• SON DOS MESES AGOTADORES DE CAMPAÑA

    https://prnoticias.com/comunicacion/comunicacion-politica/20172369-partidos-politicos-twitter

     

    https://www.lavanguardia.com/politica/20190225/46686117097/los-partidos-piensan-ya-en-debates-electorales-a-dos-meses-de-las-elecciones.html

     

     Publico.es: La llamada a las urnas ha supuesto un avance notable del PSOE en la intención de voto declarada, al recoger el voto útil de la izquierda, mientras que la suma de los tres partidos derechistas se reduce con respecto a los sondeos previos a la convocatoria de Pedro Sánchez, según las estimaciones de Key Data para ‘Público’. El ascenso de Vox se ralentiza y Ciudadanos sufre una importante caída al perder votos por la izquierda y por la derecha. Podemos sigue a la baja

     

    https://www.publico.es/politica/analisis-sondeos-convocatoria-elecciones-frena-auge-derecha-aleja-mayoria-absoluta.html

     

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    GUAJIRA

     

    ¡VIVA ANDALUCÍA! (y ¡Viva Honduras! siempre). La guajira es un cante cubano (“Guajira guantanamera”, por ejemplo) cuyo espíritu y estructura rítmica entroncaron muy rápidamente con el flamenco. Canta Carlos Cano que “L’Habana es Cái con más negritos, Cái es L’Habana con más salero”. La guajira entra en el flamenco con carné propio (diríamos) hacia 1850, con los cantes de Curro Dulce (1816-1898) y Silverio Franconetti (1831-1889) y adquiere carta de naturaleza con don Antonio Chacón (1869-1929).  Y de ahí al baile no hay más que un paso, como pasa siempre con las músicas populares. Por cierto, en la grabación de la guajira del Menese leerán “Cante de ida y vuelta”, es decir, como si lo hubieran llevado los españoles en alguna versión a Cuba y de allí vuelve “más popular, si cabe”.

     

     

     

     

    Esta Agenda puede servir pues para el cante y para el baile. De los maestros modernos, uno de los dos o tres que han cultivado realmente la guajira es José Menese, aquí con José El Francés a la guitarra:

    https://youtu.be/8UaOTcVgb8g

     

    Pero hoy nos vamos a centrar en un bello baile de una guajira con música de Vicente Amigo. Flamenco avanzado. Fin de Curso 2016. Escuela de Flamenco Lucía Guarnido:

    https://youtu.be/ig6WJr1RJZc

    ENSAYO  de Margarita Vidal

    Librería Alejandría www.alejandriapozuelo.com

    Esther Bautista & Claude Dué:Mayo del 68, 50 años después

    https://larepublicacultural.es/article776

    Erika Fatland: Sovietistán, un viaje por las repúblicas de Asia Central

    https://www.elconfidencial.com/cultura/2019-02-26/sovietistam-erika-fatland-asia-central-viajes_1849046/

    SELECCIÓN DE CANDIDATOS PARA SITUARSE EN LAS LISTAS ELECTORALES

    https://www.elmundo.es/madrid/2018/08/10/5b6c5add22601db26e8b45a5.html

     

    Gustavo Garcia: Sánchez busca acomodo a sus ministros en las listas del PSOE a las Generales

    https://www.elboletin.com/noticia/171720/

    Marta Espartero: Suárez Illana y Terol, favoritos en las quinielas sobre los candidatos de Casado para el Ayuntamiento  y la Comunidad de Madrid

    https://www.elespanol.com/espana/politica/20181210/suarez-illana-terol-favoritos-candidatos-casado-madrid/358965161_0.html

     

    Marcos Gonzalez: Podemos e IU volverán a ir juntos a las generales y anuncian un preacuerdo para Madrid

    https://www.elboletin.com/noticia/171719/

    Pol Pareja: Sobredosis de candidaturas independentistas para Barcelona. Hasta cinco listas secesionistas podrían disputarse el voto en la capital catalana el próximo mayo

    https://www.huffingtonpost.es/2018/12/03/sobredosis-de-candidaturas-independentistas-para-barcelona_a_23607308/

     

    Isaac Hernandez: El programa electoral ganador

    https://www.isaachernandez.es/marketing-politico/el-programa-electoral-ganador/

    Isaac Salama: ¿Por qué vascos y catalanes deben tener un peso decisivo en las cuestiones que afectan a todo el país, si el resto de los españoles no pueden opinar sobre lo que se decide autónomamente en los parlamentos regionales?

    http://www.otraspoliticas.com/politica/anomalias-democraticas/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+OtrasPolticas+%28OTRAS+POL%C3%8DTICAS%29

    “las razones de la anomalía están explicadas por todo el que ha estudiado nuestro sistema electoral y tienen que ver con que el mismo funciona como un sistema mayoritario para los partidos de ámbito nacional y como un sistema proporcional puro para los pequeños partidos que concentran sus votos en una región. Esto hace que, por ejemplo, en las elecciones de 2011 el partido independentista vasco Amaiur, con 334.495 votos, tuviera 7 escaños, mientras la desaparecida UPyD obtuviera sólo 5 escaños a pesar de haber recibido 1.143.205 votos (casi 5 veces más que Amaiur).Seguro que en ocasiones ha prevalecido el sentido de Estado frente a otros intereses, pero la cuestión es que el sistema no favorece esa elección. En efecto, el funcionamiento del modelo hace que sea enormemente atractivo el sufragio a partidos nacionalistas: nuestro voto vale más que el correspondiente a un partido nacional del mismo tamaño y, además, podemos conseguir importantes beneficios para nuestra comunidad, aumentando la calidad de vida de la región. En este sentido, extraña que no hayan surgido todavía más partidos nacionalistas. Desde un puro cálculo utilitarista, sorprende que en la Comunidad que más aporta a la solidaridad entre territorios –Madrid– no haya aparecido un partido nacionalista que reivindique más dinero para la Comunidad a cambio de diversos apoyos en el Congreso.La disfunción podría tener soluciones relativamente sencillas desde un punto de vista técnico, como exigir un porcentaje mínimo de votos en el ámbito nacional para acceder al Congreso o imponer la presentación de candidaturas en un número mínimo de regiones; de forma que los partidos que se presenten a la Cámara Baja se vean obligados a tener un proyecto nacional que les otorgue votos no sólo en su región, sino en otras circunscripciones.En cualquier caso, si no somos capaces de atajar esta anomalía, que no nos extrañe un final estrambótico a lo Primera República”

    David Val : ¿Listas abiertas o desbloqueadas?. Cada vez son más las voces que reclaman una reforma de la Ley Electoral y, concretamente, la instauración de un sistema de listas abiertas para hacer de la democracia un arma mucho más efectiva. Algunos partidos y dirigentes políticos también empiezan a hablar ya de esta variante electoral

    http://www.fundacionmelior.org/content/tema/listas-abiertas-o-desbloqueadas

    “ Listas cerradas y bloqueadas

    Es el sistema que actualmente se utiliza en las elecciones generales, autonómicas y municipales. El elector vota la enumeración de candidatos que presenta cada partido donde el orden viene fijado de antemano y sin que haya opción alguna de cambiarlo. Jorge de Esteban, catedrático español de Derecho Constitucional, remarca que así los electores no pueden cuestionar “el orden establecido por las camarillas de cada partido”. Esta opción se ha consagrado en España y en países como Israel, Noruega, México o Argentina y ha conseguido que los ciudadanos defiendan unas siglas, sin pensar en el tipo de personas que hay detrás.

     

    Listas cerradas y desbloqueadas

    Esta es la opción que defienden algunos partidos políticos, pero que ya se utiliza en España a la hora de elegir a los senadores. En las elecciones al Senado, cada elector debe votar a tres candidatos por circunscripción electoral. Da igual el orden y el partido, sin embargo, casi siempre suelen coincidir con los resultados que se dan en el Congreso, puesto que la mayoría de los electores vota a los tres que presenta el partido que más le agrada. Esto ha permitido que, por ejemplo, el famoso Luis Bárcenas haya sido elegido en dos legislaturas como senador por Cantabria a pesar de ser de Huelva. Nadie le conocía y le votaban, simplemente, porque era el candidato que abría la lista por el Partido Popular.  En un país con tanto apego a un partido u otro y donde existen tantos políticos es muy difícil que prime la simpatía a una persona concreta. Este sistema funciona en los países anglosajones, donde existe un sistema electoral mayoritario uninominal en el que el país se divide en tantas circunscripciones como escaños a elegir, teniendo en cuenta que en cada circunscripción se elige solo al diputado que tiene mayor número de votos. En este formato sí es más fácil que la población de una comarca concreta se identifique con una persona por encima de una ideología concreta. Por ello, sería una opción interesante para las circunscripciones más pequeñas. En los municipios, los ciudadanos suelen conocer a casi todos los candidatos, por lo que resultaría más sencillo abrir las listas y que cada cual estableciera el orden que quisiera, al menos entre los primeros candidatos de cada partido político. 

    Listas abiertas

    Aunque hay quien defiende que el sistema que rige el Senado es de listas abiertas, no hay más que compararlo con el sistema de Finlandia para percibir que no tiene nada que ver. En el país nórdico, ya no solo se permite al elector escoger candidatos de diferentes partidos y establecer un orden de preferencia entre ellos –listas cerradas y desbloqueadas-, sino que se permite que cualquier ciudadano mayor de edad pueda presentarse a las elecciones.  Por una parte, están los partidos políticos, que pueden presentar sus listas por separado o formando coaliciones, y por otro están las listas independientes que puede presentar cualquier asociación. Para ello, basta con presentar 100 firmas de votantes del distrito respaldando al candidato. Además, estas asociaciones pueden formar coaliciones entre ellas para presentarse. A su vez, en las listas electorales aparecen los candidatos mezclados con un orden que se determina por sorteo, para evitar así que sean elegidos exclusivamente las personas que tienen apellidos que empiezan con las primeras letras del abecedario. Eso es, por ejemplo, lo que ocurre actualmente en el Senado español. Los partidos ordenan a sus candidatos por orden alfabético y si comprueban la composición actual de la Cámara Alta española, hasta 70 senadores –de un total de 208- tienen apellidos que comienzan por A, B o C. Igualmente, en Finlandia todavía son más transparentes, y en la papeleta solo viene el nombre del candidato, el municipio de residencia y su profesión o titulación, además de un número de identificación que será el que se usará para registrar el voto. No hay referencia alguna a la entidad o partido por el que se presentan.

     

     ¿Solución?

     Sin duda alguna, el sistema finés es el más transparente y democrático de los anteriormente expuestos y sería un ejemplo a seguir. Sin embargo, para que su aplicación fuera justa en nuestro país habría que establecer unos mecanismos compensatorios que garanticen que cualquier ciudadano que quiera hacer política pueda presentarse en igualdad de condiciones económicas que el resto de candidatos. Pero ¿quién puede competir con las ingentes subvenciones públicas y privadas que reciben los dos grandes partidos Por tanto, y mientras que ese condicionante no pueda ser efectivo, habría que apostar por unas listas más flexibles, más abiertas y democráticas, que se limite el número de mandatos y que la celebración de primarias en todos los partidos políticos sea de carácter obligatorio. Además, es vital que exista alguna institución que ejerza algún tipo de control para evitar que se presenten candidatos de dudosa respetabilidad como el propio Luis Bárcenas. En conclusión, solo se conseguirá acabar con la partitocracia cuando los ciudadanos obliguen a los partidos a ser transparentes. Solo así, la democracia, que actualmente está secuestrada en manos de unos pocos, volverá de nuevo al pueblo”

     

     

    EN LAS ELECCIONES MUNICIPALES CRECERÁ  LA ULTRADERECHA

    ECD: Cuatro partidos derechistas crean un “frente nacional” para las  elecciones europeas, presentando  una candidatura “patriótica, abierta y euroescéptica”: F.E. de las JONS, Democracia Nacional, Falange Española y AES

    https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/politica/partidos-derechistas-crean-frente-nacional-europeas/20180725185337114298.html?utm_medium=email&utm_source=Newsletter&utm_campaign=180726&utm_term=Cuatro%20partidos%20derechistas%20crean%20un%20%5Cu201Cfrente%20nacional%5Cu201D%20para%20las%20europeas&&utm_content=email&&

    “Como puntos en común han definido la restauración de la soberanía nacional, la salida del euro, el fin de la política de los recortes, recuperar los valores morales cristianos y el control efectivo de las fronteras”

     

    Ana Carbajosa entrevista a Götz Kubitschek , editor e ideólogo de las nuevas derechas alemanas cree que los refugiados y los estragos de la globalización provocarán un giro ideológico :histórico: “Asistimos a un renacimiento conservador”

    https://elpais.com/internacional/2018/07/20/actualidad/1532101868_328857.html

    Xavier Bru de Sala:No  nos engañemos, la derecha vira a la derecha, la izquierda vira a la derecha, el mundo prosigue su viraje a la derecha. Estados Unidos, Israel, Turquía y más de media Europa, desde Italia a Hungría, Polonia e incluso Alemania.Excepciones como Canadá, Francia (sí, Macron es excepción), y ahora México o España no confirman ni desmienten la regla pero ni siquiera se proponen aminorar el giro.Con Trump a la cabeza, el beneplácito de Rusia, la aquiescencia de China, la impotencia de Europa y el aplauso entusiasta de Netanyahu, el terreno está despejado

    https://ideas.economiadigital.es/xavier-bru-de-sala/vista-a-la-derecha_567962_102.html

     

    Jorge Galindo : ¿Por qué no hay un partido exitoso de extrema derecha en España?

    https://politikon.es/2017/01/19/por-que-no-tenemos-una-extrema-derecha-triunfante-en-espana/

    “Si hay una pregunta recurrente entre aquellos foráneos que observan la política española con cierta atención es ésta. La sorpresa se sigue normalmente del siguiente razonamiento: tras ser uno de los países más golpeados por la Gran Recesión y por la subsiguiente crisis europea de deuda, con índices astronómicos de desempleo, un sistema de protección lejos de ser perfecto, ¿cómo puede ser que la derecha reaccionaria* no haya encontrado un espacio electoral en España? El último ejemplo lo proporciona Tobias Buck con este interesante repaso en el Financial Times, al que volveré más adelante porque proporciona alguna hipótesis poco frecuentes en este debate. Hace unas semanas, Diego Torres hacía lo propio en Politico. Pero para obtener una panorámica completa vale la pena repasar las respuestas posibles a esta cuestión.Los argumentos para explicar la presencia de la extrema derecha en un país se dividen normalmente en dos bloques: aquellos que se refieren a la oferta electoral o al entorno institucional, y aquellos que hacen énfasis en la demanda social de este tipo de políticas. En el primer grupo, para el caso español suelen citarse el legado histórico franquista, la aparente incapacidad de los líderes extremos de llegar al gran público, y la integración de muchos de ellos en plataformas mayores (principalmente el PP). Todos ellos comparten espacio con la más reciente idea de Podemos como elemento de contención para nuevas ofertas de extrema derecha durante la crisis. Por el lado de la demanda, la ausencia de un sentimiento nacionalista español fuerte y el no conflicto en torno a la inmigración se unen a la otra cara del “argumento Podemos”, que enlaza con una posible falta de competencia por recursos económicos públicos. Es en este último punto, tras recoger y criticar los argumentos existentes, donde me gustaría aportar un posible giro.

    Es culpa de (o gracias a) Franco. Es quizá el argumento más socorrido, o solía serlo: tras un golpe, tres años de guerra civil, 36 de dictadura nacional-católica, tres de compleja transición a la democracia, y un segundo golpe hace menos de cuatro décadas, ser de extrema derecha es poco menos que un tabú. La idea, siendo atractiva, resiste la comparación internacional sólo a medias. Aunque es cierto que nuestra dictadura fue la segunda más larga de Europa Occidental por la derecha (solo superada por la portuguesa, donde la ausencia de una extrema derecha electoralmente fuerte también es patente), tanto Grecia como Italia, Alemania o Hungría, entre otros, contaron con sus propios regímenes dictatoriales. Los países del norte de Europa no se libran de haber poseído ejecutivos afines al nazismo durante la II Guerra Mundial, por no hablar de la Francia de Vichy, si bien es cierto que tenían un grado de imposición externa nada desdeñable. La cuestión es que el fascismo y otras ideologías afines a la derecha de corte nacionalista tuvo presencia a lo largo y ancho de Europa en el siglo XX, así que es difícil excluir o subrayar su influencia en la política actual en un sentido o en otro en ciertos países. Por lo demás, no queda nada claro el mecanismo por el cual una dictadura que fue resuelta con la muerte del líder y no por una revolución, siguiendo una transición que incorporó no pocos elementos del régimen anterior a la vida democrática, provoca una ausencia y no una presencia de la extrema derecha en el panorama electoral. Es, desde cierto punto de vista, casi contra-intuitivo. O no. Lo cual nos lleva a la siguiente hipótesis.

    Sí hay extrema derecha, pero está integrada. El PP no fue siempre el partido que es hoy. Cuando se le conocía como Alianza Popular, y aún antes de que los antiguos integrantes del régimen franquista que lo conformaron se pusiesen nombre, sus posiciones eran bastante más reaccionarias que conservadoras, y desde luego para nada centradas. El famoso viaje al centro que protagonizó Aznar en la década de los noventa le llevó a llenar un espacio que originalmente no le correspondía, pero en el camino no perdió sus activos en el extremo derecho del espectro. Quizás a estos elementos ya les iba bien manteniéndose dentro de una estructura establecida que era capaz de llegar al poder, influyendo desde ahí en lugar de montar su propia plataforma con un futuro incierto. Josep Anglada, antiguo líder de la fallida Plataforma per Catalunya, expresa esta visión en la pieza de Torres. Prueba de ello es la escasa potencia electoral de Vox. Pero, la verdad, la extrema derecha no ha tenido demasiado éxito (más bien poco) en llevar adelante una agenda específica desde el PP. Así que resulta sorprendente que, si la razón de su bajo perfil es porque están más cómodos dentro que fuera, hayan aguantado tanto. De hecho, Vox nació con los pilares del anti-nacionalismo periférico, el terrorismo y el tradicionalismo familiar como bandera, luchas que están bastante lejos de la piedra de toque de la nueva derecha europea: la inmigración.

    La inmigración no es un aspecto contencioso. Si hay un rasgo específico que une a las distintas derechas nacionalistas que proliferan en Occidente es la oposición a los movimientos migratorios. Por tanto, otro argumento bastante habitual para explicar la ausencia de una nueva extrema derecha en España es el perfil particular de nuestra inmigración: más integrada, se supone, con mayor presencia de individuos que compartirían rasgos culturales y lingüísticos, y menos abundante. Pero esta hipótesis topa con dos realidades: por un lado, como destacaba Tobias Buck en su pieza, países como Rumanía o Marruecos contribuyen tanto o más a la inmigración española que los estados latinoamericanos. Por otro, existe bastante evidencia de que no es necesariamente una mayor presencia o contacto directo con el migrante lo que dispara el apoyo a la derecha nacionalista. En numerosas ocasiones, de hecho, se ha observado que los sentimientos anti-inmigración se dan en áreas étnicamente más homogéneas. Es, de hecho, un enorme debate en la literatura especializada, entre quienes definenden la hipótesis del contacto (tener un vecino, compañero de trabajo, familiar de distinto origen disminuye los prejuicios) y quienes apuestan por la idea de la amenaza. Una cuestión no resuelta, pero el contencioso impide establecer una relación causal directa entre nivel de integración o presencia de migrantes y voto a la extrema derecha.

    El nacionalismo ausente. La herencia franquista y el tabú que conlleva, la falta de un riesgo de “contaminación cultural” concreta para (digamos) integristas patrios proveniente de la inmigración, y la competencia de nacionalismos periféricos con el central se combinarían para ahuyentar el fantasma de la, llamémosla así, ansiedad cultural contra lo diferente. Es interesante recordar aquí el experimento de PxC, que obtuvo cierto éxito a nivel local al enlazar una identidad definida y apuntar a una amenaza externa. Pero que se vino abajo rápidamente, en gran medida por un liderazgo que no supo consolidar sus ganancias.

    La oferta incapaz. Configurar un movimiento político es cosa de dos: quien lo demanda, pero también quien lo ofrece, o quien ayuda a la demanda a darse cuenta de qué está buscando (las preferencias políticas rara vez son claras, cerradas y compartidas desde el minuto cero). Ansell & Art (2010 – pdf) no tienen empacho en afirmar que

    When radical right parties are dominated by individuals with blatantly racist views and poor cognitive skills, they are likely to implode even if socio-structural and institutional conditions are favorable.

    España ha tenido pocos líderes de extrema derecha que no provengan de un entorno particularmente extremo, valga la redundancia. Sólo muy recientemente se ha visto una nueva cara en este espacio ideológico, pero por el momento tampoco ha tenido resultados demasiado positivos. Es muy probable que la falta de una oferta que haya sabido dar con la tecla adecuada tenga parte de la culpa en el fracaso de la extrema derecha española, pero parece claro que la demanda tampoco ha sido boyante.

    El bloqueo por la izquierda. “En España no existe una formación de extrema derecha porque existe Podemos”. La frase es de Pablo Iglesias, y parece presuponer una de estas dos cosas: o bien el electorado de Podemos tiene el perfil para suscribirse a postulados de extrema derecha, o Podemos ha conseguido desactivar una respuesta a la crisis basada en postulados de derecha nacionalista (forzando a su electorado potencial en la abstención o en otras formaciones más tradicionales) y absorber en cambio el descontento por la izquierda. La primera idea me parece poco realista, al igual que a Buck, en tanto que la base de voto de Podemos se encuentra entre jóvenes urbanos de clase media con un marcado perfil ideológico de izquierda, pero la segunda interpretación se me antoja más fructífera. Pero no por mérito de Iglesias o de Podemos, sino por la configuración de los conflictos redistributivos en España.

    No hay lucha por recursos públicos. Pepe Fernández-Albertos expresa una interesante hipótesis en la pieza de Buck, apuntalada por Sergi Pardos-Prado: en España no hay por qué competir. Como el sistema de bienestar en cuestiones como vivienda o transferencias monetarias directas es débil, y es aquí donde la competencia (percibida al menos) entre inmigrantes y nativos sería mayor. Además, sigue Fernández-Albertos, la inmigración lo ha pasado “objetivamente peor” durante la crisis en España, y buena prueba de ello es el fuerte cambio de 180 grados en la dirección de los flujos migratorios desde 2009: la gente vuelve a sus países, más que llegar al nuestro.Esta es, como digo, una idea que me resulta atractiva. Sin embargo, en pocos lugares los inmigrantes han salido mejor parados que la población local durante la crisis, y este mayor sufrimiento no ha impedido la emergencia de la extrema derecha. La hipótesis de la competición directa de recursos tiene más fuerza, pero yo la reformularía para ensanchar su poder explicativo.En realidad, y aquí viene el giro, la exposición a los vaivenes de la crisis de los grupos sociodemográficos que suelen apoyar a la extrema derecha en otros países ha sido comparativamente baja en España. Ni la clase obrera industrial o de servicios de mediana edad en adelante, ni la pequeña burguesía han sido los más golpeados por nuestra particular forma de recesión. Han sido los jóvenes, con un nivel educativo igual o superior a la media del país, y los grupos más vulnerables (inmigrantes, personas en situación laboral irregular) quienes se han llevado el golpe. Los segundos, en términos puramente materiales. Los primeros, viendo cómo sus expectativas de futuro se venían abajo. Ninguno de estos dos segmentos constituye una fuente de apoyo fácil para la extrema derecha, ya sea por falta de herramientas para la movilización política o por incompatibilidad ideológica. Pero sí (sobre todo los primeros) para una propuesta como la de Podemos.He aquí la posible verdad escondida en la auto-atribución de mérito de Iglesias. Que allá donde la crisis ha golpeado más las expectativas de un sector no cooptable por la extrema derecha, era la extrema izquierda quien estaba en mejor posición de iniciar un viaje electoral fructífero. No por mérito suyo en la absorción de un voto anti-establishment genérico, carente de ideología, tanto como en la emergencia de un mercado distinto al de otros lugares al norte de los Pirineos. No es que no haya lucha por recursos públicos, es que quien habitualmente lo hace no lo necesita porque está bien protegido por un sistema de bienestar montado para él, y no para el outsider.Situando este debate en el contexto europeo, las diferencias más concluyentes de España con respecto a sus vecinos se resumirían en la ausencia de una oferta afinada y de una demanda activa tanto en el eje cultural como en el económico. En este último frente, me parece particularmente importante destacar, como hipótesis, que los segmentos más susceptibles a simpatizar con los valores de la derecha reaccionaria han estado comparativamente poco expuestos a la crisis económica en España.Sin embargo, nada es para siempre. Y, como sugería Torres en Politico,  la oferta puede mejorar en cualquier momento (de hecho, aunque los resultados de Vox sean mínimos comparados con los grandes partidos, le colocan claramente por encima del resto de las formaciones a la derecha del PP). Al mismo tiempo, a pesar de la existencia de ciertas regularidades sociodemográficas, no hay una sola demanda posible para cada ideología. No es descartable que ciertos segmentos pasen a decidir ante una oferta lo suficientemente atractiva que, efectivamente, sí perciben una amenaza cultural o económica externa que requiere de una reacción de corte nacionalista. En definitiva, España no es un país vacunado ni inmunizado contra la extrema derecha. En próximos artículos intentaré explicar por qué con argumentos comparativos, y también con algún que otro dato.

    *En este texto empleo los términos “derecha reaccionaria”, “extrema derecha” y “derecha nacionalista” de manera intercambiable. El primero define una estrategia común, el segundo una posición ideológica relativa en el espectro, y el tercero un rasgo definitorio que comprende a todas las formaciones a la derecha del conservadurismo tradicional europeo consolidado tras la posguerra. Los considero complementarios, si bien acepto el debate en torno a la posibilidad de que no sean intercambiables. Sí evito, por el contrario, el uso de otros epítetos, tales como ultras, populistas (polémico y, a veces, vago), xenófobos, autoritarios (referentes a rasgos que se pueden dar pero en diferentes grados), o neofascistas/neonazis (más específicos y restringidos a tipos determinados de formaciones de extrema derecha).

    VOX ES UN PARTIDO POLÍTICO INUSUAL Ó EXTRAÑO?

    https://www.periodistadigital.com/politica/partidos-politicos/2019/02/27/la-primera-y-contundente-medida-que-tomara-abascal-si-es-presidente-del-gobierno.shtml

    https://www.huffingtonpost.es/2018/12/03/santi-abascal-en-estado-puro-sus-peores-frases_a_23606746/?ncid=other_topvideos_cp1pj3fgmfs&utm_campaign=top_videos

    Antonio Papel : Vox. España tampoco es diferente

    https://www.bolsamania.com/analytiks/2018/12/07/vox-espana-tampoco-es-diferente/

    Daniel Gascon : Vox recuerda a otros partidos nacionalpopulistas europeos: sensacionalismo xenófobo, rechazo al ‘establishment’ y confusión entre incorrección política y pensamiento crítico

    https://elpais.com/elpais/2018/12/07/opinion/1544189537_217101.html

     

    Cristian Campos: Cómo sería una España de extrema derecha, en 30 titulares

    https://www.elespanol.com/opinion/tribunas/20181209/espana-extrema-derecha-titulares/359334070_12.html

    Federico Jimenez Losantos: VOX, prueba de vida de la democracia española

    https://www.libertaddigital.com/opinion/federico-jimenez-losantos/vox-prueba-de-vida-de-la-democracia-espanola-86672/

     

    Belen Barreiro : Vox y la identidad vulnerable. El partido ultraderechista irrumpe en la política como reacción al conflicto catalán y la inmigración

    https://elpais.com/politica/2018/12/08/actualidad/1544290748_522216.html?autoplay=1

    “La inmigración y la unidad de España son dos de las principales razones que empujaron a los votantes de Vox a apoyar al partido en las elecciones andaluzas. Según una encuesta de 40dB. que publica hoy EL PAÍS, un 41,6% de quienes se decantaron por la formación de extrema derecha lo hicieron por su discurso sobre inmigración. Aunque la identidad nacional también destaca. Un 33,7% optó por este partido para “defender la unidad de España”; un 28% “para frenar a los independentistas”; y un 24,9% para “acabar con el Estado de las Autonomías”. Vox entró en el Parlamento regional con 12 escaños”

    Kiko Llaneras: Vox crece en Andalucía  donde hay más inmigrantes: un mapa de sus votos en cada municipio

    https://elpais.com/politica/2018/12/03/actualidad/1543829876_200181.html#?ref=rss&format=simple&link=link

    Gonzalo Altozano & Julio Llorente:  La España viva. Conversaciones con doce dirigentes de  VOX

     

    https://libroaudios.com/post/2018/8/descargar-audiolibro-la-espana-viva-conversaciones-con-doce-dirigentes-de-vox-de-gonzalo-altozano-julio-llorente-ano-2018.php

    Ignacio del Rio: Las elecciones andaluzas reflejan la tendencia política imparable que se ha instalado en nuestro escenario político. La crisis del bipartidismo, cuando se cumplen 40 años de la Constitución, acentúa la sustitución del modelo binario de partidos por un modelo de multi-variantes, sin que se observe una imagen definitiva lo suficientemente sólida que pueda aportar, en términos de predicción, una nueva estabilidad al sistema de partidos

    https://www.republica.com/el-observatorio/2018/12/04/andalucia-el-modelo-politico-y-la-gran-oportunidad/

    Daniel Martin Ferrand: Vox y la Constitución

    https://www.republica.com/cine-publico/2018/12/06/vox-y-la-constitucion/

    Jaume Maseu: Le Pen y Wilders acogen a Vox con los brazos abiertos. Se establece un cordon sanitario a la extrema derecha en el Parlamento europeo

    https://www.lavanguardia.com/politica/20181209/453445525006/le-pen-wilders-ultraderecha-europea-vox.html

    “La subida de las pulsiones populistas en Europa ha atraído a Steve Bannon, el antiguo asesor de Trump, que ayer participó en una reunión en el Parlamento flamenco junto con Marine Le Pen. De la mano del Vlaams Velang, se movilizaron para que Bélgica no firme el pacto de migración de las Naciones Unidas, un tema que está poniendo en peligro la estabilidad del Gobierno belga.En esta legislatura, la influencia de este grupo de extrema derecha (ENF) en el parlamento europeo ha sido reducida. Como grupo, recaudan más ingresos y disponen de más tiempo de palabra, pero su capacidad de iniciativa ha sido mínima. Por un lado, por el cordón sanitario del resto de fuerzas, que les cerró el paso a la Mesa o a las presidencias de comisiones, y por otro, porque han utilizado la cámara como altavoz mediático pero poco más.”

    Andres Gil entrevista a Mischaël Modrikamen, el hombre de Steve Banon en la UE: Cuando vayamos a España a vernos con Vox, también queremos reunirnos con Pablo Casado»

    https://www.eldiario.es/politica/Steve-Bannon-Europa-Espana-PP_0_843766124.html

     

    Alvaro Bayon : Del triunfo de Donald Trump a la conquista de la presidencia de Brasil protagonizada por Jair Bolsonaro, pasando por Matteo Salvini en Italia, Viktor Orbán en Hungría, Jaroslaw Kaczinsky y sus discípulos en Polonia, los Le Pen en Francia, Alternativa por Alemania y otros tantos en diferentes países. Todos ellos muestran a lo largo del planeta dos elementos comunes: el desprecio por las instituciones representativas de la pluralidad política y por los contrapesos y frenos constitucionales al poder del presidente. En España, los cánticos de sirena de la ultraderecha populista florecen ante el nuevo ciclo electoral que comienza en Andalucía y que nos hace abandonar la excepcionalidad en la que nos encontrábamos junto a Portugal, carentes hasta ahora de una nueva ultraderecha en las instituciones tras la vacuna del franquismo que ahora parece desvanecerse.

    https://debate21.es/2018/12/09/democracia-campo-de-batalla/

    Jose Juan Toharía: Todos los diagnósticos habían coincidido, con más o menos matices, en prever una fuerte marejada política en Andalucía. El  tsunami que ha supuesto Vox no logró ser detectado a tiempo, como sucede con los maremotos. Hace dos semanas nadie hubiera tomado en serio una estimación que concediera a Vox los 12 escaños finalmente logrados. Fenómenos de esta magnitud solo se hacen aparentes cuando están ya encima. Los perdedores (PSOE, PP, AA) se resisten a no tenerse, pese a todo (y de forma más o menos alambicada), como vencedores y los ganadores (Ciudadanos, Vox) no lo son de forma que quepa considerar como realmente determinante

    https://www.lainformacion.com/opinion/jose-juan-toharia/andalucia-la-marejada-fue-tsunami/6451765

    “Fallo de los sondeos? La crítica es tan fácil como errada: los sondeos son espejos en el camino, no predictores de lo que pueda acabar ocurriendo. En general, captaron las señales existentes que barruntaban tormenta. Solo muy a última hora esas señales viraron de sentido y pasaron a sugerir la inminencia de un fenómeno de mucha mayor entidad: y solo quienes pudieron seguir agavillando datos estuvieron en condiciones de alertar —ya a muy última hora, ya tarde— de lo que se venía encima.Si España fuese Dinamarca, y nuestra cultura cívica y nuestros hábitos políticos fuesen como los que presenta esa serie (‘Borgen’), tan admirada como poco copiada, lo más probable —por coherencia con lo que los resultados revelan respecto del nuevo clima político— sería un gobierno en Andalucía de Ciudadanos con el apoyo —más bien desde dentro que desde fuera— de PSOE y PP; es decir, de los otros dos partidos que se presentan como constitucionalistas. Pero eso no va a ocurrir. Lo más probable es que la situación se estanque, que todos se consideren, desde su personal óptica, ganadores y que desde las posiciones más extremas, a izquierda y a derecha, se llame a la guerra santa (es decir, a establecer “cordones sanitarios”) frente al extremismo anti-sistema justamente opuesto. O sea, que todo puede acabar en nuevas elecciones, en un 2019 ya políticamente sobrecargado”

    Sebastian Lavezzolo: El trilema naranja . Ciudadanos ha sumado cerca de 290 mil votos y 12 escaños en Andalucía en relación a las elecciones autonómicas anteriores. Se trata de un éxito sin paliativos. Todas las coaliciones (ideológicamente posibles) para una investidura necesitan de su consentimiento. Pero cualquier opción implicará asumir costesLos de Rivera tienen tres objetivos y no podrán conseguir todos a la vez. Eligiendo una entre las posibles coaliciones estarán renunciando a uno de ellos: 1) el Cambio, 2) no ser muleta del PP, o 3) no dar alas a Vox

    https://www.eldiario.es/piedrasdepapel/trilema-naranja_6_843475647.html

    “Tan o aun más importante es que el nuevo reparto de escaños ha dejado a la formación naranja en una situación privilegiada para la formación de gobierno, ya que todas las coaliciones (ideológicamente posibles) para una investidura necesitan de su consentimiento. No obstante, dicha circunstancia, aunque privilegiada, es también endiablada. Eligiendo entre las posibles opciones para formar gobierno, Ciudadanos tendrá que asumir unos costes nada despreciables.Independientemente de cuál sea el partido que presida la Junta de Andalucía, sabemos que una investidura exitosa solo puede ser el resultado de una votación coordinada (con apoyos activos o pasivos) entre PP-Cs-Vox, PSOE-PP-Cs o PSOE-Cs-AA. No se me ocurre otro tipo de alternativa que no caiga en lo estrambótico. Dadas estas opciones, pues, Ciudadanos se enfrenta a un trilema de difícil solución. Se trata de una trilema no porque existen solo tres tipos de combinaciones, sino porque con su decisión Ciudadanos intentará atender a tres objetivos que –como argumentaré más adelante– son incompatibles de alcanzar a la vez. De hecho, cada una de las posibles fórmulas para investir a un gobierno solo cumpliría con dos de los tres objetivos. El dilema recae en elegir cuáles dos merecen una mayor prioridad.Los tres objetivos a los que me refiero son de vital importancia en la estrategia política de los de Rivera. Estos son: 1) propiciar la alternancia política en Andalucía tras 36 años de gobierno socialista; 2) evitar naturalizar al partido naranja como la muleta política de su principal rival, el PP, en un momento en el que la competición en la derecha está en plena ebullición; y 3) contribuir a frenar a la extrema derecha, una seria amenaza a los principios liberales en los que el partido dice reconocerse.Si como se especula en los burladeros de la villa, Ciudadanos estuviera dispuesto a votar a favor a la investidura del PP junto a los apoyos de Vox, los de Rivera estarían cumpliendo solo con el primer objetivo (desalojar al PSOE del poder), pero se retratarían como actores secundarios en su propio espacio electoral, a la vez que cargarían con la loza de investir a un presidente de la mano de la extrema derecha. Si en cambio, como contrapartida del apoyo a la investidura de Moreno Bonilla consiguiesen la vicepresidencia de la Junta y un número suficiente de carteras para denotar un reparto de poder equilibrado, Ciudadanos podría cumplir no solo con el primer objetivo sino también con el segundo. Así, los de Rivera cogobernarían Andalucía, no se retratarían como una mera muleta del PP, aunque, claro, con el connivencia de la extrema derecha.Que la formación de gobierno sea el resultado de un acuerdo entre PSOE, PP y Cs sería la opción preferida por el partido naranja siempre y cuando Juan Marín fuese quien presida la Junta. Si esto sucediese, Ciudadanos cumpliría con los tres objetivos anunciados: por un lado, acabaría con el gobierno del PSOE, por el otro, ganaría cuartos en su particular batalla con el PP y a su vez evitaría cualquier tipo de influencia de Vox en la política de gobierno. Tres pájaros de un solo tiro. Pero es inconcebible contemplar la posibilidad de que el PP invistiese a Marín, por los mismo motivos que ya se han apuntado antes: el PP y Ciudadanos están en plena competición por el espacio de la derecha.¿Estarían los de Rivera dispuestos a apoyar la investidura de Moreno Bonilla si el PSOE también se mostrase a favor? Este escenario también es muy poco probable, pues el PSOE se estaría entregando a los leones. Pero de ser así, el apoyo de Ciudadanos, a pesar de propiciar la salida del PSOE y la contención de la influencia de la extrema derecha, daría alas al PP. Algo no deseable para los naranjas.¿Y si los socialistas hiciesen más atractiva esta coordinación entre PSOE-PP-Cs, por ejemplo, proponiendo una candidatura diferente a Susana Díaz para presidir la Junta? Este escenario es bastante inverosímil. Requeriría, ante todo, un PP más preocupado por la gobernabilidad que por el avance de la extrema derecha. Pero si fuese el caso y Ciudadanos comulgase con esta opción, el partido naranja cumpliría solo con el segundo y el tercer objetivo (no permitiría que el PP le sacase una ventaja considerable gobernando la comunidad autónoma más poblada de España y mantendría al margen a la extrema derecha), pero no con el primero. El PSOE, aunque con una cara nueva, seguiría gobernando Andalucía. Camino, ya, a los 40 años.La posibilidad de que el PSOE eliminase de la ecuación a Díaz también aparece como un alternativa si analizamos una potencial coordinación para la investidura entre PSOE-Cs-AA. Ante una jugada de este calibre –probablemente teledirigida desde Ferraz– los apoyos de AA estarían prácticamente asegurados (solo la amenaza de una alternativa con Vox debería movilizar su abstención en una segunda votación a la investidura) pero ¿qué haría Ciudadanos? Si apoyase la formación de gobierno, cumpliría –de nuevo– solo con dos de los tres objetivos: no permitiría el desmarque del PP y marginaría a Vox, pero no desalojaría al PSOE del poder.Este último tipo de coordinación para la investidura (PSOE-Cs-AA) también podría ser analizado con Marín como jefe del ejecutivo. Un pacto à la Borgen. Si fuese así, los de Rivera sí conseguirían la cuadratura del círculo. Pero lo cierto es que el PSOE difícilmente soltará cuerda en este tira y afloja, sobre todo habiéndole sacado diez puntos de diferencia a Ciudadanos. Aunque la amenaza de Vox al mando de alguna Consejería podría propiciar un cogobierno rojo-naranja.Planteado así, el trilema de Ciudadanos nos permite sacar algunas conclusiones útiles para el análisis de la situación actual en Andalucía. En primer lugar, si Ciudadanos opta por propiciar la formación de un nuevo gobierno, sea como sea, acabará asumiendo un coste significativo: no permitir la alternancia, fortalecer a su principal rival electoral o entrar en una fuerte contradicción con sus principios liberales. En segundo lugar, de permitir una investidura, los de Rivera seguramente acabarán por elegir entre dos males: un cogobierno muy equilibrado junto al PP, presidido Moreno Bonilla y en donde Marín debería ocupar la Vicepresidencia, pero asumiendo los costes del apoyo implícito de Vox, o un cogobierno con un PSOE sin Susana Díaz, desechando la posibilidad de propiciar por primera vez la alternancia. De estas dos opciones la primera da prioridad a la competición política regional, pone en riesgo la batalla en la derecha a nivel nacional y le saca las vergüenzas a Ciudadanos en Europa. La segunda, al evitar la coordinación con Vox, despejaría las dudas sobre la convicción liberal del partido naranja y sobrepondría la lógica de la competición estatal al interés regional, aunque una alianza con el PSOE sea también difícil de explicar. Dependiendo de cómo se valoren los costes de una y otra alternativa, tendremos una u otra predicción.La última conclusión es que otro bloqueo institucional (esta vez en Andalucía) es muy probable. A pesar de que horas después de la noche electoral algunas alianzas se contemplaban como naturales, con algo de perspectiva, y algunas variables más sobre la mesa, los acuerdos entre tres fuerzas políticas dispares y en plena competición –no olvidemos el ciclo electoral que va asomando en el horizonte (municipales, autonómicas, europeas… ¿y generales?)– no se antojan ni fáciles ni inmediatos”

     

    Sergio Garcia : La llegada de Vox y el nuevo escenario político

    https://www.bolsamania.com/analytiks/2018/12/03/la-llegada-de-vox-y-el-nuevo-escenario-politico/

    Rafael Halcon : Rivera espera ser presidente en 2019 y por ello cede Andalucía al PP y acepta el apoyo de VOX

     

    https://www.republica.com/2018/12/08/rivera-espera-ser-presidente-en-2019-y-por-ello-cede-andalucia-al-pp-y-acepta-el-apoyo-de-vox/

    Felix Riera: Tripartito de derechas para Andalucía. Si las derechas no logran un acuerdo en Andalucía, volverán a dejar España en manos del PSOE

    https://ideas.economiadigital.es/felix-riera/tripartito-de-derechas-para-andalucia_592409_102.html

    Francisco Rosell : Vox y el nuevo tripartito andaluz

    https://www.elmundo.es/opinion/2018/12/09/5c0c1340fdddffb0ab8b4639.html

     

    Ignacio Camacho: El dilema naranja. El «efecto Vox» va a meter a Cs en un nuevo problema de estrategia cuando la irrupción del nuevo partido se extienda

    https://www.abc.es/opinion/abci-dilema-naranja-201812090040_noticia.html

    Javier Redonndo: Vox asalta la frntera

    https://www.elmundo.es/opinion/2018/12/09/5c0bf971fdddff97ba8b4624.html

    En apenas tres frases, Errejón propinó un mandoble a Iglesias; reivindicó de nuevo su pócima populista y asumió, por puro sentido común, que algunos votos de Vox proceden de la izquierda, más concretamente de una izquierda indignada. Lo que interpreta con claridad Errejón es que la indignación ha cambiado de campo. Más exactamente: dos tipos de indignación pueden confrontar y a pesar de ello tener vasos comunicantes. Cuando Errejón aseguró que en Andalucía no hay 400.000 fascistas también hacía de Pepito Grillo de su jefe: «Te lo dije, Pablo», en España no hay cinco millones de comunistas. Errejón mantiene su diagnóstico. En 2014 dijo: existe «una ventana de oportunidad estrecha pero profunda, es decir, se puede llegar hasta la cocina de las transformaciones políticas [ciertamente estuvieron muy cerca de los fogones] de nuestro país para recuperar y desarrollar soberanía popular, pero esa ventana no va a estar abierta siempre. El consentimiento se recompondrá en algún momento, aunque sea un consentimiento cínico y desilusionado». El consentimiento se recompuso aunque no de manera cínica y desilusionada. Irrumpió súbitamente un factor no previsto: la conciencia patriótica, cívica, liberal y transversal. Los balcones de los barrios populares se llenaron también de banderas españolas contra la pasividad de Rajoy y la acometida supremacista. Las banderas recompusieron el «tablero pateado». En 2015, Errejón repitió: «Incluso las personas que ocupan un lugar subordinado en la escala social tienen razones para confiar en el orden. El orden produce cosas y seguridades». Añadía que subvertir el orden no era la solución. En 2017, justo antes de Vistalegre II, insistió: «No nos podemos equivocar, al pensar la transformación política en España hay que pensarla en un país donde el Estado funciona». Recalcó que Podemos debía ofrecer orden, alternativo pero orden. Hace unos días porfió: «El problema es que la gente que quiere justicia social, orden y protección está huérfana. A esa gente hay que dirigirse». Vox ofrece un orden. Mouffe le enseñó la noción de «exterior constitutivo»: la condición de existencia de toda identidad es la afirmación de una diferencia, la determinación de un otro antagónico al que se asfixia a fuerza de desplazar la «frontera». Para Errejón, Vox es un síntoma de que la frontera no estaba tan allá como presumía la izquierda exquisita; de que los perdedores de la corrección pueden rebelarse contra ella y asaltar la frontera con las mismas armas que empleó Podemos”

    Santiago Perez Diaz: Cabe hacer un pronóstico atrevido: ¿Y si a medio plazo, los ciudadanos otorgan su confianza a Vox de manera contundente en esas elecciones y luego persisten en los siguientes comicios?.  Este partido podría desplazar al PP en el espacio de centro derecha?.Después de todo, aquella formación ha surgido de esta última, y hay muchos militantes que piensan lo mismo para sus adentros: poner coto al independentismo, que los nacionalistas no sean la clave de la política nacional simplemente porque la ley electoral les favorezca, aunque sean pocos en número respecto a todo el territorio nacional.De la misma manera, en el otro lado del espectro, Ciudadanos podría quedarse con el espacio del centro izquierda, sustituyendo a un PSOE que ha perdido los cuatro puntos cardinales de la política, y seguiría el camino hacia la irrelevancia de otros partidos socialdemócratas europeos

    https://www.capitalmadrid.com/2018/12/7/51549/un-pronostico-atrevido-desplazara-vox-al-pp-de-su-espacio-politico.html

    Nacho Cardero : Primero Andalucía, luego Madrid: Vox y Cs se comen al PP

    https://blogs.elconfidencial.com/espana/caza-mayor/2018-12-10/casado-pp-abascal-vox-elecciones-madrid_1694566/

    Jose Antonio Zarzalejos: A Casado le ronda el desastre. En Moncloa confían ciegamente en que los populares tendrán un muy mal resultado electoral que desestabilizará a su nuevo líder

    https://blogs.elconfidencial.com/espana/notebook/2018-11-24/pablo-casado-partido-popoular-pp-moncloa_1665514/

     

    Karina Sainz: Santiago Abascal y las tres Españas . En tiempos de patinete, el líder de VOX va armado y subido a la grupa de la españolía que descabalgó al PSOE de su feudo histórico y tiene a los partidos políticos jugando al escondite inglés cada vez más escorados a la derecha del salón

    https://www.vozpopuli.com/opinion/Santiago-Abascal-Espanas-PSOE-VOX-La-Polaroid_0_1197181226.html

    Rafael Mendez: El juicio televisado del ‘procés’, próximo altavoz para Vox: «Hay tensión para rato». Los estrategas de los partidos replantean la campaña con la irrupción de Vox. «Habrá tres meses de juicio retransmitido en La Sexta con Vox acusando a los independentistas»

    https://www.elconfidencial.com/espana/2018-12-09/vox-juicio-proces-javier-ortega-autonomicas-municipales_1692854/

    Luis Angel Hierro: una reflexión al respecto de los resultados electorales en Andalucía y su repercusión en nuestro Estado de las Autonomías.

    http://www.expansion.com/blogs/defuerosyhuevos/2018/12/05/resultados-de-las-elecciones-andaluzas-y.html

    “Comenzando por la cuestión fundamental que determina el resultado electoral, la pérdida de la opción de gobierno para el PSOE, pienso que es multicausal. En lo referido concretamente a la disminución del voto al PSOE, y excluida la cuestión catalana ala que me referiré después, creo que han pesado asuntos como: el hastío de 36 años de gobierno continuado, del que Susana Díaz ha ejercido como mera continuadora; la oferta de un programa político anclado al pasado basado en la inercia, sin proyectos novedosos e ilusionantesy sin personas que los lideren;la ausencia de absoluta de miembros del «sector sanchista» en las papeletas, que ha acrecentado la división interna desmovilizando a un tercio del partido; la creencia de los votantes de izquierdas de que todo estaba hecho (esto también ha afectado, y mucho, a la alianza Podemos-IU); el ronroneo incesante de la corrupción por el juicio de los EREs; y un liderazgo quemado en el cruento intento de asalto a Ferraz, que marcó definitivamente a Susana Díaz como genuina representante de la caduca «política de aparato» y del aparato socialista.La desmovilización asociada a todas estas cuestiones ha determinado un aumento de la abstención que ha mermado en algo más de 400.000 votos el resultado del PSOE respecto a las anteriores elecciones autonómicas y en 315.000 respecto a las Generales de 2016.En la tabla siguiente se puede ver una comparativa de los resultados electorales comparados con los de las últimas elecciones generales que deja bastante claro el efectos del desincentivo de los votantes de izquierdas.

    Por el contrario, en la otra parte del tablero, la derecha ha visto avivados sus apoyos por la concurrencia básicamente de tres factores: la existencia de dos alternativas, PP y Ciudadanos, en un proceso de competencia feroz por el liderazgo,que ha movilizado a la derecha casi como si de unas elecciones generales se tratara (los economistas sabemos que la competencia aumenta la producción, en este caso el número de votantes); un discurso simple y efectivo basado únicamente en dos razones, Cataluña y la corrupción;y un único objetivo: echar al PSOE y a Díaz de la Junta de Andalucía. La simplicidad del proyecto de la derecha en Andalucía era tal que ningún votante ha dejado de recibir y entender el mensaje y simplemente los suyos han respondido a ese mensaje y al aumento de la probabilidad de que el voto fuera decisivo para la competencia entre PP y Ciudadanos yendo a votar en una cuantía mucho más cercana a la de las generales.En la derecha, lo más sorprendente ha sido la irrupción de Vox, el nuevo partido representante de la extrema derecha. En realidad, esos votantes no han nacido ayer, antes eran en su mayoría votantes del PP y lo han abandonado porque han dejado de ejercer el voto útil. No tengo datos para justificar mi afirmación, pero creo que mucha de esa transferencia de votantes tiene que ver con el nacional catolicismo ysus «principios» y cuestiones de naturaleza emotiva como:ejercer la resistencia del patriotismo centralista frente al independentismo catalán, el antiabortismo, el traslado de los restos de Franco o el proyecto del gobierno de eliminar la religión como asignatura evaluable y hacer tributar ciertas actividades de la Iglesia. Esto último ha podido movilizar a determinados grupos religiosos de amplia implantación,para apoyar a un partido como Vox que contrarreste el creciente peso de Ciudadanos en el seno de la derecha y de Podemos e IU en la izquierda. En cualquier caso el crecimiento de Vox parece serpor ahora una cuestión más interna de distribución del voto entre la derecha que de fuga de votos de la izquierda.Si es relevante el posible efecto que hayan tenido los sucesos de Cataluña en el electorado. Ciertamente en Andalucía, como en otras Comunidades, cualquier concesión a los nacionalismos, fundamentalmente el catalán, siembra desconfianza en el electorado por razones de agravio y favorece a las opciones nacionalistas centralistas. Ya ocurrió así cuando el PP utilizó el estatuto de Cataluña como instrumento de desgaste electoral de Zapatero.Al respecto de este tema nos encontramos ante una cuestión de oposición entre nacionalismos antitéticos sobre la estructura del estado, en el que la deriva independentista genera un mecanismo de compensación en forma de radicalismo nacional-centralista. Obviamente, ambos nacionalismos hacen crujir las estructuras del estado y por razones opuestas atacan al Estado de las Autonomías.El problema es que cuando se enervan los nacionalismos las medias tintas, osea la razonabilidad, tiene costes y probablemente ello haya afectado tanto a PSOE como a PP, a pesar de ser los partidos que definieron y aprobaron la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Eso sí, hay una importante diferencia ya que para el PP la fuga se ha producido hacia Vox, mientras que en el PSOE si se ha producido lo habrá hecho hacia la abstención o hacia Ciudadanos, de forma que mientras el PP puede recuperar los escaños perdidos con alianzas políticas, para el PSOE es imposible ya que la abstención no tiene escaños y Ciudadanos se ha posicionado claramente en la derecha.Desde esta perspectiva, y si con el tiempo los sociólogos y politólogos confirman este efecto, se genera un gran problema para el país, puesto que va a ser difícil mantener el sistema cuando de los dos partidos que lo soportan uno mantiene indirectamente sus apoyos, PP, a pesar del fomento de los nacionalismos antagónicos, mientras que otro los pierde, PSOE. Malos augurios pues para el Estado de las Autonomías, que ha demostrado ser la única estructura política que puede mantener con cierta estabilidad la unidad del país

    Eduardo Bayon : Ya tenemos en España a nuestra ultraderecha populista particular, sin complejos, con orgullo, alejándose de las reminiscencias franquistas que aún permanecen en ellos (los “viva Franco” que se escuchan en sus mitines son un buen ejemplo). Con las elecciones andaluzas del pasado domingo se ha finalizado la excepción ibérica que hacía de España y Portugal los únicos países de nuestro entorno que resistían a la ola reaccionaria que vive Europa. Ya sólo nos queda el país luso

    https://debate21.es/2018/12/06/vox-ultraderecha-populista/

    “La irrupción de Vox se enmarca dentro de este auge de los nacionalpopulismos de ultraderecha en todo occidente. Vox es la versión española que nos iguala al resto de Europa. Nos creíamos vacunados por cuarenta años de dictadura y un 15-M que explotaba las esencias de la democracia radical. Nos equivocamos. Vox, como partido de ultraderecha populista defiende elementos ultranacionalistas, una defensa reaccionaria de valores tradicionales, un reforzamiento de las fronteras ante la globalización y defensa de los nacionales frente a los inmigrantes, una explotación de los temores de los ciudadanos ante la incertidumbre y la crisis de expectativas de los tiempos en los que vivimos, una lucha contra el feminismos y los colectivos LGTB, y por supuesto, un discurso en un eje abajo-arriba contra el establishment y la clase dirigente, que va, desde la crítica a la corrupción hasta el despilfarro, pasando por el clientelismo.Las peculiaridades de España respecto al conflicto catalán y el auge de un sentimiento españolista meramente emocional, han formado, junto a los puntos comunes con el resto de occidente, un escenario propicio para la entrada de Vox en las instituciones. La recentralización, a través de la supresión de las autonomías, se vuelve también central en el discurso de Vox, que sin embargo, abandona el proteccionismo económico, propio de la ultraderecha de otros paises, para abrazar un discurso netamente neoliberal.Los de Santiago Abascal se han aprovechado en Andalucía del desgaste de un partido que ha venido siendo hegemónico y que ahora se encuentra en declive electoral, sumado a la alta abstención provocada por la desmovilización de las izquierdas, más el clima de la cuestión catalana y la fragmentación de la derecha en tres partidos (cuando ésta desde la unificación bajo el paraguas común del PP nunca antes se había producido), han provocado un clima ideal para el “momento Vox”. Asistimos así pues, a una nueva mutación del sistema de partidos, el cual aún está lejos de estabilizarse.La influencia de Vox en la política española lleva ya meses aflorando, desde que Pablo Casado los marcase, en la campaña de las primarias del PP, como un actor protagonista hacia los que él consideraba que el PP perdía votos. A partir de aquí, visto que el PP, y hasta el momento también Ciudadanos, no tienen intención de crear un cordón sanitario a la ultraderecha, sumado a la derechización de conservadores y liberales, el blanqueamiento de los posicionamientos de Vox, y la influencia que estos tengan en la formación del Gobierno andaluz y de la agenda política, parece que irá en aumento. Para Ciudadanos el coste de ir de la mano de PP y Vox en la investidura andaluza y propiciar el cambio en el Gobierno, es menor que pactar con el PSOE, entre otras cosas, porque el electorado que están disputando es el de la derecha, pese al crecimiento que han obtenido por la caída del PSOE. Obviamente, esto generará en Ciudadanos conflictos internos y la contradicción de pretender ser los socios de Macron y acabar pactando con los socios de Le Pen.El resultado de Vox no es éxito de un día. Su irrupción en la mayoría de parlamentos autonómicos, Congreso de los Diputados y parlamento europeo, de cara a los comicios de mayo, tenemos que empezar a darla por segura. Su entrada en Asturias, las dos Castillas, Madrid (ojo a lo que ocurra en los municipios al sur de la capital), La Rioja, Murcia, o Valencia, será con la suficiente fuerza, para provocar terremotos similares al andaluz, que ya no tendrán que contar con el mismo factor sorpresa. Es decir, a finales de junio, cuando estén constituidos tras las elecciones, Vox contará con representación en todos los niveles, con la excepción del nacional, cuya fecha prevista para 2020, es aún a día de hoy una incertidumbre, pero cuando tengan lugar las elecciones generales, no dudéis que también ahí estarán.

    Domingo Sanz:  Buscando los culppables del peligro VOX

    https://iniciativadebate.net/2018/12/06/buscando-a-los-culpables-del-peligro-vox/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+IniciativaDebate+%28Iniciativa+Debate+P%C3%BAblico%29

    “Parafraseando una de las exageraciones habituales del gran Matías Vallés, diré que millones de personas que saben cómo pienso, y piensan como yo en muchas ocasiones, me asaltan desde todas las redes para decirme que los catalanes republicanos y también independentistas son los culpables del peligro naciente llamado Vox.Espontáneamente decido contestar con dos páginas del manual que, en tiempos racionales, nadie habría dejado de leer antes de hablar.La primera dice que, al igual que siempre dijimos que cada etarra fue el único responsable del gatillo que apretó en su día, cada andaluz ha sido el único responsable del voto que libremente ha decidido meter en la urna. Para que no se me acuse sin fundamento de hacer comparaciones asquerosamente demagógicas, añadiré también que cada votante de los de Hitler era un alemán responsable de sí mismo y del futuro de su país.La otra página elegida del manual indica que hay que investigar mucho más y durante más tiempo antes de atreverse a afirmar que los electores de una Comunidad Autónoma hayan votado a los políticos que van a dirigir esa misma C.A. pensando en lo que pasa en otra C.A., existiendo, además, un gobierno superior que es el que debe poner orden en todas y al que se le podrá votar en su momento. Y, para mayor abundamiento, sin que haya pruebas de que los dirigentes de Catalunya estén preparando la invasión militar de Andalucía con un ejército del que no dispone. Ni tan siquiera fueron una minoría de catalanes exaltados los que un día gritaron “¡¡A por ellos!!” para encandilar a las fuerzas represivas del Estado que ambas sostienen.Imprescindible en este punto lo de hacer un paréntesis para felicitarnos, como herederos que somos de la inmensa mayoría de españoles que, a diferencia de aquellos alemanes, nunca apostaron por apoyar en las urnas a los aliados en política del mayor asesino de nuestra historia, “militar, por supuesto”, por lo que se dedicó a matar y matar para después enriquecerse y conseguir el resto de sus objetivos. Y no solo eso, sino que debemos estar orgullosos de aquellos abuelos nuestros que dieron sus vidas para detener el avance del golpista del 18 de julio y sus manadas durante más tiempo que muchos otros pueblos de entre los que también han sufrido similares traiciones, perpetradas por altos mandos decisivos de sus fuerzas armadas.Pero no debemos conformarnos con lo fácil, por muy definitivos que sean los argumentos que nos aporta el sentido común, pues no sería la primera vez que una sociedad comienza a perderlo, y pasan decenios hasta que lo encuentra de nuevo.Armado con la lógica que certifica que ante el problema catalán no tienen porqué reaccionar de manera radicalmente distinta los electores andaluces de cualquiera de las urnas de sus ocho provincias, descubro, con los desgloses municipales en la pantalla, que existen diferencias geográficas abismales en el crecimiento de Vox entre 2015 y 2018. Entonces, rabioso por la avalancha de firmas relevantes que no se hacen eco de tal cosa, pregunto: ¿Acaso no han publicado los medios de comunicación que los avances de los más ultraderechistas se han sustanciado en las circunscripciones que más peso del problema de la inmigración están soportando? ¿A qué viene ignorar tanta evidencia?De mis comunicantes a través de las redes, que espero se piensen su sentencia condenatoria contra los catalanes por promocionar el fascismo, a la vista del detalle de los resultados electorales, se han sumado desconocidos ocasionales, como el doctor malagueño Jiménez Muñoz y su exitosa diatriba, culpabilizando en este caso a Pablo Iglesias del avance de los “fascistas” en Andalucía, y que no es sino una gran proclama en contra de la libertad de expresión de los que no dicen lo que le gusta escuchar al también escritor andaluz.Y, asimismo, participan de esta fiesta columnistas de categoría, como Joaquín Rábago, capaz de decirnos hoy, 5 de diciembre, que “Hace ya meses escribí en otra columna a propósito del desafío catalán que si algo no perdonaríamos nunca los demócratas a los independentistas era el hecho de que estuviesen alentando a la extrema derecha en todo el país…”, aplicándose a sí mismo el título de futurista acreditado al afirmar que “eso mismo es lo que ha ocurrido el pasado día 2”.Mucho más prudente, aunque en la misma línea de pensamiento, a alguien que mide casi al milímetro lo que escribe como el prestigioso Ignacio Sánchez-Cuenca, acabo de leerle que “Si pensamos en factores como la crisis económica o la inmigración, han estado presentes mucho antes de las elecciones andaluzas; no sirven, por tanto, para explicar por qué Vox ha obtenido un apoyo importante justamente ahora”. A Ignacio le diré que sí, que es evidente que el problema de la inmigración lleva presente mucho tiempo, pero que solo en estas elecciones andaluzas ha aparecido un partido que gritara con tanta osadía sobre el asunto, y en el mismo idioma que utilizan los que lo verbalizan en la confianza de los suyos para desahogarse de sus males, es decir, con las tripas. Y que, además, ha contado el tal Abascal con la publicidad gratuita que le han regalado sus competidores durante la misma campaña electoral, lo que explica que solo se aproximara a los resultados la encuesta publicada por ABC en la noche del mismo día electoral, realizada con datos recogidos durante la última semana, cuando las estimaciones ya no se podían publicar.Ahora vemos a Susana con el ventilador puesto para dirigir contra el equipo de Sánchez parte de las responsabilidades de su fracaso. Hemos escuchado sus palabras en la radio, afirmando que quizás se equivocó al no hablar de Catalunya en la campaña, tal como sí hicieron los de la derecha, y que por eso han mejorado ellos, sentenció. Solo le ha faltado acusar a Pedro de que fue quien se lo pidió. En primer lugar, nadie obligó a la presidenta en funciones a anticipar las autonómicas, pues ahí tiene a su líder gobernando con 84 de 350 en el Congreso. Y, en segundo lugar, Susana sabe perfectamente que, tal como ella misma está pidiendo a los constitucionalistas, la única posibilidad de que Vox pinte poco en Andalucía, aunque el mal ya esté hecho, es que el PP no entre en el gobierno, y eso pasa porque usted dimita ahora mismo y su PSOE de allí ofrezca la presidencia al de Ciudadanos y, además, le entregue al tándem de Adelante Andalucía lo que le pidan para conseguir que dos de sus diputados se abstengan el día de la investidura. La cosa no hace gracia, pero no debe jugar otra vez con fuego en unas urnas que están ardiendo, porque entonces la alianza del tripartito de derechas está garantizada, y deja usted sin trabajo a miles de sus afiliados.Y el gobierno de Sánchez cambiando de plan a las 48 horas de abrirse las urnas andaluzas para presentar los presupuestos con el ánimo de presionar a los independentistas para que se sumen contra el peligro Vox. Entonces me pregunto:  ¿acaso no habíamos quedado en que esos catalanes eran también unos supremacistas que sacarían a Catalunya de Europa, o que se saltan cada día la Constitución española? ¿Deberían sentir los Torra y compañía alguna clase de miedo por el aterrizaje en los parlamentos españoles de este Vox aliado de Le Pen y que, además, quiere acabar con el Estado de las Autonomías? Según el trío del 155, no, nunca, en ningún caso. ¿O ahora piensan lo contrario? Porque los independentistas sí que no han cambiado.Me temo que esa terna de constitucionalistas, de tanta mentira consciente e interesada como sueltan, están consiguiendo que la política en este país no pare de pudrirse.Y también me temo, con tristeza, que no solo la Justicia española lleva procediendo de manera perseverante y perversa contra los independentistas catalanes, con el agravante, además, de que conoce las señales en su contra que recibe de sus colegas de Europa. También la sociedad más española ha elegido a los catalanes rebeldes como responsables totales y eternos de sus males”

    NOTICIAS & OPINIONES VARIAS DE ACTUALIDAD

    Francisco Serrano : Austen Ivereigh y la cumbre anti-pederastia

    https://religion.elconfidencialdigital.com/opinion/francisco-serrano-oceja/austen-ivereigh-cumbre-anti-pederastia/20190220232904027232.html?utm_medium=email&utm_source=Newsletter&utm_campaign=190221

    Jose Manuel Vidal: Ante el misterio del Mal», el Papa se compromete a «proteger a los pequeños de los lobos voraces» a través de siete medidas concretas, con las que asume los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para erradicar la pederastia y los abusos contra los menores en el mundo.Y es que lo de las víctimas primero tiene que plasmarse fundamentalmente en dos cosas. Primero, denuncia inmediata de los delincuentes a las autoridades civiles. Sin demoras, sin dilaciones, sin pena ni miramiento, sin privilegios de casta clerical. Segundo, resarcimiento espiritual, moral, psicológico y económico.

    https://www.elmundo.es/internacional/2019/02/24/5c728c02fdddff4c9e8b4660.html

    “Este último, fundamental. Cuando algunas diócesis españolas tengan que declararse en bancarrota porque no puedan pagar las indemnizaciones que pidan los abusados, los obispos redoblarán la vigilancia”

    Fernando Gomá: Un tema complejo en el mundo laboral es si la empresa puede fiscalizar, y hasta qué punto, los correos electrónicos, las comunicaciones o incluso las visitas a diversas web desde el ordenador o dispositivo de la empresa, efectuadas por un trabajador concreto. Es una cuestión sin duda delicada, porque se mueve en un equilibrio difícil entre los derechos reconocidos en el artículo 18 de la Constitución (intimidad y secreto de las comunicaciones), y los del empresario de adoptar adecuadas medidas de control del cumplimiento de las obligaciones de sus trabajadores, recogidos en el Estatuto de los Trabajadores.

    https://hayderecho.expansion.com/2019/02/27/fiscalizacion-por-parte-de-la-empresa-de-las-comunicaciones-electronicas-del-trabajador/

     

    Periosistadigital.com : El Gobierno Sánchez bloquea la subvención al Valle de los Caídos y en la red se organiza un ‘crowdfunding’ para ayudar a los monjes

    https://www.periodistadigital.com/religion/espana/2019/02/26/el-gobierno-sanchez-congela-las-cuentas-de-los-monjes-del-valle-de-los-caidos-para-doblegarlos.shtml

    Cristina Martin : Los resultados de PRISA correspondientes a 2018 han sido una muestra de cómo Banco Santander, sobre todo, Telefónica y CaixaBank han permitido a El País subsistir y volver a sus orígenes. El periódico insignia del grupo que preside Javier Monzón, tras la etapa pepera y jacobina -o sea, centralista- de Juan Luis Cebrián, ahora con Soledad Gallego-Díaz al frente, vuelve a do solía: a ser la voz del PSOE y del progresismo (feminismo, ideología de género, ecologismo…) y, sobre todo, a ser la voz del sanchismo

    https://www.hispanidad.com/confidencial/prisa-santander-sobre-todo-telefonica-y-caixabank-han-permitido-a-el-pais-subsistir-y-volver-a-sus-origenes_12008010_102.html

    “PRISA ha tenido menos ingresos, pero ha ganado más. En concreto, y siempre en términos ajustados, los ingresos de explotación se han situado en 1.280,5 millones de euros, lo que supone un 3% menos que en 2017, mientras el Ebitda ha subido un 2,2%, hasta los 276,3 millones y el Ebit, un 7,5%, a 188 millones. Por su parte, el resultado antes de impuestos ha sido de 3,6 millones, lejos de las pérdidas de 12,1 millones; el resultado neto se ha quedado en -269,3 millones por deterioro de créditos fiscales y Media Capital (filial portuguesa que no logró vender) y el resultado neto ajustado ha cerrado en 45,2 millones, un 55,9% superior al del año anterior (29 millones).El grupo mediático sigue viviendo un apalancamiento que no se le permitiría a otras compañías, pues el resultado financiero sigue empeorando: ya no resta 69,6 millones, sino 85,6 millones (+23,8%). Eso sí, la deuda financiera neta se ha reducido hasta los 929 millones, lo que implica un ratio de 3,4 veces el Ebitda, y los analistas del Banco Sabadell han destacado una generación de caja positiva en el cuarto trimestre (59 millones), que ha dejado el flujo de caja libre anual en 42 millones por la mejora del circulante y las mayores desinversiones”

    Marta Garijo : Los bancos españoles han prescindido de 85.000 empleados en la última década y la tendencia no parece que vaya a cambiar ante la inminente revolución de los robots

    https://www.businessinsider.es/recortes-empleo-banca-trabajadores-han-bajado-revolucion-robots-376501?utm_source=Business+Insider&utm_campaign=dafeea86cd-EMAIL_CAMPAIGN_2018_10_19_COPY_01&utm_medium=email&utm_term=0_74c16e9a4a-dafeea86cd-115486297

    Elboletin.com :El  portal de internet The Spectator Index ha publicado esta semana cuáles son los países de la OCDE con más autónomos entre sus trabajadores.

    https://www.elboletin.com/noticia/171705/

    “Como era de esperar, los países con menor renta de esa organización encabezan la tabla. Colombia, Grecia y Brasil tienen un tercio de sus trabajadores ejerciendo en calidad de autónomos.España, con el 16% de autónomos sobre el empleo total, se encuentra dentro del top 10 del ranking”

    Rodrigo de Silos: Borja Prado se despide de Endesa tras destruir la principal eléctrica española… y con una indemnización de 12 millones de euros. Y Enel continuará vaciando Endesa: seguirá endeudándose para pagar el dividendo que quieren los italianos. La deuda neta aumentó un 16% (785 millones) en 2018, mientras el beneficio cayó un 3,1%, a 1.417

    https://www.hispanidad.com/confidencial/borja-prado-se-despide-de-endesa-tras-destruir-la-principal-electrica-espanola-y-con-una-indemnizacion-de-12-millones-de-euros_12007984_102.html

    Pedro Biurrun : Tras años de trabajos, el Pacto de Toledo, creado en 1995, «fruto del consenso de todas las fuerzas políticas» para «hacer viable financieramente el actual modelo denominado de reparto y solidaridad intergeneracional de Seguridad Social y continuar avanzando en su perfeccionamiento y consolidación», ha saltado por los aires, aunque haya algún intento de salvar unos mínimos. En la AIReF, creen que llegados a este punto debería ser una agencia independiente la que ofreciera soluciones para el sostenimiento de las pensiones. Y estoy de acuerdo, el futuro del sistema es suficientemente importante como para dejarlo en manos de los políticos, unos y otros, fragmentados y en permanente campaña electoral

    http://www.expansion.com/blogs/estadistica-pollo/2019/02/20/que-revienten-las-pensiones.html

    Gaspard Estrada: Sérgio Moro, el juez que dirigió la operación Lava Jato y ahora es ministro de Justicia y Ciudadanía del gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil, presentó ante el congreso el martes 19 de febrero su plan de combate al crimen y la corrupción. Fue una casualidad que un día antes, el presidente Bolsonaro tuviera que cesar a Gustavo Bebianno, su ministro de la Secretaría General de la Presidencia.El nuevo gobierno lleva nueve semanas en funciones y ya cayó un alto funcionario por estar involucrado en un escándalo de corrupción. No es un buen augurio para Bolsonaro, quien llegó a la presidencia con una campaña contra la corrupción de la clase política tradicional.

    https://www.nytimes.com/es/2019/02/26/sergio-moro-bolsonaro-corrupcion/?emc=edit_bn_20190227&nl=boletin&nlid=8622463020190227&te=1

    Elindependiente.com : Blackstone seguirá invirtiendo en el sector inmobiliario español, siempre que el marco regulatorio se mantenga estable, ha dicho este martes el director senior de la división inmobiliaria del fondo, James Seppala.Europa y España son lugares atractivos para invertir “pero no toda Europa ni toda España”. En concreto los activos inmobiliarios en Madrid y Barcelona y sus áreas metropolitanas ofrecen rentabilidades de entre el 6 y el 7 %, que van a seguir subiendo sin riesgo de calentamiento

    https://www.elindependiente.com/economia/2019/02/26/blackstone-seguira-invirtiendo-espana-no-cambia-entorno-regulatorio/

     

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos 

     

    Manuel.portelap@gmail.com

    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA Www.agendadeprensa.org

    Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse.

    La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

    Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

    Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:

    manuel.portelap@gmail.com

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

febrero 2019
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728  

Artículos anteriores