• La Mona Lisa está sola en un  museo cerrado por la COVID-19

    La Mona Lisa está sola

    https://www.nytimes.com/es/2021/02/08/espanol/museo-louvre-mona-lisa.html?campaign_id=42&emc=edit_bn_20210209&instance_id=26904&nl=el-times&regi_id=86224630&segment_id=51267&te=1&user_id=d6a7c782282dcf9915e22b9cc94ae7e5

    Rodrigo Carretero: «¿Cuándo terminará esto?»: Un experto de Cambridge responde con crudeza

    https://www.huffingtonpost.es/entry/cuando-terminara-esto-un-experto-de-cambridge-responde-con-crudeza-y-deja-a-todos-con-esas-caras_es_602152bbc5b6d78d444887df?ncid=newslteshpmgnews

    “Esa es precisamente la pregunta que le hicieron en el canal británico ITV a Chris Smith, virólogo de la Universidad de Cambridge. : Va a llevar mucho tiempo”, dijo el científico, se tardará “al menos un año”. “Lo siento mucho, pero no estamos ni cerca de vacunar a todos todavía, no sabemos cuánto tiempo va a durar la protección de la vacuna y no sabemos qué virus tendremos”. “Realmente no espero que las cosas vuelvan a la normalidad durante el resto de año” . Smith va en la misma línea que hace pocos días apuntó Clare Wenham, de  la London School of Economics, quien advirtió en unas declaraciones recogidas por el diario The Mirror que “no volverá a la normalidad hasta 2024” porque “la pandemia no terminará hasta que sea global”.“Por el momento, los datos muestran que será en 2023 o 2024 cuando las vacunas se distribuyan a todo el mundo”, subrayó Wenham, que reiteró que esta pandemia “no terminará hasta que termine a nivel mundial”.Por ello, insistió en que es “un imperativo real” asegurarse de que todos los países del mundo tengan acceso a las vacunas contra el coronavirus”

     

     https://elordenmundial.com/mapas/el-independentismo-en-europa/

    Víctor-M. Amela entrevista a Ramón Tamames: «Es posible un Estado catalán dentro del Reino de España»

    https://www.lavanguardia.com/lacontra/20190410/461573234993/es-posible-un-estado-catalan-dentro-del-reino-de-espana.html

    Rodrigo Moreno: El coste económico del Gobierno nacionalista en Cataluña

    https://www.economiadigital.es/ideas/el-coste-economico-del-gobierno-nacionalista-en-cataluna-2.html

    Emilio Huerta: Los fondos europeos de la Next Generation , no hay margen para equivocarnos 

    https://dequevaisloseconomistas.com/2021/02/09/fondos-europeos-no-hay-margen-para-equivocarnos-i/

    “Gastar es fácil. Sobre todo cuando es dinero público que llega del cielo como el maná. Pero lo que resulta verdaderamente difícil es gastarlo bien. Conseguir que ese dinero sea una inversión que nos ayude a mejorar el sistema educativo, innovar en el sistema productivo y empresarial y modernizar las administraciones públicas, es el camino para avanzar en nuestra prosperidad.Con los programas del Next Generation EU que se están diseñando para construir la Europa de la nueva generación, las oportunidades de regenerar nuestra sociedad y ofrecer un futuro de mayor bienestar son claras. España recibirá 140.000 millones de euros en seis años, 72.700 millones en transferencias directas. Nunca ha habido tanto dinero público para invertir en nuevas tecnologías, economía verde y cohesión social. Pero los riesgos están ahí, porque gastar este volumen de recursos de manera precipitada, sin trasparencia o con escasa concurrencia competitiva, puede tener graves consecuencias en el bienestar de generaciones futuras. ¿Cómo debemos actuar para que la inversión de estos fondos sea realmente beneficiosa para el conjunto de la sociedad? Aquí ofrecemos una guía para la discusión:Necesitamos primero, un buen diagnóstico de los problemas que limitan el crecimiento, el bienestar y la equidad de nuestra sociedad. Y esto no siempre es fácil. Por ejemplo, ¿realmente pensamos que el problema de la administración española en sus diferentes niveles es el de la digitalización? Hay una evidencia contundente que nos indica que no. El Índice de la Economía y la Sociedad digitales que elabora la Comisión Europea, sitúa la extensión de la administración digital española por delante de países como Alemania, Francia e Italia. En los parámetros que miden la digitalización, estamos bastante por encima de la media de la UE. ¿De dónde vienen entonces los problemas y la baja calidad que percibimos muchos ciudadanos de algunos servicios públicos? Fundamentalmente de estructuras administrativas arcaicas y sistemas de organización y gestión de los recursos humanos obsoletos. Hay problemas serios en los modelos de gestión pública. Se mantiene una burocracia rígida e ineficaz. Se gestionan los servicios y se diseñan las políticas públicas sin directivos profesionales y los empleados públicos con responsabilidad de gestión ejercen sus competencias sin objetivos ni autonomía ni rendición de cuentas. Hay una política de partido intrusiva que se manifiesta en arbitrariedades y ejercicio abusivo del poder donde se selecciona con arrogancia para puestos de responsabilidad, no a los mejores, sino a los afines. En definitiva, tenemos una administración más propia del siglo pasado, que de una institución moderna. Pero de los análisis tan poco rigurosos que se hacen, parece que ya tenemos la solución mágica: más ordenadores, más servicios y atención virtuales. Qué decir de la educación, ¿Alguien piensa que las altísimas tasas de abandono escolar en España, las más altas de la UE, se resuelven entregando una tablet a cada niño? Otra vez la solución mágica.Necesitamos también, detectar las capacidades en las que destacamos como país y comunidad. Hay que reconocer las verdaderas oportunidades y nuestras fortalezas. ¿En qué ámbitos tenemos ventajas en el saber hacer, la experiencia o los recursos naturales que nos pueden servir para liderar actividades? Cuidado, porque no tenemos muchas en donde se manifieste ese buen posicionamiento. Porque para estar hoy en la vanguardia, hay que tener una educación excelente, invertir a largo plazo y asumir riesgos. Y ello es bastante más complicado que reconocer tendencias y enumerarlas de carrerilla: el hidrógeno verde, la inteligencia artificial, la sensórica, las ciudades inteligentes o la economía circular… Y toda la carta de nuevas tecnologías y buenos propósitos que se quiera. ¿De verdad creen que el principal reto de la sanidad hoy en Navarra es la medicina personalizada? Hoy en sanidad, por citar unos pocos, tenemos: deficiencias en el funcionamiento de los centros de salud, problemas de motivación, retribución y compromiso de los sanitarios y limitaciones de capacidad de camas, ucis, y atención socio sanitaria a los mayores. Ahora que, con razón, nos preocupan tanto las vacunas, les recordaré que los dos equipos que en España están avanzando en el desarrollo de una vacuna propia, están dirigidos por dos jubilados del CSIC que trabajan con esmero y entusiasmo para competir con las iniciativas de alemanes, ingleses o norteamericanos. Estos países llevan más de cincuenta años invirtiendo en instalaciones y personas en biotecnología y salud. Tampoco hay magia.Por último, se necesita una visión clara de donde queremos estar dentro de diez o quince años y qué estrategia colectiva vamos a desarrollar para alcanzarla. Y ello conlleva fijar unos objetivos precisos y ambiciosos pero alcanzables y medibles. Hay que identificar las misiones fundamentales que queremos perseguir; los problemas, las soluciones y proyectos que debemos definir para corregir la situación en la que nos encontramos. En definitiva, si queremos invertir bien los fondos europeos, debemos de formular, en primer lugar, mediante el establecimiento de misiones explícitas, una estrategia que establezca una dirección clara y ambiciosa. Pero todavía nos quedará lo más difícil que es definir y ejecutar los planes de actuación en los que se concreta esta estrategia. Esto, mejor lo dejamos para el siguiente post………………….”

    Andrés Ortega: Patriotismo económico, comprensible pero peligroso

    https://blog.realinstitutoelcano.org/patriotismo-economico-comprensible-pero-peligroso/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+BlogElcano+%28Blog+Elcano%29

    “El término no es nuevo, pero desde la crisis pandémica ha resucitado de la mano de un nuevo prudencialismo, proteccionismo y nacionalismo, tanto frente a importaciones e inversiones, e incluso respecto a las vacunas contra el COVID-19. El America First de Trump (respaldado por numerosos decretos u Órdenes Ejecutivas) ha dado paso a la versión más suave del lema y política de Buy American de Biden. Éste ha cerrado parte de las compras públicas federales en EEUU a empresas extranjeras, un paso atrás visto con más que recelo desde Europa y Canadá, que buscaban una apertura transatlántica en este terreno desde hace tiempo, basada en una reciprocidad abierta. Objetivo de la medida: impulsar la manufactura local (aunque esté cada vez más automatizada), incluidos los transportes de mercancías dentro de EEUU. De hecho, en su intento en las primarias, la demócrata Elizabeth Warren ya presentó un “Plan para el Patriotismo Económico”. La medida de Biden puede encarecer esas compras que dice defender y reducir la competitividad. No es un buen primer paso de la nueva Administración en el terreno comercial, aunque en muchos aspectos esté rectificando la política internacional de Trump.Pero, tras años de despreocupación cuando no de empuje activo, la UE y sus Estados miembros también han aumentado sus defensas para limitar la adquisición de empresas en situación de debilidad por capital no europeo, muy especial, aunque no solamente, chino. Derecha e izquierda coinciden a menudo en torno a este soberanismo. ¿A dónde conducirá este patriotismo económico? Es pronto para saberlo, y depende de si se mantendrá cuando llegue la recuperación. Hay que recordar que el Buy American Act data de 1933, firmado por el entonces presidente Herbert Hoover en su último día en la Casa Blanca (antes de que entrara en ella Franklin D. Roosevelt). Fue fruto de un enfoque económico que agravó la gran crisis del 29, aunque la actual es fruto de una pandemia global.Este tipo de política persigue dos objetivos esenciales: favorecer el empleo de las clases trabajadoras y medias (como no ha dejado de repetir Biden durante la campaña y después de su victoria y llegada a la Casa Blanca). De momento no habla de reintegrar EEUU al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), negociado por Obama y del que salió Trump. Y sin EEUU, pero con China, 15 países de Asia-Pacífico firmaron en noviembre pasado la Asociación Económica Integral Regional (Regional Comprehensive Economic Partnership).En la UE, la cuestión comercial está en manos de Bruselas. Pero no así la de la protección frente a las inversiones indeseadas. El Gobierno de Macron ha impedido la compra del grupo de hipermercados Carrefour por el grupo canadiense Couche-Tard, y recabado un apoyo prácticamente unánime de la clase política en esta defensa de la soberanía económica. Un cambio respecto a tiempos anteriores en que Macron era ministro de Economía o en sus primeros pasos presidenciales y permitió la venta de empresas estratégicas, como la división de energía de Alstom. Aunque, a la vez, Macron sigue buscando inversiones extranjeras en Francia.Ha habido también un impulso a la idea de soberanía o autonomía europea. Con la pandemia, los europeos se han percatado, por ejemplo, de su enorme dependencia en las cadenas de suministros sanitarios chinos e indios. Ya antes del COVID-19, el enfoque alemán y europeo cambió cuando la china Midea adquirió en 2014 la alemana Kuka, una de las empresas líderes en robótica. Con la crisis derivada de la pandemia se han reforzado las legislaciones europeas y nacionales de protección de inversiones no comunitarias en empresas estratégicas.La UE logró que las compras de vacunas contra el COVID-19 se centralizaran, evitando un “sálvese quién pueda”. Pero a la luz de lo ocurrido, no sólo negoció mal con AstraZeneca, sino que Bruselas ha estado a punto de caer en un “proteccionismo de vacunas”, muy empujado por Alemania, que habría llevado a aprobar la prohibición de exportar estas vacunas a terceros. ¿Patriotismo de vacunas? Es entendible empezar por casa, pero ello no quita que de esta pandemia no se saldrá sin una cooperación auténticamente global.Hay, además, un patriotismo tecnológico, que se ve no sólo, pero sobre todo, en las medidas contra China, con el riesgo de un desacoplamiento, como alerta un informe de la Cámara de Comercio Europea en Pekín junto a la consultora Metrics: “A medida que el mundo avanza hacia el aumento del tecnonacionalismo, la posibilidad de una desintegración digital completa requiere un análisis sobrio, así como una contra-visión responsable para la integración global”. Y ello a pesar del Acuerdo de Inversiones (CAI en sus siglas en inglés) entre China y EU, que las favorece, pero no mitiga ese patriotismo ni en una parte ni en otra (China mantiene partes importantes de su economía fuera del alcance de inversiones extranjeras). En la UE, Francia y Alemania especialmente, están más atentas ante las inversiones directas o indirectas chinas y otras. España no escapa a este tipo de consideraciones. Así, el Gobierno está estudiando si autoriza la OPA parcial del fondo de inversión australiano IFM sobre Naturgy, una de las tres grandes compañías del sector eléctrico en España. Y hay otras inversiones que también se podrían caracterizar de estratégicas, por ejemplo, en medios de comunicación importantes para la vida democrática interna y la proyección internacional del país. No es que en sí importe mucho si se respetan las reglas de juego, y se salva la independencia de los medios. El Financial Times, el periódico más europeo y global (pese al Brexit) dejó hace un tiempo de ser de propiedad británica para pasar a japonesa (Nikkei), y no se ha visto por ello afectado en su calidad o independencia. Pero es un tema estratégico.Cuidado con los patriotismos económicos. Son comprensibles en ciertos momentos y ante algunos sectores. Las naciones han de defender sus empresas estratégicas de adquisiciones extraeuropeas en tiempos de debilidad. Pero pueden llevar a más proteccionismo. Si Trump no está ya en la Casa Blanca, parte de su mensaje ha calado en EEUU y contaminado a buena parte del mundo”

    Juan José López Burniol: Cuestión de Estado

    https://www.lavanguardia.com/opinion/20210206/6227211/cuestion.html

    Edgar Morin (París, 1921) ha publicado, al borde de los cien años, un pequeño libro (107 páginas), cuyo título es explícito: Cambiemos de vía. Lecciones de la pandemia . Dejo para otro día –si se tercia– comentar la que es, a mi juicio, la idea axial de su reflexión: la recuperación del concepto de comunidad como antídoto de la exaltación paroxística de los derechos individuales y de grupo que padece Occidente, y que constituye una de las razones de su ocaso. Me centro en otra reflexión de Morin en torno al desafío que plantea la globalización. “Lo hemos visto –escribe–. La globalización ha creado una interdependencia sin solidaridad. En cuanto el virus empezó a extenderse, los estados encerraron a los países en sí mismos. La cooperación fue sustituida por la competencia”. Las consecuencias han sido dramáticas, con escasez mundial de medicamentos, de tests y de mascarillas. Lo que le lleva a preguntarse si la globalización no debería combinarse con desglobalizaciones parciales. Y de ahí deduce la necesidad de establecer políticas de prevención para las próximas epidemias, que aseguren una autosuficiencia mínima para los productos relacionados con la salud y la alimentación, es decir, una suficiente autonomía sanitaria y alimentaria. De esta forma –concluye Morin– “el Estado deja de ser dependiente en aquello que es vital para la nación –la salud, la alimentación y los productos de primera necesidad– y se convierte de nuevo en ‘soberano sobre su economía debida’, según la fórmula de Jacques Attali”. Si bien, en Europa, los estados han de unir necesariamente sus fuerzas en el seno de la Unión Europea.Es posible que algunos lectores piensen que esta conclusión es un objetivo imposible, porque los hechos –la globalización– son tozudos e irreversibles. Pero quizá este alarde de realismo sea alicorto, como lo prueba un episodio reciente. El pasado 13 de enero, la canadiense Couche-Tard presentó una opa sobre Carrefour, pero, dos días después, el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, cerró la puerta de Francia a la multinacional canadiense con unas declaraciones a France 5, en las que alegó razones de “soberanía alimentaria”, y remarcó que Carrefour es el primer empleador privado de Francia y el “eslabón esencial en la seguridad alimentaria de los franceses”. Ha sido una decisión rápida y contundente –como debe ser–, que concuerda además con la normativa de la Unión Europea. Esta puso freno, en marzo del pasado año, a la amenaza de que inversores (fondos) extracomunitarios aprovechen la volatibilidad de los mercados causada por la pandemia para tomar el control en sectores clave como la energía, las telecomunicaciones o las infraestructuras. La clase política española está enzarzada en una pelea por el poder sin atención alguna al interés generalVista desde España, esta rápida intervención del Gobierno francés puede resultar sorprendente, pero no lo es ni tampoco es privativa de Francia. Reacciones similares se han visto en otros gobiernos europeos, celosos de preservar la soberanía de su país en aquellos sectores que, con más o menos razones, consideran estratégicos. ¿A qué se debe esta tímida pasividad de los sucesivos ejecutivos españoles, sean del color que sean, ante las opas de grandes empresas nacionales por compañías extranjeras o fondos de inversión globales? Estos fondos, aunque lo nieguen con palabrería hueca, solo persiguen el troceamiento de dichas empresas, para hacerse con los beneficios extraordinarios procedentes de las posteriores ventas por trozos . Pienso que esta atonía suicida es consecuencia de una debilidad congénita del Estado español, una de cuyas causas es, a su vez, la ausencia de consensos básicos entre las grandes fuerzas políticas nacionales. “Casa con dos puertas, mala es de guardar”, y, más que pasar por dos puertas, la clase política española está enzarzada en una burda y brutal pelea a garrotazos en aras de la conquista o la preservación del poder, concebido solo como meta personal y partidaria, sin atención alguna al interés general.Apunta una nueva edad. Tras la caída del muro de Berlín, la crisis financiera del 2008 y la actual pandemia, estamos entrando en una nueva era en la que estrenamos un escenario global, con nuevos grandes protagonistas ansiosos de asegurar su hegemonía, y con ausencia de un libreto que establezca un nuevo orden internacional. En estas circunstancias difíciles marcadas por la anomia, urge más que nunca que los estados y los nuevos actores globales (como la Unión Europea) no esperen expectantes a que ­caiga el maná. Hay que buscarse la vida. No hay que jugar con las cosas de comer: es cuestión de Estado”

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    MÚSICAS PARA RÍOS, 1. EL SENA  

    Los ríos han merecido el respeto de los músicos. Ya en 1729 Vivaldi dedicó al Sena su cantata a tre para la celebración de la mayoría de edad del rey Louis XV. Las cantatas profanas de Vivaldi son casi como semióperas. La del Sena tiene tres personajes protagonistas (por eso es a tre): el Sena, la Virtud y la Edad de oro.

    París, vista del Sena en 2018

    Vivaldi, La Senna festeggiante R 693, Sinfonia, Rinaldo Alessandrini:

    Vanessa Paradis, La Seine (de la película Un monstre à Paris): https://www.youtube.com/watch?v=Dw9WBuCmJTg

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Ana Cediel: Fiscalidad de las criptomonedas

    https://revistas.eleconomista.es/buen-gobierno/2020/marzo/fiscalidad-de-las-criptomonedas-FF2447766

    Jordi Pereyra : ‘Respuestas sorprendentes a preguntas cotidianas’ 

    https://www.xatakaciencia.com/libros-que-nos-inspiran/libros-que-nos-inspiran-respuestas-sorprendentes-a-preguntas-cotidianas-jordi-pereyra

    Luis Doncel entrevista a Mark Blyth: “Europa está atrapada en unas ideas económicas que ya no sirven”

    https://elpais.com/economia/2019/04/14/actualidad/1555260395_484809.html

    Luis Doncel entrevista a Mark Blyth: “Europa está atrapada en unas ideas económicas que ya no sirven”

    https://elpais.com/economia/2019/04/14/actualidad/1555260395_484809.html

    Lluis Amiguet entrevista a Michael Sandel : Hoy sabemos que un camionero es más necesario que muchos  economistas

     https://www.lavanguardia.com/lacontra/20210208/6230389/hoy-camionero-mas-necesario-economistas.html

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    *
  • Comments are closed.

Calendario de artículos

febrero 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Artículos anteriores