• El debate en torno a las fórmulas utilizadas por los diputados para exteriorizar su acatamiento de la Constitución ha vuelto a emerger con fuerza

    https://hayderecho.expansion.com/2019/05/24/por-imperativo-legal-acatamiento-constitucion-diputados-senadores/

    Bruno Sánchez, el candidato en España de Volt, el primer partido político que se presenta a unas elecciones europeas con el mismo programa en ocho países: Alemania, Bélgica, Bulgaria, España, Holanda, Luxemburgo, Reino Unido y Suecia. Ellos dicen representar la lucha proeuropea y ser la respuesta al movimiento antieuropeo

    https://www.huffingtonpost.es/entry/un-joven-espanol-extrabajador-de-la-nasa-y-del-banco-mundial-busca-hacer-historia-en-el-primer-partido-politico-europeo_es_5ce52895e4b0d513447d23a5?utm_hp_ref=es-homepage

    Henri Rousseau: Bouquet of Flowers with an Ivy Branch

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    LAS NACIONES 4: PORTUGAL

     

    ¡Ay, Portugal, por qué te quiero tanto! (de una canción popular española). Pues sí, tampoco es que cultivemos mucho a Portugal en la Agenda (ni en la Agenda ni en España en general), muchísimo menos de lo que se merece. Aquí tienen a don Enrique el Navegante a la cabeza de los muchos descubridores portugueses, incluido Magallães, que tan nerviositos ha puesto a los de las banderas en los balcones porque creían que le birlaba a Sebastián Elcano no sé qué gloria.

     

     

     

     

     

     

    Rapsodia Portuguesa (Popular), Quinteto Hermonia (1984):

    https://youtu.be/Ip2LTO5QBcEv

     

    Ernesto Halffter (español), Rapsodia portuguesa (1938):

    https://youtu.be/0d1eOfL87cw

     

     

    LA AGENDA DEL ENSAYO  de

    Margarita Vidal

    Librería Alejandría www.alejandriapozuelo.com

    Jürgen Osterhammel: La transformación del mundo.  Una historia global del siglo XIX

    http://www.elboomeran.com/obra/2975/la-transformacion-del-mundo/

    Markus Gabriel : El sentido del pensamiento

    https://www.revistadelibros.com/resenas/yo-no-soy-mi-cerebro-filosofia-de-la-mente-para-el-siglo-xxi

    COMPARTIENDO lecturas con Carmen Marcos

    Librería Sancho Panza libreriasanchopanza@hotmail.com

     

    La hija de la española es la primera novela de Karina Sainz Borgo (Caracas, 1982), residente en España desde 2006. Aunque ficción retrata una Venezuela, dominada por la corrupción y la violencia, en la que una mujer ve en el exilio la salida de un infierno.Siempre es un placer leer a Mark Twain y así ocurre con Un bosquejo de familia, un conjunto de escritos íntimos sobre su familia que han sido traducidos por primera vez al castellano.

    Karina Sainz Borgo:La hija de la española

     

    Idioma original: Castellano

    Edita: Lumen, 2019

    Nº de páginas: 220

    Adelaida, con 38 años, es la protagonista de esta novela que transcurre en Caracas, todavía bajo la presidencia de Hugo Chávez. Trabaja en una editorial en la que cada día hay menos trabajo. Muere su madre con la que vivía y un comando de mujeres violentas ocupan su casa. Pide ayuda a su vecina, a la que llaman “la hija de la española”, pero se la encuentra muerta y en posesión de un pasaporte español… su oportunidad para salir del infierno. La sociedad venezolana es retratada como violenta, corrupta y con desabastecimientos que afectan necesidades básicas. Es un relato sobre el dolor de alguien que pierde su madre (alegoría del país) y también sobre la culpa del superviviente. La narración te atrapa con su prosa, la trama y sus personajes bien construidos.

     

    https://www.elcultural.com/noticias/letras/Karina-Sainz-Borgo-La-Venezuela-que-yo-echo-de-menos-ya-no-existe/13226

    Entrevista de Marta Ailouti

    Mark Twain: Un bosquejo de familia

     

    Idioma original: Inglés

    Traducción: Borja Aguiló

    Edita: Sloper, 2018

    Nº de páginas: 142

    Los textos que se presentan en esta obra no están pensados para su publicación. Se encontraron mucho después de la muerte del autor y parece que fueron escritos al poco tiempo de la muerte, a los 25 años, de su hija mayor Susy, con la intención de plasmar, para no olvidar, los recuerdos de su vida. El libro, difícil de catalogar y que agrupa distintos tipos de texto, es un relato íntimo de la familia del autor, especialmente de sus hijas, a las que además de amarlas, admira y respeta. Pero también retrata seres que les rodean y que, en opinión de Twain, cumplen un papel fundamental en la formación de sus hijas: ”sirvientes, amigos, visitantes, libros, perros, gatos, vacas, accidentes, viajes, alegrías, penas…”. Entre los personajes descritos destacan: George, un criado “tan bueno como negro de piel”; Patrick, que les enseñó a amar a los animales; y la última nodriza de Clara su segunda hija (tuvo 3) que “se bebió 256 botellas de medio litro de cerveza en nuestra casa durante un mes ¡y eso que ese fue el mes más corto del año!… Ella era una maravilla, un portento, esa egipcia”

    Aunque es una obra que rebosa melancolía, por su hija y por la infancia, está lleno de anécdotas divertidas y refleja el talante del autor (y de su esposa), ajenos a los prejuicios de clase y de raza. No tiene la envergadura de sus grandes obras pero es una narración deliciosa.

     

    http://unlibroaldia.blogspot.com/2019/05/mark-twain-un-bosquejo-de-familia.html Reseña)

    https://es.wikipedia.org/wiki/Mark_Twain

     (Biografía)

    LA GUERRA DE ARANCELES  EEUU & CHINA & UE

    https://www.abc.es/tecnologia/informatica/soluciones/abci-este-pastel-esta-juego-redes-huawei-lider-absoluto-esta-tecnologia-201905231202_noticia.html

    https://elpais.com/tecnologia/2019/05/21/actualidad/1558451837_109517.html

    https://www.lavanguardia.com/economia/20190523/462417481347/los-chinos-exhiben-su-liderazgo-en-la-mineria-para-contrarrestar-a-eeuu.html

    https://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/9896166/05/19/Huawei-firme-contra-Trump-No-deberiamos-ser-el-objetivo-de-EEUU-solo-porque-estemos-por-delante-de-ellos-en-5G.html

    https://www.publico.es/internacional/guerra-comercial-eeuu-china-xi-jinping-advierte-pueblo-chino-prepare-tiempos-dificiles.html

    https://www.elespanol.com/economia/empresas/20190523/huawei-lg-korea-telecom-panasonic-rechazo-toshiba/400710512_0.html

    https://www.republica.com/2019/05/23/nike-adidas-y-otras-170-companias-piden-a-trump-poner-fin-a-la-guerra-comercial-con-china/

    Daniel Gomez; Quienes son ya usuarios de Huawei seguirán disfrutando de aplicaciones de Google. También seguirán teniendo acceso a la Play Store. Lo único que no pueden hacer es actualizar el sistema operativo Android. Y esto es un gran problema

    https://alnavio.com/noticia/18807/actualidad/asi-afecta-el-veto-de-google-a-los-usuarios-de-dispositivos-huawei.html

    “En el horizonte sólo se dibujan dos soluciones a esta crisis. En el primer caso,  podría ser que finalmente Trump desistiera de sus amenazas a Huawei. De hecho, el mandatario ha rebajado el tono contra la marca china y ha demorado tres meses la implantación de las sanciones. Además, hay quien dice que EEUU no tiene pruebas suficientes para vetar a Huawei.Y la segunda solución: que Huawei utilice un sistema operativo propio y un nuevo banco de aplicaciones. De hecho, desde 2012 ya trabajan en ello. Este se llama HongMeng y ante el veto de Google, su desarrollo viene acelerándose. ¿Funcionará? La experiencia dice que no. Al menos a un gigante como Nokia no le funcionó y finalmente recurrió a Android”

    Ricardo Mir: El FMI avisa de que la guerra comercial de Trump afecta a EEUU al asegurar  que los más perjudicados son los consumidores e importadores estadounidenses

    https://www.elperiodico.com/es/economia/20190523/el-fmi-avisa-de-que-la-guerra-comercial-de-trump-afecta-a-eeuu-7469381

    María  Dominguez: Álex Fusté (Andbank): «Huawei no sobrevivirá mucho tiempo sin acceso a componentes de EEUU»

    https://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/9896394/05/19/Alex-Fuste-Andbank-Huawei-no-sobrevivira-mucho-tiempo-sin-acceso-a-componentes-de-EEUU.html

    Diego Herranz: La guerra comercial entre EEUU y China oculta otro control estratégico: el Canal de Panamá

    https://www.publico.es/internacional/guerra-comercial-guerra-comercial-eeuu-china-oculta-control-estrategico-canal-panama.html

    Daniel Lacalle: Los aranceles entre China y EEUU: ¿qué está ocurriendo?

    https://www.elespanol.com/economia/20180412/aranceles-china-eeuu-ocurriendo/299350068_13.html

    Ignacio del Castillo : RM, el fabricante inglés de chips que puede terminar de hundir a Huawei

    http://www.expansion.com/empresas/tecnologia/2019/05/23/5ce5edc822601d8c638b461c.html

    Elconfidencial.com : El precio del crudo registra su peor caída del año, con la guerra comercial de fondo, Una combinación de malos datos de inventorio y débiles cifras macroeconómicas presionan al petróleo a perder soportes clave, con la guerra comercial como principal catalizador de los mercados

    https://www.elconfidencial.com/mercados/2019-05-23/petroleo-precios-mercados-cronica-caidas_2019518/

    Manuel Pimentel: EEUU: esconderse tras muros y aranceles, ¿la mejor estrategia?

    https://www.lainformacion.com/opinion/manuel-pimentel/eeuu-esconderse-tras-muros-y-aranceles-la-mejor-estrategia/6501755/

     

    Marc Fortuño: Después de los primeros movimientos de Estados Unidos y China para impulsar una guerra comercial, ahora China estaría estudiando el impacto potencial que podría causar una depreciación gradual del yuan, lo que muchos entenderían como el primer paso de una guerra de divisas.. Irónicamente, mientras que Trump atacó a China en la campaña electoral por mantener su moneda artificialmente débil, el yuan ha ganado alrededor del 9% frente al dólar desde que asumió el cargo y se ha mantenido estable en las últimas semanas a pesar de la escalada de las tensiones comerciales entre las dos economías https://www.elblogsalmon.com//mercados-financieros/eeuu-vs-china-de-la-guerra-comercial-a-la-guerra-de-divisas?utm_source=NEWSLETTER&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_content=POST&utm_campaign=15_Apr_2018+El+Blog+Salm%C3%B3n&utm_term=CLICK+ON+TITLE

    El presidente de China, Xi Jinping, había mantenido el compromiso del gobierno de reformar la economía china en una dirección más orientada al libre mercado desde que asumió el cargo por primera vez hace más de cuatro años. Eso hizo más creíble la afirmación del Banco Popular de China de que la devaluación era el resultado de las medidas tomadas para permitir que el mercado fuera más instrumental en la determinación del valor del yuan. El anuncio de devaluación vino acompañado de declaraciones oficiales del Banco Popular de que, como resultado de esta «depreciación única, el «tipo de paridad central del yuan se alineará más estrechamente con los tipos de cambio al contado de cierre del día anterior», cuyo objetivo era dar a los mercados un mayor papel en la determinación del tipo de cambio del renminbi, con el objetivo de permitir una reforma monetaria más profunda.En ese momento, la medida también era coherente con las reformas «lentas pero constantes» de China orientadas a su consolidación en los mercados financieros. Y de hecho, la devaluación de la moneda fue una de las muchas herramientas de política monetaria que empleó en 2015, incluyendo recortes en los tipos de interés y una regulación más estricta del mercado financiero.Hubo otro motivo: la determinación de China de ser incluida en la cesta de monedas de reserva de los derechos especiales de giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI), que es un activo de reserva internacional que los miembros del FMI pueden utilizar para comprar moneda nacional en los mercados de divisas a fin de mantener los tipos de cambio. El FMI reevalúa la composición por monedas de su cesta de DEG cada cinco años, la última vez en 2010. En ese momento el yuan fue rechazado sobre la base de que no era «libremente utilizable». Pero la devaluación, apoyada por la afirmación de que se hizo en nombre de las reformas orientadas al mercado, fue bien recibida por el FMI, y el yuan pasó a formar parte del DEG a finales de año.Dentro de la cesta, el renminbi chino tiene un peso de 10.92%, que es superior al peso del yen japonés y de la libra esterlina, en 8.33% y 8.09%, respectivamente. El tipo de interés de los préstamos del FMI depende del tipo de interés del DEG. A medida que los tipos de cambio y los tipos de interés se interrelacionan, el coste de los préstamos del FMI para sus 188 países miembros dependerá en parte de los tipos de interés y los tipos de cambio de China”

     

    Elboletin.com : La guerra comercial entre china y EEUU, la amenaza de un ataque estadounidense a Siria y las sanciones que EEUU ha impuesto a Rusia son motivos más que suficientes para que los inversores estén buscando abrigo. Sin embargo, en el mercado de divisas algo ha cambiado: el franco suizo ha perdido su ‘status’ como refugio que sí mantiene, por ejemplo, el yen.La razón podría estar precisamente en uno de los focos de inestabilidad, y más concretamente, en las sanciones que EEUU ha impuesto a Rusia, dirigidas a varios magnates rusos y a las empresas que controlan

    https://www.elboletin.com/noticia/161744/

    Lavanguardia.com : Las cuatro ‘armas de destrucción masiva’ de China para disuadir a EE.UU. de una guerra comercial. Los títulos de deuda americana, la devaluación del yuan o una intervención en el mercado petrolero, algunas claves

    http://www.lavanguardia.com/economia/20180414/442519537300/armas-china-disuadir-guerra-comercial-estados-unidos.html

     

    Farred Zakaria: En esto hay que darle la razón a Trump: en materia de comercio, China juega sucio. La Oficina del Representante de Comercio de EEUU ha concluido que apoyar la entrada de China en la OMC fue un error. Pekín no ha cumplido con sus compromisos ni se ha liberalizado

    https://blogs.elconfidencial.com/mundo/el-gps-global/2018-04-09/trump-razon-china-juega-sucio-comercio_1546030/

     

    Alberto Artero : El arma (no tan) secreta china que Trump reza para que no se active. Hasta ahora, China no ha metido los títulos de renta fija del Tesoro que figuran en su balance en la ecuación, pero es evidente que en el caso de que la disputa entre ambos estados vaya a más, lo pondrá en juego

    https://blogs.elconfidencial.com/mercados/valor-anadido/2018-04-10/trump-guerra-comercial-arma-china-titulos-renta-fija-tesoro_1547272/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=opinion

    “Según los últimos datos conocidos, el volumen total asciende a 1,2 billones de dólares (millones de millones.  En mayo de 2007 eran 400.000 millones. El saldo ha ido aumentando durante la crisis, tanto por los sucesivos superávits comerciales chinos frente a USA como por la necesidad de comprar dólares para mantener la moneda local dentro de la banda de fluctuación frente al billete verde fijada por las autoridades locales con el fin de mantenerla competitiva

    Enrique Féas: La guerra tecnológica emplea artillería pesada

    http://blognewdeal.com/enrique-feas/la-guerra-tecnologica-emplea-artilleria-pesada/

    “En el último artículo explicábamos la batalla del 5G como parte de la guerra tecnológica y comercial entre Estados Unidos y China. Desde entonces, Trump ha hecho dos cosas: en primer lugar, ha aprobado una Orden Ejecutiva prohibiendo cualquier transacción de tecnologías de la información y comunicaciones con empresas sujetas al control o jurisdicción “de un adversario extranjero” que para el Secretario de Comercio suponga “una amenaza a la seguridad nacional”; y en segundo lugar, ha puesto nombres y apellidos a esa amenaza al incluir a Huawei y setenta empresas asociadas a la lista negra de entidades (“Entity List”) cuyos componentes no se pueden adquirir sin autorización previa.El “cordón sanitario” contra Huawei ya está en marcha

    . Por el lado del software, Google se ha visto obligado a dejar de proporcionar a Huawei actualizaciones de su sistema operativo Android y, lo que es más grave, acceso en los próximos modelos a su tienda de aplicaciones (Google Play Store).

     Por el lado del hardware, empresas como Broadcom, Intel, Qualcomm o Western Digital han suspendido el envío de sus componentes a Huawei. No se han oído demasiadas protestas, por un motivo claro: no es lo mismo criticar los aranceles de Trump que criticar medidas contra el espionaje chino, aunque en ambos casos se hable de “seguridad nacional”. Como consecuencia, Huawei se verá obligado a usar la versión de Android de código abierto o a desarrollar su propio sistema operativo, y a emplear solo componentes chinos, incluidos procesadores y memorias.Apple, mientras tanto, mira con preocupación la evolución de esta guerra, que le puede perjudicar. Aunque Huwaei no deja de ser su principal competidor en el mercado de teléfonos móviles –ya se vendían más teléfonos de esa marca que iPhones–, la empresa californiana puede terminar convirtiéndose en una víctima propiciatoria, por la dependencia de China en sus procesos de fabricación. Porque China va a reaccionar: una cosa es que se acuse a los teléfonos Huwaei de contener elementos inseguros y de pasar información, y otra que Estados Unidos amenace no ya la rentabilidad, sino la sostenibilidad comercial de la principal empresa de telecomunicaciones china.  No lo va a permitir porque, como ya hemos dicho en otras ocasiones, China podrá doblegarse a la hora de reducir su déficit comercial bilateral con Estados Unidos, comprando la soja y el gas que haga falta, pero jamás cederá en lo que considera la guerra fundamental de este siglo: la lucha por la supremacía tecnológica.Soy, por tanto, más pesimista ante este giro de la guerra comercial que ante los aranceles impuestos a productos chinos que representan 250 mil millones de dólares. A fin de cuentas, en los aranceles solo estamos hablado de dinero; en la tecnología, estamos hablando de poder. Si hay algo que los chinos no son es poco previsores, y seguramente desde hace ya bastante tiempo –mucho antes del discurso del vicepresidente Mike Pence– están estudiando posibles estrategias de represalia. De hecho, es posible que parte de la reciente acumulación de poder del presidente Xi Jingpin se explique por la anticipación de una guerra abierta con Estados Unidos, con un fuerte impacto económico en la economía china y tensiones en el contrato social con los ciudadanos, a los que solo un líder fuerte podrá sobrevivir.

    ¿Qué represalias puede imponer China? Olvídense de los aranceles. China no tiene ningún interés en seguir la guerra arancelaria por dos motivos, uno cuantitativo y otro cualitativo. En lo cuantitativo, porque no hay muchos productos que gravar: las importaciones chinas de Estados Unidos apenas suponen 120.000 millones de dólares (frente a los más de 540.000 millones de exportaciones que Trump puede dificultar); y en lo cualitativo, porque no se puede disparar en el pie: muchas de estas importaciones son de componentes difícilmente sustituibles e imprescindibles para las exportaciones chinas. Así pues, China buscará otras formas de perjudicar a Estados Unidos y sus empresas.

    Apple es un buen candidato. Aunque, a diferencia de Google, tiene un sistema operativo propietario que solo usa en sus propios teléfonos, estos se fabrican en China. El gobierno podría comenzar a poner trabas a la fabricación de Apple y otras empresas estadounidenses en territorio chino. Las arancelarias no harían demasiado daño porque, contrariamente a lo que se piensa, el valor añadido (y por tanto, el beneficio) de Apple generado en China es muy reducido, menos del 5% del valor total de un iPhone (el valor añadido de los productos tecnológicos está en los servicios previos y posteriores a la fabricación, no en el ensamblaje). Pero la interrupción de las cadenas de valor chinas podría perjudicar enormemente a Apple, que podría perder mucho dinero mientras se busca centros de producción alternativos.

    Hay, por supuesto, otras posibilidades. Se ha hablado mucho, por ejemplo, de la posibilidad de que, como represalia, China se ponga a vender los más de 1,3 billones de dólares que mantiene en bonos estadounidenses. No obstante, algunos estudios indican que unas ventas de ese calibre se traducirían en Estados Unidos en una subida de los tipos de interés a 10 años de en torno a 30 puntos básicos: importante, pero no insostenible, aparte de que China necesitaría más de un año y medio para colocar todo y la poderosa Fed siempre podría reaccionar. Más peligroso sería que China depreciase su moneda, provocando un efecto deflacionario a nivel mundial.

    Sea cual sea la represalia, China también saldría perjudicada, pero aquí el manejo de los tiempos puede ser crucial: los chinos no tienen elecciones presidenciales en 2020.En cualquier caso, por primera vez el consumidor –no solo estadounidense, sino mundial– está viendo cómo la guerra comercial le afecta directamente. Hasta el momento solo veía por la prensa o televisión que subían los aranceles al acero, al aluminio, a las lavadoras y otros muchos productos, pero Trump presentaba este hecho como una forma de sacar dinero a los malvados adversarios comerciales (ya saben: “las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar”). Trump, por supuesto, les ocultaba que los aranceles se estaban trasladando casi íntegramente a los productos estadounidenses, porque eso no es siempre fácil de percibir –sí lo hacían los agricultores y productores industriales estadounidenses, a los que Trump prometió compensar–. Pero ahora es distinto: de la noche a la mañana, los consumidores propietarios de un teléfono Huawei han visto cómo su producto hoy vale mucho menos, y pronto quizás ni siquiera se pueda utilizar. Y quizás también los iPhone se encarezcan, y muchos otros productos de uso diario fabricados en China. La guerra comercial es así: no deja a nadie indemne.Lo cual no quiere decir que Trump no tenga razón al advertir de la amenaza de la tecnología china, con empresas obligadas a “colaborar” con su gobierno en virtud del artículo 77 de la Ley de Seguridad del Estado. Porque, aunque la pelea está mezclada con argumentos tramposos de puro proteccionismo –como la absurda guerra por reducir el valor del déficit comercial– y con la lucha por la supremacía industrial estadounidense, la crítica a la competencia comercial desleal de China y la necesidad de autonomía y seguridad en materia tecnológica y de telecomunicaciones frente a países que no son democráticos se basa en argumentos sólidos. La lástima es que, en vez de plantear estos problemas en coordinación con sus aliados naturales –la Unión Europea y Japón, defensores del orden multilateral– Trump se haya metido solito en una guerra de imprevisibles consecuencias y que nos va a afectar a todos y cada uno de los ciudadanos”

     

    Peter Garnry: La guerra fría en las Tech no ha hecho más que empezar

    http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/la_guerra_fria_en_las_tech_no_hace_hecho_mas_que_empezar

    “La batalla comercial entre Estados Unidos y China no parece enfriarse tras la última jugada de Washington contra el gigante tecnológico chino Huawei. Huawei ha estado en el centro de las actuales fricciones comerciales entre EE.UU. y China, con el arresto en diciembre del director financiero de Huawei, Meng Wanzhou, y con la advertencia del gobierno de Trump de veto del equipamiento 5G de Huawei por preocupaciones en materia de seguridad. La semana pasada, Donald Trump emitió una orden ejecutiva comprometiendo a los Estados Unidos en una emergencia nacional sobre seguridad en la información, en virtud de la cual el departamento de comercio incluyó a Huawei y a 70 empresas afiliadas en una lista de amenazas a la seguridad nacional.Google respondió poco después bloqueando el acceso de los teléfonos inteligentes de Huawei a parte de sus apps. Los usuarios actuales de Huawei recibirán parches de seguridad y acceso a algunas applicaciones, pero podrían quedar totalmente excluidos cuando se lance el nuevo sistema operativo Android más adelante este mismo año. Además, Qualcomm, Xilinx y Broadcom también dejarán de suministrar Huawei con su hardware, mermando la capacidad de Huawei para distribuir internacionalmente su 5G. Esto es la señal del inicio de una Guerra Fría en tecnología. El gobierno chino todavía no ha tomado represalias por las actuaciones contra Huawei, pero la respuesta será seguramente proporcional.

    La cadena global de distribución, bajo ataque

    En este contexto, estamos asistiendo a una reconfiguración del comercio mundial tal y como venía funcionando desde la II Guerra Mundial. La Organización Mundial de Comercio (WTO) se ha visto sometida a presiones por la amenaza de Trump de retirar a Estados Unidos de esta organización a menos que se cambien los términos; Washington también ha bloqueado nombramientos judiciales en el organismo de apelación de la WTO.La próxima reunión del G20 en Osaka incluía una agenda específica en relación con la WTO y el comercio mundial, pero con la escalada del conflicto comercial entre EEUU y China la atención estará totalmente centrada en el rumoreado encuentro entre Trump y el presidente chino Xi Jinping. La estimación de la CPB sobre el volumen del comercio mundial ha caído un 3,5% desde octubre de 2018, lo que supone el mayor descenso desde 2008: el comercio mundial se frena por un empeoramiento de la actividad económica y por la fricción derivada de los aranceles aduaneros.Las empresas estadounidenses con una exposición significativa de sus ingresos a China continental y Hong Kong son las que se enfrentan a un mayor riesgo bajista por cualquier escalada adicional en la guerra comercial. En el muy corto plazo, Apple es un candidato muy probable para una represalia directa desde Beijing a causa del veto del gobierno de EE.UU. a Huawei. Apple obtiene en torno al 20% de sus ingresos (52 mil millones de USD en el 2018) de esa región, y por tanto tiene mayor exposición nominal que cualquier empresa de EE.UU.

    La siguiente tabla muestra las 33 compañías con mayor exposición a China.

    Aparte de los riesgos bajistas directos para las empresas de EE.UU. con exposición a China, ciertos sectores como los de semiconductores, automóviles, transportes, acero, químico, aeroespacial, electrónica y textil son los más vulnerables a las perturbaciones en la cadena mundial de distribución. Los inversores deberían comenzar a valorar en qué medida son sensibles sus carteras a las perturbaciones en la cadena mundial de comercialización.

    Minerales raros

    China dispone de una “opción nuclear” contra los EEUU, ya que controla el 85% del sector de los minerales raros. Los minerales raros son cruciales en electrónica (baterías recargables, teléfonos inteligentes, convertidores catalíticos, imanes, iluminación fluorescente, etc) y en defensa (gafas de visión nocturna, armas con guía de precisión, equipamiento GPS y otros similares).Al controlar el 85% de la producción mundial, China podría provocar perturbaciones graves en la economía y el ejército de Estados Unidos restringiendo el acceso a los minerales raros. Quizás las tensiones ya estén ocurriendo bajo cuerda, ya que la empresa australiana de minerales raros Lynas ha anunciado un emprendimiento conjunto con empresas homólogas radicadas en los EE.UU. para construir una planta de procesamiento en Estados Unidos. Esto demuestra que los EE.UU. ya están actuando para garantizarse el suministro de minerales raros teniendo en mente el escenario potencial más adverso.

    Las bolsas emergentes están pidiendo a gritos que las vendan

    Los mercados emergentes han caído casi un 10% en tan solo cuatro semanas, y nuestra expectativa es que esta tendencia empeore mucho más, dado el rumbo que están tomando los titulares sobre el comercio entre Estados Unidos y China. Nuestra visión en cuanto a la asignación táctica de activos es infraponderar los mercados emergentes. También parece que el mercado es poco indulgente con las exposiciones directas e indirectas a China, por lo que la mejor manera de expresar una visión negativa sobre el comercio es a través de acciones de los mercados emergentes, del KRW, el JPY, el petróleo y las acciones y bonos australianos.

    Según Josep Mª Tacias, analista de Rentamarkets: la verdadera guerra comercial entre Estados Unidos y China está en el sector tecnológico. 

     

    China quiere dejar de ser la fábrica del mundo a bajo coste y la tecnología juega un papel muy importante en la transformación económica que pretende. El veto de Estados Unidos a Huawei (similar en cuanto a productos a un conglomerado parecido a la suma de Apple, Cisco y Qualcomm) y a 70 de sus filiales puede tener efectos muy negativos en las propias compañías estadounidenses del sector de semiconductores y componentes al ser proveedores de Huawei. Asu vez, esto puede tener derivadas en otros sectores (automoción etc.). Sin que China haya tomado represalias, los efectos adversos ya se notan en la capitalización bursátil de las compañías tecnológicas a nivel global. El 2020 año electoral en Estados Unidos, donde el presidente Trump deseará una economía fuerte y un mercado alcista puede ser la tabla de salvación a corto plazo, en una disputa que puede durar años.

    Según Robert L. Horton de Lazard Asset Management, el mercado de internet es inmenso en China.

    El acceso a internet sigue creciendo rápidamente y seguirá esta tendencia con el despliegue 5G. La mayor parte de las conexiones se realizan ahora a través de smartphones que, gracias al software de fuente abierta de Android, son más asequibles y al alcance de usuarios de mercados emergentes. Prueba de ello, el mercado chino contaba con 500.000.000 usuarios de internet en móviles en 2013, cifra que ha aumentado desde entonces hasta los 812.000.000. La tecnología tiene una posición dominante en el índice de mercados emergentes. El E-commerce en países emergentes, con la introducción de smartphones Android en 2009, ha crecido 2 veces más que en Estados Unidos, posicionando a Alibaba por encima de Amazon en términos de turnover.El mercado de internet es inmenso y en fase de crecimiento en China. Las tensiones comerciales en el sector tecnológico podrían afectar negativamente a compañías a nivel mundial”

    Manuel Castells: La revolución  del G-5

    https://www.lavanguardia.com/opinion/20190330/461329107516/la-revolucion-5g.html?utm_campaign=botones_sociales&utm_medium=social&utm_source=facebook&fbclid=IwAR0zCpA5-GZ77jyYDpo2ALCeV1lXXor7BpMjRZlwoCK5_5i5Z1w0uTJ8DMU

     

    Con el aséptico nombre de 5G se presentó la nueva generación de comunicación móvil en el Mobile World Congress de Barcelona, a finales de febrero. Se trata de una profunda transformación tecnológica con importantes consecuencias empresariales, sociales y geopolíticas. La estrella del congreso fue el nuevo modelo Mate X de Huawei, la principal empresa tecnológica china. Claro que el teléfono no sirve de mucho mientras no se despliegue la red por la que circulan las señales. Y esto se supone que ocurrirá, al menos en China, ­Europa y Estados Unidos, en el 2020.La conexión de internet con 5G se proyecta como 40 veces más rápida que la del 4G que actualmente utili­zamos y el volumen de datos comunicados significativamente mayor (aquí las estimaciones varían). La importancia de esta tecnología es que constituye la infraestructura necesaria para el funcionamiento de la nueva sociedad en red, incluyendo la nueva economía. Esta nueva estructura, que ya existe en gran medida, está en la base de la co­nexión de grandes bases de datos ( big ­data), del despliegue de las aplicaciones de inteligencia artificial y, por tanto, de la robótica avanzada (máquinas capaces de aprender) y, sobre todo, de la llamada internet de las cosas. Por tal se entiende la mutiplicidad de conexiones ultrarrápidas de internet no sólo entre humanos y sus organizaciones, sino entre objetos de todo tipo, en el ámbito doméstico, el dinero móvil, el coche sin conductor, la cirugía a ­distancia, la enseñanza virtual o las guerras de drones. No hablamos de ciencia ficción, sino de lo que ya ha sido investigado, diseñado, producido y es operativo.Como indicación de lo que ocurre, en el 2014 había unos 1.600 millones de objetos/máquinas conectados. En el 2020 se estima que serán 20.000 millones. Sin embargo, el funcionamiento real de estas múltiples redes sobre una única infraestructura de comunicación requiere una red con las características del 5G. Con sus consiguientes riesgos. Por un lado, el de la ciberseguridad (interferencias y vigilancias de todo tipo, sobre todo de gobiernos, incluidos todos). Por otro lado, los peligros po­tenciales para la salud aún poco evaluados. Resulta que una característica ­clave de esta nueva red es una altísima densidad de miniantenas que están sembrando en todas las ciudades para, mediante su cobertura coordinada del espectro, obtener una comunicación ubicua de cualquier punto de la red a cualquier otro. Antes de que le entre pavor piense que esta red, como todo lo que hemos ido inventando, se va a desplegar y usted (o sus hijos o sus nietas) la van a utilizar, sí o sí. Con lo cual lo ­urgente es analizar seriamente los impactos de ­estos múltiples campos electromagnéticos sobre la salud (sobre lo que hay muchos mitos, parecidos al movimiento antivacunas) y encontrar soluciones técnicas para prevenir el daño potencial.En cualquier caso, la construcción y gestión de la(s) red(es) 5G se convierte en un campo esencial de la lucha por el poder y el dinero, porque vivimos en la época del capitalismo de los datos y los datos sólo sirven cuando pueden ser procesados y conectados.Por eso se ha desatado una violenta reacción del Gobierno estadounidense contra la participación de Huawei en el diseño y construcción de la red. Y es que resulta que, en opinión de la mayoría de los expertos, Huawei posee la tecnología de diseño y fabricación más avanzada del mundo en las redes de telecomunicación 5G. Creo que el choque psicológico del Gobierno (mucho menos el de las empresas) es comparable al pánico surgido ante el Sputnik soviético en 1957.¿Cómo es posible –dicen en Estados Unidos– que los chinos estén más avanzados cuando se suponía que su ventaja competitiva estaba en copiar y fabricar más barato explotando su mano de obra, sin añadir valor mediante investigación? Estamos en presencia de una mezcla de complejo de superioridad e ignorancia. Huawei está entre las primeras cinco empresas del mundo en gasto en I+D, tiene decenas de miles de investigadores, con centros en todo el mundo, no sólo en China, sino en Silicon Valley y otros núcleos tecnológicos. Y obtuvo más patentes tecnológicas en el 2017-2018 que cualquier empresa tecnológica en Estados Unidos. Aun así, la paranoia de los estrategas estadounidenses es tal que, teniendo en cuenta las consecuencias geopolíticas e incluso militares de esta tecnología, decidieron que la ventaja de Huawei sólo podía provenir del espionaje industrial y han arrestado y procesado a la directora financiera, Meng Wanzhou, hija del fundador de la empresa. ¿Pruebas? En el momento de su detención llevaba un iPhone y un iPad. Concluyente, ¿no? La acusación en serio es que Huawei es una empresa estatal (falso, es privada, como lo es Alibaba, la mayor empresa de e-commerce del mundo) y está introduciendo un acceso de “puerta trasera” en la red mediante el cual se puede espiar a todo el mundo. Y sólo faltaba que justo ahora el Gobierno chino lance su iniciativa de construcción de infraestructuras de transporte y comunicaciones en Europa y Asia (la nueva ruta de la seda) en colaboración con diez países europeos, incluida Italia, para que el 5G se interprete como un proyecto de dominación china sobre Occidente.Objetivamente, hace falta mucho cinismo para presentar al Gobierno de Estados Unidos, así como los europeos, como respetuosos de la privacidad. Hay múltiples revelaciones y documentos (en particular los papeles de Snowden) que muestran la práctica sistemática de vigilancia legal o ilegal de las agencias estadounidenses en todo el mundo, como hace el Gobierno chino. Y la ayuda de mercados militares a empresas como Boeing y a Silicon Valley es un hecho.La nueva revolución tecnológica se está convirtiendo en un campo de batalla geopolítico, en detrimento de la cooperación sinérgica que intentan algunas empresas europeas”

     

     

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos 

     

    Manuel.portelap@gmail.com

    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA Www.agendadeprensa.org

    Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse.

    La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

    Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

    Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:

    manuel.portelap@gmail.com

     

     

     

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

mayo 2019
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Artículos anteriores