•  

    Museo de Oswaldo Guayasamín, en Quito

    Entrando repentinamente en una  parálisis global

    https://elpais.com/economia/2020-03-16/la-prima-de-riesgo-espanola-se-dispara-un-20-ante-la-paralisis-economica-por-el-coronavirus.html

    https://www.rankiapro.com/como-afecta-coronavirus-mercado-chino/

    https://okdiario.com/economia/mapfre-reconoce-panico-mundial-paralisis-actividad-economica-coronavirus-5295277

    Gonzalo Velarde: La falta de liquidez de las empresas amenaza con colapsar el sector productivo español

    https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10419881/03/20/La-falta-de-liquidez-de-las-empresas-amenaza-con-colapsar-el-sector-productivo-espanol.html

     Andres Velazquez: Muy mal síntoma para la economía española: la producción industrial cayó un 3,6% en enero en tasa anual, su mayor caída desde diciembre de 2018.En tasa mensual (enero de 2019 sobre diciembre de 2018), la producción industrial aumentó un 0,2%

    https://www.hispanidad.com/confidencial/sintoma-produccion-industrial-cayo-36-enero-tasa-anual-caida-diciembre-2018_12016775_102.html

    Jose María Boterrar: Cuatro escenarios para el impacto económico del coronavirus

    https://www.expansion.com/economia/2020/03/17/5e6fec20468aebcf478b4574.html

    Luis Alcaide: Coronavirus: El equilibrio entre la salud y la economía

    https://www.capitalmadrid.com/2020/3/13/55883/coronavirus-el-equilibrio-entre-la-salud-y-la-economia.html

    EMiguel Sebastián: «Las parálisis económicas no tienen por qué ser una crisis económica. Es un paréntesis»

    https://www.eldiario.es/politica/Miguel-Sebastian_0_1005450276.html

    “Estamos enfocando el tema económico de una forma errónea. Hablamos de un problema sanitario, pero al atajarlo se incurre en unos gastos económicos muy altos y nos podemos pasar de frenada. No hay tal dilema salud/economía. El del coronavirus es un problema sanitario que, evidentemente, va a requerir de una acción contundente, que da igual el coste económico que tenga porque es una inversión para salir pronto y bien de la crisis sanitaria. Deberíamos empezar a ver los beneficios que va a tener para España salir bien de esta situación. Por ejemplo, conseguir salvar la temporada de verano para nosotros es muy importante porque vivimos fundamentalmente de la temporada de verano. Si conseguimos salir de esta situación en el próximo mes o mes y medio habremos salvado el verano y lo que ahora es un coste se convertirá en un beneficio en el futuro. Es que no estamos en una crisis financiera ni en una crisis de deuda. Lo que tenemos que evitar es que esto se convierta en una crisis financiera y para eso están las medidas de liquidez y la actuación del BCE. Entre 2010 y 2012 el problema de deuda causado por Trichet se produjo porque el BCE no quiso acudir en ayuda de las deudas soberanas de los países que estaban siendo atacados en los mercados. Por eso espero que esa lección se haya aprendido. Pero me preocupa, por las declaraciones de Lagarde, que no se haya entendido y que podamos repetir esa situación”

    P.Sempere: El Eurogrupo no es capaz de fijar un plan común y delega la respuesta fiscal a los países. Italia, Francia o España reclamaban una inyección fiscal comunitaria

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/03/16/economia/1584357442_623077.html

    Sergio  Parra: Médicos que ofrecen consulta gratis en internet mientras dura la cuarentena por coronavirus

    https://www.xatakaciencia.com/salud/a-causa-confinamiento-coronavirus-muchos-profesionales-ofrecen-sus-servicios-twitter?utm_source=NEWSLETTER&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_content=POST&utm_campaign=16_Mar_2020+Xataka%20Ciencia&utm_term=CLICK+ON+TITLE

    Museos para visitar sin salir de casa durante la cuarentena del coronavirus

    https://mail.google.com/mail/u/0/#sent/FMfcgxwHMPfZxJCKFmZHvHrSLcQBJRhQ

    El chantaje de VillarejoCorinna por culpa de  un “”Rey comisionista”

    https://www.libertaddigital.com/chic/corazon/2013-02-25/el-chantaje-de-corinna-1276483239/

    postdigital.es : La investigación de la Justicia suiza a Juan Carlos de Borbón le obliga a renunciar a su asignación pública y al Rey a renunciar a su herencia

    http://postdigital.es/nacional/escandalo-cuentas-suiza-juan-carlos-renunciar-asignacion-p46022/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+postdigital%2Frss+%28PostDigital%29

    José Antonio Zarzalejos: El autoexilio de Juan Carlos I.El Rey emérito debería dejar de utilizar las instalaciones del Patrimonio Nacional y retirarse a vivir a un país europeo, siempre a disposición de la Justicia, para no seguir estorbando a la Corona

    https://blogs.elconfidencial.com/espana/notebook/2020-03-16/juan-carlos-patrimonio-nacional-corona-familia-real_2499704/

    https://elpais.com/politica/2018/09/28/actualidad/1538148638_131598.html

    https://elpais.com/politica/2019/01/09/actualidad/1547034201_545306.html

    https://www.publico.es/politica/joya-reunio-corinna-villalonga-urdia-chantaje-emerito-cni.html

    https://www.elplural.com/politica/reunion-corinna-villarejo-para-preparar-un-chantaje_131894102

    https://elpais.com/politica/2018/07/18/actualidad/1531920938_645405.html

    Carlos Prieto: El expediente Corinna: cómo el amor (al dinero) devoró al rey Juan Carlos. La justicia suiza investiga comisiones de 100 millones al Rey emérito y su expareja. O cuando una relación desestabiliza el sistema a golpe de negocios… y todo acaba mal

    https://www.elconfidencial.com/espana/2020-03-08/corinna-juan-carlos-rey-corona-real-amor-dinero_2486155/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=2

    Manuel Jabois: El show de Corinna

    https://elpais.com/politica/2018/07/21/actualidad/1532201420_097701.html

    José María Olmo: El bufete de Corinna envió la carta que desató el fin de Juan Carlos I e implica a Felipe VI.Kobre & Kim, abogados de la examante del Rey emérito, enviaron una misiva a Zarzuela en marzo de 2019 para recordar que Felipe VI era beneficiario de una sociedad ‘offshore’ de su padre

    https://www.elconfidencial.com/espana/2020-03-16/rey-juan-carlos-i-felipe-vi-corinna-larsen-carta-dinero-millones-suiza-panama_2499764/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=1

    Carmen Lucas:Felipe VI supo en 2019 que su padre le nombró beneficiario de su fundación panameña. El Rey emérito habría recibido 100 millones de Arabia Saudí en la fundación ‘Lucum’ que la Fiscalía suiza investiga si respondió a una comisión por mediar en el contrato del AVE a La Meca

    https://www.elindependiente.com/politica/2020/03/16/felipe-vi-supo-en-2019-que-su-padre-le-nombro-beneficiario-de-su-fundacion-panamena/?utm_source=Usuarios+con+newsletter&utm_campaign=8a7fc0f820-EMAIL_CAMPAIGN_2018_09_25_06_57_COPY_02&utm_medium=email&utm_term=0_19d740f1b0-8a7fc0f820-50414599

    Fernando Gomá: Las manifestaciones ante notario del Rey Felipe VI

     https://hayderecho.expansion.com/2020/03/15/las-manifestaciones-ante-notario-del-rey-felipe-vi/

    Tono Calleja: El Rey Felipe VI figura como beneficiario de dos fundaciones que se investigan en Suiza en una causa por presuntos delitos de blanqueo de capitales, según ha publicado este sábado The Telegraph. Se trata de la Fundación Zagatka, aquella que según admitió Álvaro de Orleans-Borbón pagó vuelos privados a Juan Carlos I y que según consta en la documentación bancaria de Credit Suisse recibió una comisión por la venta del Banco Zaragozano.

    https://www.vozpopuli.com/espana/rey-felipe-fundacion-investigacion-suiza_0_1336666809.html

    Domingo Sanz: Pregunto a Felipe VI si Juan Carlos I sigue vivo

    https://iniciativadebate.net/2020/03/16/pregunto-a-felipe-vi-si-juan-carlos-i-sigue-vivo/

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso

    Alarcón

    MÚSICA EN PRESIDIO 2. ERNST CHAUSSON: POÈME DE L’AMOUR ET DE LA MER

    Otra obra para no perderse. Y en una interpretación que sería mucho más imperdonable perderse. Espero que con estas obras largas no dejen de leer a fondo el resto de  la Agenda de Prensa y dejen las músicas más largas para después de la siesta, es decir, para llenar las tardes interminables de presidio. Por cierto, ¿cómo llevan lo del virus?

     

    (Esta es una foto dedicada que tenía Portela guardada en una cajita con recuerdos. No se ve lo de “to Manolito”, que es como le llamaba la artista)

    Chausson, Poème de l’amour et de la mer, op. 19, Kathleen Ferrier acompañada por la Orquesta Hallé dirigida por Sir John Barbirolli:

    I, La fleur des eaux,

    II, Interlude,

    III, La mort de l’amour

    https://youtu.be/mDMlOUTXxhE

    COMP ARTIENDO LECTURAS

    con Carmen Marcos

    Librería sancho Panza libreriasanchopanza@hotmail.com

    Ödön Von Horváth (Croacia, 1901-París, 1938), un intelectual austriaco de origen húngaro, fue un cronista de esos duros años que asolaron Europa. En Un hijo de nuestro tiempo, escrita en 1937, persigue el pensamiento de un joven soldado del ejército nazi, orgulloso de serlo.

     

    Ödön von Horváth: Un hijo de nuestro tiempo

     

    Idioma original: Alemán

    Traducción: Isabel Hernández

    Edita: Nórdica, 2020

    Nº de páginas: 158

     

     

    Esta novela es un retrato de las personas que en aquellos años obedecieron, admiraron y ejecutaron las consignas del nazismo.

    “Soy soldado.

         Y me gusta ser soldado.

        Cuando por la mañana hay escarcha en las praderas o cuando por las noches las nieblas salen de los bosques, cuando el grano se mece y la guadaña brilla, da igual si llueve, nieva, si el sol ríe…noche y día, siempre me alegra estar en la formación.

        ¡Ahora, de repente, mi existencia vuelve a cobrar sentido! Estaba ya muy desesperado sin saber qué hacer con mi joven vida. El mundo había dejado de ofrecerme esperanzas y el futuro estaba tan muerto…Yo ya lo había enterrado”

    Así comienza esta narración en la que el protagonista, un joven soldado sin nombre, tras vagar por las oficinas de empleo y los comedores de beneficencia, logra  ingresar en el ejército lo que le hace sentirse entre los elegidos. Lucha con entusiasmo hasta que, en una misión en un país extranjero (parece ser que se refiere a las incursiones alemanas en España), sufre una lesión en un brazo por intentar salvar a su capitán que decide inmolarse ante las atrocidades que se cometen. Esta herida le inhabilita para el frente y vuelve a su país a vagar sin objetivos ni esperanza.

    Es una narración fría, atemporal, de personajes anónimos, en la que seguimos el proceso del pensamiento del protagonista en su monólogo vacio. En ella, el lenguaje juega un papel relevante ya que, por una parte, el soldado asume los usos fascistas de la lengua –véase el lirismo del tercer párrafo citado– y, por otra, el autor contrarresta esta pomposidad con un lenguaje reducido a la mínima expresión. Una magnífica  y singular imagen de la Alemania nazi dibujada por un gran escritor.

    (El libro incorpora un Epílogo de la traductora que analiza ésta y otras obras del autor)

     

    https://www.revistadelibros.com/articulos/un-hijo-de-nuestro-tiempo-de-odon-von-horvath

     (Reseña de Carlos Fortea)

     

    https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%96d%C3%B6n_von_Horv%C3%A1th

    (Biografía)

     

     LA AGENDA POLÍTICA de Luis César Rodríguez: DIFICIL PORVENIR

    Las noticas se acumulan y el coronavirus ha copado todos los medios

    El gobierno ha empezado tarde pero con fuerza a tomar medidas, y por el bien de todos deseamos que sean eficaces

    El panorama político  no oculta sus carencias aunque intente maquillar  los hechos

    Después de unas prisas enormes de Irene Montero por sacar su ley, por ser la primera, se cometieron errores increíbles que el Ministerio de Justicia tuvo que subsanar y contemporizar ante la torpe posición Pablo Iglesias…..

    El gobierno contemporizo la situación, y con información del  coronavirus, tolero y apoyo la manifestación del día ocho de marzo, con un slogan memorable.solas y borrachas queremos volver a casa, el éxito de la cosa aumento expulsando de la manifestación a las asistentes del PP y Ciudadanos, eso sí al grito de fascistas, fascistas

    El éxito se había logrado, la ley y la manifestación habían sido un éxito

    El coronavirus acelero y el ministerio de Sanidad asumió su función poniendo a un excelente y experimentado médico, Fernando Simón al frente de la coordinación y comunicación

    A los pocos días aparece un comunicado de la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, poniendo lunas normas sobre el coronavirus  para los centros de trabajo..sin haber realizado consulta alguna con sanidad

    Error de ineptitud o pulso político, me inclino por esto último

    Estallo lo previsible, otro error del Sr Iglesias contraponiendo el buen trabajo de Yolanda Díaz y no citando la intromisión

    La falta de coordinación pero sobre todo las ganas de estar en el ruedo pudieron con el sentido común

    El úúltimo episodio, fue la presencia del vicepresidente en el consejo de ministros extraordinario del pasado sábado saltáendose la cuarentena en contra de las obligaciones que se pedían al resto de los ciudadanos. Pero los hechos y los comentarios nos volvieron a explicar la situación, unos retrasos tremendos  en un asunto urgenteísino y pasando de puntillas sobre la presencia del Sr Iglesias que al día siguiente en radio comento que su presencia se debeía a una llamada del presidente, quien no explico lo inexplicable

    Así estamos y así estaremos, un gobierno dentro de otro se disputa el poder y la gloria, con un panorama cada vez más difícil, donde a la situación de Cataluña se ha unido el coronavirus

     

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.

    Juan eslava: La tentación del Caudillo .Nueve meses que no estremecieron al mundo

    https://www.abc.es/cultura/libros/abci-eslava-galan-hitler-despreciaba-franco-y-pensaba-militar-202003102041_noticia.html

    Antonio Santamaria: África en marcha . Tradición y modernidad en tiempos de innovación

    https://www.txalaparta.eus/es/libros/africa-en-marcha

    Karina Sainz entrevista a Gregorio Luri: “En España el 90% de los alumnos no sabe diferenciar un hecho de una opinión”

    https://www.vozpopuli.com/altavoz/cultura/Gregorio-Luri-profesor-filosofo-educacion-entrevista_0_1336367690.html

    Lluís Amiguet entrevista a Yevgueni Morózov: Los europeos estamos siendo colonizados tecnológicamente».

    https://www.lavanguardia.com/lacontra/20181211/453497528481/los-europeos-estamos-siendo-colonizados-tecnologicamente.html

    Carmen Pérez-Lanzac entrevista a Ray Dalio: “Hay que rediseñar el capitalismo para que funcione para todos”

    https://elpais.com/economia/2019/01/14/actualidad/1547486648_050870.html

    Vuelve el miedo al paro masivo en España

    Ignacio Muro: ¿Desempleo masivo en la próxima crisis? Por favor, otra vez, no

    https://economistasfrentealacrisis.com/desempleo-masivo-en-la-proxima-crisis-por-favor-otra-vez-no/

    Vicente Nieves: Esta vez sí es diferente. La llegada de una recesión, que ya parece imparable, está siendo desatada por un pánico que supera con creces al miedo que genera la propia economía. La salud está por encima del dinero, y por eso las inyecciones, los programas de estímulos a gran escala y el crédito gratis podrían calmar levemente el dolor, pero no curar la crisis de confianza del coronavirus. Cuando el problema era de oferta, los bancos centrales no podían mitigarlo (ellos alteran el lado de la demanda a través de sus políticas) y ahora que también es de demanda, tampoco pueden devolver la confianza mientras el coronavirus siga expandiéndose. Salvo milagro (aparición de una vacuna inminente o algo similar), los encargados de formular las políticas en el mundo (gobiernos, bancos centrales…) van a necesitar tomar medidas mucho más extremas para salvar a la economía global de un colapso. Como dice Joachim Fels, asesor económico de Pimco, «es el momento de tocar todas las palancas para que la ya inevitable recesión no se convierta en una auténtica depresión

    https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10419028/03/20/Se-va-necesitar-mucho-mas-que-inundar-el-mercado-de-liquidez-para-evitar-el-colapso-de-la-economia-mundial.htmleconómica».

    Javier García: La restauración prepara una oleada de ERTE a decenas de miles de trabajadores

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/03/16/companias/1584390167_309620.html

     Carlos Sanchez: El mes de marzo será devastador para el empleo. Y eso explica que Trabajo esté buscando fórmulas para que el Estado pague una parte de los salarios de los trabajadores afectados

    https://www.elconfidencial.com/economia/2020-03-16/trabajo-formula-estado-salarios-despidos_2499396/

    José Luis de Haro: Los bancos centrales anuncian una acción coordinada para garantizar la liquidez

    https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10418024/03/20/Los-bancos-centrales-anuncian-una-accion-coordinada-para-garantizar-la-liquidez.html

    diarioabierto.es:  La OCDE  prevé que el coronavirus tenga un impacto demoledor este año sobre la economía española, que registraría ausencia de crecimiento en el escenario más favorable y una contracción de varias décimas en el caso de que el impacto de la pandemia se prolongue

    https://www.diarioabierto.es/490068/la-ocde-preve-que-el-coronavirus-anule-el-crecimiento-del-pib-espanol-en-2020-o-que-lo-contraiga

     

     César Urrutia: Empresas y sindicatos empiezan a negociar desde hoy ERES temporales para centenares de miles de trabajadores. Grandes, medianas y pequeñas empresas no pueden esperar al plan de choque del Gobierno contra el coronavirus y empezarán desde hoy los trámites para suspender el empleo de centenares de miles de trabajadores que irán al paro

    https://www.elmundo.es/economia/2020/03/16/5e6e95c6fc6c8366528b4573.html

    Santiago Mondejar: Tal y como ya han señalado tanto la OCDE como la UNCTAD, el pronóstico del impacto económico consecuente con la pandemia, apunta a una recesión que no se podrá remontar en el tiempo sin una concertación global de medidas de reactivación, que forzosamente tendrán que ser diferentes a las aplicadas en la anterior crisis: la deuda global ha alcanzado niveles sin precedentes, equivalentes a unas tres veces los ingresos medios per cápita, mientras que las inversiones que las empresas han venido llevando a cabo desde la última recesión, están fuertemente basadas en emisión de bonos, y sometidas a avales respaldados por derivados financieros

    https://debate21.es/2020/03/16/covid-19-el-dia-despues/

    “Por lo tanto, parece evidente que serán necesarios ajustes para reforzar las costuras de la gobernanza global, si se quiere estabilizar la economía, y añadir más actores económicos al sistema, lo que a medio plazo requerirá limitar la capacidad actual de algunos estados para imponer unilateralmente o por interposición del Consejo de Seguridad de la ONU, sanciones y embargos que incitan a los países que los sufren a usar una diplomacia asimétrica, en la que la dialéctica de la fuerza es una herramienta más, y someter a los países en desarrollo a las mismas prácticas de empréstitos que Francia puso en práctica en Túnez en 1863, y que ha llevado ahora a Líbano a declararse insolvente. Como decíamos anteriormente, la propia lógica del mercado hace que las medidas unilaterales resulten contraproducentes, y por ende fútiles. Por lo tanto, toda prescripción que aspire a tratar las contradicciones de la globalización -y no solamente los síntomas de los problemas que la aquejan- debe partir de la premisa de la cooperación multilateral coordinada; una ruta que pasa indefectiblemente por un modelo de globalización regulado y sujeto a una gobernanza arbitrada y empoderada. La solución a los desequilibrios de la economía global, y la mitigación de los riesgos geoestratégicos de las violentas respuestas espasmódicas que origina en los países más desfavorecidos, no pasa por volver a poner en marcha la máquina de imprimir aún más papel moneda, sino de buscar los consensos y pactos necesarios para  invertir en instituciones supranacionales de soberanía compartida y alcance global; que puedan tomar las riendas de una globalización que los mercados se han mostrado -por segunda vez- incapaces de gobernar en interés de todos”

    Marcel Jansen: Un escudo europeo para proteger el empleo

    https://nadaesgratis.es/marcel-jansen/un-escudo-europeo-para-proteger-el-empleo

     “Alemania acaba de anunciar un paquete de medidas sin precedentes para paliar el impacto económico de la pandemia del Corona virus. El paquete incluye medidas, que también se están anunciando en muchos países, para garantizar liquidez a las empresas y ayudas a los trabajadores afectados. La diferencia con otros países es el carácter expresamente ilimitado de este escudo de protección. La respuesta alemana demuestra la importancia de contar con un sólido colchón fiscal, algo que los países nórdicos están exigiendo a sus socios desde hace muchos años. Sin embargo, no es el momento de lamentos o titubeos. Necesitamos medidas semejantes en todos los países europeos, y no solo en aquellos que se lo pueden permitir. Ponerlo en práctica requiere una respuesta fiscal contundente por parte de Europa a una escala nunca vista hasta ahora, sobre todo si la crisis se alarga.

    El objetivo

    Vaya por delante que la prioridad absoluta de las autoridades es parar la propagación descontrolada del virus y prestar atención sanitaria a los afectados. Sin embargo, una respuesta contundente por parte de las autoridades puede evitar que el impacto del parón temporal de la economía se agrave y derive en una larga y profunda recesión. En otras palabras, el objetivo es evitar lo que los economistas llaman histéresis y conseguir que la salida de esta sea lo más rápido posible, es decir, con una recuperación en forma de V, no en U.

    El papel fundamental del crédito

    La crisis anterior nos enseñó la importancia de mantener intacto el flujo de crédito. En 2008 se produjo un cortocircuito en la oferta de crédito bancario que produjo enormes pérdidas de empleo en España, como demostramos Samuel, Gabriel Jiménez y yo en este artículo. En esta ocasión el problema es el enorme aumento previsto en la demanda de crédito por parte de las empresas que vean como se paraliza su actividad generando dificultades para hacer frente a los pagos a sus empleados, proveedores y el Estado. Además, estas dificultades se pueden propagar rápidamente, dado que las empresas con dificultades dejarán de pagar a sus proveedores si les falta liquidez.

    Para hacer frente a esta necesidad de crédito el BCE acaba de anunciar un primer paquete de medidas para proveer liquidez al sistema bancario. Las medidas decepcionaron a los mercados porque, a diferencia de la FED, el BCE no incluyeron una rebaja de los tipos de interés. Además, las declaraciones de Lagarde causaron un revuelo en los mercados porque parecían poner en duda la voluntad del BCE de actuar para mitigar la (posible) escalada de las primas de riesgo de los países más vulnerables cuyas finanzas públicas no permiten una respuesta contundente como la alemana. Sin embargo, las explicaciones posteriores de Philip Lane parecen indicar que el BCE está dispuesto a utilizar todo su arsenal para evitar otra crisis del euro. En palabras del propio Lane:

    “No toleraremos ningún riesgo para la buena transmisión de nuestra política monetaria en todas las jurisdicciones de la zona del euro. Evidentemente, estamos dispuestos a hacer más y a ajustar todos nuestros instrumentos, si es necesario, para garantizar que los elevados diferenciales que vemos en respuesta a la aceleración de la propagación del coronavirus no socaven la transmisión.”

    Además, el paquete de medidas ha sido aprobado por unanimidad lo que proporciona más credibilidad dada la división que ha caracterizado el Consejo de Gobierno del BCE últimamente.

    La necesidad de un backstop

    Sin embargo, la inyección de liquidez por parte del BCE no es suficiente. Hay que garantizar que el crédito llegue a las empresas y en particular a las PYMES cuyo acceso al crédito suele deteriorarse lo primero y que, así, el empleo y las rentas de sus trabajadores queden aseguradas, especialmente de aquellos más vulnerables con dificultades para sobrevivir o satisfacer sus primeras necesidades.

    El gobierno alemán intenta hacer frente a estas necesidades con tres tipos de medidas:

    A.- La flexibilización del llamado Kurzarbeit, un programa que permite compatibilizar la reducción de la jornada laboral con una prestación por desempleo y que inspiró la figura del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

    B.- Una moratoria fiscal para las empresas, permitiendo el aplazamiento del pago de impuestos

    C.- Garantías de liquidez para las empresas, sea a través de préstamos por parte de bancos públicos, o garantías del Estado para créditos bancarios a las empresas.

    El objetivo de estas medidas es obvio: aliviar la situación de las empresas y evitar en la medida de lo posible la pérdida de puestos de trabajo. Otros gobiernos, como el español, contemplan medidas similares pero lo excepcional del plan alemán es el carácter ilimitado del escudo que proporcionará liquidez a las empresas. Alemania está en posiciones de ofrecer estas facilidades porque sus cuentas públicas están totalmente saneadas y porque ya cuenta con varias facilidades de liquidez. De hecho, según el anuncio del gobierno, Alemania puede movilizar hasta 550 mil millones de euros en un plazo muy breve y siempre dentro el marco europeo que regula las ayudas del Estado.Por desgracia, el gobierno español se enfrente a márgenes fiscales mucho más estrechos. La introducción unilateral de medidas similares desbocaría el déficit público y muy probablemente generaría una enorme tensión en los mercados financieros. Incluso no está garantizado que España pueda introducir un paquete con medidas mínimas para atender a todos los afectados dentro de los límites presupuestarios actuales. Obviamente, tan pronto como hoy, la Unión Europea (mediante un acuerdo del Eurogrupo) podría relajar las reglas fiscales, aumentando los límites de déficit y/o excluyendo el gasto en determinadas medidas del cálculo del déficit. Pero este paso es claramente insuficiente. Obligaría a los países más afectados a soportar el coste integro de una crisis sanitaria cuyo origen está en China y que podría haber hecho su entrada en Europa por cualquier país europeo. Europa tiene que buscar vías para compartir los riesgos entre todos los europeos y aliviar la presión sobre los países más afectados. Entre las medidas a contemplar está la mutualización de una parte considerable del gasto necesario para poner en marcha planes eficaces en todos los países.Cuánto más contundente sean los acuerdos alcanzados hoy, más eficaces podrán ser las medidas que tiene previsto anunciar el Gobierno español el martes. El asunto no es baladí. Casi una cuarta parte del empleo en España es de carácter temporal y muchas de las personas con contratos indefinidos tienen poca antigüedad. Ante el miedo de una crisis duradera muchos de estos empleos pueden perderse en los próximos días o semanas. Para evitarlo, el gobierno español tiene que estar en condiciones de anunciar un paquete de medidas que genere confianza en una pronta recuperación y que garantice el acceso a liquidez y el aseguramiento de rentas mientras dure la crisis. El tiempo apremia y es importante que el Gobierno acierte en las medidas. No tiene sentido hablar de programas masivos para estimular la demanda o de prestaciones incondicionales para todos los afectados. La prioridad es la formulación de un plan contingente que evite las pérdidas de empleo por falta de liquidez. Si la imposición del estado de alarma es eficaz podríamos estar ante un parón de poco más de un mes, comparable al parón programado de las vacaciones de agosto. En este caso, muchas empresas podrán – y deberían – asumir el pago de los salarios de sus empleados durante este período sin necesidad de recurrir a despidos o medidas temporales como un ERTE. Esto será más factible si cuentan con facilidades para aplazar el pago de impuestas y las cotizaciones a la seguridad social. Además, las empresas pueden acordar la recuperación de parte de las horas de trabajo perdidas en los meses sucesivos al restablecimiento de la normalidad. Por el contrario, si la resolución de la crisis sanitaria requiere más tiempo, las empresas tienen que tener la seguridad de contar con medidas generosas que incluyan, además de garantías de liquidez, rebajas temporales en sus cotizaciones y facilidades para acceder a los ERTE en condiciones favorables, siempre priorizando a las empresas y trabajadores en situaciones más frágiles. La reducción de horas o la suspensión temporal del contrato son mecanismos que permiten evitar despidos en empresas solventes y no deberíamos escatimar en recursos para optimizar su uso. El tiempo apremia. ¡Actuemos ya!”

    Jesus A. Núñez Villaverde:En el terreno económico nadie puede creer que con los 25.000 millones de euros de fondos estructurales no empleados hasta ahora se va a poder salir del paso. Mientras el BCE ha enviado un mensaje escasamente tranquilizador. Nada se sabe a estas horas de medidas que aseguren la garantía de suministros de bienes para cubrir las necesidades de los consumidores y la actividad del tejido productivo, cuando se ya se hace bien visible la disrupción de las cadenas de producción (derivada en buena parte del impacto de la crisis en China, la fábrica del mundo). Vivimos ya sumidos en una crisis de oferta (con trabajadores y empresas noqueados profundamente) y una crisis  de demanda (con los consumidores encerrados en sus domicilios, reduciendo su gasto tanto por voluntad propia como forzados por las circunstancias), sin olvidar una crisis  financiera (como bien está mostrando el descalabro de las bolsas, ¿quién se atreve a invertir ahora mismo?).

     https://blog.realinstitutoelcano.org/covid-19-la-union-europea-se-juega-su-credibilidad/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+BlogElcano+%28Blog+Elcano%29

     “En resumen, en un nuevo giro hacia posiciones ultranacionalistas, la recesión está a la vuelta de la esquina y no vale decir que la pandemia ha sido sobrevenida, cuando ya desde finales de 2019 se hizo presente en China. Si la UE, que cada vez necesitamos más, no da un paso al frente, las consecuencias van a ser aún más dramáticas. ¿Cuánto más podemos seguir esperando?

    Antonia Díaz : Economía de tiempos de pandemia

    https://nadaesgratis.es/luis-puch/economia-de-tiempos-de-pandemiart

    “que nuestra sociedad, tan individualista, está más interconectada que nunca. Un evento tan trágico e inesperado como el rápido contagio de miles de personas en todo el mundo (y, desgraciadamente, la muerte de muchos, ¡terrible!) está consiguiendo que nuestras economías se tambaleen. Los acontecimientos se desarrollan con tal rapidez que las cifras de afectados van cambiando hora a hora. La OMS ya ha anunciado que nos enfrentamos a una pandemia. Sin inmunización previa, ni vacunas ni retrovirales, por el momento, nuestra única forma de prevención es mucha higiene, y más responsabilidad aún para evitar los contagios.Este es un caso donde hay una clarísima externalidad negativa y donde la coordinación en las respuestas, gestionada por los poderes públicos, es imprescindible para poder salir de esta crisis económica, que ya está aquí. Actualmente nuestros gobiernos están tomando medidas severas para prevenir contagios (teletrabajo, limitación de la posibilidad de viajar, prohibición de aglomeraciones). El objetivo fundamental, como tanto se está insistiendo desde la Administración Pública y los medios de comunicación, es que el sistema de Sanidad no colapse: para ello, el flujo de infectados en un momento dado no puede ser desorbitado. De ahí la necesidad de observar estrictamente las medidas de prevención, aislamiento y distancia social. Por ejemplo, la estrategia de Corea del Sur para monitorizar a los potenciales enfermos vía App a la vez que haciendo chequeos masivos a la población en espacios públicos abiertos habilitados al efecto, en vez de casa por casa o en hospitales y, con ello mitigar contagios y colapsos, ha sido tremendamente exitosa. Deberíamos aprender de ellos. En cualquier caso, la distancia social es fundamental para disminuir la tasa de crecimiento de los contagios.

    Esta crisis nos está recordando Nuestra vida de ocio y cultural, a pesar de las plataformas digitales, sigue siendo fundamentalmente social: cines, conciertos, museos, estadios. ¡Iglesias! Incluso la forma en que ha cambiado el sector servicios, con grandes centros comerciales a los que acuden miles de personas, favorece el contagio masivo. El turismo es un excelente mecanismo de propagación. El que podamos estar en menos de cuatro horas en Berlín, París, Viena, Milán, facilita inmensamente la infección. A pesar de las impresoras 3D, aún la producción de manufacturas sigue haciéndose en plantas donde muchas personas trabajan codo con codo. En suma, la especialización productiva y los rendimientos crecientes a escala (sin tener en cuenta la huella climática, pero esa es otra cuestión), con todos sus beneficios, nos agrupan, nos interconectan. Nos hacen a todos más vulnerables a lo que le ocurra a cada uno de nosotros.Pues bien, aquello que tenemos que hacer para limitar que la infección se expanda implica, necesariamente, una ralentización económica. Una cuestión muy importante es cuánto tiempo tenemos que mantener estas medidas disruptivas de la actividad económica. No lo sabemos, aunque hay algunas estimaciones al respecto de las que se hablará en otro post. Unas semanas de interrupción en un sector tan estacional como el turismo, abre un roto importante en nuestra economía. Si el shock pandémico es finalmente transitorio afectará mucho a una parte relativamente pequeña de la economía. Si fuera este el caso, el pánico observado en los mercados estos días convierte a los responsables del mismo en auténticos irresponsables. Si, por el contrario, los efectos del shock son duraderos, la acción pública es determinante. La cuestión es que, por prevención, para no exponernos al contagio, o porque ya estemos enfermos, ni podemos producir ni podemos consumir. Al no poder producir ni consumir no se puede vender ni generar beneficios. Las empresas, lógicamente, quieren despedir trabajadores para reducir costes. Los plazos de los créditos vencen aunque no se pueda trabajar. Los alquileres hay que pagarlos. No solo eso; cuando la economía real está paralizada, la economía financiera carece de ancla real (los beneficios de las empresas cotizadas) y se mueve exclusivamente por expectativas, que en estos tiempos pueden ser delirantes. De ahí que la Bolsa de Nueva York suspendiera temporalmente la cotización y que ese cierre aguara el festín de pánico que se estaban dando los bajistas.

    Y, finalmente, la cuestión es qué hacer. La respuesta la llamamos los economistas risk sharing. Podría parecer que este shock es de naturaleza sistémica, y en parte lo es. Sin embargo, este shock afecta de manera distinta a distintos sectores: pensemos en los sectores de la alimentación o de las telecomunicaciones frente a la hostelería y el transporte aéreo. Más aún, afecta distinto a deudores y a prestamistas, a los dueños de grandes empresas frente al dueño de una pyme, o al trabajador de un banco y a un funcionario frente al trabajador de un centro comercial. Risk sharing es solidaridad: hoy por ti y mañana por mí. El refrán popular nos dice que el risk sharing, por propia naturaleza, es dinámico. Nos conviene que no haya pérdidas de tejido productivo aunque el virus no nos afecte directamente hoy. Se trata de solidaridad pecuniaria, claro, que es la que importa. Queremos enfatizar lo dicho arriba: esta es una crisis generada por una enfermedad contagiosa, es una externalidad negativa. Por tanto, las acciones de los agentes privados, dirigidas a maximizar beneficios, no van a internalizar el coste social de esas acciones. En una situación de este tipo cada ciudadano o empresa se enfrenta a un “dilema del prisionero”. La Teoría Económica nos dice que, en ausencia de coordinación, cuando la acción de cada agente tiene consecuencias sobre el otro, la asignación de equilibrio es ineficiente porque los agentes maximizadores de beneficios no cooperan. El dilema del prisionero muestra que esos mismos ciudadanos estarían mejor si alguien les sometiera a coordinación. Y, aunque sea de Perogrullo, la Administración Pública debe coordinar. Debe liderar. Tanto más cuanta más artillería tiene.

    La primera medida es que toda la información sobre la enfermedad debe estar accesible de forma centralizada y sencilla para los ciudadanos. Los que enferman y los que sanan. Eso solo puede hacerlo el Ministerio de Sanidad. Luz y taquígrafos es la mejor medicina contra el miedo y las conductas de pánico (las escenas de gente comprando compulsivamente papel higiénico y pasta son el equivalente sanitario de un pánico bancario). Todo el sistema sanitario, público y privado, debe estar al servicio de contener la pandemia. Las compañías sanitarias privadas deben ceder sus hospitales y camas a la Sanidad Pública, así como hacer chequeos gratuitos (ya se verá si la Administración, –es decir, todos– puede compensarles). Idealmente, nos gustaría copiar el sistema de tests diagnósticos masivos de Corea del Sur, pero lleva tiempo. Como hace Corea del Sur, hay que racionar la compra de mascarillas por parte de los ciudadanos. También hay que limitar su precio. Son artículos de primerísima necesidad hasta que termine esta emergencia. No se puede hacer negocio con la enfermedad. Simultáneamente, hay que contratar a más profesionales, es una emergencia. La prioridad es sostener el sistema sanitario.

    La segunda medida fundamental, al menos desde la óptica de los economistas, es sostener la producción. Antes de cerrar los servicios, como en Lombardía, puede explorarse subir el IVA, temporalmente, a aquellas actividades que lleven a la aglomeración y así desincentivar su consumo (tanto más justificado cuanto menos populares sean dichas actividades). El gobierno ya está tomando medidas asimilando las cuarentenas a bajas por accidentes laborales. Pero hay que tener un plan global. Para ello debe estar muy claro que esta no es una crisis como en 2008. Esta crisis se debe a que tenemos que paralizar la economía real para frenar los contagios. Y mientras que la economía real esté parada, la economía financiera no puede seguir al albur de las expectativas. Aunque la economía financiera no tuvo disciplina en el 2008 nos parece que este, sin duda, es el momento para que la tenga y, para que quien tiene la autoridad para exigírsela, lo haga.

    Debemos tener claro que esta es una crisis de liquidez. Cuando una buena parte del país echa el cierre en agosto no pasa nada. Y no pasa nada porque es algo planificado. Coordinado. Esta crisis no es un desastre natural. No se incendian los bosques, la fuerza del agua no se traga las carreteras, no se caen las viviendas ni las factorías por un terremoto.  Nuestro potencial productivo sigue intacto. Las muertes, aunque todas trágicas, no amenazan nuestra economía. Es la conjunción de parálisis productiva e hiperactividad financiera lo que amenaza la economía si no hay coordinación. Hay que contener la economía financiera mientras que la real no se recupere. Mientras que la pandemia no se controle, la mayoría de actividades financieras y decisiones de empleo deben ser supervisadas.

    Hay que hacer una moratoria financiera para los sectores más golpeados por las medidas encaminadas a frenar el contagio. Nos referimos a los sectores de turismo, comercio (presencial, no online), transporte aéreo… Se trata de una moratoria para las decisiones de despido, para los vencimientos de todo tipo de créditos (en las empresas pequeñas y medianas, especialmente). Los bancos deben extender los créditos que puedan vencer en los próximos tres meses, por ejemplo, de acuerdo con la previsión actual de efectos. Hay que abrir líneas de crédito a las empresas bajo la condición de que no despidan a trabajadores y en función del Impuesto sobre Sociedades que hayan venido pagando, o que vayan a pagar en el futuro gracias a las ayudas. La crisis financiera debería haber servido para completar mercados; es decir, para contribuir a mejorar las condiciones en las que los órganos supervisores y la Justicia distinguen la mala suerte (el shock) de la mala fe. Lamentablemente, en este asunto no parece que se haya avanzado demasiado, por lo que lo más prioritario puede ser no convertir “ayudas justificadas” en un “free lunch.” Pero sí, se trata de evitar las quiebras.

    Los tipos de interés no deben subir. Los sindicatos y la patronal deben actuar. Los agentes sociales tienen que sentarse y decidir para cada tipo de empresa cuál es la mejor solución. Hoy ha aparecido una primera propuesta. Nosotros creemos que, si las empresas pueden mantener las nóminas, deben hacerlo y lo que no se trabaje ahora se puede devolver en el futuro. Como siempre, las empresas grandes serán capaces de resistir mejor el envite. Hay que aguantar el empleo en las pequeñas y medianas empresas. Hay que imponer una moratoria a los desahucios, a los vencimientos de préstamos a las familias y asistir a los más vulnerables. Hay que decidir, en fin, cuál puede ser la contribución del Sector Público, y con ello, de los empleados públicos, para sostener al Sector Privado. Siempre empezando por los que parten en posición más favorecida. Las medidas que acaba de anunciar el Presidente del Gobierno (hoy, jueves 12 de marzo) van en esta dirección pero aún nos parecen tímidas.Hay que pedir a la Comisión Nacional del Mercado de Valores y al Banco de España que vigilen a la Bolsa y al sector financiero para evitar episodios de “depresión irracional” como hizo la Bolsa de Nueva York. En concreto, hay que limitar las “ventas en corto” (préstame tus acciones –ayer, que te las devuelvo mañana cuando valgan la mitad), y evitar que los tiburones financieros hagan caja a costa de las primas de riesgo cuando, con buenas palabras, el Eurogrupo relaje los requisitos de límite de déficit. Esto es fundamental.

    Todas estas medidas necesitan liquidez. Las medidas que acaba de anunciar el gobierno, con la moratoria en el pago de impuestos anunciada, necesariamente van a afectar a las cuentas públicas. Hay que pedir una moratoria a la EU para cumplir la regla del déficit. El Banco Central Europeo debe facilitar la liquidez necesaria para que los gobiernos de cada país puedan actuar sobre los sectores productivos más perjudicados por la crisis. Roberto Perli en Twitter hace un listado muy interesante de medidas que el BCE puede llevar a cabo. En particular, queremos resaltar la propuesta de dar avales a las pequeñas y medianas empresas para obtener líneas de créditos. Como indica Roberto Perli, necesitamos un “Quantitative Easing”, pero este debe ser selectivo porque no todos los sectores productivos están igualmente afectados. Recordemos que es el tejido productivo lo que está en peligro, no el sistema financiero. Y lo necesitamos ya.

    ¿Qué podemos hacer sin contar con la UE? Las declaraciones recientes de Lagarde diciendo que no van a tocar los tipos son muy elocuentes: le pasa la patata caliente a los gobiernos y a la política fiscal para evitar que aumenten las primas de riesgo. Pero la UE se niega a la actuación fi cal sconjunta por ahora.  Mientras que escribimos este post ha saltado la noticia de que España, en la persona de la vicepresidenta Nadia Calviño, ha rechazado el plan que pedían Francia e Italia de estímulos fiscales argumentando que el Banco Europeo de inversiones puede canalizar las ayudas necesarias en estos momentos. Sería bueno que el Gobierno explicara su posición para saber a qué atenernos, pero todo apunta a que se está jugando una partida complicada. El FMI nos recomienda subir impuestos. Tendremos que hacerlo. En particular, hay que subir impuestos a las grandes empresas (que disponen de más colateral para vadear la pandemia), algunas en sectores que pueden salir incluso beneficiados de esta crisis. Es el momento, por ejemplo, de gravar a las grandes tecnológicas. Y hay que hacerlo ya. Existen dos razones poderosas para pedirles que paguen más impuestos. La primera es que esta pandemia afecta a sus competidores más que a ellos. Casi nadie puede ir al cine (bueno para Netflix). Nadie quiere ir a un centro comercial a comprar (bueno para Amazon). Es decir, el coronavirus es un arma de competencia desleal. Las grandes tecnológicas deben contribuir por ese maná que reciben en estos tiempos de pandemia. La segunda razón es que su posición dominante es tal, que impiden la competencia de manera expedita al comprarse a quien se atreve a asomar la nariz por su mercado (digital, claro). Es una cuestión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (¿europea? ¿mundial?). Hay que pedirles su colaboración. Y dedicar esos recursos a aumentar los ingresos del Estado.En definitiva, hay que actuar con rapidez y determinación. Hay que convencer a todos los socios de la Unión Europea para llevar a cabo una respuesta coordinada, pero sin dejar de actuar en los mercados mientras tanto. Hay que convencerles que hay que hacer risk sharing. Hay que convencerles de que todos ganamos. Porque si no lo hacemos, nuestra confianza en la Unión Europea se hundirá. Y una institución no puede sobrevivir sin la confianza de sus ciudadanos. Sabremos si llegamos tarde mirando lo que ocurra en Italia”

    Algunos  comentarios al artículo de  Antonia Díaz& Luis Puch
      Juan José  Doladodice:

    13/03/2020 a las 15:54

    Enhorabuena. Una entrada oportuna y necesaria. Como complemento, recomiendo también el manifiesto de varios conocidos economistas publicado recientemente en VoxEu

    https://voxeu.org/article/covid-19-europe-needs-catastrophe-relief-plan

    13/03/2020 a las 16:33

    ¡Gracias! Sí, lo estoy leyendo.

      Fededice:

    14/03/2020 a las 11:50

    Muchas gracias por el análisis. Es urgente abrir el debate porque ya no hay tiempo y nos jugamos mucho.
    En general, estoy de acuerdo con las propuestas, aunque hay algunos puntos que no entiendo bien.
    Se acusa de irresponsables a los que causaron el pánico financiero si el shock es transitorio y parcial, pero en caso contrario lo sería el sector público por no intervenir.
    La irresponsabilidad se produce antes de lanzar los dados. Si fuera expost siempre sería el estado porque podría haber hecho que las cosas hubiera transcurrido de otra forma.
    Por otra parte, acusar a Netflix o Amazon de utilizar el coronavirus como un arma de competencia desleal porque sus productos se adecuan más a las circunstancias que los de sus competidores sería como si los hoteleros gallegos acusaran a los malagueños de aprovecharse de que tienen mejor tiempo.
    Como reflexión final, creo que aunque el sistema sanitario ha fallado gravemente en sus previsiones actuando de forma improvisada, la posición de la Economía al respecto es mucho peor. Las prescripciones que podemos dar se basan en intuiciones más que en criterios científicos porque basamos nuestras opiniones en modelos parciales que ni por asomo incluyen las variables relevantes actualmente: prima de riesgo, deuda externa, déficit comercial estructural, problemas de cohesión europea pero también nacional, incapacidad política de toma de decisiones… Probablemente, las circunstancias me hacen ver las cosas peor de lo que están. Sorry.

    14/03/2020 a las 13:42

    Hola:

    No acusamos a Netflix o Amazon de usar el virus. Solo que le viene bien a ambos. Por eso deben arrimar el hombro más que otros.

    Nosotros basamos nuestros juicios, que no son opiniones, en criterios científicos que incluyen todas las variables que mencionas.

    Antonia Díaz

      Ramón Garcíadice:

    14/03/2020 a las 19:06

    El artículo está muy bien escrito.

    Sobre las medidas a tomar, creo que nada va a evitar que el coste de medidas muy restrictivas sea muy elevado. Repartirlo puede ayudar, pero lo justo. Si se produce menos, tocará a menos.

    Mejor solución es buscar medidas que impidan el contagio pero afecten lo menos posible a la economía. No comprendo por qué alguien con mascarilla y guantes no puede desplazarse de forma normal. Con una simple mascarilla de menos de 1€, es muy difícil contagiar a los demás.

    Sobre lo de regular precios de mascarillas, no acabo de verlo. No veo qué limita producir muchas más. Cuánta más liquidez haya, más medios para comprar y vender, mejores precios se obtienen. La existencia de plataformas como Aliexpress o Ebay, fomenta la formación de mejores precios y reduce las burbujas. Por ejemplo, aquí https://es.aliexpress.com/item/4000734373570.html puede pedirlas a unos 5 €/mascarilla en lotes de 20. (Discupas por el enlace, lo pongo como prueba del argumento).

      Enrique Unodice:

    15/03/2020 a las 18:03

    Antonia, dado lo que está ocurriendo en España y otras partes y lo que otros están argumentando seriamente sobre el curso de la pandemia, ojalá Luis y usted tengan el coraje de eliminar este post del blog. El post es totalmente inútil y muestra de arrogancia deplorable.

    Usted ignora que la pandemia está en curso y que lo importante es la prevención, es decir, su contención, y que por lo tanto sería bueno que los que no tienen nada que decir sobre esa contención dejen de hacer ruido. Un buen ingeniero social sí puede analizar y evaluar medidas alternativas de contención de la pandemia (dejando para cuando haya pasado, la discusión sobre el daño y su reparación ). La urgencia de esa contención y la ignorancia sobre la pandemia dificultan el análisis y la contención, muy necesario por el alto costo fiscal y económico de un éxito incierto.

    Ojalá tenga la valentía de seguir mi recomendación y se tome tiempo para revisar los argumentos que justifican mi recomendación. No le quepa duda que, en este momento, posts sobre daños y reparaciones solo hacen ruido (esto vale también para las tonteras de Greg Mankiew y otros economistas de EEUU y Europa). Espero que su intención no sea hacer ruido, intención manifiesta en otros economistas por razones puramente políticas.

    15/03/2020 a las 22:11

    Pues me temo, Enrique, que vamos a ignorar tu sugerencia, otra vez. Pero ahí queda, por si alguien quiere adherirse a ella.

    Personalmente, me da mucha tranquilidad pensar que no tienes nada que ver (¡espero!), con la gestión de este problema tan urgente, y en gran medida dramático.

      Edgardice:

    15/03/2020 a las 21:04

    Excelente análisis para entender y ver que medidas tomar con lo que está aconteciendo!

      Alejandrodice:

    16/03/2020 a las 11:22

    Excelente artículo. Lectura dinámica y con conclusiones tangibles. ¡Enhorabuena!

    Se menciona que necesitamos liquidez y por tanto una política monetaria expansiva, a lo cual estoy totalmente de acuerdo.

    Sin embargo, se hace referencia a una subida de impuestos a las grandes empresas, imagino que única y exclusivamente a las empresas sin alterar la renta disponible de las economías domésticas, ¿verdad?
    De lo contrario, provocaría una contracción de la demanda agregada aún mayor.

    Gracias

     

     

    Mil gracias por lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos

    Manuel.portelap@gmail.com

    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA

     Www.agendadeprensa.org

    Hay  dos procedimientos alternativos para suscribirse.

    La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante

    mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

    Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

    Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:

    manuel.portelap@gmail.com

     

     

     

     

     

Calendario de artículos

marzo 2020
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Artículos anteriores