• El mapa mundial del coronavirus: más de 16,3 millones de infectados  y más de 650.000 muertos en todo el mundo

    https://www.rtve.es/noticias/20200727/mapa-mundial-del-coronavirus/1998143.shtml

    https://twitter.com/hashtag/Espa%C3%B1a?src=hash&ref_src=twsrc%5Etfw

    El viaje el jueves  a Marte

     

    https://es.wikipedia.org/wiki/Viaje_tripulado_a_Marte

    https://www.investigacionyciencia.es/noticias/cmo-piensa-china-ir-a-marte-en-medio-de-la-epidemia-de-coronavirus-18435

    https://www.cronica.com.ar/suplementos/El-viaje-a-Marte-con-humanos-ya-tiene-fecha-20190120-0024.html

    https://cadenaser.com/ser/2019/02/13/ciencia/1550047840_250128.html

    mdzol.com : La NASA ya comenzó la cuenta regresiva para un nuevo viaje a Marte, esta vez para transportar al rover Perseverance, que ya quedó enganchado al cohete que lo llevará al Planeta Rojo. La travesía durará 7 meses, y partirá desde Cabo Cañaveral el 30 de julio a las 7.30.

    https://www.mdzol.com/sociedad/2020/7/10/comienza-la-cuenta-regresiva-nasa-prepara-su-nuevo-viaje-marte-91048.html

    Judith de Jorge: Cuenta atrás para la misión que puede hallar vida en Marte. La NASA lanza el jueves Perseverance, el rover más ambicioso enviado jamás al planeta

    https://www.abc.es/ciencia/abci-cuenta-atras-para-mision-puede-hallar-vida-marte-202007260102_noticia.htmlrojo

    Juan Pineda: Perseverance. Lanzamiento, metas y todo lo que debes saber de la misión a Marte

    https://www.cnet.com/es/noticias/perseverance-nasa-marte-mision-mars-2020-lanzamiento-curiosity/

    Amanda Kooser : Cómo ver el lanzamiento de Perseverance en su viaje a Marte

    https://www.cnet.com/es/como-se-hace/mars-2020-perseverance-como-ver-lanzamiento-nasa/

     Ruén Rodríguez: El principal problema para ir a Marte somos nosotros: nuestra mente no está preparada. Llegar al planeta rojo supone una misión de, al menos, dos años debido al largo viaje que supone. Y existen serias dudas de que mentalmente seamos capaces de soportarlo

    https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2020-01-20/marte-nasa-espacio-mision-ser-humano-problema-mente_2418840/

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    KRONOS QUARTET

    Más moderno todavía y cambio total: ya no vamos de autores, sino de músicas. El Cuarteto Kronos (o Kronos Quartet, que me cargo los derechos de propiedad del título) toca música del siglo XX en el siglo XX y, como veintesigleros, fusionan. Es uno de los conjuntos de música clásica que más músicas étnicas ha incorporado a su repertorio.

     David Harington, Jeffrey Zeigler, Sunny Yang y Hank Dutt

    Kronos Quartet – Ramallah Underground: Tashweesh

    https://youtu.be/3ht4Kw8mzoE

    Kronos Quartet – Ya Habibi Ta’ala

    https://youtu.be/MOC84GjZh6I

    Kronos Quartet – Mugam Beyati Shiraz

    https://youtu.be/rnwij74kvaE?list=RDMOC84GjZh6I

     

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Josep Bartolí: La Retirada.  «Éxodo y Exilio de los Republicanos Españoles”

    https://www.elconfidencial.com/cultura/2020-06-20/guerra-civil-ii-republica-exilio-comic_2647539/

    Daron Acemoglu & James A. Robinson: El pasillo estrecho: Estados, sociedades y cómo alcanzar la libertad

    http://www.revistaeconomiacritica.org/sites/default/files/5-JorgeBielsa_AcemogluRobinson-ElPasilloEstrecho.pdf

    Victor M Amela entrevista a Leopoldo Abadía: “El mundo da un cambiazo, y la mejor respuesta es la sonrisa”

    https://www.lavanguardia.com/lacontra/20200514/481139880004/el-mundo-da-un-cambiazo-y-la-mejor-respuesta-es-la-sonrisa.html

    Rubén Arranz entrevista a Javier Negre: «A Steve Jobs también le echaron de su primera empresa y mira luego…»

    https://www.vozpopuli.com/espana/entrevista-javier-negre_0_1375963468.html

    Pablo R. Suanzes entrevista a  Charles Michel: «Tenemos que asegurarnos de que las reformas se realizan»

    https://www.elmundo.es/economia/2020/07/25/5f1b296afc6c83ab2d8b4610.html

    El Fondo Europeo de Reconstrucción Económica

    Casimiro Garcia Abadillo entrevista a Luis de Guindos  : «Tardaremos dos años en recuperar el PIB que había antes del Covid»

    https://www.elindependiente.com/economia/2020/07/26/guindos-tardaremos-dos-anos-en-recuperar-el-pib-que-habia-antes-del-covid/

    Enrique Féas: Existen aún muchos riesgos e incertidumbres para el futuro, pero al menos hoy podemos celebrar que tenemos un acuerdo presupuestario y, además, fondos para impulsar la recuperación (no tan elevados como querríamos, pero importantes al fin y al cabo) financiados con deuda común y que ahora debemos aprovechar. Y, sobre todo, podemos constatar que la Unión Europea, más allá de las diferentes visiones de sus Estados miembros o de su mayor o menor generosidad individual, en un mundo cada vez más nacionalista y polarizado aún es capaz de encontrar soluciones conjuntas para problemas conjuntos. No es poca cosa

    http://blognewdeal.com/enrique-feas/la-ue-acierta-a-corto-plazo-y-arriesga-a-largo-plazo/

    Enric Juliana: Aplausos, rabietas y nuevos combates

    https://www.lavanguardia.com/politica/20200726/482522563989/acuerdo-union-europea-comision-europea-ue-reconstruccion-fondos-spana-espana.html

    Pablo R. Suanzes: Cómo negociar en la UE: de la rudeza de Rutte a la ‘escucha activa’ de Sánchez. Países Bajos impone su narrativa en la Cumbre europea con choques, franqueza y transparencia. España, en silencio perpetuo, se obceca con ser «constructiva» en Bruselas

    https://www.elmundo.es/economia/2020/07/25/5f1c6b7bfc6c839e1e8b463e.html

    Luis Sanchez Merlo : Se ha creado la mayor deuda que el mundo haya visto nunca. Nadie consiguió todo lo que quería. Así es como tiene que ser la política, porque una sociedad que no decide, por miedo o incapacidad de alcanzar compromisos, es metal muerto y en agonía. De ahí, el despropósito de los aplausos a destiempo y la importancia del respingo europeo. Y ya, sin paseíllos, la letra pequeña, el dinero que le tocará aportar a España a ese fondo y al presupuesto que habrá que restarlo de los 140,000 millones de euros que va a recibir

    https://afondo.lne.es/opinion/el-respingo-europeo.html?fbclid=IwAR3i0vUrLEadZyArTqhClHMWOhmgZdjolL9qDsrR9ojGOkGMuxPk1520rwA

    “Encabezando la revuelta como cabecilla de los “austeros”, Mark Rutte, soltero, licenciado en Historia de los Países Bajos (¡ojo!), director de recursos humanos en Unilever, liberal, primer ministro (que se enfrenta a las elecciones del año que viene, al frente de un gobierno que pende de un hilo, rodeado de colegas aún más roñosos que él) dio un paso adelante, junto a su homólogo austriaco, para tratar de frenar las ambiciones de gasto de Francia y de los países del surEn el papel de poli malo, a Rutte no le quedó más remedio que dar su brazo a torcer, a cambio de que se concedieran más préstamos que subvenciones y se acometieran reformas económicas estructurales.A lo largo de 90 horas ganó el pragmatismo y sobrevoló la advertencia de Churchill: “Las únicas estadísticas en las que puedes confiar son las que tú mismo has falsificado”

    Blogbankia.es: A partir de ahora, los retos pendientes  para Bruselas serán la aprobación del Fondo de Reconstrucción en los diversos  Parlamentos y  en el Europarlamento. Y, además, el diseño de los planes para acceder a los fondos

    https://www.blogbankia.es//es/blog/motivos-esperanza.html

    Enrique Serbeto: Es más que probable que la  puesta en marcha, la distribución y el desembolso de los 750.000 millones de euros de ayudas para la reconstrucción de la economía europea plantee problemas complejos. La Comisión y el propio Consejo han dejado claros cuales son los márgenes tanto de la distribución entre créditos y subvenciones como la condicionalidad para acceder a ese dinero. Ahora están elaborando ya una estrategia para evitar que su uso no desemboque en batallas políticas en el interior de las instituciones comunitarias y entre países, algo que podría acabar paralizando su funcionamiento

    https://www.abc.es/economia/abci-bruselas-quiere-evitar-politizacion-ayudas-europeas-202007260114_noticia.html

    Lídia Brun: Mark Rutte y el bloqueo de la unanimidad

    https://www.eldiario.es/piedrasdepapel/mark-rutte-bloqueo-unanimidad_132_6114735.html

     “A principios de marzo, cuando andábamos desempolvando mapas olvidados que nos ayudaran a navegar el terreno ignoto de una pandemia mundial, se popularizó la historia de un pequeño pueblo británico, Eyam, y su gestión particularmente draconiana de la peste negra en el siglo XVII. Cuentan que a la entrada del pueblo aún yace un letrero que reza: «Cualquier medida que se tome antes de una pandemia parecerá exagerada. Cualquier medida que se tome después parecerá Esta pequeña píldora de sabiduría resume a la perfección uno de los principales problemas del que adolecen las ciencias sociales frente a las ciencias naturales: la ausencia de un contrafáctico. Dado que nuestro objeto de estudio es la sociedad, con personas reales que interactúan constantemente, diseñar un contexto exactamente igual frente al que comparar, para aislar y cuantificar los efectos de una sola medida, resulta imposible, cuando no inmoral. La frase también apunta a la existencia de otro fenómeno, el sesgo de negatividad: la percepción cognitiva que tenemos de situaciones favorables tiende a subestimar su impacto, mientras que la percepción de las desfavorables es mucho más intensa. Este sesgo sobre los contextos que condicionan nuestra actuación se traslada lógicamente hacia la percepción que tenemos del mérito propio al evaluar sus resultados. Por ejemplo, las generaciones que se incorporaron al mercado laboral en épocas donde la inversión pública, el crecimiento de la productividad y el dinamismo económico eran fuertes tenderían a sobrevalorar su propio mérito a la hora de cosechar los retornos de la inversión educativa y la carrera profesional con facilidad mientras disponían de una red pública de protección fuerte. Las generaciones que se incorporan al mercado laboral en un contexto de estancamiento y recortes de lo público serían mucho más conscientes de la adversidad que enfrentan a la hora de conseguir una recompensa a sus esfuerzos y de su extrema vulnerabilidad en caso de no hacerlo.  La situación se complica cuando ambos grupos, llamémosles baby boomers y millennials, tienen que ponerse de acuerdo sobre el reparto de recursos comunes en un contexto de estrés económico compartido pero de impacto asimétrico. Es fácil que los discursos que culpan a las personas vulnerables de su propia situación calen entre quienes se perciben como «hechos a sí mismos» ignorando su contexto favorable, mientras que las personas que se encuentran en esa situación tienen una percepción más objetiva de cómo el contexto adverso les condiciona de manera determinante a pesar de su esfuerzo. Tanto la asimetría de partida como la de percepción dificultan la cooperación incluso cuando el acuerdo es mutuamente beneficioso dadas las múltiples interdependencias. Más aún cuando hay agentes políticos que explotan el razonamiento motivado activando lógicas de suma cero para erigirse en representantes del descontento. Los economistas Linda Babcock y George Loewenstein explican cómo este tipo de sesgos crean un relato artificial sobre lo que es justo o necesario que sirve a los intereses propios y puede hacer que las negociaciones acaben en punto muerto. Resulta demasiado evidente el paralelismo con las dificultades durante la Cumpre Europea celebrada este fin de semana sobre el Fondo de Recuperación propuesto por la Comisión Europea para relanzar la economía después de la pandemia. Hay numerosos estudios que certifican que países como Alemania, Austria y Holanda han sido los más beneficiados por el mercado único y por la creación del Euro. Holanda es el segundo país más dependiente de sus exportaciones al resto de la UE. Sus empresas gozan de un mercado más grande al que exportar sin riesgo cambiario ni la posibilidad de que sus competidores se protejan con devaluaciones, políticas de sustitución de importaciones o controles de capitales. Los costes de disolución de la UE y la reintroducción de barreras arancelarias le serían particularmente perjudiciales. Y sin embargo, parece estar poniendo todo su empeño en hacer peligrar su supervivencia. No se me escapa la existencia de intereses que buscan la perpetuación de este reparto asimétrico de los beneficios del mercado único a costa de mantener al Sur en una situación de permanente estancamiento. Sin embargo, se hace difícil racionalizar el cortoplacismo de una posición que corre el riesgo de auto-infligirse una doble recesión como en 2010-2012 y que condena a la UE en su conjunto al estancamiento y a una pérdida de relevancia geo-económica. Quizás convendría echar mano del clásico de Kalecki sobre los aspectos políticos del pleno empleo para sofisticar el análisis. Con permiso de Kalecki, la politóloga Catherine de Vries apunta a una explicación más mundana: Mark Rutte ha encontrado en la intransigencia en Europa su baza electoral frente a competidores euroescépticos que le pisan los talones. Sin embargo, que haya políticos cuyo tacticismo particular no está alineado con el interés común es una eventualidad inevitable. La vuelta de tuerca que nos condena al callejón sin salida es el requisito de unanimidad en las decisiones del Consejo Europeo. Es el requisito de unanimidad lo que da a esos intereses espurios de un primer ministro en campaña electoral una capacidad omnipotente de veto. Mientras la UE no tenga mecanismos automáticos para repartir equitativamente los beneficios colectivos del mercado único, las decisiones europeas seguirán sujetas al bloqueo de electorados que confunden ventajas con virtudes. El coste de la unanimidad aumenta si estos mecanismos pretenden diseñarse en momentos de extrema dificultad, compartida aunque de impacto asimétrico, en los que la agilidad en la respuesta es clave para atenuar el golpe. Una cosa es segura, y parafraseando el letrero de Eyam: si el tamaño del Fondo de Recuperación les parece ahora exagerado, la historia desde luego lo juzgará insuficiente.”

    Ignacio de la Torre: El pasado domingo por la noche, muchos líderes europeos estuvieron a punto de considerar que el acuerdo fiscal colgaba de un hilo, según informaba el ‘Financial Times’. Fue cuando la primera ministra de Finlandia increpó al de España: “Nosotros hemos pasado de cero a 350.000 millones de subvenciones; usted ¿qué ha hecho?”. Sin embargo, antes de amanecer, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, anunció el acuerdo al grito de: “Deal!”.

    https://blogs.elconfidencial.com/economia/el-observatorio-del-ie/2020-07-23/implicaciones-historico-acuerdo-fiscal-europeo_2692455/

    Europa es el resultado de un enorme peso de tradición. Y la tradición no faltó en la reciente cumbre de la UE, en la que se alcanzó el acuerdo, como no podía ser de otra forma, a las cinco y media de la madrugada de la cuarta jornada negociadora. Con todo, si en pasadas reuniones se han negociado aspectos de gran relevancia para la construcción europea, en mi opinión, las consecuencias de los acuerdos alcanzados el pasado martes presentan un especial significado.

    Primero, se trata de una respuesta fiscal coordinada y contundente. En el pasado, si la respuesta monetaria tenía que estar coordinada, la política fiscal destacaba por su asimetría. En esta ocasión, parecía que la asimetría iba a perdurar, como consecuencia de los enormes paquetes fiscales desplegados por países que ahorraron los años ‘buenos’ como Alemania, frente a los mucho más estrechos estímulos fiscales de países que, como España, no supieron o no quisieron cuadrar las cuentas públicas los años de bonanza para estar preparados ante escenarios adversos. Dicha respuesta fiscal permite, por lo tanto, limitar la asimetría, algo que será muy beneficioso para el futuro de Europa.

    Segundo, se ha autorizado a la Comisión Europea realizar una ingente emisión de bonos (750.000 millones de euros, un 5% del PIB) para financiar una parte relevante del fondo de reconstrucción. Aunque la Comisión emitió bonos en los años setenta durante la crisis del petróleo, y también durante la crisis financiera, fue un ejercicio mucho más modesto que el actual. Las consecuencias de dicha decisión son muy relevantes. Primero, los bonos fijarán una curva de tipos europea hasta 2058, elemento esencial para poder profundizar en la unión bancaria y en la unión de mercado de capitales, fijando una curva europea libre de riesgo sobre la que se pueden basar precios de crédito. Segundo, muy posiblemente, los bonos tendrán una calificación máxima de AAA, lo que permitirá a bancos de muchos países (aparte de al BCE) adquirirlos, y no depender solo de la compra de los bonos gobierno de su propio país, incestuosa tendencia que fragmenta la unión monetaria y genera un efecto contagio entre bancos y soberanos, y viceversa. Idealmente, estos instrumentos permitirán el día de mañana crear ‘avales europeos’ que se podrían utilizar para movilizar crédito bancario ante futuras crisis. Hoy en día, los avales son nacionales, lo que exacerba la fragmentación monetaria.

    Tercero, por primera vez se canaliza un volumen relevante de estímulo fiscal en forma de subsidio, no de préstamo. Es cierto que dar préstamos a un país a muy largo plazo a tipos de interés extremadamente bajos (como se hizo con Grecia) encubre una parte de subsidio, pero hasta la fecha no se había encarado una transferencia fiscal de esta magnitud. En mi opinión, el que las heridas generadas por el covid hayan sido un ‘shock’ exógeno y no el producto de malas políticas (como Grecia hasta 2010) explica la respuesta. Además, la receta de austeridad impuesta por la Unión Europea tras los rescates de la última crisis financiera desembocó en un elevado incremento del antieuropeísmo, espoleado por los populistas. La tendencia hoy es diferente: primero combatamos el tsunami económico, y más adelante pongamos la casa en orden (para lo que existen claros mecanismos coercitivos).

    Cuarto, se ligan muchas ayudas a mecanismos de control mutuo para asegurarse de que los países llevan a cabo políticas económicas y fiscales de medio plazo que ayuden a maximizar el crecimiento y asegurar la sostenibilidad fiscal (en cristiano, ‘equilibrar ingresos y gastos’ como todo hijo de vecino). Se trata de evitar así el intento de muchos políticos de ‘comprar votos’ primando el presente sobre el futuro, lo que acaba perjudicando a las siguientes generaciones (que tienen que pagar la deuda asociada) y a los socios que han ayudado en un momento de dificultad.

    Quinto, se crean impuestos a nivel europeo. Aunque muy reducidos (40.000 millones de euros al año, un 0,25% de PIB), es un paso relevante en la autonomía fiscal de la Unión.

    Sexto, quita presión al Banco Central Europeo, que en la práctica actuaba como un gigante Atlas sobre el que se sostenía todo el esfuerzo necesario para sostener la financiación de los Estados miembro y, por lo tanto, la unión monetaria. Esta ultradependencia del BCE podría resultar muy peligrosa, especialmente si se interpreta que se estaba extralimitando en su mandato. Pero si no actuaba el BCE, ¿quién quedaba al otro lado?

    Alberto Nadal : El triunfo de una cierta idea de Europa

    https://www.eleconomista.es/opinion-blogs/noticias/10683868/07/20/El-triunfo-de-una-cierta-idea-de-Europa.html

    “Decía Jean Monet, uno de los padres fundadores de Europa que: «Europa se forjará en crisis, y será el resultado de la suma de las decisiones adoptadas para esas crisis». Siempre ha sido así. La Unión se ha construido en reuniones maratonianas hasta altas horas de la madrugada, cuando los líderes europeos se enfrentaban a la disyuntiva de no acordar y destruir el proyecto común, o, por el contrario, buscar una solución europea a una crisis que afectaba a todos. Para vencer el interés particular de cada Estado miembro, debe existir una fuerza externa poderosa que, en medio del conflicto de intereses nacionales que es Bruselas, haga surgir la solidaridad de la Unión. Y ello, no sólo por idealismo, sino, en gran medida, por el pragmatismo al que lleva la conclusión irremediable de que la única solución posible es común.Simplificando, en la Unión hay tres grandes grupos de países. Por un lado, los del sur: pertenecen a la Zona Euro, se están viendo más afectados por la crisis de la Covid, se enfrentan a una recuperación más complicada por su propia estructura económica y, sin embargo, su grado de cumplimiento fiscal no ha sido óptimo. Por otro lado, los países del Norte: la mayoría también pertenecen al Euro, la incidencia de la crisis ha sido, en general, menor, son países fundamentalmente industriales lo que, en principio, hace más fácil la recuperación y, además, disponen de un sólido margen fiscal. Por último, los países del Este: en su mayoría están fuera de la Zona Euro, el impacto de la crisis ha sido relativamente más suave y su principal objetivo es la convergencia en renta con el resto de la Unión para lo que precisan fondos estructurales.Es en este contexto, en el que ha tenido lugar la negociación de cómo dar la mejor respuesta a la crisis. Simplificando de nuevo, las posiciones de partida de cada uno de los bloques era la siguiente.

    El sur exigía un cierto apoyo fiscal de los países más ricos bajo el argumento, correcto, de que, en una Unión Monetaria, en la que no es posible devaluar y la movilidad de trabajadores es limitada, es preciso una cierta compensación fiscal cuando la Zona se somete a un choque de naturaleza asimétrica.

    El norte, por su parte, consideraba que, si se hubieran cumplido las reglas del Pacto de Estabilidad, los países del sur tendrían margen fiscal para absorber una parte importante de la crisis, y desconfiaban de que las transferencias que reciban se utilicen adecuadamente para impulsar el crecimiento a largo plazo y solventar los problemas estructurales de las economías del sur.

    El este, por su parte, fuera de los problemas de la Unión Monetaria, tenía como objetivo fundamental que los problemas internos de la Zona Euro no terminaran disminuyendo la cuantía de los fondos estructurales.Todos llevan algo de razón y, por ello, el acuerdo sólo era posible si era liderado por países grandes y moderados en sus posturas. La supervivencia de la Zona Euro requiere que ante un choque asimétrico de esta naturaleza exista una respuesta fiscal que redistribuya desde las áreas menos afectadas a las más afectadas. De no hacerse así, una crisis de deuda se podía llevar por delante al euro. Pero este esfuerzo no puede servir para que los gobiernos de economías más débiles aplacen las reformas necesarias y desincentive la responsabilidad fiscal. Además, esto debe hacerse sin que se afecte a las transferencias para converger que se realizan al Este de Europa, como en su momento se hizo con los países del sur de Europa.En este contexto, una vez más el motor franco-alemán consiguió cuadrar el círculo. Ante un verdadero desafío a la supervivencia de la Unión, un país grande y moderado del Norte, Alemania, y un país grande y moderado, con muchas características del sur, Francia, llegaron a una solución de compromiso que salva el proyecto europeo de la única forma que es posible hacerlo, creando más Europa. Por una parte, se crea de forma extraordinaria un mecanismo de compensación fiscal ante choques asimétricos, la Facilidad de Recuperación y Resiliencia. En segundo lugar, se financia con deuda europea, es decir se crea un embrión de eurobono que el futuro puede dar lugar a la creación de un Tesoro europeo. Se aumenta la política de cohesión para soportar al sur de Europa y a su vez mantener la convergencia del este. Se incrementa en un 12% el presupuesto ordinario a largo plazo de la Unión en términos homogéneos, es decir una vez tenida en cuenta la salida del Reino Unido de la Unión, y se preservan más del 90% de los fondos destinados a la Política Agraria Común (PAC). Y ¿en qué se ha cedido para alcanzar el acuerdo? Todos han puesto de su parte y todos han ganado algo. Pero, sin duda, Alemania ha hecho un esfuerzo especial para preservar la Unión, algo que era esencial para Alemania y su papel en el mundo. Pese a haberse opuesto durante años al eurobono, ha aceptado que la Unión emita deuda pública garantizada por todos los Estados miembros. También ha asumido como necesaria la suspensión temporal de las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, a pesar de que éste había sido su condición para crear la Unión Monetaria. También ha aceptado un incremento del Presupuesto europeo, pese a ser el principal contribuyente. Y, por último, ha renunciado a un incremento mayor en las políticas de defensa y migración que eran las dos en las que tenía un mayor interés; y lo ha hecho para aumentar el margen existente en PAC y Cohesión.Sin el liderazgo de Alemania, los denominados frugales, es decir Austria, Suecia, Dinamarca y Países Bajos (a los que, durante la negociación se sumó Finlandia), no pudieron bloquear lo esencial del acuerdo. Su principal ganancia ha sido mantener, incluso aumentar, sus cheques, es decir el descuento que obtienen a sus contribuciones al Presupuesto. Una vez el Reino Unido (inventor de los cheques) fuera de la Unión, se esperaba una eliminación gradual de todos ellos. Seguramente el mantenimiento de los cheques era el verdadero objetivo prioritario de estos países.En definitiva, ante la magnitud de la crisis y el peligro de supervivencia para la Unión, la reacción de Europa ha sido la que tenía que ser: una política monetaria de apoyo ejecutada por el BCE y una política fiscal, por primera vez europea, que pone sobre la mesa el Consejo Europeo. Con esta reacción, Europa empieza a tener rasgos de un estado único en política económica. Una vez más, tenía razón Jean Monet: ante las crisis, al final resurge una cierta idea de Europa”

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    • portelap@gmail.com
    • BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA agendadeprensa.org
    • Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para suscribirse es mediante una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    • portelap@gmail.com

     

     

     

     

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

julio 2020
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Artículos anteriores