• Descripción: 'Mujer joven tocando el violín frente a una ventana abierta', de 1923.

    “Para combatir la nevada siguen sin emplearse, a día de hoy, todos los medios que posee la Comunidad de Madrid. Los bomberos forestales tienen 20 camiones parados y 200 efectivos en casa. Las brigadas de viabilidad invernal de la Consejería de Transportes están en la misma situación. Los conductores de las quitanieves y sus ayudantes igualmente están en casa y las máquinas, en sus bases de la sierra madrileña. Las brigadas de salvamento de catástrofes naturales de la Consejería de Vivienda, que se utilizan para ayudar en tsunamis y terremotos en el extranjero, también permanecen en sus respectivos domicilios. Nadie les ha dado instrucciones para salir a la calle y ponerse a trabajar. Frente a ello, la propaganda es lo único que no ceja un segundo en medio del caos neoliberal. Propaganda que una parte de la izquierda compra sin complejos cuando, por ejemplo, acepta los conjuros del chamán del mercado para “salvar la navidad” contra los avisos de la ciencia. El resultado, el desastre ha sido mayor; más gente perdió su salario, más personas no pudieron ir al hospital o niños y jóvenes no asisten a los centros de estudio. La falta de previsión ha provocado que los daños sean muy superiores.Quienes nada hicieron para reducir la magnitud del temporal de nieve intentan taparse unos a otros tras la declaración de “área afectada gravemente por una emergencia de protección civil” (Ley 17/2015 del Sistema Nacional de Protección Civil); o sea, la conocida como “zona catastrófica”.Filomena representa un drama que necesita dinero e inversión. Urgen fondos, especialmente para los ayuntamientos. Toda medida es poca. Ahora bien, si no queremos que la auténtica orfandad institucional que vive la población continúe, es imprescindible que esos fondos sirvan para potenciar lo público, para empoderar los espacios que la ciudadanía va abriendo frente a la urgencia de estos problemas. No para salvar a las grandes empresas y cubrir la incompetencia de unos gobernantes que, a derecha e izquierda, compran el falso dogma de un Estado todopoderoso que la realidad desmiente a cada paso y en cada esquina. La nieve que nos ha enterrado fue tanta que, como la acción vecinal demuestra, no hay gobierno ni régimen que pueda salir de ella sin la población apoyando”   Carlos Girbau

    https://www.sinpermiso.info/textos/madrid-nieve-e-incompetencia

    “La mala gestión pública de la pandemia y la tormenta de nieve y frío afecta a todos. Al Gobierno de Sánchez, que inexplicablemente se resiste a rebajar la hora del ‘toque de queda’ y a imponer confinamientos sin explicar por qué y contra el criterio de las CC.AA.Y también les afecta al alcalde Almeida y a la presidenta Ayuso de Madrid que han fracasado estrepitosamente frente a la tormenta de nieve y frío a pesar de que estaban advertidos con muchos días de antelación .Sin embargo, lo que más llama la atención es el misterio que envuelve la muy extraña negativa del gobierno a facilitar confinamientos locales y regionales, y por supuesto el confinamiento nacional cuando la tercera ola del virus no cesa de crecer y son muchos los analistas y observadores que advierten de que los confinamientos van a ser obligados e imparables.Entonces ¿por qué se opone el Gobierno a ello? . E incluso al adelanto de la hora del ‘toque de queda’, incluso recurriendo a los tribunales la decisión de rebajarla de las 22 a las 20 horas adoptada por el Gobierno de Castilla y León. Lo que podría ser imitado por otros gobiernos rompiendo la colaboración entre las CC.AA. y el gobierno nacional. El primer argumento político, todo responde al  intento que no se atrasen las elecciones catalanas más allá del mes de marzo para que los indultos a los golpistas catalanes no lleguen antes que los comicios. Por ello el PSOE recurrirá el decreto reciente del Gobierno catalán de situar dichas elecciones en el día 30 de mayo. Pero si hay confinamientos y Cataluña sufre, como ahora ocurre, el ascenso imparable del virus las elecciones se tendrán que aplazar al 30 de mayo o incluso más tarde si la pandemia se desboca. El segundo argumento político del Gobierno está en que los confinamientos pueden bloquear y aplazar la recuperación económica del país e incluso los planes para ir recibiendo y aplicando los esperados fondos de la UE. El tercer  argumento político se centra en la imagen del Gobierno dentro y fuera de España si se vuelve a confinar el país, lo que sería la prueba definitiva del fracaso de la gestión del Gobierno frente a la pandemia.”  “Rafael Halcon

    El trabajo llevado a cabo por la Vaccination Credential Initiative, una coalición formada por compañías tecnológicas y de salud, en torno al desarrollo de un pasaporte de vacunación, se apunta cada vez más como una de las necesidades más claras de cara a recuperar una actividad económica y una movilidad razonable. El pasaporte sería un documento electrónico en una app (con posibilidad de generar una copia impresa con un código QR para su verificación) que ofrecería, de forma relativamente sencilla, validez y garantías adecuadas para probar que una persona ha sido inmunizada contra COVID-19     Enrique Dans

     “Este mercado de la discordia se denomina ‘pool’. A grandes rasgos, es el parqué donde las empresas compran y venden su producción de electricidad. Un complejo proceso de casación de la oferta y la demanda sirve para fijar cada día los precios que cobran las eléctricas (y a la vez, lo que pagan los consumidores sujetos a la tarifa regulada). En el ‘pool’ tienen prioridad de entrada las energías de menor coste (como la eólica). Sin embargo, al tratarse de un mercado marginalista, la fuente que determina el precio final es la que permite en último término cubrir la demanda. En casos como el de este enero, el gas caro ha tenido que suplir la ausencia de energías más baratas (como las renovables). Los expertos más críticos atacan este sistema por distintas vías. Sin ir más lejos, recuerdan que lo sucedido estos días demuestra cómo el mercado castiga el bolsillo de familias y empresas, mientras aumenta los beneficios de algunas eléctricas. Frente a estas acusaciones, los empresarios del kilovatio alegan que más de la mitad del recibo (un 53%) corresponde a impuestos y cargas que nada tienen que ver con el coste de la energía. Y aseguran que los consumidores se benefician del sistema habitualmente, puesto que las renovables tiene cada vez tienen peso en la fijación de los precios.    Un ex alto directivo del sector eléctrico rebate este argumento. “En realidad, el descenso de precios de los últimos años no se debe tanto a las renovables como a la bajada del gas. El actual mercado desincentiva que las renovables contribuyan a bajar los precios y a la vez incrementa los beneficios de las eléctricas”. A su juicio, uno de los puntos débiles de este sistema consiste en que algunas compañías controlan un amplio abanico de fuentes (del gas a las renovables, pasando por la nuclear o la hidroeléctrica) y pueden introducirlas en el ‘pool’ aprovechando su complejidad y su cuestionable transparencia. La sospecha está sobre la mesa, pero lo cierto es que las autoridades de competencianunca han podido demostrar ninguna manipulación.Además de las renovables, compañías como Iberdrola o Endesa están en el punto de mira desde hace años por los denominados «beneficios caídos del cielo». «La razón de por qué en España pagamos por la electricidad más de lo que debería ha de buscarse en la regulación, que paga a precio de gas la producida en centrales nucleares e hidroeléctricas», explicaba esta semana en un artículoNatalia Fabra, catedrática de Economía en la Universidad Carlos III de Madrid. Expertos como ella consideran que ambas fuentes están claramente sobre retribuidas, ya que las inversiones para levantar las centrales están amortizadas. Un argumento que las eléctricas, una vez más, niegan categóricamente.Si hay tantos signos de que el mercado eléctrico encierra lagunas, ¿por qué no se audita? Algunos gobiernos lo han intentado. En 2004, el ministro José Montilla hizo un buen conato -con nulo éxito- al encargar una profunda auditoría a José Ignacio Pérez Arriaga, todo un ‘sabio’ del sector. Otros optaron por sacar la artillería, como José Manuel Soria, que no logró demostrar nada. Pero el intento más sólido -y en eso coinciden varias fuentes consultadas- lo hizo el antecesor de Ribera,Álvaro NadalLa política energética la hace el Gobierno y no las empresas. Hay menos hueco para las energías tradicionales, pero la transición hacía las fuentes más limpias que vamos a llevar a cabo se hará de manera ordenada y no al arbitrio de decisiones corporativas”, aseguraba el ministro del PP en febrero de 2018, en una de las muchas declaraciones que tanto escocieron a las eléctricas. Las compañías eran conscientes de que Nadal tenía ganas, de verdad, de poner orden en un sector tan controvertido. Sólo tres meses después de aquellas palabras, la moción de censura se llevó por delante al Ejecutivo de Mariano Rajoy. Nadal -y sus intenciones- pasaron a la historia. Y cuando Pedro Sánchez logró formar Gobierno, comenzó la ‘era Ribera’.La ministra de Transición Ecológica sabe tanto o más que Nadal (lo demuestra su currículo envidiable). Pero su visión a está a años luz y se alinea en cierto modo con las empresas eléctricas, que han sabido reorientar su negocio hacia un futuro cada vez más ‘verde’. El auténtico pionero es Ignacio Sánchez Galán. Gracias a su apuesta temprana por las renovables, Iberdrola se ha convertido en un gigante capaz de competir con Inditex por el primer puesto del Ibex. Entre los expertos y empresarios consultados por Vozpópuli hay quienes que opinan que no es el momento de tocar los cimientos del mercado eléctrico. Otros aseguran que Teresa Ribera no se atrevería aunque lo deseara.“Una reforma en profundidad del mercado lanzaría ahora la idea de que en España todo está en revisión. Y podría alterar los planes de quienes quieren invertir en nuestro país con horizontes muy largos, de hasta 25 años. Además, provocaría guerras judiciales y arbitrajes. No podemos tomar decisiones precipitadas porque la luz haya subido mucho unos días”, explica un empresario con gran experiencia en el sector. Una parte importante de los fondos europeos que Pedro Sánchez ha logrado rascar a la UE (140.000 millones) irán a parar a proyectos de innovación y transición energética. Un pastel, a juicio de algunos, demasiado jugoso como para emitir señales de incertidumbre regulatoria. «La ola de frío pasará, la demanda se normalizará, la oferta de fotovoltaica en los dos próximos años estallará  y los precios de la luz seguirán cayendo gracias al mercado y a la tecnología», reflexionaba este viernes el economista José Carlos Díezen una tribuna en ‘El País’. Luego están quienes opinan que Ribera nunca entrará en un ‘cuerpo a cuerpo’ contra las eléctricas. “Es un sector al que cualquier gobierno necesita, porque en algún momento le va a tener que pedir favores”, confiesa un ex alto cargo de la Administración. Se refiere a la alta política que se negocia en el subsuelo, la que sólo conocen quienes se han sentado en un Consejo de Ministros o en la sala de mandos de La Moncloa. “Las eléctricas tienen poder decisión sobre asuntos muy sensibles. Lo hemos vivido con las comarcas mineras o cuando han tenido problemas industrias de las que dependen provincias enteras. Además, algunas compañías gozan de gran influencia internacional, son una plataforma para los intereses españoles”.Teresa Ribera sabe, de sobra, las recetas que puede aplicar en el negocio eléctrico. El informe que elaboró el grupo de expertos energéticos del PSOE contiene medidas concretas que afectan a la formación de los precios, según explica uno de sus autores a este diario. La ministra también conoce la visión de las empresas -en teoría- más independientes del mercado: Red Eléctrica, comandada por la ex ministra socialista Beatriz Corredor; y OMIE, el operador del sistema que dirige Carmen Becerril. Y, por supuesto, tiene claro qué se cuece en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Su marido, Mariano Bacigalupo, es el vocal encargado de las ponencias en materia energética.Los expertos consultados creen que la ministra no removerá el ‘pool’ y si toma alguna medida sobre las energías hidráulica y nuclear siempre será por la vía fiscal. Paralelamente, sacará adelante el fondo para sufragar las subvenciones a las renovables, a costa de las arcas de petroleras y gasistas. Queda totalmente descartada la creación de una comercializadora pública como pide el ministro Alberto Garzón; y, por supuesto, la nacionalización de cualquier empresa del sector, el deseo más peronista de Pablo Iglesias.Teresa Ribera se ha alzado como un muro sólido frente a cualquier tentativa populista. Este hecho, en sí mismo, basta para que los empresarios del kilovatio duerman tranquilos, pese a Podemos”     Juan T. Delgado

    https://www.vozpopuli.com/juan_t-_delgado/

     “Hace dos días el Tribunal Constitucional español ha dado a conocer su Sentencia en la que afirma que gritar en una concentración de protesta “hay que quemar la puta bandera” no es un acto de libertad de expresión. No han pasado ni tres años, sin embargo, desde que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenara a España porque su Tribunal Constitucional había sostenido que quemar una foto del rey en una manifestación pacífica no constituía un ejercicio legítimo de tal derecho. Esta flagrante contradicción solo puede responder a dos hipótesis: la primera sería que el Tribunal Constitucional español no conoce la jurisprudencia del Tribunal Europeo, algo del todo improbable si tenemos en cuenta que cualquier estudiante de primero de Derecho sabe que la jurisprudencia de Estrasburgo es canon interpretativo vinculante para el órgano constitucional; la segunda, más creíble pero grave, que el Tribunal Constitucional la conoce, pero se la trae al pairo.Pues bien, antes de leer esta sentencia lo primero que una cree es estar ante “otra más” que sumar al cúmulo de sentencias constitucionales -siete desde el año 2000- que han propiciado la condena de España por vulnerar la libertad de expresión de sus ciudadanos. Sin embargo, la presente Sentencia es mucho más que eso. Nos encontramos, quizás, ante la sentencia que confirma la autodestrucción de un Tribunal que, con buena parte de sus integrantes en situación de prórroga forzosa, viene mostrando desde hace tiempo sus horas más bajas.Y ello porque en esta Sentencia el Tribunal Constitucional miente, y lo hace con esa técnica tan propia de los tiempos que corren que consiste en hacerlo citando previamente algo que es verdad, con el fin de que el lector piense que la globalidad de lo dicho lo es. Y miente, afirmo, porque creo que no puede ser la ineptitud de la mayoría de sus Magistrados lo que le ha conducido a emitir un Fallo tan radicalmente opuesto a la jurisprudencia de Estrasburgo, sino algo que es todavía más grave en el ámbito jurisdiccional, y que consiste en resolver un asunto en sentido contrario a Derecho, aun conociéndolo y apelando a él, por y desde la propia ideología. Y me explico.Con esta Sentencia, el Tribunal Constitucional confirma la condena penal por un delito de ultraje a la bandera de España previsto en el artículo 543 del Código Penal, de un dirigente sindicalista gallego que, en el seno de una concentración de protesta pacífica por motivos laborales en las instalaciones militares de Ferrol profirió, a través de un megáfono, la frase “aquí tedes o silencio da puta bandeira” y “hai que prenderlle lume a puta bandeira”. Y ello durante el acto de izado de la bandera nacional con presencia militar.En el que algún colega ha calificado gloriosamente como “el primer Voto Particular abiertamente punk” de la historia del Tribunal Constitucional, el Magistrado Ollero, redactor del primer borrador de la sentencia y que fue apartado de la ponencia, confiesa sin tapujos que un buen porcentaje del tenor literal de la Sentencia definitiva es de su autoría. Aquella parte de ésta, precisamente, en la que el Tribunal Constitucional recuerda y cita la doctrina del Tribunal de Estrasburgo en materia de libertad de expresión. Y es que el Magistrado Ollero se apoyaba en su borrador inicial en dicha consolidada doctrina para apoyar un fallo contrario al definitivamente emitido, es decir, un fallo que sí otorgaba el amparo al sindicalista gallego y reconocía su derecho a pedir quemar la puta bandera. Huelga recordar que dicha doctrina sostiene que un acto de protesta que resulte ofensivo o desagradable para terceros es libertad de expresión; y que ese acto puede incluso consistir en la quema de una imagen o una bandera que simbolicen dicha protesta -. Sin embargo, tras el citado repaso jurisprudencial, y antes de llegar a un fallo definitivo que contradice flagrantemente dicha jurisprudencia, el Tribunal Constitucional construye una tesis tan frágil como un castillo de naipes según la cual, ninguna de las sentencias europeas citadas tiene unos hechos similares a los del presente caso, lo que excluye su aplicación. Así, afirma que en el asunto Moldavia, existía una situación de violencia y de hostilidad hacia la bandera que convertía su quema en un acto de libertad de expresión. Algo no aplicable al presente caso donde nos hallamos, sostiene, “ante una concentración pacífica por motivos laborales”.Ante semejante dislate solo cabe una pregunta, ¿de verdad es posible que la mayoría de los Magistrados del Tribunal Constitucional español desconozcan el histórico Fallo del Tribunal Supremo norteamericano del año 1989, en el caso Texas c. Johnson, del que bebe toda la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en la materia? ¿de verdad existe alguna remota posibilidad de que la mayoría de los Magistrados del Tribunal Constitucional español no sepan que es precisamente al carácter pacífico del acto de quema de la bandera lo que lo convierte en deudor sin matices de la protección de la libertad de expresión? ¿Cómo puede, por tanto, la mayoría del Tribunal Constitucional español llegar a afirmar que pedir su quema en un en un acto pacífico de reivindicación laboral es un acto constitutivo de delito?Y con respecto a la inaplicación en el presente caso de la doctrina Taulats, el Tribunal Constitucional sostiene, en un acto de desfachatez sin precedentes, que mientras la quema de la imagen del rey “es un ejercicio de libertad de expresión por tratarse de una crítica hacia personas que, por su función, están sometidas a un especial escrutinio ciudadano”, las expresiones objetivamente ofensivas dirigidas hacia un símbolo, la enseña nacional, en un marco reivindicativo completamente ajeno a los valores que la bandera representa, no son amparadas por dicho ejercicio. En este sentido, no puede ser más acertada la reflexión de los Magistrados Xiol Ríos y Balaguer Callejón en su Voto Particular conjunto, según la cual los actos, gestos y palabras de ataque a la bandera tienen tanta fuerza simbólica como la bandera misma y, por ello, son manifestación de una posición ideológica, la opuesta a la de quienes la defienden, indiscutiblemente constitutiva del derecho a la libertad de expresión. Recuérdese que la presente Sentencia tiene cuatro Votos Particulares firmados por cinco Magistrados de un total de doce.En el año 1989 fue un Juez conservador de la Corte Suprema norteamericana, el Juez Kennedy, quien afirmó aquello de que “es irónico y a la vez fundamental que la bandera debe también proteger a aquellos que no la acatan”. En el año 2021, resulta más irónico todavía que vuelva a ser otro Juez “conservador”, el Magistrado Ollero, quien deba recordar a la mayoría de sus compañeros que el Tribunal que ocupan está obligado constitucionalmente a asumir la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, deudora de la afirmación de Kennedy.La sentencia de la puta bandeira evidencia que nuestro Tribunal Constitucional está más necesitado que nunca de “esos buenos conservadores a quienes siempre lapidan sus correligionarios, y sin los cuales todas las revoluciones pasarían sin dejar rastro”. Lamentablemente ahora lo ocupan mayoritariamente esos “malos conservadores” que creen legítimo retorcer el Derecho hasta desnaturalizarlo en aras a hacer valer su estúpida concepción del patriotismo.”   Ana Valero

    https://mail.google.com/mail/u/1/#inbox/FMfcgxwKkbfsCHWXjJmlQrVbqQnDpqrQ

    Acabamos de dejar atrás el que probablemente sea el año más extraño de toda nuestra vida. Ni mi generación, ni la de mis padres, ni la que vino después de la mía había tenido que vivir algo igual a esto. Hablo, claro está, desde la perspectiva de un individuo de clase media de un país del primer mundo. Me consta que en otros lugares la gente de mi edad ha tenido que ver guerras e incluso combatir en ellas y, en ciertos rincones del planeta, también ha tenido que convivir con epidemias como la gripe aviar o la del ébola que azota el centro de África de manera periódica. Pero en Occidente nunca nos habíamos encontrado ante una como esta desde hace tantos años que no podemos recordarlo porque la última vez que sucedió algo así, en 1918, aún nos quedaba mucho tiempo para nacer .Es curioso, pero hasta marzo de este año siempre que pensábamos en una catástrofe global lo hacíamos fantaseando con una invasión alienígena o con un asteroide impactando sobre la superficie del planeta. La mayor parte de nosotros no contemplamos una epidemia. El éxito de nuestra especie en su lucha contra los agentes patógenos a lo largo de los dos últimos siglos ha sido tal que nos creíamos invulnerables. Teníamos motivos para pecar de exceso de confianza. Si echamos la vista atrás observamos que nunca hemos sido tantos (la población se ha multiplicado por ocho desde el final de las guerras napoleónicas) viviendo tanto tiempo (la esperanza de vida media a escala global ha pasado de 35 años en 1800 a los 72 actuales) tan bien alimentados. La combinación de avances científicos y explosión productiva ha hecho posible ese milagro. La hipótesis de la pandemia existía, pero era minoritaria. Por eso nos ha pillado por sorpresa. Cuando saltó la alarma en marzo nadie sabía muy bien qué hacer, los protocolos tuvieron que ir improvisándose sobre la marcha, los Gobiernos desconocían a lo que se enfrentaban y empezaron a dar palos de ciego. Primero lo negaron, luego lo relativizaron y, por último, gritaron al unísono “sálvese quien pueda” recurriendo a fórmulas tradicionales como las cuarentenas y los confinamientos, dos términos que solo aparecían en los libros de historia para referirse a las pestes y las leproserías de otras épocas. Hoy ambas son de uso común y lo seguirán siendo durante un tiempo”    Fernando Díaz Villanueva

      Pablo Gómez: Las 96 horas de  Isabel Ayuso en la Sala de crisis del 112  para hacer frente a la nevada . Con jornadas de hasta 16 horas de trabajo, de ocho de la mañana hasta la medianoche. «Ha sido agotador», recalcan desde el equipo del consejero de Justicia e Interior, Enrique López.

    Descripción: Isabel Díaz Ayuso sobrevuela en helicóptero la Comunidad de Madrid para comprobar los efectos del temporal Filomena
    https://www.larazon.es/madrid/20210117/omr3dzulavgdvirw7gvesqtw3e.html
    Descripción: https://imagenes.elpais.com/resizer/cV6J-_dz7jRdBX-EGPHrM0EMoEg=/1500x0/cloudfront-eu-central-1.images.arcpublishing.com/prisa/EUNMK65ZNVCJ5HYDIJNZZG76BE.jpg

    Conozco lo que es la nieve negra, con literatura o sin ella, pero no tenía ni idea de que la nieve, la gran nevada probablemente de nuestra historia moderna, pudiera tener características muy similares a una catástrofe política. Cada quien ha utilizado la nieve blanca para tapar sus vergüenzas, de donde cabe deducir que cuando llegue ese momento fatal en el que lo blanco se vaya volviendo negro, habremos concluido en resultados siniestros para la ciudadanía. Hay una idea cándida según la cual los desastres meteorológicos o ambientales sirven para unir a sociedades hasta entonces empecinadas en su intocable individualidad. Falso.Conforme caía el primer copo blanco se subía el pistón de los instrumentos de combate. Cuando mayor era el manto blanco y aún el fondo negro de nuestra realidad exigía esforzarse para dar con él, la pelea se hizo a navajazos. No había nadie que no confiara en que el adversario iba a salir castigado y ellos tendrían razones para eximirse de responsabilidad. Se puede ser tan incompetente, pero es difícil superar el grado de perversidad. No estaban preparados para una nevada grandiosa, y, sin embargo, cada cual esperaba sacar de ella el mejor partido posible. Desde aquellos primeros copos parece que cada cual estaba ya evaluando el partido que podía exprimir de la desgracia colectiva.Durante unos días la pandemia desapareció del horizonte y eso en el momento que se alcanzaban cotas de excepción – ¡peor lo tienen en Alemania y Gran Bretaña!, argumento de bombero indolente-. Como a la gente cabe engañarla, pero evitar decirle que no, las llamadas fiestas de Navidad, Año Nuevo y Reyes Magos se convirtieron en puntos obligados de todas las agendas políticas. Muérete, mata al abuelo, infecta a la tía, contagia al allegado, pero contentos porque el virus no rompe con nuestras inveteradas tradiciones. Los veteranos se asombran de que sus nietos tengan la play station como objeto privilegiado de sus deseos, pero les parece que comer en familia los turrones y los mazapanes son las señas de identidad de nuestra civilización. ¿No será que el influjo de los hooligans futboleros nos ha achicado el cerebelo? No se cierran restaurantes y terrazas porque están atiborrados de camareros infectados, sino porque son un sector sin capacidad de presión y otorgan la impresión en quien lo sufre de que las instituciones velan por nuestra salud, con cerveza o sin cerveza.O lo cierran casi todo, salvo el mínimo vital básico, o habrá que confiar en las vacunas, como las viejas beatas esperaban que se les apareciera la Virgen de Fátima y las hiciera jóvenes y ricas. Las vacunas están pagadas, pero no llegan; quién osará preguntar si no hay beneficiados de las incompetencias. Me temo que el día que aparezcan estadísticas reales, sin la manipulación de fábrica, nos sorprenderán los números de muertos, divididos por edades y por clases sociales. Uy, eso ni tocarlo. Las víctimas y los pacientes no deben tener otro patrimonio que su vida y la desgracia. Ahí queda, como consigna para uso mediático. Ver a un líder político con una pala es tan circense como escuchar sus pánfilos discursos en las ruedas de prensa. Seguidores del método Ollendorf: ¿ha subido el número de infectados y de muertos? Respuesta: manzanas traigo. Fíjense si será de payasos, sin dejar de ser delincuentes, una situación como la que sufrimos que, una vez anunciada la nevada del siglo, un gracioso le puso “Filomena”, de la familia Mortadelo y Filemón. Tanta ruina, tanta vergüenza, tanto sufrimiento, ¿quién lo produjo? ¡Filomena! Al que se le ocurrió deberían procesarle por atentar a la salud pública y como mínimo su cese fulminante en la asesoría que disfruta.Esa tendencia por convertir los dramas en comedias quizá pertenezca a la época que nos toca vivir. Como hay que quitarle a lo cotidiano la espoleta que evite a la realidad que nos estalle en la cara, miramos las cosas con una ingenuidad tanto más frívola cuanto más rentable. Cuando veo un digital o una cadena televisiva o un diario cuya basura acumulada huele adornados con el lema de “un periodismo independiente”, sospecho que es por no exhibir sus prebendas que se encaraman a la ética. Deberían imponerles una obligación digna de aquella época en que algunas niñas de pueblo se llamaban Filomena: escribir cien veces “mentir es bueno para el bolsillo particular y malo para la salud colectiva”.Ahí tienen al PSOE, que ha hecho lo imposible para que las elecciones autonómicas catalanas se celebrasen en febrero, y ha intentado que fueran antes de la Semana Santa, que será de Dolores. Desvelaron al candidato Illa que llevaban alimentando con pandemia y ahora caen en su propia trampa. ¡Joder, no hay pandemia capaz de torpedearnos al candidato de la pandemia! Si dura más en su ministerio, el efecto sorpresa se convertirá en desventaja. Pregonero de malas noticias. Lo de la luz y el túnel está muy bien para deslumbrar a la parroquia, pero nada aventura que las curvas se aplanen, que el túnel tenga un final y que la luz no sea un candil.La nieve se hizo hielo y pronto se irá deshaciendo bajo la forma de barro y lodo. Volverá la negra realidad a enseñorearse de la calzada y de la vida. Una sangría de muertos -80.000 acaban de reconocer– y los hospitales convertidos en parkings de desahuciados. La política es como el aire, no como la nieve que llega, descarga y desaparece. El aire se respira y es exigente, como el poder; siempre está en activo. ¿Acaso necesitaremos llegar a la primavera para comprobar que esta gente no es susceptible de florecer? El humor, negro como la nieve negra, siempre se cierne sobre las víctimas. ¡Filomena!”   Gregoio Moran

    https://www.vozpopuli.com/opinion/nieve-negra-filomena_0_1428758356.html

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    FRED ASTAIRE (y 3)

    Pues nada, como se nos viene otro confinamiento “metereológico” (que todavía dicen algunos periodistas de la RTVe), disfrutemos con estos bailarines y bailarinas, en bailes tan exigentes como cualquier Lago de los cisnes, Corsarios o Quijotes.

    Yukebox dance, con Eleanor Powell (1940):

    Piano dance, de la película Let’s dance (1950):

    https://www.youtube.com/watch?v=2Qsnf5pTl1Y Papá piernas largas, con Leslie Caron (1955):

    Fred Astaire al estilo de Michael Jackson, Smooth criminal:

    LA AGENDA DEL DOCUMENTAL DE Mariví Ibarrola

    La Qu con acento de Marivi Ibarrola. El Qué. Quién. Cómo. Dónde y Cuándo del documental

    delavapiesalacabeza@gmail.com

    Directora : Inés García Albi : Jaime Gil de Biedma: retrato de un poeta

     Producción:  Imprescindibles  de RTVE.  2020

    https://www.rtve.es/television/imprescindibles/jaime-gil-de-biedma/
    Descripción: Descripción: Gil  de Biedma imprescindibles-135535_SPA.jpg

    “Jaime Gil de Biedma Albi (Barcelona, 1929-1990)  Se enmarca dentro de la «poesía de la experiencia» en la Generación del 50 y su figura ha sido elevada a mito de la poesía española de la posguerra. Poemas como “No Volveré a ser joven, que la vida iba en serio, uno lo empieza a comprender  mas tarde…·    Utilizo sus estrofas como rebeldía política.- Alberto Oliart, Luis García Montero o Juan Marsé, comparten sus vivencias con el artista.  Recorre los lugares donde vivió desde Nava de la Asunción (Segovia) hasta Filipinas, pasando por Barcelona.  En el marco del 30.º aniversario de su muerte se ha depositado en la caja 1.602 en la antigua cámara acorazada de la sede central del Instituto Cervantes un legado in memoriam formado por manuscritos, libros, y una primera edición de su ensayo Diario del artista seriamente enfermo, hasta el 11 de enero de 2023”

    Director : Claude Lanzmann:   The dernier  des injustes

     Production:  Synecdoche, Le Pacte, Dor Film Wien.  2013 https://www.youtube.com/watch?v=GGlcoVQbpNQ

    Descripción: Descripción: le dernier_des_injustes-567942936-mmed.jpg

     “El director de «Shoah», recupera, casi treinta años después, una serie de entrevistas con Benjamin Murmelstein, el último presidente del Consejo Judío del campo de concentración de Theresienstadt. Las entrevistas se grabaron en Roma en 1975 y quedaron fuera del montaje de Shoah. Narra cómo era en realidad la vida en ese campo de exterminio-. Obtuvo 2013: Premios César: Nominada a Mejor Documental Festival de Cannes: Sección oficial fuera de concurso Festival de Sevilla: Sección oficial a concurso”

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Descripción: Descripción: Libros de transhumanismo

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    George Parker: El desmoronamiento. Treinta años de declive americano

    Descripción: El desmoronamiento, de George Packer. Traductor: Miguel Marqués Muñoz. Debate, 2015, 528 págs. 24,90 euros (papel). 8,50 euros (digital)

    https://elpais.com/cultura/2015/01/23/babelia/1422013610_758086.html

    Francisco José Soler Gil : El enigma del orden  Natural. Exploraciones en la frontera entre la física y la filosofía

    Descripción: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/41-UExHwkAL._SX350_BO1,204,203,200_.jpg
    https://www.iac.es/es/divulgacion/noticias/dios-y-la-cosmologia-entrevista-con-francisco-jose-soler-gil

     

    Silvia Nieto entrevista a Juan Antonio March: «Prolongar la vida hasta los 150 años será relativamente fácil

    Descripción: El escritor y diplomático Juan Antonio March
    https://www.abc.es/internacional/abci-juan-antonio-march-escritor-y-diplomatico-prolongar-vida-hasta-150-anos-sera-relativamente-facil-202101142152_noticia.html

    Anatxu  Zabalbeascoa  entrevista a Sandra Ollo: “La homogeneidad ideológica es uno de los riesgos de nuestro tiempo”

    Descripción: Sandra Ollo: “La homogeneidad ideológica es uno de los riesgos de nuestro tiempo”
    https://elpais.com/elpais/2020/10/09/eps/1602242829_995522.html

    Laura  García entrevista a Anne Applebaum.  “Creo que la transición de la política y las relaciones al mundo en línea ha hecho a las personas más desconfiadas. La gente ve los acontecimientos políticos como algo que ocurre lejos de ellos, en los mismos dispositivos en los que ven películas y series de televisión. Ya no está muy claro qué es más importante y la política pasa a ser otra forma de entretenimiento, un contenido más que ves en la pantalla del ordenador”

    Descripción: Anne Applebaum
    https://theconversation.com/anne-applebaum-internet-nos-ha-hecho-mas-desconfiados-152571?utm_medium=email&utm_campaign=Novedades%20del%20da%2012%20enero%202021%20en%20The%20Conversation%20-%201832617829&utm_content=Novedades%20del%20da%2012%20enero%202021%20en%20The%20Conversation%20-%201832617829+CID_a39e4a46f664ac34a076a6778dbb2c27&utm_source=campaign_monitor_es&utm_term=Anne%20Applebaum%20Internet%20nos%20ha%20hecho%20ms%20desconfiados

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    *
    •  
    • Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    *

Calendario de artículos

enero 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Artículos anteriores