• Coronavirus: los peligros del contagio emocional negativo

    https://theconversation.com/coronavirus-los-peligros-del-contagio-emocional-negativo-134832

    https://institucional.us.es/blogimus/2020/03/como-estimar-el-numero-de-infectados-reales-por-covid-19-el-caso-de-andalucia-e-italia/

    https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/FMfcgxwHMZLFZBrnngLtTGsqKsQXZdPC?projector=1&messagePartId=0.1

    Ignacio del Castillo:Los héroes del MWC 2020. Gracias sean dadas  a  LG, Ericsson, Amazon et alter

    https://www.expansion.com/blogs/tecnoestrategias/2020/03/27/los-heroes-del-mwc-2020-gracias-lg.html

    Manuel Ansede:¿Cómo se está propagando el nuevo coronavirus?. Los científicos investigan la posible transmisión aérea del virus, que permanece horas en las monedas y días en los grifos

    https://elpais.com/ciencia/2020-03-19/como-se-esta-propagando-el-nuevo-coronavirus.html?rel=lom

    Sergio Para: La masturbación puede ser una ayuda para protegerte de infecciones víricas y bacterianas

    https://www.xatakaciencia.com/salud/masturbacion-puede-ser-ayuda-para-protegerte-infecciones-viricas-bacterianas?utm_source=recommended&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_campaign=29_Mar_2020+Xataka%20Ciencia

    Armando B. Ginés: Distorsiones y mentiras a propósito del coronavirus

    https://iniciativadebate.net/2020/03/23/distorsiones-y-mentiras-a-proposito-del-coronavirus/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+IniciativaDebate+%28Iniciativa+Debate+P%C3%BAblico%29

    Ignacio Gomá: No va la cosa por las a mi juicio soporíferas comparecencias de Sánchez, aunque quizá sería importante que recordara las recomendaciones de Quintiliano. Por ejemplo, la modestia: hay que evitar a toda costa la autoalabanza, porque despierta no sólo el aburrimiento (fastidium, dice Quintiliano) de los oyentes sino también su animadversión, censurando los versos de Cicerón en los que se elogiaba a sí mismo como salvador de Roma, el conocido y cacofónico “o fortunatam natam me consule Romam!’

    https://hayderecho.expansion.com/2020/03/28/el-decoro-institucional-tambien-en-tiempos-de-crisis/

    Javier G. Jorrin: Las empresas tendrán que abonar en los próximos meses los impuestos del primer trimestre, asumir los permisos retribuidos de los trabajadores y con restricciones para acometer despidos

    https://www.elconfidencial.com/economia/2020-03-29/sanchez-para-economia-contra-las-cuerdas-empresas_2523483/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=apertura

    Jorge Zuloaga: El grifo del crédito a las empresas se ha abierto por completo en los últimos días para afrontar su primer gran reto del parón del coronavirus: las nóminas de marzo, los  pagos a proveedores, el alquiler de oficinas y locales y el pago del IVA. Las fuentes consultadas señalan que no se esperan grandes problemas de momento

    https://www.elconfidencial.com/empresas/2020-03-28/empresas-piden-avalancha-credito-pagar-nominas-marzo_2520644/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=apertura

    Victoria Prego: Pero ya se están oyendo, y no a lo lejos sino aquí mismo, los redobles que anuncian otra batalla de muy distinta índole, la batalla política en la que la izquierda y la derecha se van a meter de lleno para intentar convencer al tan atribulado como indignado ciudadano de que la culpa es del otro.

    https://www.elindependiente.com/opinion/2020/03/27/ya-se-oyen-los-redobles-de-la-batalla-politica-que-se-avecina/?utm_source=Usuarios+con+newsletter&utm_campaign=bf0cea9fce-EMAIL_CAMPAIGN_2018_09_25_06_57_COPY_01&utm_medium=email&utm_term=0_19d740f1b0-bf0cea9fce-50414599

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    HA MUERTO DE CORONAVIRUS KRZYSZTOF PENDERECKI

     

    Ha muerto a los 86 años de edad  el gran compositor polaco Krzysztof Penderecki . Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2001. Compositor importantísimo del que no hemos ofrecido nada en la Agenda Prensa  pero del que podíamos haber ofrecido todo. De momento huyo del tópico del Réquiem Polaco y lo incluyo en el lamento semanal dedicado a todos los muertos por coronavirus hasta ahora:

    De Jephté, oratorio bíblico de Giacomo Carissimi: Plorate, filii Israel (llorad, hijos de Israel), (1648):

     https://youtu.be/2PLnla_I9gQ

     

    Krzysztof Penderecki dirigiendo la Orquesta Nacional de España en febrero de2017

    Y de Penderecki, su famosísimo e ineludible Threnodi por las víctimas de Hiroshima: https://youtu.be/Dp3BlFZWJNA

    y una música buenísima, El paraíso perdido , “representación sacra en dos partes”, con libreto de Christopher Fry basado, evidentemente, en el “Paradise lost» de John Milton (1978). Grabación del estreno el 29 de noviembre de 1978 en la Lyric Opera de Chigago. Primera parte:

    https://youtu.be/_Z75cdL2Kv8

    AGENDA DEL DOCUMENTAL DE MARIVI  IBARROLA

    delavapiesalacabeza@gmail.com

    La Qu con acento de Marivi Ibarrola. El Qué. Quién. Cómo. Dónde y Cuándo del documental

    Director : Stelios Haralambopoulos: La noche en que Fernando Pessoa se encontró con Konstantinos Kavafis Grecia 2009

    https://archive.org/details/TheNightFernandoPessoaMetConstantineCavafy

    El portugués Fernando Pessoa y el griego Constantine Cavafy fueron dos de los más grandes poetas del siglo XX, y los gigantes literarios , se conocieron en 1929 a bordo de un transatlántico que transportaba inmigrantes a los EE. UU. Se basa en el testimonio de un hombre que afirma que tal encuentro tuvo lugar. Al imaginar cómo debe haber sido esa reunión, ofreciendo una mezcla innovadora de imágenes de archivo y recreaciones ficticias de los poetas que interactúan con uno de los pasajeros inmigrantes del barco”

     

    Directores: Alvaro Bermejo &  David Herranz: Emilio Lledó. Mirar con palabras, TVE, 2020

    https://www.rtve.es/alacarta/videos/imprescindibles/imprescindibles

     

    Es una ventana a la reflexión y al optimismo y a buscar lo mejor de nosotros mismos. Emilio Lledó utiliza las palabras con una precisión poco común. Su tono habitual es el de ecuanimidad y equilibrio. En palabras del pensador, no puede haber libertad de expresión si no existe libertad de pensamiento.”

    Director Tim Wardle: Tres trillizos deconocidos (Three Identical Strangers)  2019

    https://www.youtube.com/watch?v=a9YVts6mUgY

     

    Tres trillizos estadounidenses que se vieron por primera vez a los 19 años de edad, en 1980. Ninguno de ellos tenía ni la menor idea de la existencia de sus hermanos y el encuentro fue totalmente fortuito cuando dos coincidieron en una universidad del estado de Nueva York. Fueron dados en adopción a familias diferentes, una rica, otra de clase media y otra de carácter más modesta. Se ha realizado un valiosísimo documento de investigación.Se hicieron muy mediáticos, incluso aparecieron echándole un vistazo a Madonna en la película Buscando a Susan deseperadamente

     

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Francesc Torralba: Elogio de la madurez

     

    https://player.fm/series/series-2338048/elogio-a-la-madurez

    Andy Robinson: Oro, petróleo y aguacates

    http://www.agenciabalcells.com/nc/noticias/noticias/news/entrevista-a-andy-robinson-en-el-programa-late-motiv-de-andreu-buenafuente-13062016/

    Ima Sanchis entrevista a Irene Vallejo: Ya lo decía Pericles: no nos podemos salvar a título individual”

    https://www.lavanguardia.com/lacontra/20200328/48119855326/ya-lo-decia-pericles-no-nos-podemos-salvar-a-titulo-individual.html

    Silvia Moreno entrevista a María Sirvent: «El PSOE no se debe arrogar los logros del feminismo»

    https://www.elmundo.es/papel/2020/03/03/5e5cdd8c21efa0364a8b4583.html

    Paloma Barrientos entrevista a  Massiel: «Mi perro Lenin sabe que algo está pasando»

    https://www.vanitatis.elconfidencial.com/famosos/2020-03-26/massiel-entrevista-coronavirus-perro-lenin_2517447/

    Cuidado con la liquidez de los Fondos de Inversión

    https://www.elconfidencial.com/mercados/2019-08-13/cnmv-fondos-gestoras-informacion-liquidez_2169603/

    https://www.elespanol.com/invertia/mercados/20200126/preparados-nuevo-corralito-riesgo-liquidez-acecha-mercado/462704425_0.html

    https://www.bolsamania.com/fundsnews/noticias/gestoras/cnmv-no-minimos-liquidez-fondos-mercado-estresado–3760772.html?gclid=Cj0KCQjwjoH0BRD6ARIsAEWO9DsoAhCG10BhVlu2ZtuDxcBV48dGUw4Hfwrxo_1DG5z5lNAanPclfmEaAocqEALw_wcB

    https://www.capitalradio.es/noticias/fondos/luis-guindos-advierte-riesgo-liquidez-fondos-inversion_48542822.html

    https://www.elconfidencial.com/mercados/2020-03-28/burbuja-estallo-estampida-200-000-millones-dolores_2522636/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=sections

    María Igartua:  Cuidado con la «trampa de la liquidez» en todos los activos… incluida la bolsa. En el pasado eran los bancos los que se tenían que preocupar por las colas de gente a sus puertas reclamando su dinero pero que ahora esto ocurre fuera de la vista pública

    https://www.elconfidencial.com/mercados/2019-07-17/ruffer-alerta-trampa-liquidez-todos-activos_2128439/

    Oscar Giménez: Auditoría exprés de la CNMV a la liquidez en renta fija ante los reembolsos de los fondos. El supervisor intensifica los contactos con las gestoras para analizar la situación del mercado de renta fija. Los reembolsos de fondos de bonos superan los 1.000 millones en marzo

    https://www.elconfidencial.com/mercados/2020-03-23/cnmv-fondos-renta-fija-bonos-liquidez_2509299/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=sections

    Gonzalo Garteiz:  La intervención el pasado viernes de la agencia de valores Esfera Capital a petición de ésta, según ha informado la Comisión Nacional del Mercado de Valores, se produce de manera extraña ya que la CNMV había llevado a cabo una inspección sobre el cumplimiento de los reglamentos y el examen de las partidas contables. El documento de la auditoría de las cuentas individuales, hecha pública en el registro del regulador el mismo día de la intervención, subraya que el resultado de la inspección se pondría en conocimiento del consejo de administración, pero hasta el viernes no lo había transmitido por lo que parece

    http://www.lacelosia.com/la-agencia-intervenida-esfera-capital-acumulaba-irregularidades-mientras-la-cnmv-la-investigaba/?utm_source=Lista+de+Correo+-+La+Celos%C3%ADa&utm_campaign=f73c815aaf-RSS_EMAIL_CAMPAIGN&utm_medium=email&utm_term=0_87d59ff837-f73c815aaf-51619857

    “Resulta sorprendente que con un agujero patrimonial de hasta 6 millones de euros, o sea seis veces el patrimonio, la CNMV insista en que interviene a petición de la agencia de valores. Lo cierto es que no se comprende como registrándose las cuentas el mismo día de la intervención, el auditor de Capital Auditors and Consultants, Javier Sánchez Serrano, no incorpora esta intervención como hecho posterior al cierre, siendo como es una medida muy grave.Es más, este mismo auditor firma el informe de auditoría de las cuentas consolidadas de la agencia Esfera Capital con fecha del miércoles próximo, lo que da idea de la situación de infección mental que han sufrido los gestores propietarios y fundadores de esta sociedad, miembros de la familia almeriense Andrés Ruiz, y el propio auditor.Aunque esta agencia de valores no alcanzaba los 150 millones de carteras gestionadas, el hecho de que sea intervenida una sociedad participante directo en el mercado de valores, por un desfase patrimonial en el valor de los derivados gestionados para algunos clientes, exige luz y taquígrafos para que los inversores no vean mermada la confianza en quienes depositan el dinero.En las cuentas del ejercicio pasado, registradas, recordamos, el mismo día de la intervención, ya se apunta por el auditor que la sociedad incumple el requerimiento de solvencia y no tiene el mínimo de la reserva legal que exigen las normas. La agencia de valores duplicó su activo de 15 a 31 millones, mediante dos apuntes en activo y pasivo: crédito a intermediarios financieros y deudas con particulares, respectivamente. Demasiado singular para no ser objeto de escrutinio.Hay que recordar que en junio del año pasado, dos fondos de Esfera Capital hicieron corralito, es decir los inversores de estos fondos no podían obtener el reembolso por el cierre temporal decretado por Esfera, una acción autorizada por la CNMV”

     

    INFORMACIONES & OPINIONES VARIAS DE ACTUALIDAD

    Diarioabierto.es: El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha coordinado el abono, hasta el momento, de 4.347 millones de euros como pago de las ayudas directas de la PAC, lo que supone el 89% del total de pagos directos correspondientes a la campaña de 2019

    https://www.diarioabierto.es/492333/abonados-4-347-millones-de-las-ayudas-directas-de-la-pac-de-la-campana-2019

    Alicia García :Desde el verano de 2019 una plaga de langostas avanza por el Cuerno de África, la peor que se recuerda en décadas. Esta plaga de insectos ocupa miles de kilómetros cuadrados devorando las cosechas que encuentra a su paso, y se extiende por más de quince países, con Kenia, Somalia y Etiopía en el epicentro de la crisis. Las langostas amenazan la seguridad alimentaria de alrededor de veinticinco millones de personas en una región golpeada además por la sequía, la inestabilidad política y los conflictos

    https://elordenmundial.com/plaga-langostas-cuerno-de-africa/?utm_source=Bolet%C3%ADn+-+El+Orden+Mundial&utm_campaign=84a3c3a152-EMAIL_CAMPAIGN_2020_03_28_10_51&utm_medium=email&utm_term=0_1474f3cc19-84a3c3a152-100093113

    Estos insectos representan un grave peligro, ya que un enjambre de un kilómetro cuadrado de extensión puede llegar a concentrar más de 150 millones de langostas y devorar al día el alimento de 35.000 personas, amenazando la seguridad alimentaria de veinticinco millones de personas. En Kenia actualmente hay enjambres de sesenta kilómetros de largo y cuarenta de ancho. La FAO, la organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, ya ha calificado la situación como “extremadamente alarmante” y ha lanzado una petición de ayuda internacional para combatir a los millones de langostas que avanzan por el Cuerno africano y que de no controlarse podría llegar a aumentar hasta quinientas veces para junio”

    Eduardo Bayona: La emergencia sanitaria está haciendo aflorar con toda su crudeza las averías sociales y el aumento de la desigualdad que habían venido consolidándose, o quizás cronificándose, en un país que conforme iba progresando en la recuperación de la anterior crisis era capaz de batir de manera simultánea sus récords de generación de riqueza y de desigualdad, o de disparar la ocupación mientras alcanzaba nuevas marcas de trabajadores pobres y de precariedad laboralhasta llegar a una vergonzante situación en la que, oficialmente, nueve millones de ciudadanos, o más de tres millones y medio de hogares, subsisten por debajo del umbral de la pobreza como consecuencia de la combinación de la inseguridad laboral, el empleo inestable y los bajos salarios

    https://www.publico.es/sociedad/coronavirus-pandemia-destapa-fragilidad-social-empresarial-pais.html

    .Jose Luis de Haro: La economía china ha caído un 13,5% mientras que el mercado laboral se ha contraido el 30%

    https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10446948/03/20/La-guerra-entre-EEUU-y-China-pone-en-jaque-la-recuperacion-mundial.html

    «China se encuentra ahora en la etapa de recuperación pero ésta dependerá de la evolución de las infecciones a nivel mundial. Al mismo tiempo, en un momento en que EEUU se convierte en el nuevo núcleo global de las infecciones, las cifras oficiales procedentes de China continúan generando incredulidad. Caixin apuntaba en un informe que muchas de las personas que murieron tenían síntomas de Covid-19, pero no fueron examinadas y por ello excluidas del recuento oficial.Durante las últimas semanas, las tensiones diplomáticas entre ambos países han aflorado a través de distintas fuentes. El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, se sumaba a Trump al referirse al coronavirus como el «virus de Wuhan» mientras un portavoz del Ministerio de Exteriores chino instigó rumores en Twitter acusando al miembros del ejército de Estados Unidos de ser los responsables del brote. Las rencillas relacionada con el coronavirus están reforzando aún más el distanciamiento entre las dos mayores economías del mundo en otros ámbitos. De hecho, según Reuters, esta semana funcionarios de la administración Donald Trump acordaron nuevas medidas para restringir el suministro global de chips a Huawei, a medida que la Casa Blanca aumenta la presión sobre China. Los cambios, de ser implementados, obligaría a las compañías extranjeras que usan semiconductores estadounidenses en sus equipos a obtener una licencia antes de suministrar ciertos productos a Huawei”

    Anxo Sánchez:Creo que no exagero cuando digo que de un tiempo a esta parte tenemos a la inteligencia artificial (IA)  hasta en la sopa. En los medios, en tertulias, en artículos y congresos científicos se discute de todo lo que va a hacer la IA por nosotros, o de lo mala que es la IA porque servirá para controlarnos o para quitarnos trabajos. En este contexto, me parece importante aportar algo de rigor a esta conversación y, en particular, mostrar que la IA tiene sus límites y que no le podemos exigir que vaya más allá; de paso, veremos que nosotros también estamos limitados, por lo que es posible que la ayuda de la IA, bien utilizada, sea más importante de lo que parece

    https://nadaesgratis.es/anxo-sanchez/justicia-los-limites-de-la-inteligencia-artificial

    Lo que voy a discutir hoy es un trabajo de Jon Kleinberg (uno de los investigadores más importantes en computación y en particular en el campo de la IA y sus límites), Sendhil Mullainathan y Manish Raghavan que demuestra que no es posible diseñar algoritmos justos para un cierto tipo de decisiones. Así de tajante; y precisamente porque es así de tajante, porque es un teorema matemático en realidad, es por lo que me parece un resultado valioso. Seamos precisos, pues. El trabajo se centra en un tipo de problemas bastante general: la toma de decisiones. Esto incluye, por ejemplo, las herramientas que se están usando en la justicia americana para asistir a los jueces cuando tienen que decidir si dejan en libertad bajo fianza, o condicional, o incondicional a los procesados. La más común es un algoritmo llamado COMPAS, sobre la que se viene discutiendo mucho recientemente tanto desde el punto de vista de su utilidad o precisión como sobre sus aspectos éticos. Otros casos que caen dentro de este tipo de problemas son las decisiones médicas: los médicos pueden usar algoritmos que les indican las probabilidades de que el enfermo tenga unas enfermedades u otras. Incluso la admisión de alumnos en las universidades americanas está siendo tratada con algoritmos de IA.¿Qué características básicas definen estos problemas?  Primero, los algoritmos producen un número, llamémosle «factor de riesgo», que sirve a una instancia superior, típicamente una persona o un comité, para decidir sobre alguien. Segundo, la tarea que ejecuta el algoritmo es clasificar a las personas en función de alguna propiedad: van a reincidir en su crimen, tienen cierto tipo de cáncer, o están interesados en un producto (por ejemplo, para anuncios personalizados). Y tercero, esos factores de riesgo que proporciona el algoritmo son típicamente no binarios (es decir, no son «sí-no») sino estimaciones de la probabilidad de que la persona tenga la característica que nos interesa.El problema es ahora garantizar que el algoritmo es «justo». ¿En qué sentido? Bueno, si aplicamos el algoritmo a dos o más clases de personas, separadas por atributos que no tienen que ver con lo que se decide, debería tratarlas a todas por igual. Por ejemplo, la justicia en Estados Unidos debe tratar por igual a blancos y negros, o los anunciantes deben tratar por igual a hombres y mujeres, digamos. ¿Y qué debemos pedir al algoritmo para considerarlo justo, para que cumpla esa igualdad de tratos entre grupos? Básicamente, necesitamos que cumpla tres condiciones (que se pueden presentar más formalmente, y aconsejo a los interesados en esa precisión el trabajo original; aquí voy a usar la presentación más introductoria contenida en el mismo artículo):

    1. Buena calibración: si el algoritmo asigna a un grupo de personas una probabilidad x de tener la característica de interés, entonces aproximadamente una fracción x de ese grupo de personas deben tener la característica. Esto debe ser cierto por separado para cada grupo de personas: por ejemplo, una fracción x de los hombres y una fracción x de las mujeres para las que el algoritmo sugiere que tienen una probabilidad x de querer cierto producto debe quererlo realmente.
    2. Balance en positivos: el factor de riesgo promedio que se asigna a las personas que tienen la característica debe ser independiente de su grupo. Si esto no se cumple, estaríamos asignando sistemáticamente a los positivos de un grupo menos probabilidad de serlo que a los del otro: por ejemplo, estaríamos diciendo sistemática que a igualdad de otras características un negro reincidirá más en el crimen que un blanco. Obviamente, esto no puede ocurrir, insisto, a igualdad de otra características.
    3. Balance en negativos: lo mismo, pero al revés: el factor de riesgo promedio asignado a los que NO tienen la característica debe ser independiente del grupo. Como dicen Kleinberg y colaboradores, en el fondo estas dos condiciones de balance lo que pretenden es generalizar la idea de que las tasas de falsos positivos y falsos negativos sean las mismas en todos los grupos.

    En definitiva, al pedir estas características lo que estamos haciendo es llamar justo a un algoritmo que ni subestime ni sobreestime la fracción de personas que tienen la característica de interés, y que la asigne a cada persona con la misma precisión, independientemente de a qué grupo pertenezca. Con esta noción ya formalizada, podemos establecer el resultado principal del trabajo:

    TeoremaUn algoritmo de asignación de factores de riesgo que satisfaga las tres condiciones anteriores sólo es posible si el problema permite predicción perfecta (factores binarios de riesgo, solo están permitidos los valores 0 o 1) o si la característica de interés está presente en ambos grupos en fracciones idénticas de personas.La demostración del teorema no es fácil, pero está disponible en el artículo, por lo que yo me voy a centrar en lo que al final nos importa: ¿Qué implicaciones tiene este resultado? Como discuten los autores del trabajo, su teorema establece que hay que hacer compromisos entre los distintos criterios que entran en nuestra definición de justicia, en prácticamente cualquier contexto e independientemente del método de asignación de riesgos, puesto que no se van a poder cumplir los tres. ¿Qué pasa entonces? Es fácil verlo con un ejemplo: supongamos que queremos determinar la probabilidad x de que una persona tenga una enfermedad concreta, y supongamos que es más frecuente en mujeres que en hombres. El teorema nos dice que entonces al menos una de estas cosas indeseables es verdad: o bien el algoritmo sobreestima o subestima la probabilidad de tener la enfermedad para uno de los dos géneros, o el algoritmo da más falsos positivos o falsos negativos para uno de los dos géneros. O sea, lo que viene siendo fatal.Así las cosas, excepto en esos casos tan especiales que menciona el teorema, cualquier procedimiento de asignación de riesgos puede criticarse por sesgado, ya que no puede ser justo. Pero aquí hay otro punto importante, que los agoreros anti-IA estarán pasando por alto mientras dicen «ya sabía yo que la IA era algo malo malísimo de la muerte»: el teorema es válido para cualquier método de estimar riesgos, sea un algoritmo en un ordenador o… un comité de decisores humanos; el teorema no contiene ninguna hipótesis en este sentido y por tanto se aplica a todos los casos. Notemos, además, que tampoco importa de dónde vengan los datos con los que se haya entrenado al algoritmo ni cómo se han obtenido: el resultado es francamente muy general.Obviamente, este no es el único problema de la IA ni mucho menos, pero es un resultado importante por lo riguroso, porque es cierto y no hay cuñado que lo discuta, y por tanto tenemos que vivir con él. No le podemos pedir peras al olmo de la IA, pero tampoco nos las podemos pedir a nosotros: no vamos a poder ser justos al 100% en nuestras decisiones de este tipo. ¿Quiere eso decir que tenemos que resignarnos con cualquier algoritmo basura? No, para nada; habrá que trabajar duro para ir disminuyendo sus sesgos, y ello exige, en primer lugar, transparencia absoluta: los algoritmos deben ser públicos al menos para todos aquellos afectados por sus decisiones, de manera que se pueda estudiar su grado de justicia o sesgo. En este sentido, puede ocurrir que el algoritmo que se utilice para una decisión vía IA, si es totalmente público, sea más transparente que la decisión de un grupo de personas, estando ambas sujetas a sesgos de acuerdo al teorema. Desde el punto de vista de la regulación, el Reglamento General de Protección de Datos europeo establece los derechos de los afectados por decisiones automáticas, si bien esa protección es mejorable. De casualidad, justo cuando escribo estas líneas la Comisión Europea ha publicado un white paper sobre IA en el que se discuten en detalle los problemas que debería abordar la futura regulación. La propuesta estadounidense, la Algorithmic Accountability Act, va más allá y propone obligar a las compañías a auditar sus algoritmos para comprobar su impacto y sesgos en relación a los distintos grupos de afectados, pero habrá que ver lo que se apruebe finalmente. En todo caso, la conclusión es la de siempre: hay que seguir estudiando, investigando y desarrollando mejores algoritmos, desde el convencimiento de que la IA y la inteligencia humana solo proporcionarán buenos resultados si van de la mano. Insisto: nosotros estamos igual de sesgados que los algoritmos, y ellos no pueden sustituir nuestras decisiones, pero nosotros no vamos a ser perfectos.Para terminar, amigo lector, le dejo con dos sugerencias: Una, si quiere experimentar de verdad lo difícil que es este problema de asignación de riesgos, este artículo del MIT Technology Review le permitirá jugar de forma interactiva con el problema de decisiones judiciales, similar al ya mencionado COMPAS, y convencerse de que no hay manera de ser justo (cito textualmente: «Si se está frustrando, es con motivo: no hay solución»). Y dos, le recomiendo un trabajo muy reciente de alguien de gran predicamento en este blog como es Daron Acemoglu, junto con Pascual Restrepo, en el que discuten que quizá estamos investigando sobre la forma equivocada de IA, centrándonos más en la automatización y menos en convertirla en un complemento de nuestra actividad. Espero que disfrute ambas sugerencias.”

     PRnoticias.com:La radio online incrementa su audiencia un 112% desde que estall la crisis del coronavirus

    https://prnoticias.com/radio/radio-pr/20178015-radio-online-incremento-audiencia-crisis-coronavirus?ct=t(EMAIL_CAMPAIGN_2020_03_27)

    Jorge Zuloaga:Las empresas piden una avalancha de créditos para pagar las nóminas de marzo, proveedores y caseros

    https://www.elconfidencial.com/empresas/2020-03-28/empresas-piden-avalancha-credito-pagar-nominas-marzo_2520644/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=apertura

     “Arranca la semana tres del estado de emergencia por el coronavirus. La primera estuvo centrada en asumir el ‘shock’ de parar en seco una economía como la española. La actividad de la segunda semana ha sido mucho más frenética. Banqueros consultados por este medio explican que el grifo del crédito a las empresas se ha abierto por completo en los últimos días, a un nivel visto pocas veces. Las compañías, pequeñas, medianas y grandes, han hecho acopio de liquidez para afrontar su primer gran reto del parón del coronavirus: las nóminas de marzo.Estas se han comenzado a pagar estos días, al igual que otros pagos a proveedores, el alquiler de oficinas y locales y el pago del IVA. Las fuentes consultadas señalan que no se esperan grandes problemas de momento.Las empresas contaban con cierta liquidez en caja, y han decidido acumular el máximo de tesorería dando orden de agotar las líneas de financiación abiertas, e incluso pidiendo ampliaciones. Con ello deberían resolver los gastos de final de mes, a pesar de la sequía de ingresos que ha generado el confinamiento. El problema llegará a partir de abril, cuando se acumulen nuevas facturas y las autoliquidaciones del IRPF y el Impuesto de Sociedades del primer trimestre, sin apenas facturaciones nuevas.De ahí la importancia de todas las medidas que han ido anunciando el Gobierno, con los avales, y el Banco Central Europeo, con las facilidades para que las entidades no se distraigan con temas de solvencia, provisiones o regulatorios. Hay una finalidad en todas estas iniciativas: que los bancos mantengan el grifo del crédito abierto, para que caigan las mínimas empresas posibles y que se evite un efecto de bola de nieve que prolongue la crisis en el tiempoEl sector empresarial tiene actualmente unos 326.000 millones en créditos bancarios. Esta cifra ha ido disminuyendo considerablemente en los últimos años por la apertura de los mercados para las compañías y el auge del ‘shadow banking’ (banca en la sombra), fondos de deuda que financian con un tipo más alto, pero de forma más ágil y con menos cortapisas. El volumen de depósitos de las empresas se sitúa en 244.000 millones..Ls fuentes consultadas señalan que hay dos factores que marcarán el éxito de estos planes: la duración de la crisis sanitaria; y el compromiso de Europa para que esta severa y rápida depresión no acabe en una nueva crisis de deuda soberana y financiera”

    Enrique Sanchez Ludeña: Las enseñanzas del COVID – 19

    https://www.otraspoliticas.com/politica/las-ensenanzas-del-covid-19/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+OtrasPolticas+%28OTRAS+POL%C3%8DTICAS%29

    Que el modelo político, social y económico en el que vivimos está en crisis es una realidad que se está poniendo en evidencia desde hace muchos años. Las sucesivas recesiones económicas, el repunte de los nacionalismos, el declive o la transformación de los valores tradicionales o los efectos no esperados de la globalización, por citar algunos ejemplos, lo vienen anunciando. Pero ha tenido que producirse una convulsión, como la actual pandemia del coronavirus, para que adquiramos la certeza de que las cosas necesariamente tienen que cambiar. Nada va a ser igual que antes, aunque lo pretendamos. Hay fragilidades, contradicciones y funcionamientos de nuestro modo de vida que están quedando al descubierto. Algunos de ellos ya se habían destapado antes, aunque seguimos sin reconocerlos o sin aprender de ellos. Entre muchos otros, se me ocurren los siguientes:

    Muchos trabajos son prescindibles, no pasa nada porque no se realicen durante largos periodos de tiempo, porque los países siguen funcionando sin ellos. Cierto es que son necesarios para que reciban un salario los que los ejecutan, son necesarios para que circule el dinero, pero tanto una cosa como la otra se pueden conseguir con otras fórmulas.

    Muchos trabajos se pueden desempeñar desde casa. Hay millones de desplazamientos diarios que no son necesarios. Muchas personas podrían disponer de más tiempo y vivir en sitios más alejados, más amplios y más baratos que en los que actualmente viven.

    Las escuelas pueden funcionar de otra manera. Los niños pueden ser mucho más autónomos de lo que se les deja. La educación en casa es posible. Se pueden montar otras iniciativas educativas diferentes de la escuela reglada.

    Tenemos escondidos a nuestros mayores. Están confinados en residencias, esperando que llegue su final. Ha sido necesario que mueran muchos de ellos en poco tiempo para ponerlo en evidencia. Aunque lo neguemos, inicialmente la epidemia nos asustaba poco porque solo era fatal para los ancianos. Y los malpensados han llegado a sospechar que algunos estados estaban permitiendo que se propagara porque eso corregía la pirámide de edades y aliviaba las arcas públicas, por las pensiones que se iban a dejar de pagar.

    Los Estados disponen de medios sin precedentes para controlar a la población y estos medios son eficaces. La videovigilancia, el reconocimiento facial, la geolocalización mediante el teléfono móvil, el despliegue de policías y militares y el bombardeo mediático en combinación con el miedo y las continuas llamadas a su responsabilidad social, están consiguiendo que los ciudadanos se recluyan en sus casas y sigan las directrices que se les proporcionan.  Habrá que ver qué sucederá si la situación se prolonga durante meses.

    Hay mucho recelo y desconfianza entre países. Las fronteras se cierran para proteger a los propios e impedir que entren los ajenos. La pandemia se está afrontando según el criterio de cada nación, incluso de cada comarca o de cada pueblo. Y no se pierde oportunidad para que cada potencia mantenga o aumente su hegemonía sobre las demás. Incluso circulan teorías de la conspiración sobre la intervención de China o de Estados Unidos en el origen de la epidemia.

    El dinero es volátil, gana o pierde valor en cuestión de minutos, puede aparecer y desaparecer de un día para otro. No es algo real, sino un acuerdo basado en la confianza de los que lo manejan. Se pierde crédito y la capacidad de endeudarse, de disponer de dinero, cuando los que lo otorgan desconfían de que seamos capaces de devolverlo. Gran parte del sistema financiero está basado en una ficción, en expectativas y especulaciones sobre el futuro.

    Como sucedió con la crisis anterior, esta tendrá perdedores y ganadores. Para empezar, están ganando las industrias farmacéuticas y los fabricantes de productos higiénicos y sanitarios; pero también están ganando, tanto o más, los gigantes de Internet. El volumen de datos que se están moviendo es enorme y los pocos datos que les faltaban sobre nuestros hábitos y nuestras relaciones se los estamos proporcionando estos días, accediendo a servicios, como los chats en grupo o las videollamadas, que muchos de nosotros nunca habíamos utilizado.Es muy posible que la hegemonía de China aumente y que relegue a segundo término la de Estados Unidos. Fue el primer país en el que se inició la epidemia pero también ha sido el primero en recuperarse; en cierto sentido nos lleva ventaja. Y el coste en vidas humanas ha sido menor que el de otros países como Italia, siendo su población 24 veces mayor.Lo que está claro es que, si no se detiene, los grandes perdedores serán los países menos desarrollados, cuyos sistemas sanitarios son prácticamente inexistentes. ¿Qué sucederá cuando el coronavirus comience a extenderse por África? Por citar uno de estos países, Kenia con 51 millones de habitantes apenas tiene 200 camas de cuidados intensivos. Cierto es que las temperaturas africanas no facilitan la supervivencia del covid-19 y que la población de este continente es la más joven del mundo, pero ambos factores no la hacen inmune.

    Algunos políticos son muy miserables y mezquinos, y no pierden oportunidad para obtener aquello que les beneficia. Siguen reivindicando sus nacionalismos, sus intereses, su pequeña parcela de poder, ignorando que las fronteras son artificiales, no siendo conscientes de que los virus conocen la globalización antes de que existieran los humanos y las palabras.Y así podíamos seguir. Como puede verse, cada uno de estos puntos bastaría para escribir uno o más artículos. Aquí solo se han enumerado y comentado sobre la marcha, no con el rigor y la profundidad que se merecen. Pero pueden ser un punto de partida para reflexionar o para un debate. No pretendo nada más”

    Ignacio Larrea:A vueltas con el ERTE y la “fuerza mayor” laboral

     

    https://hayderecho.expansion.com/2020/03/17/a-vueltas-con-el-erte-y-la-fuerza-mayor-laboral/

    En estas concretas fechas y circunstancias, si hay un mecanismo laboral de indudable actualidad y trascendencia social este es, sin lugar a duda, el ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo). Quizás por ello sea oportuno ofrecer un semblante, siquiera meramente general y esquemático, del mismo esbozando, además, el específico juego de la fuerza mayor asociada a la situación derivada del covid-19.El ERTE aparece recogido normativamente en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores (ET. Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre) facultando al empresario para suspender de manera temporal el contrato de sus trabajadores o reducir la jornada laboral ‑ya sea con reducción de horas o de días‑ en el caso que concurran como requisito habilitante causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, o ‑supuesto que ahora más nos interesa‑ “derivadas de fuerza mayor”. Esta normativa estatutaria ha de verse complementada con las prescripciones contenidas en el RD 1483/2012, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de los procedimientos de despido colectivo y de suspensión de contratos y reducción de jornada, especialmente en lo que aquí nos afecta, sus artículos 31 a 33, en cuanto son los reguladores de los procedimientos de regulación de empleo (ERE o ERTE) por fuerza mayor.Muy básicamente, ioui:

    En primer lugar, ha de destacarse que ‑a diferencia de lo que ocurre en el ERE, sometido a los criterios de cuantificación reseñados en el art. 51 ET‑ el procedimiento tasado para el ERTE resulta de obligada verificación con absoluta independencia del número de trabajadores que hayan de verse afectados por la suspensión.

    En segundo lugar ‑pero con extraordinaria relevancia‑ ha destacarse como nota esencial su temporalidad: se trata de medidas de suspensión de la relación laboral necesariamente acotadas a un período temporal, siendo preceptivo que las causas que invoque la empresa tengan un carácter coyuntural. Esto es, el ERTE no es en absoluto un mecanismo apto para tratar de solventar situaciones estructurales o sistémicas de la empresa, llegando a poder considerarse incluso como fraudulento si se adopta en el entorno de una situación empresarial claramente irreversible (vid. SAN, Social, 127/2017, de 18 septiembre de 2017) como podría ser, por ejemplo, el de una sociedad concursada en fase de liquidación. Enlazando con ello, es cierto que no se establece normativamente un plazo máximo de duración del ERTE, pero no lo es menos que el hecho de que la norma reglamentaria (art. 16) establezca que su duración ha de adecuarse a la situación coyuntural que se pretende superar, impide una proyección sine die y obliga a una fijación temporal de su duración, existiendo eso sí la posibilidad de tramitar sucesivos ERTE para el caso de que agotado el o los plazos previstos inicialmente, persista la causa coyuntural ‑insistimos en esta calificación‑ determinante de su adopción.Por lo que respecta a la situación del trabajador afectado por el ERTE, en lo tocante directamente a su relación laboral la suspensión de la misma ya determina inicialmente que no tenga derecho a la retribución (salario, incluyendo las pagas extras) por unos servicios que no presta, no devengando asimismo vacaciones, ni teniendo derecho a indemnización alguna, si bien el período de suspensión computa a efectos de antigüedad incluso en lo relativo al cálculo de la indemnización para un posible despido posterior. Durante ese período de inactividad, el trabajador podrá beneficiarse, en su caso, de las acciones formativas vinculadas a su actividad profesional cuyo objeto sea aumentar su polivalencia o incrementar su empleabilidad, y cuyo desarrollo el empresario está llamado ‑que no, obligado‑ a promover. Sí se mantiene para la empresa la obligación de mantener al trabajador en situación de alta en la Seguridad Social, pero al situarse el trabajador en situación legal de desempleo, la empresa ingresa la cuota patronal y la entidad gestora la del trabajador, manteniéndose la condición de dicho periodo como efectivamente cotizado por el trabajador.En relación a esta situación legal de desempleo, para acceder a la prestación contributiva por desempleo es preciso haber cotizado, al menos 360 días en los últimos 6 años o, si la cotización no alcanza ese período, podrá percibirse el subsidio por desempleo si no se tienen rentas superiores al 75 % del salario mínimo interprofesional vigente sin tener en cuenta la parte proporcional de dos pagas extraordinarias (en la actualidad 950 euros/mes). El importe de la prestación, teniendo en cuenta las cuantías máximas y mínimas, será del 70% de la base reguladora los seis primeros meses y el 50 % a partir del séptimo mes, y la base sobre la que se calcula dicho porcentaje viene representada por la media de las bases de contingencias profesionales, excluyendo las horas extraordinarias, de los 180 últimos días cotizados.Esbozado lo anterior, que opera con carácter general, ya indicamos al inicio cómo tanto estatutaria como reglamentariamente se prevé expresamente la posibilidad de un ERTE suspensivo basado en causa de fuerza mayor, siendo por tanto preciso como punto de partida delimitar dicho concepto en su concreta acepción laboral.Inicialmente nos encontramos a este respecto con la dificultad asociada a la inexistencia en el ámbito normativo laboral de una definición legal de la fuerza mayor, no contando en nuestro corpus de Derecho del Trabajo vigente ni tan siquiera con una delimitación legal de sus propios márgenes configuradores, y ello a pesar de que ya la “Ley” del Contrato de Trabajo de 1944 (en rigor, Decreto de 26 de enero de 1944) ofrecía no sólo una casuística ad exemplum‑cierto es que de restringido ámbito catastrófico o calamitoso (“incendio, inundación, terremoto. explosión, plagas del campo, guerra, tumulto o sediciones”)‑ sino una cierta delimitación, por más que resultara más genérica que propiamente delimitadora: “cualquier otro acontecimiento semejante de carácter extraordinario que los contratantes no hayan podido prever o que, previstos, no se haya podido evitar”. Lamentablemente, tras la derogación de dicha norma la situación vino incluso a resultar más oscura, pues ninguna de las diferentes versiones del Estatuto de los Trabajadores (1980, 1995 y 2015) abordaron ni abordan en modo alguno la delimitación de la fuerza mayor laboral.Consecuentemente, no existe un concepto pacífico, habiendo sido la doctrina y fundamentalmente las resoluciones judiciales (no siempre coincidentes) las que se han encargado de perfilar su interpretación. En muchas ocasiones partiendo para ello de una no siempre fácil aplicación analógica del artículo 1.105 del Código Civll (que presenta la dificultad adicional de regular comprensivamente tanto la fuerza mayor como el caso fortuito en el que no siempre concurren las notas de imprevisión e inevitabilidad, que son esenciales a la primera), y en otras ocasiones acudiendo a una especificación casuística ad hoc, lo que explica la más que prolija relación de sentencias que concretan la concurrencia de la fuerza mayor laboral en función del supuesto específico enjuiciado (desde una nevada “de fuerte intensidad”, hasta una desaprobación de registro sanitario)En todo caso, y al margen de las anteriores disquisiciones teóricas respecto a su delimitación conceptual, lo importante a destacar ahora es que precisamente esa ausencia de un concepto legal claro y unívoco es la que explica que ni siquiera las presentes extremas y dramáticas circunstancias asociadas al Covid-19 hayan permitido, per se y sin necesidad alguna de aclaración o declaración al efecto, su consideración como fuerza mayor laboral y el consiguiente despliegue automático de los efectos a ella asociados. En este sentido, y más allá de situaciones urgentes y extraordinarias provocadas por el efectivo contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo (que, en todo caso, habían de ser debidamente acreditadas) ha tenido que ser el reciente Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, el que ha permitido en un primer momento ‑y hasta la fecha de hoy, como luego precisaremos‑ operar como “punta de lanza” en orden a poder apreciar la concurrencia objetiva de la fuerza mayor laboral.En efecto, el citado RD, al verificar la declaración del estado de alarma, no sólo recoge la suspensión de la apertura al público de determinadas actividades concretadas en su artículo 10 y su Anexo (lo cual automatiza para las mismas la concurrencia de la fuerza mayor) sino que también contempla toda una serie de medidas que implican severas restricciones en el transporte público y que conllevan ‑o, como mínimo, pueden conllevar‑ serias limitaciones a la movilidad de las personas y/o las mercancías, lo cual resulta de más que evidente afectación al ámbito de la efectiva prestación laboral.Consecuentemente con ello, se concluyó en interpretación prácticamente pacífica (avalada incluso por la Nota Interna de la Subdirección General de Ordenación Normativa del Ministerio de Trabajo y Economía Social “Sobre expedientes suspensivos y de reducción de jornada por covid-19” de 16 de marzo de 2020) que todas las actividades incluidas en el anexo del Real Decreto 463/2020 antes citado, y en general toda pérdida de actividad directamente asociada a las concretas medidas contempladas en dicha norma, habrían de considerarse afectadas por fuerza mayor temporalCon posterioridad a dicho RD, el Consejo de Ministros acaba de aprobar el Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo de “Medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del covid-19” que viene ya a consagrar normativamente la anterior interpretación, e incluso ampliándola, pues (art. 22) no sólo tendrán tal consideración la pérdida de actividad directamente asociada al estado de alarma aprobado por el RD 463/2020, sino en general y además, la que resulte de “como consecuencia del Covid-19”. Todas ellas tendrán la consideración de fuerza mayor “con las consecuencias que se derivan del artículo 47 ET, mención expresa al precepto estatutario contenida en el Real Decreto-Ley que evita tener que acudir a interpretación alguna: se trata de la concreta causa de fuerza mayor temporal que opera como habilitante del ERTE suspensivo.Esta conceptuación normativa de la fuerza mayor es la que ya permite articular un expediente de regulación temporal de empleo asociado directamente a las consecuencias del covid-19. Y ello con arreglo al siguiente esquema procedimental derivado, no sólo del Real Decreto-Ley ahora aprobado, sino de las diversas normas también aplicables:Lo primero que ha de quedar claro es que la concurrencia de la fuerza mayor asociada al covid-19 no evita la necesidad de la constatación (por más que se objetiva y facilita) de la concurrencia de aquella concreta fuerza mayor por parte de la autoridad laboral competente, autoridad que seguirá siendo la ya prevista en el artículo 25 del Real Decreto 1483/2012, de 29 de octubre, si atendemos al expreso criterio reflejado en la ya citada Nota interna del Ministerio de 16 de marzo (el RD Ley guarda silencio al respecto, y únicamente alude a la autoridad laboral, pero dado que no introduce sino especialidades procedimentales, hay que entender subsistente todo el régimen procedimental previo que no esté afectado por ninguna especialidad del RD-Ley)El expediente se inicia mediante solicitud de la empresa que ha de acompañarse no sólo de la clásica documentación acreditativa, sino además de específico informe relativo a la concurrencia de pérdida de actividad derivada del covid-19. La empresa ha de comunicar dicha solicitud a los trabajadores, y trasladar ésta junto con el informe y la documentación acreditativa a la representación de los trabajadores.La autoridad laboral deberá emitir resolución ‑a los solos efectos de constatar la concurrencia de esta fuerza mayor‑ en el plazo de 5 días previa solicitud potestativa de informe a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, la cual cuenta con un plazo de 5 días para la emisión de su informe, lo que puede dar lugar a situaciones de solapamiento de plazos, pudiendo “incitar” en cierto modo a la autoridad laboral competente a no hacer uso de esa potestad de solicitar informe a la Inspección, so pena de incurrir en dicho solapamiento. Este concreto íter procedimental ‑y en sus literales términos‑ también será aplicable en la tramitación de los expedientes de suspensión de contratos y reducción de jornada que afecten a los socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado y sociedades laborales incluidos en el Régimen General de la Seguridad Social o en algunos de los regímenes especiales que protejan la contingencia de desempleo.Respecto al plazo de duración de la suspensión asociada al expediente, ha de entenderse que la causa habilitante se produce desde la entrada en vigor del RD 463/2020 (14 de marzo, coincidente conforme a la Disposición Final Tercera con su publicación en el BOE) y sus efectos se extienden al período de tiempo señalado inicialmente para el estado de alarma decretado (15 días naturales), con lo que inicialmente la vigencia de la suspensión de empleo solicitada ha de ajustarse a dicho período, sin perjuicio de que la prórroga del estado de alarma habilite la correlativa ampliación temporal de la suspensión de empleo asociada a dicha causa.En cuanto a los trabajadores susceptibles de ser afectados por la suspensión, la delimitación de este perímetro subjetivo se ve limitada la circunstancia de constreñirse a aquellos trabajadores directamente vinculados con la perdida de actividad causada por la concreta fuerza mayor (medidas derivadas del covid-19) a la que nos estamos refiriendo, lo cual puede originar serios problemas interpretativos que lleguen incluso a poner en riesgo la objetivaciónde la causa que venimos sosteniendo.Es cierto que la suspensión de empleo basada en causa de fuerza mayor no impide la presentación ‑simultánea o sucesiva‑ de solicitud basada en el resto de causas (económicas, técnicas, organizativas o de producción), y es igualmente cierto que el reciente Real Decreto-Ley ha rebajado sus exigencias procedimentales, pero no lo es menos que con respecto a estas otras causas resulta muy evidente la mayor dificultad en su concreción y aportación documental, aparte de verse expuestas en algunos casos a un mayor grado de subjetividad en su constatación por parte de la autoridad laboral.

    A efectos de cotización, y habida cuenta que no resultaba de aplicación el sistema de exoneración del pago de cuotas en supuestos de fuerza mayor ya previsto en la Disposición Adicional Cuarta del Real Decreto-ley 16/2014, de 19 de diciembre ‑pues éste constriñe taxativamente su posibilidad de aplicación a los supuestos de fuerza mayor derivados de acontecimientos catastróficos naturales (sic) y que, además, supongan la destrucción total o parcial de las instalaciones de la empresa o centro de trabajo, impidiendo la continuidad de la actividad laboral para los trabajadores afectados”‑ se contempla ahora en el Real Decreto-Ley como regulación ex novo  las dos siguientes medidas: Por un lado, que la TGSS mientras dure la suspensión y previa solicitud de la empresa, exonerará íntegramente a la empresa que a 29 de febrero de 2020, tuviera menos de 50 trabajadores en situación de alta en la Seguridad Social, del abono de la aportación empresarial; y exonerará en un 75% a la empresa que tuviera a esa fecha  50 trabajadores o más (en la Exposición de Motivos se recoge como requisito adicional para éstas que “se comprometan a mantener el empleo” (sic), pero ello luego no se refleja en el articulado, aunque sí en una Disposición Adicional “de última hora” a la que enseguida me referiré); Y, por otro lado, que dicha exoneración no incidirá en el trabajador, pues respecto al mismo el período de suspensión se considerará como efectivamente cotizado a todos los efectos.En relación con la prestación contributiva por desempleo derivada de un ERTE ‑cuyo régimen general ya expusimos ut supra‑ se establece como especificidad para el derivado de esta concreta fuerza mayor: Por un lado, la no exigencia para el reconocimiento de la prestación, de período de ocupación cotizada mínimo; y, por otro, el no computar el tiempo en que se perciba esta concreta prestación a los efectos de consumir los períodos máximos de percepción establecidos.Asimismo, respecto a la cuantía y duración de la concreta prestación contributiva asociada a la fuerza mayor definida por el Real Decreto-Ley, se reconoce un nuevo derecho con las siguientes especialidades: se establece que la base reguladora de la prestación será la resultante de computar el promedio de las bases de los últimos 180 días cotizados o, en su defecto, del período de tiempo inferior, inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo, trabajados al amparo de la concreta relación laboral afectada por esta fuerza mayor; y que la duración de la prestación se extenderá hasta la finalización del período de suspensión del contrato de trabajoEn relación con todo lo anterior, resulta esencial en mi opinión, un extremo del Real Decreto-Ley que no aparecía en ninguno de los borradores previamente distribuidos y que, sin embargo, ha aparecido “sorpresivamente” en el texto publicado en el BOE. Me refiero a la Disposición Adicional Sexta que refleja el siguiente tenor literal: “Salvaguarda del empleo. Las medidas extraordinarias en el ámbito laboral previstas en el presente real decreto-ley estarán sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad”.Esto es, la mención que en la Exposición de Motivos aparecía y aparece como referencia EXCLUSIVA y específica respecto a la concreta exoneración de cuotas de la Seguridad Social para las empresas de más de 50 trabajadores, y que está enunciada de modo genérico e indeterminado (“mantener el empleo”)… se convierte ahora, ni más ni menos, que en condicionante ¡¡¡DE TODAS LAS MEDIDAS LABORALES del Real Decreto-Ley!!!. Es decir, que para hacer uso de cualquiera de medidas, las empresas han de asumir el expreso y concreto compromiso de mantenimiento de empleo durante 6 meses, tras la reanudación de su actividad. ¿Qué reanudación? ¿Qué actividad?… Como diría Ortega: “No es esto, no es esto”.Finalmente, resulta destacable ‑y francamente criticable‑ que no se hayan arbitrado medidas competenciales o procedimentales que permitan que empresas en situación de concurso de acreedores puedan acogerse a estos ERTE de fuerza mayor covid‑19 con posibilidades reales de éxito. El artículo 64 de la Ley Concursal establece que los procedimiento de suspensión de contratos habrán de tramitarse ante el Juez del concurso, órgano judicial (Juzgados de lo Mercantil) que en principio se ve afectado por la suspensión de los términos y plazos procesales asociada al RD 463/2020. Ello, podría solventarse ‑según mi personal criterio‑ con una interpretación no exenta de cierta complejidad, la cual no procede ahora desarrollar por evidente cuestión de extensión, y que, en todo caso y aun logrando la tramitación por parte del Juzgado de lo Mercantil, tampoco evitaría el problema de fondo.En efecto, adicionalmente a lo señalado, la Ley Concursal presenta otro matiz sumamente trascendente a estos efectos, pues este mismo art. 64, en su apartado 7, preceptúa que una vez agotado el trámite procedimental ‑que incluye necesariamente la emisión de informe por la autoridad laboral, con arreglo al mismo art. 64 LC en su apartado 6‑ el Juez dictará auto que será el que marque con carácter ex nunc el comienzo de los efectos de la suspensión de la relación laboral. Esto es, que con arreglo a la hoy inalterada redacción de la Ley Concursal, para el supuesto de empresa en concurso, los efectos de la suspensión de los contratos no se producirán desde el acaecimiento del hecho causante (la circunstancia de fuerza mayor covid-19) y ni tan siquiera desde lo que con respecto a la constatación de la fuerza mayor informe la autoridad laboral, sino única y exclusivamente desde la aprobación del auto por el Juez del concurso, con lo que su virtualidad práctica resultará nula al resultar obviamente extemporánea. La única posibilidad de salvar este escollo sería una arriesgada (muy arriesgada) interpretación integradora de la Ley Concursal para entender que en este caso concreto, el auto del Juez del concurso sí puede atribuir a la suspensión efectos anteriores a su dictado, retrotrayéndolos a la fecha del hecho causante de la fuerza mayor”

     

    Mil gracias por lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    Manuel.portelap@gmail.com

    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA

    Www.agendadeprensa.org

     

    Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.

    La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

    Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

    Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección

    Manuel.portelap@gmail.com

     

Calendario de artículos

marzo 2020
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Artículos anteriores