• «la gente no sabe seguir sus propios intereses»

    Hannah Arendt

    Coronavirus Cases:9,451,343

    Deaths:482,253

    Recovered:5,108,950

    https://www.worldometers.info/coronavirus/

    Cayetana Álvarez de Toledo cree desgastar a Pedro  Sánchez insistiendo  en que el Gobierno engaña con la cifra real de muertos ocasionados por el COVI-1

    https://www.abc.es/espana/abci-alvarez-toledo-ustedes-siquiera-capaces-contar-muertos-202004151206_video.html

    En realidad hace teatro, porque ella, los  asesores de Génova, la  clase política entera, los  periodistas y la  población en general saben, todos ellos,  que  la cifra exacta y definitiva de defunciones sólo podrá ser medida y publicada por  el INE el año que viene. Mientras tanto, y en su defecto, el amigo Paco Melis ya dejó establecido, en Mayo pasado,  todo lo que,  al respecto de muertes COVI-19,  se podía decir con soporte científico&legal .El Informe de Melis dice lo siguiente, para que conste como el contenido  más cercano a la realidad, desautorizando así a Cayetana y a  cualquier otro político que abuse de nuestra paciencia. Pronto tendrá que callarse

    Paco Melis: EXCESO DE MUERTES EN 2020 SEGUN EL INE. 26 mayo

    Durante las 21 primeras semanas de 2020 (hasta el 24 de mayo) se han observado 225.930 fallecimientos, con un aumento del 24,1% (43.945 más) respecto al mismo periodo de 2019.

    https://www.ine.es/prensa/experimental_edes.pdf

    El INE amplia sus productos estadísticos para el estudio del impacto de la Covid-19 y desde hoy ofrecerá quincenalmente las muertes semanales por provincias usando la aplicación Inforeg basada en los registros civiles informatizados, la misma que usa el sistema Momo del Instituto de Salud Carlos III que ofrece los datos diariamente.  Como el 6,4% de las defunciones escapan de los registros informatizados, «a las defunciones grabadas en Inforeg se aplica un coeficiente de expansión para corregir la falta de datos de ese 6,4% de registros. Dicho coeficiente se calcula a partir de una comparativa histórica entre los datos de Inforeg y los que finalmente contabiliza el INE como defunciones, siempre superiores. En algunas provincias los datos recogidos por Inforeg alcanzan el 99% de las defunciones, mientras que en el peor de los casos recogen el 60%.»Por tanto, podemos considerar que el exceso de mortalidad calculado con los datos del INE es una buena aproximación al exceso real o definitivo.El exceso de mortalidad se puede estimar comparando las muertes de cada semana de 2020 con las de igual periodo de 2019, como hace el INE en su Nota de Prensa  o comparando las muertes actuales con las de un promedio de años anteriores como hace Momo.  Los datos que publica hoy el INE se resumen en el Cuadro adjunto.El dato nacional es muy próximo al que arroja Momo desde el 26 de mayo en que se actualizaron los registros civiles. Hoy Momo cifra el exceso de mortalidad en 42.910 defunciones.

    El gráfico, tomado de la Nota de prensa del INE, indica que las muertes en la semana 21 de 2020 son prácticamente iguales o inferiores a las de igual semana de años anteriores. La consistencia entre Momo e INE a nivel nacional es muy alta pero los excesos calculados para las CCAA difieren significativamente en Andalucía, Baleares y Murcia.  Como el INE también recibe y graba los certificados de defunción con la causa de muerte cabe esperar que en breve plazo publique las defunciones semanales no sólo por sexo, edad y provincia sino también por causa de muerte. Sólo entonces tendremos una medida razonablemente fiable del impacto de la Covid19 en la mortalidad. No sabemos si en la información grabada por el INE figura también el lugar de la defunción diferenciando hospitales de residencias de mayores y de viviendas. Si es así, también sería deseable que proporcionara esta información…….”

    Eduard Ariza: Si algo veja la memoria de los fallecidos y sus familias son las frivolidades al querer pedir  responsabilidades, políticas, económicas  o legales, por la gestión del COVID-19. Aún nos falta mucha información, así que mejor hablar en clave de hipótesis. La pandemia del COVID-19 es un caso fortuito, o en jerga anglosajona, an act of God. Responsabilizar penalmente a cualquier autoridad o cargo público, en comisión por omisión(art. 11 CP) por no obrar correctamente en un escenario tan imprevisible y desconocido como la aparición de un nuevo virus sería como culparle por no evitar los daños de un desastre natural, como un terremoto o un volcán. En otras palabras, nos adentraría en la responsabilidad penal objetiva, a la que el Estado de Derecho es refractario

    https://hayderecho.expansion.com/2020/06/24/responsabilidad-penal-y-covid-19-2/

     

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    NINA

    Nina, o sia La pazza per amore, “commedia per musica” en dos actos de Giovanni Paisiello (1740-1816) con libreto de Giovanni Battista Lorenzi, basado en un previo libreto francés de Benoît-Joseph Marsollier de Vivetières (nada menos), Nina ou la Folle par amour, se estrenó el 26 de junio de 1789, hace hoy 231 años. 

    Teresa Berganza

    La trama de la ópera es fácil: Nina iba a casarse con un cualquiera pero su padre la busca un novio de posibles. Los dos pretendientes se retan a un duelo; Lindoro “el bueno” cae muerto  y Nina se vuelve loca (pazza, en italiano). Lindoro reaparece, pues solo estaba herido, y Nina, tras una fase de recuperación mental, lo reconoce y se casan. Esta ópera también tiene un aria especial que aprovechan las cantantes para lucirse. Nadie como Teresa Berganza ha cantado “Il mio ben, quando verrà”:

    https://youtu.be/3MmPDfShzAI

    Y el clásico de la Berganza: Siete canciones populares de Manuel de Falla, con Félix Lavilla al piano:

    https://youtu.be/213cxfA-Luc

     

    COMP ARTIENDO LECTURAS

    con Carmen Marcos

    Librería sancho Panza libreriasanchopanza@hotmail.com

    Sofía Tolstaia -de soltera, Sofía Andreiévna Behrs-, (Rusia, 1844-1919) fue desde muy joven la mujer de León Tolstoi con el que tuvo 13 hijos. Realizaba los trabajos de edición y corrección de los escritos de su marido. Además ella misma escribía con talento pero sus trabajos quedaron inéditos durante su vida como es el caso de ¿De quién es la culpa? 

    Sofía Tolstaia: ¿De quién es la culpa?

     

    Idioma original: Ruso

    Traducción: Marta Rebón

    Edita: Xordica,  2019 

    Nº de páginas: 172

     

     

    Rusia, finales del siglo XIX. Ana, la protagonista de la narración, se casa a los 18 años con un amigo de la familia, el Príncipe Prozorski, 16 años mayor que ella, que se ha sentido profundamente atraído por su juventud, su belleza y su espontaneidad. Ana tiene una concepción idealizada y espiritual del amor y sobrelleva sin entusiasmo los que considera sus deberes para con su marido, al que no le interesan ni las preocupaciones familiares ni las necesidades emocionales e intelectuales de su esposa; además, padece de unos celos enfermizos. Cuando nace su primer hijo, el Príncipe le mira y sentencia:

     “No es de mi competencia. Cuando crezca, será diferente”. La relación matrimonial no es buena nada más que  en cortos períodos de tiempo y tiene un final no precisamente feliz.Una novela de su época que, escrita en 1892-93,  no vio la luz hasta cien años después (1994). Narra las tumultuosas relaciones entre ella y su marido León Tolstoi y está concebida como una respuesta a la novela de Tolstoi  “Sonata a Kreutzer” con la que la autora se siente expuesta y humillada. No compartía ”la generalización simplista que había hecho su marido de las mujeres ni la superioridad moral masculina que destilaba y pretende mostrar “la diferencia en el amor que sienten hombres y mujeres”.

    El libro incluye un  capítulo final, elaborado por la traductora Marta Rebón y Ferran Mateo en el que se ahonda en la personalidad de la autora y también en la del escritor León Tolstoi.

     

     https://www.elmundo.es/cultura/laesferadepapel/2019/10/22/5da8479efdddff436c8b45bd.html

    (Reseña de Paloma Rodríguez)

     

    https://es.qwe.wiki/wiki/Sophia_Tolstaya

    (Biografía)

     

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Francisco de la Latorre: ¿Hacienda somos todos?. Impuestos y fraude en España

    https://www.eleconomista.es/firmas/noticias/8312256/04/17/Hacienda-somos-todos-Una-reflexion-tres-anos-despues.html

    Ole J. Benedictow: La Peste Negra, 1346-1353: La historia completa

    https://books.google.es/books?id=GVPg3-TEqPcC&pg=PA343&lpg=PA343&dq=Ole+J.+Benedictow:+La+Peste+Negra,+1346-1353:+La+historia+completa+critica&source=bl&ots=5on8skFLFl&sig=ACfU3U0mzAg3UDiu5H1H0qRT6ZFPTpUi5Q&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwjH37Wwyp3qAhVbDWMBHa5fAdsQ6AEwB3oECAoQAQ#v=onepage&q=Ole%20J.%20Benedictow%3A%20La%20Peste%20Negra%2C%201346-1353%3A%20La%20historia%20completa%20critica&f=false

    Luis Balcarce entrevista a Elvira Roca Barea: «No me extrañaría ver caer más estatuas en España; somos muy permeables a las modas»

    https://www.periodistadigital.com/cultura/20200625/entrevista-maria-elvira-roca-barea-extranaria-ver-caer-estatuas-espana-permeables-modas-noticia-689404330326/

    Leticia Blanco  entrevista a  Nathalie Poza: «Las mujeres tenemos que demostrar el triple que ellos»

    https://www.elmundo.es/papel/cultura/2020/05/08/5eb427fefdddffe61b8b45b4.html

    Eldebatedehoy.es entrevista a Paco Marhuenda: «Al lector que no entienda la pluralidad prefiero no tenerlo»

     

    Paco Marhuenda: «Al lector que no entienda la pluralidad prefiero no tenerlo»

    La recuperación  económica después del  coronavirus adoptará una forma en V, U, J, L, WV ó copiando la del logo Nike

    Analía Plaza: Una curva en forma del logo de Nike: la última teoría sobre cómo será la recuperación económica

    https://www.eldiario.es/economia/Nike-ultima-teoria-recuperacion-economica_0_1012798969.html

    Carlos Montero: No “U”, no “V”: la economía mundial se recuperará en forma de Carretilla Nike

    http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/no_u_no_v_la_economia_mundial_se_recuperara_en_forma_de_carretilla

    Los efectos económicos de la crisis del coronavirus serán graves pero de corta duración, según gran parte de los economistas. La recuperación en los mercados bursátiles apunta en la misma dirección, mientras que las encuestas recientes sugieren que el 75% de los empresarios comparten esta opinión. La mayoría de ellos espera que la actividad económica repunte este año. La razón es que la economía antes del coronavirus estaba en una buena forma. Ojalá ese optimismo sea correcto, pero la recuperación económica probablemente será larga y lenta. Estamos hablando una forma de U en el mejor de los casos, y probablemente más como una «carretilla».

    – Lo que nos espera

    Incluso con intervenciones masivas de los gobiernos, como el paquete de estímulo de 2 billones de dólares en Estados Unidos, las empresas y los mercados tardarán más en recuperarse de lo que la gente podría pensar. Es probable que haya muchas quiebras. Las empresas continúan operando durante una reorganización de bancarrota, pero limita severamente su capacidad de planificar, reaccionar a los cambios del mercado, contratar empleados o simplemente tener la flexibilidad que es esencial para tener éxito.La bancarrota promedio tarda 260 días en resolverse. Durante ese período, las empresas tendrán dificultades para reconstruirse. La gerencia se distraerá, mientras que la mayoría de los empleados estarán pensando en conseguir un empleo más seguro. E incluso las empresas que no necesitan protección por bancarrota necesitarán tiempo para reconstruir las líneas de crédito, volver a contratar personal y restablecer las relaciones con los clientes.Ahora considere la complejidad de la cadena de suministro global. Más del 90% de las compañías Fortune 1,000 tienen al menos un proveedor de nivel 2 (secundario) en Hubei, la provincia china alrededor de Wuhan. Menos de una de cada cinco de estas compañías tiene un proveedor de nivel 1 en la región, pero un enlace fallido puede interrumpir toda la cadena. Este eslabón se puede reemplazar, pero lleva tiempo.

    – Debilidades existentes

    También hubo debilidades previas a la crisis en la economía mundial que ahora serán aún más difíciles de manejar para un sistema económico hundido. El 40% de toda la deuda corporativa de los EE.UU. recibió una calificación BBB, justo por encima de la basura, en la crisis, mientras que solo el 30% de las acciones en circulación del mundo de bonos corporativos no financieros recibió una calificación A o superior. Una gran empresa como Kraft Heinz fue rebajada a basura a mediados de febrero, lo que significa que se considera de alto riesgo y pagará tasas de endeudamiento más altas de su deuda. Históricamente, aproximadamente el 5% de los bonos BBB se rebajan a basura cada año. En la crisis actual, espere mucho más.A pesar de los recortes en las tasas de interés de la Fed, los costos de los préstamos para las empresas ahora están aumentando dramáticamente. Con más rebajas de las agencias de calificación crediticia casi garantizadas, especialmente con muchos resultados empresariales después de Pascua, algunas compañías perderán el acceso al crédito por completo. Moody’s estima que la tasa de incumplimiento para las compañías calificadas como basura podría alcanzar un asombroso 10%, en comparación con un promedio histórico del 4%.

    Planificando los distintos escenarios

    El viejo refrán dice, espera lo mejor pero prepárate para lo peor. Una recuperación en forma de «carretilla» es nuestro escenario más probable para el que las empresas y los gobiernos deberían prepararse, un fondo largo y prolongado y una recuperación lenta y ascendente, pero incluso esto supone que las restricciones del coronavirus se eliminarán por completo en los próximos meses.En realidad, podrían no serlo. Se habla mucho sobre la inmunidad colectiva, pero aún no está claro el grado en el que las personas infectadas que sobreviven desarrollan inmunidad. Las autoridades pueden ser reacias a aflojar los controles por completo, dado lo mucho que no sabemos sobre el coronavirus.En cuanto a la carrera para desarrollar una vacuna, las vacunas contra la gripe son relativamente ineficaces. Reducen el riesgo de enfermarse en un 40% a 60%, en comparación con el 97% de las vacunas contra el sarampión y el 88% de las paperas. Podríamos terminar fácilmente en una situación en la que una vacuna COVID-19 resuelve parte del problema, pero no elimina la necesidad de algunas restricciones. Los bloqueos podrían terminar, mientras que otras medidas como el distanciamiento social, los límites de las reuniones y las restricciones de viaje continúan, tal vez de forma estacional.Corea del Sur podría ser la imagen a copiar. Hasta ahora ha evitado una crisis sanitaria al estilo español sin un bloqueo, aunque ha impuesto varias restricciones a la economía. Ha pospuesto el semestre en las escuelas y ha aconsejado a las personas que trabajen de forma remota, eviten las multitudes y las reuniones, y usen máscaras.Si esto se convierte en la nueva semi-normalidad, la industria de los restaurantes podría casi desaparecer. Pocos restaurantes pueden darse el lujo de operar a media capacidad en el mejor de los casos. La industria del entretenimiento en vivo podría ir de la misma manera, como lo harían los multiplex. Los cines de Corea del Sur han experimentado una disminución del 90% en la asistencia, por ejemplo.Los deportes en los estadios son otra víctima obvia, y no esté seguro de que las suscripciones de televisión compensarán el déficit: el rugido de la multitud siempre ha sido parte de la atracción de los espectadores en bares y salas de estar.Quizás más importante es el impacto potencial en fábricas, almacenes y trabajadores del conocimiento. Hay al menos signos esperanzadores de que los trabajadores del conocimiento, desde el diseño hasta la investigación clínica y el derecho, podrían ser más productivos fuera de la oficina. Pero, ¿las fábricas y almacenes deberán convertirse en el equivalente a salas blancas o semi-blancas? Las estimaciones para dicha conversión van de 100 a 1.000 dólares por metro cuadrado, lo que representa un costo general considerable para la economía.Estas son algunas de las cosas a tener en cuenta cuando los economistas hablan con optimismo sobre hacia dónde se dirigirá la economía mundial en los próximos meses. No queremos sonar alarmistas, pero es mejor comenzar a reflexionar sobre estas posibilidades en lugar de sorprenderse en el futuro.

    Nouriel Roubini: El mercado puede caer hasta un 40% por el coronavirus y que «Trump está muerto»

    https://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/10390177/03/20/Roubini-cree-que-el-mercado-puede-caer-hasta-un-40-por-el-coronavirus-y-que-Trump-esta-muerto.html

    José María Botellar : Cuatro escenarios para el impacto económico del coronavirus

    https://www.expansion.com/economia/2020/03/17/5e6fec20468aebcf478b4574.html

    “Escenario 1: Un mes de duración de las medidas y ausencia de generación de confianza. El rebote será más tenue. Se perdería casi el 100% de la actividad de un mes en comercio, hostelería, transporte y ocio y el 20% de la actividad de un mes en el resto de los sectores. En total, 55.188 millones de PIB y 1.376.000 empleos. Nos llevaría a un retroceso de un 4,59 puntos porcentuales del PIB sobre la previsión inicial para 2020, que dejaría la evolución del PIB en un -2,99% en términos anuales. Es un caso muy extremo. Tendría que hacerse todo muy mal para que fuese una recesión similar a la de 2009.

    Escenario 2: Un mes de duración de las medidas, pero con generación de confianza. El rebote sería más fuerte y la recuperación más rápida. Se perdería casi el 30% de la actividad de un mes en comercio, hostelería, transporte y ocio y el 10% de la actividad de un mes en el resto de los sectores. En total, 19.103 millones de PIB y 479.000 empleos. El PIB retrocedería 1,59 puntos porcentuales sobre la previsión inicial para 2020, con lo que dejaría el crecimiento anual del PIB plano, en el 0%.

    Escenario 3: Quince días de duración de las medidas y ausencia de generación de confianza. El rebote sería más tenue, aunque el quebranto menos intenso que en el escenario 1 por la menor duración de las medidas. Se perdería casi el 100% de la actividad de medio mes en comercio, hostelería, transporte y ocio y el 20% de la actividad de medio mes en el resto de los sectores. En total, 27.594 millones de PIB y 688.000 empleos. El PIB retrocedería 2,29 puntos porcentuales sobre la previsión inicial para 2020, de forma que dejaría el crecimiento anual del PIB en el -0,69%.

    Escenario 4: Quince días de duración de las medidas, pero con generación de confianza y menor plazo de medidas duras. El rebote sería más fuerte y la recuperación más rápida. Se perdería casi el 30% de la actividad de medio mes en comercio, hostelería, transporte y ocio y el 10% de la actividad de medio mes en el resto de los sectores. En total, 9.552 millones de PIB y 240.000 empleos. El PIB retrocedería 0,79 puntos porcentuales, dejando así el crecimiento anual del PIB en el +0,81%.

    Es, por tanto, imprescindible mantener con vida a las pymes con las medidas de corto plazo propuestas y, además, generar confianza suficiente para un rebote temprano y fuerte, además de lograr que las medidas más duras sean por el menor tiempo posible”

    Miriam Calabria: Qué es la recuperación económica en forma de V, U o L y cuál es la más probable

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/03/17/economia/1584443617_796884.html

    Oscar Giménez: En ‘V’, ‘U’, ‘J’ Escenarios para la recuperación económica en la vida poscoronavirus. Todos informes de gestoras y bancos prevén que la actividad se reactive tras esta crisis. La única duda es la intensidad y rapidez, pero hay consenso de recuperación

    https://www.elconfidencial.com/economia/2020-03-22/coronavirus-crisis-temporal-recuperacion-economia_2511375/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=3

    Analía Plaza :Hay tres letras que todos los analistas repiten estos días: la V, U, L. Cada una describe una potencial curva de evolución de la economía en tiempos de coronavirus:: La economía mundial entra en doble ‘shock’ por el coronavirus .China, la fábrica del mundo, se paró provocando un ‘shock’ de oferta. En otros países aumenta la desconfianza de la gente y hay un ‘shock’ de demanda

    https://www.eldiario.es/economia/economia-mundial-entra-doble-coronavirus_0_1003000498.html

    Hector Chamizo: Desde la consultora estratégica McKinsey & Company han desarrollado un informe en el que trazan todos los escenarios posibles sobre la repercusión que la pandemia de la Covid-10 puede tener sobre las principales economías del mundo.

    https://www.businessinsider.es/recuperacion-economica-crisis-coronavirus-2021-2023-610119

    en el mejor de los casos la economía de la Eurozona recuperará los niveles pre crisis durante el primer trimestre de 2021 y, en el peor de los supuestos, estima que lo hará durante el tercer trimestre de 2023, dentro de 3 años”

    Federico Steinberg: ¿Cuál es el impacto económico del coronavirus y cuáles las respuestas de política económica que exige esta situación sin precedentes?

    http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano_es/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/ari22-2020-steinberg-coronavirus-amenaza-economica-respuesta-politica-e-implicaciones

    Cecilia Barrí: Jeffrey Frankel, profesor de la Escuela Harvard Kennedy, de la Universidad de Harvard, le dice  que la posibilidad de una contracción económica «parece haber aumentado dramáticamente». «Estamos muy cerca de una recesión global»

    https://www.bbc.com/mundo/noticias-51679342

    Alejandro Ramirez entrevista a Lucía Gutiérrez-Mellado: “En los dos primeros trimestres del año vamos a ver una recesión a nivel global y en la segunda parte del año esperamos ver algo de recuperación en el crecimiento”

     

    https://www.finanzas.com/fondos-etf/coronavirus-cuanto-durara-la-recesion_20050158_102.html

    Martha Lewis : Política económica en tiempos de COVID-19 (I): Controlar la pandemia y sus efectos

    http://blognewdeal.com/martha-lewis/politica-economica-en-tiempos-de-covid-19-i-el-corto-y-medio-plazo/

     

    Martha Lewis: Política económica en tiempos de COVID-19 (II): Apoyo a trabajadores y a empresas

    http://blognewdeal.com/martha-lewis/politica-economica-en-tiempos-de-covid-19-ii-el-corto-y-el-medio-plazo/

     

    Martha Lewis: Política económica en tiempos de COVID-19 (y III): Aspectos presupuestarios

    http://blognewdeal.com/martha-lewis/politica-economica-en-tiempos-de-covid-19-y-iii-el-corto-y-el-medio-plazo/

    Rafael Domenech: El Impacto macroeconómico del Coronavirus

    https://nadaesgratis.es/admin/el-impacto-macroeconomico-del-coronavirus

    Raul Jaime Maestre:Los efectos del coronavirus sobre la economía española van a ser peores que la crisis de 2008

    https://www.elblogsalmon.com/economia/efectos-coronavirus-economia-van-a-ser-peores-que-crisis-2008?utm_source=NEWSLETTER&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_content=POST&utm_campaign=17_Apr_2020+El%20Blog%20Salm%C3%B3n&utm_term=CLICK+ON+TITLE

     

    Javier Ferri: Simulaciones sobre la capacidad de las medidas del Gobierno para  contrarrestar los efectos negativos de la crisis.

    https://nadaesgratis.es/admin/el-impacto-de-la-medidas-economicas-en-la-crisis-del-coronavirus

    El efecto conjunto de las medidas consideradas en estos ejercicios de simulación indican que, a cambio de un aumento elevado del déficit público durante 2020 (de unos 3,5 pp del PIB con respecto al escenario anterior a la epidemia) se reduce en algo menos de la mitad la caída del consumo privado en 2020 respecto al escenario sin medidas, se detiene la caída anual de la inversión (por la fuerte recuperación a partir del tercer trimestre), y se reduce a menos de la mitad la disminución del PIB en el segundo trimestre, facilitando el rebote de la economía en la segunda mitad del año y la recuperación en V de la economía. De acuerdo con las simulaciones realizadas, la caída del PIB en 2020 que en el escenario base es del 4,1% pasaría a ser del 0,6%, con un multiplicador fiscal para el conjunto de las medidas de 1,1. En el escenario alternativo menos optimista, pero igualmente verosímil, en el que el PIB disminuía un 7,9% antes de las políticas, las medidas fiscales mitigarían la caída hasta el 4,5%.Como bien afirma Mario Draghi “nos enfrentamos a una guerra contra el coronavirus y debemos movilizarnos en consecuencia.” Nuestros resultados son consistentes con el consenso de que una crisis extraordinaria como la del COVID-19 requiere hacer uso de todas las herramientas disponibles de política económica. En esta situación, las políticas fiscales deben hacer todo lo posible para mitigar las potenciales consecuencias permanentes que puede suponer esta crisis. No obstante, sus efectos serán mayores cuanto mejor se diseñen estas medidas y más rápida y eficazmente se lleven a cabo, evitando un uso poco eficiente de los recursos públicos. Y, por supuesto, cuanto menores sean los costes futuros de financiación de los abultados aumentos de deuda pública a los que van a dar lugar. Por eso es tan importante la acción coordinada y la puesta en común de políticas europeas que faciliten la financiación de todas las medidas necesarias de gasto público en el presente, y eviten cualquier tensionamiento de los mercados de deuda pública en el futuro.

    Aitor Erce: El MEDE debe ayudar frente a la pandemia: el caso de España la combinación del apoyo del MEDE y el Banco Central Europeo permitiría reforzar la sostenibilidad de la deuda española después del shock del Covid-19, e igualmente podría ayudar a otros estados de la zona euro

    https://nadaesgratis.es/admin/el-mede-debe-ayudar-frente-a-la-pandemia-el-caso-de-espana

    caixabankresearch.com : Los  primeros indicadores PMI de sentimiento de la eurozona se muestran resilientes al coronavirus.

    https://www.caixabankresearch.com/sites/default/files/documents/PE-200224-es.pdf

    https://www.caixabankresearch.com/sites/default/files/documents/PE-200224-es.pdf

    Javier García: El impacto económico del temido coronavirus: ¿debemos preocuparnos?

    https://www.caixabankresearch.com/sites/default/files/documents/im03_20_08_ei-ue_focus_2_es.pdf

     

    “Podría suceder, a nivel internacional, un  menor flujo de turistas chinos, una reducción de las exportaciones hacia el gigante asiático, disrupciones en las cadenas de suministro globales o incluso un grado de propagación del virus más allá de China (los números que presentaremos en este artículo asumen que la epidemia se circunscribe fundamentalmente a China) son los principales canales que podrían explicar el peaje que podría pagar la economía global.Antes de poner cifras a estas disrupciones, es importante recalcar que es muy complicado en estos momentos hacer estimaciones precisas del impacto que tendrá el coronavirus sobre la actividad económica global. Ello dependerá en buena parte de la capacidad de controlar el virus, lo que a su vez depende de la gestión de la crisis sanitaria, la disponibilidad de vacunas, la posibilidad de mutaciones del virus y de si la epidemia se extiende a otros países.

    Cuantificación del impacto económico

     Para dilucidar el posible impacto, resulta útil comparar el episodio actual del coronavirus con el SARS (síndrome respiratorio agudo y grave), un coronavirus originado en China en el año 2003 que comparte algunas similitudes con la situación actual. Este episodio anterior nos sugiere que estos tipos de fenómenos pueden tener un coste económico nada menospreciable, pero cuyo impacto acostumbra a ser contenido tanto en el tiempo como en la geografía, y vienen seguidos de un rebote en la actividad en los siguientes trimestres.Con todo, aunque se trata de una comparación útil para tener un punto de referencia, no es ni mucho menos concluyente de por sí: se trata de enfermedades distintas, y el estado y peso en la economía global de la economía china es muy diferente del ya lejano 2003. De hecho, el coronavirus actual es más contagioso que el SARS (a principios de febrero el número de afectados por el coronavirus ya triplicaba los afectados por el SARS en 2003), lo que sugiere que podría extenderse de forma más amplia e inducir a las autoridades a restricciones más importantes. Sin embargo, presenta una tasa de mortalidad netamente inferior (en torno al 2% frente al 10% del SARS). Asimismo, hay que tener en cuenta que el SARS alcanzó su pico en términos del número de afectados diarios con bastante rapidez, en abril de 2003 (la OMS había declarado la emergencia global el 12 de marzo), pero a partir de ahí su ritmo de avance se desaceleró y en julio dejó de ser una amenaza.Centrándonos ya en las cifras macroeconómicas, el impacto del SARS sobre el PIB de China se concentró en el 2T 2003, en el que el crecimiento se desaceleró en 2,0 p. p. (pasando de un 11,1% en el primer trimestre a un 9,1%), una ralentización muy parecida a la que capturaba nuestro índice de actividad, que mide en tiempo real la evolución de la economía a partir de los principales sectores económicos. En el tercer trimestre de ese año, sin embargo, la tasa de crecimiento volvía a recuperarse, aupada en parte por programas de estímulo fiscal y monetario. Aunque existen diferentes estimaciones sobre el impacto del SARS para el crecimiento del conjunto del año, las magnitudes acostumbran a ser de unas pocas décimas. De hecho, el informe del FMI del año siguiente hablaba de un impacto poco significativo, lo que no es de extrañar para una economía que terminó registrando un crecimiento del 10% ese año.Si asumimos que, al igual que el SARS, el coronavirus alcanza su pico en el 1T 2020 y pierde fuerza a partir de entonces, el coste en términos de crecimiento de PIB para la economía china podría rondar los 0,4 p. p. Ello supone un parón total de la economía en el primer trimestre (crecimiento del 0% en relación con el trimestre anterior) y un rebote a partir del trimestre siguiente. En este escenario, que pasa a ser nuestra previsión central, el crecimiento sería de un 5,5% en lugar del 5,9% que preveíamos anteriormente. Sin embargo, si la epidemia se prolongara y no lograse controlarse hasta el 2T, el crecimiento chino en 2020 podría bajar hasta niveles cercanos al 5,0%.Más allá del impacto en China, ¿cuál sería el impacto sobre la economía global? Si utilizamos nuestras estimaciones sobre el impacto de una desaceleración china sobre el resto del mundo1, el impacto sobre el crecimiento global se situaría en torno a 0,2 p. p., con un efecto variable en función del grado de integración de cada economía con la eco­­nomía china.No podemos acabar el artículo sin insistir en el hecho de que la incertidumbre sobre el impacto del coronavirus es muy elevada. A nivel global, las repercusiones deberían ser algo mayores que en 2003 dado que China es una economía mucho más integrada en la economía global (actualmente representa un 17% del PIB global frente al 4% en 2003). A nivel interno, la economía china también tiene una estructura productiva muy diferente a la de 2003: el peso del consumo privado es menor actualmente (39% del PIB frente al 43% en 2003), lo que sumado al auge del comercio online puede amortiguar en cierta medida el impacto negativo del COVID-19. Ahora bien, el mensaje de este artículo es claro: el coronavirus es un foco de riesgo importante que tendrá impacto en los datos de crecimiento de este año. Por tanto, es un fenómeno que habrá que seguir muy de cerca, y no solo desde las ciencias médicas”

    Juan Ramon Rallo: El coronavirus como un ‘shock’ de oferta. Los daños económicos que vaya a generar el coronavirus no vamos a poder contrarrestarlos de ningún modo significativo

    https://blogs.elconfidencial.com/economia/laissez-faire/2020-02-28/coronavirus-shock-oferta_2474011/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=3

    “El coronavirus comenzó siendo un ‘shock’ de demanda para la Unión Europea: China sufrió un ‘shock’ de oferta que le impedía producir (el coronavirus), por ello redujo su gasto nominal (incluyendo sus importaciones desde la Unión Europea) y, como consecuencia, nuestras empresas pasaron a ingresar menos (de modo que también habrán tendido a producir menos). Sin embargo, ya en ese momento, la crisis contenía elementos de un ‘shock’ de oferta para la propia Unión Europea: en la medida en que muchos de los bienes y servicios fabricados por las compañías europeas contienen productos intermedios manufacturados en China (cadenas globales de producción), la interrupción de la actividad allí puede detener la producción aquí. Ahora bien, conforme la epidemia va extendiéndose por Europa (norte de Italia, de manera paradigmática), la propia actividad en el continente va suspendiéndose, de modo que el ‘shock’ de oferta se dará del todo internamente y, con él, un ‘shock’ de demanda que rebotará sobre otras partes del planeta.En este contexto, las políticas de estímulo del gasto sirven en general de poco: si el Estado (por razones sanitarias) impide que los trabajadores vayan a trabajar —o si no pueden ir a trabajar porque sus proveedores no les suministran los bienes intermedios que necesitan—, entonces fomentar un mayor gasto nominal no hará que aumente el PIB real… Solo incrementará los precios. No se trata de falta de gasto, sino de falta de actividad. De ahí la impotencia a la que acaso terminemos enfrentándonos para reavivar la economía si la epidemia continúa extendiéndose y socavando nuestras bases productivas.Lo anterior no significa que las políticas de demanda no puedan ejercer alguna influencia favorable en el corto plazo. Por un lado, si los agentes aumentan su atesoramiento ‘precaucionario’ en un contexto de mayor incertidumbre (es decir, dejan de gastar por ‘lo que pueda venir’), una política fiscal expansiva (rebaja de impuestos, por ejemplo) podría contrarrestar parte del ‘shock’ endógeno de demanda que experimentaríamos; por otro, si muchas empresas cesan su actividad y se ven asfixiadas por los pagos de su deuda, una política monetaria expansiva (aunque aquí ya haya muy poco margen real) podría facilitar su refinanciación a la espera de que se normalice la situación y así evitar una crisis mucho más persistente en el tiempo. Pero en ambos casos el margen es estrecho (y también con contrapartidas negativas) ante un ‘shock’ de oferta. En definitiva, los daños económicos que vaya a generar el coronavirus no vamos a poder contrarrestarlos de ningún modo significativo: como mucho, lograremos que una vez superemos la epidemia, estos no se vuelvan persistentes en el tiempo (la tan soñada recuperación en V, o al menos en U). Siendo así, lo que en todo caso deberíamos evitar es agravar esos daños todavía más: es decir, no adoptar políticas que magnifiquen el ‘shock’ de oferta que inevitablemente vamos a experimentar. Por desgracia, ya sabemos que las crisis son el mejor caldo de cultivo para el peor populismo político

    Sara Gimenez: Las perspectivas de las gestoras de fondos internacionales,  AXA IM, Groupama AM, Natixis IM y Schroders sobre qué forma tendrá la curva de recuperación económica tras el Coranovirus

    https://www.rankiapro.com/como-afecta-coronavirus-mercado-chino/

    “La curva de la recuperación es la representación gráfica sobre el impacto del coronavirus en la economía, la parte baja de la curva representa la máxima caída y el tiempo que durará según el aislamiento y la longitud vendrá determinada por el tiempo necesario hasta conseguir una estabilización de la situación.

    Recuperación económica tendrá la  forma swoosh (el logotipo de Nike).:AXA Investment Managers

    Lo que importa a muy corto plazo es la conmoción del ingreso agregado, y en este frente, creemos que podemos permitirnos relajarnos. El apoyo federal es bastante generoso, completando los beneficios estatales en hasta USD600 por semana durante hasta cuatro meses. En promedio, esto significa que los empleados elegibles que dependen de los beneficios de desempleo obtendrán el equivalente de los ingresos medios en el trabajo (marginalmente al sur de USD 4,000 por mes).

    Por ahora, la capacidad de gasto de los hogares es esencialmente igual. El gobierno ha sustituido al sector empresarial para pagar salarios en las industrias más afectadas. Podemos trabajar a través del costo fiscal con suposiciones simples. El presidente de la Reserva Federal de Saint Louis, James Bullard, declaró que la tasa de desempleo podría alcanzar el 30% temporalmente en los Estados Unidos. Esto le costaría al gobierno federal USD 120 mil millones por un mes completo de indemnización, es decir, 0.6% del PIB.

    Sin embargo, el problema es cuánto tiempo tendremos que esperar antes de que la situación comience a normalizarse y, lamentablemente, nos preocupa el «costo hundido» que ha provocado la vacilante respuesta sanitaria inicial en los Estados Unidos.

    En resumen, dado que el gasto del consumidor posiblemente se vea afectado por una mayor propensión a ahorrar y posibles frenos potenciales a la inversión, creemos que el escenario más probable es que el bloqueo posterior al rebote de la economía mundial sea bastante suave. El PIB mundial seguiría una forma swoosh (el logotipo de Nike).

    La curva de la recuperación no será en forma de V:Groupama AM

    En China se confirma el reinicio del aparato productivo tras dos meses de confinamiento. Según las encuestas de la Oficina Nacional de Estadística, el índice PMI del sector manufacturero estuvo en marzo por encima de la línea de los 50 puntos, pasando de 35.7 a 52. El repunte está en línea con la encuesta de Caixin / Markit (de 40.3 a 50.1). Al mismo tiempo, la actividad del sector servicios también se ha recuperado. El índice PMI no manufacturero rebotó hasta los 52.3 puntos desde 29.6 en febrero.

    El repunte de los índices PMI es alentador. Sin embargo, es importante no sobreinterpretar estos resultados. En primer lugar, estos últimos simplemente reflejan la mejoría en las evaluaciones cualitativas de los directores de compras respecto a la situación en marzo en comparación con el mes de febrero, durante el cual se observó el pico de la epidemia y el confinamiento. De hecho, los índices se establecen sobre la base de encuestas mensuales realizadas con empresas a las que se les pregunta: «¿La situación ha mejorado, deteriorado o se ha mantenido estable en comparación con el mes anterior?».

    En segundo lugar, el repunte en los PMI no significa que el aparato productivo de China haya vuelto a la normalidad. A 27 de marzo, la economía operaba al 75% de su capacidad normal. Según el Ministerio de Comercio, la tasa de recuperación es del 78% en la industria. Es más variable en la actividad de servicios: 99% para supermercados, 95% para tiendas minoristas, 80% para el sector de restauración y solo 60% para la hotelería. Finalmente, la tasa de recuperación de negocios sigue siendo baja en Hubei, el centro de la epidemia. Se estima en 54% a 27 de marzo.

    Finalmente, si no hay dudas sobre la recuperación de la actividad, esta no será en V. De hecho, después del grave shock en el primer trimestre, la economía tendrá que hacer frente a muchas incertidumbres, por lo que la fase de convalecencia será larga. Mantener las medidas de precaución ante el riesgo de un resurgimiento de la epidemia a través de casos importados va a frenar el impulso de la recuperación, al igual que la perspectiva de una recesión global. Pero la mayor preocupación se deberá a la trayectoria de la demanda interna y al riesgo de demora en términos de apoyo de las autoridades a la actividad. Sobre este tema, está claro que Beijing parece adoptar un enfoque prudente hasta ahora, lo que contrasta con su gestión de la crisis de 2008-2009, tanto en términos de velocidad como de alcance. En este momento, solo se han movilizado herramientas monetarias para satisfacer las necesidades de liquidez de los bancos y estimular su distribución del crédito (bajadas en los tipos interbancarios, el tipo de repo inversa y los ratios de reservas obligatorias. Por otro lado, los tipos de interés de préstamos que tienen un impacto directo en los créditos otorgados al sector privado se mantienen sin cambios. En el aspecto fiscal, si se han anunciado medidas, que incluyen recortes de impuestos para las PYME, subvenciones para los hogares con bajos ingresos y reducciones de impuestos para las compras de automóviles, el nivel de detalle con respecto al calendario de implementación y sobre todo, la cantidad del presupuesto de estímulo sigue siendo muy vago.

    Según nuestras últimas proyecciones, sin el apoyo de las autoridades, el crecimiento del PIB del país podría caer por debajo del 2% en 2020. Esta es una tasa de crecimiento que Beijing no podrá permitirse por razones sociales y políticas. Tarde o temprano, se necesitará un gran paquete de estímulos. Probablemente se implementará con herramientas diferentes a las anunciadas durante la crisis de 2008-2009 para limitar el otro riesgo al que se enfrenta la economía china: la inestabilidad financiera vinculada al alto nivel de deuda. Como recordatorio, el gobierno chino anunció en noviembre de 2008 un enorme plan de estímulo de 4 billones de yuanes (13% del PIB en ese momento) para impulsar la demanda interna en 2009-2010. El programa se centró en inversiones en infraestructuras públicas a través de la expansión del crédito bancario. Finalmente, condujo a un fuerte aumento de la deuda del sector privado. Desde 2007, ha aumentado en casi 90 puntos del PIB, hasta el 205% del PIB a finales de 2019.

    La curva de la recuperación tendrá forma de U:Natixis IM

    Es una lección que debería haber sido aprendida de la crisis de 2008: confiar en que, en momentos de crisis, una clase concreta de activo vaya a tener el rendimiento que se espera de ella en relación a otros activos es confiar en algo demasiado incierto. La gente tiende a pensar en el oro y en los bonos del Tesoro de EE UU como valores seguros por su amplia liquidez. Pero cuando hay una fuerte caída del mercado y los inversores tienen que afrontar sus ‘margin calls’, lo que suele ocurrir es que lo que primero se vende es aquello que es considerado de forma generalizada como líquido y de alta liquidez. Los inversores deberían empezar a repensar qué significa realmente ‘valor refugio’. Ciertamente hay valores refugio, pero no tienden a comportarse como la gente espera.

    Los inversores empiezan a darse cuenta de que las medidas de confinamiento van a durar más de lo que esperaba. De hecho, incluso cuando Italia han aparecido los primeros signos de estabilización del brote, las medidas más estrictas de confinamiento se han vuelto a extender por dos semanas más y Alemania está siguiendo el mismo camino”. “Los primeros datos de PMI (Purchase Managers Index) de EE UU no han sido tan malos como se esperaba, pero eso parece responder a la fecha en la que se realizó la encuesta y esperamos que los futuros datos reflejen un deterioro mayor de las condiciones económicas en EE UU. Sabemos que los datos van a ser malos, la cuestión es cuánto de malos y durante cuánto tiempo. No esperamos una curva de recuperación en V, sino en U y solo de manera gradual, por lo tanto, también anticipamos volatilidad y riesgos a la baja en el mercado. De momento, creemos que los bancos centrales han triunfado en mantener bajos los riesgos sistémicos para evitar una crisis de crédito, pero seguimos vigilando cómo podrán contenerse las suspensiones de pagos o quiebras de empresas si éstas se producen.

    La curva de la recuperación tendrá la   forma de V:Schroders

    La economía mundial se encuentra en mitad de un parón repentino. Toda la actividad se ha frenado por las medidas adoptadas por los gobiernos en virtud de contener la expansión del coronavirus. Teniendo en cuenta este contexto, hemos revisado nuestras previsiones y creemos que el PIB mundial experimentará una recesión severa en 2020, especialmente durante el segundo trimestre del año.

    Según nuestras previsiones, la contracción de la actividad mundial en 2020 de un 3% superará la observada durante el primer año de la crisis financiera de 2008, cuando el PIB mundial se contrajo en un 0,5%.

    Sin embargo, a diferencia de la gran crisis financiera, sí que vemos posible un rebote relativamente rápido. En este sentido, tras la recesión de 2008, la economía de Estados Unidos tardó casi tres años en recuperar el nivel de PIB alcanzado antes de la crisis. Sin duda, una de las recuperaciones más lentas de las que se tiene constancia.

    Uno de los motivos por los que se retrasó el crecimiento fue la burbuja de la deuda; bancos y hogares se centraron en reducir sus préstamos, a pesar de que los bancos centrales redujeron los tipos de interés hasta los niveles más bajos registrados. El proceso de reducción de la deuda fue largo y duro y aún no ha terminado para los hogares, que siguen reduciendo su apalancamiento y recortando la deuda en relación con los ingresos. Sin duda, las cicatrices de la crisis de 2008 son profundas.

    No obstante, esta vez se espera algo diferente, ya que, en lugar de forma de L, creemos que la recuperación tendrá una trayectoria en forma de V. Sobre todo, porque creemos que Estados Unidos volverá a sus niveles normales de actividad durante el tercer trimestre de 2020. Esperamos que el fin de las restricciones de movimiento, la vuelta al trabajo y de la situación cotidiana para los negocios impulse esta previsión.

    Pese a ello, no se recuperará todo a la vez y habrá algún daño permanente, pero la vuelta a la actividad traerá una importante reaceleración del crecimiento, especialmente cuando se apoye en una política monetaria y fiscal flexible.

    El principal riesgo para nuestra previsión de una curva de recuperación en forma de V es, sin duda, una posible réplica del virus durante el tercer trimestre de este año, lo que tendría un efecto negativo para el cuarto trimestre.

    «El principal desafío es que las medidas que se han implementado para contener el virus -o algo igual de efectivo para reducir la transmisión- deberán mantenerse hasta que se disponga de una vacuna (potencialmente 18 meses o más), dado que prevemos que la transmisión se recuperará rápidamente si las medidas se relajan».

    Análisis del Imperial College London

    Sobre esta base, la economía podría experimentar una serie de réplicas tras el brote inicial, con la reimposición y el levantamiento de restricciones para gestionar la capacidad del sistema de atención sanitaria para hacer frente al número de casos críticos. En términos económicos, esto llevaría a una doble recesión con el cierre de empresas al restablecerse las restricciones de movimiento.En este escenario, la curva de recuperación tendría una trayectoria en «W» para el PIB de los Estados Unidos que contrasta con la «V» de nuestro escenario base y la «L» experimentada durante los dos primeros años la depresión de 2008. La trayectoria del PIB mundial sería similar con otros países que siguen la misma política de intentar contener el virus para gestionar el brote de acuerdo con la capacidad de su sistema de salud.Según esta proyección, el nivel de producción volverá a la base de referencia a finales de 2021 y es probable que el crecimiento sea robusto al final del período, a medida que la confianza vuelve a la economía y el gasto se fortalezca. Esperamos, además, que la política monetaria siga siendo flexible durante este período, estimulando la reanudación del endeudamiento y la inversión en viviendas y equipamiento empresarial.También es probable que la política fiscal se mantenga flexible, ya que la economía seguirá teniendo dificultades cuando se establezcan los presupuestos

    NOTICIAS & OPINIONES VARIAS DE ACTUALIDAD

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    • portelap@gmail.com
    • BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA agendadeprensa.org
    • Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse.
    • La primera manera para suscribirse es mediante una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria
    • kutxabank
    • IBAN ES09
    • 2095 0334 8091 0306 8877
    • La otra modalidad de suscripción funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:
    • Autorización de cargo en cuenta
    • Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX
    • NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ
    • Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
    • Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:
    • portelap@gmail.com

     

     

     

     

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2020
L M X J V S D
« May   Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Artículos anteriores