• Ha bajado el consumo del agua en las ciudades  y los precios de casi todos los bienes y servicios . Ha  aumentado tanto  el número de comercios cerrados como el número  de buscadores de rentas . Estamos hablando de la paradoja de Gordon  Tullock

    https://es.wikipedia.org/wiki/Paradoja_de_Tullock

    La paradoja de Tullock se refiere a la aparente paradoja observada por primera vez por el economista Gordon Tullock sobre los bajos costos en relación a los beneficios de la búsqueda de rentas. La paradoja consiste en que los rentistas pueden generalmente obtener favores políticos por un costo mucho más bajo del valor del favor para el rentista. Por ejemplo, un rentista que espera obtener una ganancia adicional de mil millones de dólares gracias a una determinada política pública puede sobornar políticos por una cifra cercana a los diez millones de dólares, lo cual es aproximadamente un 1% del beneficio del rentista. Se han ofrecido tres explicaciones importantes para la paradoja de Tullock

    1. Los votantes pueden castigar a los políticos que acepten grandes sobornos, o vivan de manera lujosa. Esto hace difícil que los políticos demanden grandes sobornos por parte de los rentistas.
    2. La competencia entre diferentes políticos ansiosos de ofrecer favores a los rentistas pueden empujar hacia abajo el coste de la búsqueda de rentas.
    3. La falta de confianza entre los buscadores de rentas y los políticos, debido a la naturaleza intrínsecamente deshonesta del trato y la no disponibilidad de instrumentos legales e incentivos reputacionales para garantizar el cumplimiento empuja abajo el precio que los políticos pueden reclamar por los favores.

    Manuel Conthe: Causas sin rebeldes

    https://www.expansion.com/blogs/conthe/2008/05/20/30-causas-sin-rebelde.html

    En 1965, en su clásica obra «La lógica de la acción colectiva» ( The Logic of Collective Action), el economista americano Mancur Olson enunció la gran debilidad de los grandes grupos sociales:»Salvo que el número de miembros sea muy pequeño, o haya algún mecanismo coercitivo o especial que haga que los individuos actúen en el interés común, ningún individuo racional que persiga su propio interés actuará en defensa de los intereses del grupo». La razón es sencilla: esa defensa de los intereses del grupo le supondrá esfuerzo y costes; y será además baldía si no es secundada por otros. Por eso, según Olson las grandes organizaciones con influencia social y política -como los sindicatos o los grupos de presión- asumieron esa función como complemento o subproducto (by-product) de su previo desarrollo como organizaciones que prestaban servicios a sus miembros (p.ej., ciertas modalidades de seguro, en el caso de los primitivos sindicatos).    En 1971, otro economista americano, Gordon Tullock, aplicó el enfoque de Olson a las rebeliones sociales y constató la que llamó «paradoja de la revolución»: aunque todos los historiadores se hayan centrado tradicionalmente en los grandes problemas sociales y cambios políticos que motivaron y entrañaron las revoluciones, el factor crucial para que triunfaran fue siempre, a su juicio, el sistema de recompensas y castigos individuales a quienes participaban en ellas.»Buena parte de nuestra información sobre las revoluciones provienen de las memorias de quienes participaron en ellas, del lado ganador o perdedor. Esa gente rara vez fundamenta lo que hicieron en motivos egoístas. En realidad, suelen achacar motivos egoístas a sus rivales, pero atribuyen siempre su propia actuación a la devoción al bien común». Para Tullock, quienes impulsan con más ahínco las revoluciones son quienes esperan alcanzar el poder si triunfan. Y la amenaza de un severo castigo contra los rebeldes hará que muchas rebeliones nunca se produzcan, aunque hubieran producido grandes beneficios.   El «problema de la acción colectiva» que expusieron Olson y Tullock conduce a otra célebre paradoja teórica -la «paradoja del voto«- que la vida democrática desmiente con regularidad: desde un punto de vista racional y egoísta, el ejercicio ciudadano del voto individual no tiene sentido, pues entraña molestias personales pero no influye, de forma apreciable, en el resultado electoral. Hay que reconocer, sin embargo, que la frecuente pasividad social y política frente a injusticias prolongadas refleja un problema de acción colectiva similar al descrito por ambos economistas.   En el más sosegado mundo de la vida económica, no es tampoco difícil advertir casos de pasividad colectiva y «apatía racional» ante el abuso o el desafuero. Ejemplos ilustrativos son la comprensible ausencia de denuncias de los agraviados cuando se producen casos de administración desleal en sociedades cotizadas, un asunto al que ya me he referido en otra Crónica y artículo; la resignada aceptación de las excesivas retribuciones y cláusulas indemnizatorias que se otorgan algunos directivos de grandes sociedades. La sociedad civil española y, especialmente, sus asociaciones empresariales no son un parangón de coraje cívico y,  paralizadas por los «incentivos selectivos» de los que hablaron Olson y Tullock, parecen haber delegado en los medios de comunicación la defensa de la ética y la moralidad colectiva.   En ausencia de tales incentivos positivos, el miedo a las represalias limitará el número de los «rebeldes» dispuestos a expresarse libremente sobre cuestiones sensibles. De ahí la utilidad de aquellas instituciones sociales que protegen con el anonimato la libre expresión de opiniones en asuntos delicados.  A principios del siglo pasado, el vigor ejemplar de la sociedad civil británica acuñó otra regla pensada también para favorecer la libre expresión de opiniones: la «Regla de la Chatham House» (Chatham House Rule) -en referencia al edificio en Londres que es sede del Royal Institute of International Affairs-, a tenor de la cual quienes asisten a una reunión a puerta cerrada pueden difundir libremente las ideas expuestas en ella, siempre que no revelen, ni siquiera de forma indirecta, quiénes las manifestaron.  La pasión irracional ha engendrado a lo largo de la Historia muchos rebeldes sin causa; el cálculo racional, por desgracia, muchas causas sin rebelde”

    Carmen Morodo: Génova no desautoriza a la presidenta de la Comunidad de Madrid frente al motín de sus barones porque teme su influencia en el voto de Vox

    https://www.larazon.es/espana/20210203/7g3ruiutlbanrkvllcjbo5vyqy.html

    “La política sanitaria contra el coronavirus ha sido motivo para despertar el motín dentro del PP, aunque a Génova no le ha quedado más remedio que «dejar hacer» a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por «prevención electoral». O, dicho de otra manera, por la influencia que ésta puede tener en el voto de Vox. Queda mucho para el congreso regional del PP de Madrid, y ésta será la batalla decisiva, pero, de momento, Ayuso le está dando la vuelta a la situación y ha conseguido convertir sus debilidades en fortalezas, a costa de decisiones arriesgadas y de que dentro del PP se quejen de que hasta hace oposición a los suyos. La gestión de la pandemia ha dejado ver deslealtades institucionales, descoordinación y, ahora, bajo la presión de la tercera ola, hasta competencia por ver quién queda mejor o tapa mejor sus errores. En Génova cuentan que al líder nacional le «desespera» la estrategia de la presidenta madrileña que le hace sombra como jefe de la oposición con su política de confrontación con el Gobierno de Sánchez, y también en el liderazgo interno dentro del PP, por su pulso con el resto de barones. Ayuso va por libre, tiene su agenda, toma sus decisiones, y en Génova no están satisfechos con la situación, que no controlan, pero tampoco la van a cuestionar en público porque saben lo que se juegan. Ayuso empieza a ser un fenómeno de masas entre el electorado de la derecha en Madrid, y en su partido toman nota porque les recuerda a la otra lideresa, Esperanza Aguirre, en sus mejores momentos. Y esto es lo que en parte explica los recelos crecientes en la dirección nacional a dejarle el control del PP regional”

    https://www.larazon.es/espana/20210203/7g3ruiutlbanrkvllcjbo5vyqy.html

    El PSOE se mantiene como primera fuerza política de España, encadenando ya 34 meses consecutivos liderando la intención de voto. Sin embargo, durante el último mes se ha reducido ligeramente la distancia entre socialistas y populares

    Descripción: https://i1.wp.com/elelectoral.com/wp-content/uploads/2021/02/Media-encuestas-Espana-31-ene-2020-1024x576.png?resize=640%2C360&ssl=1

    De acuerdo con la última media de encuestas electorales, el PSOE se sitúa con un 27,3 % de intención de voto, con lo que conseguiría 119 escaños (-1). El PP sube hasta el 22,8 %,con lo que llegaría a los 99 escaños (+10). Vox se sitúa con un 15 %,con lo que se quedaría con 49 escaños (-3). Unidas Podemos se sitúa con un 11 %y bajaría hasta los 27 escaños (-8). Ciudadanos se coloca con un 7,2 %y obtendría 13 escaños (+3). Por último, Más País se mantiene con un 1,8 %y conseguiría 2 escaños (-1)”

    El mapa mundial del coronavirus: más de 103,5 millones de infectados  y más de 2,2 millones de muertos en todo el mundo

     Descripción: https://static2.abc.es/media/sociedad/2020/07/10/mapamundi-coronavirus-johnshopkins--1240x698.jpg

    https://www.rtve.es/noticias/20210202/mapa-mundial-del-coronavirus/1998143.shtml

    “Para que la recuperación se asiente hace falta superar la pandemia, lo cual pasa por la vacunación. De manera que vacunar es el mejor incentivo para la recuperación. Que la administración sanitaria de Madrid se conforme con alcanzar los 60.000 vacunados (25% de las vacunas disponibles) a fin de semana resulta desolador, un colosal fracaso que aconseja despedir a cuantos se han ocupado de esta tarea tan crítica y urgente. Cabe encomendar a quienes saben organizar (no faltan en España) la vacunación madrileña ya que si las cosas siguen como hasta ahora el fracaso colectivo está garantizado. Tan penoso resulta el desempeño del plan (¿existe?) de vacunación que urde una rectificación inmediata, un cambio de responsabilidades y de estrategia porque los españoles nos jugamos demasiado en esa vacunación si queremos evitar una catástrofe”   Fernando González Urbaneja

    https://www.republica.com/la-bolsa-o-la-vida/2021/01/12/la-penosa-gestion-de-la-vacunacion/

    El debate sobre si la vacunación debe ser o no obligatoria no es reciente, ¿se trata de un derecho o también de un deber?

    La autorización por parte de la Unión Europea de las vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca y el comienzo de las campañas de vacunación masiva en Europa, podrían ser el principio del fin de la pandemia del COVID-19. Pero, ¿qué sucedería si no se consiguieran unas tasas de vacunación suficientemente elevadas para garantizar la ansiada inmunidad de rebaño? ¿habría que tomar algún tipo de medida adicional para promover la vacunación? Este dilema entre la voluntariedad u obligatoriedad de vacunarse abre una brecha entre la libertad individual de elección o el interés sanitario colectivo. Por ello, y en lo que a salud pública se refiere, en España rige el concepto de doble jurídica: derecho-deber. Simplificado, supone que los ciudadanos tenemos el derecho a la protección de la salud y paralelamente, el deber de someternos a medidas que tengan como fin preservar la salud pública. El ordenamiento jurídico español no obliga a vacunarse. Se puede decidir libremente si optar por ese derecho o no, siendo los calendarios de vacunación meras recomendaciones al efecto. Esta libertad de elección se basa en el principio de autonomía del paciente (recogido en la Ley 41/2002, de 14 de noviembre) que supone contar con el consentimiento libre y voluntario del individuo antes de realizarle cualquier actuación de carácter sanitario.No obstante, con carácter excepcional, la normativa sí contempla que los poderes públicos puedan obligar a que la población se vacune en caso de existir riesgo para la salud pública. De hecho, esto fue lo que ocurrió en nuestro país en 1921 y 1943 con las vacunas de la viruela y difteria, respectivamente; ¿podría suceder igual con el virus del SARS-COVID-19? Esta “obligatoriedad” se contempla en los siguientes textos legales:

    • Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio. Dado su carácter excepcional, es una norma de difícil aplicación, pero en caso de presentarse esta situación – como ha pasado en 2020 con la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria del COVID-19- la autoridad competente podría adoptar medidas para la lucha contra enfermedades infecciosas(artículo 12 de la norma).
    • Ley 3/1986, de 14 de abril, de Medidas especiales en materia de salud pública. Al igual que la anterior, permite a las autoridades públicas, la adopción de medidas en caso de existir riesgo de carácter transmisible.
    • Ley 22/1980, de 24 de abril, de modificación de la base IV de la Ley de Bases de la Sanidad Nacional de 25 de noviembre de 1944. Permitiría declarar comoobligatorias las vacunas contra la viruela, difteria y las infecciones tíficas y paratíficas.
    • Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. Si existiera riesgo para la salud pública, esta Ley permitiría a los facultativos, en caso de existir riesgo de salud pública,ejecutar cualquier medida – las que fueran necesarias, incluida la vacunación – sin tener que contar con el consentimiento del paciente.

    Ninguna de las normas anteriores hace alusión directa a la vacunación. Sin embargo, precisamente por ello y en un contexto tan generalista, cabe interpretar que las vacunas en España, de existir riesgo para la salud pública, podrían ser obligatorias. En lo que respecta al plano fáctico, existe jurisprudencia dictada al respecto en la que se impuso la vacunación con carácter obligatorio, no obstante, estos pronunciamientos son más bien escasos. Tal es el caso del Auto del Juzgado de lo Contencioso nº 5 de Granada, que obligó a vacunar a 35 menores en un centro escolar tras un brote de sarampión y a pesar de la negativa de sus padres. O, más recientemente y ajustado al tema actual, el caso de la anciana incapacitada que fue vacunada en Galicia contra el Covid-19 aunque su hija, como tutora legal, se mostró contraria a ello, entendiendo el juez que la decisión de la hija era contraria al mejor beneficio para la salud de su madre.En España, y teniendo en cuenta su carácter voluntario, las tasas de vacunación son elevadas y permiten conseguir y preservar la inmunidad de grupo, al contrario de lo que ocurre en países de nuestro entorno, como Francia e Italia, donde en los últimos años, y a pesar de que ya existía legislación sobre la obligatoriedad de algunas vacunas, las ratios de inmunización se han reducido, lo que se ha traducido en rebrotes de enfermedades prevenibles por vacunación, como el sarampión. Ello ha obligado a adoptar medidas para ampliar las vacunas obligatorias en estos países.”         Blanca Ureña

    El analista de Deutsche Bank , David Folkerts-Landau en un Informe titulado “La hora más oscura de la noche está justo antes del amanecer” , alerta de que tan pronto como se confirme esta recuperación, la ola de estímulos y el consumo corren el riesgo de formar una nueva burbuja en los mercados con unas consecuencias tan nefastas como la que tuvo lugar en los años 20 del siglo pasado

    “La recuperación económica no ha sido tan rápida como habían soñado los inversores, debido en buena parte a que la vacunación no está siendo tan ágil como se pensó y que la nueva ola de contagios ha obligado a nuevas restricciones. “A más tardar al comienzo del verano, el aumento de las cifras de vacunación y las temperaturas más cálidas deberían reducir las tasas de infección y apuntalar el sentimiento del consumo” .“Los consumidores apenas pueden esperar para volver a los restaurantes y bares, ir de compras y viajar. Cuando esto ocurra, la demanda reprimida se combinará con un estímulo monetario y fiscal sin precedentes, ya que ambos se mueven al unísono”, alerta. Los programas fiscales hicieron aumentar la deuda mundial en 19,5 billones de dólares en 2020 y se están elaborando más programas para elevar el crecimiento general y rescatar a los sectores más afectados por la pandemia, mientras los bancos centrales mantienen el ritmo de compras de bonos.“Esta combinación de políticas funciona como una droga. Cuando se supere la pandemia mundial, probablemente asistiremos a una euforia de mercado similar a la de los ‘locos años 20’. Ya hay algunos indicios de que esto ha comenzado; basta con ver las importantes ganancias de los amplios índices de mercado, que parecen haber dejado el suelo firme. Al igual que en los años 20, los mercados ya están atrayendo a inversores minoristas cada vez más especulativos”, explica Folkerts-Landau.A su vez, “los efectos multiplicadores deberían impulsar masivamente el crecimiento”. “Es probable que el repunte continúe hasta 2022. Sin embargo, a medida que aumenten las expectativas de inflación, surgirán dudas sobre la sostenibilidad de la tendencia alcista. Esto podría acabar provocando una caída de los precios tanto de las acciones como de los bonos”.“Hace un siglo, la política fiscal y monetaria creó la ilusión de prosperidad, y la especulación impulsó aún más la burbuja. El resultado fue un gran desastre. Nos gusta creer que hemos aprendido del pasado”, apunta el experto de Deutsche Bank. “Entonces, ¿creemos realmente que los billones de dólares gastados en apoyar la economía crearán una prosperidad sostenible? Una vez que la inflación se descontrole y los tipos de interés suban, se acabará la fiesta. Y la pregunta de quién va a pagar será tan difícil de responder como hace cien años”    Luis Suarez

    https://www.elboletin.com/noticia/205026/mercados/deutsche-bank-alerta-de-unos-locos-anos-20-que-pueden-llevar-otra-vez-al-desastre.html

    ¿Habría que cobrar por las vacunas?

     “El Estado”, dijo Stahr, “no decide quién se queda el primer iPhone y no hay nada mejor ni más universalmente repartido que los móviles”.

    Stahr : “¿Has visto esta foto?”, dijo Monroe Stahr pasándome un ejemplar del Globe. Se veía a una enfermera inyectando el brazo a una ancianita. “Es la primera vacunada del Reino Unido”, me explicó. “Se llama Margaret, tiene 90 años y parece una señora muy agradable, pero ¿cuál es la probabilidad de que transmita el virus a nadie?”

    “Muy pequeña”, admití.

    Stahr : “Nula”, rectificó Stahr, y arrojó el diario sobre el velador. “Entiendo que, dada la virulencia del coronavirus entre los mayores, la prioridad ahora sea protegerlos, pero una vez puestos a salvo, ¿cuál es la estrategia? Por lo visto, vamos a seguir bajando por la pirámide de población. ¿No deberíamos olvidarnos de la edad e ir directamente a los potenciales contagiadores”?

    “Sería estupendo”, le dije, “pero, ¿quiénes son? ¿Dónde están?”

    Stahr : “Ni idea”, contestó Stahr. “Y del mismo modo que ni tú ni yo lo sabemos, tampoco creo que lo sepa ningún comité de expertos del Ministerio de Sanidad. Por eso es mejor dejar que cada cual decida en función de su exposición a la enfermedad”.

    “Hombre, Stahr”, repuse, “todos nos consideramos expuestos, se formarían colas multitudinarias delante de los ambulatorios”.

    Stahr : “No”, me dijo, “si se obligase a pagar por la vacuna, como ha propuesto John Cochrane”.

    En ese instante recibió el inesperado apoyo de Jack, un jubilado que en tiempos dio clases de contabilidad y que empezaba a entrever por dónde iba Stahr.

    Jack : “El mercado”, dijo Jack, “es el mejor asignador de recursos. Quienes alegan que no debe confiársele algo tan vital como un tratamiento médico, olvidan que lo hacemos con los alimentos desde hace siglos, y con bastante éxito. Las hambrunas más feroces han tenido lugar en economías de planificación central”.

    “¿Y qué sugerís?”, pregunté. “¿Distribuir las vacunas en las farmacias? ¿Y a qué precio?”

    Stahr : “Las farmacias no me parecen mala solución”, respondió Stahr, “y el precio sería libre, naturalmente. El Estado no decide lo que cobran Apple, Samsung o Huawei por sus móviles, y no hay nada mejor ni más universalmente repartido. Por el contrario, allí donde los políticos intervienen para garantizar el suministro, como pasa con la luz, los apagones persisten”.

    “Si los laboratorios”, terció Jack, “cargaran lo que quisieran a los adoptadores tempranos, como hacen las tecnológicas con los smartphones, se incentivaría la producción no ya de vacunas, sino de neveras, cuya escasez se ha convertido en un cuello de botella que podría echar a perder muchas”.

    “Pero los ricos tendrían ventaja”, objeté.

    Stahr : “¡Los ricos siempre tienen ventaja!”, desechó Stahr con un amplio gesto de la mano. “De lo que se trata es de recuperar la normalidad lo más deprisa posible y, si ofreces las vacunas al mejor postor, pujarán por ellas los negocios y los profesionales que más se beneficien y, por definición, eso impulsará la actividad y la contratación”.

    Jack : “Quienes teletrabajan pueden esperar”, dijo Jack, “pero quienes carecen de esa opción, porque se dedican a la restauración o al ocio, deberían poder comprar ya la vacuna. Y al resto de la sociedad nos convendría que se la pusieran cuanto antes y no siguieran por ahí diseminando aerosoles”.

    “De acuerdo”, dije, “el mercado asigna mejor que el Estado, pero ¿qué pasa con los que no tienen dinero? ¿No es inmoral sacrificar el mérito a la eficiencia?”

    Stahr : “Si como sociedad”, dijo Stahr, “creemos que debe subsidiarse la inmunización de determinados grupos, y yo estoy de acuerdo, nada impide al Estado adquirir las dosis precisas, pero sin interferir en el sistema de precios. En cuanto al mérito, es un concepto debatible y lleno de resquicios por los que se cuela mucho sinvergüenza. Las viviendas sociales o las ayudas a menudo acaban no en manos de quien más las necesita, sino de quien mejor se mueve por la Administración. Además, en el caso de la vacuna, moral y eficiencia se solapan: es difícil argumentar que lo más rápido no sea también lo mejor”.

    Jack : “Ante una amenaza exponencial”, coincidió Jack, “cada segundo ganado salva vidas”. Y concluyó: “No es tan disparatado como suena lo que Stahr dice…”    Miguel Villarejo

    ¿Cuál es el plan de la OMS para descubrir el origen del COVI-19 en China?.

     Aunque falten muchos aspectos por resolver, la investigación sobre el origen del coronavirus no empezará de cero. Hay muchas evidencias recopiladas al respecto durante el último año. Además, conocemos cómo es el camino que suelen seguir este tipo de virus (y, en realidad, la mayoría), hasta convertirse en un patógeno para el ser humano.El primer brote de casos detectados se produjo en la ciudad china de Wuhan y muchos de los contagios están relacionados con el mercado de Huanan, donde se venden, entre otros productos, animales salvajes vivos. Sin embargo, no hay muchas certezas alrededor del papel de Huanan en la pandemia. Las pruebas que se hicieron a restos animales del mercado resultaron negativas, mientras los tests que se hicieron en el alcantarillado y en las aguas residuales sí detectaron la presencia del virus.Por otro lado, los primeros informes de hospitalizaciones por COVID-19 se registraron en Wuhan en diciembre de 2019, hace justo un año. Se supone que el virus puede haber estado circulando antes, pero no se sabe durante cuánto tiempo. Puede incluso que los primeros contagios no se produjesen en la ciudad china, pero sí sabemos que todas las cepas actuales del SARS-CoV-2 se relacionan con el material genético analizado en Wuhan en diciembre. Una de las grandes teorías de la conspiración que rodean la pandemia es la del origen artificial del virus. Es decir, que fue creado en un laboratorio. Sin embargo, cada mutación y cada alteración del material genético deja una huella; y varios estudios han confirmado que no existen rastros de que el SARS-CoV-2 fuese editado en un laboratorio. De momento no se puede descartar ninguna opción por completo, pero su origen artificial se considera prácticamente imposible.Por otro lado, sí que se han acumulado pruebas del origen animal del coronavirus. Se han encontrado virus similares que comparten buena parte del material genético en algunas especies de murciélagos de China y, más recientemente, de Japón y Camboya. Sin embargo, se trata de parientes cercanos, pero no tan próximos como para pensar que se produjo un salto directo de esos virus desde un murciélago a un ser humano. Debería existir al menos otra especie que hubiese hecho de intermediario, un eslabón que, por ahora, sigue siendo un misterio.Por último, tenemos el conocimiento acumulado de otros virus similares anteriores. El SARS de 2002 tuvo su origen en murciélagos y se cree que saltó a los humanos a través de las civetas (mamíferos similares a las ginetas). El MERS de 2012 lo hizo a través de los camellos. Y, además, sabemos que más del 60% de las enfermedades infecciosas emergentes que se registran en todo el mundo son zoonosis, es decir, tienen su origen en animales.

    ¿Cuál es el plan de la OMS?

    Las pistas están sobre la mesa, pero falta concretar: dónde, cuándo y cómo se produjo la primera infección por coronavirus en humanos. Para ello, la OMS ha creado un equipo de 10 expertos en virología, salud pública y veterinaria que buscará los orígenes exactos del virus. Por ahora, han tenido un primer encuentro virtual (el pasado 30 de octubre) con otros expertos sobre el terreno, pero el plan de la OMS es viajar a China en las próximas semanas.El equipo está integrado, entre otros, por Marion Koopmans (uno de los virólogos que encontró la relación del MERS con los camellos), Hung Nguyen (experto en la transmisión de patógenos en los mercados de animales vivos) y Peter Daszak, presidente de Echohealth Alliance e investigador con más de diez años de experiencia en el estudio de los coronavirus. Todos los detalles del equipo son públicos.Durante meses, China se mostró reticente al viaje de este equipo, pero a finales de noviembre se comprometió a permitir una investigación internacional sobre el terreno. El primer paso del equipo de la OMS será visitar Wuhan, el mercado de Huanan y otros lugares similares y revisar los primeros casos de COVID-19 registrados en busca de nuevas pistas. Además, tienen la intención de rastrear las rutas de comercio de animales salvajes en todo el país y, en especial, las de aquellos animales que son más susceptibles de haber transportado un virus de estas características.Por otro lado, la OMS quiere que se hagan una serie de pruebas y entrevistas a los sanitarios que trataron los primeros casos de COVID-19 y a los primeros infectados, así como a sus contactos. El objetivo es desentrañar si el virus pudo haber estado circulando desde mucho antes de lo que se cree. Según un informe de la organización del 5 de noviembre, parte de este trabajo está ya en marcha.La tarea a la que se enfrenta el equipo de investigadores es titánica y podría extenderse durante años. Ni siquiera se descarta que el origen de la enfermedad o, al menos, el primer salto entre especies animales se produjese fuera de China. Puede, incluso, que nunca lleguemos a saber nada con certeza, como ocurre con tantas otras enfermedades. Por ahora, todas las hipótesis están sobre la mesa”   Juan F. Samaniego

    Evolución histórica de los resultados de las elecciones autonómicas en Cataluña (1980-2017)

    “Con permiso de la evolución de la situación epidemiológica que está provocando la pandemia mundial del COVID-19, el próximo 14 de febrero se celebrarán las decimoterceras elecciones autonómicas al Parlament de Cataluña desde la restauración de la democracia en España. Serán estas las segundas elecciones después de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) y la posterior respuesta del Gobierno estatal al aplicar por primera vez el artículo 155, a través del cual se disolvió el Parlament y convocó elecciones en la Comunidad Autónoma de Cataluña. También son estos los primeros comicios desde la condena a prisión en octubre del año 2019 contra los promotores y políticos de dicha declaración de independencia. Para conocer la evolución electoral haremos un breve repaso de los comicios celebrados en esta Comunidad desde las primeras elecciones de 1980 hasta las últimas elecciones que tuvieron lugar el 21 de diciembre del año 2017.En 1977, tras el restablecimiento de la Generalitat de Catalunya de forma provisional, el President Josep Tarradellas es nombrado presidente de la misma durante el período de la transición y de la preautonomía en el cual, tras la aprobación de la Constitución en 1978, se concede el Estatuto de Autonomía a Cataluña en 1979, se establece la autonomía y se convocan elecciones autonómicas en 1980 para iniciar la primera legislatur . Desde la celebración de los primeros comicios autonómicos se han constituido en el Parlament un total de Trece legislaturas, incluida la primera legislatura de la preautonomía, y han presidido la Generalitat cinco presidentes: Jordi Pujol (CIU), durante seis legislaturas consecutivas  (1980,1984,1988,1992,1995 y 1999); Pasqual Maragall (PSC) una legislatura(2003); José Montilla(PSC), una legislatura(2006); Artur Mas(CIU), durante dos legislaturas (2010 y 2012); Carles Puigdemont (JxSÍ), una legislatura(2015) y finalmente; en la última legislatura Quim Torra ha presidido el Govern de la Generalitat hasta su inhabilitación por la justicia en septiembre de 2020. Desde que la Generalitat echó a andar se han presentado dos mociones de censura, aunque ninguna ha salido adelante, y una moción de confianza. Como podemos observar en la tabla 1 en las elecciones autonómicas de 1980, CIU (27,8%) ganó con cinco puntos de ventaja en porcentaje de votos válidos y 43 escaños, seguido por el PSC (22,4%) y 33 escaños. Como tercera fuerza más votada quedó el PSUC quien consiguió un 18,8% de votos y 25 escaños. CC-UCD ocupó la cuarta posición al obtener 10,6% de los votos y 18 escaños. Aquí podríamos hablar de un sistema de partidos multipartidista con cuatro grandes partidos. Por su parte, ERC consiguió 14 escaños. Finalmente, en esta primera legislatura gobernó CIU gracias a los votos a favor de CC-UCD y ERC en la segunda votación de la investidura de Jordi Pujol. También hubo una moción de censura en 1980 presentada por el líder de PSUC, que finalmente no salió adelante. En los siguientes comicios de 1984, correspondientes a la segunda legislatura, CIU consiguió una clara mayoría absoluta al obtener 46,8% de los sufragios y 72 escaños, rebasando de esta forma en cuatro los escaños necesarios para alcanzar la mayoría absoluta (68 escaños). El PSC logró el 30,1% de los votos y 41 escaños. El PSC aumentó sus votos gracias al trasvase del electorado del PSUC hacia los socialistas catalanes y la desaparición del Partido Socialista de Andalucía (PSA) que en las elecciones de 1980 había conseguido dos escaños. CC-UCD desapareció cediendo su bancada a AP-PPC quien logró el 7,7% de los sufragios y 11 escaños. ERC se quedó con el 4,4% y 5 escaños. Este sistema de dominio y de mayorías de los convergentes inaugurado en 1984 continuó en los siguientes comicios de 1988 y 1992. En las elecciones que dieron inicio a la tercera legislatura celebradas en 1988 CIU volvió a revalidar su mayoría absoluta (69 escaños), aunque con una ligera bajada en votos (45,7%). El PSC continuó como la segunda fuerza más votada (29,8%) y aumentó un escaño (42). El PSUC pasó a formar coalición en ICV, subiendo ligeramente en votos (7,8%) y aumentando su bancada en tres escaños (9). La gran caída en estos comicios fue la del PPC que bajó de 11 a 6 escaños. El CDS entró con 3 escaños, y ERC aumentó un escaño al obtener 6 diputados.Los comicios de la cuarta legislatura de 1992 volvieron a reproducir prácticamente los mismos resultados de la legislatura anterior. CIU repitió mayoría absoluta y el PSC quedó como segunda fuerza. El gran dato a destacar fue el resultado obtenido por ERC con un 8% de los votos y 11 escaños, quienes doblaron así sus anteriores resultados.Es en las elecciones de la quinta legislatura cuando CIU pierde la mayoría absoluta al caer en 10 escaños. Los socialistas catalanes también perdieron 6 diputados. Los grandes beneficiados en estos comicios fueron ERC, ICV y PPC. En 1999 se celebraron las sextas elecciones autonómicas en las que se empezó a vaticinar el fin de ciclo del “pujolismo”, al perder CIU tres puntos y 4 escaños con respecto a los anteriores comicios. La formación que más subió fue el PSC (30,3% y 36 escaños). Mientras que los populares catalanes perdieron 5 diputados.Las séptimas elecciones celebradas en 2003 pusieron fin a los años de Pujol al frente del gobierno catalán tras el acuerdo de coalición alcanzado por el tripartito formado por PSC, ERC e ICV. Gracias a este pacto, Maragall fue investido presidente con un total de 74 votos a favor y 61 en contra. El PSC ganó en votos con un 31,2% frente a los 30,9% de los convergentes, pero no en escaños (CIU 46 y PSC 42). ERC obtuvo los mejores resultados de su historia (16,5% votos y 23 escaños) e ICV-EUiA dobló sus resultados (7,6% votos y 9 escaños).En las elecciones de 2006, para constituir la octava legislatura, se repitieron prácticamente los mismos resultados que en anterior cita electoral, pero esta vez CIU ganó las elecciones con una ligera subida en votos (31,5%), aumentando así dos escaños. Los socialistas catalanes son los que más pierden en votos y escaños (26,8% votos y 37 escaños) y los beneficiados en estos comicios son los ecosocialistas de ICV-EUiA que suben en votos y escaños (9,6% y 12 escaños) y el PPC pierde ligeramente un 1% de votos y 1 escaño (10,6% y 14 escaños). La gran novedad en estos comicios ha sido la aparición en el Parlament de la formación política Ciutadans (C´s) que entra con 3 escaños al obtener el 3% de los sufragios. Como consecuencia de dichos resultados se vuelve a reeditar el tripartito (PSC, ERC e ICV-EUiA) para gobernar en coalición. El 24 de noviembre de 2006 José Montilla es investido President del Govern de la Generalitat en el Parlament con 70 votos a favor y 65 en contra.CIU, de la mano de Artur Mas, consiguió una mayoría relativa en los comicios de 2010, los cuales dieron inicio la novena legislatura. Los convergentes obtuvieron el 38,5% de los votos y 62 escaños, lo que significó una subida de 14 escaños con respecto a la legislatura anterior. Por su parte, el PSC bajó considerablemente en votos y escaños (18,3% y 28 escaños) aunque continuó manteniéndose como la segunda fuerza más votada en las autonómicas catalanas. ERC perdió la mitad de sus apoyos electorales (7,0%) y se dejó 11 escaños. Para formar gobierno en esta legislatura, hizo falta una investidura en una segunda vuelta en la cual los socialistas catalanes se abstuvieron para facilitar el Govern de Artur Mas.En las elecciones celebradas en el 2012, las cuales dieron paso a la constitución de la décima legislatura, CIU y ERC consiguieron, prácticamente, idénticos resultados a los de 2006. El gran batacazo se lo llevaron los socialistas catalanes que perdieron la segunda posición que ocupaban desde 1980. Los populares catalanes lograron mejorar un escaño al obtener el 13% de los sufragios, mientras que Ciutadans triplico su resultado (7,6% de los votos y 9 escaños). Ese año se estrenó en el Parlament la CUP (3,5% de los votos y 3 escaños). La legislatura salió adelante bajo la presidencia de Artur Mas (CIU) y el apoyo de ERC.En las elecciones catalanas celebradas en 2015 CDC y ERC concurrieron conjuntamente bajo la coalición Junts pel Sí (JxSí), que obtuvo el 39,7% de los votos y 62 escaños. El PSC se hundió al conseguir los peores resultados en unas elecciones autonómicas catalanas (12,3% de los votos y 16 escaños). PPC perdió un 4,5% de los votos y 8 escaños, mientras que C´s subió paso del 7,6% al 18% de votos y de 9 a 25 escaños. También la CUP triplicó sus apoyos al pasar de 3 a 10 escaños. En esta undécima legislatura se rechazó en dos ocasiones la investidura de Artur Mas al no obtener los suficientes apoyos. Finalmente, en enero del 2016 JxSÍ propuso como candidato al Govern de la Generalitat a Carles Puigdemont, quien obtuvo 70 votos a favor (entre los que se encontraban los de la CUP) y fue investido President. Las últimas elecciones celebradas en el año 2017 (decimosegunda legislatura) se celebraron nuevamente en un contexto marcado por el desafío independentista tras la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), que llevó algunos políticos independentistas a prisión. Ganó las elecciones Ciudadanos al aumentar sus sufragios en un 7,4% y 11 escaños más con respecto a la legislatura anterior. Pese a esto, resultó investido President de la Generalitat de Cataluña Quim Torra gracias a que el frente soberanista (JxCat, ERC y CUP) sumó los suficientes votos Ahmed Benamar

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    CARTELES MUSICALES. VALSES DE STRAUSS

    Un avezado observador habrá reconocido los cuatro primeros compases de El bello danubio azul, de Johann Strauss II. Aquí es cuando aplauden los conspicuos asistentes al Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena. Así que aquí lo dejamos para oírlo completo, junto a otros dos valses del mismo Strauss menos frecuentados.

    El bello Danubio azul:

    Feuilleton:

    Imágenes del Mar del Norte:

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Descripción: Descripción: Libros de transhumanismo

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Isaac González: Big Data para CEOs y Directores de Marketing. Como dominar Big Data Analytics en 5

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/41Nfdx6WiKL._SX331_BO1,204,203,200_.jpg

    file:///C:/Users/Manuel/AppData/Local/Temp/Dialnet-ProblemasYRetosDeGestionEmpresarialEnLaEconomiaDig-44986.pdf

     Almudena Negro: La tentación totalitaria    
    Descripción: Portada de La tentación totalitaria
    https://www.elplural.com/autonomias/dimite-jorge-vilches-asesor-ayuso-escribia-discursos-preguntaba-periodista-entrevistas_253906102

    Javier Blanco entrevista a Juan Carlos Suarez : «El Gobierno está haciendo su propio plan con los fondos europeos y no se cuenta con nosotros»

    Descripción: El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, desgrana en una entrevista para LA RAZÓN los objetivos de su departamento para este año
    https://www.larazon.es/castilla-y-leon/20210124/whpfzdxutbgxrcjxwkkxwihgpq.html

    Luis Balcarce entrevista a Teresa Baró: «Las mujeres ganarán terreno dando pequeños pasos todos los días, no gritando en la calle»

    Descripción: https://www.teresabaro.com/wp-content/uploads/2018/04/Quien-es-Teresa-Baro.jpg
    https://www.periodistadigital.com/economia/empresas/20210202/teresa-baro-mujeres-ganaran-terreno-dando-pequenos-pasos-dias-gritando-calle-noticia-689404425230/

    Irene Hernández entrevista a Juan Fueyo: «Si no se toman medidas, un virus puede asesinar a 3.500 millones de personas en los próximos diez años»

    Descripción: FOTO: Antonio Moreno
    https://www.elmundo.es/papel/lideres/2021/01/23/60099524fc6c8375418b4633.html

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    *
  • Comments are closed.

Calendario de artículos

febrero 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Artículos anteriores