• CONSPIRANOIDES

    https://magnet.xataka.com/idolos-de-hoy-y-siempre/iker-jimenez-es-un-pardillo-he-aqui-la-nueva-ola-conspiranoide-internetera-1

    Manuel Bautista Perez: Medidas para mejorar la credibilidad de los partidos  políticos

    http://www.otraspoliticas.com/politica/medidas-para-mejorar-la-credibilidad-de-los-partidos/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+OtrasPolticas+%28OTRAS+POL%C3%8DTICAS%29

    Lavanguardia.com : Pablo Crespo acusa a Rubalcaba y a “sus amiguetes de la policía” de montar la trama Gürtel  . “Y se sabrá, todo lo que ha sucedido con esto, se sabrá”, ha dicho el considerado número 2 de la Gürtel durante su comparecencia en el Congreso

    https://www.lavanguardia.com/politica/20181113/452912038670/pablo-crespo-rubalcaba-gurtel-video-seo-lv.html

    Federico Jimenez Losantos: No es casualidad sino, tal vez, causalidad que Rajoy haya vuelto a aparecer en público junto a Pablo Casado el mismo día en que el sucesor que él no quería perpetrara la mayor traición del PP a sus votantes desde la de Mariano en 2008, a la vuelta de Méjico

    https://www.elmundo.es/opinion/2018/11/14/5beb252022601de0048b46a4.html

    Javier Gomez de Liaño : El gran banquete del Consejo General del Poder Judicial

    https://www.libertaddigital.com/opinion/javier-gomez-de-liano/el-gran-banquete-del-consejo-general-del-poder-judicial-86486/

    “Ante el pacto sin escrúpulos para adjudicarse la octava edición del CGPJ y de este modo controlar el Poder Judicial, hay que dar la razón a quienes califican el proceso de elección de chapuza, paripé, farsa o chanchullo, lo cual se parece mucho a lo que el gran León Felipe, el poeta maldito, payaso de múltiples bofetadas y fervoroso defensor de la Justicia, decía con su garganta rota y en estribillo de matraca de que la justicia mezclada con política era “una pantomima, un truco de pista, un número de circo”.

    En su obra El Poder, la Administración y los Jueces, el catedrático de Derecho Administrativo José Eugenio Soriano García afirma que el CGPJ “es cualquier cosa menos muestra alguna del Poder Judicial, sino, más bien, del puro Poder Político” y su situación la de “completo descrédito, sea cual sea el baremo, criterio, herramienta o técnica que se utilice para medir dicho estigma”. La descripción no sólo es obra de expertos externos como el profesor Soriano, sino que son los propios jueces quienes confirman el oprobio al quejarse del sesgo descaradamente partidista de los nombramientos de los vocales del CGPJ, de las injerencias públicas y notorias de los partidos políticos en los nombramientos del presidente y vicepresidente de ese órgano y lamentan el desencanto de una judicatura que se siente poco valorada y, lo que es mucho peor, atosigada por un poder político que mete la mano sin complejos en el poder judicial. Y todo ante la mirada de los ciudadanos que ríen, o sufren, pero en todo caso con espanto.Y un dato que me he permitido sacar del escalafón de la carrera judicial. Salvo error u omisión, el próximo CGPJ tendrá entre sus competencias la de nombrar discrecionalmente a 36 magistrados del Tribunal Supremo, distribuidos en 3 de la Sala del Civil, 4 de la Sala de lo Penal, 13 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, 8 de la Sala de lo Social y 7 de la Sala de lo Militar, más al vicepresidente del Tribunal Supremo, quienes se jubilarán al cumplir la edad de 72 años. Que cada uno haga su personal lectura. La vergüenza que el escalafón entero de la carrera judicial padece es por la institución en sí misma, por un CGPJ que las instancias políticas que designan a sus miembros manchan de forma irreversible, hasta el extremo de que la independencia de los vocales está en tela de juicio durante el quinquenio que cada mandato dura. ¿Qué queremos que sienta esa gran parte de la magistratura convencida de que su carrera profesional queda en manos de un órgano confeccionado por la maquinaria de los partidos?

    Kiko Llaneras: Por que creemos en conspiraciones  . Yo he visto armarse teorías conspirativas. Es quizás lo más divertido que he sacado de internet: ver cómo se levantaban conspiraciones donde yo sabía, con certeza, que no había motivos.

    https://www.jotdown.es/2018/11/por-que-creemos-en-conspiraciones/

    “Por qué tienen éxito estas teorías? Localizar un culpable parece ser reconfortante. Como si la idea de un mundo caótico nos incomodase más. Preferimos creer en villanos antes que aceptar que el mundo está, en parte, en manos del azar y la incertidumbre. En cierto modo es comprensible: si existiese un culpable, bastaría eliminarlo para tener una solución.Pero el motivo principal encuentro que es otro: estas teorías eliminan las dudas. Las personas odiamos las preguntas sin respuesta. Creer en teorías conspirativas es un fenómeno casi religioso. Sus creyentes construyen una cosmovisión donde nada ocurre sin motivo. Cuando las piezas encajan, se cargan de razón. Cuando chirrían, apelan al argumento circular: «Eso quieren que creas». Es un sistema total de pensamiento porque cualquier fisura puede taparse añadiendo un nivel extra de conspiración. Una sucesión de deus ex machina elimina cualquier herejía. Creer es una forma de ver el mundo: «El mejor predictor de creer en una teoría conspirativa es creer en otras teorías conspirativas», dice Viren Swami.Explicarlo todo está en nuestra naturaleza. En términos evolutivos, debió de sernos muy útil conectar causas y consecuencias rápidamente. Si después de comer unas bayas anaranjadas tuviste vómitos, mejor creer que no fue casualidad. Y, si el ruido maleza suena como un león, mejor correr. Nuestro cerebro toma muchos atajos así. en la Sufrimos también de patternicity, encontramos patrones. Nos pasa mirando ruido: si enseñas a una persona una serie de números aleatorios y le dices que son las ventas anuales de refrescos, encontrará motivos para explicar cada altibajo.Además, nos embalamos. Cuando tenemos una teoría favorita, por todas partes encontramos nuevas piezas. Es lo que se conoce como sesgo de confirmación: aceptamos mejor la información que confirma nuestros prejuicios (y olvidamos rápido la que los contradice). Lo habréis visto en cosas mundanas. Cuando tu pareja la toma con alguien, por ejemplo. Entra en guerra silenciosa: de golpe todo lo que hace el otro esconde un motivo. «¿Has visto lo que ha dicho? Como queriendo decir…». Y da igual que le expliques que tú crees que no lo decía por eso. «No le defiendas». Cuanto más lo piensa, más encaja todo: «Y fíjate lo que hizo ayer…».

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

     

    HABLE CON ELLA

     

     

    En esta y en otras de sus películas, Pedro Almodóvar colaboró con Pina Bausch, una de sus artistas favoritas (¡toma, y mía!). Sobre un precioso tema de su músico estrella, Alberto Iglesias, Pina le montó un movimiento muy sencillo que no aparece en YouTube en formato original, pero sí en esta estupenda versión del New Jwersey Dance Thetatrre:

     

    Talk to her, Gala performance (2008), coreografía: Jean Emile; Directora artística:Nancy Turano;  música de Alberto Iglesias:

    https://youtu.be/Ff6dkadw8pM

     

    LA  AGENDA del ENSAYO  de Margarita Vidal

    Librería Alejandría www.alejandriapozuelo.com

    Juan Fernandez Miranda: Don Juan contra Franco

    https://www.abc.es/cultura/libros/abci-juan-contra-franco-mitin-antifranquista-obligo-dictador-desatar-represion-201811110155_noticia.html

    Josep Pique: El mundo que nos viene: Retos, desafíos y esperanzas del siglo XXI: ¿un mundo post-occidental con valores occidentales?

     

     

    EL INCENDIO DE MALIBÚ Y LOS NEGACIONISTAS DEL CAMBIO CLIMATICO

     

    https://www.nytimes.com/interactive/2015/10/27/world/greenland-is-melting-away.html?_

     

    Elmundo.es: El número de muertos en los dos incendios que azotan el estado de California (EEUU) se eleva a 50, tras el hallazgo de seis nuevos cuerpos en el gigantesco fuego que quema desde el jueves el norte de ese estado

    https://www.elmundo.es/internacional/2018/11/14/5beb967f468aebc4418b45a1.html

    Lavanguardia.com : Los muertos por los incendios en California alcanzan el medio centenar

     

    https://www.lavanguardia.com/internacional/20181114/452923181559/muertos-incendios-california-alcanzan-miedio-centenar.html

     

    Pablo Ximenez de Sandoval : La destrucción vertiginosa de la costa de los famosos. El 80% del paisaje pintoresco de las montañas de Malibú ha sido arrasado en cuatro días por un incendio avivado por un viento seco brutal que aún continúa

    https://elpais.com/internacional/2018/11/13/actualidad/1542092537_311410.html

    Eldiario.es: El gobernador de California urge a luchar contra el cambio climático pese a Trump

    https://www.eldiario.es/sociedad/gobernador-California-luchar-climatico-Trump_0_707629614.html

    Francesc Peiron : La gran tragedia californiana. Al menos 44 muertos y 200 desaparecidos por el fuego, que arrasa 6.700 casas

    “En rueda de prensa, el gobernador matizó que tanto a nivel federal como estatal se debe mejorar en la gestión forestal, pero sostuvo que el cambio climático es la gran fuente de este problema. “Aquello que lo niegan están contribuyendo a estas tragedias de las que estamos siendo testigos y continuaremos viendo en los próximos años”, lamentó Brown. Su estado lleva varios años padeciendo unos prolongados periodos de sequía, de récord. Esta circunstancia, junto a un incremento de las temperaturas, así como la construcción de viviendas cada vez más cerca de las zonas boscosas, han llevado a que los fuegos sean más destructivos y mortales. En tanto que California, oficialmente, sale de una sequía de cinco años, dos tercios de la zona norte del estado pasan por un periodo extraordinariamente seco”

    R.Pérez: Siete argumentos que niegan el cambio climático (y sus respuestas científicas.  En un manifiesto publicado en 2014, numerosos científicos pedían que no se llamase “escépticos” a los que dudan del cambio climático, sino “negacionistas”, igual que los que dudan de la evolución

     

    http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2015-11-30/siete-argumentos-de-los-negacionistas-del-cambio-climatico-y-sus-respuestas-cientificas_1109578/

    Antonio Cerrillo : Calentamiento imparable.  Una cuarta parte del planeta sufre ya subidas superiores a la meta de
    https://www.lavanguardia.com/natural/cambio-climatico/20180220/44929332148/informe-onu-calentamiento-global-temperatura-emisiones-gases.html

     

     

    AlbertoBarbieri : ¿Quién niega aún el cambio climático?

     

    http://www.lavanguardia.com/natural/20160201/301819139997/negacionistas-cambio-climatico.html

     

    Gerard Parés: Desde que se postuló como potencial candidato a la presidencia, Donald Trump ha mostrado activamente su escepticismo ante la existencia del cambio climático, la influencia que el hombre pueda tener en él y la utilidad de las políticas de mitigación de la era Obama. Trump ha condenado las políticas de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), aseguró que el calentamiento global era una farsa inventada por China para reducir la productividad de la industria americana y prometió retirar a Estados Unidos del acuerdo de París

     

    http://www.lavanguardia.com/natural/20170117/413416608508/efectos-gobierno-donald-trump-lucha-cambio-climatico.html

    Antón Uriarte: ‘Porqué no creo en el cambio climático’

     

    https://blogsl2n.wordpress.com/2016/04/27/anton-uriarte-porque-no-creo-en-el-cambio-climatico/

     

    wikipedia.org : The Great Global Warming Swindle (La Gran farsa del calentamiento global) es un polémico documental que sugiere que la opinión científica sobre el cambio climático antropogénico es influenciada por factores financieros y políticos, cuestionando si en realidad existe un consenso sobre el calentamiento global provocado por el hombre

    https://es.wikipedia.org/wiki/La_gran_farsa_del_calentamiento_global

     

    Francesc Pierón: Rusia acecha a Trump por el Ártico. El cambio climático que niega el presidente puede beneficiar a Moscú.

     

    http://www.lavanguardia.com/internacional/20170327/421219896010/rusia-acecha-trump-artico.html

    Cristina Pereda: Trump entierra la lucha contra el cambio climático de Obama. El presidente abandona el objetivo de reducir las emisiones contaminantes y recupera la explotación de energías fósiles

     

    http://internacional.elpais.com/internacional/2017/03/28/estados_unidos/1490726610_971217.html

     

     

    Carlos Fresneda: Trump planea sacar a EEUU del Acuerdo del Clima de París

    http://www.elmundo.es/ciencia/2016/11/13/5828b638ca474120718b462f.html

    Javier Jimenez: El cambio climático en la era de Trump: Qué pasará ahora con la lucha contra el calentamiento global

    https://www.xataka.com/ecologia-y-naturaleza/el-cambio-climatico-en-la-era-de-trump-que-pasara-ahora-con-la-lucha-contra-el-calentamiento-global

    Carlos Fresneda: Trump nombra a un escéptico del cambio climático para dirigir la agencia medioambiental

    http://www.elmundo.es/ciencia/2016/12/08/58494d95e5fdea24388b45fe.html

    Lavanguardia.com : Scott Pruitt, nombrado por Donald Trump como máximo responsable de la Agencia de Protección Medioambiental  de Estados Unidos, vuelve a la carga con sus tesis negacionistas de la responsabilidad de los humanos en el cambio climático. En unas declaraciones a laNBC , Pruitt afirmó  que no cree que la acumulación de CO2 en la atmósfera, provocada por actividades humanas  sea la causa principal del actual cambio climático

     

    http://www.lavanguardia.com/natural/20170310/42743357214/scott-puritt-niega-co2-causa-cambio-climatico.html

     

    Javier Gilsanz:  La mayor incertidumbre sobre el Acuerdo de París y el futuro del Clima es la victoria de Donald Trump en EEUU. El nuevo presidente niega el Cambio Climático (“es un cuento”, ha dicho) y durante la campaña electoral prometió cancelar la firma del Acuerdo de París y no pagar lo prometido al Fondo verde del Clima (Obama comprometió 3.000 millones de dólares para 2020, de los que ya depositó 500 millones en marzo de 2016). Y además, Trump es un firme defensor de la industria petrolera, el fracking, el carbón y el gas,

     

    http://economiaaloclaro.blogspot.com.es/search/label/cambio%20clim%C3%A1tico

     

    “Pero hay otras incertidumbres, en Europa, que tiene en 2017 elecciones decisivas en Francia, Alemania, Holanda y Austria (quizás también en Italia). Y en muchos paises, los partidos populistas y la extrema derecha atacan las políticas contra el Cambio climático, porque creen que perjudican a la industria y al empleo. Es lo que acaba de pasar en Alemania, cuya ministra de medio Ambiente ha ido a la Cumbre de Marrakech con un compromiso medioambiental que rebaja sus pretensiones anteriores, por presiones empresariales y sindicales: prometen ahora rebajar las emisiones de CO2 de la industria en un 20% para 2030 (sobre 2014), cuando anteriormente habían hablado de recortes del 30%. Y esto es más preocupante porque Europa es la zona líder en la lucha contra el Cambio climático, habiéndose comprometido en París a recortar sus emisiones un 40% para 2030 (EEUU, China y la mayoría prometieron recortar menos del 30%) y un 80/95% para 2050”

     

    Enrique Dans: En su reciente visita a Detroit para reunirse con la industria del automóvil, a Donald Trump no se le ha ocurrido otra cosa que anunciar la eliminación de las medidas de control de emisiones instauradas por Barack Obama para combatir el cambio climático. Según su lógica, se trata de una medida para “beneficiar a la industria” para que pueda ser más competitiva y genere más puestos de trabajo, unos puestos de trabajo que sabemos perfectamente que no van a volver jamás, porque simplemente ya no existen nada mas que en su cabeza. Para una persona que no solo niega el mayor problema actual de la humanidad, el cambio climático, sino que además cree que es simplemente “un invento de los chinos“, la cuestión suena a lógica aplastante: elimino restricciones, y la industria será más competitiva.

    https://www.enriquedans.com/2017/03/trump-tecnologia-y-medio-ambiente.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+ElBlogDeEnriqueDans+%28El+Blog+de+Enrique+Dans%29

     

    Javier Salas: El cambio climático causado por los humanos no es una creencia, un engaño o una conspiración. Es una realidad física”. La élite científica de EE UU ha decidido hacer frente a las intoxicaciones de Donald Trump, quien llegó a decir que el calentamiento global era un bulo inventado por los chinos. Y con esa frase arranca una carta abierta que han firmado 375 científicos de primer nivel reclamando al candidato republicano a la presidencia que se baje de esa burra y, a su vez, alertando de las terribles consecuencias que tendría votar a Trump para que ocupe el despacho oval con su actual programa

    http://elpais.com/elpais/2016/09/21/ciencia/1474466455_828451.html

    ecoportal.net/Eco : Las 10 consecuencias más graves que producirá el Cambio Climático

     

    http://www.ecoportal.net/Eco-Noticias/Las_10_consecuencias_mas_graves_que_producira_el_Cambio_Climatico

    Eldiario.es: Los efectos del cambio climático en el mundo, en siete gifs

    https://www.eldiario.es/rastreador/evidencia-avance-climatico-ultimas-decadas_6_832626742.html

     

    El Sáhara ahora es más grande que hace menos de un siglo / Yale Environment 360

    Explicar el cambio climático y convencer a los escépticos es una batalla diaria de los que quieren advertir de la situación del planeta. Se ha hecho de numerosas maneras, como mostrando fotografías del antes y el después, con gráficos o alertando de los porcentajes perdidos de glaciares o de subidas del nivel del mar. Las llamadas zonas climáticas, como lo que rodea a los trópicos o el propio Sáhara, también han cambiado de manera notable en las últimas cuatro décadas. Algo que se ve muy bien en formato gif.En un análisis publicado por Yale Environment 360, se puede ver qué ha ocurrido en siete puntos del planeta en los últimos 40 años. Una situación que afecta a las plantaciones de trigo australianas o a los que viven en zonas que antes no tenían que temer el paso de un tornado. Para ello, se centran en sitios que van del llamado permafrost al meridiano 100. Y esos cambios los han presentado en un formato que permite ver al instante cuál era la situación entonces y cuál ahora.

    Los cambios en los cinturones de los trópicos

    En la proyección basada en la celda de Hadley, el contorno que rodea a los trópicos de cáncer y de capricornio ha crecido hasta 70 millas en los últimos 30 años. Concretamente, su extensión está provocada por el movimiento del borde entre 0,2 y 0,3 grados de latitud cada década desde 1980.Esto provoca que hasta países que están mucho más al norte del trópico de cáncer, como Reino Unido o Alemania, acaben siendo más secos. Además, países del este mediterráneo ya han empezado a experimentar este nuevo escenario, al sufrir en 2016 la peor sequía en 900 años. Además, provoca que las regiones que están bajo el ecuador estén viendo como este área se reduce.La contaminación asiática, el agujero de la capa de ozono o los gases invernaderos están detrás de esto.

    Más Sáhara en menos de un siglo

    El desierto más grande del mundo sigue creciendo. Como demostraron dos científicos de la Universidad de Maryland en un estudio publicado por la American Meteorological Society, el Sáhara tiene un 10% más de extensión en la actualidad con respecto a 1920. El crecimiento ha sido tanto por el norte como por el sur, lo que afecta una vez más a países pobres, que tendrán aún más complicado poder producir comida para sí mismos.El mejor ejemplo en este caso es el de Libia, que ha pasado de no tener casi desierto a tenerlo prácticamente encima.

    El Meridiano 100 se mueve al este

    Estados Unidos está experimentando como sus zonas secas van creciendo hacia el este. La culpa la tiene el movimiento del Meridiano 100 oeste, que en su momento sirvió para separar el territorio más seco del resto. Pero en 20 años, la línea que lo delimitaba se ha quedado obsoleta. En total, se ha desplazado 140 millas. Los motivos son varios, pero destacan el aumento de las temperaturas que causa un repunte en la evaporación del suelo. El problema es que no parece que vaya a dejar de moverse, como avisó el científico Richard Seager.

    Los tornados también se van al este

    El llamado “cinturón de tornados” ya no preocupa solo a Texas o Dakota del Sur. Ahora, en Tennessee y Alabama también tienen que estar preocupados por este fenómeno. En solo 30 años, esa “zona cero” de tornados se ha movido 500 millas al este. Esto ha permitido a Oklahoma sufrir un 45% menos de estos. Una cifra alentadora para ellos, pero que solo se ha trasladado hacia Alabama, que vive un 48% más. Mientras que en Tennessee han doblado los días de azote, al pasar de 14 a 28.

    Zonas de plantación “hardiness” desplazadas

    Las bautizadas como “hardiness zone” son zonas clasificadas en base a la temperatura que tienen y que determinan qué se puede o debe plantear en ciertos meses del año.  Estados Unidos tiene hasta 26 divididas en 13 categorías, lo que sirve de guía a los agricultores para saber a qué atenerse ante las cosechas de cada año.En 2012, se comprobó que la mitad de los sectores eran más cálidos que lo que eran antes. Es decir, que la división de cada una que motivaba que soportasen mayores temperaturas se desplazó al norte. Paradójicamente, y aunque la culpa sea del cambio climático, esto puede beneficiar a ciertos cultivos. Pero también lo hace con las plagas.

    El “permafrost” pierde territorio

    La situación del Ártico es el síntoma más evidente de lo que supone el cambio climático. El aumento de las temperaturas y la consecuente descongelación tienen en alerta a toda la comunidad científica, que ha avisado de que se camina hacia una situación irreversible. El permafrost, que es un suelo que puede llevar congelado hasta miles de años, y que es una capa posterior a otras más superficiales sobre las que se puede desarrollar la vida, no se ha librado del fenómeno.Su particularidad hace que no existan tantos estudios previo sobre la situación en la que estaba años atrás. Pero uno de los últimos que se hizo en Canadá ofrece un dato que se puede definir como aterrador: su temperatura está creciendo entre 1º y 2º cada década. El experto en este campo Kevin Schafer ha avisado de que ese cambio es “extremadamente rápido” en este ámbito.Sobre el mapa, la pérdida es de 80 millas hacia el norte en los últimos 50 años. Y que vaya perdiendo terreno no solo afecta a la vida de los millones de personas que viven encima del mismo: también es una reserva de gases y minerales imprescindibles. Y si se destruye, ya no estarán.

    El trigo australiano, en peligro

    La combinación de escasez de lluvias y aumento de temperaturas lleva años afectando a numerosos cultivos. Uno de los que más lo ha sufrido es el trigo australiano, que es el que más se exporta junto al canadiese, el ruso y el estadounidense.Que el ambiente sea más seco ha provocado que los cultivos pierdan gran parte de su superficie, y que además se muevan hacia el sur. Hasta ahora, los agricultores australianos han logrado salir adelante ajustando sus producciones. Algo que han logrado a pesar de perder el 27% de su cosecha potencial. Pero todo tiene un fin, y los expertos apuntan a 2040 como el año en el que se notarán más los efectos del desastre”

    Miguel Angel Criado : Antropoceno, la era en la que destruimos el planeta. Cómo la actividad humana está modificando el planeta hasta provocar profundos cambios

    https://elpais.com/elpais/2018/05/25/ciencia/1527257820_374244.html

    Maria Perez: ¿Cuándo empezó el Antropoceno?

    https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2017/10/25/59f067b8e2704efe6d8b4628.html

    Manuel Arias Maldonado : Antropoceno: el fin de la naturaleza

    https://www.lasexta.com/noticias/ciencia-tecnologia/llenar-el-tanque-en-5-minutos-para-viajar-600-kilometros-sin-contaminar-asi-son-los-vehiculos-que-tendremos-en-el-futuro-video_201811145bec2baa0cf2e828bc63fd83.html

    Manuel Arias: El término “Antropoceno” sirve para designar la era geológica en la que estamos viviendo. El debate sobre el concepto tiene importantes consecuencias políticas

    https://www.letraslibres.com/espana-mexico/revista/el-antropoceno-noticia-un-concepto-colosal

    David Barrado : La agonía de la Gran Barrera de Coral, el termómetro del planeta

    http://www.bez.es/953859890/agonia-Gran-Barrera-Coral-termometro-planeta.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=20&tipo=3&identificador=953859890&id_boletin=707464118&cod_suscriptor=625445112

    Jesus Fernandez Villaverde: Incremento global de las temperaturas

    http://nadaesgratis.es/fernandez-villaverde/incremento-global-de-las-temperaturas

    Llevo un par de semanas actualizando mis notas de clase de historia económica global sobre cambio climático a lo largo del tiempo y hace unos días he visto esta visualización en R-bloggers sobre el incremento de la temperatura global a lo largo del tiempo.Es difícil representar de manera más clara este fenómeno y sobre todo ver como en los últimos años la tendencia creciente se ha acelerado (después de una ralentización temporal).

    Lainformacion.com: Un vídeo muestra 136 años de cambio climático en 20 segundos

    http://www.lainformacion.com/tecnologia/video-muestra-cambio-climatico-segundos_0_993201412.html

    Sergio Parra: Desde 1946, las mediciones de estaciones meteorológicas en Washington han mostrado que la región experimenta un aumento de temperaturas de 1,6 grados centígrados por siglo, el doble de la tasa global.Jake Weltzin, ecologista de la US Geological Survey y director ejecutivo de la National Phenology Network de Estados Unidos, ha señalado que las temperaturas más cálidas están empujando a muchas especies de plantas para florecer más temprano en todo el pais

     

    https://www.xatakaciencia.com/medio-ambiente/las-flores-de-los-cerezos-apareceran-antes-que-nunca-y-eso-es-malo?utm_source=NEWSLETTER&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_content=POST&utm_campaign=21_Mar_2017+Xataka+Ciencia&utm_term=CLICK+ON+CONTENT

    Jaime Richart: El clima del planeta ha enloquecido con una atmósfera, una troposfera y una biosfera descompuestas

    https://iniciativadebate.org/2017/03/24/clima-del-planeta-ha-enloquecido/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+IniciativaDebate+%28Iniciativa+Debate+P%C3%BAblico%29

    “Lo que está sucediendo a ojos vista es otra cosa: una mu­tación, alteración de las células de un tumor. Ya no hay clima, ni climas ni microclimas. Hay desbarajuste. Llu­vias torrenciales, o meses y meses sin lluvia en los que hasta hace una década la hubo regularmente, por un la­do, y cambios bruscos del termómetro en cuestión de días o de horas. Como dice Le Monde: “el planeta ha en­trado en un territorio desconocido”. Y a una noticia como ésta no es de ley atribuirle sensacionalismo. Esto es un hecho de alcance telúrico que hará “época”, como la de cada glaciación; en este nuestro caso un cambio climático antropogénico no por azar o por causas “naturales” direc­tas, sino por la intervención irresponsable del ser hu­mano: lo sabemos ya.Pues no es preciso ser científico, ni siquiera experto en la materia para saber que si se arroja durante más de un siglo trillones de toneladas de partículas a un espacio ce­rrado limitado y aun relativamente ventilado como es la biosfera, ha de llegar la saturación y el enrarecimiento de la “estancia”, con las correspondientes efectos en el clima y en las corrientes de aire hasta bloquearlas alterando profundamente las condiciones existentes hasta entonces”

    Antonio Cerrillo : El Ártico alcanza su extensión mínima de hielo en un invierno

    http://www.lavanguardia.com/edicion-impresa/20170324/421132367151/el-artico-alcanza-su-extension-minima-de-hielo-en-un-invierno.html

    Sara del Rio: ¿Cuáles son las consecuencias del deshielo del Ártico?

    http://www.antena3.com/especiales/noticias/ciencia/hazte-eco/-informativo/cuales-son-consecuencias-deshielo-artico_2016062400575.html

     

    ElMundo.es : El deshielo de los polos desplaza el eje de rotación de la Tierra al Este

    http://www.elmundo.es/ciencia/2016/04/11/570b7d7d46163f6a718b45ed.html

     

     

     

    Emilio de las Heras: Las temperaturas en 2017

    http://www.expansion.com/blogs/cambioclimatico/2017/01/03/temperaturas-en-2017.html

    “2017 va a ser año de Niña, es decir, de descenso relativo de temperaturas, como lo fueron el año 1999 y 2000 tras el Gran Niño de 1998. La primera gráfica, de Climate Central, toma los datos de las tres Agencias Internacionales más prestigiosas, NASA, NOAA y UK Met Office. Y muestra la evolución de la temperatura media superficial del planeta desde 1850. Se observa mucha variabilidad natural (ascendente), en el siglo que va desde 1850 a 1950. Y una subida impresionante desde 1950 hasta la actualidad. En diente de sierra, pero hoy estamos 1,2ºC más cálidos que en la media 1850-1930… Los 17 años más calurosos de los que hay registros termométricos han ocurrido TODOS, desde 1998. Los 7 años más cálidos han sido: 2016, 2015, 2014, 2010, 2013, 2005 y 2009 y en ese orden. 2017 estará en ese grupo, entre 2005 y 2014 (podría ser podium…) Para 2017, las previsiones del UK Met Office son de una anomalía de temperatura, frente a la media 1961-1990, comprendida entre 0,63ºC y 0,87ºC, con un valor medio de 0,75ºC, ligeramente menor que los 0,86ºC de 2016.

    Ya tenemos la nueva pausa…

    Si os fijáis en los diez o doce años tras 1998 y tomáis el pico de 1998, que es mucho tomar, veréis que efectivamente, tras 1998 hubo unos años de relativo menor calentamiento. Pero, ¿por qué tomar el pico de 1998? ¿por qué no tomar el dato de 1997 o 1999 como punto de comparación?Igualmente, podríamos decir que entre 1850 y 1940 hubo una pausa. Y entre 1945 y 1970 hubo un …”enfriamiento”. Bueno, todo eso son maniobras para tratar de quitar importancia a la realidad: El planeta se está calentando. También nos dirán que esos datos están manipulados por los “conspiradores de la ONU”… Que los datos buenos son los de una versión en pruebas de un satélite que mide la temperatura de la troposfera varios kilómetros por encima de la superficie y sin corregir por deriva,…En fín…”

    Daniel Ventura: ¿Por qué se rompe Larsen C en La Antártida?

    http://www.huffingtonpost.es/2017/01/20/antartida-iceberg-larsen_n_14288956.html

    Rafael Mendez : El cambio climático abre el legendario Paso del Noroeste. La ruta más directa entre los océanos Atlántico y Pacífico a través del Paso del Noroeste se ha quedado abierta por primera vez desde que la zona comenzó a ser observada hace casi 20 años por  la Agencia Europea del Espacio

     

    http://elpais.com/diario/2007/09/16/sociedad/1189893609_850215.html

    Santiago Delgado : Espectacular vídeo del crucero  Crystal Serenity por el Paso Noroeste

    https://cruceroadicto.com/crystal-serenity-por-el-paso-noroeste.html

    Paco Nadal : La compañía de cruceros norteamericana Crystal ofertaba este verano el primer crucero de lujo por el mítico Paso del Noreste aprovechando la reducción de la capa de hielo que lo aprisiona debido al cambio climático. Los pasajes se agotaron en tres semanas. Pero algunos científicos han calificado el viaje de “perverso” y de “turismo de extinción”. ¿Es ético un crucero así?. La verdad, no sé si será ético o no. Lo que sí sé es que imparable

    http://elpais.com/elpais/2016/05/23/paco_nadal/1463998719_146399.html

    “No sé si será ético o no un crucero por el Paso del Noroeste. Pero yo mataría por estar a bordo de ese barco y descubrir desde la cubierta los territorios extremos en los que desapareció la expedición de Franklin y extasiarme aún más imaginando la epopeya de Roald Amundsen para atravesarlo por primera vez en 1906 en un pequeño barco atunero. Empieza a hartarme la manía de estigmatizar el turismo y achacarle todos los males. Siempre he defendido que el turismo de masas hay que regularlo, porque desbocado es peor que Atila. Pero de ahí a calificarlo de “turismo de extinción”vaun trecho”

    Jesus Fernandez Villaverde: El cambio climático y la política económica

    http://nadaesgratis.es/fernandez-villaverde/el-cambio-climatico-y-la-politica-economica

    Daniel Iriarte: El sombrío futuro que prevén los servicios de inteligencia de EEUU (con guerra incluida). Víctimas del cambio climático y la destrucción del empleo por la automatización, crecerá la población joven de países pobres emigrando a estados ricos, donde se les rechaza.

    http://www.elconfidencial.com/mundo/2017-01-18/informe-tendencias-inteligencia-estados-unidos-proximos-cinco-anos-futuro-sombrio_1317295/

    Anxo Sanchez:  Buscando culpables del cambio climático

    http://nadaesgratis.es/anxo-sanchez/buscando-culpables-eventos-extremos-y-cambio-climatico

    “De  hecho, estamos en el punto en que, de acuerdo a un informe publicado por la National Academy of Science de los Estados Unidos, ya no se puede afirmar de manera general que ningún suceso individual se puede atribuir al cambio climático.

    Así, desde principios de esta década la American Meteorological Society publica un boletín anual con trabajos sobre eventos climáticos concretos. En 2011, el boletín contenía seis contribuciones; el último número publicado, referido a eventos de 2014, discute 28 eventos con trabajos de 32 grupos de investigación (véase en la figura a continuación el mapa de los eventos estudiados). Los análisis concretos que se presentan en cada uno de los intentos de atribución de causas dependen del evento en concreto y de los datos y modelos disponibles.

    ¿Qué tipo de conclusiones producen estos trabajos? .Aquí van algunos ejemplos:

    • Nuestro análisis del registro de 134 años de temperaturas invernales indica que un invierno tan duro como el observado en el Great Upper Midwest [básicamente el entorno de los Grandes Lagos] hubiera ocurrido una vez cada 10 años a finales del siglo XIX, pero es extraordinariamente poco probable a principios del siglo XXI. El motivo es el calentamiento generalizado desde 1881, cuya causa principal parece ser el cambio en el forzamiento radiativo externo. Demostramos además que el evento de 2013-14 no fue un síntoma de mayor variabilidad climática, dado que la serie histórica no muestra cambios en esta magnitud.
    • El forzado antropogénico pudo jugar un papel en el incremento de las precipitaciones de mayo a junio en la cuenca del Assiniboine [Canadá], mientras que la eliminación de los lagos pudo amplicar la respuesta al clima cambiante incrementando significativamente la probabilidad de inundaciones extremas como las de 2011 y 2014. La recuperación de dichos estanques podría ser una medida de mitigación/adaptación viable para minimizar futuros impactos del cambio climático en esta región.
    • El número anormalmente alto de tormentas de viento en el invierno de 2013-14 sobre el Atlántico noreste y las Islas Británicas no puede atribuirse a factores antropogénicos. Las condiciones de variabilidad ineranual interna naturales, muy apropiadas, y la combinación con las condiciones en el Pacífico norte, América del Norte y el Atlántico oeste, favorecieron el record de tormentas.
    • Corea del Sur sufrió su primavera más cálida y el verano más temprano en 2014, mientras que las temperaturas primaverales se han venido incrementando consistentemente durante los últimos 61 años. Esta tendencia en las temperaturas está fuera de la distribución de probabilidad de las simulaciones incluyendo solo factores naturales y pre-industriales. Concluimos que la probabilidad de temperaturas extremas en primavera como el evento de 2014 de ha incrementado de dos a tres veces debido a la influencia humana.

    ¿Cómo se hacen estos estudios? Hay dos métodos que hoy en día son comúnmente aceptados, si bien los esfuerzos de los investigadores van produciendo otros adicionales. El primero es llevar a cabo simulaciones de modelos climáticos con y sin cambio climático antropogénico. Luego se elige un índice apropiado, como por ejemplo la temperatura estacional media en una cierta región, y se calcula la probabilidad de exceder este índice con y sin cambio climático. De este modo, se puede ver en este trabajo (de revelador título: “Rápido incremento del riesgo de calor estival extremo en China oriental”) que el verano de 2013, el más cálido registrado en China, tiene una probabilidad de ocurrir 60 veces mayor como resultado del cambio climático antropogénico.

    El segundo método utiliza colectividades de modelos atmosféricos para muestrear la ocurrencia del evento extremo de interés (como el caso de las precipitaciones en una cuenca fluvial que pasan de un cierto umbral). De esta manera se puede comparar el período de repetición de eventos similares con y sin cambio climático y calcular como cambian las probabilidades. Esta técnica permitió ver que no hay evidencia de que el cambio climático haya hecho más probables las precipitaciones extremas en las cuencas del Danubio superior y el Elba, y en particular no parece haber sido relevante para el evento de mayo a junio de 2013.

    Es interesante observar que estos métodos de atribución no dan por supuesto ni siempre conducen a la conclusión de que la influencia de las actividades del hombre es la responsable del aumento del riesgo o de la intensidad de uno u otro fenómeno meteorológico extremo. De hecho, ya hemos visto a lo largo del post dos ejemplos en los que no se aprecia efecto del cambio climático en algunos casos. Cuidado, amigo lector, que eso no quiere decir que no exista, sólo que los métodos de atribución que se utilizan no permiten concluirlo. En otras investigaciones, las conclusiones son que el cambio climático no afecta de manera directa a un evento extremo, pero que sí afecta a los factores que lo controlan. Es decir, no sólo se está intentando encontrar al culpable ¡sino que se está analizando su modus operandi!

    En todo caso, como muestra la figura que aparece a continuación, tomada del informe citado de la National Academy of Sciences, no se tiene la misma confianza en atribuir causas a unos fenómenos que a otros, por una serie de razones.

     

    La confianza en la atribución de causas a eventos extremos es mayor cuanto mayor (más largo y detallado) es el registro histórico de las observaciones, permitiendo situar al evento en un contexto histórico apropiado; cuando se sabe simular adecuadamente ese tipo de eventos en modelos del clima, y cuando son puramente meteorológicos, es decir, no vienen afectados por infraestructuras or por acciones de gestión de recursos naturales. Cuando intervienen factores no meteorológicos, las predicciones empeoran, y esto ocurre particularmente en los casos de sequías e incendios forestales. También es importante aclarar que las respuestas que proporcionan estos métodos no son completamente deterministas (“A es la causa de B sin lugar a dudas”), sino que las preguntas que se intenta responder son más bien de otro tipo:

    • ¿Son los sucesos de esta intensidad más o menos probables debido al cambio climático?
    • ¿Hasta qué punto se intensificó o debilitó una tormenta, o la precipitación aumentó o disminuyó, debido al cambio climático?

    Es decir, una vez más, la ciencia de la atribución, como ya se va llamando, se centra por ahora en el estudio de modificaciones en el riesgo y en la intensidad. En ningún caso se deben utilizar estudios de sucesos individuales para extraer conclusiones generales sobre el impacto del cambio climático en categorías generales de sucesos; los resultados se refieren sólo al evento concreto estudiado, y nada más.Resumiendo, pues, estamos pasando rápidamente de una situación en la que la respuesta científica a preguntas sobre el papel del cambio climático en un evento extremo era “no podemos atribuir ningún evento individual al cambio climático” a otra en la que a menudo es posible obtener resultados cuantitativos sobre la influencia del cambio climático o de otros factores, como la variabilidad natural, en sucesos concretos o en tipos de suceso”

     

    INFORMACIONES & OPINIONES VARIAS DE ACTUALIDAD

     Javier Gilsanz: Más deuda: la peor herencia de Rajoy

    http://economiaaloclaro.blogspot.com/2018/11/deuda-publica-Rajoy-herencia-intereses-BCE-subida-tipos-Presupuesto-2019-endeudamiento.html

    Cronicaeconomica.com : El absentismo en España:  932.000 trabajadores no acuden a su empleo diariamente

    https://www.cronicaeconomica.com/articulo.asp?idarticulo=126706

    “La distribución geográfica del absentismo laboral, tal y como se refleja en los mapas, muestra que la regiones del norte de España registran mayores tasas de absentismo si se compara con la mitad sur. En el segundo trimestre de 2018, País Vasco, Asturias, Castilla y León y Navarra han sido las comunidades con mayor nivel de absentismo, mientras que los menores niveles se localizan en Baleares, Murcia, Comunidad Valenciana y La Rioja.El análisis pone de manifiesto qué sectores tienen mayor y menor absentismo laboral.  El sector industrial cuenta con un nivel de absentismo (5,0%) dos décimas por encima de la media de sectores. Por su parte, el sector de Construcción es el que cuenta con menor nivel de absentismo (3,3%), aunque aumenta una décima respecto al trimestre anterior.El análisis sectorial refleja que existe una gran dispersión respecto al absentismo: mientras que algunos sectores cuentan con un nivel reducido, otros se enfrentan a un grave problema relacionado con el absentismo. Si se desglosan las actividades de los sectores, los tres sectores con mayor absentismo en España son actividades de juegos de azar y apuestas, fabricación de vehículos de motor (automoción) y actividades sanitarias, todos por encima del 7,7%. En el otro lado de la balanza se encuentran los sectores con cifras más bajas de absentismo laboral: actividades relacionadas con el empleo, construcción de edificios y la industria del cuero y del calzado”

     

    Caixabankresearch.com : Nuevo impulso del sector exportador

    http://www.caixabankresearch.com/sites/default/files/documents/im_1811_25_f5_es_0.pdf

     

    ““El sector exportador es uno de los principales protagonistas de la recuperación de la economía española. Dos cifras lo ilustran muy bien: entre 2009 y 2017 las exportaciones de bienes y servicios aumentaron del 22,7% del PIB al 34,5% del PIB, y el número de empresas que exportan de manera regular aumentó cerca de un 50%.Sin embargo, en los últimos trimestres, el empuje que el sector exportador está prestando a la economía española parece que ha perdido fuelle: las exportaciones de bienes y servicios han pasado de crecer un 4,7% en promedio entre 2013 y 2017 al 2,3% en el 2T 2018

    “Parte de esta desaceleración la podemos atribuir al menor empuje de la economía global y, en particular, a la desaceleración de nuestros principales socios comerciales, los países de la eurozona. A pesar de esta difícil coyuntura, el número de empresas españolas que miran hacia el exterior en busca de nuevos mercados sigue aumentando.Como se observa en el primer gráfico, el fuerte aumento en el número de empresas exportadoras que se observó desde el inicio de la crisis fue seguido de un notable re­­punte de las empresas que exportan de manera regular.1 Ello no es trivial. El mercado internacional es muy competitivo y los primeros años en el proceso de internacionalización de una empresa son claves: solo aquellas empresas que los superan y consiguen sobrevivir suelen ser capaces de permanecer en el mercado internacional.Analizando con algo más de detalle la evolución reciente de las empresas españolas que dan el salto al mercado internacional, sobresalen dos elementos, uno negativo y otro esperanzador. El elemento menos favorable es que la proporción de nuevas empresas exportadoras que han conseguido hacerse un hueco en el mercado internacional ha flexionado ligeramente a la baja en los últimos años. Concretamente, la tasa de supervivencia de las nuevas empresas exportadoras sorprendió muy favorablemente entre los años 2009 y 2014, pues el fuerte aumento del número de nuevas empresas exportadoras fue acompañado de un aumento de su tasa de supervivencia, que pasó del 11% que se registró en promedio en los años anteriores a la crisis al 14% en el año 2014.2 Sin embargo, en los últimos años esta tasa ha ido descendiendo hasta situarse en el 9,2% en 2017.El segundo elemento por destacar es el notable repunte en el número de nuevas empresas exportadoras que se observa en el año 2017. Concretamente, se pasó de 72.000 nuevas empresas exportadoras en 2016 a más de 82.000 en 2017, un aumento del 14%, similar al que se observó entre los años 2010 y 2014, pero esta vez partiendo desde cotas notablemente más elevadas. Así, si la tasa de supervivencia se mantiene en las cotas actuales, el número de nuevas empresas exportadoras regulares podría superar las 8.500 en los próximos años, y batir así un nuevo récord histórico. Sin embargo, hay un elemento que invita a la cautela. Concretamente, se observa que el grueso del crecimiento de las nuevas empresas exportadoras se concentra en los países de América Latina, región en la que, en general, la tasa de supervivencia ha sido relativamente inferior.3 En cambio, en los países de la UE, en los que la tasa de supervivencia suele ser mayor, el número de nuevas empresas exportadoras ha descendido ligeramente”

    Joan Monras: ¿Dónde eligen vivir los inmigrantes?

    http://nadaesgratis.es/admin/inmigracion-y-economia-una-vision-sesgada-sobre-el-tema-para-abrir-el-debate

    “En los últimos meses hemos visto como el debate sobre la inmigración se volvía más central si cabe. En Estados Unidos la administración de Trump ha hecho de la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México una de sus políticas estrella. En España también se ha vivido, aunque en menor medida, este debate. Recientemente, varios barcos fueron acogidos en puertos españoles, lo que para algunos fue motivo de orgullo y para otros devolvió el miedo del “efecto llamada” – tema recurrente al menos desde principios de los años 2000 coincidiendo con el boom migratorio.La literatura académica no escapa a estos debates aunque en la mayoría de los casos los argumentos son más elaborados y a veces incluso técnicos. Quizás la pregunta que ha creado más controversia ha sido intentar entender cómo la inmigración afecta el mercado laboral del país de acogida, aunque los debates se extienden a tratar de entender qué tipos de inmigrantes – los más o menos hábiles –llegan a los países de destino, o cuánto tardan en asimilarse. Son varios los investigadores que trabajan o han trabajado en universidades españolas que han contribuido a estos debates con aportaciones de gran calidad, (aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, o aquí), y los muchos que seguro me olvido. Esto ha quedado reflejado, también, en Nada es Gratis en varias entradas (ver aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, o aquí).¿Pero qué sabemos sobre la inmigración y su papel en la economía de los países de acogida? A continuación ofrezco una breve introducción, no exhaustiva y sesgada hacia mis líneas de investigación, sobre este tema.

    ¿Dónde eligen vivir los inmigrantes?

    El primer paso de muchos estudios en economía es encontrar una comparación que sea informativa. Análogo a los estudios médicos, si queremos entender el efecto que algún fenómeno como la inmigración tiene en el país de acogida, es natural comparar ciudades o regiones que han recibido inmigrantes con aquellas que no los han recibido. Por ejemplo, la mayor parte de los inmigrantes cubanos en Estados Unidos eligieron vivir en Miami. Así, si queremos saber algo del efecto de la inmigración cubana en Estados Unidos, podemos comparar Miami con otras ciudades. Las diferencias puede que reflejen el efecto de la inmigración.Estas comparaciones en el caso del estudio de la inmigración no son, sin embargo sencillas. Quizás los inmigrantes cubanos eligieron vivir en Miami porque la demanda laboral en Miami es alta y los salarios atractivos. Si es así y comparamos Miami con otra ciudad cuyo mercado laboral sea menos atractivo quizás concluimos de manera equivocada que los inmigrantes aumentan los salarios simplemente porque han elegido vivir en la ciudad con mayor demandad laboral.Así que una de las primeras preguntas importantes es dónde eligen vivir los inmigrantes. Tradicionalmente hay dos teorías. Por un lado, es bien sabido que los inmigrantes eligen ciudades cuyos mercados laborales son atractivos. Esto juega un papel importante para la economía. De alguna manera, los inmigrantes ayudan a “engrasar las ruedas” del mercado laboral, expresión usada por Borjas – experto mundial en inmigración – en un artículo de 2001. Por definición, los inmigrantes son más móviles que los nativos y contribuyen a mover la actividad económica hacia aquellas ciudades o regiones que se están expandiendo. Si ésta fuese la única razón que explica dónde eligen vivir, es evidente que comparar las ciudades que reciben inmigrantes y las que no los reciben es poco informativo sobre el efecto de la inmigración en la economía.Por otro lado, varios economistas y sociólogos han enfatizado que los costes de migrar son altos. Sin embargo, llegar a una ciudad de destino donde se tienen familiares o conocidos puede ser mucho más fácil que ser pionero en tierra extraña. Esta es la segunda teoría sobre cómo eligen dónde vivir los inmigrantes: las redes migratorias. Esto se ha usado empíricamente para comparar ciudades donde ya había inmigrantes y por lo tanto eran elección más fácil para nuevas olas de inmigrantes, con ciudades donde no existen estas redes.En un reciente artículo, argumentamos que hay una tercera teoría que podría ayudar a explicar donde eligen vivir los inmigrantes. A diferencia de los nativos, los inmigrantes tienen los precios de su país de origen como referencia. Muchos mandan remesas o piensan volver a su país de origen en algún momento de sus vidas. Dado esto, los inmigrantes prefieren vivir en ciudades grandes donde los salarios nominales suelen ser más altos, a pesar de que sea mucho más caro vivir en ellas. Es decir, la inmigración es, fundamentalmente un fenómeno urbano.Entender mejor cómo y porqué los inmigrantes eligen vivir en determinadas ciudades es, en mi opinión, un paso esencial para mejorar el tipo de comparaciones que podamos hacer entre ciudades con más o menos inmigración para entender cuáles son sus efectos.

    ¿Qué efecto tiene la inmigración sobre el mercado laboral? ¿Nos hemos equivocado de pregunta?

    Incluso en el caso hipotético que los inmigrantes eligieran de manera aleatoria dónde vivir, no es fácil saber qué efecto tienen en el país de acogida. Volvamos a Miami. La mayoría de los cubanos que fueron a Miami a principios de 1980 no tenían muchos estudios. Entre los casi 60.000 que llegaron en 1980 durante el episodio del Mariel Boatlift, al menos un sesenta por ciento no tenían graduado escolar.Los datos durante este episodio no son buenos pero es de esperar que muchos de estos inmigrantes cubanos entraran en sectores como la construcción, la restauración, servicios domésticos, etc. Este es el caso, por ejemplo, de los muchos mexicanos que fueron a Estados Unidos durante la década de los 90. Para poner un ejemplo, en California llegaron alrededor de un millón de mexicanos entre 1990 y 2000. Ciento diez mil entraron en el sector construcción, mientras que alrededor de ochenta mil nativos se fueron del sector.Es de esperar, pues, que la inmigración afecte de manera muy distinta a distintos grupos de nativos. Por ejemplo, dado que los cubanos tenían un nivel educativo bajo, es posible que compitieran en el mercado laboral con nativos de nivel educativo bajo. También es de esperar que quien contratase servicios de construcción en la California de los años 90 saliese muy favorecido por la entrada de mexicanos en el sector durante la década.Identificar quién y cómo se ve afectado por la inmigración no es suficiente. Algo que es, en mi opinión, especialmente importante es entender cuánto duran los efectos de la inmigración. Quizás encontramos que la llegada de cubanos a Miami bajó los salarios de los menos cualificados en Miami, pero quizá esta bajada duró solo uno o dos años, o quizá se prolongó varias décadas. Para aquellos trabajadores nativos afectados la duración de los efectos es por tanto crucial.En todos los episodios parecidos a la llegada de cubanos a Miami que conozco en detalle se obtiene que algunos nativos ganan con la inmigración y otros pierden. De igual manera, en todos estos casos que conozco y que se han investigado recientemente, los distintos mercados laborales tienen mecanismos para absorber los inmigrantes, ver aquí o aquí. Algunos países tienen mejor o peor capacidad para absorber la inmigración. En Estados Unidos los efectos suelen disiparse relativamente rápido. En algunos países europeos la absorción es quizá más lenta. Puede que entender esto sea una pregunta más fructífera que intentar buscar un número que resuma el efecto de la inmigración en el mercado laboral.

    ¿Importa para el país de destino cómo se cuida a los inmigrantes?

    Así es como llegamos a lo que creo que debe ser también otra pregunta fundamental en cualquier debate sobre inmigración. Muchos de los inmigrantes en países desarrollados no tienen ni permiso de trabajo, ni de residencia. En Estados Unidos puede que haya alrededor de 11 millones de inmigrantes ilegales, según datos del Pew Research Center. Migration Watch UK sugiere que en Gran Bretaña hay alrededor de 1.1 millones. En España, antes de la legalización del gobierno de Zapatero, había cerca de 1 millón de inmigrantes sin permiso de trabajo.Hay varios artículos que muestran que dar permiso de trabajo a los inmigrantes cambia de manera crucial su suerte tanto en el mercado laboral – como es de esperar – como en la disuasión de participar en actividades criminales, y la asimilación más en general de los inmigrantes legalizados. También aumenta, como es de esperar, la recaudación fiscal. Aunque dar permisos de trabajo, como en el caso de la llegada de inmigrantes, no beneficia a todo el mundo de la misma manera. Con permisos de trabajo, los inmigrantes acceden a trabajos a los que antes no tenían acceso, afectando el mercado laboral para aquellos nativos que trabajan en determinados sectores u ocupaciones.Mas allá de una política concreta, como dar permiso de trabajo, para la cual sabemos cuáles son sus efectos en el corto plazo (aunque los efectos a largo plazo puedan ser mucho más inciertos), parece razonable pensar que la integración de los inmigrantes en el país de acogida es probablemente fundamental. La literatura académica ha debatido sobre la velocidad a la que los inmigrantes se asimilan, o convergen a nivel salarios, con los nativos. Sin embargo, quizás sabemos menos sobre qué políticas permiten que esta integración sea más rápida y favorable. Quizás en esto deberíamos dedicar más esfuerzo en el futuro”

     

    Elcanoblog: Un contrato para rectificar la Web

    https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/FMfcgxvzLhZWMScxTTfBFQKJJBzmCvrW

    Internet y la World Wide Web (WWW), la Red, nacieron casi como una utopía, al menos cuando desbordó sus orígenes militares y académicos y se abrió al gran público. Casi 30 años después, la explosión de conectividad, información y transparencia se ha visto ensombrecida por diversos aspectos preocupantes, incluso distópicos, como el control, la manipulación y las noticias falsas, o las desigualdades que conlleva, entre otros. El inventor de la WWW, el británico Tim Berners-Lee, quiere corregirlos para garantizar que la Red siga libre y abierta. Para ello propone un “Contrato para la Web” cuyo esqueleto de principios presentó en el reciente Web Summit en Lisboa, y que espera esté listo para marzo de 2019, cuando se calcula que por vez primera más de la mitad de la población mundial esté conectada a la Red, aunque de forma muy desigual.La Red no lo es todo en comunicación. Hay ya en el mundo más usuarios de teléfonos móviles que de la web. Se calcula que en torno al 65% de la población mundial, y cuando la web llegue a un 50% de usuarios en 2019, los propietarios de los móviles serán 4.680 millones de personas (de una población global de 7.700 millones). Es decir, que estos aparatos han llevado a una revolución en comunicaciones más rápida y de mayor alcance social que Internet (a la que se conectan los teléfonos inteligentes de los que dispondrán un 38% de la población en 2019, cuando sólo eran el 10% en 2011).Un interesante informe de la World Wide Web Foundation, que preside Berners-Lee, apunta a algunos problemas con la web, que se pueden corregir si se actúa a tiempo. Uno es su dominio por algunas empresas gigantescas (estadounidenses). Más del 90% de las búsquedas pasan a través de Google; más de la mitad de los servicios en nube son de Amazon; y Facebook dice tener 2.200 millones de usuarios mensuales activos. “La responsabilidad que pesa sobre los hombros de estas empresas y otras como éstas difícilmente podría ser mayor”, señala el informe. El fundador de la web se había declarado anteriormente partidario de trocear estas empresas si sus rivales no podían competir, para reducir su influencia y evitar su gigantismo monopolístico.La Fundación WWW apunta también a la desigualdad en el acceso: el 80% de los europeos están en línea, frente a un 22% de los africanos, brecha que también responde a diferencias en la carestía de estas conexiones, que hay que abaratar. Algunos estudios señalan que 2.000 millones de personas viven en lugares en los que el acceso a internet es prohibitivo. Otro problema es la brecha de género en la web: en 2018 los hombres tienen un 33% más de acceso a Internet que las mujeres. También pesan los ataques a la neutralidad de la Red pues, según este punto de vista, es necesario que se trate sin discriminaciones todo el tráfico que lleva. En el terreno distópico está el control que ejercen diversos gobiernos sobre sus ciudadanos a través de Internet, especialmente en China, pero también, apunta el informe, en EEUU, el Reino Unido, Corea del Norte, Turquía, Etiopía y México, entre otros.La confianza en la Red se está resquebrajando. Así, en EEUU una encuesta del Centro Pew recoge una marcada reducción en el número de personas que consideran que Internet ha sido “algo bueno para la sociedad”. Muchas empresas han empezado a preocuparse por estas y otras percepciones negativas de la revolución tecnológica.Para intentar rectificar lo que considera una mala orientación de la web, Berners-Lee propone un nuevo Contrato en el que tendrían responsabilidades los gobiernos, las empresas y los ciudadanos. Los gobiernos asegurando que todo el mundo pueda conectarse a Internet, que todo la Red esté disponible todo el tiempo y que se respete el derecho fundamental de la gente a la privacidad; las empresas, haciendo Internet asequible y accesible a todos, respetando la privacidad y los datos personales de los consumidores, y desarrollando tecnologías que “apoyen lo mejor en la humanidad y desafíen lo peor, para asegurar que la web sea un bien público que pone a las personas en primer lugar”; y los ciudadanos serán creadores y colaboradores en la web, construirán comunidades fuertes que respeten el discurso civil y la dignidad humana (¿pero, desde el anonimato?), y lucharán para que la web siga siendo un recurso público global.Unas 60 empresas han suscrito la idea de este Contrato, entre ellas Google y Facebook. De momento esos principios son enunciados para lo que Berners-Lee llama también una “Carta Magna” para la web. Falta no sólo completar y precisar su definición, sino, sobre todo, indicar cómo lograr que se apliquen. Esto último es mucho más difícil que ponerse de acuerdo sobre un catálogo de buenas intenciones, cuyo mayor mérito es llamar la atención sobre una preocupante situación de una web que ya es parte de nuestro ser, aunque a menudo no seamos conscientes de que estamos conectados”

    Pablo Moreno: Estimando el impacto macroeconómico del proteccionismo y la incertidumbre

    http://blognewdeal.com/pablo-moreno/estimando-el-impacto-macroeconomico-del-proteccionismo-y-la-incertidumbre/

     

    “En la edición del pasado octubre del informe semestral de referencia del FMI, el World Economic Outlook, se destacaban tres riesgos principales para la economía global: el proteccionismo comercial, el tensionamiento en los mercados financieros y la incertidumbre sobre la política económica. Como abordábamos, son sobre todo riesgos políticos, porque dependen principalmente de decisiones de política económica en las grandes economías del mundo (como las medidas arancelarias de la administración Trump y las correspondientes represalias o la negociación del Brexit). En un intento de reforzar su mensaje, el Fondo ha estado intensificando la investigación sobre el impacto macroeconómico de estos riesgos y ha dedicado su conferencia anual de investigación, la Jackes Polak, del pasado 1 y 2 de noviembre o los efectos desbordamiento y la cooperación económica internacional, con varios documentos centrados en ellos. Sin perjuicio de las múltiples restricciones de este tipo de análisis, las estimaciones son útiles para el debate sobre los riesgos políticos.Las distintas contribuciones tratan de ver cómo se sustenta la teoría macroeconómica ortodoxa, que, sinópticamente, predice que: (i) el proteccionismo impide la asignación eficiente de recursos, los desvía hacia sectores ineficientes y alimenta la presión de grupos de interés y, de esta manera, limita la productividad, el crecimiento y el bienestar social; (ii) la incertidumbre retrasa las decisiones de consumo e inversión, introduce ineficiencia temporal y, con ello, deprime el crecimiento. Todo esto, sin perjuicio de que existan fallos de mercado o de distribución, pero ante estos fallos, la política fiscal y la regulación son más efectivas y maximizan el bienestar social, por encima del uso de aranceles. Respecto a la incertidumbre, las recomendaciones pasan por políticas transparentes y claramente comunicadas y garantizando siempre la seguridad jurídica.El propio WEO de octubre dedica su primer recuadro (pág. 33 a 35) a las tensiones comerciales globales y estima el coste a corto plazo de la medidas proteccionistas que está aplicando y anunciando la administración americana Según la modelización del Fondo,  entre los escenarios barajados por EEUU ‒aumentar aranceles en un 25% sobre productos chinos por valor de 200bn y aumentos de 25% aranceles a coches y componentes‒ podrían suponer (incluyendo la respuesta de China) una pérdida en torno al 0,75% PIB global en 2019 −especialmente en EEUU y China, que caerían un 0,5% y en NAFTA (-1,5%)− y  una caída del 0,3% de la senda de crecimiento global a largo plazo.Furceri et.al, estiman el coste del proteccionismo a medio plazo, en el transcurso de cinco años. Con datos de 151 países entre 1963 y 2014, estiman que un aumento de 3.6% en los aranceles tiene un impacto agregado significativo a cinco años sobre: la caída del producto (-0.4%), caída de la productividad (-0.9), aumento de la desigualdad (+ 0.15 puntos en el índice de Gini) y sobre el aumento del desempleo (en este caso marginal y no significativo estadísticamente). Sin embargo, no encuentra un efecto de mejora de la balanza comercial, porque hay un efecto de apreciación del tipo de cambio real como consecuencia del aumento de los aranceles, de manera que la pérdida de competitividad contrarresta la reducción de importaciones por el arancel. Estos efectos tienden a ser mayores cuando los aranceles se elevan en períodos de expansión (más que en recesiones), para economías avanzadas (más que en emergentes) y cuando los aranceles aumentan (más que cuando se reducen).Biljanovska et al. tratan de estimar el impacto de la incertidumbre de la política económica en las grandes economías sobre el resto del mundo. La primera dificultad es determinar el indicador de incertidumbre y para ello recurren a la metodología de Baker et al. que construyen un índice basado en la frecuencia de uso de palabras asociadas con la incertidumbre en noticias de periódicos de 1985 a 2016. Encuentran que los shocks de incertidumbre están asociados con caídas en el producto, el consumo y la inversión. Entre los resultados, observan que: un choque de incertidumbre en EEUU tiene un impacto negativo sobre el PIB en el resto de países de la muestra con especial incidencia a partir del tercer trimestre tras el choque y desapareciendo tres años después. El impacto de la incertidumbre en Europa y China sobre terceros países es similar pero menor al de EEUU, se nota especialmente entre el tercer y cuarto trimestre tras el choque y solo dura dos años. Los impactos negativos son mayores en Europa y en América, que en el resto del mundo.Las estimaciones son útiles y necesarias para sustentar los argumentos, además es el tipo de trabajo que debe promover una institución como el FMI. Pero resultan insuficientes en el terreno de la discusión política en el que, seguramente, son más efectivos ejemplos concretos sobre cómo el proteccionismo y la incertidumbre afectan a los ciudadanos y el bienestar social. El argumentario debe además acompañarse de medidas de política económica para contrarrestar el efecto negativo sobre los segmentos de la población que pierden con la globalización. El reto de comunicación está en que el efecto favorable (contenido y a corto plazo) del proteccionismo sobre el sector protegido es especialmente visual

     

    Resbla& Cintetia. com: Hace unos días me solicitaron una propuesta para impartir una charla en un importante evento de tecnología en Oriente Próximo. El briefing del cliente hacía mucho énfasis en que la visión a 20 años sobre las grandes tendencias de la tecnología y los negocios.  intervención debía ser futurista: querían que les diera una Esas predicciones son simplemente imposibles. Por esa razón me gusta recordar siempre que tengo oportunidad la Ley de Amara y hacer una interpretación personal de ella. Roy Amara sentenció que solemos sobrestimar los efectos de una tecnología a corto plazo y subestimarlos a largo plazo. En realidad, yo creo que esos efectos imprevisibles a largo plazo son justo a los que me refería más arriba. El problema con las predicciones es siempre el mismo: las revoluciones tecnológicas son en realidad eso que llamamos disrupciones, y las disrupciones no ocurren por la tecnología, ocurren por una utilización novedosa de una mezcla de tecnologías para solucionar un problema de una forma radicalmente mejor de lo que se hacía hasta entonces.

    https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/FMfcgxvzLXKrJxZGzQZZJHggMCsqScxH

    “Hace unos días me solicitaron una propuesta para impartir una charla en un importante evento de tecnología en Oriente Próximo. El briefing del cliente hacía mucho énfasis en que la intervención debía ser futurista: querían que les diera una visión a 20 años sobre las grandes tendencias de la tecnología y los negocios. Los asistentes al evento serían altos ejecutivos de las empresas de la región, y de multinacionales con presencia local. Ejecutivos tanto de sectores tecnológicos como no tecnológicos.  Entre los asistentes habría algún jeque, el desafío estaba servido.Desgraciadamente no me hicieron el encargo, pero el proceso me ha servido para compartir hoy contigo algunas de las ideas que pensaba plasmar allí. Con ello podrás juzgar si los organizadores hicieron bien o no en contratarme, o si ser humilde en el proceso de predecir el futuro es un buen negocio :).  Eso sí, tengo que reconocer que me sentía un poco incómodo en ese papel de gurú futurólogo. En la mayoría de las charlas que veo de estos autoproclamados gurús, termino sintiendo una cierta vergüenza ajena. Ninguna de esas intervenciones futuristas a las que estamos acostumbrados aguanta el algodón de la realidad cuando el futuro llega.Y cuando hablo de predicciones no me refiero a predicciones tecnológicas. Esas son relativamente fáciles. La ciencia ficción está llena de predicciones sobre tecnologías, pero ¿has visto alguna buena predicción sobre las empresas que utilizan esas tecnologías? En todas las visiones de la inteligencia artificial que han aparecido en la ciencia ficción, desde HAL9000 hasta sus diferentes encarnaciones en los mundos de Asimov, nadie nunca se imaginó que la inteligencia artificial más avanzada nos la traerían empresas cuyo principal objetivo es la publicidad. Así hubiera empezado mi charla: predecir sobre la tecnología que usaremos en un futuro —más o menos lejano— no es fácil, pero tampoco es excesivamente complicado. Sin embargo, hacer una predicción sobre cómo evolucionarán las empresas y qué modelos de negocio tendrán para aprovechar esas tecnologías es simplemente imposible.Ni Steve Jobs pudo imaginar en sus más húmedos sueños que su Smartphone permitiría que Uber o AirBnb revolucionaran el negocio de taxistas y hoteleros. Nadie puedo prever que quien desbancaría el uso del efectivo en un país como China sería una App de mensajería. Del mismo modo que Kodak nunca se imaginó que toda la sociedad utilizaría su último gran invento, la fotografía digital, pero desde teléfonos móviles.Esas predicciones son simplemente imposibles. Por esa razón me gusta recordar siempre que tengo oportunidad la Ley de Amara y hacer una interpretación personal de ella. Roy Amara sentenció que solemos sobrestimar los efectos de una tecnología a corto plazo y subestimarlos a largo plazo. En realidad, yo creo que esos efectos imprevisibles a largo plazo son justo a los que me refería más arriba. El problema con las predicciones es siempre el mismo: las revoluciones tecnológicas son en realidad eso que llamamos disrupciones, y las disrupciones no ocurren por la tecnología, ocurren por una utilización novedosa de una mezcla de tecnologías para solucionar un problema de una forma radicalmente mejor de lo que se hacía hasta entonces. Y como la historia se encarga una y otra vez de recordarnos, las disrupciones no nos las traen los líderes de ese mercado, los supuestos expertos, y la tecnología de ese momento. Los grandes cambios en un mercado provienen de gente inesperada, de los “lados”, y no de donde apuntan los faros de la industria. Así que no se dejen engañar por gurús rodeados de los últimos gadgets (¿se acuerdan aquellos tiempos, no tan lejanos, en los que si no estabas en tu foto de perfil con unas google glass no eras nadie?), es imposible hacer predicciones sobre empresa y tecnología. Como puedes comprobar, no tengo precio como futurólogo, no me extraña que no me contrataran. Pero que no podamos hacer predicciones sobre qué empresas y con qué tecnologías dominarán el mundo en 20 años, no significa que no podamos predecir qué características tendrán esas empresas.Y en realidad, en eso era en lo que quería centrar mi charla. Creo que hay tres características que marcarán las empresas que liderarán el mundo en los próximos años.

    La primera es que serán empresas tecnológicas.

    Menuda obviedad pensarás. Andy Grove dijo una vez que en el futuro todas las empresas serán de internet. No se equivocó. Y de la misma manera puedo decir sin temer a equivocarme que todas las empresas serán empresas tecnológicas o no lo serán, simplemente desaparecerán. En un futuro no tan lejano, no habrá bancos, empresas energéticas, telcos o retailers, habrá simplemente empresas de tecnología. Y esta perogrullada en realidad tiene mucha importancia. Sólo las empresas que sean biónicas de verdad, sobrevivirán. La tecnología pasó de ser una herramienta a algo consustancial a la empresa. Y esto justo ocurrirá en el momento en el que vamos a vivir un gran contrasentido: la tecnología será crítica para el futuro de las empresas, pero no va a ser una fuente de ventaja competitiva. Esto ya lo estamos viendo. Cualquier startup, desde cualquier punto del planeta, y con pocos recursos, tiene acceso a la última tecnología al mismo tiempo que una gran multinacional. La última tecnología nunca ha sido tan barata y tan fácil de acceder a ella, y esto irá en aumento.Así que pasaremos de empresas que se definen por lo que hacen, a empresas que se definirán por las personas a las que sirven. La tecnología será consustancial a las empresas, y las personas a las que sirven estarán en el centro de todo lo que hacen. 

    La segunda característica, y que es una consecuencia de la primera, es que las empresas serán abiertas.

    Lo que estamos viendo en la actualidad con la adopción de la Innovación Abierta es sólo el primer paso hacia cómo se van a reconfigurar las empresas y cómo serán las empresas exitosas del futuro. En poco tiempo, la innovación abierta será simplemente innovación, un estándar sobre cómo las empresas innovan. Las empresas, en búsqueda de la agilidad que demandan los tiempos, se harán más modulares. El talento será tan importante que adoptarán formas de gestionarlo mucho más fluidas que en la actualidad, los clientes demandarán una transparencia a la que nunca han estado acostumbradas y se convertirán en unos stakeholders aún más importantes de lo que el título de cliente les adjudica. Y también todas las empresas habrán adoptado en mayor o menor medida las plataformas en sus modelos de negocio, lo cual llevará a un nuevo tipo de relación también con sus proveedores.

    Y la tercera característica viene definida por la ética, que tendrá un papel muy importante en estas empresas.

    Seguro que estáis pensando algo así como “esto ya lo he escuchado antes”. es verdad, caminamos hacia una sociedad donde la ética no se queda en las personas, ni siquiera en la forma de hacer negocios —dada la transparencia de la que hablábamos será aún más importante. Sino que las empresas van a lidiar con un nuevo concepto del que ahora sólo hemos empezado a ver el principio: la ética digital. Las máquinas no tienen ética, pero a medida que tomen más decisiones que afecten de forma más importante a nuestras vidas, habrá que dotarlas de una ética digital. Más allá de la regulación, que impondrá unos mínimos, las empresas tendrán la posibilidad de diferenciarse por la ética digital que implementen en sus productos y servicios. Para los clientes esto pasará a ser un vector importante en su toma de decisiones. Precisamente escribo esto el día que he decidido desinstalar de mi móvil la App de Facebook harto de sus intromisiones en mi privacidad, y viendo cómo están evolucionando sus resultados financieros, no parece que sea el único que piensa así. Esto sólo puede ir a más.Así que como ves, me siento incapaz de hacer predicciones concretas sobre cómo se usará la tecnología en nuestras vidas. Las disrupciones son impredecibles por definición, y esa es otra predicción, y será muy difícil que cambie en el futuro.  Para deciros cómo blockchain va a revolucionar las tiendas de zapatos, los robots nos darán masajes, o cómo la inteligencia artificial acabará con el trabajo de los sexadores de pollos ya hay muchos gurús hablando a golpe de talonario. 

    Felix Ovejero: Contrafactuales

    https://www.revistadelibros.com/resenas/contrafactuales-y-si-todo-hubiera-sido-diferente-richard-j-evans?&utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=nl20181107

     “«Si hubiera aprobado la oposición, desaparecerían mis problemas»; «Si nos hubiéramos conocido antes, tendríamos una oportunidad»; «Si Rajoy hubiera dimitido, habría habido elecciones»; «Si Cataluña fuera un Estado independiente, Inglaterra no habría votado marcharse» (Enric Vila, periodista de ElNacional.cat). En consideraciones como estas, acerca de lo que pudo ser y no fue, se nos va la vida. Se nos va la vida en el discurrir y, lo más importante, en las decisiones que se siguen, en la vida verdadera, ante las oportunidades, en los caminos que se nos abren y en los que se nos cierran. Los filósofos le han dado muchas vueltas a estos razonamientos, por lo general relacionándolos con las explicaciones causales. Los llaman «contrafácticos» o, menos frecuentemente, «contrafactuales», la traducción que da título al ensayo de Richard J. Evans, reputado historiador del Tercer Reich. Y sí, cuando establecemos una relación causal (C está en el origen de E), a la vez afirmamos una relación hipotética, subjuntiva, que no hay manera de observar (si no hubiera C, no habría E). Si, con Weber, sostenemos que el protestantismo está en el origen del capitalismo, también estamos sosteniendo que, de no haberse dado el protestantismo, no habría surgido el capitalismo. Un mundo ese, la historia de Europa sin el protestantismo, que obviamentenunca hemos experimentado, que no ha existido1.Los contrafácticos no son tonterías. Las relaciones hipotéticas no se dan en el mundo de las cosas, sino en un terreno ‒el de la imaginación‒ que se forja con palabras. Son muy humanas, específicamente humanas. En tanto requieren competencia lingüística, forman parte constitutiva de nuestra singular condición humana. Con palabras establecemos conjeturas, hacemos planes, imaginamos sociedades y diseñamos instituciones para hacer frente a problemas futuros, que todavía no se han dado2. Las consideraciones sobre las vidas posibles que se nos escaparon cuando decidimos o dejamos de decidir son los mimbres con que componemos canciones, novelas o películas. Lamentando sus oportunidades perdidas, algunos acaban con cirrosis y otros se tiran desde un puente. Al transmitir nuestra decepción recordamos al amigo o al amado que pudo ser mejor de lo que fue. Cuando condenamos un estado del mundo y actuamos para mitigar sus males, cuando hacemos política, nos instalamos inexorablemente en un escenario hipotético que nos sirve de contraste para valorar la realidad y como horizonte para regir nuestras acciones: «si hubiéramos hecho (o si hiciéramos) otra cosa, los problemas no habrían aparecido (o desaparecerían)». No hay intelección de una situación social que no opere con algún contrafáctico más o menos soterrado y en cuyo fondo hay una crítica, un lamento o un anhelo3.Y luego está la teoría social. En un sentido elemental, los contrafácticos forman parte de su activo más apreciable4. Cuando se explica una crisis por un mal diseño institucional, a la vez está diciéndose que con otro sistema de incentivos habrían ido mejor las cosas. En ese sentido, las teorías más formalizadas que, por ejemplo, especifican las condiciones de equilibrio de un sistema, operan con ellos como un paisaje de contraste, calibración y explicación: el equilibrio no existe en el mundo real, pero el desajuste entre las condiciones (hipotéticas) perfectas y las observables, entre cómo deberían ser las cosas y cómo son, el contrafáctico, nos ayuda a entender la realidad. Podemos anticipar un desastre ecológico porque comparamos una hipotética situación de equilibrio con una realidad deprimente y conjeturamos: «Si se diera esto, entonces…». Por su parte, las técnicas estadísticas, en tanto nos permiten manipular los símbolos, la información sobre los hechos, sin manipular «los hechos», no dejan de ser una suerte de refinado contrafáctico: para relacionar una religión con una mayor disposición al suicido no necesitamos amargarle la vida a católicos y protestantes y convertirlos en grupos de control, no trabajamos con la realidad, sino con una ficción, resultado de cruzar las informaciones estadísticas5.Los problemas aparecen cuando se nos va la mano, cuando el mundo posible alternativo se despliega en mil secuencias causales que no hay manera de rastrear, como sucedía con la New Economic History que, para determinar el impacto económico de la abolición de la esclavitud y de la introducción del ferrocarril, comparaba la historia real de Estados Unidos y otra hipotética en la que no se hubiera abolido la esclavitud o introducido el ferrocarril. El empeño, sin duda, merecía reconocimiento, y lo tuvo, con el premio Nobel de economía de Robert Fogel y Douglass North, pero eso no quita para ocultar su desmesura: calibrar los efectos de la introducción del ferrocarril por ese procedimiento, esto es, escribir la historia que no fue, la historia sin ferrocarril, obliga a comprometerse con agregaciones complicadas (ahorro social, función de producción, etc.) y a ignorar obvias interdependencias de los procesos económicos. Otra cosa son las comparaciones sostenidas en teorías robustas, con supuestos plausibles y datos fiables: la comparación, con el ejemplo citado, entre un ecosistema virtual (en equilibrio) y el ecosistema real que nos permite predecir lo que pasaría si cierta especie desapareciera.Estos inciertos terrenos, los de la teoría social, recorre el autor. Más exactamente, los de la historia. Pero no sin antes adentrarse, innecesariamente, por otros todavía más complicados, los de la filosofía, como sucede cuando relaciona los contrafácticos con las discusiones acerca del determinismo y el libre albedrío, un fangal del que pocos, incluso entre los entrenados en las mejores técnicas analíticas, salen sin lamparones. «Si las cosas no podían ser de otro modo, los contrafácticos carecerían de sentido», se sostiene. Y el transitar se torna definitivamente temerario cuando, a continuación, relaciona el determinismo con posiciones políticas y con los debates acerca del individualismo y la libertad: la izquierda, al apelar en sus explicaciones a «causas estructurales», excluiría la acción individual y la posibilidad de que las cosas pudieran haber sido de otro modo; la derecha, por el contrario, pondría su foco en las elecciones de las figuras políticas. En realidad, Evans se limita aquí a glosar una extendida opinión según la cual los historiadores de izquierdas6, convencidos del curso inexorable, comprarían un lote completo: desconfiarían de los contrafácticos, estarían comprometidos con tesis deterministas y en sus explicaciones no cabrían las acciones individuales. Para los marxistas, por abreviar, las «estructuras» no dejarían lugar a las voluntades7.Aunque no son pocas las páginas que Evans dedica a estas simplificaciones políticas –y a no menos endebles digresiones sobre el determinismo8 ‒, la mayor parte de su atención –y disposición crítica‒ se concentra en los contrafácticos que han dado pie al pujante género de la llamada «Historia virtual», entretenida en conjeturar cursos alternativos de la historia9. Prácticamente no hay acontecimiento importante sin su historia alternativa. Un volumen compilado por historiadores profesionales describe sesenta escenarios ficticios de la Segunda Guerra Mundial, a partir del supuesto de la derrota de los aliados. Entre nosotros, historiadores de probada competencia han abordado una historia alternativa de España desde 1870 a partir de conjeturas del tipo: «¿Qué habría pasado si España hubiera llegado a un acuerdo con Estados Unidos antes de la guerra de 1898? ¿Y si Alfonso XIII se hubiera opuesto al intento de golpe de Estado del general Primo de Rivera? ¿Y si Indalecio Prieto se hubiese convertido en presidente del Gobierno en mayo de 1936?»10 Las posibilidades, por definición, son infinitas y aunque, por lo mismo, no se han explorado todas, no parece que sea por falta de voluntad. Para que se hagan una idea, hace apenas ocho años, Gavriel Rosenfeld recopiló ciento dieciséis historias alternativas del nazismo: en unas, los nazis ganaban la guerra; en otras, Hitler salía vivo del búnker y se dedicaba a sus cosas y, en las más audaces, simplemente Hitler no habría existido. Eso, como digo, sólo sobre el nazismo. Porque hay historias virtuales de cualquier acontecimiento que pueda ocurrírsele al lector. Camino vamos de convertir en «realidad» la ficción de La biblioteca de Babel borgiana, ya saben, aquella que incluía todo lo que se puede contar: «La historia minuciosa del porvenir, las autobiografías de los arcángeles, el catálogo fiel de la Biblioteca, miles y miles de catálogos falsos, la demostración de la falacia de esos catálogos, la demostración de la falacia del catálogo verdadero, el evangelio gnóstico de Basílides, el comentario de ese evangelio, el comentario del comentario de ese evangelio, la relación verídica de tu muerte, la versión de cada libro a todas las lenguas, las interpolaciones de cada libro en todos los libros, el tratado que Beda pudo escribir (y no escribió) sobre la mitología de los sajones, los libros perdidos de Tácito».No exagero con la comparación. El género, casi inexorablemente, conduce a la ficción. De hecho, una variante literaria entregada a recrear cursos alternativos de la historia, las ucronías ‒según la acuñación del filósofo Charles Renouvier en 1857‒, se ha explotado en todas las variantes. En su exhaustivo repaso, Evans también se ocupa de esas producciones, que tampoco parecen hacerle demasiada gracia. Aquí, desde luego, el descontrol es absoluto. Y legítimo: se trata de literatura. En una de las mejores novelas de Philip K. Dick, El hombre en el castillo, en la que Franklin D. Roosevelt es asesinado y los nazis ganan la Segunda Guerra Mundial, aparece un personaje leyendo una novela contrafáctica en la que los nazis pierden la guerra. No cabe descartar que el autor se sintiera tentado de incluir en la novela contrafáctica a otro lector de otra novela contrafáctica que, a su vez… En fin, el novelista como el Dios de Borges: «También el jugador es prisionero / (la sentencia es de Omar) de otro tablero / de negras noches y de blancos días. Dios mueve al jugador, y éste, la pieza. / ¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza / de polvo y tiempo y sueño y agonías?»Pero quizá no esté todo perdido y podamos extraer alguna lección del desenfreno imaginativo. Y es que, por un camino tortuoso, casi por reducción al absurdo, las ficciones han ayudado a agudizar nuestra conciencia metodológica, al mostrar los complicados equilibrios que sostienen las explicaciones históricas. No hay mal que por bien no venga, dicen. De pronto, hemos descubierto los numerosos supuestos implícitos presentes ‒escamoteados, si se quiere‒ en la estrategia narrativa de los historiadores, esa que consiste en encadenar en un articulado y plausible relato secuencias de acontecimientos que «razonablemente» conducen a otros que, no menos «razonablemente», llevan un poquito más allá. Como los chiquillos que hilvanan sus fabulaciones con un «y entonces va y…». Con esos mismos mimbres se urden las novelas, las malas y las buenas. Diversas variantes de tantos cuentos de la lechera cuya «razonabilidad» es puramente psicológica, ejemplos de libro de la falacia de la conjunción que, por ejemplo, nos impide reparar en que una secuencia «explicativa» sostenida en dos acontecimientos –incluido alguno «raro»‒ (0,9 y 0,2) resulta más probable (0,18) que otra (su producto: 0,178) que se apoya en seis pasos muy «convincentes» cada uno de ellos (0,75). Sobre ese «truco» se sostiene el sobrecogedor futuro de la Francia islamizada que describe Michel Houellebecq en Sumisión. Terminamos la novela convencidos de que no cabe otro curso de la historia.Quizá no quede otra que trabajar con esos materiales. Las teorías estrictamente demostrativas, deductivas, son tan solo una parte del activo de la ciencia. Buena parte del conocimiento que nos proporcionan las «ciencias baconianas» ‒en la clásica calificación de Thomas S. Kuhn, contrapuestas a las «ciencias clásicas», geométricas11‒, entre las que debiera incluirse la historia en primer lugar, inevitablemente, operan mediante estrategias argumentativas informales, de plausibilidad. No hay ni puede haber teoremas, sino relatos, narraciones. Y como parece que no cabe otra, mejor no engañarnos en perseguir la quimera de una precisión imposible, y acordarnos una vez más de la juiciosa recomendación de Aristóteles: «es propio del hombre instruido buscar exactitud en cada materia en la medida que lo permite la naturaleza del asunto; evidentemente, tan absurdo sería aceptar que un matemático empleara la persuasión como exigir de un retórico demostraciones» (Ética Nicomaquea, libro I, 3, 25).En esas circunstancias, una vez que se reconocen las dificultades de las explicaciones históricas y que no hay modo definitivo de resolverlas u obviarlas –al menos, mientras las promesas del big data no se consumen‒, no queda otra que seguir camino con las herramientas de siempre, intentar administrar con cautela el uso de la imaginación y separar el trigo de la paja: una cosa es el uso de los contrafácticos, inevitable en la medida en la que la teoría social apela a mecanismos causales12, y otra despeñarse por el mundo de la fantasía. Y Evans, que quizá no tiene finura filosófica, pero sí un entrenado instinto de historiador, intenta fijar unas mínimas pautas para decantar la parte aprovechable de una historia virtual que mira con desconfianza. De modo que, apoyándose en las reflexiones de agudos científicos sociales que han meditado juiciosamente sobre la historia virtual, sistematiza y valora una serie de reglas básicas que, bien aplicadas, permitirían un cultivo cabal y acaso provechoso del género. Todas ellas apuntan en la dirección de deslindar entre una defendible «historia virtual sobria» y la desbocada «historia virtual exuberante» (Allan Megill): que el escenario contrafáctico sólo contemple un cambio en la cadena (ceteris paribus); que exista una limitación en el plazo temporal en las ocurrencias, sin recalar en el juicio final; que se hagan explícitas las perspectivas, las intenciones que dan sentido al uso del contrafáctico. En lo esencial, se trataría de optar por una «mínima reescritura» (Niall Ferguson) de la secuencia causal realmente acontecida.Evans no precisa mucho más. Tampoco es necesario. No es un filósofo de la ciencia, pero sí un pulcro historiador bien informado de lo que se cuece, como queda sobradamente mostrado en su minucioso repaso. Se comprueba en las documentadas páginas que dedica a las historias virtuales y a las ucronías entretenidas en recrear la historia de nuestro país, la más triste de todas las historias, si hemos de hacer caso a Jaime Gil de Biedma. Y también se comprueba en su mirada cautelosa, crítica pero no despreciativa. Es la mirada que da el oficio, la honesta reflexión sobre los propios quehaceres de quien sabe de qué habla, la siempre interesante «filosofía espontánea» de la ciencia del investigador, de la que hablara Louis Althusser, aquel filósofo que resultó tan poco honesto. Y eso quiere decir algo bien sencillo para el lector: siempre se aprende alguna cosa”

     

     

    Enrique Dans:  El futuro de las redes sociales y la era postFacebook

    https://www.enriquedans.com/2018/11/el-futuro-de-las-redes-sociales-y-la-era-post-facebook.html

    “Empieza a haber cada vez menos dudas en este sentido: la generación que viene, la etiquetada como Generation Z si es que estas etiquetas sirven aún para algo, está dando cada vez más la espalda a las redes sociales, o al menos, a las redes sociales tal y como las conocemos. Recientemente, una persona responsable de un proceso de selección de becarios para el departamento de comunicación de una compañía me comentaba cómo le había costado conseguir candidatos que tuviesen algo tan sencillo como una cuenta activa en una red social, requisito sin el cual plantear la candidatura a un puesto relacionado con la comunicación simplemente no tenía sentido. El péndulo social, en pleno funcionamiento: la primera generación que conoció las redes sociales en pleno apogeo desde que tenían uso de razón, abandonando su uso.¿Que implicaciones va a tener para la comunicación en el futuro que una buena parte de una generación abandone un medio que se ha convertido en un elemento central de todas las campañas, y además, no lo abandone para sustituirlo por una vuelta a medios clásicos como la televisión, la radio o los periódicos? Hablamos de la generación que, de manera inconsciente, renunciamos a educar en el uso de la tecnología, creyendo estúpidamente que tenían algún tipo de cambio en su estructura genética que les permitía entenderlas de manera innata, de aquellos a los que absurdamente calificamos de “nativos digitales” y los relegamos a ser “huérfanos digitales”, condenándolos a experimentar fenómenos como el acoso, el bullying o la falsedad en todas sus dimensiones como males propios de su tiempo.Jóvenes que perciben las redes sociales como el reino de la absoluta hipocresía, como el escaparate permanente en el que hay que estar siempre monísimo y enseñando los sitios impresionantes a los que se viaja, en las que se insulta y se engaña, en las que se compite constantemente por tener más seguidores. Un entorno creado por una serie de errores de base que están determinando el abandono progresivo de determinadas redes sociales no tanto en beneficio de otras como algunos pretenden interpretar, sino más bien en busca de elementos nuevos, en los que las supuestas sustitutas también fallan de manera estrepitosa.No, el problema no es que las redes sociales sean malas: es que las actuales, en un panorama mayoritariamente dominado por la mentalidad de Facebook, lo son. El problema es interpretar la comunicación social como un modelo de negocio en el que la moneda de cambio es la privacidad y la publicidad hipersegmentada, un modelo en el que todos estamos en venta permanente, en el que todo vale con tal de convencer a un anunciante de que ha conseguido un instante de atención. El problema es santificarlo todo al crecimiento, pretendiendo que las identidades son todas reales cuando en la práctica estás inundado de cuentas falsas destinadas a manipular y a mentir para favorecer determinados intereses. El problema es permitir prácticas que jamás deberían ser permisibles en función de ningún estándar ético, porque así se puede crecer más o más rápidamente. El problema es creer que tú o tu compañía se han convertido ya en too big to fail, cuando en realidad operas en un entorno en el que todo puede cambiar en función de parámetros absolutamente caprichosos y arbitrarios, de un día para otro.El futuro de las redes sociales está en planteamientos radicalmente nuevos. Facebook no va a morir mañana: hay varias generaciones de usuarios y una inmensidad de compañías que lo interpretan como completamente insustituible. Pero las dinámicas de las generaciones más jóvenes parecen indicar algo contra lo que Facebook no puede luchar, porque está en su mismísima carta de naturaleza: un modelo que de verdad ponga a las personas, a los usuarios, en el centro, que cuide su información, que no las venda como si fueran productos en un mercado, que no traicione su confianza y que no las ponga a competir en una carrera absurda por una popularidad que no debería ser santificada como el fin último de todas las cosas, como la esencia de algún tipo de triunfo en la sociedad. Las redes sociales deberían ser otra cosa, algo que Facebook no está preparada para crear. Un entorno que no se despreocupe de lo transmitido como si fuese una empresa de telecomunicaciones, porque en realidad, no es simplemente un canal, sino un lugar público que precisa orden, regulación, respeto y normas. Los problemas de compañías como Facebook o Twitter demuestran claramente que la sociedad humana no está preparada para entornos que renuncien al control, que permitan todo por defecto o que se dediquen a poner parches alocadamente como gallinas sin cabeza cada vez que las cosas, como lógicamente se podía esperar, salen mal. No, las redes sociales no pueden ser compañías dedicadas a pedir perdón un día sí y al otro también. El perdón tiene sus límites.Todas esas cuestiones y algunas más van a ponerse cada vez más de manifiesto a medida que esa generación crezca, convirtiéndose en un problema para los departamentos de comunicación y marketing de cada vez más compañías. No sé si la solución vendrá de nuevos emprendedores o de compañías que sean capaces de redefinirse y crecer desde modelos hoy relativamente marginales, pero sí tengo claro de dónde no va a poder venir. El futuro de las redes sociales, cada día más, está en ser capaces de analizar y entender la era post-Facebook”

     

     

     

     

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos 

     

    Manuel.portelap@gmail.com

     

     

     

     

    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA Www.agendadeprensa.org

    Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse.

    La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

    Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

    Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:

    manuel.portelap@gmail.com

     

     

Calendario de artículos

noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Artículos anteriores