor es pasarse por la Electronic Frontier Foundation (EFF), una de las instituciones de referencia en los Estados unidos en cuanto a derechos civiles, y leer las páginas que tiene dedicadas al tema. Básicamente, viene a decir que el anonimato es un escudo contra la tiranía de la mayoría, y por lo tanto, ejemplifica el propósito que hay detrás de la Declaración de Derechos Humanos o de la Primera Enmienda de su Constitución: proteger a las personas impopulares de las represalias que pudieran surgir de la mano de una sociedad intolerante. Una crítica expresada en tono hiriente, una contestación mal educada o hecha con clara falta de gusto, y muchas otras reacciones relacionadas son, por mucho que nos puedan molestar o doler, parte de los derechos de una persona, siempre que no incurra en conductas tipificadas como delito como podrían ser la injuria, la calumnia, la divulgación de información personal, las amenazas, etc.Lo que algunos políticos tienen que entender es que cuando una innovación como internet permite que cualquiera en la sociedad tenga voz, en esa sociedad va a haber necesariamente personas con escaso gusto, con poca educación, con mal carácter o con baja tolerancia, y eso no nos legitima para pretender eliminar su derecho a expresarse. Si esas personas no se comportan como al político le gustaría, lo que tiene que hacer ese político es aguantarse y desarrollar una piel más gruesa, porque tratar de acudir a un juez para decir «Fulanito me ha insultado» como si estuviéramos en el colegio solo va a generar como resultado que el juez pierda su valioso tiempo, que estaría mucho mejor utilizado si se dedicase a enjuiciar delitos de verdad, y solo podrá confirmarle lo que es evidente: que esos comportamientos no son delito. Por el contrario, si el político se siente claramente injuriado, amenazado, calumniado, etc., lo que el juez dirá es que, en efecto, el comportamiento es constitutivo de delito, y solicitará al prestador de servicios la identificación del usuario, que por lo general, será relativamente trivial. Para que un usuario logre de verdad esconder su identidad en internet de manera que no pueda ser trazada, hace falta unos conocimientos y unas herramientas que no están, por lo general, al alcance del usuario medio, y que exigen tomarse un trabajo bastante fuera de lo común. Por más que le moleste a algunos políticos, lo que define cuando un comportamiento es constitutivo de delito y cuando no lo es no es su sensibilidad personal de ofendiditos, sino la ley. Por tanto, pretender que, porque su sensibilidad se ha visto perturbada, todos pasemos a tener que utilizar la red con las manos en la nuca y el carnet en la boca es, simplemente, una barbaridad digna de alguien que no ha entendido ni como funciona la red, ni como funciona ni siquiera el juego democrático. No, que te insulten o te contesten desabridamente no es delito, sino que va en el cargo. No puedes aspirar a desempeñarte en política sin molestar a nadie, ni pretender que esos a los que han molestado te miren comprensivamente y eviten asignarte algún calificativo más o menos hiriente. ¿Sería mejor que no hubiera insultos? Seguramente, pero es lo que hay, y posiblemente la mejor manera de evitar que se elevase el tono es no hacerlo en los propios círculos políticos. El anonimato es un derecho, y va a seguir siéndolo, diga lo que diga ningún partido, salvo que la dinámica política gire hasta el punto de que España, en vez de asemejarse en materia de derechos a otros países de Europa o a los Estados Unidos, empiece a parecerse a China – que por cierto, sí prohibe el anonimato. A lo mejor es que ese es el modelo en el que el partido que presenta la proposición de ley pretende inspirarse, pero lo dudo. Y por tanto, vamos a dejarnos de estupideces inmaduras, y vamos a dejar el anonimato en paz” Enrique Dans

     “ Neolenguas o la nueva higiene verbal Hay que empezar con George Orwell, el escritor y periodista británico que luchó durante toda su vida contra la manipulación del lenguaje. En su célebre ensayo La política y la lengua inglesa (1946) critica especialmente la neolengua política, que «ha de consistir, sobre todo, en eufemismos, en interrogantes, en mera vaguedad neblinosa». Pero Orwell, cuyos consejos sobre escritura clara son imprescindibles, no es el más indicado para explicar la neolengua contemporánea. El escritor reprobaba la retórica política que busca confundir, ocultar realidades y evadir responsabilidades. Sus enseñanzas, por tanto, no nos sirven para entender los pronombres neutros, el lenguaje inclusivo o los eufemismos políticamente correctos. Como dice Deborah Cameron, autora de Verbal Hygiene (1995), «los críticos de la corrección política están desplegando el concepto eufemismo de una manera que ‘san George Orwell’ deploraría: como una mueca generalizada hacia palabras que consideran de alguna manera inapropiadas –demasiado largas, demasiado guays, demasiado nuevas, demasiado políticas–. Cuando usan la palabra eufemismo, significa lo que eligen que significa». Ahora bien, se puede sustituir eufemismo por neolengua. No todo neologismo es neolengua orwelliana. Para hablar de la neolengua contemporánea hay que hablar de poder. En la política de izquierdas contemporánea todo es política, desde lo que desayunamos hasta lo que nos excita en la cama. Y la política siempre ha sido una cuestión de poder. Sin embargo, la concepción del poder que está detrás de esta politización no es la clásica, la maquiavélica; es una concepción foucaultiana. Es decir, todo es política y todo está atravesado por pugnas de poder a menudo invisibles. Lo explica así el filósofo Richard Rorty en Forjar nuestro país (1999): «El concepto poder denota una agencia que ha dejado una mancha indeleble en cada palabra de nuestro lenguaje y en cada institución de nuestra sociedad. Está siempre ahí, y no podemos verlo ir ni venir. Uno puede divisar a un empresario con un maletín llegando a la oficina de un congresista, y quizá bloquearle la entrada. Pero nadie puede bloquear el poder en el sentido foucaultiano. El poder está tanto dentro como fuera de uno». Obviamente, según esta lógica, el lenguaje es también siempre político. El activismo en defensa de la «higiene verbal» o de la reivindicación de un lenguaje inclusivo no tiene solo una motivación reparadora, sino que busca también señalar una causa política, problematizar –un concepto muy usado en los estudios culturales– las cosas que hemos asumido como neutrales o ajenas a la política. Como explica Cameron, «la nueva higiene verbal está motivada políticamente y asume que el lenguaje no solo es un medio para las ideas, sino un formador de ideas, que siempre e inevitablemente es político, y que la verdad que dice alguien puede ser relativa al poder que tiene. Este conjunto de asunciones, más que la simple intención de sustituir unas palabras por otras, es lo que hace que la cuestión del lenguaje ‘políticamente correcto’ sea tan explosiva». A menudo los activistas por un lenguaje inclusivo o políticamente correcto no intentan resolver un problema lingüístico, sino de representación o reconocimiento político. No es que haya una palabra que ha dejado de evocar lo que tenía que evocar o de definir con exactitud una realidad, sino que de pronto nos hemos dado cuenta de que quizá no estábamos todos incluidos en ella. No importan tanto la morfología, la pragmática o los usos y reglas de lenguaje, sino si la reforma lingüística es capaz de evocar la pugna política que se desea visibilizar. Pongamos un ejemplo: en junio de 2021, en el Día Internacional del Orgullo LGTBI, la ministra de Igualdad de España, Irene Montero, afirmó en la televisión pública que siempre estaría «del lado de un lenguaje que haga sentir a todas las personas que son importantes, y que existe un compromiso con ellos, ellas y elles». Montero estaba usando un pronombre neutro para reivindicar la existencia de los individuos no binarios, que no se identifican con el género masculino ni femenino. Aquí, el concepto elle importa más como reivindicación política que como reforma lingüística. Sigue la lógica de que «lo que no se nombra no existe». Según Álex Grijelmo, autor de Propuesta de acuerdo sobre el lenguaje inclusivo (Taurus, 2021), «decir que lo que no se nombra no existe es olvidar que en la comunicación funcionan el sobreentendido, la presuposición, la insinuación, la ironía… y, sobre todo, el contexto». Para el periodista, la solución no es crear un género neutro, sino que las mujeres (o, por ejemplo, los individuos no binarios) «se apropien de los genéricos en lugar de sentirse excluidas. Ya ha pasado con palabras originariamente exclusivas de los hombres, como homenaje o patrimonio».Al mismo tiempo, ¿a quién dañan estas reivindicaciones? El activismo por la higiene verbal es inofensivo. Como dice la lingüista Elena Álvarez Mellado, «el pronombre elle es una forma de denominarse a sí mismo, no nos están imponiendo nada a los demás, es lo menos amenazante del mundo». Es una cuestión de autoestima; una comunidad decide nombrarse como desea. El problema está en la implantación más allá de la propia comunidad. Hay una aspiración de universalidad en la reivindicación de los pronombres neutros que choca con la necesidad de la mayoría de los hablantes. Irene Montero no estaba frente a individuos no binarios cuando habló de elles: la pregunta es si pasará como con el desdoblamiento de género, cuyo uso es intermitente y no muy estricto. ¿Insistirá Montero hasta que se generalice? . Un ejemplo es el concepto latinx, una manera neutra de nombrar a la comunidad latina en Estados Unidos. Según una encuesta del Pew Research Center, solo un 3% de la población latina usa el concepto, y solo uno de cada cuatro ha oído hablar de él. Solo una minoría movilizada y activista usa el concepto. De esto se deduce algo obvio: el problema de invisibilidad que intenta denunciar este activismo no es lingüístico. Hay quienes creen que esta fijación con los cambios nominales o simbólicos responde a una obsesión de la izquierda contemporánea, que parece que pone menos interés (o el mismo interés) en cambiar las cosas que en renombrarlas. Es lo que Rorty denominó «izquierda cultural, que piensa más en el estigma que en el dinero, más sobre motivaciones psicosexuales profundas y ocultas que sobre una avaricia superficial y evidente». O Tony Judt, que antes de fallecer en 2011 criticó que la izquierda cultural estaba más interesada en las implicaciones metafóricas del poder que en el propio poder. Es un debate largo y complejo, y la visión alternativa sostiene que las cuestiones materiales y las culturales son inseparables: un avance en derechos civiles va acompañado de una normalización moral. El debate lingüístico es más complejo porque los cambios en la lengua son más lentos que los cambios morales. Como dice Grijelmo, «todo lo que concierne a las lenguas evoluciona con una enorme lentitud. A veces nos deslumbran algunos neologismos, pero la estructura de un idioma se modifica poquísimo. Hace siglos que no se inventan una preposición, un artículo, una conjugación verbal». El lingüista John McWhorter es más abierto a los cambios. Dice que los neologismos o los eufemismos son como los calzoncillos: hay que cambiarlos de vez en cuando. «En una sociedad lingüísticamente madura deberíamos asumir que  los  conceptos que utilizamos para ayudarnos a avanzar en nuevas formas de pensamiento requieren de un recambio periódico», dice McWhorter. La «rueda del eufemismo», como ha llamado el psicólogo Steven Pinker a este proceso de reciclaje constante –en el original inglés es treadmill, que es una cinta para correr–, «no es ni el lenguaje de los burócratas, ni tiene que ver con las políticas de la identidad», señala. Y aclara que es un síntoma del hecho de que, por mucho que nos gustaría que fuera al contrario, es más fácil cambiar el lenguaje que cambiar las ideas. Hay cambios necesarios que forman parte de la renovación natural de las lenguas, que son vivas y dinámicas. En otras ocasiones, sin embargo, los cambios responden más a necesidades políticas que lingüísticas, y no son más que intentos bienintencionados pero ingenuos de cambiar la realidad con herramientas deficientes.”  Ricardo Dudda

    https://ethic.es/2021/10/neolenguas-o-la-nueva-higiene-verbal-lenguaje-inclusivo/

    Temor a otra burbuja inmobiliaria Un fantasma recorre el mundo: el miedo a que estalle otra “burbuja inmobiliaria”, en EEUU, Canadá, China o media Europa, por la tremenda especulación y subida de precios en el último año (+9,5%), alimentada por la gran liquidez, los bajos tipos de interés y el fuerte ahorro de las familias. El mayor riesgo está en Frankfort, Toronto, Hong Kong, Múnich, Zúrich, Estocolmo, París, Londres, Moscú y Nueva York. No hay ninguna ciudad española en este «mapa de burbujas», aunque aquí los precios de la vivienda también suben mucho: un +3,3% anual en el 2º trimestre, la mayor subida desde 2019. Pero los precios todavía son 21,5% inferiores  a los máximos de 2007. Eso sí, las ventas se han disparado en julio y agosto, con récord desde 2008, por compras de inversores y ahorradores. Ahora, todo apunta a que las ventas  de viviendas seguirán subiendo y también los precios de pisos y alquileres. Y eso agravará el problema actual, donde los jóvenes (y muchas familias) no pueden comprar ni alquilar.  La pandemia parece bajo control en Occidente y la recuperación económica se afianza en EEUU, Europa y medio mundo. Y un síntoma de que la crisis se desinfla es que las ventas y precios de la vivienda, oficinas y locales llevan meses disparados, como no se veía desde 2007, antes de estallar la anterior  “burbuja inmobiliaria”. Así, los precios de la vivienda han aumentado un +9,5% anual (entre el primer trimestre de 2020 y el 1º de 2021) en los 36 paises de la OCDE, la mayor subida en 30 años. Y en Europa, los precios de la vivienda han subido un +7,3% anual en el 2º trimestre de 2021, la mayor subida desde septiembre de 2007 (y un +6,8% en los paises del euro, la mayor subida desde 2006), según Eurostat. ¿Qué explica esta subida histórica de la vivienda? Un cocktail de razones: la tremenda liquidez en todas las economías (tras las inyecciones de dinero y compras de deuda de los bancos centrales, en especial la Reserva Federal  USA y el BCE) y los bajos tipos de interés, que animan a los inversores (Fondos y bancos) y a los particulares a comprar viviendas, oficinas y locales, aprovechando la caída de precios y ventas provocada por la pandemia, confiando en que “el ladrillo es un valor seguro” (¿les suena?) y que hay margen para ganar mucho dinero cuando la economía se recupere. Y como la oferta de viviendas, oficinas y locales estaba muy estancada tras la anterior crisis inmobiliaria, esta fuerte demanda post pandemia ha disparado los precios en medio mundo. Con ello, se han despertado los temores a que estalle otra burbuja inmobiliaria, como la que provocó en 2008 la anterior recesión. La preocupación es muy evidente en EEUU, Canadá y gran parte de Europa. Y se agravó a finales de septiembre, cuando se temió la quiebra en China de Evergrande, la mayor inmobiliaria del mundo, asfixiada por una deuda de 300.000 millones de dólares y las medidas tomadas por el gobierno chino para frenar la burbuja inmobiliaria en un país donde los precios de la vivienda se han multiplicado por 10 en los últimos 20 años (y donde un piso de 60m2 cuesta 500.000 euros, por la especulación). Los mayores riesgos de burbuja inmobiliaria se dan a Canadá, Nueva Zelanda y Suecia, según la agencia Bloomberg, pero también les preocupan EEUU (la vivienda se encareció un +18,6% en junio 2021, la mayor subida en 30 años), Noruega, Reino Unido y Dinamarca, seguidos de cerca por Bélgica, Austria y Francia. Otro análisis es el de UBS Group, que ha elaborado un Índice global de riesgo de burbujas por paises (ver mapa), donde indica las 9 ciudades con más riesgo inmobiliario (índice superior a 1,5 puntos): Frankfort (2,16 puntos), Toronto (2,02), Hong Kong (1,90), Múnich (1,84), Zúrich (1,83), Vancouver (1,66), Estocolmo (1,62), París (1,59) y Ámsterdam (1,58 puntos). Hay otro grupo de ciudades con los precios de la vivienda “sobrevalorados” (Índice de +0,5 a 1,5 puntos) pero sin riesgo de burbuja, como Londres, Moscú, Nueva York, Los Ángeles, Tokio y Moscú. Y sitúa a 3 ciudades con unos precios de la vivienda “razonable” (Indicé +0,5 a -0,5): Madrid, Milán y Varsovia. Como se ve, 6 de las 9 ciudades con riesgo de burbuja inmobiliaria están en Europa. Y los últimos datos de Eurostat reflejan la fuerte subida de precios de la vivienda en algunos paises, muy superior al ya elevado aumento de la UE-27 (subida anual del +7,3% en junio 2021): Estonia (+16,1%), Dinamarca (+15,6%), Chequia (+14,5%), Lituania (+13,3%), Letonia (+12,4%), Luxemburgo (+13,6%), Paises Bajos (+12,8%), Hungría (+11,9%), Austria (+11,7%) y Suecia (+10,9). España es el 2º país europeo donde menos sube la vivienda (+3,3% en el último año), sólo por detrás de Italia (+0,4%) y menos que Francia (+5,7%) y Portugal (+6,6%). Y si analizamos la evolución de los precios de la vivienda en Europa entre 2010 y junio de 2021, han subido en 23 paises (+34% de media en la UE-27, +133% en Estonia, +80% en Suecia o Alemania, +50% en Portugal y +22% en Francia) pero cayeron en otros cuatro paises, los más “escaldados” por la anterior burbuja: Grecia (-28%), Italia (-13%), Chipre (-8%) y España (-3%), según Eurostat. Así que los precios de la vivienda están subiendo con fuerza en medio mundo y en Europa pero suben menos en España: recordemos, un +3,3% anual en el 2º trimestre de 2021, según el INE, más que en todo el año 2020 (+2,1%), la menor subida en 6 años por la pandemia, pero menos de lo que subió en 2019 (+5,1%) y la menor subida desde 2014 (+0,3%), el primer año en que remontó el precio de las viviendas tras las drásticas bajadas de 2008 a 2013 (-45% de caída tras estallar la burbuja inmobiliaria). Eso quiere decir que aunque ahora la vivienda suba algo más, su precio sigue por debajo del que tenía en 2008, todavía un 21,5% inferior, según los datos del Ministerio de Transportes: 1.649,2 euros/m2 en junio de 2021 frente a un máximo de 2.101,4 euros/m2 a finales de 2008. Eso sí, ha subido un +12,7% desde el precio mínimo que tenía a finales de 2014 (1.463,1 euros/m2). Los precios de las viviendas están subiendo, en el mundo y en España, porque han aumentado las ventas, porque hay más demanda de viviendas, oficinas y locales, sobre todo de inversores y ahorradores, que comprar buscando una plusvalía futura o alquilarlos. En España, las ventas se desplomaron al estallar la burbuja en 2008 (de 775.300 viviendas vendidas en 2007 a 552.080 en 2008 y un mínimo de 312.593 en 2013) para recuperarse lentamente a partir de 2014 (318.830) y sobre todo en 2018 (517.984) y 2019 (505.467), cuando rozaron las ventas de 2008. Pero llegó la pandemia y las ventas cayeron drásticamente, a 420.238 viviendas en 2020. Ahora, en 2021, con el inicio de la recuperación, las ventas crecen mes a mes, alcanzando las 267.715 viviendas vendidas en el primer semestre, según el INE, ya más que en la primera mitad de 2019 (266.018). Y sobre todo, se han disparado las ventas en julio y agosto, dos meses récord desde 2008.  Esta mejoría de las ventas (49.900 viviendas en agosto, 40.300 de segunda mano y sólo 9.600 nuevas) se explica en buena medida por las compras de inversores (Fondos e inmobiliarias) y de ahorradores, como demuestra que 15.000 de esas ventas se hayan pagado al contado, sin hipoteca. Pero también hay compras de familias, aprovechando que los bancos han abierto la mano con las hipotecas (tienen incluso “una guerra” para robarse clientes) y que los tipos están muy bajos, los menores de la historia reciente: el tipo medio era del 2,54% en julio de 2021, frente al 2,59% en julio de 2019 y el 4,26% que se pagaba por una hipoteca en julio de 2013, según el INE. La consecuencia es que en julio de 2021 se han firmado 35.329 hipotecas, un 36,8% más que el año pasado (pandemia) y más del doble que el peor año de la crisis (17.055 hipotecas firmadas en julio de 2013). Vistos los datos de subidas de precios, ventas e hipotecas firmadas, es evidente que hay una recuperación de la vivienda en España, una vuelta a la mejoría de 2018 y 2019. Pero no debemos tener miedo a otra burbuja inmobiliaria, según los expertos y los datos. Primero, suben los precios, pero todavía las viviendas cuestan un 21,5% menos que en 2008. Segundo, se venden muchas viviendas (podrían superar las 500.000 este año 2021), pero todavía se venden un tercio menos que en 2007 (775.300). Y se piden muchas hipotecas (35.329 en julio), pero todavía son un tercio menos de las hipotecas que se daban antes de estallar la burbuja inmobiliaria (104.808 en julio de 2007).  Eso no quita que no haya que vigilar de cerca al mercado de la vivienda, para evitar que los precios se disparen a medio plazo y se agrave el riesgo de otra burbuja. Máxime cuando todos los factores apuntan a que los precios de la vivienda seguirán subiendo, en 2021 y más en 2022. Por un lado, va a aumentar la demanda, tanto de especuladores e inversores como de familias, porque se crean 130.000 nuevos hogares cada año. Y por otro, la oferta de vivienda nueva crece menos, una media de 90.000 nuevas viviendas al año. Este déficit de viviendas tensiona el mercado y lo va a tensionar más en el futuro, si se asienta la recuperación, provocando nuevas y mayores subidas de precios. Y hay otros dos factores que van a encarecer el precio de la vivienda, sobre todo las viviendas nuevas. Uno, la subida de las materias primas que utiliza la construcción (la madera, el acero, el cobre o el aluminio, además del cemento, por la subida de la luz) y la maquinaria. Y el otro, la falta de mano de obra cualificada (la patronal dice que necesitan 700.000 trabajadores), lo que puede obligar a las empresas a subir los sueldos y trasladar esos mayores costes a los precios. La subida de los precios y las ventas de la vivienda son una buena noticia para la economía, en la medida que la construcción es una de las locomotoras del crecimiento (aporta un 5,7% del PIB) y del empleo (1.324.800 ocupados). Pero la subida del precio de la vivienda es una mala noticia para muchas familias, no sólo porque les dificulta más la compra de un piso (al ser más caro), sino porque la subida de las viviendas encarece también los alquileres (los inversores o particulares que compran para alquilar, si ahora tienen que pagar más por el piso buscarán subir el alquiler para mantener su beneficio). De hecho, los últimos datos de Eurostat revelan que los alquileres son hoy un 5% más caros que en 2010 mientras el precio de la vivienda está un 3% por debajo. Si sube la vivienda más de lo que ha subido ya, y con ello los alquileres, será un problema para muchas familias, en especial para las que tienen ingresos bajos y no pueden pagar ni una hipoteca ni un alquiler. En especial, será un grave problema para los jóvenes: ya hoy, con los precios actuales, los menores de 30 años no pueden comprar ni alquilar en ninguna autonomía, según un estudio del Instituto de la Juventud. Y eso porque su sueldo medio es bajo y tendrían que dedicar un 60% al pago de una hipoteca o el 90% al pago del alquiler, porcentajes que duplican y triplican el máximo recomendable y que vigilan los bancos (que el gasto no supere el 30% de los ingresos). Pero la situación es peor en algunas autonomías: los jóvenes tendrían que destinar el 92% de sus ingresos para pagar una hipoteca en Baleares y del 75 al 65% en Madrid, País Vasco, Canarias y Cataluña. Y más del 100% de sus ingresos para alquilar en Cataluña, Baleares y Canarias, rozando el 100% en Madrid. Tremendo. Y en el caso de los jóvenes de 30 a 34 años, tampoco pueden comprar o alquilar: una hipoteca se lleva de media el 45% de sus ingresos (el 59% en Madrid y el 75% en Baleares, sólo baja al 30% que podrían pagar en Murcia, Extremadura y Castilla la Mancha) y un alquiler supone el 65% (y casi el 80% en Cataluña, Madrid, Baleares y Canarias, no pudiendo alquilar con el 30% de sus ingresos en  ningún lugar). Todos sabemos que hay un serio problema de vivienda en España pero ahora, con la perspectiva de subidas de precios, en la compraventa de viviendas y en los alquileres, la situación será peor, sobre todo para familias con pocos ingresos y para los jóvenes (incluso hasta los 34 años). Por eso urge un Plan de vivienda realista, no parches populistas asentados en controles de precios. La única manera de frenar la subida de precios, en la vivienda y los alquileres, es actuar sobre la oferta, facilitar la construcción de más viviendas, públicas y privadas, para venta y alquiler. Y eso pasa por facilitar la disponibilidad de suelo público (Ayuntamientos), agilizar las promociones y facilitar financiación suficiente a los promotores (públicos y privados). Hace falta construir más viviendas para frenar la subida de pisos y alquileres y atender a la demanda de jóvenes y familias. Y, en paralelo, facilitar que salgan al mercado las 3,4 millones de viviendas vacías, con incentivos a sus propietarios, no asustándoles para que no alquilen. Tomen medidas sensatas”  Javier Gilsanz

    https://economiaaloclaro.blogspot.com/2021/10/temor-otra-burbuja-inmobiliaria.html

    El Presupuesto dispara un 52% los beneficios fiscales para las empresas aunque limita su uso  La gran novedad, en términos tributarios, del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022 es la creación de un tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades que limitará la posibilidad que las compañías tienen de reducir su tributación aplicando ventajas fiscales. Sin embargo, dada la recuperación económica y la reactivación de determinadas inversiones sujetas a incentivos, el Gobierno estima que, pese a la nueva limitación, las compañías españolas dispararán un 52% interanual el uso de beneficios fiscales ligados a Sociedades, rebajando en 5.674 millones de euros los ingresos potenciales del Estado.Para el año 2021, Hacienda había presupuestado inicialmente el consumo de 3.872 millones en beneficios fiscales de Sociedades, si bien la desaceleración en la recuperación económica le ha llevado a moderar su cálculo a los 3.740 millones en la elaboración del Presupuesto de 2022, ejercicio para el que prevé un incremento de 1.934 millones. Estos beneficios fiscales son el conjunto de deducciones, reducciones, exenciones o tipos especiales que se ofrece a las empresas para incentivar determinadas prácticas y que les permiten aminorar el pago real del impuesto frente al tipo nominal de partida del 25% (30% para banca y petroleras)

    En 2022, por primera vez, esa rebaja no podrá erosionar el umbral del 15% de la base imponible (que es el beneficio una vez realizados otros ajustes contables por créditos fiscales, fusiones y otros supuestos), o el 18% en el caso de banca y petroleras. En todo caso, el límite regirá solo para grupos consolidados, o firmas que facturen más de 20 millones, y la mayoría ya paga más del 15%, por lo que Hacienda asume que apenas recaudará 400 millones de las 1.070 mayores empresas. Más allá, el motivo por el que la cuantía de beneficios fiscales aplicados crecerá pese a este nuevo límite es fundamentalmente “el efecto simultáneo de un ciclo económico más favorable que el observado” en 2021, justifica Hacienda, lo que impulsará más la actividad y conllevará una “ampliación del conjunto de incentivos” disponibles. A partir de ahí, el Gobierno apunta en los Presupuestos a una serie de factores clave. El primero de ellos parte de la previsión de que las sociedades de inversión de capital variable (las sicavs) disparen su beneficio elevando, en consecuencia, en un 251,6%, hasta los 568 millones, el beneficio fiscal que deriva de su potestad de tributar a un tipo reducido de tan solo el 1%. Otro tanto ocurre con las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria, las socimis, aunque en su caso el nuevo gravamen especial del 15% aplicado a partir de 2021 “atenúa el crecimiento inercial de los beneficios fiscales asociados a estas entidades”, admite Hacienda, lo que modera el incremento para 2022 al 40,8%, en los 235 millones. Más allá, la mejora económica prevista para 2022 animaría la actividad general y el aprovechamiento de beneficios concretos como las deducciones por inversiones en Canarias (que crecerían un 91,1%, hasta los 369 millones); la deducción por donaciones, que subirá un 49,3%, hasta los 257 millones), o la reducción por reservas de capitalización, que aumenta un 46,7%, a 625 millones En paralelo, las deducciones asociadas a la I+D+i avanzarían un 39,2%, hasta los 891 millones, y los incentivos pendientes de inversiones de ejercicios anteriores crecen un 37,4%, hasta los 754 millones. En total existen 22 grandes grupos de beneficios fiscales por Sociedades, si bien los citados hasta ahora, más los 367 millones de exención a las entidades sin ánimo de lucro, concentran el 75,4% de todo el paquete. Más allá, destaca también la proyección para las producciones cinematográficas, escénicas y audiovisuales, que, gracias a las mejoras aprobadas en 2021, elevarán el uso de sus beneficios fiscales un 54,1%, hasta los 153 millones”   Juande Portillo

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2021/10/20/economia/1634754861_365936.html

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    *
  • Comments are closed.

Calendario de artículos

octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Artículos anteriores