• Para ganar la voluntad del pueblo que gobiernas, entre otras has de hacer dos cosas: la una, ser bien criado con todos […]; y la otra, procurar la abundancia de los mantenimientos, que no hay cosa que más fatigue el corazón de los pobres que el hambre y la carestía»

     Carta de D. Quijote a Sancho Panza, II, L

    De nuevo lo inevitable se convierte en lo único real posible  . Tan sólo con mantener el  control político de la gestión económica, Pedro  Sánchez tendría el apoyo  formal del BCE y de Bruselas para que gobernase sin reparosel cada vez más estrecho  periodo de recuperación. Es el único candidato posible para  la tarea de gestionar  el dinero de la Next Generatión , reformar y ajustar a la vez

    El mapa mundial del coronavirus: más de 110 millones de infectados  y más de 2,4 millones de muertos en todo el mundo

     Descripción: https://static2.abc.es/media/sociedad/2020/07/10/mapamundi-coronavirus-johnshopkins--1240x698.jpg

    https://elpais.com/sociedad/2020/07/27/actualidad/1595838623_808240.html

    “Para que la recuperación se asiente hace falta superar la pandemia, lo cual pasa por la vacunación. De manera que vacunar es el mejor incentivo para la recuperación. Que la administración sanitaria de Madrid se conforme con alcanzar los 60.000 vacunados (25% de las vacunas disponibles) a fin de semana resulta desolador, un colosal fracaso que aconseja despedir a cuantos se han ocupado de esta tarea tan crítica y urgente. Cabe encomendar a quienes saben organizar (no faltan en España) la vacunación madrileña ya que si las cosas siguen como hasta ahora el fracaso colectivo está garantizado. Tan penoso resulta el desempeño del plan (¿existe?) de vacunación que urde una rectificación inmediata, un cambio de responsabilidades y de estrategia porque los españoles nos jugamos demasiado en esa vacunación si queremos evitar una catástrofe”   Fernando González Urbaneja

    https://www.republica.com/la-bolsa-o-la-vida/2021/01/12/la-penosa-gestion-de-la-vacunacion/

    Víctor Relaño: La pandemia dejará una inflación sin precedentes. El Bundesbank ad­vierte que fre­nará los pre­cios, mien­tras los mer­cados se pre­paran para este es­ce­nario

    Descripción: Gráfico evolutivo de la inflación
    https://www.capitalmadrid.com/2021/2/18/58828/la-pandemia-dejara-una-inflacion-sin-precedentes.html

    Luis Puch: Si queremos regodearnos en lo terrible que 2020 ha sido nos agarraremos al –11%. Si queremos ser un poco más ecuánimes con lo que ha pasado en 2020 acudiremos al –9.1%. El dato, indudablemente, es pésimo pero, insistimos, 2 puntos porcentuales puede ser la diferencia entre cruzar las líneas rojas del Pacto de Estabilidad (cuando se vuelva a activar) o no. La sobriedad al analizar la economía siempre es deseable. Los titulares de prensa son muchas veces enemigos de la deseada sobriedad

    Descripción: https://nadaesgratis.es/wp-content/uploads/fig-1-1-1024x768.png

    https://nadaesgratis.es/luis-puch/la-mejor-ministra-de-economia-de-la-historia

    “Como se puede comprobar, todo apunta a que el crecimiento real a fin de año tiende a anticipar las fluctuaciones en el crecimiento a mitad de año siguiente. Esto se explica fundamentalmente porque la media de los trimestres da peso al pasado, mientras que el crecimiento real a fin de año incorpora información hacia el futuro (la persistencia del PIB), y en función de la fase del ciclo en la que estemos: en particular, caída o recuperación. Si pensamos que ya hemos iniciado la recuperación, es razonable interpretar que el dato de caída del 9.1% a fin de año es el mejor indicador de lo que ha pasado este año, y que, al compararlo con el dato medio del año, nos informa de la magnitud del impulso de recuperación. Diríamos en todo caso que este impulso ha sido muy moderado, en efecto, a la vista de los datos, y que en realidad nos hubiera gustado ver una brecha mayor entre el crecimiento real medido con datos anuales (relativamente más negativo, por de dónde venimos), y el dato de crecimiento con datos trimestrales a fin de año (relativamente menos negativo, por de dónde venimos y hacia dónde vamos, ¿o no?).A pesar de este post, y desde el punto de vista práctico, que nadie se asuste, las cuentas que hay que hacer son muy fáciles: crecimiento interanual con datos anuales (para esta cuenta sí hace falta la página de “Resultados anuales” del INE, pero sólo si nos resistimos a calcular las medias), y crecimiento interanual con datos trimestrales del último trimestre. Pero sí, hay que decir que para el futuro el -9.1%importa más, aunque el -11%nos recuerde como una losa lo mal que lo han pasado y que lo siguen pasando muchos hogares y empresas. Así que, vamos a mirar los datos de esta crisis con buen juicio, y vamos a centrarnos en lo que importa: la recuperación.

    Saúl Pérez: El uso de mascarilla. Evidencia, dilemas y políticas públicas .¿cuál  ha sido  la mejor estrategia para fomentar el uso de mascarillas por parte de la población, una estrategia paternalista o flexible?

    https://www.eldiario.es/piedrasdepapel/mascarilla-evidencia-dilemas-politicas-publicas_132_7227914.html

    “las autoridades sanitarias se enfrentan, en la prevención de los contagios, a un continuo de estrategias posibles cuyos extremos están, respectivamente, caracterizados por el paternalismo y la flexibilidad. Algunas posiciones podrían, invocando los principios de la política basada en evidencia, decir que dejemos hablar a la evidencia científica. Lamentablemente, tal y como hemos visto, la evidencia científica no siempre habla por sí misma, o, al menos, no siempre lo hace con una voz tan clara como desearían los encargados del diseño de políticas públicas. La evidencia disponible a menudo es fragmentaria y compleja y si bien puede servir para descartar ciertas intervenciones, o para acotar el espacio de estrategias aceptables, rara vez determina de forma unívoca y clara qué política concreta sería la más adecuada para alcanzar un determinado fin. Es por ello que, incluso cuando se dispone de evidencia fiable, las administraciones se enfrentan a dilemas como los que hemos visto, teniendo que elegir entre varias estrategias inciertas. Así, ante un mismo problema, diferentes instituciones pueden adoptar políticas diversas, quizá todas ellas apoyadas en la evidencia científica. En la actualidad, disponemos de evidencia fiable sobre la capacidad de filtrado de las distintas mascarillas en condiciones ideales, la cual parece apuntar hacia una superior protección por parte de las FFP2. Si bien esta evidencia de laboratorio es un elemento importante para establecer los usos de las mascarillas, no puede ser, por sí sola, lo que determine una estrategia rígida y general en torno a su uso en espacios públicos. La evidencia disponible tan solo nos proporciona un mosaico incompleto y no permite predecir o evaluar con certeza cómo funcionará una determinada estrategia.”

    Blanca Ureña: El debate sobre si la vacunación debe ser o no obligatoria no es reciente, ¿se trata de un derecho o también de un deber?

    La autorización por parte de la Unión Europea de las vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca y el comienzo de las campañas de vacunación masiva en Europa, podrían ser el principio del fin de la pandemia del COVID-19. Pero, ¿qué sucedería si no se consiguieran unas tasas de vacunación suficientemente elevadas para garantizar la ansiada inmunidad de rebaño? ¿habría que tomar algún tipo de medida adicional para promover la vacunación? Este dilema entre la voluntariedad u obligatoriedad de vacunarse abre una brecha entre la libertad individual de elección o el interés sanitario colectivo. Por ello, y en lo que a salud pública se refiere, en España rige el concepto de doble jurídica: derecho-deber. Simplificado, supone que los ciudadanos tenemos el derecho a la protección de la salud y paralelamente, el deber de someternos a medidas que tengan como fin preservar la salud pública. El ordenamiento jurídico español no obliga a vacunarse. Se puede decidir libremente si optar por ese derecho o no, siendo los calendarios de vacunación meras recomendaciones al efecto. Esta libertad de elección se basa en el principio de autonomía del paciente (recogido en la Ley 41/2002, de 14 de noviembre) que supone contar con el consentimiento libre y voluntario del individuo antes de realizarle cualquier actuación de carácter sanitario.No obstante, con carácter excepcional, la normativa sí contempla que los poderes públicos puedan obligar a que la población se vacune en caso de existir riesgo para la salud pública. De hecho, esto fue lo que ocurrió en nuestro país en 1921 y 1943 con las vacunas de la viruela y difteria, respectivamente; ¿podría suceder igual con el virus del SARS-COVID-19? Esta “obligatoriedad” se contempla en los siguientes textos legales:

    • Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio. Dado su carácter excepcional, es una norma de difícil aplicación, pero en caso de presentarse esta situación – como ha pasado en 2020 con la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria del COVID-19- la autoridad competente podría adoptar medidas para la lucha contra enfermedades infecciosas(artículo 12 de la norma).
    • Ley 3/1986, de 14 de abril, de Medidas especiales en materia de salud pública. Al igual que la anterior, permite a las autoridades públicas, la adopción de medidas en caso de existir riesgo de carácter transmisible.
    • Ley 22/1980, de 24 de abril, de modificación de la base IV de la Ley de Bases de la Sanidad Nacional de 25 de noviembre de 1944. Permitiría declarar comoobligatorias las vacunas contra la viruela, difteria y las infecciones tíficas y paratíficas.
    • Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. Si existiera riesgo para la salud pública, esta Ley permitiría a los facultativos, en caso de existir riesgo de salud pública,ejecutar cualquier medida – las que fueran necesarias, incluida la vacunación – sin tener que contar con el consentimiento del paciente.

    Ninguna de las normas anteriores hace alusión directa a la vacunación. Sin embargo, precisamente por ello y en un contexto tan generalista, cabe interpretar que las vacunas en España, de existir riesgo para la salud pública, podrían ser obligatorias. En lo que respecta al plano fáctico, existe jurisprudencia dictada al respecto en la que se impuso la vacunación con carácter obligatorio, no obstante, estos pronunciamientos son más bien escasos. Tal es el caso del Auto del Juzgado de lo Contencioso nº 5 de Granada, que obligó a vacunar a 35 menores en un centro escolar tras un brote de sarampión y a pesar de la negativa de sus padres. O, más recientemente y ajustado al tema actual, el caso de la anciana incapacitada que fue vacunada en Galicia contra el Covid-19 aunque su hija, como tutora legal, se mostró contraria a ello, entendiendo el juez que la decisión de la hija era contraria al mejor beneficio para la salud de su madre.En España, y teniendo en cuenta su carácter voluntario, las tasas de vacunación son elevadas y permiten conseguir y preservar la inmunidad de grupo, al contrario de lo que ocurre en países de nuestro entorno, como Francia e Italia, donde en los últimos años, y a pesar de que ya existía legislación sobre la obligatoriedad de algunas vacunas, las ratios de inmunización se han reducido, lo que se ha traducido en rebrotes de enfermedades prevenibles por vacunación, como el sarampión. Ello ha obligado a adoptar medidas para ampliar las vacunas obligatorias en estos países.”        

    Agustin García: La Ley Trans

     “Pocas veces una página del BOE se hace viral, pero la Diputación Provincial de Huesca lo ha conseguido gracias a una convocatoria de oposiciones que reserva una plaza para el colectivo trans.Me advierte un colega, sin embargo, de que el mérito (o demérito, según se mire) no es de aquella Diputación, sino de las Cortes de Aragón que, en 2018, aprobaron, ¡por unanimidad!, una ley de identidad y expresión de género que obliga a reservar parte de las vacantes en las ofertas de empleo público a personas transexuales .Antes de seguir con un tema como este, protegido por la corrección política, conviene excusarse para no ser tachado de reaccionario, segregador, homófobo o yoquesé. Aunque dudo de que lo consiga, me excuso porque es frecuente que cuando atacas el cómo te acusen de estar en contra del qué; como cuando criticas las subvenciones al cine y algunos te tachan de estar en contra del séptimo arte y de la cultura.Por eso, aviso de que este artículo no va sobre la transexualidad; no opino de lo que pasa en la mente o en el cuerpo de otros. No pretendo defender ni atacar a colectivo alguno. Lo que yo planteo es una cuestión técnico-jurídica: si aquella ley aragonesa cabe en nuestro ordenamiento. Ese es el tema y no otro. Como cantaba Sabina, “emociones fuertes, buscadlas en otra canción”.Y para responder a esa cuestión debemos saber cuáles son las reglas del juego que se encuentran en la propia Constitución y que son las siguientes: Primera, la igualdad ante la ley (Artículo 14), que impide cualquier discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o por cualquier otra condición o circunstancia personal o social. Derivado de ello, el acceso al empleo público se deberá regir por los principios de igualdad, mérito y capacidad (artículos 23 y 103).Tampoco podemos olvidar la llamada “cláusula de transformación” (artículo 9), que obliga a los poderes públicos a promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas y remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud económica, cultural y social. Relacionado con este último punto, la Constitución también dispone la integración de las personas con discapacidad para que disfruten de los derechos fundamentales; entre ellos, el del acceso al empleo público (artículo 49).De acuerdo con tales reglas, el Estatuto Básico de la Función Pública (EBEP) concreta las normas básicas, que también deben seguir las leyes autonómicas, del acceso al empleo en las Administraciones Públicas. Para ello, añade otros principios en línea con los constitucionales, como la publicidad, la transparencia y la objetividad. Y, para garantizar la integración de los discapacitados, el EBEP permite un cupo de reserva para ellos, separado del general, así como la adaptación de sus pruebas de acceso (en tiempo, tamaño de letra u otras circunstancias), en función del grado y tipo de discapacidad (visual, motora, auditiva….).Estas son las reglas. Así está “montado” el sistema; y la razón es sencilla: aquellos discapacitados pueden tener la capacidad necesaria para ser funcionario, pero pueden ver dificultada su selección al no poder competir en igualdad de condiciones. La pregunta, tras leer la convocatoria oscense, es si una ley autonómica puede crear otros cupos para colectivos que no presentan discapacidad alguna; si ello es justo (y constitucional).Las cortes de Aragón pensaron que sí. Yo, con su permiso, me lo cuestiono por lo siguiente:Primero, porque incumple la legislación básica al establecerse un cupo no previsto en el EBEP. El legislador aragonés pudo pensar que, al no estar previstos otros, tampoco están prohibidos. Pero la existencia de un cupo es una excepción ya que distorsiona, precisamente, los principios consagrados en la Constitución. Por ese motivo las cortes autonómicas no pueden inventarse normas que pueden contravenir aquellos otros principios de igualdad, mérito y capacidad. .Segundo, porque en el conflicto diversidad-igualdad, debe primar la igualdad, ya que la Constitución recoge este principio pero no el de diversidad, entre los rectores del acceso al empleo. Quizá pensó el legislador aragonés que era deseable una mayor diversidad en la plantilla de personal, pero ello no puede hacerse a costa del principio de igualdad, ni la cláusula de transformación permite saltarse los derechos fundamentales. Además, la igualdad no impide la diversidad, pero la diversidad si impide la igualdad. Lo primero queda demostrado con la proporción alcanzada de mujeres que ya son mayoría en gran parte de los cuerpos y escalas sin que haya tenido que establecerse ningún cupo especial para ellas.Sin embargo, el efecto secundario de forzar la diversidad es que genera desigualdad. Por un lado, respecto a los otros competidores en las oposiciones, que pueden verse preteridos aunque puedan tener más méritos o capacidad. Y, por otro lado, respecto a otros colectivos o minorías que también podrían querer otro cupo para ellos. ¿Por qué los trans sí y los gitanos, testigos de Jehová o alérgicos al polen no?.  Alguno contestará que, de todos modos, es importante que la Administración presente una composición diversa para integrar diferentes “sensibilidades”. Aquí vuelvo a lo anterior, los alérgicos al polen quizá no aporten ninguna sensibilidad personal especial, pero sí que podrían aportarla multitud de minorías (raciales, étnicas…) para cuya integración deberíamos estar troceando en cupos las convocatorias. ¿Por qué la diversidad sexual sí y de otro tipo no?. Pero más allá que estas incongruencias, lo decisivo es que el argumento de procurar la diversidad es perverso. Me explico, la Administración, por mandato constitucional, ha de servir con objetividad los intereses generales, con sometimiento a la Ley y al Derecho. Objetividad y legalidad son las claves de la actuación de los empleados públicos, no los sentimientos que podamos tener los empleados públicos respecto a las diferentes circunstancias personales o sociales. Suponer que los auxiliares administrativos (que eran las plazas convocadas en Huesca) pueden ejercer de forma distinta sus funciones o tener un trato distinto con los administrados, si sus circunstancias personales coinciden es, sencillamente, un insulto a los profesionales públicos; es no entender en que consiste la Función Pública; y es confundir sensibilidad (que debe tenerse para con todas las situaciones y personas, independientemente de la coincidencia de sexo, raza, religión, etc.) con sentimientos (que los debemos dejar en casa para que no afecten a la objetividad en nuestro trabajo).En resumen, creo que el legislador se pasó de frenada y, quizá con buena intención o temeroso de incurrir en incorrección política, confundió sensibilidad con sentimientos y le salió el tiro de la diversidad por la culata de la desigualdad.  Espero que el Constitucional pueda tener ocasión de poner las cosas en su sitio si alguien tiene a bien cuestionar este cupo o el siguiente que se inventen

    Carlos Peiró: Las carnestolendas

      “La expansión evangélica del cristianismo desde el descubrimiento de América, generalizó la organización del año conforme a los preceptos doctrinales de la religión, con consecuencias no poco esperpénticas como la Navidad a 45º, o la Semana Santa cuando las hojas se caen de los árboles, o los campos de cosecha están en barbecho. Igualmente, en las mentes quedó estabulado el principio aristotélico de separación y enemistad de lo espiritual con lo carnal, donde lo primero adquiría sustancia divina y lo segundo diabólica.Los colectivos más apretados por el funcionamiento hormonal “cálido”, más próximos al Ecuador, en Europa el Mediterráneo y en América las enormes áreas centrales, tuvieron serios problemas para conjugar esa forma de espiritualidad que abomina de la sexualidad. Y, aunque sean unos rituales de origen pagano extendidos por el mundo entero, fue en estas zonas donde los carnavales adquirieron el dionisíaco carácter festivo general que convocaba a todos los ciudadanos y paralizaba cualquier otra actividad.Ante la llegada de la Cuaresma, un tiempo de preparación para la pasión y resurrección de Cristo, con sus ayunos y preceptos religiosos, encajaron sin pretenderlo los festejos báquicos en el periodo inmediatamente anterior a ella, dotándolo de una serie de singularidades que aún perviven con intensidad en nuestros días y que se conocen como Carnavales, o fiestas de despedida de la carne. Son las carnestolendas, de las dos carnes, la que se come y la de la propia dermis.Cada pueblo estampaba en ellos sus propios dioses pequeños, pero en casi ninguno faltaban los elementos comunes de anonimato, sensualidad y diferentes tipos de muestras musicales. Desde los de Cádiz, Río o Venecia hasta los de Veracruz y Mazatlán, la mayoría son así pues sus propósitos lo necesitaban.En las desacralizadas sociedades como las nuestras, en las que la hipersexualidad es manifiesta, el anonimato está legitimado por las nefastas redes sociales y la música es una de las industrias más poderosas, no se explica, sino por los efectos de la mayoritaria tendencia a las adicciones que denotamos, que los carnavales tengan la dimensión que adquieren en los calendarios anuales.Pero hay dos aspectos relevantes de estos rituales que no deberían de dejarse pasar por alto. Uno es la, tan necesaria, posibilidad que ofrecen los disfraces de modificar nuestra propia identidad, ese lastre tan pesado con el que todos los días nos acostamos teniendo la esperanza de que a la mañana siguiente nos levantemos siendo diferentes, jugando tan siquiera un poco a ser otro o a no ser yo. En una época en la que cada vez enferman más los colectivos sociales, poder reírse un poco de uno mismo no deja de ser una acción tremendamente saludable.El otro tiene que ver con el efecto terapéutico de las máscaras. Quienes practican las escenas carnavalescas, al igual que los actores teatrales, descubren como el juego de enmascararse con una identidad aparente tiene mucho más parecido que el estamos dispuestos a admitir con nuestra vida cotidiana, en la que casi siempre estamos interpretando un papel, un rol, y una identidad que permanentemente falta al respeto, con deslealtad, a una realidad más profunda” 

    José Rojo Aldea: Ya sabes que el desempleo masivo de los jóvenes españoles es recurrente desde la primera recesión seria que sufre la economía española, a mediados de los 70, casi 50 años. Desde entonces el mercado de trabajo ha sido incapaz de proveer empleo suficiente , inicialmente estable y después de cualquier clase de manera permanente, en cualquier ámbito de edad, con cifras de paro que acaban siendo alarmantes cuando llega un recesión

    “ Tan solo en situaciones de “burbuja” la economía española se ha situado próxima al pleno empleo, que generalmente cuando han estallado han dado paso a la cruda realidad: la inacapacid del mercado de trabajo para ajustarse a las condiciones económicas vigentes.En estos casi 50 años de historia económica, se han hecho , al menos sobre el papel, no se cuántas reformas educativas con el objetivo de adaptar el sistema educativo en cada momento a las necesidades presentes y, a tenor de cada redactor de una nueva ley, de las futuras. Los resultados como sabemos han sido más bien escasos si por ello entendemos la adaptación de las necesidades de las empresas con los graduados o técnicos de grado medio ( la denostada formación profesional) y,menos aún si comparamos los ratios de innovación, o patentes de nuestras universidades con aquellas de referencia en Europa, Asía o America. Casi nulo. Y ya no hablemos de la propensión al emprendimiento salvo en bares, restaurantes y locales de ocio.Las reformas educativas se han centrado más en conseguir reducir el fracaso escolar y aumentar la producción de graduados, como una medida del éxito, que en alcanzar una formación de calidad compatible con las demandas de las empresas. A ello no es ajena la incapacidad del modelo universitario para cumplir con sus funciones de elemento dinamizador e innovador de la sociedad, el pensamiento y la economía. No por casualidad las escuelas de formación empresarial figuran fuera del sistema educativo público clásico.El resultado como sabemos, es una elevada “producción” de graduados en disciplinas saturadas – ADEs, economicas, derecho, políticas, relaciones internacionales,- o casi – médicos, enfermeras, fisios,- y escasez en las técnicas demandadas por las empresas mas innovadoras o con potencial de crecimiento ( ingenierías superiores y medias, etc). Los buenos estudiantes españoles no quieren triunfar en la empresa privada a diferencia de sus homólogos anglosajones, sino ser funcionarios públicos donde garantizarse una vida laboral tranquila y confortable.Con ello el sistema educativo ha sido capaz  de aumentar la formación superior de sus ciudadanos y con ello supuestamente la educación política, pero ha generado una creciente insatisfacción de estos al no ver colmadas sus expectativas laborales y de desarrollo profesional y personal, haciendo en estos casos responsable de su fracaso personal a la sociedad que no sido capaz de facilitar el alcance de sus aspiraciones. El resultado en términos de radicalización política lo conocemos cuando coinciden con situaciones económicas adversas.En materia laboral hemos asistido a no menos reformas que en el educativo, con los objetivos de dotarlo de flexibilidad y  aumentar la capacidad de adaptación a circunstancias económicas cambiantes, sin que ello suponga la quiebra de las empresas. Los resultados han sido en este sentido más bien pobres. La flexibilidad en la contratación ha chocado siempre con la resistencia de los insider y ha devenido reforma tras reforma, en una  maraña de contratos laborales, la más de las veces ineficientes y que tienen como única finalidad dotar de una cierta flexibilidad que suele recaer sobre los empleados mejor formados, más productivos, pero con menores costes de despido, tradicionalmente los más jóvenes.Los salarios – y a pesar de la última reforma de Rajoy – siguen mostrando una gran  rigidez para adaptarse a situaciones adversas, primando siempre el ajuste en las cantidades (empleo) que en los precios (salarios). Y ello primando los convenios de empresa sobre el sectorial. Pocos pero contentos, es lo importante.!!Y por último los escasos incentivos reales al desarrollo empresarial o más bien las trabas crecientes para la creación de empresas. Tanto la burocracia requerida como las repercusiones personales y patrimoniales que abrazan la profesión de empresarios  o emprendedores cuando los proyectos no fructifican, son un incentivo para renunciar a cualquier aventura empresarial y promover la creación de empleo. Y cuando esta aventura fructifica, o bien se liquida rápidamente a cualquier postor foráneo o hay que asumir el título de capitalista explotador y presunto delicuente  fiscal. El éxito no se perdona.La educación pública tiene aquí un papel fundamental y poner en valor el papel social que el emprendedor, el empresario y la empresa tiene en desarrollo social y creación de riqueza para la sociedad.Y la necesidad de contar con un entorno legal, económico y social propicio para el desarrollo del espíritu emprendedor. No todo es reformar las reformas educativas y laborales. Fuera hace tiempo que lo saben, por eso las recesiones son menos duras y las recuperaciones más alegres”     

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    REIVINDICACIÓN DE JEAN-PHILIPPE RAMEAU

    Estos son los cuatro primos que se pusieron a componer, cada uno por su cuenta, música que dio lugar a lo luego llamado “barroco musical”.

      Antonio Vivaldi (1678-1741). Escuela italiana, 1715                     Rameau (1683-1764) por Joseph Aved

     Johann S. Bach (1685-1750) por Gotlobb Haussmann  Händel (1685-1759) por Thomas Hudson

    Sin embargo, tres de ellos siguen en primera línea de las funciones musicales en todo el mundo mientras que el francés Rameau ha quedado como en una segunda fila. Injustamente, sin embargo; muy injustamente, pues su producción es tan abundante y tan brillante como la de sus primos. Todo tiene explicación, naturalmente. Quizá la primera sea que Vivaldi compone para un internado de señoritas que tocan para los venecianos; Bach para la ciudad de Leipzig, con cantatas que se interpretan en las iglesias o en los actos cívicos y Händel sobre todo  para el público londinense; mientras que Rameau compone para la corte de Versalles. Habrá otras razones, pero esta explica bastante. Tratemos de hacer justicia a Rameau (como ya han hecho las grabaciones discográficas, aunque no tanto las salas de  conciertos ni los teatros de ópera, dadas las dificultades para la representación de sus comedias-ballets), con diversas facetas de su proteica obra.

    Gavotte avec six doubles para clavecín:

    Para quinteto de viento:

    Quam dilecta, gran motete para solistas, coro, dos flautas, 2 violines, viola y continuo:

    Comedia-ballet Naïs, Obertura y dos arias:

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Descripción: Descripción: Libros de transhumanismo

    Librería Castelar  libreriaemiliocastelar.com

    Mauro Guillén: 2030.  Viajando hacia el fin del mundo tal y como lo  conocemos

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/51iG5cfOhmL._SX329_BO1,204,203,200_.jpg

    https://mail.google.com/mail/u/1/#inbox/FMfcgxwLsdBjJwMPfVzqdZntDvVChnWV

    Andrés González: La economía a la intemperie: Quiebra política en el mundo contemporáneo

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/51pH+nv2i0L._SX328_BO1,204,203,200_.jpg

    https://www.nubico.es/premium/la-economia-a-la-intemperie-quiebra-politica-en-el-mundo-contemporaneo-andres-gonzalez-lopez-rocio-orsi-portalo-9788423420827

    P. Martinez Almeida entrevista a Javier Sierra : «La vivienda bajará entre un 10% y un 20% este año ante la caída de las compraventas»

    Descripción: Javier Sierra, presidente de Remax en España

    https://www.idealista.com/news/inmobiliario/vivienda/2020/05/29/783268-remax-la-vivienda-bajara-entre-un-10-y-un-20-este-ano-ante-la-caida-de-las#xts=582065&xtor=EPR-76-%5Bboletin_20200529%5D-20200529-%5Bm-04-leermas-node_783268%5D-74641400@3

    José María Marco entrevista a Almudena Negro  & Jorge Vilches: «La izquierda ha sustituido la lucha de clases por la de sexos»

    Descripción: Almudena Negro, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid
    https://www.larazon.es/cultura/20210221/mwslsvismjhp7ce7qdz4du3dny.html

    Pablo Blázquez entrevista a José María Lasalle: «Pararse es una manera casi subversiva de interpretar el mundo»

    Descripción: José María Lassalle, ex diputado del PP y asesor de Rajoy

    https://ethic.es/entrevistas/jose-maria-lassalle/

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    *
    Descripción: https://i2.wp.com/economia.nexos.com.mx/wp-content/uploads/2020/08/dinero.jpg?resize=640%2C627&ssl=1
    https://sehm.es/wp-content/uploads/2020/08/Cuarenta-historias-para-una-Cuarentena.pdf

     Hyman Minsky

    https://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/8958421/02/18/Ha-llegado-el-Momento-Minsky-Tras-el-optimismo-y-la-complacencia-llega-la-hora-de-la-verdad-para-los-mercados.html

    elespectador.com: Más de un centenar de economistas instaron este martes al Congreso de EE.UU. a aprobar nuevas medidas de estímulo que eviten un “crecimiento raquítico” en la salida de la recesión por el coronavirus que “prolongue el sufrimiento”. Los economistas, encabezados por el expresidente de la Reserva Federal Ben Bernanke, aseguran en su carta que la actual situación requiere de inmediato medidas de una “magnitud acorde con los desafíos que enfrenta” la economía estadounidense

    https://www.elespectador.com/noticias/economia/economia-de-estados-unidos-requiere-mas-ayudas/

    La economía keynesiana como alternativa

    Descripción: Keynes vs Hayek: El choque que definió la economía moderna de [Nicholas Wapshott, Ana García Bertrán]

    https://blog.selfbank.es/la-economia-keynesiana-como-alternativa-para-el-crecimiento/

    José Luis Feito: La polémica sobre las causas y remedios de la crisis económica. El debate  Hayek & Keynes, 70 años después

    https://fundacionfaes.org/file_upload/publication/pdf/20130425152145causas-y-remedios-de-las-crisis-economicas-el-debate-economico-hayek-keynes-70-anos-despues.pdf

    larepublica.co : Más Keynes queHayek durante el postcovid-19

    https://www.larepublica.co/opinion/editorial/mas-keynes-que-hayek-durante-el-postcovid-19-2984649

    Daniel Castillo : Keynes contra el coronavirus

    https://theconversation.com/keynes-contra-el-coronavirus-134303

    https://www.larepublica.co/opinion/editorial/mas-keynes-que-hayek-durante-el-postcovid-19-2984649

    Elena Lozano: La vuelta de Keynes para resucitar la economía

    https://www.elindependiente.com/economia/2020/04/12/la-vuelta-de-keynes-para-resucitar-la-economia/

    bbva.com: ¿Qué es el modelo de Keynes o keynesiano

    https://www.bbva.com/es/keynes-para-dummies-de-que-se-habla-cuando-se-habla-del-modelo-keynesiano/

    Guillermo de la Dehesa: La revolución Keynesiana

    https://elpais.com/diario/1993/07/20/economia/743119218_850215.html

    Lídia Brun: Mark Rutte y el bloqueo de la unanimidad. Mientras la UE no tenga mecanismos automáticos para repartir equitativamente los beneficios colectivos del mercado único, las decisiones europeas seguirán sujetas al bloqueo de electorados que confunden ventajas con virtudes

    https://www.eldiario.es/piedrasdepapel/mark-rutte-bloqueo-unanimidad_132_6114735.html

    J.F. Magariños: Miembros de la patronal del transporte de pasajeros por carretera Confebus han mantenido un encuentro con la secretaria general de Transportes, María José Rallo, para acordar su participación  en el plan de reconstrucción de la economía con iniciativas como la implementación de ayudas para la compra de vehículos eléctricos, planes de promoción del uso del transporte público para acudir al trabajo, instalación de infraestructuras de energías renovables en las instalaciones de las empresas

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/09/21/companias/1600685584_572884.html#?sma=newsletter_cincodias_diaria_tarde20200921m
  • Comments are closed.

Calendario de artículos

febrero 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Artículos anteriores