• Este lunes Canadá ha reabierto sus fronteras terrestres a los ciudadanos estadounidenses que estén vacunados contra la COVID-19 y presenten un test negativo. El 7 de septiembre la medida se ampliará para viajeros del resto del mundo que cuenten con la pauta completa de AstraZeneca, Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson

    https://www.hosteltur.com/145962_canada-abre-sus-fronteras-para-estadounidenses-vacunados.html

    elconfidencial.com : Animales o personas?. Operación Ark: el plan para evacuar mascotas en Afganistán desata la polémica en UK. Un exmarine británico que tiene ahora un santuario de animales se niega a abandonar Kabulsi no es con sus animales rescatados. Downing Street recibe amenazas de activistas por no ayudar a evacuar a las mascotas

    https://www.elconfidencial.com/mundo/europa/2021-08-27/operacion-ark-polemico-plan-uk-rescatar-mascotas-afganistan_3253786/

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    CARTELES MUSICALES. WOODSTOCK, 1969

    ¿Qué pasó en Woodstock en agosto de 1969, hace ahora 52 años, para que haya tantos americanos (o no) de aquella generación tocados todavía por la nostalgia (y otras secuelas más raras)? En Nueva York, la Woodstock Music & Art Fair  organizó una llamada Aquarian Exposition que se celebró realmente en Bethel, a unas 40 millas de Woodstock bajo el lema de “tres días de paz y música”. Arnold Skolnick contribuyó a la convocatoria con este ingenuo cartel de semiguitarra y pajarito.

    Santana, Soul Sacrifice:

    Crosby, Stills, Nash & Youg, Wooden ships:

    Matthews Southern Comfort (1970), Woodstock, de Joni Mitchell, true Peace and Music:

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Descripción: Descripción: Libros de transhumanismo

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    DECKCARD23:El imperio de Bitcoin

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/51D8nGElTgL._SX355_BO1,204,203,200_.jpg 

    https://www.xataka.com/criptomonedas/por-que-no-voy-a-invertir-en-bitcoin-ni-en-criptomonedas

    Enric Juliana: Aquí no hemos venido a estudiar. Memoria de una discusión en el penal más duro de la dictadura. El debate de un mundo olvidado que explica el presente.

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/41KgXXfa8yL._SX327_BO1,204,203,200_.jpg

    Rubén Arranz entrevista a Jaime Peñafiel: Es que Felipe VI no ha respetado la presunción de inocencia de su padre. Fue el primero que levantó la veda cuando le retiró a su padre la asignación que recibía de los Presupuestos Generales del Estado. Entonces, hubo quien pudo pensar que don Juan Carlos no era una persona de fiar. Fue su propio hijo quien le señaló

    Descripción: Jaime Peñafiel

    https://www.vozpopuli.com/espana/entrevista-jaime-penafiel-carne-humana_0_1382262066.html

    Luis Alemany entrevista a Lorenzo Bernaldo de Quirós: «La izquierda actual se comporta como una alianza de sectas posmodernas»

    Descripción: https://phantom-elmundo.unidadeditorial.es/32c4ceaefd17b53348791e7f25c1aa95/crop/0x0/1018x679/resize/746/f/jpg/assets/multimedia/imagenes/2020/06/25/15930784060022.jpg
    https://www.elmundo.es/papel/cultura/2020/06/26/5ef46a51fdddffe5848b45f2.html

    Marimar Jiménez entrevista a  Miguel Vicente: “Las ‘startups’ querrán ahora ser camellos, no unicornios”

    Descripción: Miguel Vicente, cofundador de Antai Venture Builder y presidente de Barcelona Tech City.
    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/08/17/companias/1597623642_642407.html

    Los Chips son el nuevo petróleo El mayor fabricante de chips del mundo, la taiwanesa TSMC, que había hecho públicas el pasado julio sus expectativas de que la crisis de los chips comenzase a remitir en este trimestre, anuncia ahora un incremento de sus precios de un 10% para los chips más avanzados y de un 20% para los de generaciones anteriores, que podría representar un encarecimiento de muchos de los productos que los incorporan.Hace algunos meses, el New York Times tituló que los chips eran el nuevo papel higiénico. En realidad, la analogía correcta sería compararlos con el petróleo: una industria con relativamente pocos productores, con un liderazgo clarísimo por parte de una sola compañía (TSMC fabrica el 92% de los chips más sofisticados, y el 60% de otros más sencillos), con una significativa ventaja tecnológica sobre las demás, y cuyo precio afecta a una amplísima gama de productos. La actual crisis de los chips o chipaggedon, provocado por una conjunción de circunstancias entre las que se cuenta la pandemia o la guerra comercial iniciada por el anterior presidente norteamericano, Donald Trump, ha provocado descensos en la producción de numerosos productos, sobre todo de aquellos que contaban con cadenas de suministros más basadas en metodologías just-in-time, como los automóviles, y ha generado cuantiosos beneficios para las compañías dedicadas a su fabricación. Con la excepción de Tesla, una compañía más tecnológica que de automoción que fue capaz de reescribir su software para mantener su producción, la gran mayoría de las compañías de automóviles se han visto obligadas a parar sus fábricas y a reducir incluso sus inversiones en publicidad en todo el mundo.Pero más allá de las cadenas de suministro, la evolución de la tecnología y de la fabricación de chips está afectando incluso a la geopolítica: los Estados Unidos anuncian inversiones de hasta 52,000 millones de dólares para construir entre siete y diez fábricas en su país, la norteamericana Nvidia intenta adquirir ARM y ve la operación sometida a estudio por el gobierno británico, mientras el gobierno chino apoya fuertemente a su industria para que avancen en su tecnología y lleva a cabo adquisiciones estratégicas para intentar acceder a algunas de las tecnologías que Occidente intenta mantener fuera de su alcance. Y todo ello con una pujante Corea del Sur, y con la sombra de una China que en ningún momento ha renunciado a reunificar Taiwan, y que, de hecho, lo considera un paso fundamental de cara a lo que denominan «el rejuvenecimiento de la nación». Hablamos de una industria sumamente compleja, en la que un mísero nanómetro define una inmensa ventaja tecnológica, y en la que las materias primas se encuentran tan solo en lugares contados, donde las compañías que diseñan la arquitectura de los chips son diferentes de aquellas que diseñan y fabrican la maquinaria especializadísima para manufacturarlos y también distintos de los que los integran, los que los ensamblan o los que los prueban. Pero el resultado es un producto que tiene efecto sobre una gama amplísima de productos de todo tipo, que progresivamente han ido incorporando más y más chips de todo tipo. Un auténtico reflejo del nivel de sofisticación que ha alcanzado nuestra sociedad, nuestros productos o nuestras cadenas de suministro, y de la dependencia que podemos llegar a tener de uno de los productos que las componen. Que en pocas décadas hayamos pasado de que el producto más estratégico del mundo sea un líquido maloliente extraído de las profundidades de la tierra a que lo sea algo tan complejo como los chips no deja de ser algo que, como mínimo, merece una cierta reflexión”    Enrique Dans

     “Las artimañas de Donald Trump ante los jueces    Una juez federal sancionó este miércoles a nueve abogados del expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) que presentaron una demanda contra los resultados electorales de noviembre pasado en Michigan y que era parte de la batalla judicial que emprendió el líder republicano en distintos estados.La jueza para el Distrito Este de Michigan, Linda Parker, tachó como un «abuso histórico y profundo del proceso judicial» la demanda, según una opinión de 110 páginas recogida por medios locales. La decisión afectó a nueve abogados del exgobernante, entre ellos Sidney Powell y Lin Wood, que deberán reembolsar los gastos en los incurrió el estado de Michigan y la ciudad de Detroit para responder a la acción legal. Además, Parker ordenó que reciban 12 horas de clases de educación legal, la mitad de ellas enfocadas en la ley electoral. La decisión abre la puerta igualmente a que los juristas puedan enfrentar acciones adicionales en los estados donde ejercen su profesión. Para la jueza, el caso «nunca fue sobre fraude” y señaló a Powell y Wood de abusar de «las reglas bien establecidas» para interponer reclamaciones marcadas por «especulaciones, conjeturas y sospechas injustificadas«. «Se trataba de socavar la fe del pueblo en nuestra democracia y degradar el proceso judicial para hacerlo», sentenció la magistrada, quien defendió las sanciones para «disuadir» a quienes busquen presentar «futuras demandas frívolas». En los comicios de noviembre pasado, el actual gobernante, Joe Biden, se impuso a Trump por más de 15.000 votos en Michigan, que era uno de los estados clave en la contienda por la Casa Blanca. Biden juró al cargo el 20 de enero pasado en una ceremonia fuertemente blindada, luego de que seguidores de Trump asaltaran 14 días antes el Capitolio de Estados Unidos, en un intento por detener la sesión conjunta del Congreso convocada para confirmar la victoria electoral del candidato demócrata. Ese violento episodio se saldó con cinco muertos” Rafael Halcón

    https://www.univision.com/noticias/politica/abogados-de-trump-sancionados-demanda-insustancial-fraude-electoral-michigan

     “Las ta­rifas eléc­tricas se han con­ver­tido en uno de los grandes pro­blemas al que el Gobierno tiene que dar res­puesta rá­pida si quiere evitar un gran des­gaste po­lí­tico. El sector eléc­trico con­si­dera que, con la si­tua­ción tan po­li­ti­zada, es harto com­pli­cado re­sol­verlo, pero se muestra dis­puesto a co­la­bo­rar. Las com­pañías de­fienden volver al sis­tema an­te­rior con pre­cios re­gu­lados tri­mes­trales mar­cados por el Ejecutivo y aban­donar el me­ca­nismo ac­tual de dis­cri­mi­na­ción ho­ra­ria.  El pasado 1 de junio arrancó el nuevo recibo de la luz para los consumidores que se acogen al mercado regulado y, desde entonces, el precio del kilovatio no ha cesado de subir. Aunque el nuevo método de la factura que establece tres franjas horarias no tiene nada que ver con los actuales precios, lo que la fórmula está demostrando es que, lejos de provocar el ahorro que se pretendía en el recibo, lo que está generando es una gran confusión y hartazgo. Fuentes del sector eléctrico han reconocido a Capitalmadrid que, con un mercado tan volátil como el actual -con el coste del CO2 y del gas disparados-, está complicando todavía más la situación. Por tal motivo, piensan que el Ejecutivo debería dar marcha atrás y establecer un mecanismo de precios trimestrales medios en lo que los pequeños consumidores que tienen contratada la tarifa PVPC (regulada) supieran el precio medio del kilovatio hora. Las mismas fuentes consideran que con los precios actuales en los que cada día tienes un coste totalmente diferente y tan descontrolado, lo que se genera es una enorme confusión entre los consumidores domésticos. El coste medio del megavatio hora vuelve a alcanzar casi los 117 euros, con unas franjas horarias en las que se llega incluso a superar los 130 euros, lo que hace muy complicado controlar un recibo de la luz. Actualmente, hay unos 10 millones de consumidores que están acogidos a la tarifa regulada, frente a 17 millones de clientes que se encuentran en el mercado libre a los que no les afecta la subida actual al tener pactado un precio con su compañía. El sector considera que con esta metodología todos pierden. Primero, el consumidor que no comprende cómo el coste de la luz se ha disparado tanto. Y segundo, el efecto tan negativo que tiene para las empresas eléctricas pues, al contrario de lo que se está transmitiendo, no están ganando con los precios tan altos. Estiman, en cambio, que son las grandes criticadas por la alarma social que se ha generado. “Con el mercado regulado, ni ganamos ni perdemos. El margen que nos da la tarifa regulada lo marca el Gobierno y es un margen muy limitado para las empresas”, señalan las fuentes. Añaden además que han recurrido a Bruselas para que el margen de comercialización sea más elevado y, por ahora, tienen que mantener el precio. En este sentido, señalan que la bajada del IVA del 21% al 10% y la supresión temporal del 7% del impuesto a la generación eléctrica es un recorte importante para el consumidor, aunque los precios actuales impiden que apenas se note en el recibo mensual. El Gobierno estima que con las medidas adoptadas en el corto plazo, supondrá un ahorro de un 15%.En lo que están en contra, es con la propuesta que hace Unidas Podemos de establecer un precio fijo para la energía nuclear y un máximo para la hidroeléctrica para rebajar la factura de la luz. Sostienen que la iniciativa del socio en el Ejecutivo es “intervencionista”, algo a lo que se opondrá Bruselas. Según ha señalado la portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, el Ejecutivo está abierto a “estudiar todas las opciones y sugerencias posibles” para abaratar el recibo de la luz, en referencia a la propuesta de Unidas Podemos. En las circunstancias actuales, el sector echa en falta que, teniendo en cuenta que el precio del CO2 es uno de los factores que están disparando la factura eléctrica, el Gobierno no destine el incremento de los ingresos que está recibiendo por las subastas del CO2 a mitigar los efectos de la subida. El sector estima que el Gobierno está ingresando unos 1.500 millones de euros adicionales por el aumento del CO2 y que afecta tan negativamente a las tarifas. Añaden además, que el Ejecutivo podía suspender de forma transitoria el mercado del CO2 con el objetivo de evitar que se traslade al precio de la luz y, con ello, “bloquear” también la especulación que este mercado de las emisiones está sufriendo desde hace tiempo. El sector eléctrico considera que los bancos de inversión han convertido el CO2 en un verdadero negocio, protegido por la propia Unión Europea, con medidas para que el coste suba y producir así un efecto disuasorio entre las empresas contaminantes para que inviertan a todos los niveles”. Julián González

    https://www.capitalmadrid.com/2021/8/25/60375/las-electricas-reaccionan-e-instan-al-gobierno-a-acabar-con-la-tarifa-de-franjas-horarias.html

    El precio que se paga por la electricidad en España ha vuelto a ser una de las noticias más recurrentes de las que se está hablando en las últimas semanas, y no es para menos. Si en enero ya fue motivo de preocupación cuando los precios llegaron a superar tímidamente los 100 euros por MWh, en medio de una ola de frío que azotó nuestro país, en agosto los precios han superado esos niveles con holgura, llegando hasta los 122,76 euros por MWh que se pagarán hoy por la electricidad, un nuevo récord en España, según los datos de OMIE, el operador de mercado eléctrico designado. El precio final que se paga por la energía eléctrica en nuestro país no se puede explicar sólo con una variable, ya que son muchos factores los que intervienen en la ecuación (el coste de la materia prima, impuestos, la forma en la que se establecen los precios en el mercado mayorista, la generación de energía con fuentes renovables…), pero en este momento, uno de los componentes que más está afectando a los precios de la energía eléctrica es el precio del gas natural, la materia prima que se utiliza en las plantas de ciclo combinado, las instalaciones que consumen gas para generar energía. Las eléctricas que gestionan estas plantas pagan el precio que marca el mercado, y el aumento ha sido meteórico en los últimos 12 meses: en agosto de 2020 el precio medio del gas fue de 9,39 euros por MWh; doce meses después se está pagando casi 5 veces más esa cantidad, ya que actualmente la cotización de la materia prima es de 45 dólares por MWh. El nuestro no es un caso aislado: también ha ocurrido en otros mercados internacionales, en mayor o menor medida. En el americano, por ejemplo, el precio del gas se ha multiplicado por 2,6 veces en los últimos 12 meses, un aumento que desde Natural Gas Intelligence achacan a las altas temperaturas por el aumento de la demanda que trae consigo. Si en enero los precios del gas se dispararon por la ola de frío, ahora es el calor el responsable del aumento del consumo.Un gas más caro no es el único factor que se tiene que dar para que suba el coste de la factura eléctrica en nuestro país. Además de la subida de los precios, hay que tener en cuenta cómo es la composición de la generación eléctrica según las distintas tecnologías que se utilizan.  Si el porcentaje de la generación es mayor por parte de las plantas de ciclo combinado, un gas más caro tiene un impacto mayor en la factura, algo que está ocurriendo en los últimos días. Hay que recordar que las energías renovables como la eólica o la solar, que según los datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) son las responsables de los precios más bajos cuando fijan el precio de la luz, tienen el inconveniente de depender de las condiciones meteorológicas para su generación. Fuentes de Naturgy explican cómo «los ciclos combinados están teniendo un peso mayor en los últimos días por la ola de calor». Los embalses están más bajos de lo habitual, con la media de los últimos 10 años manteniéndose en el 58% de su capacidad total, frente al 43,96% en los que se mantienen en este momento. Los embalses se han reducido un 1,4% en la última semana, y están por debajo del 52,1% de su capacidad en los que se mantenían hace 1 año.  Desde la empresa española destacan cómo «no está habiendo mucha generación de energía eólica en este momento», con sólo un 13% del total ayer, según los datos que proporciona Red Eléctrica. Además, la compañía incide en que, por el momento, «la energía fotovoltaica no tiene una cuota de mercado significativa en nuestro país». Aunque en los últimos días las plantas de gas han tenido un impacto destacable en la formación de precios de la energía, se trata de un tipo de generación que durante los últimos años han ido perdiendo peso para las empresas del sector, y sólo se activan cuando el sistema lo requiere. La legislación las obliga a mantenerse disponibles en caso de que Red Eléctrica solicite su producción. La asociación Aelec, formada por EDP, Endesa, Iberdrola, Naturgy y Viesgo, han solicitado al gobierno el año pasado que permita el cierre temporal de las centrales de generación sin actividad, las de gas, sin ningún tipo de retribución. La solicitud de mantenerlas paradas temporalmente, mientras no sean necesarias, no ha tenido respuesta, según explican fuentes del sector. Otro factor que está afectando al precio de la energía es el incremento de los costes de las emisiones de dióxido de carbono. Las empresas que emiten este gas de efecto invernadero por su actividad (como, por ejemplo, una planta de ciclo combinado) tienen que pagar en Europa un precio que se negocia en el mercado.  Los derechos de emisión cotizan, y los que se pagan en Europa han pasado de los 28 euros por tonelada, en agosto del año pasado, hasta los 56,2 euros actuales, una subida de más del 100%.” Víctor Blanco

    https://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/11369272/08/21/El-precio-del-gas-se-multiplica-por-cinco-desde-agosto-del-ano-pasado.html

    La industria alimentaria de India entra en crisis profunda tras la pandemiaEl país más poblado del mundo con más de 1.500 millones de habitantes, se queda sin sector agrícola tras la crisis global del coronavirus. La pandemia ha transformado la crisis crónica del sector agroalimentario indio en aguda e irreversible.Según FAO (“Organización para la Alimentación y la Agricultura” de Naciones Unidas) más de 40% de las frutas y hortalizas producidas por India cada año por un valor de 8.300 millones de dólares anuales, se pierden y se deterioran antes de llegar a los consumidores. A esto hay que sumarle 21 millones de toneladas de granos, sobre todo trigo, que se desperdician cada año debido a la incapacidad funcional de la “corporación de la Alimentación de India”, que es el organismo oficial gubernamental encargado de comprar su producción a los campesinos indios.El campesinado es más de la mitad de la población, son unos 800 millones de personas, y dentro de ese total, hay unos 300 millones de pobres extremos (indigentes) que constituyen el núcleo duro de la pobreza en el mundo. La federación India es la octava economía del ranking mundial; y con epicentro en Bangalore dispone del mayor servicio de alta tecnología del sistema global. Hay que agregar que más de la mitad de los titulares de empresas de alta tecnología de Sillicon Valley en EE.UU. son de origen Indio. Por último, conviene señalar que India es una potencia nuclear y también misilística; y todo esto lo hace con 300 millones de pobres extremos que escandalizan a muchos occidentales solidarios.. El cálculo de FAO es que más de la mitad de los niños de menos de 5 años de edad se encuentran crónicamente mal nutridos (hambrientos) en la República de India; y que la consecuencia directa de esto es una situación de estupor (incapacidad de aprender) de este segmento decisivo de la población del subcontinente, que por ello tiene un promedio de vida de 20/ 25 años… ¡en España son 80 años!. Al mismo tiempo que esto ocurre, sólo 10% de las cadenas de distribución de productos perecederos poseen capacidades de almacenamiento moderno (frio, equipos automatizados, etc), con el agregado de que prácticamente la totalidad de estos servicios se destinan al tratamiento de la patata y sus derivados, lo que excluye virtualmente a las otras hortalizas. Por eso se estima que no menos de 370 millones de toneladas de productos perecederos permanecen a la intemperie y por lo tanto se pierden por año. Todo intento de modificar este sistema ha enfrentado la resistencia activa del campesinado, que defiende empecinadamente el statu quo. Esto está directamente vinculado a la extrema fragmentación de las unidades productivas del campesinado, menos de 1 hectárea promedio de extensión; y la consecuencia es una bajísima productividad, menos de 1/10 parte de la norteamericana, con niveles de ingresos propios de una situación de mera subsistencia. Esto hace que el agro indio, cuyos recursos hídricos son extremadamente erráticos y provienen exclusivamente de los monzones que se desatan en fechas difíciles de prever y sólo 3 ó 4 meses en el año, esté al borde permanentemente de gigantescas y letales hambrunas. Lo notable es que la estructura especializada del Estado se ha convertido en un instrumento fundamental del mantenimiento de este ruinoso statu quo.La razón de esta paradoja es que cuando India se independizó en 1947, la prioridad fue garantizar la seguridad alimentaria de su población, entonces integrada por unas 350/400 millones de personas, en tanto que hoy superan los 1.500 millones.Entonces se creó un mecanismo por el que los productores vendían al Estado la totalidad de sus cosechas, sobre todo trigo y arroz, y lo hacían con precios garantizados oficialmente. El resultado fue se eliminó toda diversidad en la producción, mientras que los escasos recursos hídricos tendían a agotarse aceleradamente a través de un proceso de derroche generalizado. A esto hay que sumarle que como era absolutamente previsible un pequeño grupo de grandes productores se apoderaron prácticamente de la totalidad de los mercados, sumergiendo al resto, más de 80% del total, en una completa marginación y estancamiento, que es la situación actual. El núcleo de este sistema y la clave de su dominio es el mecanismo de precios garantizados; y esto hace que la consecuencia forzosa sea que la inversión prácticamente haya desaparecido, con una preocupación excluyente por el día a día.Esta crisis crónica de estancamiento y marginación que es la propia del agro indio, la pandemia del coronavirus la ha convertido en una crisis aguda, profunda y generalizada, transformada en irreversible por la migración masiva que ha provocado del campo a las ciudades, que abarca cientos de millones de campesinos”   Francisco Villanueva

     El llamado “escudo social” del Gobierno  Hay que reconocer que el sanchismo es experto en crear mitos vacíos de contenido, pero que sirven a la perfección para influir en los ciudadanos, transmitiéndoles aquellas imágenes que le interesan al gobierno, aunque no se adecuen a la realidad. Hace ya algunos días, Pedro Sánchez, tal como le gusta actuar, en su función propagandística, anunció que el escudo social se prorrogaba hasta octubre. El nombre es rimbombante, enfático. Pero por eso mismo causa extrañeza que se hable de prolongar. Uno tendería a creer que un escudo, un verdadero escudo social, debería tener un carácter de permanencia. Pero es que, además, cuando uno se acerca a ver el contenido de eso que Sánchez llama escudo llega al convencimiento de que se queda como mucho en un mantelete deformado y reducido. El auténtico escudo social lo diseña la Constitución al definir a nuestro Estado como social, contrapuesto al liberal. Nuestra Carta Magna, ella sí, establece un marco para intentar no dejar a nadie atrás, otra cosa es que se cumpla) y por eso constituye una sanidad y una educación públicas que aseguren, si no por completo, sí parcialmente, la igualdad de oportunidades. De la misma forma instaura una serie de derechos sociales, que lo son frente a la sociedad y al Estado y no frente a las personas individuales. Son los poderes públicos los encargados de garantizarlos y al erario público le corresponde financiarlos. Pero más alla de todo eso, la Constitución establece como principal baluarte frente a la indigencia social el derecho a un puesto de trabajo y la obligación a los gobiernos de practicar una política de pleno empleo. Bien es verdad que con la globalización e instituciones como la de la Unión Monetaria, lograr el pleno empleo, desaparece a menudo del abanico de posibilidades que tienen a su alcance las autoridades de los distintos países. Deben entrar, por tanto, en funcionamiento las previsiones que el Estado social establece cuando por distintos motivos no es posible tener un puesto de trabajo. Es necesario potenciar y ampliar las prestaciones sociales ligadas al paro y a las que de alguna forma se encuentran asociadas a ellas, las pensiones, puesto que a determinada edad es precisa o al menos conveniente la salida del mercado laboral. No se debe olvidar, sin embargo, que seguramente la mejor política social es la creación de puestos de trabajo dignos. El escudo social del que habla el Gobierno tiene muy poco de escudo y me atrevería a decir que tampoco de social. Es un puro simulacro, un artificio con el que ocultar los defectos de la política social aplicada y con el que disimular el hecho de que se ha abandonado a su suerte a amplias capas de población. Todo se reduce a prohibir los desahucios y el corte de suministros esenciales a las familias vulnerables. La pregunta surge de inmediato: ¿no sería preferible que el Estado se comprometiese a que no existiesen familias vulnerables o al menos que una vez detectada su existencia por encontrarse en las situaciones extremas anteriores fuese el erario público el que tendiese a solucionar el problema y no hacer recaer sobre terceros y de forma arbitraria el coste de la protección social? Resulta irónico escuchar esa coletilla de si «no existe alternativa habitacional», como si este hecho dependiese del juez o del propietario de la vivienda, y no de los poderes públicos. Lo que llama escudo social el gobierno sanchista cubre una pequeñísima parte de las contingencias sociales, y además de forma impropia. Tan es así que incluso puede terminar siendo contraproducente. Es el erario público con todos sus impuestos el que tiene que subvenir a cubrir las necesidades de las capas de la población más vulnerables. Cuando un gobierno cambia las reglas del juego y hace que sean terceros los que de buenas a primeras y de forma aleatoria, sin ninguna lógica, deban asumir el coste, se resiente no solo la equidad, sino también la seguridad jurídica, con efectos bastante negativos. Nos encontramos más cerca de las repúblicas populistas de América Latina que de un Estado social, democrático y de derecho de la Europa Occidental. En realidad, un gobierno que obra así está mostrando su incompetencia para desarrollar el Estado social y su debilidad para aplicar una política fiscal que genere los recursos necesarios para cumplir la Constitución en materia social. Además, en el caso que nos ocupa -como en todos los demás en los que se pretende forzar las leyes del mercado- el tiro puede salir por la culata, y precisamente perjudicara aquellos que teóricamente se pretende beneficiar. Si los arrendadores ven que se les quita, o al menos que existe el riesgo de que por h o por b se les prive de la única arma que tienen frente al arrendatario, que es el desahucio, y que esto se produce principalmente respecto a las familias que se califican de vulnerables, la reacción de muchos de ellos será seleccionar cuidadosamente a los inquilinos y excluir a todos aquellos sobre los que tengan la menor sospecha de que un día se pueden declarar insolventes y presentar ingentes obstáculos para el desalojo. Trabajadores precarios, quizás emigrantes, con muchas cargas familiares, con numerosos hijos, etc., se verán excluidos del mercado porque casi ningún arrendador estará dispuesto a alquilarles un piso. Nadie puede quedarse impasible ante los dramas sociales que se presentan a menudo en ciertos desahucios, pero el problema de la pobreza de algunas familias que las incapacita para el mantenimiento de una vivienda digna no debe recaer sobre las personas y sociedades privadas, sino que debe asumirlas el Estado. Incluso hacerse cargo de ellas a tiempo y no esperar a que la indigencia se presente de forma tan dramática. Además, la vivienda o ciertos suministros son sin duda necesidades esenciales, pero no son las únicas ni a las que se reduce la carencia de las familias. La actuación de los poderes públicos debe adoptar una forma más generalizada de ayudas, dotar de medios a las familias vulnerables, proveerlas de los recursos precisos y que sean ellas las que escojan su distribución entre sus múltiples necesidades. Si la pobreza va unida en la mayoría de los casos a una situación de paro, el escudo social debería centrase en establecer una prestación por desempleo adecuada que se aplicase tan pronto se produjese el despido, se hubiese cotizado o no, y que se mantuviese todo el tiempo necesario hasta que se encontrase un nuevo empleo. Tanto las prestaciones por desempleo como las pensiones por jubilación son herederas del sistema de seguridad social de tiempos de la dictadura, basado en cotizaciones y carente de generalidad. En cierta forma tienen una orientación preconstitucional. La Carta Magna, sin embargo, los configura como derechos sociales con un carácter de universalidad y de ninguna manera condicionados a la existencia de cotizaciones. La prestación por desempleo en España está muy lejos de constituir un verdadero escudo social con la amplitud debida y a ello tendría que haberse dedicado este Gobierno si fuese verdaderamente progresista al tiempo que abandonaba la política de parches que solucionan poco e incluso a veces empeoran la situación. En junio de este año la cobertura de la prestación por desempleo alcanza, según datos del CEPES, el 58,1%. Es decir, que casi el 50% de los parados no cobran prestación alguna. Pero la situación es bastante peor si estudiamos con cierto detenimiento las cifras. En el denominador no se engloba a todo el paro registrado, ya que se excluyen aquellos que solicitan empleo por primera vez. Si los considerásemos, la tasa de cobertura se reduciría aproximadamente en un 10%. Además, el numerador comprende a todos los beneficiarios ya sean los del nivel contributivo o los del asistencial, incluyéndose dentro de este toda una tipología de lo más diversa de perceptores de subsidios. Desde hace ya tiempo, dada la precariedad del mercado laboral y la movilidad en los puestos de trabajo, pocos son los parados que cumplen los requisitos exigidos para situarse en el nivel contributivo, por lo que el número de beneficiarios del régimen asistencial sobrepasa ya la mitad del total. Sin embargo, el gasto en este nivel es poco más de la tercera parte del que se aplica en el régimen contributivo, lo que indica que por término medio las prestaciones del nivel asistencial –llámese como se llame el subsidio -alcanzan la tercera parte que las del régimen contributivo. De lo anterior se puede concluir que escasamente el 25% de los parados está cobrando una prestación más o menos adecuada. El resto hasta llegar al 50 o 58% perciben un subsidio de una cuantía muy reducida, que ya no es que no les dé para pagar el alquiler o el suministro de electricidad, es que no les permite vivir. Más allá, hasta el 100%, más del 40% de los parados, están totalmente desprotegidos, a expensas de la caridad privada, de los llamados comedores del hambre, o de algún que otro subsidio de las Comunidades Autónomas. Este estado de pobreza es el que prometía arreglar el ministro independiente poniendo orden además en las rentas básicas-sea cual sea su denominación- de las Comunidades Autónomas. La montaña parió un ratón. Se elaboró un subsidio al que se ha llamado “ingreso mínimo vital”, de una complejidad tal que es un infierno su aplicación, y su control, casi imposible. La conclusión es que no van a estar todos los que son, ni serán todos los que deban estar, y a pesar de eso va llegar a un número muy reducido de necesitados. Por otra parte lejos de armonizar las ayudas de las distintas Comunidades Autónomas, se va a fraccionar incluso la estatal para dar su parte al País Vasco. En fin, un engendroSi el Gobierno quiere establecer de verdad un escudo social tiene campo para hacerlo. No obstante, deberá huir de las ocurrencias y de los parches que solo sirven para dar a entender que se hace algo, ocultando la inoperancia. Deberá ir al centro del problema, y modificar sustancialmente la prestación por desempleo. Claro que para eso hace falta dinero, una reforma fiscal en profundidad, y de eso huye el Gobierno como de la peste. Como mucho, mareará la perdiz con el comité de expertos y con algunos cambios anodinos. No quiero terminar el articulo sin referirme a un tema que parece menor, pero proporciona un claro ejemplo de la impudicia de este Gobierno a la hora de falsear las cifras. Cuando se contempla la serie de la cobertura de desempleo que ha publicado el Ministerio de Trabajo, hay por fuerza que sorprenderse. Abril, mayo y junio de 2020 presentan los siguientes datos: 127,2%; 134,8% y 109,2%, respectivamente. ¡Oh, maravilla, oh, milagro! El número de beneficiarios por desempleo era superior al de parados. Habrá habido, incluso, algún ministro tentado de gritar ¡datos históricos, jamás en la historia, la cobertura de la prestación por desempleo ha sido tan alta! La trampa es muy burda, pero por lo mismo tanto o más impúdica. No cuenta como parados a los trabajadores en ERTE, para que no se incremente la tasa de desempleo; sin embargo, sí se consideran las prestaciones a estos trabajadores en el número de beneficiarios. Está en la misma línea de enmascaramiento simplón ejecutado por la ministra de Trabajo cuando se jactaba tiempo atrás de que en esta crisis, a pesar de producirse un descenso muy superior del PIB que en la anterior, la reducción del empleo ha sido mucho menor. En mayo del año pasado el número oficial de personas en paro ascendía a 3,8 millones. ¿Cuál hubiera sido el dato real si a esta cifra se le hubiesen sumado los 3,6 millones que se encontraban en ERTE?” Juan Francisco Martin Seco

    https://www.republica.com/contrapunto/2021/08/26/el-escudo-social/

    la retirada de Afganistán de las fuerzas de la OTAN ha puesto patas arriba la geopolítica de Asia, Europa y América, también se está fraguando otra mutación a escala mundial, más silenciosa pero terriblemente eficaz y peligrosa: la expansión sin tregua de las mafias, su infiltración constante en los poderes e instituciones de los Estados, y el envenenamiento de los circuitos legales de la economía, contaminados de manera creciente e irreversible por el blanqueo del dinero sucio.El diario francés Le Monde nos ha obsequiado este verano con los seis capítulos de una serie semanal apasionante sobre la “Geopolítica de la mafia”, uno de los más escalofriantes compendios del imparable avance de esta bestia de múltiples y largos tentáculos. Tanto es así que expertos como el italiano Roberto Saviano, obligado a vivir en el anonimato y custodiado por una densa coraza de seguridad, o el ruso Alexei Navalny, superviviente de varios intentos de asesinato y ahora encadenando penas sucesivas de cárcel en los presidios de Putin, exigen que las grandes cumbres políticas internacionales se ocupen de uno de los problemas que juzgan más graves para la sociedad a escala planetaria.Denominador común de las diferentes grandes mafias del mundo, según la investigación del rotativo francés, es la creciente interactuación del crimen organizado con los poderes del Estado, lo que hace cada vez más difícil, si no imposible, la lucha contra estructuras poderosas, que no tienen el menor empacho en teñir de sangre y eliminar sin contemplaciones a cualquiera que no se avenga a pactar, es decir a facilitarles sus actividades. La máxima “plata o plomo”, que el narcotraficante colombiano Escobar resumió como únicas alternativas en los tratos con él y su mafia, se ha hecho cada vez más frecuente.El caso de México es tristemente ilustrativo al respecto: más de 90 personas vinculadas al último proceso electoral 2020-2021 fueron asesinadas, de ellas 28 candidatos a diferentes cargos públicos. Así, la enorme fuerza financiera de los 15 cárteles de la droga mexicanos moldea el panorama político en todo el país gracias a sus medios colosales. Como se afirma en el editorial del propio Le Monde, “el Estado está infiltrado, hasta el punto de que en algunas regiones se habla de la cogobernanza entre el Estado y los cárteles”.Narcotráfico, venta ilegal de armas, falsificaciones y trata de personas son los negocios más rentables del mundo, a tenor de las cifras que a su vez facilita la Oficina del Crimen y la Droga de la ONU. Si en 2010 los 900.000 millones de dólares que movían representaban el 1,5% del PIB mundial y el 7% de las exportaciones globales de mercancías, en 2015 la cifra de negocios ya se había elevado a los 2 billones de dólares anuales y 3,6% del PIB mundial, o lo que es lo mismo cuatro veces el PIB de Argentina o diez veces el de Colombia. No hay cifras oficiales más recientes, pero todos los indicios apuntan a que el volumen de negocio no deja de multiplicarse casi de manera exponencial. En términos geopolíticos se constata que tanto en Rusia como en todo el espacio territorial exsoviético la influencia del crimen organizado no deja de crecer y hacerse más ostensible. Las mafias nacidas en el Cáucaso y en los Balcanes, una vez dominado su propio territorio, aspiran a expansionarse. Los criminales rusos, georgianos, albaneses, serbios o montenegrinos, a partir de la caída del comunismo han pasado de la pequeña delincuencia a convertirse en actores principales del crimen organizado internacional. En el caso de Serbia y Montenegro específicamente, las operaciones criminales se planifican en connivencia con los servicios secretos, lo que en definitiva equivale a hacerlo con la complicidad en mayor o menor grado de los políticos.Si el vacío dejado por los regímenes comunistas ha dado lugar a la fuerte irrupción de las mafias, en el caso de Hong Kong sería el inverso: el retroceso de la democracia y la creciente imposición del poder de Pekín ha acrecentado la influencia de las denominadas tríadas, cuya gran capacidad de adaptación desde los tiempos coloniales estaría ahora sirviendo para hacer cada vez más irrespirable la atmósfera hongkonesa.En cuanto a Italia, cuna de la genuina Mafia, la siciliana, sigue teniendo la primacía en cuanto a la más poderosa organización criminal, en este caso la Ndrangheta calabresa, mucho más influyente que la Camorra, Cosa Nostra o Sacra Corona Unita, y considerada ya como la estructura más peligrosa del mundo en crimen organizado.Los ingentes beneficios de las mafias también han buscado nuevos caminos para introducir esa descomunal masa de dinero en la economía legal. Si la inversión inmobiliaria ha sido tradicionalmente el canal más habitual para dar salida a ese torrente, la presión fiscal ha provocado una gran diversificación hacia todo tipo de negocios, sean cadenas de distribución o servicios informáticos. La creación de las monedas virtuales contribuye así al blanqueo de capitales, hasta el punto de que no pocas organizaciones criminales están imponiendo ya el bitcoin, por ejemplo, en detrimento del efectivo. Es evidente que esta irrupción distorsiona la economía a nivel mundial, aumentando la vulnerabilidad de países, sectores financieros y empresas de todo tipo. En esta geopolítica del crimen organizado otra conclusión no menos obvia es que, en un mundo global tan infiltrado y contaminado, será cada vez más difícil luchar contra esta plaga. Una tarea demasiado ardua para emprenderla sin una verdadera convicción y voluntad de erradicarla. Y es que, además de las superpotencias en presencia, China y Estados Unidos, el crimen organizado se está convirtiendo a marchas forzadas en la tercera en discordia”   Pedro González

    https://atalayar.com/blog/mafias-la-otra-superpotencia

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    *
    •  

    manuel.portelap@gmail.com

Calendario de artículos

agosto 2021
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Artículos anteriores