• diarioabierto.es.es : El importe de las pensiones y prestaciones no contributivas, incluidos los complementos por mínimos de las contributivas, avanzaron un 0,7%, hasta los 5.211,08 millones de euros.

     

    https://www.diarioabierto.es/514406/la-seguridad-social-registra-un-superavit-de-9-738-millones-hasta-junio-e-ingresa-un-35-menos-por-cuotas

    “Dentro de esta cantidad, a pensiones no contributivas y complementos por mínimos se dedicaron 4.248,71 millones, mientras que a subsidios y otras prestaciones se destinaron 962,37 millones, de los que 926,31 millones corresponden a prestaciones familiares y al Ingreso Mínimo Vital, casi un 14% más.En cuanto al Ingreso Mínimo Vital, se ha abonado a los perceptores un importe de 33,42 millones de euros correspondiente a las prestaciones reconocidas en junio, pero su imputación presupuestaria no se contabiliza hasta el mes de julio”

    republica.com: Celaá asegura que «es irrenunciable» que las escuelas abran en septiembre pese a los rebrotes del virus. La ministra insiste en la presencialidad porque a su juicio el colegio «es insustituible y los resultados son insustituibles»

    https://www.republica.com/2020/07/30/celaa-asegura-que-es-irrenunciable-que-las-escuelas-abran-en-septiembre-pese-a-los-rebrotes/

    Ignacio de la Torre: Las consecuencias del histórico acuerdo fiscal europeo  son muy relevantes. Primero, los bonos fijarán una curva de tipos europea hasta 2058, elemento esencial para poder profundizar en la unión bancaria y en la unión de mercado de capitales, fijando una curva europea libre de riesgo sobre la que se pueden basar precios de crédito. Segundo, muy posiblemente, los bonos tendrán una calificación máxima de AAA, lo que permitirá a bancos de muchos países (aparte de al BCE) adquirirlos, y no depender solo de la compra de los bonos gobierno de su propio país, incestuosa tendencia que fragmenta la unión monetaria y genera un efecto contagio entre bancos y soberanos, y viceversa

    https://blogs.elconfidencial.com/economia/el-observatorio-del-ie/2020-07-23/implicaciones-historico-acuerdo-fiscal-europeo_2692455/

    “Idealmente, estos instrumentos permitirán el día de mañana crear ‘avales europeos’ que se podrían utilizar para movilizar crédito bancario ante futuras crisis. Hoy en día, los avales son nacionales, lo que exacerba la fragmentación monetaria”

    Diego López Garrido : Como invertir 140.000 millones

    https://mail.google.com/mail/u/1/#inbox/FMfcgxwJXCHGZxwfhNKcgPvBGnkPBBkB

    Comité de Fechado del Ciclo de la Asociación Española de Economía: El inicio de una nueva recesión económica en España

    https://nadaesgratis.es/admin/el-inicio-de-una-nueva-recesion-economica-en-espana

     

    Aunque a posteriori puede parecer una tarea sencilla, no siempre resulta fácil fijar en tiempo real el momento preciso en el que una economía cambia de fase de ciclo económico. Por dicha razón, las principales economías cuentan con grupos de expertos que integran los conocidos como Comités de Fechado del Ciclo Económico. Su misión específica es proporcionar un análisis bien fundamentado del movimiento conjunto de una amplia gama de variables macroeconómicas observadas con alta frecuencia que permita determinar en qué periodo específico se producen los cambios de fase (conocidos como picos y valles) y, por consiguiente, el comienzo y el final de la expansiones y recesiones económicas. Ejemplos conocidos de estos Comités son los que se han formado al amparo del National Bureau of Economic Research para EE.UU. y el Center for Economic Policy Research (CEPR) para la zona Euro.En España, la Asociación Española de Economía fundó en 2015 el Comité de Fechado del Ciclo para España con el encargo de llevar a cabo estas tareas de fechado retrospectivo para nuestra economía desde la década de los 70s. (http://www.asesec.org/CFCweb/ ). Como consecuencia del impacto negativo que la pandemia del coronavirus ha provocado a comienzos de 2020 en la economía española, sin precedentes en la historia reciente, dicho Comité ha determinado que el nuevo pico de la economía española sucedió en el cuarto trimestre de 2019. Al fuerte desplome en el PIB durante el primer trimestre de 2020, se unen otros dos rasgos muy relevantes de esta recesión que la diferencian de otras recesiones experimentadas durante las últimas décadas: (i) su carácter generalizado a nivel mundial, habiendo afectado a la mayoría de las economías desarrolladas y en vías de desarrollo, y (ii) su sincronización temporal a nivel internacional, habiéndose situado la caída de la producción en buena parte de estos países alrededor del primer trimestre de 2020, cuando las medidas de confinamiento de la población y del cierre de los mercados internacionales se hicieron efectivas.En 2020.T1, el PIB de la economía española se ha reducido bruscamente en un 5,3% (tasa intertrimestral), lo que supone la contracción más pronunciada desde que se tienen registros de la serie temporal publicada por el INE. La intensidad de la actual recesión se pone de manifiesto en el Gráfico 1, donde se observa cómo la tendencia ascendente del nivel del PIB (con base 100 en 2015) se agota a finales de 2019, iniciando el año 2020 con una abrupta caída de la actividad económica que se sitúa a niveles de la primera mitad de 2017.

    Gráfico 1. Evolución del PIB en la última expansión

    Nota: Ajustado de inflación y expresado como un índice 2015T1 = 100

    En el Gráfico 2 se observa claramente que el valor añadido bruto (VAB) de los sectores industrial, servicios y construcción se han visto severamente afectados por las medidas de confinamiento y cierre de fronteras. Las caídas (tasas intertrimestrales) del VAB de la industria, servicios y construcción fueron de -5,2%, -5,6% y -8,1%, respectivamente. En el caso de los servicios, de nuevo supone el desplome más pronunciado desde que se tiene registro de esta serie temporal, mientras que las contracciones del VAB en los sectores de la industria y de los servicios son de un orden de magnitud superior a las observadas durante la Gran Recesión.

    Gráfico 2. VAB sectorial

    Nota: Ajustados de inflación y expresados como índices 2015T1 = 100

    En relación a la evolución de los componentes del PIB por el lado de la demanda, el Grafico 3 muestra una caída de un 7,5% (tasa intertrimestral) en el consumo agregado durante de 2020.T1. Las caídas de la formación bruta de capital, exportaciones e importaciones han sido del 5,8%, 8,4% y 8,4%, respectivamente. Todos estos desplomes superan con creces a cualquier otra caída experimentada en estos componentes de la demanda agregada durante el período muestral analizado.

    Gráfico 3. Componentes del PIB por el lado de la demanda

    Nota: Ajustados de inflación y expresados como índices 2015T1 = 100

    En relación a la evolución de los datos de empleo, el Gráfico 4 muestra que tanto el número de los ocupados como los Puestos de Trabajo Equivalentes (PTE) del INE y los ocupados de la Encuesta de Población Activa, se redujeron en un -1,9% y en un -1,4% en el primer trimestre de 2020, respectivamente. Desde que se inició la expansión posterior a la Gran Recesión, es la primera vez que estos indicadores muestran una caída en el empleo. Por su parte, las horas trabajadas cayeron en un 5%.

    Pese a observarse un deterioro significativo en el empleo, la caída no es tan pronunciada como en la Gran Recesión ya que los trabajadores afectados por ERTE no están contabilizados como parados, al no haber transcurrido todavía el período de vigencia de estos programas de suspensiones temporales del empleo en presencia de perturbaciones negativas de carácter transitorio.

    Gráfico 4. Evolución del empleo

    Nota: Expresados como índices 2013T1 = 100

    Al igual que el Comité del CEPR, el Comité español ha venido centrándose en el fechado trimestral de los puntos de cambio de fase en el ciclo económico. Sin embargo, en esta ocasión se ha preferido proporcionar un análisis mensual de dichas fluctuaciones cíclicas. Cabe resaltar que, en algunos casos, el mes en el que se produce un pico no pertenece al trimestre en el que se fecha dicho pico. Por ejemplo, ello ocurre cuando un pico tiene lugar en el último mes de un trimestre (marzo), pero la caída en el nivel de actividad económica no afecta a los dos meses precedentes del trimestre (enero y febrero), como ha sido el caso con la crisis sanitaria. En este sentido, el Comité se ha propuesto realizar un fechado mensual de los picos y valles históricos próximamente, cuando se tenga información de lo acontecido en los trimestres siguientes.

    A la vista de los comentarios anteriores, el Comité ha decidido fechar el pico para la economía española en febrero de 2020. Como muestran los Gráficos 5 a 8, la producción industrial y el índice de actividad del sector servicios cayeron en marzo en un 13,7% y un 18,7% en tasas interanuales, respectivamente. En cuanto al empleo, el número de trabajadores afiliados a la Seguridad Social se redujo en marzo un 3,31% en términos interanuales. Además, el índice de confianza empresarial Purchasing Managers’ Index (PMI) pasó de un valor de 51,8 en febrero a 26.7 en marzo, si bien hay algunas señales de leve recuperación a partir de abril.

    Conforme se vaya recibiendo nueva información estadística y posibles revisiones de las cifras comentadas previamente, el Comité procederá a incorporarlas en su análisis del ciclo económico en España.

    Gráfico 5. Indicadores de actividad industrial y servicios

    Gráfico 6. Afiliados a la Seguridad Social

    Nota: Expresado en miles de trabajadores.

    Gráfico 7. Indicador Purchasing Managers’ Index (PMI)

    Por último, el Gráfico 8 muestra la evolución del índice compuesto de actividad económica que elabora el Comité y que actualiza mensualmente en su página web. La interpretación del índice es relativa al umbral cero. Como se puede observar, el indicador registra en marzo una caída sin precedentes, incluso más profunda que las que tuvieron lugar en los peores momentos de la Gran Recesión, pese a que el indicador no está diseñado con el objetivo explícito de ser consistente con el fechado propuesto.

    Gráfico 8. Indicador de actividad económica en junio 2020

    Nota: El índice se construye como un modelo factorial dinámico que resume la información de un conjunto de indicadores. Los detalles sobre el indicador se encuentran en http://www.asesec.org/CFCweb/index.php/cf-index-of-economic-activity/

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    LES CHANSONS DE BILITIS

    Les chansons de Bilitis (La canciones de Bilitis) es un libro del belga Pierre Louÿs (1870-1925) publicado en París en 1894, que se presentó como una traducción de la obra de una tal Bilitis, poeta de Lesbos en la época de Safo, insinuando la dirección a que apunta. Al fin se descubrió (al fin todo se descubre) que nada de antigüedad ni de islas griegas, que el autor de los poemas era el propio Pierre Louÿs, claro.

     

    Ismael Smith (1886-1972)

    Claude Debussy (1862-1918) puso al texto de Pierre Louÿs una música escénica, música de fondo muy delicada con la posible inclusión de un recitador o recitadora. Los poemas de esta grabación son 1 Chant pastoral; 2 Les comparaisons; 3 Les contes; 4 Chanson (Ombre du bois); 5 La partie d’osselets; 6 Bilitis; 7 Le tombeau sans nom; 8 Les courtesanes égyptiennes; 9 L’eau pure du bassin; 10 La danseuse aux crotales; 11 Le souvenir de Mnasidica; 12 La pluie au matin.

    Claude Debussy, algunas de Les Chansons de Bilitis con
Paula Robison, recitadora; Sooyun Kim y Sungwoo Steven Kim, flautas; Franziska Huhn y Krysten Keches, arpas y 
Tae Kim, celesta:

    https://youtu.be/K9aCHET-3C4

    COMPARTIENDO LECTURAScon Carmen Marcos

    Librería sancho Panza libreriasanchopanza@hotmail.com

    Jon Bilbao:  Basilisco

     

    Idioma original: Castellano

    Edita: Impedimenta, 2020

    Nº de páginas: 290

     

    California en la actualidad. El protagonista y a ratos narrador, tras abandonar un trabajo insatisfactorio en España, se instala en California, dedicándose simplemente a vivir. Conoce a Katharina, de nacionalidad alemana, que se convertirá en su mujer. El primer capítulo nos sitúa en Reno, en un rancho, en una celebrando de la fiesta nacional del 4 de julio concebida para turistas. Allí les hablan de un antepasado de la dueña del lugar que arrastra una leyenda y que despierta su interés.

    A partir de ese momento, la novela se bifurca en dos caminos que se alternan como capítulos. Por una parte, seguimos aquí y ahora los pensamientos y las actuaciones del protagonista en situaciones cotidianas y, sin embargo, perturbadoras; se dirían autobiográficas y retratan un hombre indeciso y poco cálido. Por otra, sabemos de lo ocurrido hace cien años con el personaje huraño y violento, una especie de pistolero del farwest, conocido como Basilisco; una fábula de terror y violencia.

    A caballo entre estos dos personajes, el libro avanza en seis capítulos que pueden leerse como relatos independientes, aunque existen fuertes vínculos entre ellos. Una prosa admirable, sencilla y sin ningún artificio ni retórica. Un magnífico narrador que ofrece en esta obra una visión negativa de la vida y de las relaciones humanas.

     

    http://impedimenta.es/media/blogs/prensa/BASILISCO_EL%20CULTURAL_12-6-20.pdf?mtime=1591954822

     (Reseña de Santos Sanz Villanueva)

     

    https://es.wikipedia.org/wiki/Jon_Bilbao

     (Biografía)

     

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Adam Kucharski: Las reglas del contagio. Cómo surgen, se propagan y desaparecen las epidemias

    https://www.lavanguardia.com/cultura/culturas/20200411/48386825438/epidemias-pandemias-gripe-espanola-peste-negra.html

    Edufinet.com: Educación financiera para una sociedad en transformación

    https://www.unicajabanco.com/es/sala-de-comunicacion/buscador-noticias/2019/11/una-treintena-de-expertos-abordaran-los-retos-de-la-educacion-financiera-en-el-ii-congreso-de-edufinet-de-unicaja-que-tendra-lugar-en-malaga

    Alfredo Pascual entrevista a Rafael Bengoa: «Si hay segunda oleada en otoño ya no tenemos tiempo para hacerlo bien»

    https://www.huffingtonpost.es/entry/rafael-bengoa-coroanvirus-espana_es_5f1ffcafc5b638cfec49b328??ncid=newslteshpmgnews

    Ángel Rivero entrevista a Enrique Cerezo: «El fútbol y el cine son insustituibles en el mundo del espectáculo»

    https://www.marca.com/futbol/atletico/2020/07/28/5f1fcb0822601d64218b462d.html

    Jesús Bastante entrevista a Bernard-Henri Lévy: “A las víctimas les debemos una cosa, cuidarlas, no hacer política a su costa. Y mucho menos, religión”

    https://www.religiondigital.org/libros/Bernard-Henri-Levy-victimas-cuidarlas-politica-libros-pandemia_0_2253674633.html

    Tonto el que no se jubile pronto, que la AIRF propone eliminar la “jubilación anticipada”  subir la edad legal  de jubilación a los 70 años

    Jose Antonio Vega: La natalidad, en mínimo histórico,  augura una sociedad senilizada con estancamiento económico y muy graves problemas fiscales. España tiene la política natalista más pobre de Europa, más sostenida por instinto electoral que por convicciones sociales

     

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/12/18/midinero/1513620244_600299.html?rel=ot_cd_articulo

    Elboletin.com: Un 19,2% de los españoles y españolas tiene más de 65 años, de acuerdo con el informe ‘Península Ibérica en Cifras 2019’ publicado por el INE. A pesar de que es una cifra elevada, España se sitúa por debajo de la media de la Unión Europea, que es del 19,7%.

    https://www.elboletin.com/noticia/183992/economia/uno-de-cada-cinco-espanoles-ya-ha-cumplido-los-65-anos.html

    “El país del bloque común más envejecido es Italia: hasta un 22,6% de los ciudadanos tiene más de 65 años. Por el contrario, solo un 13,8% de los irlandeses y un 14,3% de los luxemburgueses alcanzan esa edad.Por regiones, Asturias (25,2%), Castilla y León y Galicia (ambas con el 24,6%) son las que tienen un mayor problema de envejecimiento de la población dentro de España”

    Republica.com : El Gobierno aprueba  la jubilación anticipada de los policías locales. La ministra ha respondido de esta forma a la diputada del PP Carolina España, que le ha preguntado si “va el Gobierno a continuar la tramitación para la jubilación anticipada de la Policía Local que inició el PP

    https://www.republica.com/2018/09/26/el-gobierno-aprobara-la-jubilacion-anticipada-de-los-policias-locales/

    Gonzalo Velarde: El Gobierno planea el endurecimiento de las jubilaciones anticipadas como vía para sostener las cuentas de la Seguridad Social. La vía sería el incremento de los coeficientes reductores aplicados a las pensiones anticipadas, por un lado, e incentivar fiscalmente la permanencia del trabajador en su puesto, por el otro

    https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10646210/07/20/Las-jubilaciones-anticipadas-sufriran-fuertes-recortes-con-la-nueva-reforma.html

    Eleconomista.es: José Luis Escrivá insta a un pacto por las pensiones que incluya la desincentivación de jubilaciones anticipadas

    https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10614552/06/20/Escriva-insta-a-un-pacto-por-las-pensiones-que-incluya-la-desincentivacion-de-jubilaciones-anticipadas.html

    Domingo Soriano; Cinco razones por las que el Gobierno subirá la edad de jubilación, de una forma u otra. Escrivá siempre ha dicho que su receta para reducir el déficit de la Seguridad Social pasa por incentivarnos (¿u obligarnos?) a trabajar más

    https://www.libremercado.com/2020-06-13/cinco-razones-por-las-que-el-gobierno-subira-la-edad-de-jubilacion-de-una-forma-u-otra-1276659362/?_ga=2.265184650.428687865.1592116542-1778851826.1584138494

    Pepa Montero: El Banco de España reclama computar toda la vida laboral y jubilarse más tarde

    https://www.65ymas.com/economia/pensiones/el-banco-de-espana-reclama-computar-toda-la-vida-laboral-y-jubilarse-mas-tarde_4116_102.html

    Javier Molina: La jubilación a los 72 años no está tan lejos. Se me antojan muy cortos los 67 años que nos asignan dado el estado de la Seguridad Social y la necesidad de incremento de empleo para los más mayores

    https://blogs.elconfidencial.com/mercados/de-vuelta/2017-08-04/jubilacion-72-anos_1424934/

    Jose Antonio Herce: Si la edad media de jubilación ahora mismo fuera a los 72 años se resolverían todos los problemas de sostenibilidad del sistema, para con una esperanza de vida de 83 años, tener por delante 11, 12 13 años como mucho, no 22

    https://www.larioja.com/la-rioja/elevar-edad-jubilacion-20171214002909-ntvo.html

    Domingo Soriano: ¿A qué edad podré jubilarme? : El objetivo de los 72 años de edad será  parecido al de los  65 años en 1.991. Si no cambian las condiciones actuales, en 2050 habrá en España casi 90 pensionistas por cada 100 trabajadores. ¿Es sostenible este modelo?

    https://www.libremercado.com/2019-09-15/a-que-edad-podre-jubilarme-los-72-seran-los-nuevos-65-1276644771/?_ga=2.44716004.1509500186.1568559881-931800361.1559852813

    Alvaro Pastor&Marta Vila: Modelo AIReF de proyección del gasto en pensiones en España

    https://www.airef.es/wp-content/uploads/2019/01/opinion-pensiones/2019-01-09-documento-de-trabajo-190109_WP_Pensiones.pdf

    Pablo Hernandez: El sistema público de pensiones en España. Situación actual y alternativas de reforma

    https://www.bde.es/f/webbde/SES/Secciones/Publicaciones/PublicacionesSeriadas/DocumentosOcasionales/17/Fich/do1701.pdf

    Rafael Domenech: La economía española necesita reformas para asegurar un reparto equitativo entre generaciones de los costes asociados al envejecimiento

    http://www.expansion.com/actualidadeconomica/analisis/2016/09/02/57c7f0a0268e3e9c048b4598.html

    Juan Velarde: Por ahora, el tema de  solucionar el problema financiero de las pensiones a través de mejorar una competitividad con inmigración, no resuelve el tema. http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/9092110/04/18/El-problema-de-las-pensiones.html

    Diarioabierto.es: Octavio Granado, reconoce que indexar las pensiones a un único indicador puede causar a largo plazo “más efectos perversos que positivos”

    https://www.diarioabierto.es/425666/octavio-granado-amite-que-un-unico-indice-causa-a-largo-plazo-mas-efectos-perversos

    Antonio Maqueda: Las recetas del FMI para las pensiones: más inmigrantes y más ahorro privado. El Fondo ve necesario 5,5 millones de extranjeros hasta 2050, ahorrar un 5% del salario, subir las cotizaciones de los sueldos altos o aumentar la proporción de personas trabajando

    https://elpais.com/economia/2018/03/16/actualidad/1521232709_187761.html

    Raul Jaime Maestre: Pacto por la revalorización de las pensiones, todo su significado

    https://www.elblogsalmon.com/economia-domestica/pacto-revalorizacion-pensiones-toda-informacion?utm_source=NEWSLETTER&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_content=POST&utm_campaign=28_Sep_2018+El+Blog+Salm%C3%B3n&utm_term=CLICK+ON+TITLE

    Ignacio Conde Ruiz: ¿Quiere esto decir que no nos podemos permitir actualizar las pensiones con el IPC?.  No. Como llevo defendiendo desde el mismo día que se aprobó la reforma de 2013, creo que un sistema donde la sostenibilidad recae exclusivamente en la congelación no es ni eficiente, ni justo. No es eficiente, pues es muy difícil vivir con una renta menguante con la longevidad. Y no es justo, pues un sistema que congela las pensiones por 30 años hace recaer todo el coste del ajuste sobre una única generación: la de los jubilados actuales. Y la clave es encontrar una reforma, tan potente como la “cuasi-congelación perenne”, que permita repartir el coste del ajuste, para garantizar la sostenibilidad, entre todas las generaciones. ¿Cuál, desde mi punto vista, debería ser esa reforma?

    http://nadaesgratis.es/j-ignacio-conde-ruiz/acuerdo-del-pacto-de-toledo-casilla-de-salida

    “Para no repetirme, les dejo aquí un post donde describo los elementos básicos de dicha reforma, y que escribí en el blog, antes del verano. Allí, podrán leer que defiendo reformar nuestro sistema de pensiones contributivo de reparto hacia un nuevo sistema (también de reparto!!!), pero de cuentas nocionales. Este nuevo sistema, con tasas de sustitución más bajas, se aplicará únicamente a las futuras generaciones. Pero, durante la transición, para que el coste del ajuste se reparta entre las distintas generaciones probablemente será necesario no solo dotar de algo más de ingresos al sistema, sino también que en algunos periodos todas las pensiones no se puedan actualizar con el IPC. Por supuesto, en este último caso se debería establecer un limite máximo en cuanto la pérdida en términos de poder adquisitivo que una pensión puede llegar a sufrir.En definitiva, el Pacto de Toledo ha dado un primer paso, pero ahora tenemos que exigirle que busquen otro pacto con medidas para hacer sostenible el sistema. Pero, para hacerlo sostenible, no sólo para los próximos años, sino para las próximas décadas. Con toda seguridad las medidas necesarias no serán tan populistas como la última. Pero creo que por responsabilidad deberían ponerse a la tarea lo antes posible, pues, aunque la nueva reforma entre en vigor en unos años, es clave que los ciudadanos tengan la información de cómo van a ser los cambios del sistema lo antes posible para poder adaptarse a ellos con antelación suficiente a su edad de jubilación. Cuando se pongan a la tarea se darán cuenta que la solución no pasa únicamente por el aumento de los ingresos, y que será necesario que caigan las tasas de sustitución (o la pensión media sobre el salario medio) que provee el sistema. ¿Serán capaces ahora de ponerse de acuerdo también para implementar medidas que garanticen la sostenibilidiad o se quedarán en lo fácil? …”

    Raimundo Ortega: Las pensiones en España: solidaridad y demagogia

    https://www.revistadelibros.com/discusion/las-pensiones-en-espana-solidaridad-y-demagogia

    “Hace no muchos días escuché un programa de radio a la hora del Ángelus en el cual su director, con voz grave y tono magistral, presentaba los dos temas principales que iban a debatirse: la dramática situación de los jóvenes −acosados por los costes de las hipotecas y obligados a seguir viviendo en casa de los padres, ¡o de los abuelos!− y las indignas pensiones recibidas por la mayoría de nuestros jubilados. Pero lo que llamó mi atención es el silencio respecto a la posible relación entre ambos. O, dicho de otra manera, la posibilidad de que no puedan elevarse las pensiones sin agravar aún más la situación de las generaciones más jóvenes, que ya obtienen una remuneración muy escasa en trabajos generalmente temporales o están en paro y, por añadidura, corren el riesgo de no percibir pensión alguna cuando lleguen a los sesenta y cinco años sin lograr un empleo estable. Y de todo ello se hablaba cuando no habían transcurrido muchos días desde la turbulenta manifestación de los jubilados ante el Congreso de los Diputados y se anunciaba ya otra ante el Ministerio de Hacienda. Reflexionando después sobre esas circunstancias, pensé que acaso ello se debía al ambiente apasionado en el cual se ha instalado la cuestión de la «dignidad» de las pensiones y en el que parecen no tener cabida conceptos tales como la solidaridad y la  equidad.Para explicar por qué traigo a colación nociones tan cargadas de significado me voy a permitir indicar una serie de rasgos económicos que configuran nuestro sistema público de pensiones y su traducción económica, encuadrándolos en el marco de los países miembros de la OCDE y, en consecuencia, de la Unión Europea. Empecemos señalando que nuestros jubilados lo son a una edad efectiva inferior a la media de los países de la OCDE y que el gasto de nuestro sistema público de pensiones es, con matices, algo superior a la media de los países de la Unión Europea, a lo cual se añade que, en nuestro caso, la relación entre pensión media y salario medio –que se conoce como tasa de sustitución− es una de las más altas de la OCDE, superada únicamente en el ámbito de la Unión Europea por el selecto grupo de países formado por Grecia, Chipre y Portugal. Ítem más: los jubilados españoles acumulamos derechos de pensión a un ritmo más rápido que la mayoría de los restantes países de la OCDE; nuestras pensiones se calculan sobre una base de veinte años −si bien está aumentando gradualmente−, cuando lo normal en otros países es tomar en cuenta la totalidad de la vida laboral. Por último, el importe de la pensión máxima respecto al salario medio es en España bastante superior al de los restantes países de la OCDE. En conclusión, no parece que las nuestras sean una pensiones muy «indignas» y puede empezar a sospecharse que asistimos a la manipulación de una cuestión extraordinariamente delicada a la par que de difícil solución, atribuible principalmente al afán de ganar posiciones en el tablero político.Cierto es que 2017 había concluido con un incremento de los precios al consumo (IPC) del 1,1% y que los pensionistas habían comenzado a recibir pocos días después una atenta carta de la ministra de Empleo y Seguridad Social anunciándoles que sus pensiones se incrementarían un 0,25% en 2018 (¡idéntico aumento, por cierto, que en los cuatro años anteriores!). La reacción de algunos pensionistas fue echarse a la calle, clamando ante tamaño agravio a sus pensiones y olvidando que en el quinquenio 2013-2017 éstas habían experimentado una ganancia real del orden de 2,2 puntos, mientras que las rentas medias de los trabajadores asalariados, por ejemplo, se reducían en términos reales. En este estado de cosas, y con el propósito de encuadrar esas protestas en un marco razonable de discusión, acaso lo más aconsejable sea recurrir a lo que nos dicen los datos1.Comencemos por recordar que, a finales del año pasado, las pensiones medias de jubilación, viudedad y autónomos ascendían, respectivamente, a 1.071, 649 y 624 euros, respectivamente, alcanzando los 2.574 euros mensuales las máximas de jubilación y las mínimas −con cónyuge a su cargo−, 787 euros. A modo de comparación, esas últimas eran casi un 19% superiores al salario mínimo interprofesional. Pero demos un paso más y fijémonos en las cifras macroeconómicas para recordar que:

    1) En 2007, el sistema de pensiones de la Seguridad Social lucía un superávit equivalente al 2,2% del PIB de ese año; en 2017, el déficit alcanzaba el 1,6%.

    2) Amén de la caída del empleo, tres son los factores principales que explican el crecimiento del gasto durante los últimos años, relacionados por orden de importancia relativa: a) las mayores pensiones pagadas en relación con el último salario percibido (la ya citada tasa de sustitución); b) el mayor número de pensionistas (entre 2012 y 2017 ha aumentado en 662.000); c) la revalorización de las pensiones percibidas.

    3) Entre 2006 y 2017, la pensión media no ha cesado de incrementarse: un 48,1% la de jubilación y un 36% las de viudedad. A la hora de apelar a la solidaridad, conviene tener presente que a lo largo de la última gran crisis económica la pensión media de jubilación suponía aproximadamente el 60% del salario medio percibido por quienes tenían contrato fijo.

    4) Según cálculos bien fundados, al cabo de doce años, el pensionista español percibirá una cantidad superior a la totalidad de la aportado en concepto de cotizaciones al sistema: algo a tener muy en cuenta si recordamos que, de acuerdo con las últimas previsiones demográficas, quienes se jubilan a los sesenta y cinco años disfrutarán de su pensión durante casi diecinueve años si son hombres y veintitrés si son mujeres.

    En resumen, a juzgar por esos datos, no parece que los pensionistas hayan sido el colectivo peor tratado durante la última década y media, sino más bien lo contrario. Todo ello no es óbice para preguntarse cuál es el futuro de nuestro sistema público de pensiones y si la relativa bonanza que ha caracterizado su evolución puede mantenerse en el futuro, un futuro que se inaugura sin esa red de seguridad que era el llamado Fondo de Reserva, desgraciadamente desvanecido2. Esa preocupación no es nueva y han ido adoptándose respuestas que, por desgracia, parecen amenazadas por la demagogia política destapada en las últimas semanas. Me refiero a las reformas introducidas en agosto de 2011, aumentando escalonadamente la edad legal de jubilación de los sesenta y cinco a los sesenta y siete años, y las posteriores de diciembre de 2013, que incluían un mecanismo de cálculo de la revalorización de las pensiones a partir de 2014 mediante el cual se tenían en cuenta los ingresos y los gastos del sistema, así como un calificado como factor de sostenibilidad −a partir de 2019− en virtud del cual se vinculaba automáticamente la cuantía inicial de las pensiones de jubilación a la evol ución de la esperanza de vida y que, por cierto, es aplicado por catorce de los países de la Unión Europea. Ambas reformas presentan una doble ventaja desde el punto de vista de la equidad intergeneracional: el nuevo índice de revalorización supone que cada generación de pensionistas soporta los ajustes necesarios para equilibrar el sistema, mientras que el factor de sostenibilidad relaciona el aumento del gasto con la mayor longevidad de cada generación beneficiada por la pensión.

    En el año 2050 el gasto en pensiones supondrá alrededor del 17,4% del PIB, mientras que los ingresos, sin aumentar las cotizaciones, se mantendrán en torno al 10%

    Me he referido antes a los ataques populistas, cuyo primer envite ha adoptado la forma de proponer la vuelta al IPC como referencia para revalorizar anualmente las pensiones. Según cálculos de FUNCAS, ello costaría unos 1.750 millones de euros, mientras que FEDEA los cifra en 1.600 millones. Cierto es que la revalorización de las pensiones de los jubilados es un principio esencial para asegurar una vejez digna, pero ese objetivo no podrá alcanzarse si no se logra un equilibrio presupuestario. Y ello no es fácil sin modificar alguno de los actuales pilares que lo sostienen, tanto más si tenemos presente el preocupante futuro demográfico que se nos avecina. Resumiendo los cálculos de expertos en este ámbito: de cumplirse las previsiones del Instituto Nacional de Estadística sobre la evolución demográfica, a la cual me referiré enseguida, y alcanzando una tasa de empleo de aproximadamente el 73% de la población entre los dieciséis y los sesenta y seis años, en el año 2050 el gasto en pensiones supondrá alrededor del 17,4% del PIB, mientras que los ingresos, sin aumentar las cotizaciones, se mantendrán en torno al 10%. Cálculos similares incluidos en un documento del Banco de España elevan el gasto hasta el 19,4% del PIB si se llegasen a eliminar las reformas antes mencionadas.

    Recapitulemos ahora brevemente al factor demográfico, de capital importancia por situarse en la base de todo tipo de predicciones sobre el futuro de las pensiones, como las que acaban de resumirse, y que son el resultado de unas proyecciones realizadas por el Instituto Nacional de Estadística en 2016. Según las mismas, en el año 2035, los mayores de sesenta y cinco años supondrán el 50,1% de la franja de población comprendida entre los dieciséis y los sesenta y cuatro años, mientras que quince años después ese porcentaje se habrá elevado al 72,5%. Si nos fijamos en quienes superen los setenta años, los porcentajes respecto a quienes se encuentren entre los dieciséis y los sesenta y nueve años serán en esas dos fechas del 33% y el 52,3%, respectivamente. ¡Nada más y nada menos!. ¿Qué nos cabe esperar en el futuro? Desde luego, si se implanta de nuevo la evolución del IPC como factor de revalorización de las pensiones, no se alarga la edad efectiva de jubilación y se suprime el factor de sostenibilidad, como ahora propugnan muchos interesados únicamente en obtener réditos políticos, las futuras generaciones de pensionistas van a ver considerablemente reducidas sus pensiones, por mucho que ahora se les prometa lo contrario. Y ello porque gran parte de las soluciones que se proclaman como panaceas son falsas soluciones. Veamos bre vemente por qué:

    1) Los incrementos de las cotizaciones, ya sea aumentando el tipo legal, elevando la base mínima o eliminando el «tope» máximo, originarían aumentos de los costes laborales de tal magnitud que impedirían la recuperación de niveles elevados de empleo.

    2) Si se elevasen los impuestos generales –tales como el IRPF y el IVA− para financiar las pensiones, no sólo se desvirtuaría el carácter contributivo del sistema y se propiciaría que aquellos pensionistas que hayan contribuido poco al sistema reclamasen pensiones superiores a las que les corresponderían de acuerdo con principios estrictamente contributivos, sino que, en general, los jubilados pagarían con mayores impuestos (especialmente IRPF e IVA) la mejora de sus pensiones, reduciendo en la práctica su renta disponible.

    3) Mientras el endeudamiento público se mantenga en tasas elevadas −por ejemplo, entre el 75% y el 100% del PIB−, el recurso al endeudamiento para mantener para mantener la «dignidad» de las pensiones parece una solución muy arriesgada a la par que difícil de llevar a cabo durante largo tiempo.

    Asegurar el futuro del sistema público de pensiones no es fácil y requiere un amplio consenso entre los representantes políticos de los ciudadanos y las organizaciones sociales. Los efectos del envejecimiento de la población española y la permanencia del déficit entre ingresos y gastos del sistema no van a desaparecer, por muchas propuestas demagógicas que se hagan. Hay realidades que nuestra sociedad debe admitir, mal que le pese. Por ejemplo, la necesidad de impulsar un crecimiento económico equilibrado que nos permita llegar al pleno empleo cuanto antes; mejorar nuestro sistema educativo para incrementar la productividad; fomentar la natalidad; e introducir mecanismos que complementen y mejoren el actual sistema de reparto de las pensiones públicas.Estas y algunas otras que no se mencionan suponen, indudablemente, tareas difíciles y muy alejadas de las soluciones milagreras que empiezan ahora a proponerse. Si volvemos a mecanismos de revalorización empleados antaño, olvidamos el factor de sostenibilidad, mantenemos los actuales límites en la edad efectiva de jubilación o nos empeñamos en preservar unas pensiones medias cercanas a las últimas retribuciones percibidas en la vida activa, no lograremos equilibrar el sistema de pensiones: ni ahora ni a lo largo de la próxima década.Una consideración final sobre el concepto de solidaridad. Una sociedad es solidaria no sólo por contar con mecanismos que aseguren una vejez digna a sus ciudadanos. Lo es también si ofrece un sistema público de salud –incluyendo el farmacéutico− como el nuestro, si mantiene un sistema educativo en constante mejora, si incentiva la natalidad, si ofrece una red de carreteras adecuada, una justicia eficaz y rápida, unas fuerzas del orden y un ejército sólidos, y, por último, si no desfallece en la lucha contra la desigualdad”

    Miguel Sebastian : Se  ha abierto un debate sobre el sistema público de pensiones contributivas en el que se mezclan dos temas que, aunque relacionados, son muy diferentes.Uno de ellos es el de la revalorización anual de las pensiones, en función o no del IPC.-El otro, es el de la sostenibilidad a largo plazo del sistema contributivo de reparto ante el reto del envejecimiento demográfico

    https://www.lainformacion.com/opinion/miguel-sebastian/pensiones-reales-problemas-reales/6343687

    “Supongamos que la inflación promedio es un 2%, algo que, por una parte, es el objetivo de inflación del BCE y, por otra, es nuestra inflación promedio desde que estamos en el euro (2,1% anual). Supongamos que la pensión inicial de una persona que se jubila a los 66 años es de 1.400 euros mensuales. Con el ‘Plan Báñez’ esa pensión en términos reales será de 1.260 al cumplir los 72 años, de 1.100 euros al cumplir los 80 y de 990 euros a los 86. Es decir, al cabo de los 20 años habrá perdido un 32% de poder adquisitivo. Y ese es precisamente el problema, que cuando más se necesite, menos capacidad de compra tendrá su pensión. Personalmente creo que las pensiones deben revalorizarse con el IPC”

    IEB.ub.es: La evidencia de la insostenibilidad del sistema de pensiones a largo plazo ha hecho que partidos políticos y agentes sociales hayan puesto sobre la mesa la posibilidad de buscar vías alternativas para aumentar los fondos de la llamada «hucha de las pensiones».

     

    http://www.ieb.ub.edu/es/20161124469/noticias/inuevos-impuestos-para-financiar-las-pensiones#.WDidC7kRKp3

      Una de cada cuatro personas en España ya son pensionistas, y el envejecimiento de la población sugiere que este porcentaje aumentará en los próximos años. El actual sistema de pensiones será incapaz de mantener el pulso con este cambio demográfico. Consciente de ello, el Gobierno ha impulsado dos reformas en los últimos años: una en 2011, cuando se elevó gradualmente la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, y otra en 2013, cuando se introdujo un nuevo sistema de revaloración de las pensiones. El Instituto de Economía de Barcelona (IEB) ha lanzado un nuevo IEB Report con el título ¿Nuevos impuestos para financiar las pensiones? en el que tres expertos analizan las consecuencias de estas reformas y plantea otras de más profundas para dar viabilidad al sistema de pensiones español. “La última reforma ayuda a la sostenibilidad del sistema, pero de una forma ineficiente e injusta, al recaer todo el coste en la congelación de las pensiones. Tan pronto el Banco Central Europeo consiga su objetivo de inflación del 2%, las pensiones perderán un 1,75% de poder adquisitivo cada año. Es decir, con este mecanismo el sistema actual proporciona una pensión con un poder adquisitivo menguante en el tiempo ya que, transcurridos 20 años desde la fecha de jubilación, permitirá comprar entre un 30% y un 40% menos de bienes y servicios que en el año de jubilación”, alerta en el informe José Ignacio Conde-Ruiz, profesor titular de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad Complutense de Madrid y subdirector de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA). Boulhol y Reilly, economistas de la OCDE expertos en pensiones, detallan en su aportación al IEB Report las dos vías más generalizadas de financiar las pensiones: el modelo asistencial; en el que se garantiza un mínimo de subsistencia igual para toda la población -el llamado ‘primer nivel’ que se suele complementar con planes de tipo privado-, y el modelo contributivo (el que se aplica en España), en el que el valor de la pensión depende de la cotización de cada individuo.José María Durán-Cabré, investigador del IEB, apunta en su aportación que cuando un sistema como el español, de tipo contributivo, incurre en déficit, cabe acudir a dos alternativas en función de la naturaleza del déficit. “Si es coyuntural, consecuencia del ciclo económico, habrá que financiarlo con el superávit acumulado en la fase expansiva del ciclo. En España, por ejemplo, el fondo de reserva de la Seguridad Social llegó a disponer de casi 66.000 millones en 2011, pero en julio de este año la cifra había descendido hasta los 25.000 millones. En cambio, si el déficit es estructural habrá que reformar el nexo cotización-beneficio y su financiación».

     

    ¿Cómo aumentar los ingresos en el sistema español?

     

    La evidencia de la insostenibilidad del sistema de pensiones a largo plazo ha hecho que partidos políticos y agentes sociales hayan puesto sobre la mesa la posibilidad de buscar vías alternativas para aumentar los fondos de la llamada «hucha de las pensiones». En sus aportaciones al IEB Report, los expertos reflexionan sobre algunas de ellas:

     

    A.-   Financiar una parte de las pensiones con impuestos tales como el IVA. Se trata de una medida que han sondeado partidos políticos y agentes sociales en España. Sin embargo, Conde-Ruiz considera que esto no tiene mucho sentido si se quiere mantener la naturaleza contributiva del sistema de pensiones español. “La naturaleza de un sistema de pensiones contributivo reside en que la pensión que recibe un jubilado depende de las cotizaciones realizadas a lo largo de su vida laboral. Dicho de otro modo, si no contribuyes, no tienes pensión, y si contribuyes poco, tu pensión es baja. Si realizamos una devaluación fiscal por la cual las cotizaciones se sustituyen por los ingresos del IVA, lo que estamos haciendo es financiar una parte de las pensiones contributivas con el IVA. Pero esto rompe el principio de contributividad, ya que una persona que no ha trabajado suficiente y no tiene derecho a una pensión contributiva podría reclamarla aludiendo a que en realidad sí está aportando al sistema de pensiones a través del pago del IVA cuando consume”, señala.

    B.-    Subir las contribuciones. “Las empresas pagan en general en torno al 30% por las cotizaciones sociales y los trabajadores soportan un 6,35%. Las cotizaciones son con diferencia el “impuesto” más importante en España, representando cerca del 35% del total de ingresos impositivos. Suponen un 11,4% del PIB, medio punto porcentual más que para la media de países de la UE de 15”, destaca Durán-Cabré. En vista de estos datos, parece difícil que la sociedad española acepte esta vía.

     C.- Virar hacia un sistema asistencial. El Estado proporcionaría una pensión mínima igual para todos, lo que significaría desbaratar el actual sistema e igualar todas las pensiones, cuyo importe caería notoriamente hasta ser una mera aportación para subsistir.

     Entre las alternativas apuntadas para aumentar los ingresos, Conde-Ruiz sugiere una vía intermedia: pasar las pensiones de viudedad al sistema asistencial, de manera que se liberen recursos a favor de las pensiones contributivas. “Esta vía, de hecho, iría en la línea de avanzar en la plena financiación de las prestaciones no contributivas y universales a cargo de los ingresos generales. Y las cotizaciones sociales, de acuerdo con la naturaleza contributiva del sistema español, servirían para financiar únicamente las pensiones contributivas”, resuelve Durán-Cabré en el IEB Report. Ahora bien, advierte que el coste de estas pensiones (unos 21.000 millones) implicaría un mayor gasto a financiar por el conjunto del sistema fiscal«

                                                           

    Pilar Portero & Ana R. Cañil: Las recetas de 4 prestigiosos  economistas (Anton Costas& Santos Ruesgas & CarlorsRodriguez Braun & Emilio Ontiveros )  sobre el problema financiero del sistema público de pensiones

    http://www.huffingtonpost.es/pilar-portero-y-ana-canil/las-recetas-de-4-sabios-economistas-para-sus-colegas-jubilatas_a_23374453/?utm_hp_ref=es-economia

    Hay 11,5 millones de mayores de 60 años y creciendo más una juventud convencida de que no cobrará la pensión cuando llegue el momento, dado que la precariedad laboral le impedirá cotizar lo suficiente a la Seguridad Social. Ahí es donde el PP, experto en enfrentar a unos colectivos contra otros, ha dado orden de atacar. Viejos contra jóvenes.

    Contar que la hucha de la Seguridad Social se agota y que no quedan recursos forma parte también de la estrategia. Se trata de sembrar el pánico, a la vez que circula el discurso de que la tercera edad es quien mejor parada ha salido de la crisis, mientras que los menores de 40 años son los auténticos damnificados. Y ahora el Estado tendrá que sacar dinero de los Presupuestos Generales del Estado, que se financian con los impuestos de todos, como si fuera poco lo que se descuenta en la nómina de cada trabajador para pagar todos los meses a los pensionistas.

    ¿O es que alguien pensaba que el Gobierno de Rajoy iba a dejar escapar a uno de sus mayores caladeros de votos, los jubilados? Quizá por eso, el presidente se apunta la comparecencia en el Congreso, cuando ya se la había exigido toda la oposición.

    Preguntamos a cuatro eminentes economistas, con la edad del colectivo que se ha echado a la calle y ha rodeado con éxito el Congreso, si las reivindicaciones son justas y si hay receta para mejorar la situación de esos nueve millones de votantes, hasta ahora mayoritariamente de la derecha.

    Anton Costas: ‘La revalorización con el mecanismo actual, al albur de la situación de la economía, tiene un elemento importante de injusticia’

    «Me parece justa la reivindicación. El mantenimiento de la capacidad para sostener las condiciones de vida de los jubilados con pensiones más bajas es primordial. Los que pertenecemos a mi generación (el babyboomer) tenemos mejores pensiones, topadas en 2.800 euros. Las condiciones de trabajo y tributación han sido mejores durante nuestra vida laboral.

    Sin embargo, los trabajadores anteriores a nosotros (años 40 y 50 del siglo pasado) tienen jubilaciones más reducidas y suponen la mitad de los pensionistas. El sistema español actual, comparado con otros países, los daña de una forma clara. La revalorización con el mecanismo actual, al albur de la situación de la economía, tiene un elemento importante de injusticia, que perjudica a los de menores ingresos. Están expuestos a la volatilidad de la situación, a la perversidad del sistema».

    Santos Ruesga: ‘Si se deja tal y como está ahora mismo, cada pensionista perderá a lo largo de su vida como jubilado en torno a un 30% del valor de su pensión’

    «El término justo siempre es relativo. El concepto es redistributivo, aquí es un poco más generoso que en otros países. Es preferible mantener lo que hay, evitando o minimizando la reforma del PP de 2013, en la que se desligaron las pensiones del IPC, que irnos a otro sistema.

    Si se deja tal y como está ahora mismo, cada pensionista perderá a lo largo de su vida como jubilado en torno a un 30% del valor de su pensión. La hoja de ruta del PP es que la gente ahorre en el sistema privado. A partir del año que viene irá reduciendo cada 5 años la pensión de entrada, según el factor de sostenibilidad. Con la actual revalorización del 0,25, empiezas por 1000 y en 20 años acabas con 700 en términos de poder adquisitivo.

    Parece que el mundo se hunde porque se han comido la hucha, el problema es que se han estancado los salarios porque no crecen y no entra dinero en la Seguridad Social. El discurso demagógico del PP se le puede volver en contra. Desde un punto de equilibrio económico, da lo mismo cómo financies las pensiones. Si lo haces con el ahorro pierdes los intereses y, de la otra manera, tienes el coste de la deuda.

    Tiene que haber una tercera forma, que es el presupuesto, para financiar las pensiones y otros tipos de gastos. La receta es intentar topar de ingresos al sistema para financiarse».

    Carlos Rodríguez Braun: ‘Es una broma de mal gusto, igual que lo es cuando la derecha pretende también ser campeona de los trabajadores, cuando ni por asomo aspira a que las pensiones sean de los pensionistas’

    «La Seguridad Social es una estafa fascista ampliamente admirada por todos los enemigos de las trabajadoras y de los trabajadores. Consiste en robarle al pueblo su dinero a cambio de la promesa de concederle ‘pensiones dignas’. Nunca ha sido así, porque nunca es digno que a los trabajadores les roben lo que es suyo y lo conviertan en moneda de cambio electoral, como hemos visto repetidamente, y volvemos a ver ahora, cuando la izquierda pretende una vez más representarlas, lo que nunca ha hecho, reclamando una subida de las pensiones ajustada al IPC.

    Es una broma de mal gusto, igual que lo es cuando la derecha pretende también ser campeona de los trabajadores, cuando ni por asomo aspira a que las pensiones sean de los pensionistas, como deberían ser en una sociedad de mujeres y hombres libres. En ese caso, ya sería la clase trabajadora la que se ocupara de que las pensiones subieran no como el IPC sino mucho más. Las pensiones dignas sólo son aquellas que son propiedad de cada trabajadora, totalmente al margen de los poderosos de turno, de los políticos, los sindicalistas y demás grupos de presión. Que devuelvan al pueblo lo que es suyo, y dejen de mentirle».

    Emilio Ontiveros: ‘Se pueden pagar con cargo al presupuesto, si hace falta tener un poco más de déficit se tiene. Este año y el que viene se va a reducir el déficit, con lo cual se compensaría’

    Pagar las pensiones es absolutamente prioritario. La economía española tal y como está creciendo puede atender a las pensiones. Antes de disponer de un euro hay que garantizar las pensiones. Jugar con la duda es un error y una forma de maltratar la estabilidad anímica del que tiene una pensión. La gran cuestión es que todas las fuerzas políticas tienen que convenir en que es una prioridad pagarla, esté como esté la Seguridad Social.

    Se pueden pagar con cargo al presupuesto, si hace falta tener un poco más de déficit, se tiene. Este año y el que viene se va a reducir el déficit, con lo cual se compensaría. Pero también se puede elevar algo la presión fiscal sobre las rentas más altas para atender los compromisos. Hay que pensar que lo que cotiza ahora se devolverá en el futuro.

    Si la inflación sigue al alza, se deberían revisar las pensiones.

    Hay recetas adicionales, prolongar aun más la edad de jubilación, que contribuyan a la Seguridad Social los que cobran más. Creo que es un error asumir la jubilación como sinónimo de inactividad.

    La tendencia es que cada vez habrá mayor compatibilidad. Una cosa es cobrar la pensión pero poder mantener alguna mínima actividad complementaria. Trabajo como cuestión vinculada. ¿Se puede decir que Warren Buffett se ha jubilado? No».

    Luis Alcaide: Las pensiones enturbian los sentidos de los políticos. Elevar el por­cen­taje de gasto so­cial en España no sería nin­guna qui­mera ni tam­poco ningún des­pro­pó­sito

    https://www.capitalmadrid.com/2018/5/4/49467/las-pensiones-enturbian-los-sentidos-de-los-politicos.html

     

    Ivan Solbes: Creo que una vez se conoce un poco mejor cómo se pagan las pensiones (uno de los greatest hits del blog de siempre), el verdadero motivo de preocupación no debería ser la hucha de las pensiones. Lo que debería importar son las cuentas de la Seguridad Social. Pregunte por ellas la próxima vez que oiga a un político hablar de las pensiones. Y si le sale con la historia de la hucha, o con cualquier otra, póngase en alerta: es posible que alguien esté tratando de utilizar el poder de las narrativas.

    http://www.economiaendostardes.com/2017/05/houston-tenemos-unas-pensiones.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+Economiaendostardes+%28economiaendostardes%29

    Hugo Garrido : Así son las grietas del sistema español de pensiones

    http://www.elmundo.es/economia/2018/03/18/5aad492bca47416f0e8b459e.html

    “En un escenario en el que la longevidad de los españoles va en ascenso, en 2019 entrará en vigor el factor de sostenibilidad, que tendrá en cuenta la esperanza de vida de la población en cada momento. El resultado será una caída progresiva en la tasa de reemplazo de hasta 30 puntos en el año 2060, según las estimaciones de la Comisión Europea. Con el nuevo índice de revalorización se consideran otros factores como el crecimiento del número de pensiones o el saldo entre cotizaciones y pagos a pensionistas. El resultado es una subida del 0,25% anual mientras no se solucione el desfase entre ingresos y gastos del sistema. Si el cambio lleva cuatro años en vigor, ¿por qué no han llegado antes las movilizaciones? Mientras que la variación del IPC entre 2013 y 2016 fue de medio punto las pensiones aumentaron un 0,75% en ese periodo, por lo que apenas notaron el cambio. Sin embargo, 2017 cerró con un crecimiento de l os precios del 1,1%, muy por encima del incremento del 0,25% anunciado por carta por el Gobierno a comienzos de año”

    Valeriano Gomez & Santos M. Ruesga: Pensiones, empleo y reformas. Una nueva financiación para el sistema de pensiones

     http://www.caffereggio.net/2016/11/14/pensiones-empleo-reformas-una-nueva-financiacion-sistema-pensiones-valeriano-gomez-santos-m-ruesga-confidencial/

    Ignacio Conde-Ruiz: Medidas para restaurar (o no) la sostenibilidad

    financiera de las pensiones

     

    http://documentos.fedea.net/pubs/fpp/2017/01/FPP2017-04.pdf

     

    Juan francisco JimenoSistema público de pensiones en España. Situación actual, retos y alternativas de reforma

    https://www.bde.es/f/webbde/SES/Secciones/Publicaciones/PublicacionesSeriadas/DocumentosOcasionales/17/Fich/do1701.pdf

     

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    • portelap@gmail.com
    • BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA agendadeprensa.org
    • Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para suscribirse es mediante una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    • portelap@gmail.com

     

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

julio 2020
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Artículos anteriores