• Los sondeos de intención de voto

    Antonio Avendaño: Dos semanas eternas en la vida del candidato Sánchez.Con un PP a solo 5 puntos del PSOE y subiendo, los socialistas no acaban de encontrar nuevos argumentos de campaña con los que igualar la movilización del 28-A

    https://www.elplural.com/autonomias/andalucia/dos-semanas-eternas-en-la-vida-del-candidato-sanchez_226635102

    Mariano Calleja: Según el sondeo de GAD3 para “ABC”, el PSOE pierde ocho escaños en solo dos semanas y Vox sube hasta los 41.La distancia entre el PP y los socialistas vuelve a recortarse y ya es de 18 diputados

    https://www.abc.es/elecciones/elecciones-generales/abci-psoe-pierde-ocho-escanos-solo-semanas-y-sube-hasta-41-201910272228_noticia.html

    Marisa Cruz: Según el sondeo de  Sigma 2 para “El Mundo”, Vox rompe por primera vez el techo de 40 escaños.Los bloques de izquierda y derecha se encuentran en empate técnico, pese al desplome de Ciudadanos, que ya es superado por ERC

    https://www.elmundo.es/espana/2019/10/28/5db5c278fc6c83937b8b4650.html

    José Rico:Según el sondeo de Gesop para “El Periodico”, la CUP reforzaría al independentismo el 10-N

    https://www.elperiodico.com/es/politica/20191027/encuesta-elecciones-generales-cataluna-7702991

    Carmen Morodo: Según el sondeo de NCReport para “La Razón”, Franco impulsa a Vox, Cs se hunde y el PP sigue al alza. La participación repunta hasta superar el 66 por ciento, pero se mantiene el bloqueo de las elecciones del 28-A, con 162 escaños para las formaciones de izquierda y 158 para la derecha

     

    https://www.larazon.es/espana/encuesta-franco-impulsa-a-vox-cs-se-hunde-y-el-pp-sigue-al-alza-KG25459366

    Gonzalo Cortizo: Según el sondeo de Celeste para “el diario.es”, el Partido Socialista revierte la tendencia a la baja y se acerca a sus resultados de abril: con el 27,7% de los votos obtendría 120 escañosVox se convertiría en la cuarta fuerza con el 10,5% de los votos y 31 escaños y desbanca a Ciudadanos, que se hunde en el 10% del voto y 20 escañosEl Partido Popular frena su ascenso de las últimas semanas: con el 22,2% de las papeletas sacaría ahora 101 diputados

    https://www.eldiario.es/politica/PSOE-Vox-posiciones-electorales-Franco_0_957154353.html

    Silvia Cruz: 10N, la campaña negativa: por qué a los candidatos les interesa que te enfades

    https://www.revistavanityfair.es/poder/articulos/10n-la-campana-negativa-por-que-a-los-candidatos-les-interesa-que-te-enfades/41140?utm_medium=picks.es.20191020&utm_source=email&utm_content=article&utm_campaign=picks

    Fernando Pastor: Gobernar tras el 10-N va a ser cosa de héroes

    https://www.lainformacion.com/opinion/fernando-pastor/gobernar-tras-el-10-n-va-a-ser-cosa-de-heroes/6515005/

    Pablo Simon: Gobierno y gobernabilidad. Los partidos insisten más en desbloquear una investidura que en trenzar mayorías parlamentarias estables

    https://elpais.com/elpais/2019/10/24/opinion/1571932459_905658.html

    Cristina de la Hoz: Sánchez se abrirá a todos los partidos tras el 10-N para formar un gobierno en diciembre

    https://www.elindependiente.com/politica/2019/10/13/sanchez-se-abrira-todos-partidos-10-n-formar-gobierno-diciembre/

    Manuel Sanchez: El plan para vencer el bloqueo de Sánchez, si gana las elecciones, plantea cuatro grandes acuerdos: defensa de la Constitución y la integridad territorial de España; Pacto de Toledo, financiación autonómica y nuevo modelo de investidura. Para buscar la estabilidad propondrá a las fuerzas progresistas un acuerdo programático, pero no un Gobierno de coalición

    https://www.publico.es/politica/precampana-electoral-sanchez-presentara-48-horas-10-n-propuesta-partido-formar-gobierno.html

    Carmen Obregon: El PP ha confiado su discurso económico  en cuatro personas: Elvira Rodríguez, Isabel García Tejerina, Mario Garcés y Daniel Lacalle

    https://www.eleconomista.es/elecciones-generales/noticias/10160545/10/19/Pablo-Casado-confia-el-equipo-economico-del-PP-en-Rodriguez-Tejerina-Garces-y-Lacalle.html

    “Además, en determinadas ocasiones, al jefe de la oposición le gusta consultar a otras personas con veteranía en materias económica. Y en ese lado se sitúan Manuel Pizarro, Román Escolano, Alberto Nadal, José María Rotellar, e incluso el exministro Luis de Guindos

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    MÚSICA Y PINTURA, SEGUNDA ÉPOCA

     

    Decíamos anteayer que con Rothko Chapel (1971), de Morton Feldman, terminaba un proyecto de la Agenda de música que empezó hace casi dos años con Tiziano y ha recorrido unas cien pinturas relacionándolas de un modo “más o menos” con músicas. Los músicos y pintores norteamericanos de hecho o de derecho de los años 1970 culminaron el proceso aquilatando la relación música-pintura. A partir de ahí poco más se puede hacer. Lo que sigue será una vuelta atrás para ir recogiendo cuadros y músicas que quedaron en el camino y que posiblemente vale la pena conocer y, en muchos casos, disfrutar. Seguiremos un orden cronológico de cuadros, en lo posible y con saltos  para no perdernos algunas otras cosas, y marcaremos las próximas entregas con Música y pintura 2, I; 2, II; 2, III, etcétera. Pero, como prólogo, aprovechamos la gran exposición del Prado para reivindicar a Lavinia Fontana (1552-1614) y a Sofonisba Anguissola (1535-1625), dos enormes entre las grandísimas pintoras que en el mundo han sido (han sido despreciadas, digo). Pasa que en “Lavinia Fontana” de Google encuentro estos dos retratos, con los que propongo un concurso: ¿Cuál es el bueno? Desde luego, “Autorretrato de Lavivia dibujando” no es el del mejor título, pero a lo mejor es más del año 1600 que el otro. A ver.

     

    (1)                                                             (2)

    (1) RTVE, “Autorretrato de Lavinia dibujando”

    http://www.fundacionerguete.org/lavinia-fontana-es.html

    (2) Autorretrato tocando la espineta (1575);

    commons.wikimedia.org

    Pelillos de pincel a la mar de la historia. ¿Qué tocaba la pintora mientras se retrataba? Evidentemente, nada: no podía pintar y tocar al mismo tiempo. ¿Qué partitura tiene la acompañante? Ah, esta es otra: quizá la reducción para espineta de alguno de estos  8 Ricercari sopra li tuoni a 4, de Palestrina (1525-1594), que escribió mucho más que misas, motetes y madrigales:

     

    https://youtu.be/8IMECDQpIlk

     

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Librería Castelar libreriaemiliocastelar.com

    Santos Julia: demasiados retrocesos. España 1898-2018

    https://elcultural.com/demasiados-retrocesos-espana-1898-2018

    Gustau Nerin: Blanco Bueno Busca Negro Pobre. Una crítica a los organismos de cooperación y las ONG

    https://www.grupotortuga.com/Blanco-bueno-busca-negro-pobre-Una

    EL VOTO DEL PENSIONISTADEMOGRAFÍA, MIGRACIONES Y PENSIONES

    Kiko Llaneras: Cuatro gráficos que explican el voto de los pensionistas españoles

    http://blog.elespanol.com/actualidad/cuatro-graficos-que-explican-el-voto-de-los-pensionistas-espanoles/

    “l gasto en pensiones no dejó de crecer durante la crisis y es posible que las elecciones tengan algo que ver. Sabemos que los pensionistas han evitado lo peor de la crisis y que son votantes particulares: participan más y prefieren partidos tradicionales. El resultado es una brecha generacional que se vislumbra en cuatro gráficos.

    1. Un voto más fiel.

    Las personas de más edad acuden más a las urnas. Al menos es lo que afirman. En el gráfico muestro los datos de participación en las últimas elecciones de ámbito estatal, las europeas de 2014

    . El 73% de los mayores de 65 años dijo haber votado en las últimas elecciones europeas. Sólo el 52% de los jóvenes lo hizo. Los datos son inequívocos: a más edad, más participación.

    2. Refugio del bipartidismo.

    Los mayores de 55 años votan más y prefieren a los partidos tradicionales PSOE y PP. Así lo indican las cifras del CIS.

    En el gráfico de la izquierda hay un dato claro: los votantes de más de 55 años prefieren a los partidos tradicionales y no tienen grandes simpatías por Podemos ni por CiudadanosOcurre lo mismo con los pensionistas. Comparados con los jóvenes o con la población general, los pensionistas prefieren el bipartidismo tradicional. Un 29% de ellos simpatiza con el PP y un 25% con el PSOE, mientras que sólo un 5% y un 8% simpatiza con Ciudadanos o Podemos. Su simpatía por los partidos tradicionales pueden explicarse de dos maneras: una interesada (aunque legítima) y otra no. Es posible que los jubilados prefieran al PSOE y el PP porque ambos partidos han protegido sus intereses cuando han gobernado. Pero también puede haber un efecto fidelidad. Es natural que las personas de más edad se sientan cercanas a las formaciones que conocen desde hace décadas. Esto explica por qué cuando un sistema de partidos se transforma, normalmente lo hace a través del voto de gente relativamente joven.

    3. Pensiones más altas.

    Hemos visto que los mayores de 65 años son un caladero de votos para el PP y el PSOE, precisamente los partidos que han ocupado el gobierno durante la crisis. Eso sugiere que sus intereses como colectivo habrán estado bien representados. Y efectivamente algunos datos así lo apuntan. Durante la crisis, el gasto en pensiones no ha parado de aumentar. En parte porque cada vez había más jubilados pero también porque la pensión media ha sido cada vez más generosa. Las pensiones por jubilación se han revalorizado un 10% desde 2009 mientras el gasto medio de los hogares caía un 18%.

    Además, las pensiones por jubilación han subido claramente por encima de otras pensiones. Las de orfandad, por ejemplo, llevan años congeladas.

    4. La exclusión es cosa de niños.

    La crisis ha disparado la desigualdad entre ricos y pobres. La razón principal no es que las clases medias se hayan empobrecido más que los ricos (aunque ése sea un discurso dominante) sino que la desigualdad creció porque los pobres son cada vez más pobres. Prueba de ello es el aumento de la población en riesgo de exclusión y pobreza.Pero en esta desigualdad económica se esconde otra: la generacional. Durante la crisis, la pobreza ha sido una amenaza distinta para niños y mayores.El porcentaje de niños y jóvenes en riesgo de exclusión creció durante la crisis; pasó del 29% al 36%. En cambio, la exclusión entre los mayores de 65 años se ha reducido drásticamente. La situación hoy es claramente bipolar: la pobreza amenaza al 13% de los mayores pero al 36% de todos los niños.Durante la crisis, el gasto en pensiones se ha privilegiado respecto a las partidas sociales que sufrían recortes. Pau Mari-Klose, experto en este tema, aporta un dato en este sentido: antes de la crisis, el gasto en pensiones duplicaba al gasto en infancia y hoy en cambio hoy lo triplica.Detrás de esta brecha está nuestro Estado del Bienestar. El debate de fondo -en el que no entraré- es si nuestras políticas de gasto social han funcionado del todo bien. Muchos expertos creen que no. Creen que las políticas públicas podrían haber reducido la desigualdad, distribuyendo los daños de la recesión y siendo una mejor red de seguridad para los trabajadores precarios o los hijos de familias empobrecidas. Es posible, en definitiva, que nuestro Estado del Bienestar haya protegido más a quien menos lo necesitaba.El caso de los pensionistas es elocuente porque han sufrido la crisis menos que la mayoría. Los motivos son variados y no necesariamente intencionados. Por ejemplo, el carácter contributivo de las pensiones las hizo crecer de forma casi automática. Pero los datos que vimos al principio sugieren que el cálculo electoral jugaba también a su  favor.Hay dos indicios del poder electoral de los mayores de 65 años. El primero es que los dos grandes partidos coinciden en serles favorables. El segundo, aún más significativo, es la actitud de los partidos nuevos. Aunque ni Podemos ni Ciudadanos tienen a los pensionistas entre sus votantes, ninguno de ellos parece dispuesto a cuestionar sus intereses. Ni siquiera a plantear el dilema presupuestario e inevitable que enfrenta a los mayores con los jóvenes o con las familias en riesgo de exclusión. Son colectivos menos homogéneos y menos organizados pero no menos vulnerables”

    Angel de la Fuente: La salud financiera del sistema público de pensiones

    https://www.fedea.net/wp-content/uploads/2017/02/PEN20170220-KEY_salud_prensiones.pdf

    huffingtonpost.es: España será el país con mayor esperanza de vida del mundo en 2040, según un estudio de la Universidad de Washington . En el mejor escenario podría subir hasta los 87,4 años

    https://www.huffingtonpost.es/2018/10/15/espana-sera-el-pais-con-mayor-esperanza-de-vida-del-mundo-en-2040-segun-un-estudio_a_23562047/

     

    Ignacio Conde- Ruiz: medidas para restaurar (o no) la sostenibilidad financiera de las pensiones

    http://documentos.fedea.net/pubs/fpp/2017/01/FPP2017-04.pdf

    Elisa Chulia: Un pacto de Estado por la claridad de las prestaciones nos permitiría salir de la ignorancia general

    https://elpais.com/elpais/2018/03/02/opinion/1520016473_757805.html

    Primo Gonzalez: Economía y vejez, problema creciente

    https://www.republica.com/retablos-financieros/2019/10/27/economia-y-vejez-problema-creciente/

    Guillem Lopez i Casanovas: Todavia con las pensiones
    https://economistas.es/wp-content/uploads/2018/10/z-11lavang.pdf

    Maria Sosa: Los españoles de 2033: más viejos y más solos. Una de cada cuatro personas tendrá más de 65 años dentro de tres lustros. Las proyecciones del INE elevan en 2,4 millones la población gracias a la inmigración

    https://elpais.com/sociedad/2018/10/10/actualidad/1539170799_310404.html

    Diarioabierto.es: España tendrá 49 millones de habitantes en 2033 y una cuarta parte será mayor de 65 años

    https://www.diarioabierto.es/427476/espana-tendra-49-millones-de-habitantes-en-2033-y-una-cuarta-parte-sera-mayor-de-65-anos

    Carlos Sanchez: La longevidad es un fenómeno creciente. Hasta el punto de que 15.500 españoles tienen ya más de 100 años. Medio millón ha cumplido los 90. Esto no ha hecho más empezar

    https://www.elconfidencial.com/economia/2017-04-27/pensiones-longevidad-envejecimiento-poblacion-edad-media-100-anos-elecciones-jubilacion-ine_1373661/

    Rosa Salvador: La ratio de afiliados por pensionista cae a mínimos de los últimos 20 años. Pese a la mejora económica, ya sólo hay dos trabajadores para pagar cada pensión

    https://www.lavanguardia.com/economia/20180304/441241175502/crisis-seguridad-social-pensiones.html

    Raquel Pascual :  El sistema tiene un millón de cotizantes menos para pagar 1,2 millones de pensiones más

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/08/24/midinero/1503572426_850467.html

    Inés Calderon : ¿Son sostenibles las pensiones? . El ratio de cotizantes por jubilado, en mínimos de 15 años. Precariedad y bonificaciones hacen que el ingreso por cotización apenas suba

    https://www.eleconomista.es/economia/noticias/6372169/01/15/4/El-ratio-de-cotizantes-por-pensionista-cae-a-su-nivel-mas-bajo-en-15-anos-pese-a-la-creacion-de-empleo.html

    Josep Oliver: Pensiones e IPC, ¿el problema?

    https://www.lavanguardia.com/economia/20180304/441241187117/pensiones-e-ipc-el-problema.html

    Marc Fortuño : Las pensiones: ¿ligadas al IPC o buscamos otra fórmula?

    https://www.elblogsalmon.com/entorno/pensiones-ligadas-al-ipc-buscamos-otra-formula?utm_source=recommended&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_campaign=08_Oct_2018+El+Blog+Salm%C3%B3n

    Pedro Jota Ramirez entrevista a Jose Maria  Aznar: «La indexación de las pensiones con el IPC dinamita el sistema»

    https://www.elespanol.com/espana/politica/20181008/aznar-indexacion-pensiones-ipc-dinamita-sistema/343716153_0.html

    Domingo Soriano : El fraude del IPC, la coartada de la demografía, la patada a seguir de las pensiones

     

    https://www.libremercado.com/2018-10-08/domingo-soriano-el-fraude-del-ipc-la-coartada-de-la-demografia-la-patada-a-seguir-de-las-pensiones-86202/

    Fernando Mendez Ibisate: Las pensiones están en manos de farsantes

    https://www.eleconomista.es/opinion-blogs/noticias/9436468/10/18/PENSIONES-EN-MANOS-DE-FARSANTES.html

    “ La calificación no se refiere, específicamente, al actual Gobierno de Sánchez, sino a quienes manejan, regulan, administran y deciden nuestras pensiones que, desde el franquismo, son las autoridades políticas, a las que, en democracia y para darle una apariencia más ecuánime -no liberal-, se han añadido otros grupos de presión, también políticos hace tiempo, aunque se trate de organizaciones privadas cuyo origen y desempeño es otro bien diferente, pero ahora desplazadas hacia la búsqueda y extracción de rentas; me refiero a las organizaciones sindicales y patronales. Los últimos acontecimientos y declaraciones inquietan, más si cabe, el futuro de las pensiones. Tanto el secretario de estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, persona sobradamente versada en la materia, como la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, declararon, con la insistencia acostumbrada por los gobernantes durante las últimas cuatro décadas, que la sostenibilidad del sistema de pensiones públicas, en su estado actual, está garantizada. Lo mismo y con la misma contundencia afirmaron sucesivamente quienes han gestionado, administrado y distribuido nuestras pensiones desde los años ochenta, y siempre engañaron.Engañaron porque, para hacerlo sostenible, fueron cambiando todo tipo de condiciones que estaban estipuladas en y por el propio sistema de reparto: edad de jubilación; condiciones de acceso y derecho al cobro, incluido el tiempo mínimo de cotización; cuantías de la primera pensión; revalorización de las pensiones; años cotizados; e incluso la tasa bruta de sustitución o reemplazo (proporción del último salario que constituye la primera pensión de jubilación), que en España es de las más elevadas de Europa, pues para un salario medio ronda el 80 por ciento. Así pues, la «sostenibilidad» del sistema se va logrando recortando prestaciones y endureciendo condiciones. Lo que, precisamente, demuestra su insostenibilidad.Llama la atención que, en una de las manifestaciones de pensionistas en Bilbao, había entre los manifestantes gente joven que afirmaban estar allí porque, aunque ellos no eran pensionistas, lo serían en el futuro y esperaban (cito de memoria) poder cobrar una pensión digna, en relación con lo que contribuían. Da auténtica lástima, porque la gente no se entera, ni quiere enterarse, de que el sistema financiero de reparto sobre el que se sustenta el actual sistema de pensiones consiste en que la contribución de cada uno, en cada momento, no tiene relación alguna con lo que cobre o vaya a cobrar en el futuro en forma de pensión. Ni siquiera vale el argumento de su carácter contributivo. Porque dicha contribución establece un derecho deacceso y cobro al sistema que no es tal, sino supuesto.Supuestamente a que exista un número o cuantía suficiente de contribuciones, en el momento de jubilación, que permitan pagar las pensiones, no ya en las condiciones establecidas durante la vida laboral o contributiva del pensionista, que como hemos visto se han alterado sistemáticamente, sino en unas condiciones mínimamente aceptables en ese momento. Pero, además, con la normativa actual, hay personas que han contribuido menos de 15 años (aunque sean 14 años y 11 meses), que no tendrán derecho a pensión contributiva, a pesar de su contribución. Para estos, ni siquiera suposición y directamente al sistema asistencial.Tienen razones los pensionistas para quejarse pues ni siquiera la pensión máxima es para echar cohetes, según dónde se viva o sea la situación del pensionista, incluyendo personas dependientes. Pero no la tienen en sus argumentos basados en los recortes, porque incluso aunque hayan perdido poder adquisitivo en 2017 y 2018, no así en los años duros, también perdieron con la crisis trabajadores y empresarios (no todos, pero sí muchos), y en mayor medida que pensionistas o funcionarios. Además, los pensionistas deben considerar también otros activos acumulados y todos debemos mirar por el futuro del sistema de pensiones, algo que debería ser prioritario.Yerra la ministra de Trabajo cuando afirma que las pensiones en España no tienen un problema de gastos, sino de ingresos e inmediatamente a continuación asegura que los ingresos por cotizaciones a la Seguridad Social están aumentando este año, igual que aumentaron en 2017, pero el déficit del sistema sigue, ahora en unos 23.000 millones. Y con la revalorización de las pensiones a la tasa de inflación el gasto será mayor. Por cierto, no se revalorizan según el IPC, sino según su tasa de variación y, desde luego, no sé qué significa el IPC «real» del que hablan en el Pacto de Toledo, pues se trata de un número índice. Más acertada es la propuesta de su secretario de estado, Sr. Granado, que incluye diversos factores a tener en cuenta (crecimiento del PIB, ingresos o déficit del Estado, cotizaciones, precios, etc.), como el sistema que intentó y aplicó el anterior Gobierno del PP, aunque mejorable.Pero ningún grupo político pretende o desea reformar de verdad las pensiones (separar las fuentes de financiación y pasar partidas a otros apartados del Presupuesto no resuelve per se el problema de fondo, salvo que se acompañe de reformas). El Gobierno está en clave de postureo electoral y el centro derecha teme que lo lapiden con el esperpento de «privatizar y quitaros las pensiones», como si lo malo fuera que las pensiones contributivas estuviesen en manos de sus dueños legítimos, cada trabajador individual, y se capitalizasen para la cobertura de su futura jubilación, en lugar del ilícito, tramposo y estafador sistema piramidal de reparto que nos impone el poder. Y las pensiones asistenciales u otras específicas, con cargo a presupuestos, que también para eso pagamos los ciudadanos impuestos. ¡Ah! Y vigilar y reducir gastos públicos, tamaño de las AAPP., que es donde están los problemas de ineficiencia y corrupción”

    Carlos Sanchez: En la literatura económica está algo más que demostrada la relación entre crecimiento del PIB y tasa de fecundidad, pero ahora el FMI ha puesto cifras a esa evidencia durante el pasado más reciente.Su conclusión es que la Gran Recesión, doble en el caso de España, ha provocado una caída sin precedentes tanto en el número de nacimientos como en las migraciones, lo que, lógicamente, también ha afectado a la natalidad

    https://www.elconfidencial.com/economia/2018-10-06/crisis-natalidad-fmi-nacimientos-poblacion_1626046/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=3

    “lo que es relevante en términos económicos debido a que la población extranjera es más propensa a tener hijos que la autóctona.Este es el caos de España, que, desde que comenzó el siglo y hasta 2008, vio un aumento sostenido de la tasa de fecundidad, desde 1,12 hijos por mujer en 1998 (mínimo de la serie) a 1,46 el año que Lehman cayó en bancarrota, básicamente por la inmigración. Esa tendencia se quebró con la crisis y bajó hasta los 1,27 hijos por mujer en 2013. A partir de ahí, sin embargo, y con la mejora de la actividad económica, se observa una ligera recuperación”

    elsiglo.es: El efrentamiento Magdalena Valerio & Nadia Calviño ante el informe del FMI sobre la reforma de las pensiones

    http://www.elsiglodeuropa.es/siglo/historico/2018/1263/Index%20Economia%20Pildoras.html

    “El FMI  ha advertido de que actualizar las pensiones de acuerdo con el IPC, tal y como ha recomendado el Pacto de Toledo, podría hacer “peligrar la sostenibilidad financiera” del sistema público de pensiones, y afirma que esta medida ad hoc no puede llevarse a cabo si no forma parte de un paquete de reformas “integral”. La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, buscando tranquilizar al FMI,  ha asegurado que,  a parte de revalorizar las pensiones con el IPC, se van a adoptar también medidas en materia de sostenibilidad social, dirigidas concretamente a  la “financiación del sistema público de pensiones y de la Seguridad Social en General”. A ello  Nadia Calviño le ha dado la razón al FMI y se ha opuesto a vincular la subida de las pensiones únicamente al IPC. La ministra ha insistido en tener en cuenta otros factores, como las variables demográficas o el número de años cotizados para garantizar su sostenibilidad en el tiempo. En concreto, Calviño ha afirmado que “sobre ese asunto concreto de las pensiones, yo siempre he dicho, y es la posición del Gobierno, que se trata de un asunto en el que no podemos fijarnos sólo en un parámetro, como por ejemplo la actualización de las pensiones al IPC”.

    Maria Jesus Fernandez: Pensiones: el debate equivocado. Convertir la discusión en una carrera de ofertas electorales no es una buena idea

    https://elpais.com/economia/2018/03/02/actualidad/1520005783_998750.html

    Carles Mundó: La verdad sobre las `pensiones. Gobernar es pensar en la próxima generación, y en el caso de las pensiones es pensar en la próxima y en la siguiente. Mientras nos entretienen con falsos debates sobre un conflicto lingüístico inexistente, nos despistan con dilemas sobre la letra del himno español y nos confunden trasladando el debate político a los tribunales, van pasando los años sin saber quién pagará nuestra pensión

    https://www.lavanguardia.com/opinion/20180301/441156817572/la-verdad-sobre-las-pensiones.html

    “Queremos saber la verdad. La generación posterior al baby boom, la de los que acabamos de cumplir los cuarenta y la de los que nacieron en los ochenta, tenemos más futuro que pasado. Con unas longevas expectativas de vida, es fácil pensar que nos quedan por delante al menos treinta años de vida laboral. Por ello necesitamos saber la verdad sobre el futuro del sistema de pensiones, porque sería imperdonable que sólo sirviéramos para pagar y que luego nos dijeran: ¡lo sentimos, la caja de las pensiones no da para tanto !Existen algunos debates de fondo sobre los que nunca parece el momento de afrontarlos. En un país con una tasa de natalidad de las más bajas del mundo y una de las esperanzas de vida más altas, nunca ha sido prioritario interrogarse a fondo sobre la realidad de­mográfica y como esta impacta en el presente y en el futuro de nuestros servicios públicos. Desde que nací, en 1976, la esperanza de vida se ha incrementado en diez años, pasando de los 73,6 años de media de entonces hasta ­llegar a los 83,6 años de vida actuales, mientras que la natalidad se ha reducido a la mitad, ­pasando en cuatro décadas de 2,77 hijos por madre a 1,32. Todo ello ha llevado a una situación insólita desde el año 2015, cuando España registró más defunciones que na­cimientos. Ante tantas evidencias, es más necesario que nunca que nos digan la verdad. No merecemos que nadie nos engañe. Como generación que contribuye de manera importante a pagar las pensiones presentes y que tiene motivos fundados de preocupación pensando en su futuro, es razonable y legítimo preguntar cómo se van a pagar las pensiones. ­Parece lógico pensar que será necesario incrementar los ingresos, pero no es tan evidente que esto sea posible. Para hacer viable el sistema, ¿van a subirnos más las cotizaciones? Y si deciden echar mano de los impuestos para cuadrar el gasto, ¿qué harán? ¿Van a subirnos los impuestos, a recortarnos los servicios o las dos cosas a la vez? ¿O quizás van a reducir las menguadas pensiones que se están pagando o van a endurecer los criterios de acceso a estas y a retardar más la edad de jubilación?”

    Airef.es : La AIReF prevé que la población aumente entre 4 y 13 millones en 30 años y se sitúe entre 51 y 60 millones de habitantes en 2050

    http://www.airef.es/-/la-airef-preve-que-la-poblacion-espanola-aumente-entre-4-y-13-millones-en-30-anos-y-se-situe-entre-51-y-60-millones-de-habitantes-en-2050

     

    Javier G. Jorrin : España recibirá entre 7 y 10 millones de inmigrantes y evitará la caída de población. La AIReF estima que la población española aumentará entre 4 y 13 millones de personas hasta 2050 gracias a la inmigración y al incremento de la fecundidad hasta 2 hijos por mujer

    https://www.elconfidencial.com/economia/2018-10-04/espana-recibira-millones-inmigrantes-caida-poblacion_1625433/

    Juan Antonio Fernandez Cordon : La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal  ha publicado unas proyecciones de población cuyos resultados difieren considerablemente de las publicadas recientemente por el INE y también, en grado algo menor, de las difundidas por EUROSTAT.

    https://economistasfrentealacrisis.com/demografia-proyecciones-o-previsiones/

    “Para 2050, la AIREF prevé una población comprendida entre 51 y 60 millones, una horquilla centrada en 55 millones, mientras la proyección del INE es, para la misma fecha, de 44 millones y la de EUROSTAT en 49 millones, ambas por debajo del límite inferior de la horquilla. Tan cuantiosa discrepancia es atribuida por los autores del informe de la AIREF a la diferencia entre proyecciones. las que realiza el INE y, en general, todos los institutos oficiales de estadística, y previsiones, la que ha llevado a cabo la AIREF. Es cierto que los demógrafos no dejan de advertir, cuando realizan proyecciones de población que no deben ser tomadas como previsiones, pero no, como parece indicar la AIREF, porque se trate de simples extrapolaciones de las tendencias pasadas más recientes, sino por la evidencia de que cualquier intento de cuantificar un escenario, por muy sofisticadas que sean las técnicas estadísticas utilizadas, es tributario de que el escenario proyectado se realice o no. Las últimas proyecciones del INE se basan, efectivamente, en una extrapolación de las tendencias más recientes, algo excesivamente simple y ya muy alejado de lo que hacen otros institutos nacionales e incluso autonómicos, dentro de España. EUROSTAT, por el contrario, no se limita a extrapolar, introduce una hipótesis normativa: la convergencia a largo plazo de los estados miembros. Las previsiones, incluso en términos probabilísticos, son muy difíciles o imposibles y, en mi opinión, no conviene calificar así a ninguna proyección demográfica. En realidad, el problema de las proyecciones de los órganos oficiales de estadística es que consideran la población como una variable exógena, cuya evolución futura se puede anticipar sin tener en cuenta la evolución del marco económico y social. Una de las consecuencias es que surgen incongruencias entre el futuro de las principales variables económicas, tal como las proyectan órganos especializados como la OCDE o el FMI y las proyecciones demográficas oficiales. En particular, como también señalan los autores del informe AIREF, las proyecciones del INE (y de EUROSTAT) conducen a que la población en edad de trabajar proyectada resulte insuficiente para cubrir la demanda de trabajo asociada a la proyección del PIB y de la productividad .En un trabajo de 2014 analizamos esta circunstancia para varios países de la Unión Europea, utilizando las proyecciones demográficas de EUROSTAT y la proyección del PIB realizada por la OCDE, para concluir que era necesario introducir una capacidad de reacción de la demografía ante el cambio económico. En ese caso, nos limitamos a anticipar que el exceso de demanda de trabajo se cubriría por un aumento de las tasas de empleo y, eventualmente, por un aumento de la inmigración neta, es decir un aumento de la población en edad de trabajar y de la población total, alterando, en los dos casos, los indicadores futuros de dependencia. Aquel modelo, que abordaba la inmigración como una variable endógena de forma explícita, carece de la sofisticación del modelo AIREF, aunque tanto sus objetivos como los resultados obtenidos son similares.En las proyecciones AIREF2018, la esperanza de vida futura no es muy distinta de las que ofrecen el INE2016 y EUROSTAT2015 y la fecundidad se acerca mucho a lo proyectado en EUROSTAT2015. Para estos dos parámetros, la metodología AIREF se aproxima a la de EUROSTAT, por cuanto implica también la convergenciaentrepaísespaíses.Según la AIREF, la fecundidad podría alcanzar en 2050 entre 1,8 y 2,0 hijos por mujer, muy por encima del nivel actual (1,36 en 2017) así como del nivel proyectado por el INE para 2050 (1,32 para las españolas, 1,92 para las extranjeras). La hipótesis de AIREF se basa esencialmente en la previsible mejora del mercado de trabajo para los jóvenes, que puede repercutir en el grado de precariedad y en las retribuciones, a condición, añado, que se consiga anular la reforma laboral introducida por el gobierno anterior. Pero el aumento de la fecundidad exigiría también una mayor accesibilidad a la vivienda, lo que, al menos a corto plazo, no tiene visos de ocurrir y un reforzamiento sensible de las políticas de conciliación y de igualdad de género.La diferencia con proyecciones existentes radica esencialmente en la proyección de las migraciones, tanto en la metodología desplegada como en el resultado obtenido, ambos relacionados, naturalmente. En su proyección de 2016, el INE se limita a tomar como número anual de inmigrantes, distinguiendo entre españoles y extranjeros, el último dato de la Estadística de Migraciones, correspondiente a 2015, que mantiene constante a lo largo de todo el período de proyección. Para la emigración, distinguiendo también entre extranjeros y españoles, calcula tasas de emigración por sexo y edad, utilizando el mismo año de referencia, que se mantienen constantes a lo largo del período proyectivo. El resultado es un reducido saldo migratorio positivo que crece ligeramente en el tiempo (de 13 mil en 2016 a unos 70 mil en 2050). Este simplismo metodológico contrasta fuertemente con el esfuerzo realizado por la AIREF en su proyección de la inmigración , considerada, con razón, el elemento clave para la proyección de la población futura. La compleja metodología se basa en la evolución a largo plazo (desde 1960) utilizando una matriz de países de origen-países de destino, con datos del Banco Mundial y Naciones Unidas, así como datos del INE entre 1988 y 2016. Las variables independientes del modelo son la estructura demográfica, el PIB per cápita y la existencia de redes migratorias, evidenciada por la presencia de inmigrantes de cada origen en el país de destino. Según AIREF “el supuesto más exigente del modelo es el mantenimiento de políticas migratorias constantes en todos los países”. La inmigración neta anual proyectada se establece en un intervalo entre 220 y 320 mil (270.000 de proyección central), cuyo límite inferior se sitúa por encima de la hipótesis manejada por el INE y EUROSTAT en sus proyecciones más recientes.La población proyectada difiere de la del INE, tanto en su volumen como en la estructura por edad. La Ratio de Dependencia Demográfica de Mayores o RDDM (población de 65+/población de 15-64) muy impropiamente llamada “tasa de dependencia”, pasa de 28,8% en 2017 a 66,8% en la proyección INE2016 y a 57,3% en la proyección AIREF2018. Este indicador es muy poco adecuado para anticipar los efectos de la evolución demográfica sobre el gasto social, por ejemplo, y en particular sobre las pensiones, porque deja fuera los cambios en el mercado de trabajo que, por otra parte, están implícitamente introducidos en las hipótesis manejadas por la proyección AIREF (tanto en lo relativo a la fecundidad como a las migraciones). Si admitimos que las tasas de empleo van a seguir aumentando en el futuro (impulsadas entre otras razones por la escasez relativa de personas en edad de trabajar) la situación futura resulta bastante menos negativa.Hemos completado la proyección AIREF planteando que el número de ocupados seguirá aumentando al ritmo medio de los últimos cinco años, hasta alcanzar 80% en los hombres (solo 2 puntos por encima del máximo de 2007) y 70% en las mujeres. De esta manera se pueden calcular dos indicadores importantes: la Ratio de Dependencia Económica de Mayores (RDEM) como número de mayores de 65 por 100 ocupados y la Ratio de Dependencia Económica Total (RDET) como número de personas no ocupadas por 100 ocupados.Como se observa en el gráfico siguiente, en el que se ha representado la proyección de los cuatro indicadores para 2018 igual a 1, el futuro que anuncia cada uno de ellos es muy distinto. El más significativo es el que relaciona los no ocupados y los ocupados, que variará muy poco en el futuro, situándose por debajo del nivel actual hasta aproximadamente 2040 y estando siempre por debajo del máximo alcanzado en 2013, cima del periodo de crisis. Lo anterior significa que, globalmente, el equilibrio entre dependientes y sustentadores no se alterará en el futuro, aunque si se modificará la composi ción de los dependientes (menos parados e inactivos y más mayores).

    Lo importante es ahora cómo se distribuye lo que producen los ocupados, entre capital y trabajo y en el conjunto de asalariados y las vías por las que los ocupados contribuyen a la atención de los dependientes (familia, impuestos y cotizaciones). La relativa constancia de este indicador en el futuro debe ser tomada como punto de partida para la búsqueda de soluciones que permitan adaptar nuestro sistema a una carga igual en volumen, pero distinta en su composición. También significa que todo recorte de las prestaciones a dependientes va a suponer un enriquecimiento de alguna de las categorías que participan en la distribución primaria del PIB. Recortar, aparte de cruel, porque afecta a los que menos tienen, es una solución perezosa, porque elude la búsqueda de soluciones, e interesada porque su contrapartida será siempre un mayor beneficio para otra categoría.Hay que saludar iniciativas como la de la AIREF que, con las debidas garantías científicas, contribuyen al menos a la toma de consciencia de que las proyecciones oficiales deben ser contrastadas, ya que la visión del largo plazo que introducen tiene consecuencias inmediatas que pueden ser muy negativas para ciertos colectivos. Hay que insistir, sin embargo, que la de AIREF no es tampoco una previsión, como no lo es la del INE. Sigue siendo una proyección, solo que técnicamente muy superior. Es importante aclarar este extremo porque lo deseable es que los organismos oficiales adopten metodologías renovadas y, en particular, que exploren las vías por las que se puede integrar en las proyecciones de población la evidente interrelación de lo económico y de lo demográfico y sobre todo que se puedan hacer coherentes entre ellas las proyecciones demográficas y las proyecciones del mercado de trabajo”

    Sebastian Puig Soler: El «gran» logro del Pacto de Toledo

    http://www.lentejitas.net/entradas-del-blog/2018/9/27/el-gran-logro-del-pacto-de-toledo

    Esas tensiones vendrán, por una parte, por la propia dinámica de nuestro envejecimiento demográfico, y por otra, por la ralentización de una economía que se está quedando sin vientos de cola, como muy bien expresaba ayer @jmmacmartin https://twitter.com/jmmacmartin/status/1044846065328037888 Pero es que además, la propia (in)acción política ha introducido tensiones adicionales con la supresión del factor de estabilidad y el «gran» (sic) acuerdo de indexar las pensiones al «IPC real» (todavía una entelequia).Pero hete aquí que por la tarde, todo el Pacto de Toledo se Ufana por un «gran» acuerdo que no es ni una reforma del sistema (¡llevamos mareando la perdiz desde 1995!), ni siquiera es un parche de alivio.Se trata, sobre todo, de una medida política cortoplacista y de tinte electoral, visto el calendario que se nos avecina. Casi nueve millones de pensionistas enfadados son muchos votos, que ningún partido está dispuesto a renunciar. Dentro de 10 años, ya veremos. Otros vendrán. Este gráfico es, por cierto, muy llamativo

    La  tendencia actual es, además, de entrar en el sistema con pensiones más altas (las nuevas entradas al sistema tienen una cuantía media de 1.293 euros) y permanecer más tiempo en el mismo, al crecer la longevidad.Esto es, el actual déficit va a seguir incrementándose, ya que los ingresos del sistema no son capaces de abonar la nómina mensual y las pagas extras verano y diciembre en su totalidad, y se halla inerme ante tensiones adicionales del sistema.Esas tensiones vendrán, por una parte, por la propia dinámica de nuestro envejecimiento demográfico, y por otra parte , por la ralentización de una economía que se está quedando sin vientos de cola, como muy bien expresaba ayer @jmmacmartin Pero es que además, la propia (in)acción política ha introducido tensiones adicionales con la supresión del factor de estabilidad y el «gran» (sic) acuerdo de indexar las pensiones al «IPC real» (todavía una entelequia).La presión económica sobre el sistema, si ya de por sí era elevada, ahora mismo alcanza unos límites preocupantes. Y no hablamos siquiera del largo plazo. El mismo gobierno, muy sensatamente, lo reconoció ayer La presión recae ahora, por tanto, en los Presupuestos Generales del Estado. Con una economía que se ralentiza, un senda de déficit que corregir, compromisos de gasto público que afloran como setas y una nómina de pensiones que no puede autofinanciarse, ya me dirán.Por eso, el acuerdo de ayer no fue «grande», aunque sí «relevante», pero no por los motivos publicitados en los telediarios. La reforma del sistema no puede venir solamente por la vía de los ingresos presupuestarios. ¿Qué pasará cuando la economía decrezca?Señores y señoras del Pacto de Toledo: hay que ponerse manos a la obra. Ya. Pero de verdad. La autocomplacencia en este tema resulta inadmisible.»Acomodar la evolución de las pensiones al IPC, en lugar de al IRP, Índice de Revalorización de Pensiones, implicaría subir el IRPF un 36% para poder financiarlo.»Porque no se deciden de una vez a abordar otro modelo que no sea este piramidal que tenemos?

    Juan Francisco Martin Seco : Algunas verdades acerca de las pensiones públicas

    https://www.republica.com/contrapunto/2018/10/04/algunas-verdades-acerca-de-las-pensiones-publicas/

    “El Gobierno de Pedro Sánchez se podría denominar el de los tristes destinos o, mejor, el de los anuncios y desmentidos; pero pocos proyectos han durado tan poco como el intento de eliminar la desgravación fiscal a la inversión en fondos de pensiones. Al día siguiente de difundirlo, se producía ya la rectificación. Algunos medios lanzaron la idea de que el Gobierno no quería enemistarse con tantos contribuyentes como se aprovechan de la desgravación.La afirmación no creo que tenga mucha consistencia, porque los beneficiados con los fondos de pensiones no son tanto los contribuyentes como los bancos. Los partícipes lo único que obtienen es retrasar el pago de los impuestos, ya que la deducción actual se compensa con la cuantía que tendrán que abonar en el momento del rescate. Como contrapartida, pierden la administración de su inversión, que entregan a la entidad gestora, más preocupada de la ganancia del banco al que pertenece, que de la de los partícipes. Las comisiones se terminan comiendo cualquier asomo de rentabilidad. Hasta el año 2006 se podía dudar de la conveniencia que para el contribuyente tenía esta figura financiera, ya que en el momento del rescate se tributaba tan solo por el 60% del total. Pero, a partir de esa fecha, no parece que haya duda alguna, ya que la imposición es del 100% al recuperar el fondo.Lo que, sin embargo, sí es seguro, es que las grandes favorecidas por los planes de pensiones son las entidades financieras, puesto que a través de ellos cuentan con cuantiosos fondos cautivos que pueden gestionar a su antojo según sus conveniencias y que les proporcionan importantes comisiones. De ahí la defensa a ultranza que los bancos realizan de la desgravación, porque por lo menos crean el espejismo de que esta figura financiera es ventajosa para los contribuyentes.Los intereses de las entidades financieras en incentivar los fondos de pensiones son los que han estado detrás de la ofensiva lanzada desde los años ochenta en contra del sistema público de pensiones. Desde entonces, los cañones informativos del poder económico no han dejado de bombardear con múltiples consignas acerca de la previsible quiebra de la Seguridad Social, pronosticando la hecatombe para determinadas fechas. Sin embargo, los días señalados fueron llegando sin que se cumpliesen los negros augurios de los expertos a sueldo.Los intereses financieros están también detrás de todas las voces que estos días han surgido en tono crítico al conocerse que el Pacto de Toledo había aprobado la actualización anual de las pensiones por el IPC. Hasta Solchaga ha salido del escondite de sus negocios para saltar a la palestra y afirmar que los jubilados no han pagado todo lo que reciben. Ante la algarabía de despropósitos escuchados, he considerado conveniente contestar una vez más a algunos de ellos. Tengo que reconocer que lo hago con cierta apatía por no poder decir nada nuevo, distinto de lo que he repetido en bastantes ocasiones (ver los últimos artículos sobre este tema en este diario digital publicados el 8, el 15 y el 22 de marzo de este año, respectivamente). Pero, como los tópicos, los sofismas y las falacias son también los mismos, no tengo más remedio que reiterar los argumentos. Ahora bien, la referencia a los tres artículos anteriores me exime de un relato pormenorizado, y me permite limitarme a señalar tan solo a modo de resumen los puntos más relevantes y significativos sin entrar a fondo en ellos:

    A.-La actualización de las pensiones con el IPC no representa ninguna subida real, simplemente se trata de impedir que se reduzca su cuantía. Tampoco constituye un coste real para el Estado, porque si la inflación eleva en términos nominales el gasto público, incluyendo las pensiones, en la misma medida incrementa los ingresos de todas las administraciones públicas. Si, no obstante, el gasto de la Seguridad Social se incrementa año tras año en términos reales, son otras las variables responsables, por ejemplo, se debe al hecho de que las prestaciones de los nuevos jubilados sean más elevadas que las de aquellos que abandonan el sistema, manifestación clara de cómo las pensiones crecen menos que los salarios.

    B.- Las pensiones no tienen por qué financiarse exclusivamente con cotizaciones sociales. Son todos los ingresos del Estado los que deben hacer frente a su desembolso.

    C.-No hay ninguna razón para diferenciar el gasto en pensiones de otras partidas del presupuesto tales como la educación, la sanidad, la justicia, el seguro de desempleo, la defensa o los intereses de la deuda. A nadie se le ocurre afirmar que tales gastos son inviables y que el Estado va a dejar de costearlos.

    D.-La viabilidad de las pensiones, como la del resto de los gastos públicos, no depende de cuántos son los que producen, sino de cuánto se produce. Gracias a los incrementos de productividad, menos trabajadores pueden generar un mayor

    E.-En los países occidentales la productividad viene creciendo paulatinamente desde 1700. En concreto, en el periodo 1980-2012, la tasa promedio de crecimiento fue del 1,8%. Aun cuando esta tasa es bastante más reducida que la de los periodos anteriores, es lo suficientemente elevada como para que la renta per cápita durante estos años se haya incrementado en términos reales el 77% y se haya creado, por lo tanto, sobrada riqueza para que no exista ningún obstáculo en la financiación del Estado social en su conjunto, incluyendo por supuesto las pensiones. Eso sí, siempre que el Estado como socio destacado del sistema productivo se apropie mediante impuestos de una parte suficiente de la producción.

    F.-Los problemas, de existir, no son de producción sino de distribución, y de la decisión social y política de crear y perfeccionar un sistema fiscal dotado de la progresividad y suficiencia apropiadas para financiar la totalidad de las prestaciones del Estado social.

    G.-No es verdad sin más que los impuestos se opongan al crecimiento. Más bien, si se emplean adecuadamente, puede ser al contrario. Los pensionistas tienen una propensión marginal a consumir bastante más elevada que los contribuyentes de rentas altas -sobre quienes en mayor medida deben recaer los impuestos-, por lo que los recursos en sus manos contribuirán más a la expansión económica que en el bolsillo de los contribuyentes.

    H.-La próxima revolución industrial, que ya se vislumbra, incrementará significativamente la productividad, pero por el mismo motivo puede reducir de forma considerable el número de puestos de trabajo. La alternativa al desempleo es, tal como ha ocurrido ya en otros momentos de la Historia, el reparto del trabajo, empleando al menos parcialmente los incrementos de productividad en disminuir la jornada de trabajo o la vida activa de la población.

    I.-El sistema público de pensiones, a pesar de ser de reparto, no constituye ninguna injusticia intergeneracional. Los más interesados en que no se reduzcan las pensiones son los futuros pensionistas.

    J.-Si la productividad crece y cada generación es más rica que la anterior se debe a que parte con un bagaje técnico y de conocimientos mucho mayor, que ha sido posible gracias al esfuerzo de las anteriores generaciones.

    K.-Concretamente en el caso de España, los jubilados actuales han costeado con sus impuestos una educación universal y gratuita de la que la mayoría de ellos no gozaron en su infancia y adolescencia. Con sus impuestos han facilitado en buena medida el acceso a la universidad de las generaciones posteriores, facilidades de las que muy pocos de su generación disfrutaron. Con sus cotizaciones se han mantenido las pensiones de los trabajadores de épocas precedentes. Han sido su trabajo y sus contribuciones al erario público los que han hecho posible que hoy las estructuras y el desarrollo económico en España sean muy superiores a los que conocieron en su niñez y que la renta per cápita sea más del doble de la existente hace cuarenta años. ¿No le parece, señor Solchaga, que al menos han aportado tanto como reciben? ¿No tienen derecho a que al menos se mantenga el poder adquisitivo de sus pensiones?

    L.-El sistema de pensiones español comparado con los de otros países no tiene nada de generoso, a pesar de las manifestaciones de sus detractores, que se fijan exclusivamente en el porcentaje que la pensión que se reconoce en el momento de la jubilación representa respecto del último salario sin considerar otras variables.

    M.-Según datos de Eurostat para 2015, en España el porcentaje que representa el gasto en pensiones sobre el PIB es inferior al de Grecia, Francia, Portugal, Austria, Dinamarca, Holanda, Finlandia, Bélgica, Italia y Alemania. Tan solo los países que provienen del bloque del Este mantienen un porcentaje inferior.

    N.-En España el gasto por pensionista es inferior al de Dinamarca, Luxemburgo, Bélgica, Holanda, Suecia, Austria, Reino Unido, Finlandia, Italia, Francia, Irlanda, Alemania, etc.

    O.-En todos los países de la Unión Europea las pensiones se revalorizan periódicamente de acuerdo con la evolución de una o varias de estas tres variables: los precios, los salarios y el PIB. Estoy seguro de que los jubilados españoles estarían encantados con que a la evolución de los precios se añadiese la del PIB y la de los salarios a la hora de actualizar sus pensiones.

    P.-Por último, es bueno recordar que la presión fiscal española se sitúa ocho puntos por debajo de la media de los países de la Unión Europea. Nadie puede decir que no existe margen para mantener el sistema público de pensiones y actualizar las prestaciones anualmente de acuerdo con el IPC”

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos 

     

    Manuel.portelap@gmail.com

    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA Www.agendadeprensa.org

    Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse.

    La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción: 

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

     

     

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Artículos anteriores