• Once personas piden frente a la Nunciatura que el Papa “no ignore” su protesta contra la exhumación de Franco

    http://www.europapress.es/sociedad/noticia-once-personas-piden-frente-nunciatura-papa-no-ignore-protesta-contra-exhumacion-franco-20180928140700.html

    Josep Colomer: Ni coalición ni unión. Si las reformas institucionales continúan paralizadas será muy difícil que España avance en cohesión social y territorial

    https://elpais.com/elpais/2018/09/25/opinion/1537893454_982703.html

    La insatisfacción con el modo como funciona la democracia en España es muy amplia, extensamente mayoritaria. Según el más reciente Eurobarómetro, solo un 37% de los españoles encuestados declaran sentirse satisfechos con ese funcionamiento, lo cual implica veinte puntos porcentuales menos que en 1986, cuando España ingresó en la Comunidad Europea, y la coloca en el puesto 25 entre los 28 miembros de la Unión (solo por delante de Eslovaquia, Grecia y Rumania).Una explicación de fondo de esa insatisfacción es que en España no funciona ninguna de las dos vías básicas que se han inventado para formar una mayoría política capaz de tomar decisiones colectivas en un país grande y complejo. Una es aceptar el multipartidismo y formar un Gobierno de coalición con un apoyo mayoritario en el Parlamento. La otra es aceptar la diversidad territorial y promover la cooperación en una cámara alta con poderes legislativos y de control del gobierno. O una coalición multipartidista o una unión multiterritorial. .Pero, como es bien sabido, España continúa siendo el único país de Europa en el que no ha habido nunca un gobierno de coalición o basado en una mayoría electoral. Todos los gobiernos a nivel estatal se han basado en una minoría de votos populares. El problema se ha ido agravando porque el Gobierno recién destituido y el actual se han apoyado en las minorías más pequeñas que se han formado durante más de cuarenta años: un tercio y menos de un cuarto de los votos, respectivamente.Al mismo tiempo, el Senado y otros potenciales organismos de cooperación de las autonomías con el Gobierno central son inoperantes. De hecho, la cámara alta es incluso más propensa que la cámara baja a producir una mayoría absoluta de un solo partido, siempre basada en una minoría de los votos en todas las comunidades autónomas, como en la situación actual.Las reformas constitucionales que ahora se consideran deberían dar prioridad a alguna de las dos vías mencionadas. Para facilitar la formación de gobiernos de coalición mayoritarios, las reformas se deberían dirigir al sistema electoral y a las mociones de investidura y de censura, de modo que se impidieran la mayoría absoluta de un solo partido con una minoría de los votos, un presidente del Gobierno en minoría apoyado por la abstención en la segunda vuelta y su supervivencia cuando la oposición no puede ponerse de acuerdo en un sustituto.Alternativamente, para facilitar la cooperación interterritorial, las reformas deberían permitir que cada comunidad autónoma eligiera las competencias que quisiera gestionar, dentro solo del límite de una lista de poderes intransferibles del Gobierno central, y hacer que el Senado fuera elegido por los gobiernos autonómicos y pudiera co-legislar en asuntos que afecten a la distribución territorial de los recursos públicos.Cabría esperar que la primera vía, un Gobierno central más inclusivo, redujera también indirectamente las tensiones y los conflictos territoriales, mientras que la segunda vía, una representación territorial más inclusiva, hiciera disminuir la exclusión producida por los gobiernos minoritarios. Por supuesto, si existieran las dos cosas, la coalición y la unión (como, por ejemplo, en Alemania), cabría esperar resultados aún más satisfactorios. Pero los términos del intercambio son los que se indican”

     

    Ignacio Camacho : No, el PSOE no está a diez puntos del PP, eso es un disparate. Pero si descuentas el calzo que ha metido Tezanos en el CIS, la realidad es que, a pesar de lo que está pasando, sigue entre dos y cinco puntos por delante». El consultor político despliega en la mesa de la cafetería unos cuadros de coordenadas horizontales y verticales. Ha cruzado algunos estudios de opinión recientes para efectuar su propio análisis. «Mira esta línea de arriba, en todos ganan los socialistas aunque con distinto porcentaje. Lo que ha hecho Tezanos no es aumentar la cocina sino suprimirla de forma flagrante, proyectando la intención de voto sin estimaciones de recuerdo, ni de sesgo ni otras variables. Una vulgar operación lineal con un coeficiente que ha descubierto Narciso Michavila, un profesional serio al que este tipo de cosas le irritan bastante. Pues bien, incluso corrigiéndolo, en ese sondeo y en los otros que yo he estudiado sale lo que sale: que el más votado sería Sánchez. Y tiene una explicación bien fácil»

    https://www.abc.es/opinion/abci-voto-impermeable-201809300312_noticia.html

    “Está concentrando el voto útil, impermeable, de la izquierda. Los errores, las rectificaciones y los escándalos le acabarán pasando una cierta factura en las siguientes encuestas, pero la realidad es que hasta ahora los suyos apenas se los tienen en cuenta. Simplemente, no quieren que vuelva a gobernar la derecha. El desalojo de Rajoy le ha proporcionado mucho voto procedente de Podemos y de una parte de los nacionalistas, la más pragmática e inquieta por la deriva del proceso de independencia. En unas generales, sus resultados en Cataluña pueden ser una sorpresa. Y de momento ha cerrado el flujo por el flanco de Ciudadanos, aunque a mi juicio si hay una brecha susceptible de volverse a abrir es ésa. Pero ahora mismo los bloques ideológicos son muy estancos, con una diferencia: que mientras el PSOE ha pasado a liderar su bando con un claro desequilibrio de fuerzas, en el lado liberal-conservador hay dos competidores que están muy cerca. Y ya conoces la prima de escaños que se lleva la lista más votada en este sistema».«Mi opinión es que, de todos modos, el presidente ha desaprovechado algo muy importante en política: el momentum. Ése lo tuvo en julio, incluso al final de las vacaciones, antes de que empezase a entrar en barrena el Gobierno. Decidió seguir y ahora va en descenso, de tal manera que para aguantar depende en gran medida de Podemos. A Iglesias le conviene esperar que pasen las municipales y regionales de mayo para conservar cuotas de poder directo, por eso pretende anclarse al PSOE ayudándole a resistir y apoyándole los presupuestos. Aun así, yo no descartaría, con los datos que veo, que si Sánchez sumase mayoría con Cs no vaya a hacer un quiebro. Ya sé que ahora están muy tirantes, muy lejos, pero si Rivera no sobrepasa al PP, y no lo está consiguiendo… ¿quién podría objetar un acuerdo entre el primer partido y el tercero?».

    Domingo Soriano : Nada está más politizado que las pensiones. Ningún debate más viciado.

    https://www.libremercado.com/2018-09-28/domingo-soriano-la-mentira-del-pacto-de-toledo-86120/

    Iignacio Conde Ruiz: ¿Quiere esto decir que no nos podemos permitir actualizar las pensiones con el IPC? . No. Como llevo defendiendo desde el mismo día que se aprobó la reforma de 2013, creo que un sistema donde la sostenibilidad recae exclusivamente en la congelación no es ni eficiente, ni justo. No es eficiente, pues es muy difícil vivir con una renta menguante con la longevidad. Y no es justo, pues un sistema que congela las pensiones por 30 años hace recaer todo el coste del ajuste sobre una única generación: la de los jubilados actuales. Y la clave es encontrar una reforma, tan potente como la “cuasi-congelación perenne”, que permita repartir el coste del ajuste, para garantizar la sostenibilidad, entre todas las generaciones. ¿Cuál, desde mi punto vista, debería ser esa reforma?

    http://nadaesgratis.es/j-ignacio-conde-ruiz/acuerdo-del-pacto-de-toledo-casilla-de-salida

    “Para no repetirme, les dejo aquí un post donde describo los elementos básicos de dicha reforma, y que escribí en el blog, antes del verano. Allí, podrán leer que defiendo reformar nuestro sistema de pensiones contributivo de reparto hacia un nuevo sistema (también de reparto!!!), pero de cuentas nocionales. Este nuevo sistema, con tasas de sustitución más bajas, se aplicará únicamente a las futuras generaciones. Pero, durante la transición, para que el coste del ajuste se reparta entre las distintas generaciones probablemente será necesario no solo dotar de algo más de ingresos al sistema, sino también que en algunos periodos todas las pensiones no se puedan actualizar con el IPC. Por supuesto, en este último caso se debería establecer un limite máximo en cuanto la pérdida en términos de poder adquisitivo que una pensión puede llegar a sufrir.En definitiva, el Pacto de Toledo ha dado un primer paso, pero ahora tenemos que exigirle que busquen otro pacto con medidas para hacer sostenible el sistema. Pero, para hacerlo sostenible, no sólo para los próximos años, sino para las próximas décadas. Con toda seguridad las medidas necesarias no serán tan populistas como la última. Pero creo que por responsabilidad deberían ponerse a la tarea lo antes posible, pues, aunque la nueva reforma entre en vigor en unos años, es clave que los ciudadanos tengan la información de cómo van a ser los cambios del sistema lo antes posible para poder adaptarse a ellos con antelación suficiente a su edad de jubilación. Cuando se pongan a la tarea se darán cuenta que la solución no pasa únicamente por el aumento de los ingresos, y que será necesario que caigan las tasas de sustitución (o la pensión media sobre el salario medio) que provee el sistema. ¿Serán capaces ahora de ponerse de acuerdo también para implementar medidas que garanticen la sostenibilidiad o se quedarán en lo fácil? …”

    Pablo R. Suanzes: En los últimos 12 meses, la imagen de España ha quedado tocada. Muy tocada. Es algo que saben y reconocen políticos, diplomáticos, analistas y expertos en comunicación. El discurso público sigue consistiendo en negarlo, y el mantra del Gobierno de Pedro Sánchez es que desde junio se están dando los pasos que antes no se habían dado y que el resultado es diferente. Pero lo cierto es que no

    http://www.elmundo.es/espana/2018/09/30/5bafc4e3e2704e17688b45b9.html

    Más de una docena de fuentes, españolas y europeas, consultadas en las últimas dos semanas apuntan con claridad a un deterioro, una herida abierta que no deja de supurar, sobre todo tras las últimas manifestaciones de distintos miembros del Ejecutivo, respecto a los posibles indultos a los líderes del procés o su planteamiento favorable a terminar con su prisión preventiva. “Cuando el ministro de Exteriores dice en la BBC que preferiría que los presos nestuvieran en la cárcel y varios ministros le siguen en esa línea uno se hace preguntas. Si ellos mismos dicen eso lo que yo interpreto es que fue una cuestión del Gobierno anterior, no de Estado”, esgrime un diplomático. “Todas estas señales que buscan vender una separación de poderes a mi entender logran un efecto diferente”, se suma un gran conocedor de la burbuja europea, de vuelta en su capital tras muchos años en Bruselas. “Si ellos dudan así de sus jueces, dan la razón a los catalanes, ¿no? Si al final la ley no era tan clara, si claros partidarios de la Constitución afirman que preferirían otros escenarios deduzco que eran perfectamente posibles. Lo que me dicen, en el fondo, es que es lo que ha ocurrido es en parte política y no sólo la ley. El balance no es alentador para España, pero lo bueno es que si fue política, política puede ser la salida”, zanja otra fuente diplomática.El último ejemplo de esta herida en la credibilidad política de España es el ataque, explícito e insultante, del presidente del Parlamento de Flandes a la democracia española en una carta de apoyo a Forcadell. “Los enemigos de España, y como todos en la UE, tiene unos cuantos, han logrado lo que querían: introducir la semilla de la duda”, sentencia un alto diplomático. No hay un daño devastador, definitivo e irrecuperable, pero sí es un golpe a la credibilidad del país, de sus gobiernos y sobre todo de las instituciones. “El independentismo repite hasta la saciedad que ‘Spain is different’, que todavía no somos como el núcleo duro, que no hay una democracia como en Alemania o Francia o cualquier otro, y eso ha servido para reforzar los prejuicios que en el fondo siempre han tenido algunos de mis colegas”, coincide un alto cargo de la Comisión Europea. La reconstrucción del último año desde Bruselas apunta a tres frases muy claras. La primera es la que llega hasta el 27 de octubre de 2017, con la esperpéntica declaración y suspensión unilateral de independencia, pero que gira especialmente en torno al 1 de octubre. Durante meses, años, el independentismo hizo los deberes de propaganda mucho mejor que el constitucionalismo. Logró colocar en la opinión internacional un mensaje que caló y generó simpatía y cuyos efectos no han sido revertidos en su totalidad. Muchos en Europa consideraban, y alguno considera aún, a Cataluña como una región única, especial, diferente. Una región donde existe un “solo pueblo” que habla catalán, tiene una cultura propia y no española y que está sometida a los caprichos de un Gobierno central y centralista. Una comunidad pujante que quiere simplemente un referéndum, que apela constantemente a la democracia y cuyos derechos políticos son negados. Las imágenes de la Policía en los colegios golpeando a manifestantes fueron para muchos la confirmación de un Ejecutivo autoritario y represivo en Madrid. Todos los gobiernos han usado a los antidisturbios, empezando por el catalán, pero la reacción en toda la UE fue unánime y contundente. Había una consternación genuina. Porras contra urnas. Y la condena fue firme, incluso entre los socios más cercano”

    1. M. R. P. O. : Hace más de un año que la vida del comisario José Manuel Villarejo, comprimida en 20 años de grabaciones con policías, jueces, abogados, empresarios, periodistas y políticos, tiene un precio en el mercado. Un hombre, supuestamente vinculado a la policía y al comisario, pedía en 2017 hasta dos millones de euros en dinero negro por esa mercancía, consistente en incontables archivos de audio y documentos con la apariencia de contener información sensible sobre cuestiones que han marcado la vida política y económica de España en los últimos años.

    https://elpais.com/politica/2018/09/29/actualidad/1538236385_028125.html

     

     

     

    Enric Juliana: Los países se estropean de verdad cuando las prácticas mafiosas penetran en la policía. El narcotráfico se está apoderando del campo de Gibraltar. Capitales de muy dudosa procedencia han aterrizado en masa en las costas españolas. Y un comisario corrupto, que no trabajaba solo, es capaz de poner en vilo al Estado. La mexicanización de España. Ese es el principal riesgo para los próximos decenios, si el país no levanta cabeza

    https://www.lavanguardia.com/politica/20180930/452090525182/pais-estropea-practicas-mafiosas-politica.html

     

    En el Reino Unido se sigue discutiendo obsesivamente sobre el Brexit. Los laboristas acarician ahora la hipótesis de un segundo referéndum. En Alemania están muy pendientes de las elecciones en Baviera, que tendrán lugar dentro de dos semanas. Si los conservadores de la CSU retroceden, Angela Merkel tendrá más problemas en Berlín. El tiempo de la canciller Merkel se acaba. “¿Qué viene después?”, se pregunta esta semana la revista Der Spiegel. Es interesante repasar qué se discute estos días en los países europeos. Es un espejo que ayuda a leer mejor nuestros asuntos.

    En Francia se pulsa casi a diario el vertiginoso descenso de popularidad del presidente Emmanuel Macron, como consecuencia de su acelerado plan de reformas (leyes laborales, ferrocarriles públicos, acceso a la educación superior…), que parte de la sociedad percibe como una pérdida de derechos adquiridos.

    En Italia siempre hay más teatro que política, pero ahora viene un plato fuerte. El Gobierno de la Liga Norte y el Movimiento Cinco Estrellas acaba de aprobar un marco presupuestario que busca el choque con la Comisión Europea. Se aumentan los subsidios y se fija un déficit público del 2,4% para los próximos tres años, techo que rompe con las exigencias europeas, en un país con una deuda pública del 132% y una débil previsión de crecimiento (1,5% en el mejor de los casos). Si Bruselas rechaza ese marco, los populistas del norte y del sur tendrán servida la campaña de las elecciones europeas de mayo del 2019. El “presupuesto del pueblo” –así lo ha bautizado el líder grillino Luigi Di Maio – interesará a la incipiente ala nacional-soberanista de Podemos, encabezada por Julio Anguita y Manuel Monereo.

    En Portugal, nuestros entrañables vecinos han celebrado esta semana que el paro haya bajado del 7%, por primera vez en seis años, mientras la prensa fija su atención en la nueva oligarquía de Angola, excolonia que hoy tiene intereses económicos decisivos en Lisboa. Yendo un poco más lejos, en Grecia estarán muy pendientes este fin de semana del referéndum convocado en la vecina Macedonia sobre el cambio de nombre del país, que pasaría a llamarse Macedonia del Norte. Es el pacto de la izquierda griega y macedonia (Alexis Tsipras y Zoran Zaev ) para evitar que un huracán nacionalista se apodere de sus respectivos países”

     

    “Se puede hacer bailar al elefante”

    http://www.expansion.com/empresas/banca/2018/09/29/5baf5f3e22601d10688b4605.html

    https://es.slideshare.net/liliagtorres/quien-dice-que-los-elefantes-no-pueden-bailar

    Primo Gonzalez: Los dos grandes bancos españoles, Santander y BBVA, han elegido la misma fecha para anunciar su intención de redoblar la estrategia de salto a la banca digital.  Ambos han aprovechado los respectivos relevos en la cúpula ejecutiva para  rivalizar en su confianza por el nuevo futuro de la banca, que en todo caso ya vienen practicando desde hace unos años

    https://www.republica.com/retablos-financieros/2018/09/26/giro-en-las-cupulas-de-santander-y-de-bbva/

    Pablo Ferrer: Santander. Ana, ¿qué has perdido en Italia: el bono o a Orcel?. ¿A qué se dedica Luis de Guindos en Fráncfort? . Mario Draghi no le deja meter baza en la banca española. El BBVA también ha sido protagonista, aunque por otra razón: el relevo ‘acelerado’ de Francisco González por su número dos, Carlos Torres, que tendrá que lidiar con una herencia envenenada por la exposición en Turquía. También es cierto que es una herencia a medias, porque si hubo alguien entusiasmado con la idea de entrar en aquel país -además de FG- fue, precisamente, Torres

    https://www.hispanidad.com/semana-bancaria/santander-ana-que-has-perdido-en-italia-el-bono-o-a-orcel_12004312_102.html

     

    Economiadigital.es: El BBVA descarta tirar de nombres ajenos para ocupar la consejería delegada que Carlos Torres Vila dejará vacante al asumir la presidencia ejecutiva de la entidad. El nuevo presidente del banco, que tomará las riendas a partir del 1 de enero de 2019, confía en que para entonces ya se habrá elegido quien le releve como consejero delegado, y ese nombre no será ajeno a la plantilla actual

    https://www.economiadigital.es/directivos-y-empresas/el-nuevo-presidente-de-bbva-descarta-un-numero-dos-externo_579968_102.html

     

     

    Javier Santacruz: Los retos del nuevo consejero delegado de Botín

    https://www.civismo.org/es/articulos-de-opinion/los-retos-del-nuevo-consejero-delegado-de-botin

    En este caso, Santander apuesta por reforzar su perfil de banca de inversión con una figura muy conocida en el mercado financiero como Andrea Orcel, cuya parte más destacada de su carrera la hizo en el antiguo Merrill Lynch, arquetipo de la banca corporativa anterior a la crisis. Sin embargo, lo positivo que puede generar esta señal clara hacia el mercado, choca con una preocupación inmediata que es el nivel y calidad de la ratio de capital. La banca de inversión es un negocio que intrínsecamente “quema” recursos propios por las exigencias que Basilea III establece y que entrarán plenamente en vigor en el año próximo. Precisamente por la actividad que Santander ha desarrollado históricamente en el mercado financiero, sus ratios de capital especialmente en términos fully-loaded siguen siendo modestos con respecto al sector. Por tanto, esta nueva apuesta incidiría en este mismo punto débil señalado por el mercado, y que desembocó en una ampliación de capital en 2015 nada más llegar Ana Botín a la presidencia, proceso que afrontó de forma impecable el aún CEO José Antonio Álvarez, reconociendo los puntos débiles de la entidad, algo que era desconocido hasta la fecha en esta casa. Además, el desarrollo de los acontecimientos con Popular no invita al optimismo en materia de rentabilidad y blindaje de las estructuras del Grupo por las posibles responsabilidades judiciales que se deriven en los próximos meses. La ampliación de capital de 7.000 millones y los recursos adicionales puestos por Santander es probable que no resulten suficiente para provisionar pérdidas de entre 500 millones y 2.000 millones de euros, según la última estimación de Kepler. En virtud de esta situación, ciertamente compleja, el Santander debe optar o por seguir construyendo un Grupo cuya base mayoritaria esté formado por banca comercial o bien apostar fuerte por la banca de inversión, apartando el negocio minorista de la cuenta de resultados y buscar una fórmula o vehículo que integre unidades menos rentables y los problemas múltiples en España, Reino Unido o Brasil, entre otros”

    TRUMP Y LAS ELECCIONES LEGISLATIVAS DE NOVIEMBRE EN LOS EEUU

    http://blogs.cincodias.com/caracter-independiente/2017/01/trump-puede-extender-el-ciclo-econ%C3%B3mico-americano-de-18-a-24-meses.html

    Tamara Fariñas: Las elecciones ‘midterm’, claves para Trump: qué son y por qué son tan importantes. En noviembre se renueva parte del Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos al completo, en unas elecciones que serán clave para el presidente republicano

    https://www.elconfidencial.com/mundo/2018-08-24/midterms2019-elecciones-noviembre-estados-unidos-trump_1607521/

    Idoya Noain: En las elecciones ‘midterm’,de noviembre en los EEUU se  votará toda la Casa deRepresentantes (435 escaños) y un tercio del Senado (35 de 100), así como gobernadores y legislaturas estatales también trascendentales para el futuro

    https://www.elperiodico.com/es/internacional/20180805/elecciones-legislativas-noviembre-eeuu-revalida-trump-6975187

    “Como históricamente, la participación es una clave fundamental de las ‘midterms’ (de medio mandato) donde el partido en la presidencia suele verse castigado, con una media desde la segunda guerra mundial en la que pierden 26 escaños en la Cámara Baja y cuatro en el Senado. Pero los conservadores tradicionalmente son más dados a ir a votar y Trump tiene auténticamente energizadas a sus bases. Aunque su aprobación general está en el 40% (con 55% de desaprobación), entre los republicanos disfruta de un respaldo elevado y estable, que en el último sondeo de Gallup estaba en el 87%.

    Trump ha hecho suyo el Partido Republicano y no hay prácticamente candidato conservador que se atreva a alejarse del trumpismo, incluso con temas peliagudos para algunos de sus electores como los aranceles, que pasan factura en estados agrícolas y que le han ganado el enfrentamiento con potentes donantes republicanos como los hermanos Koch. Se ha volcado plenamente en las campañas (con promesa de involucrarse aún más, “seis o siete días por semana”, conforme se acerquen los comicios).El presidente se apoya además en buenos datos macroeconómicos como el crecimiento del 4,1% en el segundo trimestre, sigue sacando partido de las cartas de políticas de identidad que explota en temas como la inmigración, donde está ejecutando sus promesas de línea dura de campaña. Inincluso tiene satisfechos a los votantes más centrados en valores, especialmente con su nominación del muy conservador juez Brett Kavanaugh para el Tribunal Supremo.

    Jan Martinez . Ahrens: Donald Trump volvería a ganar hoy las elecciones. Un año después de su victoria, el presidente mantiene casi intacto el apoyo de sus bases. Instalado en la excepcionalidad, lejos de abandonar la estrategia polarizadora que le dio la Casa Blanca, ha ahondado la fractura social para mantener activo su voto.El resultado es devastador. El 70% considera, según una encuesta de The Washington Post, que EEUU vive una división similar a la que generó la Guerra de Vietnam. Y otro tanto cree que su Administración es “disfuncional”. Todo ello redunda en una valoración por debajo del 40%, la peor de un presidente a estas alturas de mandato

    https://elpais.com/internacional/2017/11/04/estados_unidos/1509818127_017573.html

    Lavanguardia.com : Los demócratas cuentan con ventaja para las elecciones legislativas de noviembre próximo en EEUU, en las que buscan arrebatar la mayoría a los republicanos, según una encuesta del Washington Post y ABC publicada hoy.El 52 % de los encuestados afirma que prefiere a candidatos demócratas frente al 38 % que se decanta por los republicanos.

    https://www.lavanguardia.com/politica/20180904/451624575241/los-democratas-lideran-encuesta-para-las-elecciones-legislativas-de-eeuu.html

    Expansion.com : Donald Trump, rubricó el viernes la ley de presupuestos que financiará el Gobierno estadounidense hasta diciembre, evitando así el cierre parcial administrativo este 30 de septiembre, cuando se agotan los fondos actuales Aunque había dudas sobre si firmaría el proyecto de ley presupuestario ante la falta de financiación para su prometido muro con México, los líderes republicanos del Congreso le convencieron alegando las consecuencias políticas que podría suponer para su partido un cierre a pocas semanas de las legislativas

    http://www.expansion.com/economia/2018/09/29/5baeb83022601d8f168b45b4.html

     

     

     

    Carlota Garcia Encina: Noviembre electoral en EEUU

    https://blog.realinstitutoelcano.org/noviembre-electoral-en-eeuu/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+BlogElcano+%28Blog+Elcano%29

    Roger Senserich: ¿Qué podemos esperar de las elecciones legislativas americanas?

    https://politikon.es/2018/08/30/que-podemos-esperar-de-las-elecciones-legislativas-americanas-i/

    Roger Senserich: ¿Qué podemos esperar de las elecciones legislativas americanas? (I)

    https://politikon.es/2018/08/30/que-podemos-esperar-de-las-elecciones-legislativas-americanas-i/

     

    Roger Senserich: ¿Qué podemos esperar de las elecciones legislativas americanas? (II)

    https://politikon.es/2018/09/04/que-podemos-esperar-de-las-elecciones-legislativas-americanas-ii/

    Leopoldo Martinez: ¿Qué es el efecto Mueller y qué impacto tendrá en las elecciones legislativas de EEUU?

    https://alnavio.com/noticia/14796/firmas/que-es-el-efecto-mueller-y-que-impacto-tendra-en-las-elecciones-legislativas-de-eeuu.html

    BBC.com : El Juez Brett Kavanaugh & Christine Blasey Ford: 6 momentos clave de la dramática comparecencia ante el Senado del candidato de Trump a la Corte Suprema y la mujer que lo acusa de abuso sexual

    https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-45672240

    Laura Riestra: 19 cosas que tienes que saber sobre Brett Kavanaugh, el juez nominado por Trump para el Supremo

    https://www.huffingtonpost.es/2018/07/10/19-cosas-que-tienes-que-saber-sobre-brett-kavanaugh-el-juez-nominado-por-trump-para-el-supremo_a_23478335/

    Daniel Iriarte: El Comité Judicial vota a favor del juez Kavanaugh pese a las sospechas de abusos. Como aspirante a un cargo en el Tribunal Supremo, las alegaciones en su contra han cobrado una importancia inusitada. Ayer, el Senado sirvió de corte informal donde se juzgaban estos hechos

    https://www.elconfidencial.com/mundo/2018-09-28/controvertido-pasado-sexual-juez-brett-kavanaugh_1622260/

    Juan María Hernandez Puertolas: La pregunta que más le han hecho durante el verano a este improbable Tío Sam es si por fin habría impeachment (juicio y remoción del cargo) del presidente Trump, y la respuesta siempre ha sido la misma: esperemos a noviembre, pero es muy difícil. En noviembre se renueva la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado y es teóricamente posible que dichos comicios arrojen mayorías del opositor Partido Demócrata que propicien la remoción de Trump. Pero ese hecho es extraordinariamente improbable

    https://www.lavanguardia.com/internacional/20180827/451480110161/no-se-ira-hasta-el-2021-como-pronto.html

     

    Francisco G. Basterra: Trump tiene un plan y lo cumple. El mayor peligro para el presidente es la pérdida en las elecciones de medio mandato en Noviembre que viene

    https://elpais.com/elpais/2018/08/31/opinion/1535729987_071058.html

    “A favor de Trump juegan una economía que marcha avante toda: casi pleno empleo; el apoyo firme de sus bases blancas que responden bien a la polarización desatada por su administración. Y el éxito en la campaña de fake news contra la gran prensa escrita. El mayor peligro para Trump es la pérdida en las elecciones de medio mandato, en noviembre, de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, plausible, que supondría una tormenta legal de citaciones en el Congreso. Si también perdiera el Senado, muy difícil, el camino al impeachment quedaría abierto.Trump muestra una sorprendente capacidad para llevar el debate a su terreno. Cuanto más es atacado más se refuerza. Continuemos ciegos nuestro camino mesándonos los cabellos ante los tuits de Trump @arealtrump (54 millones de seguidores). A nuestra costa. Mientras él cumple su plan”

    Ricardo Mir: Trump está ganando. La marcha de la economía, sus logros políticos y el avance del trumpismo entre los republicanos refutan la narrativa de un presidente hundido

    https://www.elperiodico.com/es/internacional/20180901/trump-esta-ganando-7013503

     

     

    Jose de la Morena: La publicación de resultados  de las empresas estadunidenses está sorprendiendo positivamente. A falta de que publiquen resultados un buen número de compañías, para JP Morgan Asset Management estas cifras positivas eran necesarias para seguir considerando que la renta variable está a buen precio

    http://capitalradio.es/jp-morgan-am-ya-hora-las-empresas-dieran-buenos-resultados/

    Sandro Pozzi : El crecimiento de la economía de los  Estados Unidos repunta con solidez, a una tasa anualizada del 4,1% en el segundo trimestre, la más alta desde el tercero de 2014

    https://elpais.com/economia/2018/07/27/actualidad/1532687492_684993.html

    Sandro Pozzi : El paro en EE UU baja al 3,8% y toca el mínimo alcanzado en 2000 y 1969

    https://elpais.com/economia/2018/06/01/actualidad/1527860006_182739.html

     

    Carla Raffin : Trump quiere que las empresas presenten resultados cada 6 meses, en vez de cada tres. Considera que no tener que presentar resultados cada tres meses implicaría una mayor flexibilidad y ahorro de dinero para las empresas

    https://www.elconfidencial.com/economia/2018-08-17/trump-plantea-al-regulador-que-las-empresas-presenten-resultados-cada-6-meses_1605477/

     

     

    Lacartadelabolsa.com: Marko Kolanovic, de JPMorgan, dice que el alza de los precios de las acciones de EE. UU. y Europa ha ido en direcciones diferentes solo dos veces en los últimos 20 años. Tal como está ahora, cuando Europa se combina con Asia, la diferencia entre los índices es la más amplia que ha existido

    http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/wstreet_vs_europa_vs_asia_nunca_hubo_una_diferencia_de_precios_tan_grande

     

    David Cano (Afi): EEUU nos ha dado una lección económica a los europeos

    http://capitalradio.es/david-cano-afi-eeuu-nos-ha-dado-una-leccion-economica-los-europeos/

    .Marta Torres: La Fed contradice a Donald Trump y no ve un “elevado riesgo de sobrecalentamiento” de la economía

    http://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2018/08/24/5b8035d7ca4741a9378b4596.html

     

    David Cano : Las dudas sobre la durabilidad del ciclo en EEUU y la falta de presiones inflacionistas han frenado las presiones alcistas en los tipos de interés del dólar. Ha vuelto el apetito inversor por tipos de interés más elevados y se han empezado a recuperar las operaciones (currency carry trades) con monedas de países emergentes. Por áreas, se observa que este impulso se ha producido especialmente por Latinoamérica, donde, en media, los tipos de interés son más elevados (el caso más claro es Brasil, con niveles de TIR del orden del 12%).

    https://elpais.com/economia/2018/07/19/actualidad/1531999676_311732.html

     

    Raul Castillo : ¿A quien beneficia un dólar fuerte?. Racionalmente, que la crisis de emergentes provocada por la fortaleza del dolar se vaya de las manos no es plato de buen gusto para la economía mundial y la renta variable, pero si usted fuera de los que va ganando dinero con esta apuesta se saldría de ella en pro de salvar al mundo de una nueva crisis financiera mundial?.

    http://abcblogs.abc.es/vida-pip/2018/09/01/cui-prodest-el-tsunami-dolar-de-2018-a-nadie-le-interesa-ni-a-los-emergentes-ni-a-trump/

    “La  cosa es más grave si hablamos de las divisas emergentes como es el caso de Argentina y Turquía donde sus divisas se han depreciado más de un 50 por 100 frente al dolar. También han sufrido depreciaciones el Real Brasileño, el Rand Surafricano, la Rupia India y acabaríamos antes diciendo que divisas no han sufrido el “tsunami” dolar este 2018. Las divisas ligadas a China y a materias primas como el Dolar Australiano o el Neozelandes, así como el Yuan también han caído frente al billete verde y también por estar en la órbita de las manipulaciones cambiaras chinas y de la desaceleración económica del gigante asiático que les afecta como países suministradores de materias primas a los chinos.A nadie le interesa que siga la marcha triunfal del dolar, pero entonces ¿A quien beneficia?: A los americanos, no, desde luego, porque el encarecimiento de su divisa les perjudica en sus exportaciones y, por tanto, al final a su balanza por cuenta corriente. Ya se encarga Trump a los cuatro vientos de acusar e manipuladores cambiarios al resto de la humanidad.Australia, Nueva Zelanda, China, la Eurozona y Gran Bretaña no deberían frotarse las manos por los beneficios que les pueda traer en el corto plazo la depreciación de sus divisas: En un mundo globalizado, una crisis de países emergentes por la apreciación masiva del dolar puede provocar un terremoto en las bolsas de consecuencias no calculadas. ¿”Cui Prodest”, entonces?”

    ABC.es: Obama vuelve a la carga por primera vez desde que dejó la Casa Blanca. El expresidente ha participado en dos mítines para apoyar a los candidatos demócratas de Virginia y Nueva Jersey. Además, Obama ha aprovechado para criticar las medidas de Donald Trump. Dice que están desfasadas y que son propias del siglo pasado.

    https://www.abc.es/internacional/abci-obama-regresa-escena-politica-5619130759001-20171020025009_video.html

     

    Fernando Diaz Villanueva: Obama, otra vez

    https://diazvillanueva.com/2018/09/26/obama-otra-vez/

    “El próximo 6 de noviembre se celebran elecciones legislativas en Estados Unidos. Son las famosas elecciones de medio mandato porque caen dos años después de las presidenciales. Se renovará toda la cámara de representantes y un tercio del Senado. Habrá también elecciones a gobernador en 39 Estados, algunos de primera fila como California, Illinois, Nueva York o Florida.Toda una prueba de fuego para el presidente Trump, que gobierna plácidamente con una cómoda mayoría en la cámara baja y otra no tan cómoda pero suficiente en el Senado. El Partido Demócrata, que concluye ahora sus primarias, va a por todas. No quiere dejar un solo fleco suelto y para ello ha reelaborado su mensaje en un tono más izquierdista, ha apartado a Hillary y ha requerido los servicios de Barack Obama, que hace unos días dio el pistoletazo de salida durante el funeral del senador republicano John McCain.La irrupción de Obama en la campaña ha sido en cierto modo una sorpresa. Nadie pensaba que el ex presidente iba a colocarse de nuevo en primera línea menos de dos años después de abandonar la Casa Blanca.Obama es un personaje controvertido que genera sentimientos encontrados dentro de la sociedad estadounidense. Para buena parte del Partido Republicado es un tipo peligroso, una amenaza para la democracia, al menos tal y como la concibieron los Padres Fundadores hace ya dos siglos y medio. Para el votante demócrata, sin embargo, es el heredero natural de Franklin Delano Roosevelt, un hombre milagroso, que sacó a EEUU del marasmo en el que le había metido George Bush.A diferencia de otros presidentes demócratas como Bill Clinton, Obama no deja indiferente a nadie. Podría decirse que se le ama o se le odia y no hay mucho espacio entre medias. Se esté en un bando o en el otro todos concuerdan en que el octenio obamesco supuso un antes y un después para muchas cosas. Unos dirán que para las cosas malas, otros que para las buenas.Tras su salida de la presidencia en enero de 2017 Obama ha permanecido en silencio. Lo lógico, por lo demás, en los ex presidentes, entre cuyas funciones no figura enmendar la plana a su sucesor. No lo hizo Bush con Clinton ni Clinton con el tándem Bush-Reagan.No ha debido ser fácil porque Donald Trump no es un presidente al uso. Protagoniza polémicas, a menudo incluso las desencadena él mismo desde su cuenta de Twitter, y buena parte de su acción de Gobierno tiene como base nunca ocultada el antiobamismo.Conociendo a Obama era previsible que ese silencio autoimpuesto tuviese una fecha de caducidad que acaba de vencer con motivo de la campaña para las legislativas de noviembre. Las encuestas bendicen -una vez más- a los demócratas. En honor a la verdad esas mismas encuestas de poco le sirvieron a Hillary Clinton hace dos años. La demoscopia está muy desprestigiada por la vía de los hechos, por lo que mal hará el Partido Demócrata si se deja guiar por los maravillosos números que le ofrecen medios afines como la cadena ABC o el Washington Post.La cuestión es saber por qué Obama ha tenido que salir en auxilio de un partido que, a la vista de los sondeos, no parece necesitarlo. Quizá porque no se fían mucho de esos sondeos o quizá porque el Partido Demócrata atraviesa una crisis de liderazgo. Tras Obama llegó Hillary y luego el vacío.Los demócratas no tienen hoy por hoy a nadie con peso para hacer frente a la armada trumpista, que ha cerrado filas con el Partido Republicano tan pronto como han empezado a sonar los tambores de guerra. Obama otorga a los demócratas un aura de invencibilidad y conjura los fantasmas que surgieron tras la humillación de 2016. Esa es la principal razón por la que Obama ha saltado a la arena. A falta de capitanes competentes se sabe el único capaz de aunar voluntades, recaudar fondos y dirigir la nave.Eso y el hecho que a nadie se le oculta de que los Obama no pretenden esfumarse del escenario tan pronto. Suenan con fuerza dos candidaturas demócratas para las presidenciales de 2020, las dos femeninas. Por un lado la de Chelsea Clinton, hija de Hillary y Bill, que lleva desde hace dos años dejándose querer. Por otro la de Michelle Obama que, en opinión de muchos, fue el auténtico poder en la sombra durante los años de su marido en la Casa Blanca.Tanto para una como para la otra es preciso mantener vivo el apellido Obama en la mente del electorado, aunque no tanto por el pasado como por el futuro. Si se presenta Chelsea la hará cabalgando sobre el legado de Obama al que está unido su madre. Si lo hace Michelle su mensaje será de pura continuidad con el obamismo interrumpido accidentalmente por un inexplicable traspiés en noviembre de 2016.Claro, que para las elecciones presidenciales aún falta mucho. Antes tendrán que sortear el escollo de las legislativas, de las que en última instancia depende que el Partido Demócrata se presente en 2020 como una apisonadora o como un viejo tractor averiado. De la ahí la importancia de la cita de noviembre. Trump se la juega sí, pero Obama arriesga mucho más.Los demócratas tienen actualmente 193 diputados en la Cámara de Representantes. Necesitan 23 más para hacerse con la mayoría absoluta y, con ello, de la principal cámara legislativa. Esos 23 escaños van a tener que sacarlos de circunscripciones complicadas en Florida y el Rust Belt, que hoy son feudos trumpistas.¿Es Obama el señuelo adecuado? A la luz de los hechos no lo parece. Cuando Obama dejó el cargo el Partido Demócrata se encontraba en uno de los momentos más bajos de su historia. Durante sus dos mandatos no sólo quedó en minoría en las dos cámaras, sino que el partido perdió el control de doce Estados.De los 50 Estados de la unión sólo 16 están en manos demócratas. Cierto que mantienen el Gobierno en Estados importantes como California, Nueva York o Pensilvania, pero hace tiempo que se despidieron de otros como Illinois, Ohio o Indiana. Hace diez años, cuando Obama llegó al poder, los demócratas gobernaban en 28 Estados, desde entonces no han hecho más que perder influencia y penetración local.¿Fue todo culpa de Obama? Obviamente no. Algunos Estados se perdieron por la incapacidad manifiesta de sus gobernantes demócratas. Ídem con los representantes, pero la influencia del obamismo sobre el partido no fue precisamente positiva. Puede tratar ahora de recuperar el tiempo perdido y mitigar parte del daño que le causó al partido años atrás. Pero eso es tan sólo una hipótesis que tendrá que ser refrendada en las urnas”

     

     

     

     

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    BEVETE PIÙ LATTE

     

    Hacía tiempo que no revisitábamos a la canción italiana. Vale, de momento me contento con estas dos secuencias cortitas del mediometraje Le tentazioni del dottor Antonio, el esquech (sketch, en su versión original) de Federico Fellini en la película colectiva Boccaccio ’70, estupenda visión de la Italia de los años 70, claro, aunque era de 1962. La proveedora del latte era Anita Ekberg.

    Bevete più latte, de Nino Rota:

    https://youtu.be/WNNf6MiLz2E?list=RDWNNf6MiLz2E


    https://youtu.be/q9tgSzBGk2g

    LA  AGENDA del ENSAYO  de Margarita Vidal

    Librería Alejandría www.alejandriapozuelo.com

    Alfred Döblin: Noviembre de 1918 (Burgueses y soldados; El pueblo traicionado; El regreso de las tropas del frente; Karl y Rosa)

    https://www.revistadelibros.com/resenas/noviembre-de-1918-de-alfred-doblin

     

    Rodolfo Wash: Operación masacre

     

    http://mariazarateblogspotcom.blogspot.com/2010/06/critica-de-la-obra-operacion-masacre-de.html

    INFORMACIONES & OPINIONES VARIAS DE ACTUALIDAD

    Antonio Papell : El miedo a la otredad

    http://www.bolsamania.com/analytiks/2018/09/26/el-miedo-a-la-otredad/

    “Los escenarios de conflicto están muy a la vista: los países del este de Europa, que se han incorporado recientemente a la comunidad occidental, que han dado un salto económico espectacular en poco tiempo y que deberían disfrutar de las libertades recién sobrevenidas, que prosperan material e intelectualmente a gran velocidad, están ensimismados, temerosos de que una presión migratoria sobrevenida desde entornos culturales diferentes enturbie su identidad, amenace sus rutinas, interfiera en sus inercias y en sus ritos sociales ancestrales.En Alemania, este fenómeno es especialmente inquietante, aunque hay otros países de Europa también contaminados. En 2015, Merkel, en un alarde de grandeza que no debemos olvidar, permitió la entrada en el país de 890.000 refugiados —son cifras oficiales—, particularmente de Siria, Irak y Afganistán, personas que huían de dramáticos conflictos y que salvaron así la vida. Hoy, en un magnífico ejemplo de generosidad que la redime de su pasado, Alemania acoge a algo más de 12 millones de extranjeros, el 14,7% de los cerca de 83 millones de habitantes del país. Y la reacción del populismo xenófobo está siendo brutal. La ultraderechista Afd ha superado ya el 12% de los votos y cada vez son más fuertes las organizaciones neonazis. En Italia, el populismo está en el poder gracias al miedo de la sociedad italiana a una inmigración sin control. Y en España, el problema, liviano toda vía, asoma con inquietante turgencia.En definitiva, en unas sociedades opulentas como las nuestras, la estabilidad creativa no peligra por la falta de acogida del sistema a los ciudadanos autóctonos (existen recursos y capacidades para hacerlo sin demasiadas perturbaciones) sino por ese miedo atávico y completamente irreal al que llega de fuera, supuestamente a cambiarnos la vida y apoderarse de lo nuestro. Estamos poniendo en riesgo los grandes y acogedores valores democráticos para impedir que se instalen junto a nosotros personas con las que el diálogo cultural y político es más difícil, y con las que el mestizaje requeriría un esfuerzo singular. Pero con las que es posible establecer, a poco que nos esforcemos, una magnífica relación.El conflicto catalán, que se ha enquistado, tiene de hecho un origen muy semejante: el nacionalista actúa reactivamente contra lo que entiende como un intento de asimilación que el otro practica contra su cultura. Y en ese altar cargado de simbólico miedo hay que sacrificar la ética, la historia, la convivencia, la razón y la prosperidad. El clan se impone a la especie. La horda al esplendor de las civilizaciones complejas. El fecundo mestizaje cede ante la castradora y cómoda consanguinidad. No deberíamos seguir por ese camino”

    ue Feas: Oposiciones: la azarosa construcción de la función pública

    http://blognewdeal.com/enrique-feas/oposiciones-la-azarosa-construccion-de-la-funcion-publica/

    “n el libro Kluge: La azarosa construcción de la mente humana, Gary Marcus explica cómo el proceso evolutivo del cuerpo humano no aspira a la perfección: así como hay elementos con un diseño casi perfecto –como las manos–, otros –como los ojos o el aparato reproductor masculino– presentan un diseño bastante chapucero. Lo que pasa es que funcionan (un kludge o kluge en inglés es justo eso: un apaño, una solución chapucera pero funcional). Y si han sobrevivido dentro del cuerpo humano con su torpe diseño es precisamente porque cumplen adecuadamente su cometido, y otros órganos más elegantes pero menos funcionales no han pasado el filtro darwiniano.Algo similar sucede con las oposiciones como método de acceso a la función pública: son métodos muy anticuados y probablemente no muy eficientes, como periódicamente se nos recuerda. Pero han sobrevivido en el sistema de la Administración porque son eficaces, es decir, cumplen adecuadamente dos importantes funciones: permiten una selección esencialmente meritocrática –evitando el amiguismo y el nepotismo– y proporcionan candidatos con un alto nivel de conocimientos a un bajo coste para la Administración –aunque no necesariamente para la sociedad–. ¿Hay mecanismos alternativos más eficientes? Tal vez, pero cualquier alternativa ha de funcionar dentro de un cuerpo que ya existe: mejorar el diseño del sistema de acceso sin reformar a fondo la Administración puede implicar sustituir un kluge o apaño funcional por una hermosa solución disfuncional. Respecto a la meritocracia, existen pocas dudas de que, en el caso de exámenes públicos orales frente a Tribunales variados –como es el caso de las oposiciones a altos funcionarios, en la que nos centramos, y que son las que el autor [1] conoce mejor–, la probabilidad de que apruebe alguien no preparado es muy reducida. Seguramente hay personas preparadas que no acceden, pero no accede nadie que no esté preparado, ya sea un humilde desconocido o el hijo de un influyente personaje. La publicidad del examen dificulta la arbitrariedad, y el hecho de que muchos hijos sigan la profesión de sus padres no tiene por qué ser un signo de nada que no ocurra en otros ámbitos: ¿es una jueza hija de jueza mucho más frecuente que una catedrática hija de catedrática o una abogada hija de abogada? Con una diferencia: los hijos de abogados lo tienen más fácil que los hijos de jueces para seguir la profesión de sus padres, porque en el segundo caso tendrán en cualquier caso que aprobar una oposición.En este sentido, se señala que esta meritocracia no es universal, sino que tiene lugar dentro de un subconjunto elitista de la sociedad: los capaces de sufragar una larga y costosa preparación. Eso es cierto, pero con dos matices. En primer lugar, no es un problema exclusivo de las oposiciones, ya que tampoco es fácil sufragar varios años de doctorado en una de las mejores universidades (las estadounidenses ofrecen préstamos con cargo a sueldos futuros), ni un máster en una escuela de negocios prestigiosa, ni un examen de MIR. Toda formación superior es siempre costosa, y como inversión que es, rara vez está garantizada. La solución del modelo universitario español, que implica tasas universitarias reducidas para todos –hasta para los más ricos– no es precisamente progresiva ni barata. Quizás la forma de ampliar el ámbito de la meritocracia en cualquier ámbito de la educación superior es ofrecer becas y ayudas financieras (incluidos préstamos contingentes) para que los buenos estudiantes motivados pudieran acceder a financiar sus años de estudio.Se suelen criticar los supuestos méritos alegando que las oposiciones a altos funcionarios son meros ejercicios memorísticos, pero lo cierto es que a menudo se exagera la importancia de la memoria. No porque no sea necesaria –ningún proceso de aprendizaje puede prescindir de ella–, sino porque, contrariamente a lo que se piensa, los temarios de las grandes oposiciones no son textos canónicos, sino meras guías de referencia que los opositores, a partir de un acervo común, pueden adaptar a su forma de explicar. Por otro lado, la mera memoria no es suficiente: todas las grandes oposiciones constan de varios ejercicios (orales y escritos), entre los cuales siempre existen algunos prácticos (dictámenes jurídicos o económicos) que impiden que apruebe alguien que no haya asimilado bien los conocimientos. A ese filtro se añaden las preguntas del Tribunal que siguen a cualquier exposición oral, y que permiten filtrar a los aspirantes que se han limitado a memorizar contenidos. Otra cosa es que muchos temarios están sin duda muy anticuados y requieren superar muchas inercias históricas, pero siempre partiendo de unos mínimos y amplios conocimientos básicos –simplificar en exceso también va en detrimento del prestigio de la Administración, al igual que es difícil obtener el tenure de los profesores en las universidades anglosajonas–. Nadie quiere que le opere un cirujano o le juzgue un juez que no haya demostrado primero un gran conocimiento de su materia. También es cierto que la formación de los altos funcionarios debería incluir muchas más habilidades, no solo estrictamente académicas, pero eso es relativamente fácil de subsanar.La segunda de las ventajas de las oposiciones actuales es que seleccionan eficazmente individuos con un alto nivel de conocimientos a un bajo coste para la Administración. Como contrapartida, el coste es alto para la sociedad, en forma de mantenimiento de un gran número de personas improductivas durante varios años. Ciertamente, ningún conocimiento es baldío, y muchos aspirantes que no superan las oposiciones lo aprovechan en despachos, consultoras y otras empresas –aunque el hecho de no ser reglado añade algunas dificultades–, pero es innegable que la Administración traslada ese coste a la sociedad. Dicho esto, si se alega que las oposiciones solo las hacen los más favorecidos, entonces también serían ellos quienes más asumirían el coste.¿Cómo podría articularse una alternativa más eficiente que simplificara el acceso, pero garantizara la meritocracia (a ser posible, universalizándola) y redujera el coste total? No es tarea fácil. Así, si se sustituyen los exámenes de acceso por tests estandarizados de capacidad, entonces la Administración habrá de proporcionar toda la formación y asumir su coste. Para ello se ha propuesto a veces la creación en España de una Escuela Nacional de Administración, siguiendo el modelo francés. Pero los franceses requieren para acceder a esta escuela entre uno y dos años de estudios (que también tienen que financiar) y menos del 10% de los que acceden son de origen humilde. La mayoría de los enarcas proviene de París o de cerca de París, entre otras cosas porque es allí donde están los ministerios y donde hay que residir si se trabaja como alto funcionario, lo cual a menudo desincentiva a los candidatos de provincias no dispuestos a trasladarse (probablemente algo de esto hay en el sesgo regional de los altos funcionarios españoles que se analizaba recientemente en Agenda Pública, aparte de cuestiones específicas en el caso de comunidades con un mayor peso nacionalista). La ENA también ha recibido críticas por su elitismo y porque su formación es demasiado generalista, así como por su coste –estimado en unos 170.000 euros por alumno, en dos años de formación–. Así pues, no solo se trata de crear una ENA española, sino un modelo distinto y mejor que el francés (elitista y encima sufragado por todos los ciudadanos). Por otro lado, si lo que se quiere es no solo atraer a gente muy preparada, sino a los mejores, entonces no solo habrá que simplificar y mejorar el sistema de acceso (que se alega a veces, no siempre con datos, para demostrar que la Administración se pierde a los mejores), sino pagar a los altos funcionarios sueldos que compitan con los del sector privado.La realidad es que la Administración española requiere una profunda reforma, tantas veces anunciada y nunca acometida. La formación en el puesto de trabajo y las oportunidades de desarrollo de la carrera profesional dejan mucho que desear; el abanico salarial es escaso y los complementos de productividad se asocian al nivel profesional y no a la responsabilidad y al esfuerzo dentro de cada categoría profesional; los mecanismos de disciplina –que ya hoy permiten la separación del servicio en caso de falta grave– no se aplican prácticamente nunca, ni siquiera en casos flagrantes de absentismo laboral; la politización es creciente, y cada vez se busca más la aportación técnica de los funcionarios no para poder tomar la mejor decisión política –coincidente o no con la técnica–, sino para justificar y evitar la responsabilidad de las malas decisiones políticas. Todas esas cosas, y muchas más, requieren una profunda reforma, porque no funcionan.Las oposiciones, por el contrario, quizás no sean eficientes, pero funcionan en el marco actual. Lo que hay que reformar es la Administración en su integridad, pero simplificar la forma de acceso sin cambiar los mecanismos de control, formación y despolitización es peligroso. Terminar con el “kluge” de las oposiciones corre el peligro de sumar a todos los defectos de la Administración una selección de altos funcionarios sujeta a peligrosas o cambiantes valoraciones de méritos, a favores políticos o personales, o a procesos opacos.Mientras tanto, sería muy recomendable seguir recopilando estadísticas cada vez más detalladas sobre aspirantes de oposiciones a cuerpos de la administración por extracto social, antecedentes familiares, motivaciones, y otros datos que permitan hacer un análisis comparativo con otros países, con rigor y sin prejuicios (de la abundancia de funcionarios ex-altos cargos –muy vinculada al sistema de incompatibilidades– hablaremos otro día). Porque lo cierto es que, si al soldado el valor se le supone, al funcionario rara vez se le presume vocación alguna de servicio público, sino aversión al riesgo, falta de iniciativa, conformismo o extraños rasgos de personalidad. La realidad, como siempre, es bastante más compleja”

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos 

     

    Manuel.portelap@gmail.com

    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA Www.agendadeprensa.org

     

    Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse. La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

    Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

    Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:

    manuel.portelap@gmail.com

     

     

  • La conexión entre Villarejo y Moncloa.com, la web que utiliza para vengarse

    https://www.publico.es/politica/conexion-villarejo-y-moncloa-com-web-utiliza-vengarse.html

    Milagros Martin : Quién está detrás de ‘moncloa.com’

    https://www.elindependiente.com/tendencias/comunicacion/2018/09/26/quien-detras-moncloa-com/

    Patricia Lopez: La mujer de Villarejo advirtió en julio de que tenían información sobre jueces y políticos

    https://www.publico.es/politica/cloacas-interior-mujer-villarejo-aviso-julio-tenian-informacion-miembros-justicia.html

     

    Ignacio Camacho : El presidente sabe que no podría encajar una tercera baja en su equipo y sostendrá a Delgado hasta que le hagan «un Cifuentes» sacándole otra cinta u otro vídeo. También en eso ha asumido el manual de resistencia que antes le parecía un hábito desaprensivo. Cuánto habría durado un ministro de derechas que pronunciase esos comentarios despectivos sobre la homosexualidad o el feminismo. Pero los espejos del poder están construidos con un azogue de autocomplacencia y narcisismo, un material diseñado para ocultar el reflejo de cualquier vicio. Y no permiten apreciar que no hay un solo defecto de los que denostaba en sus rivales políticos que no haya copiado en tiempo récord este Sánchez acostumbrado a saquear contenidos de libros

    https://www.abc.es/opinion/abci-espejos-oscuros-201809271308_noticia.html

     

    Jose Oneto : Sánchez mantiene a la Ministra de Justicia para no convocar elecciones

    https://www.republica.com/viva-la-pepa/2018/09/26/sanchez-mantiene-a-la-ministra-de-justicia-para-no-convocar-elecciones/

    Marcello : El País’ protege a Sánchez, Delgado y Garzón

    https://www.republica.com/las-pesquisas-de-marcello/2018/09/27/el-pais-protege-a-sanchez-delgado-y-garzon/

     

     

    Lavanguardia.com : Sánchez avisa: “Si se prioriza el conflicto a la cooperación, se acaba la legislatura

    https://www.lavanguardia.com/politica/20180927/452056840014/pedro-sanchez-pp-cs-si-se-prioriza-conflicto-cooperacion-legislatura-acaba.html

    Elconfidencial.com : Iglesias habla con Sánchez para pedirle la dimisión de la ministra Delgado. Aunque Podemos reclame la salida del Gobierno de la titular de Justicia, eso no afectará a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado

    https://www.elconfidencial.com/espana/2018-09-27/iglesias-sanchez-dimision-delgado-gobierno_1621704/

     

    Enric Juliana: Al Gobierno bonito le están poniendo una cara nueva, puesto que carece de la suficiente fuerza de disuasión. Es bonito –lo era en junio– pero no es amenazador. Un Gobierno es fuerte si tiene una mayoría estable en el Parlamento, si las encuestas le sonríen y si posee capacidad de disuasión. Los tres factores están interrelacionados. El Gobierno de los 84 no tiene una mayoría estable, las encuestas no le van mal (hasta ayer) y tiene muy poca capacidad de disuasión, puesto que no puede amenazar a sus adversarios con un largo periodo de toma de decisiones. El Gobierno de los 84, embrión de una hipotética alianza de izquierdas, tiene numerosos enemigos, dentro y fuera del Parlamento. Tiene grandes adversarios y le ha estallado en la cara el escándalo más grave de todos: el desafío de una inquietante célula mafiosa que había logrado instalarse en el corazón del Estado.Sánchez descubre estos días los límites de la política de imagen y los riesgos de fiarlo todo al discurso de la superioridad moral.

    https://www.lavanguardia.com/opinion/20180928/452060020136/escandalo.html

    Jose Maria Marcos:  “Las soluciones para España son el federalismo y una reforma de la Constitución”. La Asociación por una España Federal propone superar el modelo autonómico y que el Senado sea “una Cámara territorial auténtica”

    https://elpais.com/politica/2018/09/25/actualidad/1537869085_711072.html

    Artur Zazon : Fomento promete que el Corredor Mediterráneo estará en servicio en 2021

    http://www.expansion.com/economia/2018/09/27/5bacbc7c468aebe8608b45f4.html

     

     

     

     

    Primo Gonzalez; Los dos grandes bancos españoles, Santander y BBVA, han elegido la misma fecha para anunciar su intención de redoblar la estrategia de salto a la banca digital.  Ambos han aprovechado los respectivos relevos en la cúpula ejecutiva para  rivalizar en su confianza por el nuevo futuro de la banca, que en todo caso ya vienen practicando desde hace unos años.  Los nuevos protagonistas de la banca digital, que están surgiendo como setas en el mundo desde hace unos años, amenazan a los bancos tradicionales con arrebatarlas una parte de su clientela, lo que está obligando a estos a redoblar sus  esfuerzos por satisfacer las nuevas demandas de la clientela bancaria, cada vez menos interesada por acudir a las tradicionales oficinas, cuyo despliegue, entre tanto, está siendo recortado a marchas forzadas.

    https://www.republica.com/retablos-financieros/2018/09/26/giro-en-las-cupulas-de-santander-y-de-bbva/

    Cristina G. Bolinches: BBVA esquiva al BCE al nombrar a Torres presidente pese a la directriz de Fráncfort. En España, las entidades mantienen disparidad de criterios. Santander y Bankia, por ejemplo, también dan poder ejecutivo a sus primeros espadas

    https://www.lainformacion.com/empresas/bbva-desafia-al-bce-al-nombrar-a-torres-presidente-pese-a-la-directriz-de-francfort/6411626

    Diego molpeceres: El Gobierno publica este sábado los bienes de todos los ministros y altos cargos desde 2014 . En total saldrán a la luz cerca de 1.500 declaraciones de bienes de altos cargos y miembros del Gobierno no sólo de Pedro Sánchez sino también de la etapa de Mariano Rajoy

    https://www.vozpopuli.com/politica/ministros-declaraciones-bienes-gobierno-pedro-sanchez_0_1176483171.html

    Vozpopuli.com : El Pleno del Tribunal Constitucional ha decidido  por unanimidad denegar la petición realizada por la expresidenta del Parlament de Cataluña Carme Forcadell de suspender su situación de prisiónprovisional acordada por el juez  Pablo Llarena y confirmada posteriormente por la Sala de lo Penal del mismo tribunal.El tribunal de garantías explica en un auto que la suspensión cautelar de una resolución impugnada en amparo es una “medida provisional de carácter absolutamente excepcional y de aplicación restrictiva”

    https://www.vozpopuli.com/politica/Constitucional-rechaza-libertad-provisional-Carme-Forcadell_0_1176483190.htiopuiuiiooml

    Juan Laborda: Pensionistas españoles, ¡ojo avizor con Bruselas! . La Comisión Europea parece que renuncia a exigir a los Estados miembro la existencia de pensiones públicas suficientes. A cambio propone complementar/sustituir las pensiones públicas con fondos de capitalización

    https://www.vozpopuli.com/opinion/Pensionistas-espanoles-ojo-avizor-Bruselas_0_1175583446.html

    Javier Nicolás: Rusia aprueba subir la edad de jubilación hasta casi la esperanza de vida

    http://www.elmundo.es/internacional/2018/09/27/5bace20ce5fdea3b5b8b4698.html

    Kiko Llaneras: El CIS se ve obligado a explicar la ‘cocina’ de su encuesta. El nuevo presidente, José Félix Tezanos, defiende sus nuevos métodos de estimación que los expertos califican de “burdos” y de “calidad precaria”

     

    https://elpais.com/politica/2018/09/27/actualidad/1538071871_763849.html

     

     

    Martin Wolf: Cómo salvar la democracia liberal

    http://www.expansion.com/opinion/2018/09/27/5babe5b622601d4c138b461f.html

     

    “El  compromiso con las reglas de la democracia liberal está en retirada incluso en las democracias consolidadas. Nada en exceso”. Este lema, también conocido como “justo medio”, aparecía escrito en el antiguo santuario de Delfos. Ese control tiene una relevancia crucial para la preservación de la democracia liberal, que es una frágil síntesis de libertad personal y comportamiento cívico. En la actualidad, hay que recuperar el equilibrio entre estos dos elementos.Larry Diamond, de la Universidad de Stanford, ha expuesto que la democracia liberal presenta cuatro elementos necesarios y convenientes: elecciones libres y justas; la participación activa del pueblo, como ciudadanos; la protección de los derechos civiles y humanos de todos los ciudadanos; y un Estado de derecho que trata por igual a todos los ciudadanos. La principal característica del sistema son las restricciones que impone a los gobiernos y, por lo tanto, a la mayoría: toda victoria es temporal.Resulta fácil entender por qué es tan frágil este sistema. En la actualidad esa verdad, por desgracia, no es teórica. En su informe de 2018, Freedom House, una prestigiosa organización estadounidense sin ánimo de lucro financiada con fondos federales, manifestó que: “La democracia está en crisis. Los valores que encarna -sobre todo el derecho a escoger a los líderes en elecciones libres y justas, la libertad de prensa, y el Estado de derecho- son objeto de ataque y están en retirada en todo el mundo”. Esta “recesión democrática”, como la ha denominado Diamond, no se limita a las naciones emergentes o a los antiguos países comunistas, como Hungría o Polonia. El compromiso con las reglas de la democracia liberal, incluido el derecho al voto y la igualdad de derechos para todos los ciudadanos, está en retirada incluso en las democracias consolidadas, incluido Estados Unidos. ¿A qué se debe esto?En un reciente libro, El pueblo contra la democracia, y en un artículo anterior, Yascha Mounk de la Universidad de Harvard sostiene que tanto el “liberalismo antidemocrático” como la “democracia antiliberal” amenazan la democracia liberal. Bajo lo primero, la democracia es demasiado débil: se sacrifican los lazos sociales y la seguridad económica en el altar de la libertad individual. Bajo la segunda, el liberalismo es demasiado débil: el poder queda preso de demagogos que gobiernan en nombre de una mayoría enfadada, o al menos de una minoría grande, a la que se le dice que son el “verdadero pueblo”. El liberalismo antidemocrático acaba en el gobierno de la élite. La democracia antiliberal, en el gobierno autocrático.Además, Mounk sostiene que el liberalismo antidemocrático, especialmente el liberalismo económico, explica en gran medida el auge de la democracia antiliberal. Apunta al papel de los bancos centrales independientes y al hecho de que el comercio se rija por acuerdos internacionales salidos de negociaciones secretas llevadas a cabo dentro de instituciones remotas. En EEUU, señala también, tribunales no electos han tomado decisiones sobre muchos asuntos sociales polémicos. En áreas como los impuestos, los representantes electos mantienen una autonomía formal. Pero la movilidad global del capital restringe la libertad de los políticos, reduciendo las diferencias reales entre los partidos tradicionales del centro-izquierda y el centro-derecha.Ese liberalismo antidemocrático explica hasta cierto punto la democracia antiliberal. Seguramente sea cierto que la economía liberal no ha ofrecido lo que se esperaba de ella, y la crisis financiera supuso un golpe especialmente severo. Un aspecto de ese liberalismo, la inmigración, ha convencido, como argumenta el escritor David Goodhart en su libro The Road to Somewhere (el camino hacia alguna parte), a mucha “gente de alguna parte” -los que viven anclados a un lugar- de que están perdiendo su país frente a extranjeros poco gratos. Además, instituciones que representaban a la mayoría de la gente común y corriente -sindicatos y partidos a la izquierda del centro- ya no existen o han dejado de cumplir su cometido. Finalmente, la política ha quedado a cargo de la “gente de mundo” -aquellos con libertad de movimiento y un alto nivel educativo-.Thomas Piketty sugiere que una “izquierda bráhmana” y una “derecha mercantil” dominan ahora la política occidental. Estos grupos pueden presentar profundas diferencias entre ellos, pero ambos están comprometidos con el liberalismo -social, en el caso de los brahmanes y económico, en el caso de los mercantiles-. El pueblo se ha dado cuenta.Un aspecto a destacar es que aunque el liberalismo antidemocrático haya ido demasiado lejos de lo deseado por una gran parte de los votantes, ese liberalismo no es sólo económico: no se trata únicamente de neoliberalismo. Además, poco tiene que ver con todopoderosas instituciones internacionales, con la excepción discutible de la Unión Europea. De hecho, la prosperidad que desean los países de altos ingresos está muy ligada al comercio internacional. Esto, a su vez, implica necesariamente más de una jurisdicción. Un futuro que no incluya la cooperación internacional en materia de regulaciones e impuestos transfronterizos no será fructífero. Esto es algo que también hay que reconocer.La idea de que la dimensión económica del liberalismo antidemocrático ha desviado a la gente hacia la democracia antiliberal es exagerada. Lo cierto es que el liberalismo económico mal gestionado contribuyó a desestabilizar la política. Esto ayuda a explicar la reacción nacionalista en los países de altos ingresos. Sin embargo, el tipo de democracia antiliberal que presenciamos en Hungría o Polonia, que tiene sus orígenes en sus respectivas historias, no es un desenlace inevitable en las democracias consolidadas. Será difícil que Donald Trump se convierta en una versión estadounidense de Viktor Orban en Hungría.Pero no podemos ignorar las presiones. Es imposible que las democracias ignoren el enfado y la preocupación generalizados entre la opinión pública. Las élites tienen que fomentar algo menos el liberalismo, mostrar algo más de respeto por los lazos que unen a los ciudadanos y pagar más impuestos. La alternativa, permitir que una gran parte de la población se sienta desamparada, es demasiado peligrosa. ¿Es concebible semejante reequilibrio? Esa es la gran pregunta”

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

     

    BEETHOVEN: EL NUEVO CUARTETO

     

    Con el Cuarteto opus 18 número 1, de 1798-1800 (contemporáneo de las sonatas para piano números 9 y 10, y de los primeros esbozos de la primera sinfonía), Beethoven cambia por completo la perspectiva del cuarteto de cuerda desde la cumbre a la que lo habían llevado Mozart, del que no conocemos cuartetos más allá de 1790 (K590) y Haydn, cuyos últimos cuartetos op. 76 y 77 (de los que hemos oído algo) son de 1797-98. Es decir, superada la “época clásica” del cuarteto de cuerda, aquí empieza lo que podíamos llamar su “época romántica”. Vamos al Op. 18 número 6, que dura 23 minutos. Si no, escuchen el primer movimiento, que dura 4’20” y reserven el resto para cuando tengan tiempo. O pasen directamente al cuarto movimiento, La malinconia, en el minuto 14’24”. Indica Beethoven en la partitura al principio de este movimiento: Questo pezzo si deve suonare delicatissimamente e senza sordino. Sean ustedes capaces de apreciarlo y disfrutarlo en esta grabación histórica de uno de los mejores cuartetos de la historia de la música, el británico Cuarteto Amadeus: Norbert Brainin, Siegmund Nissel, violines;
Peter Schidolf, viola yMartin Lovett, cello.

     

    Beethoven, Cuarteto op.18, nº 6, Amadeus Quartet, París, 1969

    https://youtu.be/wISzKSDjXgE

     

     

     

    LA  AGENDA del ENSAYO  de Margarita Vidal

    Librería Alejandría www.alejandriapozuelo.com

    Jorge Lafuente del Cano: Leopoldo Calvo-Sotelo y Europa. Historia de una convicción política y económica

    https://www.revistadelibros.com/resenas/leopoldo-calvo-sotelo-y-europa?&utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=nl20180912

     

     

    Adam Tooze: Crash: Cómo una década de crisis financieras ha cambiado el mund

     

     

    https://mondiplo.com/liberales-contra-populistas-una-division-enganosa

    Compartiendo lecturas  con Carmen Marcos

    Librería Sancho Panza libreriasanchopanza@hotmail.com

    Compartiendo lecturas con Carmen Marcos

     

    La recién editada obra Lo que te pertenece es la primera novela de Garth Greenwell (EEUU, 1978) aunque uno de los tres capítulos del libro fue editado previamente en EEUU como “nouvelle” y obtuvo éxito y diversos premios. Es una novela en la que los protagonistas son homosexuales pero, como dice su autor, no es solo para homosexuales ya que de lo que habla fundamentalmente es de la fuerza difícilmente controlable del deseo. Novela para no perderse.La Retornada de Donatella Di Pietrantonio (Italia, 1963) cuenta el difícil proceso de adaptación de una adolescente de 13 años que es devuelta a su hogar biológico, desconociendo el motivo de su retorno igual que desconocía su situación de acogida anterior.  

     

    Garth Greenwell: Lo que te pertenece

     

    Idioma original: Inglés

    Traductor: Javier Calvo

    Nº de páginas: 220

     

    El protagonista es profesor de inglés en Sofia, ciudad a la que se ha trasladado escapando de su entorno y su pasado en Estados Unidos. No esconde su homosexualidad y ocasionalmente busca y encuentra parejas en las redes sociales, en baños públicos… Precisamente allí conoce a Mitko, joven y atractivo búlgaro que vive de los intercambios sexuales. Se inicia una relación intermitente, ambigua y adictiva, no exenta de ternura, pero en la que el sexo y el deseo incontrolable se hacen protagonistas. El autor, hablando de su obra en unas declaraciones que recogía El País (22/09), expresaba así la fuerza del deseo y el sexo:

    “Me fascina el sexo como ese crisol donde nuestras contradicciones se someten a una tremenda presión… ese espacio…donde se cruzan la generosidad y el egoísmo, nuestro animal y nuestro yo más profundo y espiritual”

    Es una hermosa novela, tranquila, sin excesos ni artificios, en la que el deseo y la culpa se entrelazan y en la que el pasado y la infancia del protagonista, agazapados, reaparecen entre emociones encontradas de rabia, de ternura, de asombro. Los personajes están muy bien construidos y la prosa es muy poética y bella. Al autor le gustaría que su novela enlazase con el hilo que establecieron autores como Walt Withman, Lezama Lima, Jean Genet o Manuel Puig y define esta obra como  “una conversación con autores de la tradición gay”.

    https://www.pressreader.com/spain/el-pa%C3%ADs/20180922/282660393338762

     Entrevista de JesúsRúiz Mantilla

    https://en.wikipedia.org/wiki/Garth_Greenwell

     (Biografía)

     

     

    Donatella Di Pietrantonio:

    La retornada

     

     

    Idioma original: Italiano

    Traductor: Miguel García

    Nº páginas: 246

     

    Una adolescente de 13 años es devuelta a su familia biológica sin que ella sepa el porqué. Pasa de ser la única hija de una familia acomodada a ser una más (son 6 hermanos) en su nuevo hogar, pobre, oscuro y que funciona con códigos que no controla y que le resultan bastante incomprensibles. Esta sugerente historia, de escritura sencilla y fácil lectura, tiene su mayor atractivo no tanto en el personaje de la protagonista –cuyo nombre no llegamos a conocer (un buen símbolo de su pérdida de referencias)-, sino en el de su nueva hermana más pequeña, Adriana, a quien se puede catalogar como una superviviente en un mundo inhóspito, que se convierte en su protectora y referencia afectiva. Es un tipo de libro y de escritura que me ha recordado a “Una amiga estupenda” (y siguientes) de Elena Ferrante.

    https://it.wikipedia.org/wiki/Donatella_Di_Pietrantonio (Biografía

     

    SANCHEZ QUIERE GOBERNAR CON LOS MISMOS SOCIOS , PERO CON LOS PRESUPUESTOS DE RAJOY

    https://www.publico.es/economia/sesion-control-calvino-dice-le-habria-gustado-heredar-situacion-diferente-unica-opcion-subir-impuestos.html

    Cincodias.com : Sánchez dice que si tiene que presentar un presupuesto con el déficit del PP, lo hará. Reprocha a PP y Ciudadanos que se opongan a un nuevo techo de gasto que permite mayor flexibilización

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/09/27/mercados/1538066865_388510.html

    Eleconomista.es: Sánchez pide a Podemos y resto de socios que apoyen unos Presupuestos marcados por el PP de Rajoy

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/9415601/09/18/Sanchez-comienza-asumir-que-los-Presupuestos-llevaran-los-objetivos-de-deficit-del-Gobierno-de-Rajoy-.html

    Ivan Gil : Sánchez tendrá que ganarse por separado el apoyo a los PGE de En Marea y En Comú. Reiniciar la transferencia de competencias y una ‘Agenda gallega del cambio’, en el caso de En Marea, y acuerdos en materia de infraestructuras, en el caso de los ‘comuns’, serán sus exigencias

    https://www.elconfidencial.com/espana/2018-09-28/sanchez-negociaciones-presupuestos-en-marea-en-comu_1621954/

     

    Anabel Diaz: El Ejecutivo de Pedro Sánchez no tira la toalla en su pretensión de tener sus propios Presupuestos con un margen extra de 6.000 millones de euros tras la nueva meta de déficit pactada con Bruselas. Para ello ha pedido una reunión extraordinaria de la Mesa del Congreso de los Diputados  que se celebrará esta mañana, en la que los socialistas solicitarán una tramitación urgente de la reforma de la ley de estabilidad presupuestaria. Todo apunta a un nuevo choque institucional

    https://elpais.com/politica/2018/09/27/actualidad/1538072161_700443.html

    Republica.com : Sanchez ha participado en un foro organizado por Reuters en Nueva York y ha asegurado que si a la vista de las trabas para aprobar un nuevo techo de gasto para 2018, el Ejecutivo tiene que presentar los presupuestos con el techo de gasto actualmente vigente, así lo hará.

    https://www.republica.com/2018/09/27/el-presidente-se-estrena-en-la-onu-mientras-se-suceden-las-polemicas-en-su-gobierno/

    Marc Fortuño : Nuevo Gobierno, nuevo déficit: los planes de Sánchez sobre este espinoso asunto

    https://www.elblogsalmon.com/entorno/nuevo-gobierno-nuevo-deficit-planes-sanchez-este-espinoso-asunto?utm_source=NEWSLETTER&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_content=POST&utm_campaign=28_Jul_2018+El+Blog+Salm%C3%B3n&utm_term=CLICK+ON+TITLE

    “PSOE y PP están siguiendo la misma política de ampliar el periodo de sus compromisos para ajustar sus presupuestos, y mientras tanto, en el presente, seguir las senda del gasto y la deuda para el conjunto de las Administraciones Públicas.Esta política se puede llevar a cabo por una razón, unos mercados completamente anestesiados por el BCE que han manipulado toda la curva de rendimientos de la deuda, de manera que, hasta tres años el Tesoro español puede endeudarse a tipos nominales negativos.

    Existen grandes incentivos para que esté triunfando la política de gastar y endeudar… Una Europa atemorizada por el auge de los populismos contrarios a la austeridad, una autoridad monetaria que desvirtúa los intereses frente al riesgo país y una memoria colectiva especialmente frágil ¿Alguien recuerda la crisis de deuda soberana?

    Pedro Biurrun:  gasto y más impuestos, pero ¿más déficit y deuda?

    http://www.expansion.com/blogs/estadistica-pollo/2018/07/20/mas-gasto-y-mas-impuestos-pero-mas.html

    “María Jesús Montero, ministra de Hacienda, no ha tardado cien días, solo semanas, en desvelar que la economía no entrará en superávit, como estaba previsto, en 2021, sino que tendrá un déficit del 0,4%, lo que permitirá que “los Presupuestos de 2019 sean sociales”. Pedro Sánchez, por su parte, ha anunciado que se relajará el objetivo de déficit de las comunidades autónomas. Y, además, el Gobierno acaba de elevar el techo de gasto un 4,4%.Con todo, se han flexibilizado los objetivos de deuda pública, hasta el 96,1% del PIB en 2019 (antes era el 95,4%); el 94,1% para 2020 (antes 92,5%), y el 91,5% en 2021 (antes 89,1%).Nada que objetar a las medidas sociales. Pero en cualquier economía, sea familiar, empresarial o de país, cuando los ingresos son inferiores a los gastos se produce un déficit y los déficits acumulados conforman la deuda. Por mucho que en los últimos años se haya refinanciado ésta a tipos más bajos, sigue habiendo que pagarla.La mala noticia, además, es que el BCE tiene previsto cambiar su política expansiva y subir tipos a partir del otoño de 2019, lo que no solo encarecerá la ya enorme partida del pago de intereses sino que estrechará aún más el margen de maniobra ante un probable cambio de ciclo económico a peor.España está entre los países del mundo con mayor porcentaje de deuda, se situó en 1,16 billones en el primer trimestre de este año, el 98,8% del PIB, frente al 98,3% del último trimestre de 2017.

    Desviarnos de la senda de corrección del déficit quizás sirva ahora, a corto plazo, para mejorar algunas partidas sociales. Es cierto. Pero ello no debería hacerse a costa de relajar el criterio de déficit. Si ya con el anterior gobierno el déficit y la deuda eran excesivos y el exgobernador del Banco de España alertó de que se necesitarían “décadas” para bajar la deuda al 60% del PIB, renunciar a la senda ortodoxa solo agravará el problema.Para mejorar partidas sociales con rigor, o suben los ingresos o se contienen otros gastos. Lo de aumentar los ingresos se pretende hacer con más impuestos. Es una opción, pero el problema no es solo (y ya es bastante) que éstos puedan frenar la actividad y el consumo, sino que ya se reconoce de partida que pese a todo nos desviaremos del objetivo de déficit.Todo conduce a aumentar la pesada en injusta carga que ya comenté en la entrada Nuestros nietos heredarán la deuda, y a dar razón al refrán de Quien fía o promete, en deuda se (nos) mete. Porque la deuda la paga el Estado, o sea, todos”

     

     

     

    Pepe Bravo: Los líderes empresariales coinciden en sus recetas para combatir el menor crecimiento del PIB y los riesgos externos que podrían impactar sobre la economía española: controlar el gasto y no deshacer las reformas implantadas tras la crisis. Así lo han manifestado los presidentes de Telefónica, Bankia y Ferrovial y el consejero delegado de Repsol durante su participación en un panel Foro Tendencias España 2019, organizado por Kreab y El País, y al que han acudido el Rey y la ministra de Economía, Nadia Calviño

    https://www.vozpopuli.com/economia-y-finanzas/Ibex-Sanchez-controlar-deshacer-desaceleracion_0_1176482918.html

    Ricardo martinez Rico : En este momento del ciclo la relajación de los objetivos de déficit y el elevado aumento del techo de gasto para el Estado tienen mucho riesgo y suponen una marcha atrás en la aplicación de las reformas que nos han conducido al periodo expansivo actual, pudiéndose generar en cualquier momento un nuevo desajuste significativo por el mayor incremento de los gastos y una evolución peor de la prevista de los ingresos. Se debe aprovechar el crecimiento actual para construir los márgenes suficientes, de forma que en una próxima crisis la política fiscal tenga capacidad suficiente para sostener entonces el necesario gasto social

    https://www.elindependiente.com/opinion/2018/07/27/gasto-deficit-repite-historia/

     

    Valls  en Barcelona

    https://www.capitalmadrid.com/2018/9/26/50859/manuel-valls-candidato-y-ciudadano-en-barcelona.html

    Marcello : Valls quiere ser alcalde de Barcelona

    https://www.republica.com/las-pesquisas-de-marcello/2018/09/26/valls-quiere-ser-alcalde-de-barcelona/

     

    Clara  Blanchar : La candidatura de Manuel Valls se llamará Barcelona Capital Europea. “No soy el candidato de los ricos, sino de todos”, afirma el exprimer ministro francés

    https://elpais.com/ccaa/2018/09/26/catalunya/1537959004_543030.html

     

    Jose Oneto : Manuel Valls aplicará en Barcelona la “estrategia Macron”

    https://www.republica.com/viva-la-pepa/2018/09/27/manuel-valls-aplicara-en-barcelona-la-estrategia-macron/

     

     

    va Anguera de Sojo : Valls a Colau: “Gestionar una ciudad, cuando no estás preparado, no es fácil”

    https://www.elindependiente.com/politica/2018/09/26/valls-colau-gestionar-una-ciudad-cuando-no-estas-preparado-no-facil/

     

    Miquel Gimenez : Ha llegado Valls

    https://www.vozpopuli.com/opinion/ha-llegado-Valls_0_1175884025.html

     

    Jose Garcia Dominguez: La  genuina operación Tabarnia, que no otra cosa es el proyecto de alumbrar un contrapoder institucional en Barcelona para enfrentarlo a la Generalitat rural y asilvestrada bajo el liderazgo de alguien como Manuel Valls, se asienta, por desgracia, sobre dos premisas en extremo precarias

    https://www.libertaddigital.com/opinion/jose-garcia-dominguez/manuel-valls-86100/

     

    “La primera, determinante a la hora de promover la candidatura, parte de suponer que la polarización de la sociedad catalana en dos comunidades escindidas entre sí aún no sería lo bastante radical como para hacer inviable cierto trasvase de votos entre los dos bloques en función de la calidad de las ofertas electorales de cada uno de ellos. La segunda, ésta acaso achacable al limitado conocimiento directo que Valls posee de la intrahistoria reciente de la ciudad, tiene que ver con la recuperación de una herrumbrosa leyenda mítica, la de la pretendida modernidad cosmopolita de Maragall, ajena en teoría al estrecho horizonte comarcal que caracterizó al catalanismo hegemónico desde los tiempos de Pujol. Como si Maragall hubiese encarnado algo por entero distinto y distante de esa cosmovisión onanista que hoy representa el testaferro Torra”

     

    Ignacio Camacho : La candidatura de Manuel  Valls es una apuesta estratégica que da al combate contra el nacionalismo una dimensión europea

    https://www.abc.es/opinion/abci-apertura-francesa-201809260426_noticia.html

    Clara Blanchar: Manuel  Valls se presentará a alcalde de Barcelona para frenar el independentismo

    https://elpais.com/ccaa/2018/09/25/catalunya/1537892769_691429.html

     

     

    Cristina Losada: Manuel Valls, el intruso. Ha cundido el nerviosismo entre quienes no lo ven como una oportunidad, sino como una seria amenaza

    https://www.libertaddigital.com/opinion/cristina-losada/manuel-valls-el-intruso-86112/

    Iñaki Ellacuría: ¿Puede ganar Manuel  Valls en Barcelona?

    https://www.letraslibres.com/espana-mexico/politica/puede-ganar-valls-en-barcelona

    “La pregunta más común en las últimas horas en la capital catalana es si Valls tiene posibilidades de ser alcalde. Pocos dudan, viendo la expectación generada por su conferencia inicial, de que puede ganar las elecciones, pero ante un escenario postelectoral previsiblemente fragmentado, la gran incógnita es saber si podrá sumar con otras formaciones. El analista Carles Castro hizo una proyección demoscópica en La Vanguardia a partir de los resultados que obtuvo Inés Arrimadas en las últimas elecciones catalanas del 21 de diciembre, donde Ciudadanos se impuso en todos menos uno de los distritos de la metrópoli. Si Valls logra repetir esos números, obtendría alrededor de diez de los 41 concejales que estarán en juego, siendo la fuerza más votada. Esta primera plaza y la dificultad del resto de partidos de sumar entre sí por sus diferentes vetos cruzados, ya sea por el eje independentista/constitucionalista o por el eje izquierda/derecha, le daría muchas posibilidades de ser el otro inquilino de la plaza Sant Jaume, junto al presidente de la Generalitat. Otro elemento a tener en cuenta del análisis de Castro es que incluso la hipotética lista única soberanista (sin los antisistema de la CUP) tampoco aseguraría su victoria.Con todo, la suerte de Valls dependerá en buena medida de si los tres grandes partidos constitucionalistas acaban entrando en su plataforma y que pueda mantener una estrategia y un discurso que no chirríe a ninguno de los tres. Por ahora solo Ciudadanos le ha dado su apoyo, aceptando diluirse en la plataforma, que llevará por nombre “Barcelona, capital europea”, y sabiendo que algunos de los guiños de Valls a la burguesía barcelonesa –se ha declarado hombre de izquierdas y deudor del catalanismo como motor de cambio y transformación– pueden ser contradictorios con sus planteamientos y, por tanto, utilizados contra ellos fuera de Cataluña. Sin embargo, los liberales tienen más que ganar que perder. Albert Rivera, que en un primer momento intentó controlar la operación Valls, necesita en su plan para llegar a la Moncloa gobernar en una de las grandes ciudades y Barcelona es junto a Madrid y Málaga donde más posibilidades tiene. Si gana Valls podrá arrogarse ese triunfo político, al haberlo apoyado desde el inicio; si en cambio fracasa en las urnas tendrá la opción de descargar todo el peso del fracaso en el candidato y en una coalición en la que Cs ha aceptado tener un peso relativo.Casos diferentes son los del PSC y PP, que se han negado a poner bajo el paraguas del francocatalán. Por ahora. Tanto en el seno de la dirección de los socialistas catalanes como en el de los populares hay voces que defienden la alianza con Valls ante el serio peligro de quedar relegado a posiciones residuales tras los comicios de mayo. Valls sabe que la necesidad de un matrimonio de conveniencia puede, llegado el caso y los sondeos, ser mutua y no cederá en su cortejo a los socialistas catalanes.Hasta noviembre, los movimientos en uno u otro sentido pueden ser muchos y la evolución de los sondeos decisiva. La batalla de Barcelona, pues, no ha hecho más que empezar y de su resultado final estará en juego el presente de la ciudad, pero también puede ser un punto de inflexión y romper la hegemonía independentista”

    Joge Sainz: Valls confía en sumar al PSC y al PP para gobernar la “ciudad-Estado” de Barcelona . Manuel  Valls  agradece el apoyo de Ciudadanos, pero reafirma el carácter independiente de su candidatura. Asegura que su proyecto es a largo plazo: Pase lo que pase me quedo”

    https://www.vozpopuli.com/politica/Valls-sumar-PSC-PP-gobernar-ciudad-Estado-Barcelona_0_1175883896.html

    OPINIONES VARIAS DE ACTUALIDAD

     

    Cristina de la Hoz: Pablo Casado, recibirá el martes a los jóvenes iberoamericanos que participan en el programa de Formación de Líderes que organiza todos los años la fundación que preside José María Aznar. El propio Casado trabajó en la FAES a las órdenes del ex presidente del Gobierno en calidad de director de gabinete, recomendado entonces por Esperanza Aguirre. De este modo, Casado pone fin al enfrentamiento de Aznar con su antigua casa tras las constantes arremetidas de éste contra las políticas de Mariano Rajoy en materia fiscal y desafío independentista catalán, principalmente

    https://www.elindependiente.com/politica/2018/09/27/faes-y-pp-vuelven-a-colaborar-casado-recibira-a-los-alumnos-internacionales-de-aznar/

    Prnoticias.com : La semana pasada conocíamos que el Partido Laborista del Reino Unido, en la oposición, proponía limitar la publicidad de las casas de apuestas. En España, Podemos ha incluido también su limitación entre sus propuestas a los presupuestos generales, al tiempo que la pone al mismo nivel que las bebidas alcohólicas y el tabaco. Así, en el documento “Presupuestos con la gente dentro” asevera que “igual que nadie admitiría hoy que en mitad de un partido del Mundial se pudiera anunciar que lo más divertido y maduro es fumar o beber whisky todas las mañanas, nadie debería admitir que estemos expuestos a estos mensajes”, al tiempo que afirma que “no es un problema solo de menores”

    https://prnoticias.com/marketing/prmarketing/20169981-podemos-publicidad-casas-apuestas

     

    Isabel Garrido : En España, desde el año 2011 hasta el 2017, el número de familias con tres o más hijos ha aumentado un 30% hasta llegar a las 675.955, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.La Federación Española de Familias Numerosas, una entidad sin ánimo de lucro, que cuenta con 80 asociaciones y 48.000 familias inscritas,pide más descuentos para los productos básicos

    http://www.elmundo.es/espana/2018/09/25/5ba5112a22601dec2c8b4659.html

    Antonio M. Velez: Los auditores de Hacienda advierten de graves irregularidades en las cuentas de la Dirección General de Tráfico . La Intervención General de la Administración del Estado se niega a firmar las cuentas del ejercicio 2017, como ya hizo con las de 2016Su negativa se explica por deficiencias en la contabilización del inmovilizado no material, inconsistencias en las tasas por la ITV y el tratamiento de las multas que el organismo no logra cobrarLas cuentas fueron formuladas “inicialmente” en abril por el anterior director de la DGT, Gregorio Serrano, y “modificadas” en julio por su sustituto, Pere Navarro

    https://www.eldiario.es/economia/Hacienda-irregularidades-Direccion-General-Trafico_0_818218558.html

    Javier Romera: El Corte Inglés asume que el cupón de su nueva emisión en Irlanda, por importe de 600 millones de euros,  tendrá que situarse entre el 3% y el 4%. La última emisión, con un vencimiento a tres años da un interés del 2,57%

    http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/9413251/09/18/El-Corte-Ingles-asume-que-el-cupon-de-su-nueva-emision-superara-el-3.html

    El Corte Inglés tiene unos compromisos financieros que se elevan en total a 4.400 millones de euros, lo que supone un ratio de deuda sobre ebitda de 3,8 veces, muy por encima del resto de sus comparables a nivel europeo. Bank of America Merrill Lynch, Goldman Sachs y Santander están coordinando la operación y las pistas que ofrece el mercado apuntan así en un interés más alto de lo que pudo llegar a pensar en un principio. De hecho, la deuda emitida por la entidad en 2014 y que vence el 19 de enero de 2022 -dentro de algo menos de tres años y cuatro meses- ofrece una rentabilidad del 2,57% en el mercado secundario y desde que empezó el pasado mes de mayo la batalla en el capital entre las hermanas Marta y Cristina Álvarez y su primo, el expresidente del grupo Dimas Gimeno, ha generado pérdidas para el inversor del 2,6%, si bien es cierto que es un papel con una liquidez muy limitada. En este escenario no sorprende que el mercado pueda exigir a la empresa un cupón superior al 3% en una emisión que es a cinco años y medio. Como comparable, el spread entre el interés exigido por un bono español a tres años y cuatro meses y por otro a cinco años y medio se sitúa en los 60 puntos básicos. En caso de aplicar este mismo diferencial a la emisión de El Corte Inglés -este podría ser sustancialmente superior, ya que no contará con el respaldo del BCE por ser deuda sin calificación de grado de inversión- se iría a la zona del 3,2%. En el mercado de la zona euro no existen muchas emisiones de deuda con una calificación un peldaño por debajo del grado de inversión y un vencimiento de cinco años y medio como es el caso de la colocación de la empresa de distribución española. Además, en función del sector y de la situación de la compañía la rentabilidad exigida varía sustancialmente. El papel que ofrece mayor interés es el de la francesa Casino, cuya emisión vence en el arranque de marzo de 2024 y ofrece una rentabilidad del 5,4%. Asimismo, dos bonos de Jaguar Land Rover ofrecen un rendimiento del 3,5% y el resto de colocaciones similares -excluyendo a las firmas financieras- sitúan su interés en el mercado secundario por debajo del 3%.”

    Carlos Jaramillo: Moody’s lanzó ayer una advertencia a los inversores interesados en quedarse con bonos de El Corte Inglés. Ante la emisión de 600 millones de euros que está preparando el grupo, la agencia de calificación alertó de que el paquete de compromisos (covenants) ofrecido por el grupo presenta una “protección débil”. Standard & Poor’s (S&P), Fitch y Moody’s otorgaron ya la empresa la semana pasada una calificación por debajo del grado de inversión. En los dos primeros casos de BB+ y en el último el equivalente, a Ba1

    https://www.eleconomista.es/distribucion/noticias/9410566/09/18/Moodys-alerta-de-que-las-garantias-de-la-emision-de-El-Corte-Ingles-son-debiles.html

    Jorge Galindo : “Quebec es un ejemplo de que la política puede buscar soluciones”, dijo el presidente Sánchez en Montreal. Y sí, el caso quebequés trae enseñanzas para cualquier país que lidie con la posibilidad de una secesión. Pero son más, y más complejas, de lo que algunos pretenden.Para empezar, los canadienses mostraron que es artificial distinguir entre soluciones políticas y jurídicas. Cualquier ley es producto de una negociación entre representantes elegidos dentro de un territorio soberano. También aquellas que obligan al respeto por quienes las hacen cumplir. En el Canadá de los años noventa se recurrió a un fallo del Tribunal Supremo que determinó nítidamente que la secesión unilateral no era posible bajo la Constitución ni la ley internacional, y que la secesión negociada solo sería viable previa reforma constitucional

    https://elpais.com/elpais/2018/09/26/opinion/1537973176_462166.html#?ref=rss&format=simple&link=link

    “A esto hay que añadir que los instrumentos democráticos solo tienen sentido dentro de un marco de soberanía. Antes que escoger una pregunta, un umbral de mayoría, o siquiera de plantear la posibilidad de un referéndum, es imprescindible delimitar quién tiene el poder de decidir sobre todo ello. No de votar en el plebiscito, no, sino de diseñarlo. El Gobierno se basó en el fallo del Supremo para su Ley de Claridad, en la cual es el Parlamento canadiense y el conjunto de las provincias quien mantiene poder de veto sobre todo ello. En otras palabras: la soberanía podría llegar a ser de Quebec en algún momento, pero inicialmente reside sobre el conjunto de la ciudadanía de Canadá.Hay un último aspecto fundamental: el mencionado fallo del Supremo contemplaba la posibilidad de que una parte del territorio quebequés decidiera quedarse en Canadá, admitiendo por tanto que la secesión era una calle de doble carril que debía garantizar el derecho de las minorías en el interior de Quebec.Estos tres puntos forman un triángulo que acota cualquier solución política: debe partir de la ley actual, así como del poder de veto de quienes decidieron sobre ella (la ciudadanía española soberana), con lo que se mantiene también la capacidad de decisión de la porción no independentista de Cataluña. Es cierto que el anterior Gobierno ni siquiera delimitó el triángulo. Pero no lo es menos que el Govern decidió salirse del mismo, sin éxito. Cabe suponer que, si ahora ha quedado dibujado, será porque todos están dispuestos a respetar el campo y las reglas del juego

     

     

    Gaceta.es: Mario Conde y su familia no cometieron blanqueo de capitales ni delito fiscal

    https://gaceta.es/espana/mario-conde-y-su-familia-no-cometieron-blanqueo-de-capitales-ni-delito-fiscal-20180925-1357/

    ECD: Rebelión en El Mundo: La redacción recrimina a Paco Rosell que se dedica más a ir a tertulias que a dirigir el periódico

    https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/medios/rebelion-mundo-redaccion-recrimina-paco-rosell-dedica-mas-ir-tertulias-direccion-periodico/20180924192231116213.html?utm_medium=email&utm_source=Newsletter&utm_campaign=180925&utm_term=Rebeli%5Cu00F3n%20en%20El%20Mundo%3A%20La%20redacci%5Cu00F3n%20recrimina%20a%20Paco%20Rosell%20que%20se%20dedica%20m%5Cu00E1s%20a%20ir%20a%20tertulias%20que%20a%20dirigir%20el%20peri%5Cu00F3dico&&utm_content=email&&

    David Laso : ¿Por qué los ingenieros de Google dejan su trabajo?. La razón es la siguiente: los mejores empleados dimiten de sus cargos para iniciar su propio negocio o jubilarse. Esto se debe a los altos salarios que perciben. Entonces ¿tendría que replantearse Google los salarios que ofrece a sus empleados? Posiblemente esta sea una solución coherente, no obstante, este hecho puede ocasionar que otras empresas de la competencia se puedan aprovechar para hacerse con los servicios de estos cotizados

    https://muhimu.es/economia-2/por-que-los-ingenieros-de-google-dejan-su-trabajo/

    .

    Marina Estevez: Las comunidades de vecinos dejarán de estar obligadas a tener unanimidad para tomar decisiones . La mayoría necesaria para cambiar los estatutos de una comunidad será previsiblemente de tres quintos, explica la secretaria de Estado de Turismo. Esta nueva realidad afectará a las viviendas de uso turístico, pero también a otras decisiones como poner o no portero en un edificio, ha ejemplificado

    https://www.eldiario.es/economia/comunidades-vecinos-obligadas-unanimidad-decisiones_0_818218369.html

    Sandra Tobar: Primark no venderá por internet y entra en una peligrosa encrucijada

    https://www.merca2.es/primark-negocio-online/

    Gonzalo Gartiz:Pax Justice publica un estudio en el que muestra como Estados Unidos es el país que más secretismo financiero vende a los residentes de la UE, seguido de los países miembros, Holanda y Luxemburgo . Los paraísos fiscales que figuran en la lista oficial de la UE apenas suministran el 1% de la cobertura total del secretismo financiero y fiscal   Los países que más perjudican a España en términos cuantitativos de opacidad son Luxemburgo, Holanda, Estados Unidos y Suiza

    http://www.lacelosia.com/estados-unidos-holanda-y-luxemburgo-son-las-jurisdicciones-que-mas-evasion-fiscal-procuran-ciudadanos-y-empresas-de-la-ue/?utm_source=Lista+de+Correo+-+La+Celos%C3%ADa&utm_campaign=005c33cb8d-RSS_EMAIL_CAMPAIGN&utm_medium=email&utm_term=0_87d59ff837-005c33cb8d-51619857

     

    Ruben Estelles: El Ministerio de Economía ha relanzado el Proyecto de Orden por el que se regula el control metrológico del estado de determinados instrumentos de medida, entre ellos, los contadores de luz, gas y agua, pero también los velocímetros, los taxímetros o instrumentos dedicados a medir. Según el borrador que ha puesto en circulación el Gobierno, tras la aprobación de la normativa, alrededor de 50% del parque de contadores de gas debería ser sustituido de modo inmediato, lo que supondría cambiar cerca de 3,6 millones de contadores al ya haber cumplido los 20 años.Ante esta situación, Sedigas ha planteado la necesidad de implantar contadores inteligentes pero de un modo más lento por lo que solicita un periodo inicial suspensivo para adecuar la cadena logística y permitir a los fabricantes atender el aumento de demanda.

    http://www.eleconomista.es/energia/noticias/9407746/09/18/Economia-obligara-a-cambiar-los-contadores-de-gas-y-agua-con-20-anos.html

    “Sedigas pide un plan específico para el sector gasista ya que considera que las obligaciones del decreto tendrán gran trascendencia.En lo que respecta a los contadores eléctricos, el borrador del ministerio pide que los equipos tengan capacidad para almacenar seis meses de curvas de carga, pero según indica Aelec -antigua Unesa-, aunque depende del fabricante, la ampliación dela memoria de estos dispositivos no es posible

     

    Ahinhoa Murga: El bono social de Ribera estará listo antes de dos semanas y se extenderá a calefacción. En dos semanas se acaba el plazo de renovación y el Ministerio espera llegar a 1,4 millones de hogares

    https://www.elespanol.com/economia/empresas/20180925/bono-social-ribera-listo-semanas-extendera-calefaccion/340467035_0.html

    Miembros de la plantilla se han dirigido al presidente de Unidad Editorial solicitando el relevo del director. Le acusan de que no controla los contenidos del diario

    Diarioabieto.es: “Por lo general, nuestras estimaciones muestran que, en el campo real de la negociación, el impacto debería ser, en términos agregados, bastante tenue. En el campo financiero, el impacto que esperamos no debe ser significativo”, expresa el presidente del BCE durante su comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo

    https://www.diarioabierto.es/425360/draghi-preve-un-impacto-bastante-tenue-del-brexit-en-la-eurozona

     

    Maria Zuil : Pasión.com está en el puesto número 30 de las webs más visitadas de España. Se encuentra justo por encima de Netflix, y dos puestos por debajo de este diario. Tiene más visitas que ’20 Minutos’, LinkedIn o Forocoches, con 21 millones el pasado agosto. La escisión de anuncios de prostitución del popular portal Milanuncios factura 11.652.000 euros y es la punta del iceberg que arrastra y marca la pauta al resto de portales de anuncios de prostitución. Slumi, Mileróticos o Nuevo Loquo le siguen, aunque muy de lejos, como principales agentes de un negocio más antiguo que internet

    https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2018-09-25/prostitucion-anuncios-portales-pasion-mileroticos_1620413/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=2

     

    Eduardo Ortega:  Durante sus tres meses y medio de existencia, el Gobierno de Pedro Sánchez ha puesto sobre la mesa una estrategia fiscal que no se puede calificar precisamente de constante. Nuevos elementos se suman continuamente al área tributaria, como el reciente alza del IRPF a rentas de más de 140.000 euros, pero también se añaden nuevos compromisos en materia de inversiones, una serie de promesas que van a suponer un importante incremento del gasto público, que se cargará con al menos 4.856 millones de euros

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/9405513/09/18/Las-promesas-de-Moncloa-ya-suman-5000-millones-de-gasto-anadido.html

    Marcos Lamelas: La ‘vía Quebec’ de Sánchez empuja al dúo Puigdemont-Torra a convocar elecciones. La fidelidad de Torra a Puigdemont es a prueba de bombas. Y Carles Puigdemont se conecta por videoconferencia con Torra y su equipo más estrecho en el Palau con frecuencia casi diaria

    https://www.elconfidencial.com/espana/cataluna/2018-09-25/via-quebec-pedro-sanchez-puigdemont-elecciones_1620448/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=1

     

    Lola Sanchez: ¿Son los portugueses los nórdicos del sur de Europa? Las claves del ‘milagro’ luso. Los aplausos desde Bruselas al Gobierno socialista luso llegan nítidos a Lisboa, donde contrastan con las críticas internas por el escaso gasto público y el sentir de los ciudadanos

    https://www.elconfidencial.com/mundo/2018-09-21/portugal-europa-rescate-economia-milagro-luso_1618813/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=sections

    Anna Buj: Playas de aguas turquesa, el suave clima mediterráneo, precios asequibles, una cocina deliciosa y quizás, muy pronto, una suculenta rebaja fiscal. El nuevo Gobierno populista italiano está valorando un incentivo para los jubilados italianos y extranjeros que estén pensando en mudarse al sur de Italia, nada más y nada menos que diez años sin pagar impuestos si se trasladan a las zonas más despobladas de Cerdeña, Sicilia o Calabria. ¿La condición? Que vivan al menos seis meses y un día …

    https://www.lavanguardia.com/edicion-impresa/20180917/451843275231/bienvenidos-al-sur.html

    gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos 

     

    Manuel.portelap@gmail.com

    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA Www.agendadeprensa.org

     

    Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse. La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

    Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

    Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:

    manuel.portelap@gmail.com

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos 

     

    Manuel.portelap@gmail.com

     

     

     

     

    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA Www.agendadeprensa.org

    Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse.

    La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

    Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

    Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:

    manuel.portelap@gmail.com

     

     

     

     

  • Quién está detrás de ‘moncloa.com’

    https://www.elindependiente.com/tendencias/comunicacion/2018/09/26/quien-detras-moncloa-com/

    Andoni Fernandez: Los audios de MONCLOA.COM provocan un tsunami en la política española

    https://www.moncloa.com/audios-moncloa-com/

    Elsiglo.es : Vuelven las trincheras de prensa. Las vacaciones veraniegas le han servido a la derecha mediática para recuperarse del shock de la moción de censura, abrir fuego contra Pedro Sánchez y, de paso, arriesgar su propia credibilidad a cuento del supuesto plagio del presidente en su tesis. Mientras ABC, El Mundo y OK Diario pugnan por liderar el papel de ariete contra Moncloa, La Razón trata de recomponer una línea editorial demasiado marianista para el PP de Pablo Casado. Una ofensiva que también se dirige a la nueva RTVE, en la que se mantiene la incógnita de si el Gobierno conseguirá nombrar un Consejo de Administración de mayoría progresista

    http://www.elsiglodeuropa.es/siglo/historico/2018/1261/Index%20Politica%20Portada.html

     

    Riesgo de elevadas pérdidas en el bono

    http://www.eleconomista.es/opinion-blogs/noticias/9410787/09/18/Riesgo-de-elevadas-perdidas-en-el-bono.html

    Nos acercamos al cruce de la muerte. Spread de la rentabilidad bono a 2 años versus bono a 10 años

    https://www.gurusblog.com/archives/nos-acercamos-al-cruce-de-la-muerte-spread-de-la-rentabilidad-bono-a-2-anos-versus-bono-a-10-anos/25/09/2018/

    ECD: Movimiento por España, que reunió a unas 10.000 personas en la Peregrinación al Valle de los Caídos el 15 de julio, pedirá públicamente al Nuncio Apostólico (el representante de la Santa Sede en España) una respuesta sobre la postura del Vaticano ante la vulneración del Tratado Internacional que supone la aprobación del decreto de exhumación de Franco. El movimiento ciudadano ha enviado más de 5.000 firmas de su Manifiesto Católico al Nuncio Apostólico y ha pedido, sin éxito, una cita personal con el representante del Vaticano. Ante la falta de respuesta del representante eclesiástico, se manifestarán este viernes a las 12.30 para pedir una respuesta y desplegarán una gran pancarta

    https://religion.elconfidencialdigital.com/articulo/iglesia-estado/movimiento-espana-interpelara-vaticano-exhumacion-franco/20180926193607026244.html?utm_medium=email&utm_source=Newsletter&utm_campaign=180927

    Jorge Benitez: Así quieren dominar el cine Amazon, Netflix y Apple

    http://www.elmundo.es/papel/historias/2016/05/30/574825b9e2704ef6568b459a.html

    Republica.com : El Tribunal Supremo ha desestimado los incidentes de nulidad presentados por el ex duque de Palma Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres contra la sentencia del caso Nóos, que les condenó a 5 años y 10 meses de cárcel y a 5 años y ocho meses a cada uno, respectivamente. En un auto, la Sala Segunda del alto tribunal señala que en los escritos de ambos condenados no se aducen cuestiones nuevas adoptadas por el Tribunal Supremo sino que son “un intento de prolongar o alargar (y el algún punto, ampliar extemporáneamente) el debate de casación”. El fallo del Supremo supone el paso previo antes de que Urdangarin pueda acudir, si así lo estima, al Tribunal Constitucional en petición de amparo

    https://www.republica.com/2018/09/26/el-supremo-rechaza-anular-la-sentencia-firme-contra-urdangarin-por-el-caso-noos/

    J. Arias Borque: Sánchez sube el sueldo a los Mossos y levanta ampollas en la Policía y la Guardia Civil, que han estado meses negociando una subida salarial que les equiparase con los policías catalanes

    https://www.libertaddigital.com/espana/2018-09-26/sanchez-sube-el-sueldo-a-los-mossos-y-levanta-ampollas-en-la-policia-y-la-guardia-civil-1276625537/

    Republica.com : El Gobierno aprobará de forma inminente la jubilación anticipada de los policías locales, según ha anunciado este miércoles la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, en el Congreso de los Diputados. La ministra ha respondido de esta forma a la diputada del PP Carolina España, que le ha preguntado si “va el Gobierno a continuar la tramitación para la jubilación anticipada de la Policía Local que inició el PP

    https://www.republica.com/2018/09/26/el-gobierno-aprobara-la-jubilacion-anticipada-de-los-policias-locales/

    Eulogio Lopez: Las pensiones subirán el IPC. Sin embargo, por primera vez, el Gobierno Sánchez reconoce que el sistema no es viable

    https://www.hispanidad.com/confidencial/las-pensiones-subiran-el-ipc-sin-embargo-por-primera-vez-el-gobierno-sanchez-reconoce-que-el-sistema-no-es-viable_12004232_102.html

    Francisco S. Jimenez: Dado que para mantener pensiones similares a las actuales, en relación al salario medio, se necesitan en torno a 2,4 empleos por pensionista, para financiar 6 millones de pensionistas más se necesitarán casi 14,5 millones de empleos adicionales. Esto supone que de aquí al 2050 casi se duplique el número de empleos, pasando de algo más 18 millones a casi 33 millones.Las cuentas para mantener las pensiones actuales sin adoptar medidas adicionales no cuadran y hacen aguas según avanza la curva demográfica de España. La Comisión Europea estima que, durante las próximas décadas, el número de pensiones aumentará desde los 9,6 millones actuales hasta unos 15 millones a mediados de siglo.Según el estudio de Las pensiones de España del Consejo General de Economistas de España, se necesitan en torno a 2,4 empleos por pensionista para que el sistema de pensiones esté equilibrado. Ahora mismo no alcanza esta ratio pese a la mejora que está viviendo el empleo. Y explica que el déficit se sitúe alrededor de los 19.000 millones de euros

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/9412149/09/18/-Las-cuentas-imposibles-para-mantener-las-presiones-se-necesitan-145-millones-empleos-mas-para-quedar-garantizadas.html

    Elsa Garcia de Blas: El partido liberal europeo propone expulsar al PDeCAT. El consejo del grupo se reunirá de forma extraordinaria para apartar a la formación catalana por sus problemas de corrupción

    https://elpais.com/politica/2018/09/26/actualidad/1537986129_745997.html

    Gaceta.es: Mario Conde y su familia no cometieron blanqueo de capitales ni delito fiscal

    https://gaceta.es/espana/mario-conde-y-su-familia-no-cometieron-blanqueo-de-capitales-ni-delito-fiscal-20180925-1357/

    Tono Calleja: Atasco en el Supremo: el archivo de la causa de Casado, pendiente del ‘procés’ y las ‘black’ . El ponente de la investigación contra el presidente del PP, Miguel Colmenero Menéndez de Luarca, también se encarga de los recursos de los independentistas catalanes y de los de Rodrigo Rato y el resto de condenados por las tarjetas opacas

    https://www.vozpopuli.com/politica/Atasco-Supremo-archivo-Casado-pendiente-proces-black_0_1175883322.html

    David Alandete: Maduro cambia de idea y acude finalmente a la Asamblea General de la ONU. Trump ha afirmado estar dispuesto a reunirse con el presidente venezolano

    https://www.abc.es/internacional/abci-trump-ofrece-reunirse-maduro-todas-opciones-estan-sobre-mesa-201809261617_noticia.html

    Marcello : Casado no despega, según el CIS

    https://www.republica.com/las-pesquisas-de-marcello/2018/09/25/casado-no-despega-segun-el-cis/

    Raul Piña: Los expertos ven “intencionalidad política” en el CIS de Pedro Sánchez

    http://www.elmundo.es/espana/2018/09/27/5babdcc746163ffe178b45d6.html

    “Me llama la atención un cambio de metodología de 22 años sin ninguna explicación previa pero, sobre todo, me llama la atención la estimación que no cuadra con los datos directos”, expone Narciso Michavila, presidente de GAD3. El voto directo que refleja el CIS es el siguiente:18,6% del PSOE; 12,9% del PP; 12,3% de CS; y 9,8% de Unidos Podemos. “No se han aplicado factores de corrección”, concluyen en el sector demoscópico. José Miguel Silva, sociólogo y socio fundador de Electocracia, confiesa tener “bastantes dudas porque es realmente difícil entender que el PSOE baje en intención directa de voto más de 5 puntos desde el último barómetro, y ahora suba en estimación, además, comprobando que los principales rivales en cambio sí suben en esa intención de voto directo, o que los datos de transferencia neta (diferencia entre lo que se recibe y se da a otros partidos respecto de las últimas elecciones) bajen también para los socialistas y suban para el resto. Hay bastantes incongruencias”, reflexiona.Para Michavila, el CIS, en lugar de estimar voto “ha aplicado una simple regla de tres a la intención directa de voto”. A su juicio, lo único que ha hecho es multiplicar por la misma constante (1,62) el voto directo para dar la estimación. “Eso lo puedes hacer cuando tienes la certeza de no hay ningún sesgo. No es el caso viendo el recuerdo de voto”.Ésta es una de las claves que señalan los expertos. El PSOE presenta el recuerdo de voto más elevado (20,1 puntos). “Si el voto directo y el recuerdo de voto de un mismo partido salen altos, seguro que hay sesgo. Tienes que aplicar correcciones, porque sino sale el partido que está más sobrerrepresentado, el que tiene más recuerdo de voto”, señala un reconocido profesional del mundo demoscópico, que pide mantener el anonimato. También señalan que se ha ponderado la simpatía, lo que también beneficia al PSOE. “Cuando estás en el poder tu electorado está más activo, implicado. Si te lo han quitado, es normal que estés más frío, pasivo. Por eso el PSOE presenta más recuerdo y más simpatía. Es algo que se moderará”, diagnostica Manuel Mostaza, director de Asuntos Públicos de Atrevia.Para los expertos no se sostiene la alta estimación de voto del PSOE con que caiga 5 puntos su voto directo desde julio o sea la única formación que pierde fidelidad de voto (8,7 puntos respecto a julio). “Los datos brutos indican un desgaste del PSOE que no se tiene en cuenta”, dice otro experto, que también pide no desvelar su nombre. “Se ha cambiado la forma de estimar para beneficiar al PSOE. El error es pensar que con el CIS se puede hacer política”.Un punto que resaltan los expertos consultados:”Suben los partidos del bloque de la moción de censura. ERC y el PDeCAT, que deberían restarse. También PSOE y Podemos, que son vasos comunicantes”.Para Francisco Ruiz, catedrático de la UCLM y experto en sistemas electorales, el CIS le causó cierta sorpresa porque “se separa algo del promedio de encuestas publicadas últimamente”. En todo caso, desde su punto de vista, los datos no le resultan extraños, toda vez que “el CIS se ha limitado prácticamente a descontar las respuestas que no elegían”. Expone que prácticamente no ha habido lo que se llama cocina.Aquí es en realidad donde está la clave, en la cocina. En el tratamiento de los datos. Pero, ¿qué es la cocina? Michavila lo define como un “un proceso de calibrado para garantizar que la muestra sea representativa de la población”. Silva lo resume como “análisis de los datos de una encuesta, con el objetivo de convertir la respuesta directa y espontánea sobre intención de voto de los encuestados, el IDV -intención de voto directa- en una estimación más real. Para ello se consideran, especialmente, el recuerdo de voto y la simpatía, así como el volumen de los que no saben o no responden”. Ruiz lo define así: “La empresa que hace la encuesta tiene experiencia previa de las desviaciones que tuvo en encuestas anteriores frente a los resultados reales en elecciones, aplica unas correcciones para intentar evitar que las mismas desviaciones se vuelvan a repetir”.

    Eduardo Bayon: En este reciente sondeo del  CIS entran,  por primera vez,  PACMA y Vox,con un 1,6% y un 1,4%, respectivamente. Y   EH Bildu supera al PNV, al lograr un 1,1% frente al 0,9% de los de Sabin Etxea. Por otro lado, quienes consideran que la situación política es mala o muy mala, siguen descendiendo hasta el 63,8%.La encuesta se realizó a través de 2.972 entrevistas del 1 al 11 de septiembre. En líneas generales es un sondeo bastante similar al anterior, lo más destacable es que el PSOE baja cinco puntos en intención directa de voto pero en cambio, la estimación se mantiene. Estamos también ante un nuevo barómetro electoral del CIS que inicia una nueva etapa, al pasar de publicarse trimestralmente a hacerlo de forma mensual. Conviene también recordar, que el sondeo se ha realizado con anterioridad a la dimisión de Carmen Montón como Ministra de Sanidad.

    http://debate21.es/2018/09/26/el-psoe-se-mantiene-destacado-en-el-nuevo-cis-de-tezanos/

    “Los datos en Intención Directa de Voto dan al PSOE un 18,6%; el PP recupera la segunda posición con un 12,9%; le sigue Ciudadanos con un 12,3%, mientras que Unidos Podemos obtiene un 9,8%.En ‘Voto+simpatía el PSOE es primera fuerza con un 22,4% de los apoyos, tras descender casi cinco puntos respecto a julio; seguido del PP con un 15,2%; Ciudadanos con un 14,4% y Unidos Podemos logra un 11,8%.La suma de las fuerzas de centro-izquierda logran ampliar su ventaja sobre las de centro-derecha con respecto al sondeo del mes de julio. PSOE y Unidos Podemos suman un 46,6% (+1,1) de los votos, por los 40,4% (-0,4) del PP y Ciudadanos.

    El PSOE es líder entre los mayores de 45 años

    El PSOE es primera fuerza entre los electores que cuentan con más de 45 años, aunque desciende considerablemente entre los menores de 45 (18-24: de 19,1% pasan a 13,9%; 25-34: de 19,4% pasan a 15,9%; 35-44: de 25,2% pasan a 16,9%).Ciudadanos crece y se coloca primero entre quienes cuentan con entre 25 y 44 años. El PP por su parte es cuarta fuerza en todos los segmentos menos entre los mayores de 65 años, donde es segundo. Unidos Podemos, por su parte, sigue liderando la franja de los más jóvenes (18-24).

    El PP recupera el liderato en los pueblos

    El PSOE ha pasado de liderar todos los segmentos por municipios en el mes de julio, ha quedarse solo en cabeza en los municipios que cuentan entre 2.000 y 50.000 habitantes. El PP recupera mucha fuerza en los pequeños municipios (menos de 2.000 habitantes) y Ciudadanos se hace fuerte en las ciudades.

    Ciudadanos, el preferido de los titulados superiores

    El PSOE encabeza de nuevo todas las franjas según el nivel de estudios, menos en esta ocasión la de los titulados superiores, en la que Ciudadanos le ha arrebatado el liderato, volviendo a ser así la opción preferida de este segmento. El PP es segunda fuerza entre quienes cuentan con estudios de secunda 1ª etapa o inferiores.

    Voto por ‘condición’ y ‘estatus’ socioeconómico

    En voto según el estatus socioeconómico, el PP no recupera voto entre los jubilados. El PSOE es líder entre jubilados, parados, trabajadoras domésticas, obreros y pequeños empresarios. Ciudadanos lo es entre directores y profesionales y técnicos y cuadros medios. Podemos lidera el segmento de estudiantes.

    El PSOE lidera todos los segmentos, menos las viejas clases medias, entre las que el PP recupera el liderato. Ciudadanos iguala con el PSOE entre las clases altas.

     

    Batalla por el centro y pugna PP-C’s por la derecha

    En los datos de voto según la autoubicación ideológica del votante en una escala de 1 al 10, donde 1 es extrema izquierda y 10 extrema derecha, el PSOE se mantiene fuerte en el centro-izquierda. Ciudadanos supera de nuevo al PP en el centro-derecha ‘6’ y es un claro competidor por este espacio electoral al lograr excelentes datos en el ‘7’ y ‘8’.Conviene tener presente a la hora de interpretar esta última gráfica, que las posiciones que se ubican en los extremos cuentan con bastantes menos votantes que las posiciones centrales.

    Pedro Sánchez, el líder nacional mejor valorado

    De los líderes de los cuatro principales partidos, el presidente Pedro Sánchez es el mejor valorado con un 4,11, le sigue Albert Rivera con un 3,93 y Pablo Casado con un 3,56. Pablo Iglesias mejora y se queda en un 3,07, mientras que Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida, cosecha un 3,79.El 15,1% de los encuestados valora la gestión del Gobierno de Sánchez como buena, frente al 38,6% que la considera regular y el 24,9% mala.Entre las novedades del barómetro, se pregunta qué les parecería que estuviera en el Gobierno los otros principales partidos. Un 16,1% considera que el PP lo haría mejor, un 32,5% igual que Sánchez y un 41,7% peor. Respecto a que Rivera fuera el presidente, un 16,8% cree que lo haría mejor; un 36,6%, peor y un 28,7% igual. En el caso de que el presidente fuese Pablo Iglesias, el 8% considera que sería mejor, mientras que el 27,3% considera que sería igual y el 48,5% peor.

    La fidelidad del votante socialista se mantiene alta

    El votante socialista es más fiel que hace tres meses. De los votantes que habían optado por el PSOE en las elecciones de 2016 el dato de los que piensan mantener su voto en la actualidad se sitúa en un 79,7%. De esta forma, los socialistas siguen siendo el partido con mayor fidelidad de voto de entre las cuatro grandes formaciones mayoritarias. Es por lo tanto, el partido que a su vez tiene menos fugas, aunque un 5,2% de quienes les votaron en 2016 ahora lo harían por Ciudadanos. Ahora bien, el PSOE mejora su captación de voto entre los antiguos votantes de sus competidores. El 17,6% de los que votaron a Unidos Podemos en las últimas generales lo haría ahora por el PSOE. También lo harían el 6,0% de quienes votaron a Ciudadanos.Por su parte, el PP se queda en una fidelidad de voto del 66,2% y Unidos Podemos en un 67,2%, por lo que logran ambos mejorar considerablemente su dato de fidelidad respecto al mes de julio. Ciudadanos conservaría el 76,6% de los votantes que tuvieron en 2016, diez puntos más que en julio”

    LA AGENDA DE MÚSICA de Alfonso Alarcón

    QUE VIVA ESPAÑA DOS

     

    Cuando hablamos de “música española por autores extranjeros” nos limitamos a media docena de ellos (Rimskij, Glinka, Moszkowskij, Chabrier, Lalo, Ravel, Debussy…). Ya hemos sacado a otros del olvido y hoy vuelvo con otra figura. Mezcla de música y baile (la conocida y respetada “escuela bolera”), seguimos con un músico del que no nos acordamos muchas veces de que la acción de dos de sus principales óperas (de las mejores de la historia) se desarrolla en Sevilla: ¡Mozart!

     

     

    Fandango del acto III de Las bodas de Fígaro de Mozart. Conjunto de la Ópera de Viena, Yokohama (Japón), Kenmin Hall (2016):

    https://youtu.be/k4Vu2C8wLas

     

     

     

     

    LA  AGENDA del ENSAYO  de Margarita Vidal

    Librería Alejandría www.alejandriapozuelo.com

    Gerd Leonhard: Tecnología versus Humanidad: El futuro choque entre hombre y máquina

     

    https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/FMfcgxvzKksLJjrncFPBzCzSqbrJWmpr

    Pamela Beth Radclife: La España contemporanea

    https://www.vozpopuli.com/altavoz/cultura/Spain-different-historia-desapasionada-Espana_0_1175882875.html

    OPINIONES VARIAS DE ACTUALIDAD

    Prnoticias.com: Ya se han conocido los datos de comScore MMX Multiplataforma correspondiente al mes de agosto y la edición digital del diario El Mundo sigue imponiéndose al resto de digitales generalistas en nuestro país gracias a sumar 18.881.000 usuarios únicos en el último mes. Supera en más de 200.000 a elpaís.com, que cierra el mes de agosto con 18.660.000 usuarios únicos

    https://prnoticias.com/prensa/prensa-pr/20169892-comscore-periodicos-digitales-agosto-el-mundo-y-el-pais

    “Ambos diarios son los que juegan la principal batalla. Sin embargo, lavanguardia.com cierra el top 3 a una distancia ya considerable con 17.316.000 usuarios únicos. El diario catalán supera a abc.es, que ocupa el cuarto puesto de la lista con 15.133.000 usuarios únicos. Por su parte, 20minutos.es se posiciona como el quinto diario generalista más leído en internet en el último mes con 12.366.000 usuarios únicos.Siguiendo el ranking, encontramos a elconfidencial.com con 11.792.000 usuarios únicos, seguido de elespañol.com con 10.420.000 y okdiraio.com con 9.434.000. Cierran esta lista eldiario.es con 7.092.000, huffingtonpost.es con 5.598.000 y Publico.es con 4.757.000

     

    Antonio Papell : Don Juan Carlos y el aniversario de la Constitución

    http://www.bolsamania.com/analytiks/2018/09/21/don-juan-carlos-y-el-aniversario-de-la-constitucion/

    “El pasado día 6 de octubre, el presidente del Gobierno y los presidentes del Congreso y del Senado comparecieron públicamente para poner en marcha los actos conmemorativos del cuadragésimo aniversario de la Constitución de 1978, que se cumple en diciembre. Una Comisión ad hoc se ocupará de los preparativos de una celebración apartidista, que hará hincapié en el disfrute de las libertades y en la inmensa transformación económica y social que ha experimentado este país en las cuatro fecundas décadas que han transcurrido, y a cuyo término España está en paz –el conflicto catalán es serio pero no empece esta definición— y ocupa un lugar puntero en el mundo.Pero hay un problema: en la presentación de los actos del día 6 de diciembre, aniversario del referéndum de ratificación de la Carta Magna, no se previó la presencia de don Juan Carlos, el rey emérito, que fue —conviene recordarlo— el autor intelectual de aquel proceso, el que urdió e impulsó aquel viaje de la ley a la ley que, diseñado por Torcuato Fernández Miranda y conducido con mano diestra por Adolfo Suárez, nos ha traído hasta aquí con el menor coste posible, sin que hubiera de mediar un colosal desquite o una refriega vindicativa que hubiese dificultado y retrasado todavía  más el desarrollo democrático español. La intervención del ey fue tan notoria que no se puede celebrar la efemérides sin mencionarlo si no se quiere incurrir en un descomunal ridículo.Los actos del aniversario de la Constitución incluyen un concierto el 5 de diciembre en el Auditorio Nacional, al que supuestamente asistirá el rey Felipe VI con la reina y sus hijas, pero no don Juan Carlos. Zarzuela ha dado a entender que, después de la filtración de la grabación de Corinna por Villarejo –en la que la supuesta amiga del exrey lo acusó de numerosos delitos—, se habría tendido una especie de cordón sanitario como el que afectó a la infanta Cristina tras desencadenarse el ‘caso Urdangarín’. Con la particularidad de que el silencio sobre la figura de don Juan Carlos no es sostenible ya que lo que ahora se celebra está íntimamente vinculado al papel de la jefatura del Estado, tantas veces elogiada en público y en privado por los partidos que ahora silencian el nombre de quien era titular de la Dinastía.La realidad es que don Juan Carlos ha dejado escaso margen para cualquier otra opción. Su figura es inviolable por mandato constitucional (inviolabilidad que, como recuerdan los constitucionalistas, no defiende tanto al rey como al sistema), y por ello se descarta cualquier encausamiento por hechos sucedidos durante su reinado. Pero el precio de haber bordeado los límites que le correspondían es el ostracismo a que ha quedado condenado de manera automática. El sucesor, que tiene felizmente a gala el estricto cumplimiento de sus funciones constitucionales, tampoco podría actuar de otro modo. Y así lo entiende la opinión pública a juzgar por una encuesta de SocioMétrica publicada por ‘El Español’ en la que el 51,9% de los encuestados cree que lo más adecuado es restar al rey emérito funciones representativas como en su día se hizo con la infanta Cristina, frente al 36,2% que piensa que tal prevención no es necesaria. Esta misma encuesta, por cierto, muestra un respaldo del 56,4% a la Corona por su actitud en la crisis catalana frente al 33,6% que cree lo contrario. Y la monarquía parlamentaria es preferida por el 48,4% de los españoles frente al 37,1% que opta por la República.No parece, pues, que haya una opción distinta de la de prescindir de don Juan Carlos en los fastos del 40 aniversario, ya que en cierto modo él mismo se ha autoexcluido con la deriva final en forma de cacería de elefantes en Botswana. Don Felipe no hereda las máculas de su progenitor (aunque algún día deberá tomar decisiones sobre la herencia material que reciba, que podrá aceptar o no), y una vez más tendrá que optar por cumplir con su obligación, aunque quede relegada su devoción. Pero esta evidencia no significa que haya que silenciar absurdamente el papel de don Juan Carlos en los hechos que se conmemoran: una cosa es no invitarle y otra muy distinta ocultar su labor, que sigue siendo objetivamente plausible y sin la cual no se entendería casi nada de lo que ha sucedido”

     

    Moises Romero : ¿Quién dijo que el dinero físico había muerto? Que no le engañen: sigue creciendo

    http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/quien_dijo_que_el_dinero_fisico_habia_muerto_que_no_le_enganen_sigue_crecie

    “La historia comenzó en una reunión en Londres, el 18 de mayo de 2015, sobre la intención de abolir el dinero en efectivo en Europa , con el argumento de la “seguridad y el lavado de dinero de la droga y el terrorismo”, etc. y con el único interés de imponer un control total sobre la economía y los impuestos. Todo ello en la línea de lo que ha descrito varias veces en LACARTADELABOLSA acerca de plastificar definitivamente el dinero. “En Grecia ya no se puede pagar en efectivo cantidades mayores de 70 euros. He pensado que para hacer esto tardarían aún bastantes años pero parece ser que lo quieren imponer cuanto antes y que ya está bastante estudiado. Incluso parece que ya hay fecha. Los señores del Citigroup ya lo saben perfectamente. USA parece que no puede hacerlo por ahora. La idea es crear un totalitarismo económico que permita un control total. No se si todo esto es cierto. Te paso la información por si puedes confirmarlo. Yo no tengo ni idea.” me decía mi amigo Mi amigo W. U. hace dos años

    (http://armstrongeconomics.com/archives/tag/abolishing-cash)

    La realidad, empero, es muy diferente. A pesar del aumento de los sistemas de pago sin efectivo, el dinero físico ahora representa 9.6 b del PIB global, hasta de 8.1 s en 2011. Magnífico gráfico el que sigue, elaborado por Trevor Nore@trevornoren

     

    A mi amigo W.U. le dije que “el ruido del río se oye cada vez más cerca, con más fuerza. Se que en España una gran entidad bancaria ya está en ello, advertida desde el GRAN HERMANO. Me lo contaron hace dos años ellos mismos y pensé que era una locura, que las cosas quedaban muy lejos. Advierto, sin embargo, que lo que parecía muy lejos está cada vez más cerca. Además, cada vez hay más compañeros detrás de la pista”Rosalía Sánchez ha escrito en El Mundo Adiós al dinero contante y sonante Los países nórdicos llevan años dándole vueltas a la idea de eliminar el dinero físico. El Gobierno de Dinamarca acaba de lanzar como propuesta preelectoral una iniciativa para acabar con el dinero en efectivo en tiendas de ropa, gasolineras y restaurantes. Sería la primera fase de un plan con objetivos a largo plazo que convertiría a este país en el primero en prescindir de las monedas y los billetes…Con estas y otras claves de fondo, hablo del asunto con uno de mis gurus favoritos. “En un mundo global de Represión Financiera jamás vista, lo normal es que se acentúe el fenómeno, que la Represión vaya más allá, que el Totalitarismo sea total. El Gran Hermano lo tiene muy bien pensado y perfectamente proyectado: nada mejor que tocar la fibra sensible, muy sensible, del control del terrorismo, el tráfico de armas, la trata de blancas, el mercado mundial de la droga y el dinero negro, dinero debajo de las piedras, colchones o en cajas fuertes, para que nadie rechiste”, me dice.

    “¿Ves a alguien capaz de manifestarse en contra?”, prosigue. “Y todo ello con el beneplácito de los bancos, que sacarán muy buen provecho del dinero de plástico, dinero virtual, porque será lo que hay y detrás de ello no habrá nada más, no existirá otra clase de dinero ¿Me explico bien?..””Sí, creo que esto se producirá más pronto que tarde. La aparición de la banca en la sombra y de nuevos competidores a la banca tradicional va a acelerar el fenómeno. La tecnología avanza a velocidad del rayo y en esto, como en todo, la tecnología es clave”, finaliza.Y otros niegan dicen no. Los analistas de Deutsche Bank niegan la mayor y hacen referencia al caso de Grecia como mejor ejemplo para explicar cómo el uso del dinero convencional no desaparecerá a medio plazo. “Los ciudadanos griegos han retirado una quinta parte de sus ahorros de los bancos”, estima Stuart Kirk, analista del banco alemán. Un hecho que determina que, en momentos críticos como el que vive en estos momentos el país heleno, los ciudadanos siguen apaciguando sus miedos recuperando su dinero, contante y sonante. 

     

    China avanza rápido hacia una sociedad sin efectivo

    China está tratando de poner riendas a su pujante e innovador sector de finanzas en Internet, que ofrece un vistazo a cómo el resto del mundo podría en algún momento manejar el dinero, aunque también ha sido escenario de publicitados abusos.

    Las empresas chinas de Internet han transformado el teléfono inteligente promedio en una plataforma para hacer transacciones sin efectivo de por medio, transferencias bancarias, operaciones crediticias e inversiones que van mucho más allá de lo usual en Estados Unidos. Los consumidores chinos, muchos de los cuales no tienen tarjetas de crédito, compran fondos del mercado monetario, se dividen la cuenta de un restaurante y pagan servicios que van desde un taxi a comida a domicilio con la misma aplicación en sus smartphones.

    Fernando Diaz Villanueva: Obama, otra vez

    https://diazvillanueva.com/2018/09/26/obama-otra-vez/

    “El próximo 6 de noviembre se celebran elecciones legislativas en Estados Unidos. Son las famosas elecciones de medio mandato porque caen dos años después de las presidenciales. Se renovará toda la cámara de representantes y un tercio del Senado. Habrá también elecciones a gobernador en 39 Estados, algunos de primera fila como California, Illinois, Nueva York o Florida.Toda una prueba de fuego para el presidente Trump, que gobierna plácidamente con una cómoda mayoría en la cámara baja y otra no tan cómoda pero suficiente en el Senado. El Partido Demócrata, que concluye ahora sus primarias, va a por todas. No quiere dejar un solo fleco suelto y para ello ha reelaborado su mensaje en un tono más izquierdista, ha apartado a Hillary y ha requerido los servicios de Barack Obama, que hace unos días dio el pistoletazo de salida durante el funeral del senador republicano John McCain.La irrupción de Obama en la campaña ha sido en cierto modo una sorpresa. Nadie pensaba que el ex presidente iba a colocarse de nuevo en primera línea menos de dos años después de abandonar la Casa Blanca.Obama es un personaje controvertido que genera sentimientos encontrados dentro de la sociedad estadounidense. Para buena parte del Partido Republicado es un tipo peligroso, una amenaza para la democracia, al menos tal y como la concibieron los Padres Fundadores hace ya dos siglos y medio. Para el votante demócrata, sin embargo, es el heredero natural de Franklin Delano Roosevelt, un hombre milagroso, que sacó a EEUU del marasmo en el que le había metido George Bush.A diferencia de otros presidentes demócratas como Bill Clinton, Obama no deja indiferente a nadie. Podría decirse que se le ama o se le odia y no hay mucho espacio entre medias. Se esté en un bando o en el otro todos concuerdan en que el octenio obamesco supuso un antes y un después para muchas cosas. Unos dirán que para las cosas malas, otros que para las buenas.Tras su salida de la presidencia en enero de 2017 Obama ha permanecido en silencio. Lo lógico, por lo demás, en los ex presidentes, entre cuyas funciones no figura enmendar la plana a su sucesor. No lo hizo Bush con Clinton ni Clinton con el tándem Bush-Reagan.No ha debido ser fácil porque Donald Trump no es un presidente al uso. Protagoniza polémicas, a menudo incluso las desencadena él mismo desde su cuenta de Twitter, y buena parte de su acción de Gobierno tiene como base nunca ocultada el antiobamismo.Conociendo a Obama era previsible que ese silencio autoimpuesto tuviese una fecha de caducidad que acaba de vencer con motivo de la campaña para las legislativas de noviembre. Las encuestas bendicen -una vez más- a los demócratas. En honor a la verdad esas mismas encuestas de poco le sirvieron a Hillary Clinton hace dos años. La demoscopia está muy desprestigiada por la vía de los hechos, por lo que mal hará el Partido Demócrata si se deja guiar por los maravillosos números que le ofrecen medios afines como la cadena ABC o el Washington Post.La cuestión es saber por qué Obama ha tenido que salir en auxilio de un partido que, a la vista de los sondeos, no parece necesitarlo. Quizá porque no se fían mucho de esos sondeos o quizá porque el Partido Demócrata atraviesa una crisis de liderazgo. Tras Obama llegó Hillary y luego el vacío.Los demócratas no tienen hoy por hoy a nadie con peso para hacer frente a la armada trumpista, que ha cerrado filas con el Partido Republicano tan pronto como han empezado a sonar los tambores de guerra. Obama otorga a los demócratas un aura de invencibilidad y conjura los fantasmas que surgieron tras la humillación de 2016. Esa es la principal razón por la que Obama ha saltado a la arena. A falta de capitanes competentes se sabe el único capaz de aunar voluntades, recaudar fondos y dirigir la nave.Eso y el hecho que a nadie se le oculta de que los Obama no pretenden esfumarse del escenario tan pronto. Suenan con fuerza dos candidaturas demócratas para las presidenciales de 2020, las dos femeninas. Por un lado la de Chelsea Clinton, hija de Hillary y Bill, que lleva desde hace dos años dejándose querer. Por otro la de Michelle Obama que, en opinión de muchos, fue el auténtico poder en la sombra durante los años de su marido en la Casa Blanca.Tanto para una como para la otra es preciso mantener vivo el apellido Obama en la mente del electorado, aunque no tanto por el pasado como por el futuro. Si se presenta Chelsea la hará cabalgando sobre el legado de Obama al que está unido su madre. Si lo hace Michelle su mensaje será de pura continuidad con el obamismo interrumpido accidentalmente por un inexplicable traspiés en noviembre de 2016.Claro, que para las elecciones presidenciales aún falta mucho. Antes tendrán que sortear el escollo de las legislativas, de las que en última instancia depende que el Partido Demócrata se presente en 2020 como una apisonadora o como un viejo tractor averiado. De la ahí la importancia de la cita de noviembre. Trump se la juega sí, pero Obama arriesga mucho más.Los demócratas tienen actualmente 193 diputados en la Cámara de Representantes. Necesitan 23 más para hacerse con la mayoría absoluta y, con ello, de la principal cámara legislativa. Esos 23 escaños van a tener que sacarlos de circunscripciones complicadas en Florida y el Rust Belt, que hoy son feudos trumpistas.¿Es Obama el señuelo adecuado? A la luz de los hechos no lo parece. Cuando Obama dejó el cargo el Partido Demócrata se encontraba en uno de los momentos más bajos de su historia. Durante sus dos mandatos no sólo quedó en minoría en las dos cámaras, sino que el partido perdió el control de doce Estados.De los 50 Estados de la unión sólo 16 están en manos demócratas. Cierto que mantienen el Gobierno en Estados importantes como California, Nueva York o Pensilvania, pero hace tiempo que se despidieron de otros como Illinois, Ohio o Indiana. Hace diez años, cuando Obama llegó al poder, los demócratas gobernaban en 28 Estados, desde entonces no han hecho más que perder influencia y penetración local.¿Fue todo culpa de Obama? Obviamente no. Algunos Estados se perdieron por la incapacidad manifiesta de sus gobernantes demócratas. Ídem con los representantes, pero la influencia del obamismo sobre el partido no fue precisamente positiva. Puede tratar ahora de recuperar el tiempo perdido y mitigar parte del daño que le causó al partido años atrás. Pero eso es tan sólo una hipótesis que tendrá que ser refrendada en las urnas”

    Tsevan Rabtan: Maxim Huerta, después de sr Ministro de cultura

    https://www.jotdown.es/2018/06/la-orgia-moral/

    “Un ministro, cuando no solo no era ministro, sino que no tenía nada que ver con la cosa pública, decidió hacer caso a un asesor fiscal y constituyó una sociedad. Buscaba pagar menos impuestos. Curiosamente esto, algo que todo el mundo admite cuando se trata de uno mismo, está mal visto si introducimos el factor ideológico: los de izquierdas te hablan de lo importante que es que todo el mundo pague SUS impuestos —como si no fuera discutible la cifra— y que son los de derechas los que creen que el dinero está mejor en sus bolsillos y no a disposición de los necesitados, mientras que los de derechas dirán que los de izquierdas son unos cínicos que siempre hablan de impuestos a los ricos hasta que empiezan a serlo, momento en el que descubren el proceloso mundo de las contradicciones vitales.La pregunta que podría desactivar esta guerra es la siguiente: ¿es malo pagar menos impuestos? Para responderla hay que partir de un malentendido previo: todo el mundo puede usar su dinero para ayudar a los demás. Incluso para dárselo al Estado. Pero los impuestos se caracterizan porque se imponen, porque son obligatorios. Y como lo son, su configuración es legal. Es la ley y no la moral la que nos dice cuánto tenemos que pagar. Pero la ley a veces está mal hecha —incluso mal hecha a propósito— y nunca puede prever todos los supuestos. La realidad económica es tan compleja, la libertad es un factor tan esencial para la prosperidad y la simplicidad lo es para la eficacia, que es imposible que no exista un margen de ambigüedad. Así que, siendo como son los impuestos una obligación, es perfectamente admisible interpretarla para pagar lo menos posible. No hay nada amoral en ello; insisto, si quieres usar lo que te queda en el bolsillo para la filantropía, nadie te lo impide.La cuestión, sin embargo, es más compleja. El Estado debe preocuparse porque los impuestos se paguen. Y no cumpliría con esa misión si no introdujera incentivos. Por esta razón, se consideró delito el fraude fiscal a partir de una cifra. Sucede que fraude es algo más que no pagar, y no solo porque todos los delitos hayan de ser dolosos, sino porque el fraude exige una conducta mendaz o el uso de artificios destinados a engañar. El delincuente sabe y asume que paga menos porque miente, ocultando información o, por ejemplo, incluyendo gastos inexistentes para rebajar su cuota. Para proteger a la Hacienda Pública —que no somos todos, no se crea la propaganda— se decidió castigar a los que dificultaban el acceso a la realidad sobre la que se calcula el tributo.La ley no se paró aquí. También para incentivar el pago creó las infracciones tributarias. No constituyen un delito, pero sí se deriva de ellas la imposición de una sanción. El funcionario de Hacienda tiene derecho a interpretar la ley de forma diferente a la tuya y, si estima que has declarado menos de lo que debes, a exigirte lo que no pagaste con intereses. También puede ir más lejos: si piensa que tu comportamiento es negligente o doloso, te puede sancionar. Aquí ya se admite que la negligencia sea causa para sancionarte, no como en el caso del delito. No eres negligente si la discrepancia se basa en una «interpretación razonable de la norma». Pero sucede que, aunque tu interpretación sea negligente, conforme a ese estándar, o dolosa, la sanción puede ser leve, grave o muy grave, y se da la circunstancia de que solo puede ser leve si no se oculta información, si no se utilizan facturas o contabilidades falseadas —aunque no sean fraudulentas— o si no se usan «medios fraudulentos».Volvamos al ministro: basándose en una interpretación de la ley, decidió crear una sociedad que contratase y facturase con terceros por trabajos que hacía él. No inventó facturas, ni falseó contabilidades. Esa sociedad compró un inmueble y decidió deducir como gasto las facturas relativas a la adquisición y la parte que podía amortizar. También dedujo la sociedad como gasto lo que pagaba al ministro por sus servicios —una suma muy inferior a la que cobraba la sociedad—. El ministro no falseó los documentos. No inventó contratos, ni facturas. Los servicios eran reales y se especificaban en los contratos. También lo eran la compra del inmueble y los gastos que se deducía. No ocultó ingresos, ni creó un entramado dirigido a ocultarlos. Tampoco innovó: era una práctica inveterada y consentida y, aunque existían signos y cambios legislativos que anticipaban lo que vino, no tengo por qué pensar que el ministro tuviera que conocerlos. Hablo de lo que había, no de lo que yo, por ejemplo, he pensado sobre estas prácticas: siempre he sostenido que eran una fraude de ley. Aclaro, fraude de ley, no fraude fiscal.El funcionario de Hacienda decidió que la interpretación de la ley que hacía el ministro no solo no era correcta, sino que era negligente. Más aún, declaró que no había buena fe, que la sociedad no contaba con medios humanos y materiales independientes que añadieran valor al trabajo personalísimo del ministro y que las deducciones de gastos por ese inmueble no tenían que ver con la actividad de la sociedad. No levantó el velo, afirmando que la sociedad no existiera: de hecho, corrigió la suma que la sociedad debía pagar al ministro al alza (con lo que esto suponía de declaración por IRPF), pero no lo hizo hasta el punto de llegar a la diferencia entre el ingreso de la sociedad y los gastos sí imputables a la actividad. Es decir, la sociedad era real y se admitía un margen de ganancia, pero se corregía este margen atribuyéndoselo personalmente al ministro.De ahí salió la cuota. Lo interesante es que la sanción que se le impuso al ministro no lo fue por la deducción de gastos del inmueble playero. Se le impuso por el cálculo de lo que la sociedad —que controlaba el ministro, único socio y único administrador— debía pagarle. Es decir, eso que tanto ha escandalizado a muchos, la deducción de gastos de la casa de vacaciones por su dueña, la sociedad, ni siquiera dio lugar a una sanción. El inspector, simplemente los eliminó. La negligencia no estaba ahí, sino en la cifra de retribución pactada al no contar la sociedad con medios personales o materiales que le hubieran permitido fijar una retribución inferior al mercado. Le hubiera bastado, posiblemente, al ministro, con haber creado una estructura con algún empleado, unas oficinas, trabajos de apoyo, para poder aplicar esa presunción entonces vigente en la ley. Y, en todo caso, la sanción fue leve: es decir, no hubo ocultación o uso de medios fraudulentos. ¿Se puede hablar de fraude fiscal cuando no hay ocultación, Hacienda tiene acceso a toda la información y coincide con la realidad, no se utilizan medios defraudatorios y la discrepancia se refiere a una forma de entender la ley tributaria?El ministro no estuvo de acuerdo con la decisión y recurrió. Imagino que, en esto, se dejó guiar por completo por el consejo de su abogado. Para hacerlo tuvo que pagar o avalar. La fase judicial de su recurso se inicia con una demanda que interpone él. El tribunal no podía condenarle, como han dicho tantos medios, a nada. Ya había sido sancionado. El tribunal solo podía estimar la demanda o desestimarla. De hecho, la única condena es la relativa a las costas del proceso. El tribunal, en suma, solo establece que la decisión del funcionario fue correcta. También la sanción.El ministro no solo no era ministro. Tampoco era diputado o alcalde. Ni tenía visos de serlo hace diez años. El ministro no ha mentido siendo ministro como sí mintió otro que dio tres explicaciones diferentes sobre sus sociedades en paraísos fiscales. Y todos sabemos por qué el ministro ganaba ese dinero: por trabajar en televisión presentando un programa y haciendo publicidad. No se trata de un dinero que le cae de golpe, pagado por un gobierno extranjero, por realizar un informe sobre algo que no domina; informe que ni siquiera muestra.¿Dónde vamos a parar? ¿Vamos también a pedir a los políticos que nos enseñen toda la información sobre su vida privada previa? Por ejemplo, ¿les pediremos que nos enseñen sus pleitos civiles o laborales? ¿Si un ministro pleiteó temerariamente con un hermano sobre la herencia de sus padres solo para joderlo, vamos a pedir que dimita? ¿También vamos a investigar sus relaciones personales? ¿Exigiremos saber si trató bien a sus padres o a sus hijos, o si fue buen vecino? No hablo de conductas con consecuencias penales. ¿Vamos a pedir que nos den un listado de parientes y amigos para entrevistarlos y juzgar? Por poner un ejemplo: hace poco, un amigo me dijo de una ministra del actual Gobierno, a la que conoce por razones personales y profesionales, que es muy capaz, pero que es una trepa y un bicho de cojones, más mala que la quina. ¿La incapacita esto para ser ministra? ¿O quizás la consecuencia es justo la contraria?Vivimos tiempos excesivos, cargados de un énfasis enfermizo y de la imposición de un cínico puritanismo civil. Las prisas y la mala fe han sido la gasolina. Al final, más que la bondad de las políticas públicas y de las leyes que se aprueban, lo importante es el titular, la imagen o la etiqueta. La simplicidad se impone porque vende, y es instantánea y manejable. El Torquemada de turno pega fuego a cualquier intento de mostrar la complejidad y los matices se convierten en anatema. Todo es igual a todo, y solo se admite un modelo inhumano —por eso más falso que Judas— que consiste en un currículum que nos muestra a robots inmaculados que maravillosamente cumplían desde que nacieron con los requisitos que exige la corrección política actual, aunque se refiera a la conducta de hace décadas. Estos extraños seres que alimentan nuestra parafilia de entomólogos de insectos morales se muestran como si ya estuvieran en la lista de los elegidos por Dios para la salvación. Pero como somos imperfectos, a muchos el juicio les empieza a titubear cuando el pecador es de los nuestros, e inventamos justificaciones estúpidas para intentar ocultar la incoherencia con nuestra conducta previa del día ese en que linchamos a aquel facha o aquel rojo. Todo mejor que admitir que nos hemos pasado.Esta deriva, además, lo ha infectado todo. Ya no solo exigimos a un cargo público que cumpla estándares éticos a menudo disparatados —salvo que queramos que nos gobiernen tipos que rocen lo psicopático o lo heroico, aunque de hecho sean auténticos inútiles— sino que hemos terminado extendiéndolos al universo mundo. Si eres conocido, un actor, un presentador de televisión, un empresario de éxito, también has de ajustarte al modelo, o pagarás las consecuencias. La masa ha adquirido el derecho a juzgarte, en juicio sumarísimo y casi siempre inane, y la pena es siempre la misma: el destierro. Es lo mismo ser un violador o que una mujer afirme que hace años le miraste las tetas demasiado rato. Como mucho, y ya veremos lo que dura, se te permite pedir perdón. Perdón a un montón de seres anónimos que creen estar libre del escrutinio y que actúan como pequeños nerones, subiendo o bajando el dedo pulgar. Lo creen, pobres diablos, como si esto no pudiera ir a más. Como si esta carrera hacia la total confusión entre la denuncia y la condena tuviera una meta.Soy perfectamente consciente de que es inútil pretender parar esto. Tampoco es nuevo. Años atrás, en un artículo que se publicó en esta revista, escribí:

    El libertinaje era una «riqueza de lujo». Al entrar en los palacios, revolvimos en los arcones, nos pusimos sus pelucas y comimos hasta hartarnos. Al menos así lo hicieron los que se atrevieron. Eso fue la revolución sexual. No podía basarse en la violencia o la dominación porque la arbitrariedad había muerto, pero ¿lo demás? ¡Lo demás era maravilloso! Despojado del lado turbio, parecía una vuelta a un edén desordenado.Ahora, tras esa comilona, ha vuelto la normalidad. Vivimos en un deseo de pequeño potlatch permanente. Creemos que podemos aspirar a hacer lo que queramos y que no hay nada que no esté a nuestro alcance porque tenemos el catálogo a mano. Que podemos derrochar como aquel marqués de Osuna que tiraba los platos de oro al Neva para asombrar al zar de todas las Rusias. Pero no, la «moralidad» se está recomponiendo bajo las leyes de lo políticamente correcto. No podrás tirar tus platos al Neva, aunque sean de hierro, porque la propiedad está limitada por su utilidad social; no podrás excederte en tu comportamiento sexual, no sea que alguien vea en ello una cosificación del otro, sobre todo si es mujer; no podrás comer demasiadas grasas porque la obesidad será un vicio; no podrás pensar nada que vaya contracorriente, porque serás un apestado; no podrás autodestruirte, en alguna forma que te haga felizmente desgraciado, porque la sociedad tutela tu bienestar”

     

     

    Manuel Bautista Perez: Estrategias de comunicación y manipulación política

    http://www.otraspoliticas.com/politica/estrategias-de-comunicacion-y-manipulacion-politica/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+OtrasPolticas+%28OTRAS+POL%C3%8DTICAS%29

    “El lunes 10 de septiembre, a primera hora de la mañana, El País digital situaba entre sus noticias de cabecera una que destacaba por su gran calado social: la prevención del suicidio . El titular era bien elocuente: “Objetivo: prevenir 3.600 suicidios y más de 8.000 intentos graves” y la entradilla que desarrollaba el titular era aún más prometedora: “Sanidad lanza una estrategia basada en la publicidad y detección precoz para atajar un problema tabú que causa el doble de muertos que los accidentes de tráfico”. Tras ello, en el texto, se daban las impactantes cifras que hacen de este problema uno de los más graves que tenemos en nuestra sociedad. La primera reacción, por tanto, no podía ser otra que la de aplaudir la iniciativa del ministerio de Sanidad.Sin embargo, a medida que iba uno leyendo se enteraba de que, curiosamente, ese mismo día había sido elegido por la Organización Mundial de la Salud como Día Mundial para la Prevención del Suicidio, y además que la ministra de Sanidad, Carmen Montón, había convocado para el viernes anterior, “casi por sorpresa”, a las asociaciones de profesionales y afectados por el suicidio en España, para “poner en marcha” su plan de prevención.Aquello empezaba a oler a noticia “prefabricada”. Era fácil imaginarse que alguien próximo a la ministra le hubiera hecho caer en la cuenta, la semana anterior, de la oportunidad que ofrecía esa efeméride de la OMS para presentar una iniciativa en esa línea y, así, apuntarse un tanto ante la opinión pública. El texto de la noticia ofrecía, sin embargo, un dato en favor de la credibilidad de Carmen Montón al presentar dicha iniciativa: que, siendo ella consejera de Salud en la Comunidad Valenciana ya había puesto en marcha bastante antes un plan similar.En cualquier caso, esa noticia quedó anulada cuando horas después la ministra tuvo que explicar en una rueda de prensa cómo había obtenido su máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y, al día siguiente, se vio forzada a dimitir a causa de las dudas sobre esas explicaciones.Pero el fondo del problema es otro: hasta qué punto los políticos optan por ofrecer, e incluso por inventar, noticias de fácil consumo mediático para ocultar su falta de ideas o de capacidad por abordar asuntos de trascendencia para la sociedad.Analizados los hechos, mucha gente debió llegar a la misma conclusión: Montón manipuló los acontecimientos, a cuenta de la lacra social del suicidio, para crear una noticia positiva que ayudara a “compensar” el impacto negativo que iba a venir con el asunto de su máster. Tras ello, el dictamen sería demoledor: un ejemplo más de la falta de escrúpulos de los políticos a la hora de manipular a la ciudadanía con el fin de mejorar su propia imagen.Y, viceversa, hasta qué punto los medios de comunicación, junto con la forma que mayoritariamente elige la sociedad para informarse, condicionan a los políticos en sus estrategias de comunicación y en los mensajes que priorizan.Esta noticia solo es un ejemplo de lo que sucede casi a diario. Pero el fondo del problema es otro: hasta qué punto los políticos optan por ofrecer, e incluso por inventar, noticias de fácil consumo mediático para ocultar su falta de ideas o de capacidad por abordar asuntos de trascendencia para la sociedad. En otras palabras, hasta qué punto la estrategia de los políticos pasa por construir imágenes ficticias sobre sí mismos (o sobre sus adversarios) con la absoluta falta de respeto a los ciudadanos que ello conlleva. Y, viceversa, hasta qué punto los medios de comunicación, junto con la forma que mayoritariamente elige la sociedad para informarse, condicionan a los políticos en sus estrategias de comunicación y en los mensajes que priorizan.Es evidente que, para llegar al conjunto de la sociedad, cualquier político necesita que sus ideas y propuestas sean recogidas por los medios de comunicación y transmitidas adecuadamente. De lo contrario queda condenado a la marginación. Por tanto, en su condición de intermediarios claves, los medios se convierten en protagonistas decisivos de la acción política. Pero éstos, a su vez, tienen sus propias servidumbres que se transforman en exigencias: llenar todos los días con noticias sus páginas, o tiempo de emisión, y además con noticias que enganchen y sean de fácil y rápida asimilación, si no quieren perder público en beneficio de sus competidores.Entre unos y otros están creando un tipo de democracia cada vez más manipulable. Sencillamente porque la gente entiende cada vez menos lo que realmente está sucediendo y acepta cada vez más cualquier explicación, por simple que sea, con tal de que suene plausible.El problema es que la necesidad de los políticos por ganar popularidad, unido a la forma de funcionar de los medios de comunicación, está contribuyendo a crear una sociedad que se conforma cada vez más con estar solo superficialmente informada; es decir, con estar desinformada de la realidad que se cuece tras la punta del iceberg que muestran las noticias. Entre unos y otros, están consiguiendo educar a la sociedad en la banalización y elementalización de la actividad política. Están creando un tipo de democracia cada vez más manipulable. Sencillamente porque la gente entiende cada vez menos lo que realmente está sucediendo y acepta cada vez más cualquier explicación, por simple que sea, con tal de que suene plausible.Una consecuencia de todo esto es que los nuevos políticos que van surgiendo, a lo largo y ancho del espectro ideológico, son cada vez más hábiles en la producción de mensajes breves, simples e impactantes, y en cambio pueden permitirse el lujo de pasar sin demostrar que tienen la altura intelectual y la capacidad necesarias para comprender la complejidad de los problemas reales con los que nos enfrentamos.

    Esto configura un círculo vicioso de difícil solución.

    De todo ello se deriva que la llegada de movimientos o partidos populistas es solo cuestión de tiempo, porque el terreno está siendo magníficamente abonado por los políticos y medios de comunicación supuestamente serios.

    Esto configura un círculo vicioso de difícil solución. Por mi parte, solo veo dos posibles soluciones.O bien, ante el progresivo hastío de gran parte de la sociedad surge algún político dispuesto y capaz de explicar los problemas reales, y de hacer la pedagogía necesaria para interesar a la población, generando una dinámica en la que se vaya elevando el nivel del debate político.O bien, desde la propia sociedad, se va creando esa dinámica de mayor nivel y, poco a poco, se vaya presionando a los políticos en este sentido.En cualquier caso, algo hay que hacer”

    Rodrigo de Vivero : Uno viene a Japón con cierta noción de que es el país del futuro. Me lo dijeron varias veces cuando conté que venía: «es la sociedad del futuro», «un laboratorio de cómo van a ser nuestras sociedades desarrolladas», «van por delante en todo».

    https://www.revistadelibros.com/blogs/de-un-extremo-a-otro/pais-del-futuro?&utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=nl20180926

    “Durante el último tercio del siglo XX, los años ochenta especialmente, Japón daba la impresión de moverse a otra velocidad y estar a punto de comerse el mundo. Sus productos invadían los mercados y la clase trabajadora norteamericana parecía que iba a arruinarse por la entrada masiva de coches japoneses, los jóvenes comenzaban a fascinarse con el nuevo fenómeno de un manga que cambiaba la manera de entender el cómic en Occidente, las ciudades se llenaban de restaurantes de sushi y palabras hasta entonces desconocidas comenzaban a contaminar nuestros idiomas. La tecnología que usábamos parecía toda de repente japonesa ‒Sony, Toshiba, Panasonic, Nintendo, Sega‒ y el walkman, las consolas y el Game Boy se impusieron como objetos imprescindibles. Hasta esos extraños tamagotchis llegaban a nuestras casas, como antes o después Godzilla, Doraemon y Pokemon. Empresas y particulares japoneses desbordaban los mercados del arte pagando precios nunca vistos por unos Monet o un Van Gogh, el Rockefeller Center, nada menos, se volvió propiedad de Mitsubishi, Sony compró CBS y los discos de Bob Dylan o Bruce Springsteen pasaron a ser de pronto editados por ¡una compañía japonesa! Es cierto que uno de los mejores discos de Dylan es su concierto en el Budokan, con una maravillosa Is Your Love in Vain?, pero de ahí a que sus discos pertenecieran de pronto a una empresa japonesa el salto era descomunal.Japón se había recuperado rápidamente de la guerra y convertido en pocos años en segunda potencia económica del mundo sobre la base de una combinación de elementos tan peculiares y propios del país que resulta de difícil comprensión. Factor clave son los keiretsus (系列), esos enormes conglomerados empresariales capaces de incorporar a la vez industrias de armamento, navieras, constructoras, su propia marca de fabricación de coches y su cadena de centros comerciales, bancos y entidades de crédito, compañías de seguros, etc. El concepto holding no alcanza para explicar estructuras tan enormes y propias de la idiosincrasia de Japón.La pirámide surgió del superávit comercial que el país empezó a tener en cuanto se recuperó de la devastación de la Guerra: volcado en la producción industrial y con índices siempre reducidos de consumo local, la economía japonesa exportaba y acumulaba divisas y ahorro. Esos enormes excedentes se utilizaban en la construcción. Pocas cosas marcan tanto el Japón de posguerra como el auge desmedido de construcción ‒inmobiliaria y de infraestructuras‒ financiada de manera autosuficiente por los keiretsus.El mismo banco que financiaba las obras de las constructoras de su conglomerado tasaba artificialmente al alza los activos inmobiliarios resultantes. El valor de lo construido no dejaba de subir, porque no necesitaba en realidad contrastarse con nada ‒el esquema crediticio se cocinaba internamente- y la masa monetaria del banco y el valor en Bolsa de sus empresas hermanas crecía exponencialmente. Si el mismo banco que ha financiado la construcción de un edificio que puede valer, digamos, un millón de dólares, lo valora en diez, o luego en cuarenta, sus activos inmobiliarios se han multiplicado de pronto por cuarenta. No importa que esa tasación sea artificial y sin base real alguna si el conjunto del sistema la cree y acepta, porque los bancos de los demás conglomeradas hacen lo mismo. El banco tenía de repente cuarenta millones en su masa monetaria que podía utilizar en financiar otros cuarenta edificios de valor real de un millón, que tasaría por otros cuarenta. O por setenta y cinco, dónde va a parar, quién se lo iba a impedir, the sky was the limit.En apenas tres décadas, el valor del suelo en Japón se multiplicó por 75. El terreno que ocupa el Palacio Imperial en Tokio estaba valorado al final de los años ochenta en más que todo el estado de California y el distrito de Chiyoda en más que Canadá entera. El conjunto metropolitano de Tokio valía más que todo Estados Unidos. Sumados, los edificios del país contaban por un 20% del total de la riqueza mundial. Las acciones de algunos campos de golf se pagaban a un millón de dólares.Todo ese valor era aparente, ficticio, basado únicamente en convenciones artificiales aceptadas sólo por un sistema económico autorreferente y autosostenible que se regulaba de manera diferente a cualquier otra economía desarrollada seria. Una enorme pirámide financiera basada en la creencia de que se podía crear valor ad æternum en una escalada que no tendría fin y que el dinero invertido por los japoneses siempre valdría más. Y más.Pero la cosa sí tenía fin, como todo en la vida, y esa burbuja en que vivía Japón estalló, lenta pero inexorablemente, a principios de los años noventa. ¿Cómo pudieron haberla inflado tanto, construir una pirámide especulativa de tamañas proporciones? ¿Cómo un país y una sociedad serias pudieron creer realmente que puede crearse valor de manera infinita sobre una base únicamente especulativa? ¿Cómo no vieron venir el estallido? Esta vez no fue una debacle como la 1945, pero sus consecuencias fueron de relevancia comparable. Lo son todavía, porque el país no ha levantado cabeza.Japón se ha creído gran potencia mundial dos veces y la sociedad se ha acompasado las dos por completo a esa creencia. Primero de manera política y militar a lo largo de la parte inicial del siglo XX, en esa locura colectiva que los llevó a querer dominar todo el Pacífico y culminó en la gran derrota de 1945 y los bombardeos de Tokio, Hiroshima y Nagasaki. Y, por segunda vez, de manera económica, a medida que iba inflándose esa burbuja y los japoneses creían que iban camino de dominar el mundo. En ambos casos se ha tratado de procesos basados sobre todo en asunciones erróneas: que su poderío político y militar era insuperable, que puede crearse valor de manera infinita.

    * * *

    Casi treinta años desde el fin de la burbuja y setenta del fin de la Segunda Guerra Mundial, Japón parece estabilizado y tranquilo de nuevo, sin creerse ya líder mundial en nada. Pese al estallido, o tal vez gracias a eso ‒quién sabe si la debacle no habría sido catastrófica de crecer la pirámide unos años más‒, sigue siendo un país riquísimo y con altísimos estándares de vida. Eran segunda potencia económica del mundo y ahora son tercera, que no está mal tampoco. Es un país seguro, organizado, donde las cosas funcionan como un reloj. No en vano su población es la más longeva del mundo. Últimamente, además, está de moda y recibe un turismo creciente al que no estaban acostumbrados, porque no lo necesitaban ni lo querían.Pero eso de ser el país de futuro es un mito creado tal vez por quienes ven desde lejos un Japón de manga e imágenes de Lost in Translation. Una forma tal vez futurista de orientalismo. El Japón verdadero es otra cosa. Más humano quizá, más del presente, del pasado incluso en algunas cosas. Un país que no crece en términos económicos, e incluso decrece. No hay inflación, los precios no suben desde hace años y el consumo de los japoneses es aún más bajo que antes: al poco espacio que tienen en casa para almacenar cosas ‒apenas les cabe una televisión, no está permitido que compre coche quien no tiene dónde aparcarlo‒ se une la desincentivación del consumo que acarreó el estallido de la burbuja. Casi no viajan tampoco, sus vacaciones son poco más de una semana al año, si acaso; a los españoles nos hace gracia verlos bajarse de un autobús frente a la Sagrada Familia o la Alhambra, tomar unas fotos y seguir camino, y quizá no sepamos que en seis o siete días recorren así otras tantas ciudades europeas. Tienen más días de vacaciones, pero no los cogen: no se espera, no está bien visto, no se les ocurre. Los hombres pasan en su trabajo todas las horas del día y no tienen tiempo de gastar. Su «cultura de trabajo», extrañísima a ojos de quien no sea japonés, sigue primando un número de horas excesivo sobre cualquier forma racional de productividad, da lugar a unas condiciones y una calidad de vida muy por debajo de lo deseable y hasta lleva en algunos casos al karōshi, suicidio por exceso de trabajo.Los japoneses ganan mucho, gastan poco y el ahorro interno, por tanto, es brutal. Buena parte de esa enorme acumulación de capital, sin embargo, se vierte en la desbordante deuda pública que tiene la Administración, un problema nacional que, sin duda, les parece menos grave porque esa deuda está en manos japonesas.También la población disminuye, notablemente, año a año, y se prevé que en 2050 haya rebasado hacia abajo la línea simbólica de cien millones y en 2065 pueda llegar incluso a ochenta y ocho. Cuarenta millones menos de los ciento veintisiete que son ahora. Un 30% menos de población. Una sangría demográfica acompañada de un envejecimiento impresionante. En 2050 habrá entre treinta y cinco y cuarenta millones de personas menos en edad laboral. El campo se despuebla y hay cada vez mayores parcelas del territorio dejadas a su suerte: son cientos de miles las casas abandonadas para siempre en pueblos a los que no volverá nadie. En esto ‒reducción y envejecimiento de la población, despoblación del campo y declive rural‒ Japón se parece mucho a España. Ambas sufren de lo que Sergio del Molino llama un desierto demográfico. Escribo y me doy cuenta de que nos parecemos en más cosas de las que uno creería a simple vista.El tren de la tecnología lo recuperó Estados Unidos hace años y pocas novedades realmente interesantes o importantes parecen venir ahora de estas islas. Hoy son muchas menos que antes las marcas japonesas que pueblan nuestra vida cotidiana. Sony, Toshiba o Panasonic nos suenan al pasado y entre las marcas de teléfonos, el objeto a que más tiempo dedicamos y que en mayor media simboliza nuestra forma de vida, no hay ya ninguna marca japonesa relevante. Hasta Corea y China parecen haber superado a Japón y las suyas son hoy más populares que las niponas. Sólo sus coches siguen quizá compitiendo como antes.Los japoneses tienen marcas bajísimas en todos los índices de felicidad. Especialmente entre los jóvenes: tienen de todo, viven en una sociedad afluente y perfectamente organizada, pero entre los países desarrollados sólo los coreanos del sur son menos felices. Se habla cada vez más de jóvenes japoneses que no salen de casa de sus padres, literalmente a menudo, ni a la calle siquiera, que no tienen pareja ni quieren tenerla, que no se relacionan con nadie cara a cara. Que haya, al parecer, hasta un millón de estos hikikomoris indica que algo no está bien en esta sociedad.El Japón del presente es una sociedad posindustrial a la que parece estar costando adaptarse a un mundo en el que la producción industrial ‒fabricación y construcción‒ no lo es todo. Sus estrictas convenciones y complicados formalismos los hacen poco adaptables a un sector servicios que evoluciona de manera constante en tiempos 2.0. El turismo es algo sorprendentemente nuevo y está muy por detrás todavía de lo que uno imaginaría en país tan desarrollado y con tantos elementos atractivos. Sólo en los últimos años los japoneses han aprendido a valorar su patrimonio y cuidarlo: hasta hace poco la norma era destruir y construir de nuevo. También como en España, aunque esto de destruir para construir de nuevo tenga en Japón un significado distinto y sea algo connatural a su cultura, otro rasgo idiosincrásico.Yo percibo una sensación general de cierta perplejidad y falta de rumbo. Una sociedad que se siente en peligro por el estancamiento económico, el declive demográfico y la amenaza de una China enorme y apabullante a la que ven ahora como el gran enemigo. Eran segunda potencia económica mundial, ya son tercera y es previsible que sigan perdiendo puestos. Un país y una sociedad ensimismados, incapaces de encontrar acicates que les permitan reinventarse, demasiado imbuidos de su japonesidad ‒esa manera estanca de estar en el mundo‒ como para cambiar elementos de su cultura y su forma de vida y adaptarse a un mundo real que sí cambia, les guste o no. Mientras China está empeñada en conquistar el mundo, Japón lo está en proteger «su mundo». De ahí no van a sacarlos.Es cierto que se trata de estancamiento en un escalón muy alto de nivel de vida y que no está nada mal ser tercera potencia industrial del mundo. El país, ya digo, sigue siendo riquísimo. Preocuparse así es más difícil, no hay duda, y es menos probable, por tanto, que se procure salir de la molicie. Que tengan un problema como sociedad o como país no conlleva, en este caso, que lo perciban de manera individual los ciudadanos. ¿Que desciende la población a ochenta y ocho millones? Esos tiene Alemania y no les va tan mal. Los abenomics parten probablemente de una percepción acertada de la situación, pero no sé si conseguirán impulsar la fuerza intrínseca capaz de revertirla”

    Pedro Rodriguez: El camino hacia la no-libertad

    https://blog.realinstitutoelcano.org/el-camino-hacia-la-no-libertad/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+BlogElcano+%28Blog+Elcano%29

    Timothy Snyder es un prolijo y políglota catedrático de Historia en Yale University, especializado en todas esas tragedias con epicentro en la moderna Europa. Sus investigaciones se han venido centrando en la letanía de comparaciones entre la escena internacional generada en la primera mitad del siglo XX y la actualidad más relevante. Su última aportación a esta creciente e incómoda área de conocimiento –The Road to Unfreedom– es un análisis tan elocuente como deprimente que ronda la categoría de lectura obligada para todos aquellos interesados en comprender la actual crisis política que no conoce fronteras.A partir de la Historia, la Filosofía y una investigación casi periodística, Snyder define el camino hacia la no-libertad como una preocupante desviación de las tradiciones intelectuales de Occidente. Es decir, un forzado atajo en el que se está intentando prescindir tanto de la fe ilustrada en la razón como del carácter razonable de los otros para llegar hasta un debilitador cuestionamiento de instituciones, valores, mediaciones, convenciones y hasta la especialización y el estudio. No se salva ni la verdad, ni la realidad, ni tampoco los hechos.

    1.– El futuro es otro país. A partir del viejo dicho que insiste en que el pasado es el equivalente a otro país, Snyder empieza por preguntarse en su análisis contemporáneo qué país puede ser el futuro. A su juicio, la inquietante respuesta para el porvenir de Estados Unidos y Europa no es otra que Rusia. Una Rusia controlada por una oligarquía que monopoliza el poder económico y político a través de una mezcla de ilusiones y represión. Según Snyder, el régimen de Putin está basado en “mentiras tan enormes que no pueden ser cuestionadas, porque dudar de ellas significaría dudar de todo”.El libro argumenta que para Rusia ahora resulta mucho más fácil cuestionar e interferir que durante los tiempos de la Guerra Fría. Ni en su mejor coyuntura, la Unión Soviética no fue capaz de competir con Occidente a la hora de ofrecer evidencias tangibles de que el comunismo era capaz de lograr mayor bienestar, prosperidad y modernidad. Sin embargo, cuando los votantes invierten cada vez más tiempo delante de pantallas electrónicas, es mucho más sencillo obtener resultados dentro de la renovada competencia planteada por Rusia. En sus charlas, Snyder suele incidir en que el presupuesto anual de Rusia para ciberguerra es menos de lo que cuesta un solo avión F-35 del Pentágono, con la retórica pregunta de cuál de esas dos armas ha hecho más por influenciar acontecimientos mundiales.

    2.– Para entender a Putin. Snyder realiza un especial esfuerzo en explicar la trastienda ideológica utilizada por Vladimir Putin para su premeditada cruzada contra Occidente. En el entramado tóxico del Putinismo se mezcla el “esquizo-fascismo”, conceptos religiosos y nociones decimonónicas de supremacía racial y supervivencia. El pensador favorito del Kremlin es Ivan Ilyin (1883-1954), intelectual deportado en 1922 por los bolcheviques pero no precisamente por su carencia de radicalidad. Convertido en ideólogo autoritario de la diáspora rusa, Ilyin fue un ferviente admirador el fascismo italiano. Aunque con su experiencia de primera mano como residente en Alemania, ese fetichismo autoritario no se extendió a los nazis. Según Ilyin, la suprema autoridad de Rusia debía estar concentrada en un solo individuo, tan redentor como viril, por encima de cualquier otra consideración democrática. Y para defender a la virtuosa y superior Rusia, cualquier medio sería legítimo.A la hora de satisfacer sus inclinaciones más antiliberales, Putin también se sirve de la delirante obra de Lev Gumilev (1912-1992), pensador del euroasianismo que relacionó la identidad de las naciones con la influencia de rayos cósmicos. Según Gumilev, la voluntad existencial de Occidente se encuentra casi agotada y en decadencia mientras que a Rusia le sobra energía y destino para formar un todo-poderoso Estado entre Europa y Asia.Estas peculiares aportaciones al Putinismo, según Snyder, tienen en común la creencia casi mística en la existencia de un destino inevitable para las naciones y sus gobernantes, por encima de leyes, procedimientos o incluso realidades físicas. Bajo este imperativo espiritual, la política o la búsqueda de la verdad resultan opciones superfluas e incluso desaconsejables.

    3.– La política de lo inevitable. Para esta perspectiva, que abarca desde el marxismo a la creencia en el triunfo de la economía de mercado, la historia avanza de forma inexorable hacia un claro final. La política de la inevitabilidad según Snyder es la idea de que no hay ideas, es el cliché de que no existen alternativas posibles. Lo que implica negar la responsabilidad individual de contemplar la historia y cambiarla. A juicio del catedrático de Yale, bajo la luz de lo inevitable “la vida se convierte en un paseo sonámbulo hacia una tumba predeterminada en una parcela precomprada”. Tanto estadounidenses y americanos entraron en el siglo XXI bajo una perspectiva de inevitabilidad: “el final de la historia” propugnado por Francis Fukuyama como el obvio triunfo de la democracia liberal y la economía de mercado. El colapso de esta perspectiva, acelerado por la gran crisis financiera del 2008, habría entreabierto las puertas a la política de eternidad.

    4.– La política de la eternidad. Desde este punto de vista, no existe el progreso. La historia no es más que un bucle de continuas humillaciones, muerte y renacimiento que se repiten una y otra vez. Esta política de la eternidad intenta encasillar a las naciones dentro de una historia cíclica de victimismo en la que siempre retornan las mismas amenazas del pasado. Las crisis se coreografían y también se manipulan las emociones resultantes. El futuro se ahoga en el presente. Y con la ayuda de la tecnología se trasmite ficción política, se niega la verdad y todo queda reducido a espectáculo y sentimiento. Por supuesto, la Rusia de Putin habría sido la primera en adentrarse en la política de la eternidad. Según Snyder, tanto la narrativa de lo inevitable como la narrativa de la eternidad son especialmente efectivas a la hora de generar intolerancia hacia sus respectivos disidentes.

    5.– El asedio de Occidente. Una buena parte de los esfuerzos de Moscú en esta batalla contra la democracia liberal y el imperio de la ley pasa por cuestionar los valores, las instituciones, las reglas del juego y hasta los mismos Estados que forman parte de Occidente. Para hacer posible este asedio, los medios desplegados por Rusia no actúan en la periferia sino dentro de Occidente aprovechando cualquier tipo de disputa política o fractura social. En el memorial documentado por Snyder destaca el intenso respaldo de Moscú a las manifestaciones del nacional-populismo multiplicadas por toda Europa; la invasión y desmembramiento de Ucrania en 2014; el cuestionamiento de la Unión Europea y la manipulación de la opinión pública de cara al referéndum del Brexit en 2016; y por supuesto la ciberguerra librada en Estados Unidos durante las últimas elecciones presidenciales que dieron la victoria a Donald Trump. En este sentido, el gran teórico militar prusiano Carl von Clausewitz definió la guerra como el uso de la violencia para imponer la voluntad de un Estado sobre otro. Según Snyder, la tecnología está permitiendo “enfrentarse a la voluntad del enemigo directamente, sin el medio de la violencia”.

    6.– Un fracaso americano. El libro de Snyder insiste en que la victoria de Trump es un fracaso muy de Estados Unidos convertido en una victoria para el Kremlin. La elección de este líder fake, junto al descrédito de Hillary Clinton, no se entiende sin las múltiples injerencias de Rusia concentradas, sobre todo, en el campo de batalla digital pero no solamente. Según Snyder, “el dinero ruso salvó a Trump del destino que normalmente aguarda a cualquiera con su historial de fracaso”. Para Vladimir Putin, la gracia no está en controlar al presidente de Estados Unidos. La clave es cuestionar y desacreditar el sistema democrático de Estados Unidos. Las democracias favoritas del Kremlin son las más viciadas. Y lo que está haciendo Putin dentro y fuera de Estados Unidos no sería más que un ajuste de cuentas por intentar contagiar a la sagrada Rusia con ideas tan nocivas como la democracia liberal o los derechos humanos. Con todo, la gran preocupación de Snyder es que lentamente antes de Trump –y rápidamente con Trump en la Casa Blanca– Estados Unidos se parece cada vez más a Rusia: un país encaminado hacia la oligarquía económica”

    CaixaBank : La computación cuántica es una realidad y puede cambiar el mundo

    http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/la_computacion_cuantica_es_una_realidad_y_puede_cambiar_el_mundo

    “El eector financiero, que está inmerso en un proceso de transformación de sus procesos mediante la incorporación de tecnologías como big datainteligencia artificial (incluyendo machine learning), blockchainbanca móvil y open banking, entre muchas otras. Todas estas tecnologías se han desarrollado gracias a la mejora exponencial de la capacidad computacional, acompañada de la reducción del tamaño físico de los procesadores. Esta evolución puede estar llegando a su límite físico y es precisamente aquí cuando la computación cuántica entra en juego, aportando unas capacidades de procesamiento sin precedentes. Debemos estar preparados para aprovechar las oportunidades que este cambio de paradigma trae consigo y la disrupción que, con toda seguridad, creará.  Si bien la computación actual usa como unidad básica el bit, cuyo valor es binario (0 o 1), la computación cuántica usa como unidad el cúbit o bit cuántico (del inglés, quantum bit o qubit), cuyo valor se basa en la mecánica de partículas subatómicas y, en concreto, en la capacidad de algunas partículas de tener dos estados a la vez (superposición), lo cual implica que un cúbit puede tener tres estados: 0, 1 o ambos al mismo tiempo. La superposición y otras características cuánticas, como el entrelazado, conllevan que el número de procesos en paralelo que un ordenador cuántico puede ejecutar sea de 2^n, donde ‘n’ es el número de cúbits. Un ordenador cuántico ideal con 50 cúbits podría realizar 250 procesos simultáneamente, siendo equivalente a un procesador clásico de 250 cores. Actualmente, el supercomputador más potente cuenta con 106 procesadores; es decir, su potencial es un millón de veces inferior que el del ordenador cuántico.Todo el procesamiento paralelo que aporta la computación cuántica abre la posibilidad de resolver problemas hasta ahora imposibles de abordar, especialmente aquellos con complejidad exponencial como el descubrimiento de nuevas proteínas o fármacos, la exploración espacial o la optimización de funciones n dimensionales: por ejemplo, los modelos ocultos de Markov para predicción en operaciones financieras, métodos de Monte Carlo para riesgos, la optimización de grafos o bien la factorización de enteros como producto de dos números primos. Este último caso puede suponer un riesgo para la criptografía actual, en la que se basa la seguridad de las comunicaciones y parte de la criptografía de blockchain.Se prevé que, a medio plazo, los clústeres de ordenadores complementados con GPU para el análisis de pricing de Wall Street podrán ser reemplazados por un ordenador cuántico. Sin embargo, la posibilidad de contar con un ordenador cuántico de sobremesa o de bolsillo no parece inmediata. Existen algunos retos a resolver antes de ver la implementación masiva de la computación cuántica, tales como la mejora de la estabilidad de los resultados que generan los algoritmos y la simplificación de la implementación de dichos algoritmos.De momento, los ordenadores cuánticos sólo están al alcance de grandes instituciones, dado que las condiciones para que funcionen sólo son alcanzadas en instalaciones muy controladas y complejas. Sus circuitos requieren estar a temperatura cercana al cero absoluto (-273,15 °C o bien 0 Kelvin) y en vacío magnético garantizado por una cubierta que anula el campo magnético.Existen iniciativas gubernamentales y privadas con amplia financiación para potenciar el desarrollo y la implementación de esta tecnología. En el sector privado, Google ha anunciado que dispone de un ordenador cuántico de 72 cúbits. Por su lado, IBM dispone ya de un ordenador cuántico de 50 cúbits para uso empresarial y pone a disposición del público general un ordenador de 26 cúbits. Dicho ordenador es accesible para aquellos que quieran experimentar con la programación cuántica a través de su framework open source de desarrollo de informática cuántica Qiskit. La compañía D-Wave propone una opción diferente de ordenador cuántico de 2.000 cúbits, pero su arquitectura es menos compleja y comparativamente requiere un mayor número de cúbits para resolver el mismo problema. Dicho esto, el D-Wave es el único ordenador cuántico comercializado hasta la fecha.En concreto, la computación cuántica se está empezando a aplicar en la seguridad online, con la creación de métodos de encriptados infranqueables; en el campo de la inteligencia artificial, dado el poder de computación en paralelo que permite escalar los algoritmos actuales y, en general, en problemas que requieren la consideración de un gran número de parámetros y restricciones en su solución, hasta ahora imposibles de resolver. Algunos de dichos problemas son: el desarrollo de medicamentos personalizados basados en la secuencia del genoma, el descubrimiento de nuevos planetas, el diagnóstico precoz del cáncer, la predicción de fenómenos naturales vinculados con el clima, la toma de decisiones complejas en tiempo real (como las necesarias en los vehículos autónomos) o bien el análisis financiero de portafolio de valores mencionado anteriormente.En conclusión, la computación cuántica es una tecnología millones de veces más potente que la tecnología actual. Su capacidad traerá consigo cambios disruptivos en sectores claves como el farmacéutico, el espacial, la seguridad informática y el financiero, entre otros. En definitiva, tiene el potencial para transformar el mundo del mismo modo o más que el primer procesador. El reto clave reside en traducir los problemas del mundo real al lenguaje cuántico”

    Maximo Camacho: Indicador de coyuntura económica Ind-ALDE. Septiembre 2018

    https://blogaldeaglobal.com/2018/09/24/indicador-de-coyuntura-septiembre-2018/

    “El Ind-ALDE se ha actualizado para el mes de agosto con los datos publicados hasta julio de producción industrial, ventas y renta, y hasta agosto de afiliados. Una vez incorporados los nuevos datos, el valor del indicador en agosto es de 2,8, inferior al que tomó en julio de 3,3, y al que tomó a comienzo de 2018 de 4,6. Por tanto, la dinámica del indicador está en consonancia con una desaceleración en el ritmo de crecimiento de la actividad económica.

     

     Atendiendo a las tasas de crecimiento interanuales, los indicadores individuales que forman parte del indicador compuesto han mostrado una tendencia dispar. La producción industrial y las ventas crecieron más en julio (2,8% y 3,5%) que en junio (-2,1% y 1,9%). Sin embargo, la renta y los afiliados crecieron considerablemente menos. En concreto, la renta creció en julio 2,7%, a un menor ritmo que sus crecimiento que el 4,2% de junio. Por su parte, los afiliados crecieron un 2,7% en agosto frente a un 3,1% en julio.

    Gonzalo García: ¿Qué hemos aprendido sobre la inestabilidad financiera? (III): Del velo a la soga

    http://blognewdeal.com/gonzalo-garcia-andres/que-hemos-aprendido-sobre-la-inestabilidad-financiera-iii-del-velo-a-la-soga/

    Una de las metáforas más poderosas de la historia de la economía es la del dinero como un velo. Se ideó para desmontar la irrefrenable tendencia a equiparar el dinero con la riqueza. Aunque parezca que el dinero es lo que mueve el mundo, rezaba, en la economía es un complemento, un adorno que no afecta a sus mecanismos de funcionamiento, que deben observarse mirando a través de él. Las finanzas, íntimamente ligadas al dinero, acabaron formando también parte del velo. Sin embargo, con la inestabilidad el velo se convierte en una soga que acaba asfixiando a la economía, generando costes sociales onerosos. El primer paso de un análisis normativo de la inestabilidad pasa por evaluar estos costes, para después encontrar instrumentos que los contengan.El BCE y el Consejo Europeo de Riesgo Sistémico han elaborado una base de datos que incluye 50 crisis en la UE y Noruega en 1970-2016, caracterizadas como aquellas que cumplen tres condiciones: i) el sistema financiero actúa como origen o amplificador del choque, ii) entidades financieras sistémicas que quiebran o experimentan dificultades y iii) se producen intervenciones de gestión de crisis significativas. El coste en términos de pérdida de PIB es del 8% en media, mientras que la ratio de deuda pública aumenta, también de media, 21 puntos en relación al PIB.Otras estimaciones, centradas en la crisis financiera global, apuntan a costes más elevados que van más allá del descenso observado en el PIB. La Government Accountability Office (GAO) de Estados Unidos elaboró un informe en 2013 sobre los costes de la crisis, en el marco del análisis sobre la legislación Dodd-Frank. Estimó la pérdida acumulada de renta, sumando las diferencias entre el PIB registrado y el PIB siguiendo distintos supuestos sobre la evolución de la tendencia existente antes de la crisis. Las pérdidas totales serían el área coloreada en los dos gráficos siguientes, el primero con una tendencia de menor crecimiento que el segundo.

    Además, el impacto inicial sobre la inversión y el empleo pueden provocar efectos depresivos permanentes, mermando el potencial de crecimiento de la economía. La inestabilidad financiera genera así histéresis, es decir, un efecto que persiste incluso después de que se supere la crisis. Con este enfoque más alto, los costes estimados se elevan de manera considerable, de manera que la GAO concluía que podrían ascender hasta el 100% del PIB estadounidense anterior a la crisis.Este es también el enfoque de la base de datos de Laeven y Valencia, del FMI, que hace unos días publicaron una actualización de su ya clásica base de datos de crisis bancarias sistémicas. Analizando más de 150 episodios en el período 1970-2017, encuentran que los costes en términos de pérdida de PIB frente a la tendencia son mayores en los países desarrollados que en los países emergentes. A su juicio, la razón es el mayor desarrollo de los sistemas financieros en los primeros.Pero incluso con este enfoque más amplio, las estimaciones cuantitativas no capturan todo el alcance de la capacidad destructiva de la inestabilidad financiera sobre la sociedad.En momentos críticos como el del otoño de 2008, algunos pilares básicos sobre los que se asienta el normal desempeño de la actividad económica se gripan. Los costes de transacción se elevan de manera exponencial. Y las autoridades reaccionan activando todos los resortes de la política económica: monetaria, fiscal y regulatoria. Las respuestas pueden ser más o menos atinadas, pero en cualquier caso suelen contener o limitar el impacto negativo sobre el PIB y el empleo. ¿Qué habría pasado si la Fed, el Tesoro americano, el Capitolio y el resto de gobiernos y bancos centrales se hubieran cruzado de brazos?No podemos saberlo, ¿o acaso sí? Hubo un secretario del Tesoro de Estados Unidos que apostó por que la inestabilidad financiera purgara el sistema de todo lo oxidado. Liquidar el trabajo, liquidar las acciones, liquidar los granjeros, liquidar las casas… Se llamaba Andrew Mellon y la aplicación de su fórmula purificadora ayudó a generar la Gran Depresión.El análisis normativo de la inestabilidad financiera no debe asumir los efectos de las respuestas de política económica. Los modelos tienen que poder explicar un proceso de descoordinación acelerada de la actividad que no sea posible estabilizar con los mecanismos autónomos del mercado.La última dimensión de los costes de la inestabilidad es social y política. Hay material histórico abundante para establecer vínculos causales entre crisis financieras y calamidades políticas, y en estos diez años sobran los ejemplos. Es preferible no atribuir explicaciones simples a fenómenos de causas múltiples y complejas, lo cual no impide reconocer que estas situaciones alientan la polarización política y minan la credibilidad y el apoyo a las instituciones. Destaquemos dos vías a través de las cuales se producen estos efectos.La primera es el impacto redistributivo regresivo, porque los que más pierden suelen ser los tienen una posición más precaria en términos de capital humano, capital físico y empleo. El último ciclo financiero-inmobiliario de España ofrece un ejemplo ilustrativo. Durante los años de expansión, se generaron fuertes rentas, cuya percepción se concentró en el sector inmobiliario (recuerden las salidas a Bolsa a precios exorbitantes, o el 11% del PIB que llegó a suponer el sector), el sector financiero y aquellos con capital suficiente como para especular. Cuando llegó la crisis, la subida del paro y los recortes en el gasto público golpearon primero a los trabajadores temporales, a aquellos que no podían pagar las cuotas de las hipotecas y a los jóvenes de menor cualificación que habían ido a trabajar a la construcción. Las rentas del capital sufrieron durante una etapa, pero luego se recuperaron con fuerza. El análisis realizado por el Banco de España muestra el aumento de la desigualdad en 2008-2014, sobre todo en rentas salariales, renta per cápita y riqueza.La segunda vía es la dudosa legitimidad de varias de las medidas que el Estado adopta para responder a una crisis financiera. ¿Por qué se rescata a los bancos y no a las familias? ¿Por qué para reactivar la demanda se crea dinero para comprar bonos y no para apoyar la renta disponible de los ciudadanos? ¿Por qué para salir de una crisis que golpea al trabajo se tiene que inflar el valor del capital, bajando los tipos de interés?  Preguntas de este tipo son pertinentes y en los últimos años se las hace mucha gente.Destinar miles de millones de euros del erario público a la adquisición de acciones de los bancos o de las aseguradoras, o conceder garantías y avales a la emisión de valores o a los compradores de bancos en dificultades tiene lógica desde la perspectiva del bienestar social, porque contribuye a reducir los costes netos de la crisis. Lo mismo sucede con los programas de los bancos centrales, que han expandido de manera drástica sus balances para comprar bonos hipotecarios, bonos de empresas y valores de deuda pública en el mercado. Pero estas medidas de apoyo masivo a un sector chocan con principios básicos de una economía de mercado, en la que las empresas y los individuos deberían asumir las consecuencias de sus errores sin ayuda del Estado.Es muy difícil explicar de manera convincente la racionalidad y el fundamento de las políticas adoptadas para cortar la espiral y restaurar la estabilidad financiera. Y es normal el sentimiento extendido de que el sistema está trucado y funciona siempre en beneficio de los que ostentan el capital y el poder. Esta es una de las razones que justifican que, en las reformas posteriores a la crisis financiera, se ponga el énfasis en la prevención, para reducir la probabilidad de que volvamos a las andadas. Aun así, quedan muchas incógnitas y debates abiertos sobre la política financiera adecuada contra la inestabilidad que abordaremos en la cuarta y última entrega de esta serie.”

     Abraham Zacuto (Seudónimo): Los efectos macroeconómicos de las reformas impositivas: nueva evidencia para España

    http://nadaesgratis.es/admin/los-efectos-macroeconomicos-de-las-reformas-impositivas-nueva-evidencia-para-espana

    “¿Cuál es el efecto macroeconómico de la política fiscal? ¿Una subida de impuestos reduce la actividad económica? ¿Cuánto? Estas preguntas han preocupado a los economistas desde hace mucho tiempo y en el contexto de la Gran Recesión y la crisis de deuda soberana en la eurozona, su importancia ha aumentado aún más. En España, el país con el mayor déficit público de la zona euro y con una deuda pública que roza el 100% del PIB, es difícil minimizar la relevancia que tienen estas cuestiones para las distintas estrategias de consolidación fiscal. Fruto de ello, este blog ha tratado en numerosas ocasiones este tema, por ejemplo aquí, aquí y aquí.Conocer los efectos de los impuestos (y del gasto público) sobre la actividad económica es sustancialmente difícil. Ello es así porque en muchas ocasiones las reformas impositivas que aprueban los gobiernos responden a otras circunstancias que afectan a la actividad económica, con lo que los analistas, al analizar los cambios tributarios, corren el riesgo de asignar a estos lo que no es más que la incidencia de los shocks que motivaron dichos cambios. Por ejemplo, a principios del año 2008 el gobierno aprobó una deducción general de 400 euros con objeto, al menos en parte, de estimular la economía en un contexto de desaceleración de la actividad. De este modo, sería aventurado explicar la intensa recesión que siguió en los meses siguientes como la consecuencia de dicha rebaja impositiva, ya que no tendríamos en cuenta el hecho de que esta rebaja trataba precisamente de evitar la desaceleración, que venía provocada por factores ajenos a la bajada de impuestos.Recientemente, la ciencia económica ha tratado de solventar este problema de identificación a través de la denominada “metodología narrativa”. Esta metodología se basa en el estudio de la motivación que hay detrás de cada cambio impositivo. Así, a grandes rasgos, las medidas impositivas pueden clasificarse en dos grupos. Por un lado, las medidas “endógenas” son las que tienen carácter contra-cíclico, es decir, se adoptan como consecuencia de factores que están incidiendo en el PIB o se espera que lo hagan en el corto plazo. Por otro lado, las medidas “exógenas” son aquellas cuya motivación es independiente de la evolución del PIB, por ejemplo aquellas que se adoptan para cumplir los criterios de acceso a una unión monetaria. La idea de la metodología narrativa es utilizar únicamente las medidas impositivas exógenas para medir los efectos de los cambios tributarios en la actividad económica.Esta metodología narrativa aplicada a los impuestos se utilizó por primera vez en Estados Unidos, en un artículo publicado en el año 2010. Posteriormente, se ha empleado en otros países como Reino Unido, Alemania y Portugal. Recientemente, ha aparecido publicado en la revista de la Asociación Española de Economía (SERIEs), un artículo que, basado en esta metodología, estudia el efecto de los cambios impositivos en España.Los autores de dicho trabajo construyen una base de datos con todos los cambios impositivos adoptados en España en el periodo 1986-2015. Posteriormente, los clasifican en cambios tributarios exógenos y endógenos, de acuerdo a su motivación. En total, la base de datos cuenta con 75 medidas impositivas, de las cuales 45 se consideran exógenas, y por tanto, son las que se utilizan para medir el efecto de los impuestos sobre el PIB.En la figura 1.1 puede observarse la evolución temporal de los cambios impositivos durante el periodo considerado. Los primeros años de la base de datos recogen, fundamentalmente, cambios fiscales dirigidos a adaptar el sistema impositivo español a los requerimientos europeos derivados, por ejemplo, del acceso a la Comunidad Económica Europea o del Tratado de Maastricht. Posteriormente, el periodo comprendido entre finales de los años 90 y primeros de los 2000 está caracterizado por reducciones de la imposición directa (IRPF e Impuesto de Sociedades) con objeto de aumentar el producto potencial, la competitividad y acercar el sistema impositivo español a los estándares europeos. A continuación, la serie recoge la importante reducción de impuestos adoptada en 2008, como consecuencia de la antes señalada desaceleración de la actividad. Esta reducción fue seguida de una serie de incrementos impositivos aprobados en el periodo 2009-2012, tras el aumento del déficit público asociado a la crisis. Las últimas medidas se corresponden con bajadas impositivas en el contexto de la recuperación de la actividad.La figura 1.2 recoge la serie temporal una vez que se han eliminado las medidas consideradas endógenas. Los autores excluyen, entre otras, las reducciones de impuestos que se adoptaron justo antes de la crisis financiera, por ser de carácter contra-cíclico, así como las medidas tomadas durante la misma, ya que su inclusión no está validada por algunos tests de exogeneidad.

    Figura 1.1 Medidas tributarias 1986-2015 

    Figura 1.2 Serie de medidas exógenas

    Con esta serie de medidas tributarias exógenas, los autores estiman el impacto sobre el PIB de una subida de impuestos equivalente al 1% del PIB. Metodológicamente, estiman un vector autoregresivo de 3 variables (PIB per cápita, gasto público y tipo de interés de corto plazo) en el que la serie de impuestos exógena se introduce -valga la redundancia- de forma exógena. Para cada variable se incluye su efecto contemporáneo y un polinomio de 3 retardos.En la figura 2.1 puede observarse el resultado de dicha estimación. Después de un aumento de los impuestos equivalente al 1% del PIB, la actividad económica caería un 1,3% después de 4 trimestres, aumentando posteriormente hasta que el efecto sería cercano a cero al final del horizonte considerado (esto es, 12 trimestres). De este modo, los resultados sugerirían que existe un coste en términos de crecimiento de las medidas discrecionales de aumentos impositivos, especialmente en el corto plazo. Asimismo, dada la simetría del modelo empírico, una reducción de impuestos generaría un efecto expansivo sobre el PIB. Dicho esto, la magnitud del tamaño de dichos efectos debe tomarse con mucha cautela, ya que los autores enfatizan que la estimación se realiza con una imprecisión grande, que viene reflejada en unas bandas de confianza considerablemente amplias. Además, el trabajo muestra que los efectos pueden depender de la motivación de las medidas, del tipo de impuestos reformados, o de los posibles efectos anticipación si las medidas tardan un tiempo en implementarse.

    Figura 2. Efecto de un aumento impositivo sobre el PIB

     

     

    Manuel Arias: Desde luego, no es habitual que el periódico de referencia de una vieja democracia publique un artículo anónimo dando voz a la resistencia interior contra un presidente electo. Pero es lo que sucedió la hace días  en Estados Unidos, cuando The New York Times publicó una op-ed sin firma que justificó como el cumplimiento del deber de servicio público a la nación.  En un interesante texto publicado en The Washington Post, la historiadora Anne Applebaum traza un paralelismo entre la conducta del anónimo resistente antitrumpiano y los burócratas de las democracias populares del bloque comunista que se esforzaban por minimizar el daño infligido por sus gobernantes. Después de sugerir que el funeral por el fallecido John McCain recordó a las ceremonias que en el Bloque del Este servían para expresar de manera más o menos codificada el malestar con el régimen, Applebaum hace una aseveración contundente: Sólo puede haber una explicación para este tipo de conducta: los funcionarios de la Casa Blanca, como muchos otros en Washington, no creen estar viviendo en un Estado completamente legal

    https://www.revistadelibros.com/blogs/torre-de-marfil/abajo-el-tirano?&utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=nl20180912

    Podría ser. A quien esto firma, sin embargo, el anónimo le ha recordado otra cosa: las conspiraciones isabelinas contra el rey que devenía en tirano. El patrón es conocido: en ausencia de mecanismos reglados para remover al monarca, habiendo, sin embargo, perdido éste su legitimidad como gobernante en razón de su comportamiento errático o del daño causado a los intereses del reino, un grupo de disidentes se organizaría para destronarlo e instalar en el trono a un sustituto con suficiente legitimidad para ello. Sic semper tyrannis.La idea de que Donald Trump es un tirano o de que vivimos el posible retorno de la tiranía ha sido implícitamente sugerida por algunos comentaristas en los últimos tiempos. El historiador Timothy Snyder vendió miles de copias de Sobre la tiranía, un discutible breviario que recoge las lecciones del siglo XX sobre el hundimiento de las democracias liberales. Y Stephen Greenblatt, uno de los mayores conocedores de la obra de William Shakespeare, ha publicado hace pocos meses un ensayo que, so pretexto de analizar el tratamiento que el dramaturgo inglés daba al problema de la tiranía, traza una analogía con la figura de Trump y su aparición en la democracia norteamericana. Analogía que, como acabamos de ver, se ve reforzada ahora por el anónimo de The New York Times.A juicio de Greenblatt, Shakespeare regresa una y otra vez a la misma pregunta: ¿cómo puede todo un país caer en manos de un tirano? Inspirándose en George Buchanan, académico escocés que llegó a ser durante unas décadas contemporáneo de Shakespeare, Greenblatt parte de la premisa de que un rey gobierna a súbditos conformes [willing] y un tirano a súbditos disconformes [unwilling]: unos consienten, otros se ven forzados. A su vez, las instituciones de una sociedad libre están diseñadas para impedir que el gobernante sirva «a su propio placer» en lugar de al interés público. Shakespeare‒sostiene Greenblatt‒ se pregunta bajo qué circunstancias pueden esas instituciones mostrarse más frágiles de lo que desearíamos. Y también: «¿Por qué tantas personas aceptan ser engañadas? ¿Cómo puede una figura como Ricardo III ascender al trono?»Para Greenblatt, la respuesta de Shakespeare está en una «complicidad extendida». Por eso Greenblatt habla de «el tirano y sus facilitadores»: aquellos que se someten al tirano, obligando a otros a tomar medidas desesperadas y heroicas para restaurar la salud de la nación. Ricardo III sería entonces un drama que se pregunta cómo puede pararse antes de que sea demasiado tarde el deslizamiento de un reino hacia la arbitrariedad y la ilegalidad. Pero también describe los rasgos psicológicos del aspirante a tirano: «un amor propio sin límites, el incumplimiento de la ley, el placer en hacer daño, el deseo compulsivo de dominación». Se trata de un sujeto «patológicamente narcisista y de suprema arrogancia», que se siente con derecho a hacer lo que desea y carece de toda decencia. Las alusiones a Trump son insoslayables.En realidad, no todos los tiranos son iguales. Greenblatt subraya aquellos rasgos que facilitan la comparación con el actual presidente norteamericano, pero deja fuera otras posibilidades. Incluso, como ha señalado Rhodri Lewis, dentro de la propia obra de Shakespeare: tanto Lear como Leontes podrían sugerir que Shakespeare desconfía de la democracia por atribuir demasiada importancia al carácter de un único ser humano, pero no deja de ser cierto que el dramaturgo inglés se muestra en otros momentos de su vasta obra igualmente escéptico acerca de los méritos de la democracia o la aristocracia. Y el propio Lewis señala que la mayor limitación del libro de Greenblatt está en el modo en que conceptualiza la tiranía:¿Cómo se relaciona la tiranía con la monarquía, la aristocracia, o las instituciones de la democracia indirecta? ¿Y con el cargo de presidente? Si un gobierno me impone una ley o un líder con los que estoy en desacuerdo, ¿estoy siendo tiranizado? ¿Es una paz tiránicamente impuesta mejor o peor que la muerte y la destrucción que comporta, pongamos, una guerra civil? ¿Qué hacemos con la tesis de Maquiavelo según la cual una tiranía debidamente disfrazada puede ser una forma de gobierno efectiva y, por tanto, virtuosa? Los interesados en saber más sobre estos asuntos habrán de buscar en otro lugar.Salta a la vista que caracterizar a Trump como un tirano ‒o algo parecido a un tirano‒ sitúa la carga de la prueba en quienes formulan semejante juicio. Y lo mismo vale para la aseveración de Applebaum acerca de la ilegalidad o alegalidad de la democracia norteamericana a día de hoy, que habría justificado la redacción del anónimo. No se trata aquí de defender al poco defendible Trump, sino de aclarar los conceptos que estamos manejando y las relaciones que mantienen entre ellos. Lewis apunta en la dirección correcta: ¿soy tiranizado si me gobierna alguien que me disgusta, o defiende ideas opuestas a las mías? ¿O la tiranía tendrá que ver más bien con una forma de ejercer el poder que vulnera los principios constitucionales y atenta contra los derechos civiles y políticos de los ciudadanos? ¿Es concebible siquiera un gobierno tiránico en una sociedad compleja y pluralista? O, cuando hablamos de tiranía, ¿estamos más bien haciendo un juicio moral dirigido a descalificar al adversario para privarle de legitimidad, confundiendo la legitimidad con la respetabilidad o la autoridad?En su estudio sobre la tiranía, comentario a la obra de Jenofonte en la que el poeta Simónides conversa con Hiero, tirano de Siracusa, el filósofo Leo Strauss lamenta en alguna ocasión que los científicos sociales de su tiempo no fuesen capaces de reconocer la monumental tiranía soviética, llamando la atención sobre la influencia que pueden ejercer las anteojeras ideológicas sobre nuestra percepción de la realidad política. En el caso de Trump, la ideología desempeña también su papel: la aversión hacia un tipo humano que parece por sí solo refutar la tesis republicana acerca de la dimensión aristocrática de las elecciones puede hacernos olvidar de qué tipo de régimen político seguimos hablando, ya que el lenguaje de la tiranía es un lenguaje premoderno que casa mal con los procedimientos establecidos en una democracia constitucional para cambiar el gobierno y tomar decisiones ejecutivas, que, como es sabido, no pueden contravenir las leyes y se encuentran, por ello, sujetas a control judicial.Strauss mismo admite que, si bien el imperio de la ley no es una condición suficiente para el buen gobierno, desde luego es una condición necesaria para el mismo: «La consecuencia práctica de la ausencia de leyes […] es la ausencia de libertad: sin leyes, no hay libertad». Y también: «El bienestar de la ciudad o, mejor dicho, su existencia, depende de la ley, del respeto a la ley o justicia» (la cursiva es mía). Es algo que subrayaba hace unos días el filósofo Manuel Toscano, escéptico respecto del concepto de «democracia iliberal» que nos hemos acostumbrado a aplicar allí donde gobierna el populismo autoritario al que asociamos figuras como la de Viktor Orbán en Hungría y Recep Tayyip Erdoğan en Turquía. A su juicio, el constitucionalismo liberal no debe concebirse como un conjunto de restricciones externas al ejercicio de la democracia, sino como una condición imprescindible para el buen funcionamiento del proceso democrático. Desde ese punto de vista, la democracia es liberal o no es.En un sentido parecido, Strauss advierte que los peligros de la tiranía demuestran la necesidad de establecer límites a las propias leyes, pues no es inconcebible que pueda establecerse una tiranía legal: una, por ejemplo, donde las leyes respeten los procedimientos, pero no los derechos. Ocurre que esta limitación no es caprichosa, sino que refleja las limitaciones de la política, pues esta no lo puede todo y sería desaconsejable que lo pudiera. A la vista de todo esto, Strauss concluye ‒quizás a su pesar‒ que «la democracia liberal o constitucional se aproxima más a lo defendido por los clásicos que ninguna otra alternativa viable en nuestra época». Tal vez no sea a sus ojos el mejor régimen; pero sí el mejor régimen posible dadas las circunstancias. Su experiencia histórica como judío en la Alemania de Weimar se combina con su lamento por el relativismo moderno y desemboca en una aceptación resignada pero inequívoca del constitucionalismo liberal. Y, sin embargo, lo que permite a Strauss adherirse a la democracia liberal son sus elementos aristocráticos o representativos; si los elementos democráticos tuviesen un mayor peso, la «falta de educación popular» ‒tan alejada del saber del filósofo‒ nos obligaría a sus ojos a recuperar la vieja evaluación despectiva de la democracia como tiranía de la mayoría.Éste es el problema que plantea Trump: que ha sido elegido popularmente. Desde luego, la democracia norteamericana tiene más defectos de lo que creen los propios norteamericanos, como demostrase Juan Linz en un artículo memorable; pero nada de ello quita para que un número suficiente de ciudadanos estadounidenses hayan elegido a Trump sin haber sido engañados por éste respecto de su carácter y capacidades. O, en cualquier caso, que no ha engañado más que otros. Desde este punto de vista, la «falta de educación popular» habría conducido al poder a un señor que no lee libros, pero viene haciendo, esencialmente, lo que prometió que haría: desde denunciar los tratados de libre comercio a restringir la inmigración. Si recuperamos la distinción de George Buchanan sobre la que se apoya Greenblatt, Trump gobierna a súbditos «conformes». Que no todos estén conforme, ni mucho menos, apunta hacia la naturaleza electoral de las democracias modernas; y el hecho de que éstas se encuentren tan polarizadas aconsejaría restringir las agendas «fuertes» de quienes ganan las elecciones. Pero mientras no llevemos esta idea a la práctica, que esas agendas fuertes se prueben desastrosas ‒como desastroso es el Brexit, sin ir más lejos‒ no impide su adopción. No está claro lo que podemos hacer si queremos evitar a un Trump y seguir siendo democracias. ¿Puede impedirse que concurran a las elecciones Matteo Salvini o Marine Le Pen? ¿Y Jean-Luc Mélenchon? ¿Instauramos una epistocracia à la Brennan, exigiendo del votante una cualificación mínima para poder ejecer su derecho al sufragio? ¿O prohibimos determinadas promesas electorales? Nada de esto parece viable; tampoco deseable.Sin perjuicio de que pueda llegar a serlo, cosa no obstante difícilmente imaginable en una sociedad como la norteamericana, Trump no es un tirano, sino un demagogo. Seguramente nuestra conversación pública ‒por «nuestra» entiendo aquí una opinión pública globalizada que presta atención por igual a Trump y a las elecciones suecas‒ tiene pendiente definir más claramente el perímetro de lo que sea decidible y, por tanto, formulable como promesa política. Por ejemplo: quienes defienden una fuerte restricción de la inmigración, ¿son sujetos inmorales o sólo ciudadanos que sostienen una concepción diferente de la comunidad y la cultura? Hablamos de los límites del pluralismo: dónde empieza y dónde termina. O, si se quiere, cuándo estamos ante ideas con las que estamos en desacuerdo y cuándo ante atentados contra los principios democráticos.En última instancia, describir a Trump como un tirano se antoja menos una descripción rigurosa que una estrategia política orientada a deslegitimar su mandato. Si el autor del artículo y su círculo de resistentes poseen pruebas de alguna violación de la legalidad, deben ponerla en conocimiento de los tribunales. Y si de verdad creen que Trump está psicológicamente incapacitado para ejercer el cargo, enviar un anónimo a The New York Times no parece el curso de acción más adecuado: hay demasiado en juego y el tiempo apremia. Pero si no es el caso y Trump solamente es un presidente indeseable, la verdadera resistencia contra él debe ejercerse en el debate público: persuadiendo a los votantes de que no merece ser reelegido y presentando una alternativa creíble. Así funciona la democracia, tanto si ganan los buenos como si pierden”

    Jonas Rald: ¿A qué edad somos demasiado mayores para trabajar?

    https://www.eldiario.es/piedrasdepapel/edad-demasiados-mayores-trabajar_6_817928200.html

    Después de la paulatina subida prescrita por la reforma de pensiones de 2011, en el año 2027 la edad de jubilación se fijará en los 67 años. Con frecuencia se escuchan propuestas de los expertos o políticos para  aplicar las nuevas reglas antes o incluso se sugiere  seguir aumentando la edad de jubilación más allá de los 67 años. ¿Es una opción viable? Aunque una vida laboral más extensa es sin duda una medida favorable para las finanzas del sistema de pensiones, siguen existiendo dos obstáculos principalmente. El primer condicionante es si el estado de salud de las personas mayores les permitirá mantener su actividad económica. Siempre habrá trabajadores que sufran de algún problema físico o mental que les impida posponer su jubilación. Afortunadamente su proporción va disminuyendo. La segunda barrera es si la sociedad está dispuesta a adoptar el nuevo modelo del llamado “envejecimiento activo”. Como veremos en este post, el  edadismo aún sigue siendo un fenómeno muy extendido. La estereotipificación por motivos de edad se hace notar tanto en las decisiones de contratación de los empleadores como en las decisiones de jubilación de los propios trabajadores. Analizaremos datos de una encuesta online de abril de 2018 llevada a cabo en EEUU, Alemania y España entre personas con edades comprendidas entre los 18 y 70 años. A los encuestados les hicimos la siguiente pregunta: “¿A qué edad crees que un hombre/una mujer es generalmente demasiado mayor para trabajar al menos 20 horas a la semana?”. Es un método simple para detectar la edad a la que deja de ser socialmente aceptado seguir trabajando. El gráfico 1 muestra el promedio de edad a la que la población entrevistada en los tres países examinados considera que una persona es demasiado mayor para trabajar. Se ve que en Estados Unidos la gente piensa que nos hacemos demasiado mayores para trabajar a una edad más avanzada que en Europa. En cambio, tanto en España como en Alemania a la gente le parece más normal una jubilación temprana. Para la mayoría, con 65 años uno ya es demasiado mayor para seguir en activo. La misma diferencia se puede observar en las edades reales de salida del mercado laboral – la transición suele suceder más tarde en EEUU que en Alemania o España.Además, en todos los países persisten unas normas de género sorprendentemente tradicionales. Según la opinión mayoritaria, las mujeres deberían jubilarse bastante antes de los hombres. Sobre todo en EEUU la brecha de género es muy pronunciada: en el promedio hay una diferencia de cuatro años entre la edad a la que un varón y una mujer, respectivamente, se consideran demasiado mayores para trabajar. Aún así, los estadounidenses piensan que una mujer se vuelve demasiado mayor para seguir trabajando aproximadamente dos años más tarde que los españoles o alemanes.Son también llamativas las diferencias según la edad de los encuestados. En España, a los jóvenes adultos (entre 18 y 29 años) predominantemente les parece que los varones mayores de 62 años y medio ya no tienen sitio en el mercado laboral y para las mujeres el momento de retirarse ya llega con 61. Cuanto más mayor se hacen las personas, más alta la edad máxima aceptable para la jubilación. Es una regularidad conocida. Probablemente se trate de una racionalización de la necesidad de tener que trabajar más de lo que muchos querían. De jóvenes nos imaginamos que será posible retirarnos pronto, pero luego aprendemos que hay necesidades económicas que hacen esta opción poco realista.

    Como veremos en el siguiente gráfico, que desglosa las respuestas en función del sexo del encuestado, entra otro factor. Hasta ahora sólo hemos tenido en cuenta la distinción de género en cuanto a qué contestaciones dan los encuestados en su promedio si les preguntamos por “un varón” o “una mujer” respectivamente. En el siguiente paso incorporamos el sexo del propio encuestado al análisis.El gráfico 2 demuestra (ninguna sorpresa aquí) que los hombres suelen ser más tradicionalistas que las mujeres en sus actitudes referidas a la jubilación femenina. En el caso americano, ellas piensan que pueden trabajar cinco años más, comparado con lo que piensan ellos sobre ellas. En España, esta diferencia es un año y medio. Sin embargo, en los tres países las mujeres siguen opinando que los hombres se hacen demasiado mayores a una edad más avanzada que ellas mismas. Es un caso claro de internalización de normas sociales. Este hecho es más evidente en Alemania donde las mujeres están completamente de acuerdo con los varones que, a los 62 años, ya llega el momento de retirarse. Por supuesto, no todas las mujeres están de acuerdo con los roles tradicionales de género. De hecho, en Alemania y España expresan actitudes menos sexistas que los varones. Sin embargo, los datos reflejan que todavía hay una mayoría de las mujeres que acepta un papel destacado de los varones en el mercado laboral. Curiosamente, vemos al mismo tiempo que las mujeres en los tres países piensan que los hombres pueden trabajar incluso algo más de lo que piensan los propios hombres. Dicho de otra forma, las mujeres se muestran menos edadistas que los hombres.

    La nueva encuesta confirma una vez más cuán profundamente están arraigadas las normas de género en nuestras sociedades. Estas normas tienen sus correspondencias en las prácticas de recursos humanos en las empresas y limitan las oportunidades vitales de muchas mujeres. Al mismo tiempo, resulta chocante hasta qué punto las propias mujeres hayan interiorizado la anticuada noción de que el mundo laboral sea una esfera masculina. Además, desafortunadamente, hay pocos indicios de que estas normas estén ablandándose con el cambio generacional. En EEUU incluso parece que la población joven es más conservadora que la población mayor, según los datos analizados en este post, y en España tampoco se observa una tendencia clara hacia mayor igualdad entre las generaciones jóvenes.Las normas sociales son creencias compartidas en la sociedad sobre qué comportamientos son adecuados y para quién lo son. Como pudimos comprobar, en las actitudes dominantes sobre la edad de jubilación se refleja un bagaje socio-cultural que sigue empapado de edadismo y sexismo. Los estereotipos de edad son incompatibles con los imperativos del envejecimiento de la población y causan perjuicios diversos a las personas mayores marginadas. Además, el edadismo se convertirá en un problema económico cada vez más grave en un futuro no tan lejano, cuando a muchas empresas les falte mano de obra cualificada y muchas personas tengan la necesidad de seguir trabajando hasta sus sesenta y tantos para asegurar un nivel adecuado de ingresos en la vejez. Lo ideal sería llegar a erradicar el edadismo sin que ello conlleve, contrariamente, una presión social para seguir trabajando más allá del momento que cada persona ve como el óptimo para jubilarse. En muchos aspectos, España destaca por ser una sociedad muy tolerante. De cara al futuro es importante que una vida laboral extendida se convierta en un modelo vital socialmente aceptado con independencia de las diferencias de género”

    Jorge de Lorenzo : El Comité Internacional sobre los Derechos de los Trabajadores Sexuales en Europa (ICRSE) lanza una campaña de protesta contra Pedro Sánchez por anular su sindicato en España. Este lobby, que representa a más de 100 organizaciones que colaboran con trabajadores y  trabajadoras  sexuales, además de trans dedicados al comercio carnal, en 31 países de Europa y Asia Central, anima a enviar una carta de protesta a Pedro Sánchez, presidente de España, “quien personalmente tuiteó que el sindicato era anulado”, aseguran en la misiva.

    http://www.lacelosia.com/el-lobby-europeo-de-los-trabajadores-sexuales-envia-una-carta-de-protesta-pedro-sanchez-por-anular-su-sindicato-en-espana/?utm_source=Lista+de+Correo+-+La+Celos%C3%ADa&utm_campaign=2b94becd27-RSS_EMAIL_CAMPAIGN&utm_medium=email&utm_term=0_87d59ff837-2b94becd27-51619857

     

    “En la carta de protesta se le explica al presidente como “mientras que los gobiernos europeos pueden tener una opinión diferente sobre la prostitución o el trabajo sexual, nos sorprende profundamente ver que el nuevo gobierno socialista de España está tratando de anular la unión de las trabajadoras sexuales. Hasta donde sabemos, el único otro país de la región que ha rechazado el derecho de auto sindicalización de los trabajadores del sexo es Rusia”. Califican de vergonzoso para el gobierno socialista de España la anulación del registro del sindicato de trabajadoras y trabajadores del sexo, ya que, en su opinión, constituye una violación peligrosa y perjudicial de las normas de los derechos humanos. “Hoy somos las trabajadoras sexuales las que estamos viendo pisoteados nuestros derechos de la mano del Gobierno Socialista de Pedro Sánchez Castejón, un gobierno que se declara feminista, pero que intenta impedir a toda costa que un grupo de mujeres españolas y migrantes se auto-organice y tenga mejores herramientas legales para luchar contra las condiciones abusivas de los empresarios”, denuncian desde la Asociación de Profesionales del Sexo (APROSEX), que forma parte del lobby europeo.“Empresarios que bajo licencia de funcionamiento expedida por el Reino de España se llevan una buena tajada de lo que producimos a cambio de ninguna prestación de ley por no estar reconocido como trabajadoras”, subrayan desde APROSEX. “El Reino de España no duda en contabilizar los ingresos derivados de nuestra actividad dentro del PIB, eso parece que no les genera el menor conflicto ético, pero que un grupo de mujeres estigmatizadas e históricamente denostadas intente organizarse de manera autónoma, eso sí parece que les genera un conflicto grave”.

     

     

    Primo Gonzalez: El avance hacia el proteccionismo comercial empieza a pasar factura a las previsiones económicas. La OCDE, uno de los organismos internacionales con una visión global más completa en lo económico, acaba de anticipar una rebaja en sus previsiones de crecimiento. De momento, el recorte es suave, apenas  una décima este año en el crecimiento mundial y dos décimas en el año 2019. Pero hay otras conclusiones inquietantes.Una de ellas es el hecho de que el crecimiento económico está dejando de ser acompasado a escala global y se acentúan las diferencias entre zonas. Mientras en Estados Unidos y en China la previsión es  favorable, en  la zona euro, muy dependiente del comercio exterior, el recorte de las expectativas es mayor, más acusado.

    https://www.republica.com/retablos-financieros/2018/09/20/frenazo-global-mas-en-europa/

    También en el caso de los países emergentes, aunque en esta amplia zona parece que el quebranto queda de momento limitado a Turquía y a Argentina, dos zonas en las que España tiene algunos intereses económicos relevantes, sobre todo en el país sudamericano. En Brasil habrá que esperar al desarrollo de la batalla política, aunque de momento el ritmo de actividad económica  está por debajo de lo que se esperaba y  su decaimiento puede acentuarse aún más.La rebaja  del crecimiento en Europa puede llegar por la vía de las exportaciones y en particular en las del sector del automóvil, aunque también en importantes sectores industriales,  algunos de los cuales están bastante enraizados en España.Pero en Europa, el gran foco de incertidumbre es el Brexit. La negociación entre la UE y los británicos no marcha por buen camino y se espera lo peor, lo que provocará un frenazo adicional en la actividad económica  ya que tanto el comercio intracomunitario como las inversión es en algunos países van a verse afectadas de forma negativa.Tampoco hay que perder de vista a Italia, un país con rumbo político incierto aunque  sus dirigentes se reafirmen con asiduidad en la firmeza de sus compromisos comunitarios, sobre todo en materia presupuestaria. Lo cierto es que Gran Bretaña e Italia  representan hoy en día sendos focos de incertidumbre para el proyecto europeo. En el caso italiano, los medios económicos son cada días más pesimistas y así lo están reflejando las principales variables económicas que se  pueden observar en los mercados financieros internacionales, en donde el crédito de este país se ha visto severamente encarecido.El rumbo futuro de la economía europea se juega mucho, en todo caso, en las medidas que adopte el Banco Central Europeo en el inmediato futuro (a partir del inicio del año 2019), cuando deberá afrontar, junto al relevo en su cúpula directiva,  un posible cambio de su estrategia monetaria,  ya que si el guión pide endurecimiento de la gestión del dinero y subida de los tipos de interés, la economía quizás requiera otras medicinas para contrarrestar el eventual debilitamiento  en la actividad que se nos avecina”

    Raul Perez Ponce: Si hay dos cosas que triunfan en Internet son el porno y los videos de gatitos. Así que voy a utilizar una foto de gatitos para dar entrada al tema de hoy –que, por cierto, va a ser la Inteligencia Artificial y sus límites en la actualidad, por lo que si eres de los que prefieres a los perros que a los gatos también eres bienvenido (yo soy de gatos, pero…)

    http://www.otraspoliticas.com/politica/si-se-puede-hacer-en-un-segundo/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+OtrasPolticas+%28OTRAS+POL%C3%8DTICAS%29

    “Por ejemplo: reconocer imágenes, como en el caso de los gatitos, es un problema que solo tiene solución desde que hace unos pocos años se desarrollaron los algoritmos que permiten entrenar las redes neuronales para resolver este tipo de situaciones (creo que es 2014, pero hablo de memoria y no me apetece buscar la fecha exacta ahora); métodos que también permitieron grandes avances en reconocimiento de voz (más del 20% de las búsquedas en google son por voz ya) y que ayudan a que los coches autónomos estén cerca de ser una realidad.Andrew Ng es uno de los grandes gurús en machine learning (perdonad los anglicismos, pero es así como se llama) y aunque seguramente no le conocías es una de esas personas que pertenece al selecto grupo que están cambiando tu mundo para siempre, repite algo que se ha convertido en una especie de mantra entre la comunidad de los científicos de datos: “todo lo que un ser humano puede “procesar” en un segundo ya lo puede hacer una máquina” (no dentro de 5 o 10 años…ya).Observa el matiz: “lo que se puede hacer en menos de un segundo” –como, por ejemplo, distinguir un gato de un perro–, y en esta categoría también se incluyen procesos que se repiten en el tiempo en intervalos de un segundo. Se me viene a la cabeza el caso de un guardia de seguridad, que vigila una cámara: a ese tipo de trabajos le quedan los días contados, ya que vigilar una cámara no es más que una sucesión de acontecimientos de un segundo: no hay ladrón, no hay ladrón, ¡hay ladrón!, suena la alarma…A los guardas de seguridad que miran cámaras les quedan pocos días de trabajo, pero a otros, ahora intocables, como los pilotos o los médicos, les queda poco más, fundamentalmente porque preferimos que las cosas nos las diga un ser humano, pero también irán cediendo trabajo a las máquinas poco a poco.Hoy en día la mayor parte del trabajo de un médico (ojo: sé que no se puede generalizar, y que hay ejemplos en contra para aburrir) es escuchar al paciente, encargar una serie de pruebas que, en base a su experiencia, considera que pueden ser relevantes para el diagnóstico, analizar los resultados de estas pruebas (una vez más en base a sus conocimientos y experiencia) y posteriormente emitir un dictamen y proponer un tratamiento (generalmente normalizado en base a ese diagnóstico). ¿De verdad creemos que un médico con una experiencia de unos cuantos años y varios cientos de pacientes a sus espaldas lo va a hacer mejor que una red neuronal entrenada con millones de pruebas, pacientes y diagnósticos? Me apuesto contigo lo que quieras a que dentro de unos años el médico te dirá: “Cortana, recomienda esto o aquello y Siri está de acuerdo”.Y, si hablamos de otras profesiones, a los abogados, registradores de la propiedad, periodistas y personal administrativo en general les queda aún menos tiempo para justificar su motivo de ser…Siento ser pesimista con tu puesto de trabajo, pero esto va muy rápido y te recomiendo que te reorientes: hace tres años las máquinas no daban una reconociendo gatitos. Hoy lo hacen muy bien y además ganan al campeón del mundo de Go.En realidad, no veo tan cercano que desaparezcan médicos y pilotos. Nos gusta que nos justifiquen las cosas y los mecanismos basados en redes neuronales (y muchos otros métodos de machine learning) son opacos: nos dan una solución, pero no tenemos ni idea de que ha llevado a la máquina a tomar esa decisión. Muchos preferirán que un ser humano se equivoque dando una justificación a que una máquina acierte sin que pueda explicar por qué.Otro motivo: aprendizaje adversario, un término fascinante. Se están desarrollando algoritmos para engañar a las máquinas. Te pongo un link a un paper muy interesante, y si buscas en google “sticker tricked” encontrarás cosas muy divertidas: por ejemplo, si colocas al lado de un plátano (algo que la red neuronal reconoce fácilmente) cierta pegatina la máquina pasa a decirte que es una tostadora. Si todavía no ves coches autónomos por las calles es debido a los problemas que puede dar el aprendizaje adversario”

     

    Javier Mesones: Ábalos encarga a las constructoras un plan para rentabilizar las autovías

    http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/9405532/09/18/Abalos-encarga-a-las-constructoras-un-plan-para-rentabilizar-las-autovias.html

    “El ministro quiere armarse de todas las opciones posibles para constituir ese modelo que sea duradero. Una tarea complicada a la vista de la debilidad parlamentaria del Gobierno de Pedro Sánchez. Pero en su objetivo, ha tendido la mano al sector privado y ha solicitado al menos a Ferrovial y ACS sendos informes, según fuentes conocedoras de la petición. Las empresas defienden un sistema de colaboración público-privada que desahogue las cuentas del Estado. El ministro quiere conocer las propuestas de dos firmas punteras en el mundo. Ferrovial, por ejemplo, explota con sistemas avanzados importantes infraestructuras como la 407 de Toronto o las Managed Lanes en Texas.Desde la patronal Seopan también llevan meses trabajando en un informe sobre la movilidad sostenible que verá la luz en próximas fechas. Pretende abundar en los estudios que ha ido presentando en los últimos años para guiar el camino por el que, a su juicio, debe discurrir el modelo de infraestructuras de España. La realidad hoy es que apenas uno de cada cinco kilómetros de alta capacidad (el 19%) son de pago, frente a la mayoría de países europeos donde se llega en muchos de ellos al 100%.Ábalos está abierto a escuchar las diferentes alternativas. No se cierra en banda a fórmulas como la euroviñeta, peajes en sombra, pagos por disponibilidad o peajes directos, pese a la posición tradicional del PSOE. Los números así lo obligan. Es por ello que ha reiterado la necesidad de un modelo equilibrado que garantice la suficiencia de recursos para la conservación de las carreteras, que “no es gratis”.Ahora bien, su primera medida al aterrizar en el Ministerio ha sido la de revertir al Estado aquellas autopistas de peaje que vencen en esta legislatura, es decir, la AP-1 Burgos-Armiñon, la AP-7 Tarragona Alicante y la AP-4 Sevilla-Cádiz. Su coste de mantenimiento correrá a cuenta de los Presupuestos. Son cantidades asumibles, pero si esta decisión se extiende a futuro, en 10 años el impacto será de 450 millones anuales, según los cálculos de Seopan. Esto es la mitad de lo presupuestado para conservación en 2018 para toda la red. Ábalos tiene aún que dilucidar otras dos cuestiones trascendentales. La relicitación de las autopistas quebradas, que está en suspenso por las trabas legales, y la ejecución del Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC), que se ha topado con los requerimientos de Hacienda y la Abogacía del Estado”

    Javier Coller:En  el momento actual tenemos a los/as parlamentarios con mejores credenciales educativas de la historia de la democracia. Alrededor del 90% han obtenido un título universitario en las cámaras autonómicas y el 93% en el Congreso de los Diputados.  Si los tomamos en su conjunto para todo el periodo de la democracia, la media para las comunidades autónomas es de 84% con títulos universitarios y 91% para el Congreso.

    https://www.eldiario.es/piedrasdepapel/vueltas-curriculos-politicos_6_815828410.html

    Como se puede ver en la tabla y en el gráfico, la evolución temporal es ascendente de manera que lo que Bourdieu llamó “capital cultural institucionalizado” ha aumentado en las cámaras de representación españolas. Canarias, Baleares y Galicia son las comunidades donde suele haber más titulados universitarios mientras que La Rioja, Extremadura y Aragón es donde hay más variedad de niveles educativos. Esta diferencia puede ser azarosa o responder a causas aún no exploradas. No parece iopioppiohaber diferencias entre cámaras del régimen común y las llamadas “históricas”.Que haya más o menos universitarios en una cámara depende en buena medida de la combinación de los votos que reciben las listas y de cómo estén configuradas esas listas, tal como ya se ha explicado. Y este es un tema del que hasta hace poco se desconocía casi todo: la confección de las listas era la caja negra de la política (pero puede informarse bien aquí, aquí y aquí). Hoy ya sabemos que, según los protagonistas, hay cuatro motivos principales para ir en las listas electorales: el conocimiento de los problemas, la dedicación, la lealtad y la preparación. Este cuarto elemento es el que suele ir asociado a la formación universitaria, pero nótese que el de político es de los pocos oficios que no tienen requisitos de entrada. Cualquiera puede serlo si está disponible, va en una lista, recibe los votos suficientes y toma posesión. Y no hay nada deshonroso en dedicarse a la política y no tener estudios universitarios. Y nadie duda de que la desproporción en términos educativos entre parlamentarios/as y ciudadanía es elevada; tanto que el Índice de Desproporción Social (IDS) era en 1981 de 12,6 para las autonomías y de 14,6 para el Congreso de los Diputados. Eso sí, en 2016 (y el dato vale para hoy mismo), el IDS es de 4,7 y 4,9, respectivamente. ¿Esto qué quiere decir? Que las personas con títulos universitarios están muy sobrerrepresentadas en los parlamentos, pero mucho menos ahora que en el comienzo de la democracia, donde había más desproporción. Podemos decir que, en este aspecto, ha habido una cierta convergencia gracias a que la sociedad en su conjunto ha elevado su nivel educativo a través de las generaciones jóvenes”

    El problema, pues, no es de credenciales sino de un escenario triple.

    Por un lado, está el asunto de que hay parlamentarios/as que “inflan” sus currículos para aparentar aquello que no son. Esta “deseabilidad social” supone un engaño que puede lastrar la imagen pública del político: ¿cómo fiarme de él o ella si engaña en algo tan básico como la forma en que le dice al mundo quién es él o ella? Este engaño puede generar desafección y, además, es absurdo: en la era de la transparencia y la trazabilidad, ¿sale a cuenta engañar corriendo el riesgo de que tu carrera pública salga tocada? (esto en el supuesto de que a la ciudadanía le importen estos engaños).Por otro lado tenemos el tema de cómo se han obtenido algunos títulos universitarios, algo que está ahora en el candelero porque algunos medios lo han sacado a la luz, pero que no es privativo de la actualidad. Si ha ocurrido ahora, ¿quién nos dice que no ha ocurrido también en el pasado? Supongo que cada uno/a sabrá, pero no podemos olvidar que para bailar (“agarrao”, al menos) hacen falta dos: el que acepta obtener un título sin merecerlo y la institución de da ese título sabiendo que comete un fraude. Cuando el pastel se descubre, ¿qué margen de confianza queda para cada uno de los dos actores? Existe el caso derivado de quien comete plagio (otra forma de fraude) para obtener un título. Merton llamaba (socarronamente, todo sea dicho) a este tipo de personas “innovadoras”: aceptan los fines de la sociedad (tener credenciales educativas, tener éxito social o económico) pero rechazan los medios aceptados normalmente para alcanzar esos fines e innovan introduciendo medios nuevos como el plagio, copiar en los exámenes, pero también la extorsión y el robo en el caso de los mafiosos, las conspiraciones y golpes entre militares ociosos, etc. En sentido estricto mertoniano, Al Capone era un innovador

    Por último, y creo que más relevante por su naturaleza institucional, tenemos el problema de la calidad de la representación que se supone asociada a la formación universitaria. Si usted es de las personas que piensan que nuestros parlamentarios/as nos representan razonablemente bien y que la política no es un ámbito problemático, enhorabuena; puede usted dejar de leer aquí mismo. Si usted es de las personas que se identifican con aquellos que desde hace casi un decenio ubican a los/as políticos, los partidos, la política (y su, a veces, asociada la corrupción y el fraude) como problema, entonces, debería hacerse una pregunta: si la casi totalidad de parlamentarios/as ha pasado por las aulas universitarias, ¿qué hacemos mal en las universidades para generar representantes políticos que son vistos como un problema para la sociedad? Quizás deberíamos comenzar a pensar que más allá de la formación que se da en las juventudes de los partidos, en los cursos de verano (muchos de ellos muy buenos y ejecutados por magníficos/as profesionales), etc., y más allá de la formación específica que se da en la universidad para preparar médicos, arquitectas, abogadas, etc., algunas titulaciones universitarias deberían ser más flexibles para incorporar a sus enseñanzas algunas de las habilidades básicas que un político necesitará en el ejercicio de su oficio: cosas tan básicas como saber discutir o dialogar argumentando con evidencias, no gritando o descalificando; aprender que la otra persona siempre puede tener una parte de razón y estar dispuesto/a a hacer concesiones (para lo que antes se necesita aprender a negociar limpiamente); aprender a forjarse un criterio, no a repetir consignas o doctrinas, etc.En fin, es muy posible que pensemos que eso es imposible. Los que somos optimistas por naturaleza creemos que no: sólo hay que tener imaginación para crear diseños institucionales que permitan incorporar formación básica para aquellas personas (los/as universitarios) que inevitablemente, en el futuro ocuparán un escaño en alguna cámara de representación y desarrollarán un oficio, el de la política, que no solo es digno, sino necesario”

     

    Enrique Dans: Tecnología y habilidades humanas: una conversación interesante en el Hay Festival

    https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/FMfcgxvzKkprlsfSxJcfpqVhTHpZBchS

     

    “En ese sentido, en la educación, estamos de hecho yendo hacia atrás: la decisión de Francia de prohibir los smartphones en los colegios marca un mínimo en el nivel de estupidez al que el ser humano es capaz de llegar, trata de convertir los colegios en un reducto al margen de la tecnología, impide que se desarrollen habilidades digitales y, sobre todo, reduce la capacidad de exponer a los estudiantes a más fuentes de información, vital para el desarrollo del pensamiento crítico y fundamental, por ejemplo, para evitar que sean afectados por las llamadas fake news. Pero más preocupante aún: la decisión de Macron en Francia sirve ahora para justificar a políticos idiotas de todo el mundo, como es el caso de España, que quieren imitar a Francia sin hacer ningún intento de planteamiento adicional. No, los smartphones no “distraen” a los niños, o lo hacen únicamente si renunciamos a integrarlos completamente en el proceso educativo, a utilizarlos como herramienta para acceder a información en lugar de libros de texto considerados como “la única fuente del conocimiento”, y a fomentar el desarrollo del pensamiento crítico cambiando drásticamente la metodología de las clases: eso, y no prohibir los smartphones, es lo que tendríamos que estar planteándonos hacer, porque la función de la educación, en gran medida, es la de enseñar a los niños a desenvolverse en el mundo, y el mundo actual está lleno de smartphones y de tecnologías relacionadas que resultan ya fundamentales para desenvolverse en él. En el mundo actual, el idiota no es el que no se sabe la lista de los ríos, las capitales de provincia o los reyes de su país, sino el que no es capaz de utilizar una herramienta tan potente como un smartphone para averiguarlo rápidamente y con las adecuadas garantías. Querer convertir los colegios en la aldea de Asterix, en irreductibles fortalezas al margen de la tecnología, es una de las mayores y más soberanas estupideces que hemos llegado a perpetrar como sociedad.Scott incidió en una cuestión que me pareció también importante: el hecho de que en el desarrollo de tecnología, hablemos de algoritmos o de diseño, existen innumerables decisiones que conllevan fuertes implicaciones éticas o filosóficas, que se manifiestan en el hecho de que un smartphone no impida escribir o enviar mensajes cuando está en un vehículo y permita, por tanto, que el conductor envíe mensajes mientras conduce, o que no se introduzcan ciertas garantías que eviten que un timeline de Facebook sea tomado por actores perversos que tratan de manipular a su propietario. Por supuesto, en ese tipo de procesos que evalúan las consecuencias de las tecnologías sería interesantísimo contar con profesionales capaces de evaluarlas desde un punto de vista más humanista. Pero no olvidemos que la función de las empresas de tecnología es crear tecnología, y que no podemos jugar a intentar prevenirlo todo, porque sencillamente, no tendremos ni idea de lo que intentamos prevenir, y el exceso de precauciones terminará por impedir o dificultar enormemente el desarrollo tecnológico.La discusión paró ahí por falta de tiempo, pero me pareció verdaderamente interesante, digna de una entrada en la que intentase dejar algunas de las ideas, algunos enlaces y algunos de los temas de discusión – o cuando menos, mi impresión personal sobre ellos – plasmadas en algún sitio”

     Alex Medina: ¿El liberalismo económico ha muerto?.  La revista ‘The Economist’ apela a una renovación de la ideología y a su carácter históricamente revolucionario para resolver las crisis. Cuatro analistas frente a su refundación: Miguel Sebastián; Lorenzo Bernaldo de Quirós; Jose Carlos Diez y Javier Santacruz

    https://www.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/el-liberalismo-economico-ha-muerto-cuatro-economistas-ante-su-refundacion/6406231

    El liberalismo ha muerto”, proclama el profesor de la Universidad Complutense de Madrid y ex ministro de Industria Miguel Sebastián, para quien los últimos grandes exponentes de su éxito (Margaret Thatcher y Ronald Reagan) no pasaron de la década de los 80. “La historia del liberalismo es la de una ideología con una mala salud de hierro. Lo han enterrado muchas veces y siempre acaba renaciendo”, responde desde la otra esquina del ring ideológico, desde el rincón más genuinamente liberal que hay en España, Lorenzo Bernaldo de Quirós, presidente de Freemarket.“Los liberales de hoy tienen que preguntarse qué es lo que haría Adam Smith”, apela al padre de la criatura para dudar de su capacidad de renovación José Carlos Díez, profesor de Economía la Universidad de Alcalá. “La libertad no es un fin en sí mismo y los liberales han perdido el norte moral”, se resigna Javier Santacruz, economista del thinktank Civismo.Cuatro economistas españoles (y quizá sea bueno recordar que los primeros políticos que se colgaron el calificativo liberal en la historia de la humanidad lo hicieron en las Cortes de Cádiz de 1812) afrontan la iniciativa de ‘The Economist’ y todos coinciden, aunque desde distintas perspectivas y bagaje profesional, en que el liberalismo atraviesa uno de sus momentos más bajos. Lo que les distingue es que unos piensan que se trata de algo momentáneo mientras otros lo dan por superado. Hay quien cree que podría haber una refundación si se admiten los errores y quien solo espera el sepelio.“Los liberales nos hemos ocupado mucho de la economía en los últimos 30 años y mucho menos de la parte básica, que es la otra cara de la moneda, que es la libertad de elección de los individuos en lo que se refiere a la forma como quieren vivir”, concede Bernaldo de Quirós, para quien la ideología que ha perdido el paso es la enemiga al otro lado del centro político: “Hay un agotamiento clarísimo del discurso tradicional de la socialdemocracia europea. No tienen proyecto para ilusionar a la gente” y de ahí el auge de los extremismos de izquierda. En cambio, las ideas liberales aún cimientan proyectos como el de Emmanuel Macron en Francia “y a todo el mundo le parece bien”, añade a la vez que razona que toda carrera por gastar más y por no respetar la estabilidad en las cuentas siempre lleva al abismo más temprano que tarde.Santacruz es menos optimista, echa de menos proyectos frescos y, sobre todo, figuras que enarbolen la bandera con nuevos bríos. También ahonda en la distinción entre liberalismo político y económico, en cómo el primero ha perdido autoridad moral a cuenta de la sensación de que los liberales provocaron y han salido indemnes de la última crisis, mientras que en lo económico “se ha perdido un enorme peso; es cierto que hay académicos que mantienen vivos el pensamiento y producción de ideas, pero las cosas han empeorado en los últimos años”. En particular, subraya, porque de unas décadas a esta parte los liberales andan más preocupados de “pelearse entre ellos” que de centrar el tiro. Y la palabra “centrar” no es aleatoria. Bernaldo de Quirós incide en esta línea y aclara que “el liberalismo es un sistema integrado de principios y no se puede ser liberal en economía y conservador en materia morales o sociales”. Cuando se pierde la brújula ideológica, se pierde todo. Y eso es lo que le ha ocurrido a los liberales, han sido víctimas de su propio éxito, como fiscaliza ‘The Economist’ en su manifiesto, en el que lamenta que se hayan convertido en élites intocables, ajenas al progreso del conjunto de la sociedad, cuando “el verdadero espíritu del liberalismo no es la preservación propia, sino ser radical y Si, como apunta Santacruz, “una de las claves es la teoría el ascensor social”, los nuevos liberales del siglo XXI se han quedado a vivir en el ático, cuando “deberían ser valientes e impacientes ante las reformas”, expone la revista. En esta línea de rebeldía y de inconformismo que debe ostentar el buen liberal, el semanario recurre a uno de los clásicos profetas del movimiento, Milton Friedman: “El liberal del siglo XIX fue un radical, tanto en el sentido etimológico de ir a la raíz del problema, como en el sentido político de promover grandes cambios en las instituciones sociales. Así debe ser también su heredero moderno”. Para el economista Díez la explicación al fracaso liberal tras la última crisis es que “se han convertido en conservadores”. Esta ideología “lleva a la desigualdad y no dan soluciones a problemas esenciales de la sociedad actual como son la pobreza o el cambio climático”. En su opinión, han ido demasiado lejos en su defensa de la mano invisible de los mercados frente a la mano de hierro de lo público “cuando ha quedado claro que el Estado es fundamental para proteger la sociedad del bienestar y para avanzar en el progreso”. “Yo defiendo un Estado eficiente, pero fuerte. Porque tiene que ser fuerte para solucionar los problemas que el mercado es incapaz de solucionar y tiene que ser eficiente para que la sociedad siga prosperando”, asevera.Miguel Sebastián, el que fuera también director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno con José Luis Rodríguez Zapatero, encuentra hasta cuatro razones del declive liberal. La primera, es que “casi todos los partidos presuntamente liberales en el fondo se han hecho socialdemócratas y todos se pelean para ver quién tiene más protección social, más gasto social y nadie habla de reformar o de acabar con los monopolios”. No mira a nadie, pero es fácil pensar en trasladar la anterior frase al terreno político español de estos días.Esta victoria del pensamiento socialdemócrata, que no de los partidos del ramo (puntualiza Sebastián), la comparte Bernaldo de Quirós, para quien el Gobierno que más medidas de este corte ha llevado a cabo en la historia de España “ha sido el último del PP”. Quizá no extrañe esta inversión de papeles si pensamos en el segundo clavo que el ex ministro de Industria identifica en el ataúd del liberalismo: la última crisis. Tal y como sucedió en 1929, el liberalismo pasa de indudable superhéroe en las épocas más oscuras (el planeta es más rico que nunca gracias a décadas de prácticas liberales, defienden los propios) a ser el archivillano que arrastra al mundo a sus peores abismos (por su empeño en aplicar el ‘laissez faire’, el ‘dejen hacer’, que ya el mercado lo resolverá por sí solo y quedará el más fuerte, contestan los adversarios). “Al final, la gente se hace liberal no por convicción sino por desesperación”, concluye Lorenzo Bernaldo de Quirós en una reflexión que engarza con la tercera razón de Sebastián para el final del liberalismo. Hablamos de la Caída del Muro y del fin del comunismo en la Unión Soviética. No hace falta leerse a Sun Tzu para entender la importancia de tener un enemigo en la construcción de un relato ideológico. Cuando había un modelo rival fácilmente estigmatizado era más sencillo construir el relato propio. Ahora, el enemigo estigmatizado de traje y corbata es el liberalismo y quien azuza esa imagen los extremismos de uno y otro lado.Para enemigo global, por consiguiente, el propio liberalismo y ese halo de insensibilidad que le rodea tras diez años de recesión y crecimiento precario en el mundo desarrollado. De ser una ideología “claramente revolucionaria” que ha fracasado en resolver el problema de la desigualdad en las sociedades desarrolladas, recuerda Sebastián en su cuarta razón (y en concordancia con la nostalgia de la revista británica hacia esos tiempos rebeldes), ahora se encuentra estigmatizada, “incapaz de atraer a los socialdemócratas o de acercarse al centro”, lamenta Santacruz. Vive de paradojas como que la mayor economía de mercado contemporánea se encuentra en la teóricamente comunista China, como resalta Díez, y tampoco es capaz de atacar a su némesis real: “Ha habido injertos liberales, pero no se ha cuestionado ni revisado de manera drástica lo que ha sido el último castillo de resistencia de la socialdemocracia como es el Estado del Bienestar”, avisa Bernaldo de Quirós.Porque ya lo dijo Adam Smith, el padre de toda esta discusión en la obra fundadora del movimiento, ‘La riqueza de las naciones’: “No es por la benevolencia del carnicero, del cervecero y del panadero que podemos contar con nuestra cena, sino por su propio interés”. La economía, por lo tanto, no tiene sentimientos. Es como es. Como la libertad, que es libre de permanecer al lado de la ideología que quiera.”

    Anxo Xanchez: El Ártico y la dinámica del clima (que no, que no es calentamiento global, !que es cambio climático¡)

    http://nadaesgratis.es/anxo-sanchez/el-artico-y-la-dinamica-del-clima-que-no-que-no-es-calentamiento-global-que-es-cambio-climatico

    “Como otros veranos, al volver siempre creo que debo escribir sobre cambio climático; además, he comprobado que hace tiempo que no lo hago, así que vamos allá. Este año, la verdad, no me puedo quejar del calor de Madrid, aunque septiembre se está poniendo un poquito pesado. Mi experiencia horrible de este verano fue a finales de julio en Cambridge, Inglaterra: tres días en Inglaterra con máximas de 35ºC no se los deseo a nadie, sobre todo porque eso, que en Madrid sería llevadero, es insoportable porque nada está preparado para esos calores. De hecho, el verano de 2018 ha sido tan tremendo en Reino Unido que tiene hasta una entrada en Wikipedia (en inglés).El verano ha sido similar en mayor o menor medida en buena parte del norte de Europa. De acuerdo al informe de los National Centers for Environmental Information de Estados Unidos, Noruega y Finlandia registraron temperaturas máximas en julio por encima de 33ºC, incluso en zonas por encima del círculo polar ártico. En Suecia se registró un gran número de incendios forestales, que también han dado lugar a una entrada en Wikipedia (en inglés). El calor en Estados Unidos también ha causado numerosos incendios, y cuando escribo hay activos 89 fuegos en 12 estados.¿Cuál es el origen de todas estas anomalías? La respuesta simple ya la hemos dado muchas veces en este blog: el clima está cambiado debido a la acción del hombre, y la temperatura media del planeta sube continuamente desde el último cuarto del siglo pasado, como muestra la figura adjunta, tomada de la NASA. Observe, por cierto, el acelerón que muestran los datos en los últimos años. Pues hala, ya, ya está este con su matraca habitual, pues ya no tengo que seguir leyendo. ¿ Osí?

    Si me lo permite, amigo lector, yo seguiría leyendo, porque hoy quiero ir un poco más allá de ese diagnóstico de grano grueso, y quiero hacerlo en dos direcciones, aunque sea de manera un poco telegráfica: por un lado, no solo estamos cambiando el clima, estamos cambiando su propia dinámica, con consecuencias poco menos que impredecibles; por otro, lo que a nivel global es calentamiento, a nivel local puede ser cualquier cosa. Vamos por partes.En un post reciente en Politico, el especialista en física oceánica Stefan Rahmstorf intenta literalmente explicar el tiempo “friki” que se ha experimentado en muchos sitios este verano. Para ello, nos presenta la gráfica de las temperaturas medias en Potsdam, cerca de Berlín, donde está el Instituto de Investigación sobre el Impacto del Clima:

    En esta gráfica, la línea roja representa un promedio suavizado de la desviación de la temperatura respecto al promedio entre 1893 y 1922, y podría entenderse como la parte de las anomalías que observamos que se debe al cambio climático. Cada barra gris corresponde a la anomalía anual, y la diferencia con el promedio suavizado podría deberse a muchas cosas, podríamos incluso considerarla puro azar. Sin embargo, el pico de este año llama la atención, porque a una anomalía de más de 2ºC debida al cambio climático une otra de otro tanto. Rahmstorf apunta dos posibles causas (no excluyentes) de estas altas temperaturas. Una es el debilitamiento de la corriente llamada Jet Stream (en realidad de la del norte, hay otra mas al sur, y sus equ ivalentes del hemisferio sur).

    Esta es una corriente de aire que está controlada por la diferencia de temperaturas entre los trópicos y el Ártico. Por tanto, al calentarse el Ártico, la corriente se debilita y se desestabiliza, volviéndose menos predecible (aquí es cuando recuerdo que el caos se descubrió en modelos simplificados del clima, por supuesto). Desde 2015 hay evidencia de este debilitamiento, que consiste sobre todo en un enlentecimiento de la corriente. De esta manera, al evolucionar la atmósfera de manera más lenta, el clima se vuelve más persistente, y las olas de calor (o de frío) duran más. Por otro lado, y siempre de acuerdo con Rahmstorf, hay otro factor involucrado, nada menos que la Corriente del Golfo. Esta también se está debilitando, debido a alteraciones causadas por el aumento del nivel del mar en la densidad de las aguas y en su salinidad, los motores de ese inmenso regulador térmico que es la Circulación Termohalina. Como resultado, el agua en zonas subpolares árticas está más fría, lo que se sabe que causa veranos más calientes en Europa. Rahmstorf concluye diciendo (voy a poner comillas no sea que me acusen de plagio, porque este es uno de los dos mensajes importantes que quiero transmitir y quedaría feo):”El cambio climático no significa simplemente que todo se está calentando de manera gradual: está cambiando las circulaciones oceánicas y atmosféricas más importantes. Esto hace que el clima sea cada vez más raro y más impredecible. La realidad del cambio climático se hace cada vez más evidente, y ya no es un problema para las generaciones futuras. Debemos prepararnos para más sorpresas desagradables en los próximos años, y necesitamos limitar urgentemente las emisiones para no seguir desestabilizando el sistema climático.”Así pues, no estamos calentando el planeta: estamos desestabilizando el clima. Vamos ahora a por mi segundo mensaje. Como expliqué en otro post, uno de los efectos del cambio climático, precisamente por la desestabilización del sistema, es la aparición de mayores fluctuaciones y más eventos extremos. Pero que el planeta se caliente globalmente no quiere decir que ese sea el efecto en todos los sitios. Quizá el ejemplo más famoso es el warming hole (agujero de calentamiento) del sureste de Estados Unidos, correspondiente con la zona en azul de la figura adjunta.

    La figura está tomada de este artículo reciente, Spatially Distinct Seasonal Patterns and Forcings of the U.S. Warming Hole, de Partridge y colaboradores. Se ve muy claramente como el cuadrante sureste de Estados Unidos ha experimentado un enfriamiento en vez de un calentamiento. Los autores del trabajo encuentran que, de nuevo, esto está asociado a cambios en la ubicación de la Jet Stream en esta zona del continente, mostrando que de hecho su curso se modificó en los años cincuenta al empezar el agujero, y haciendo así que los vientos del norte traigan are frío y temperaturas más bajas. Los investigadores van más lejos al lograr entender que la zona de enfriamiento es estacional, estando ubicada más hacia el Medio Oeste durante el verano y el otoño.En este sentido, además de insistir en que el cambio climático es eso, cambio, y que puede ser calentamiento (en la mayoría de sitios) pero también enfriamiento (en otros), hay que darse cuenta de que estas diferencias regionales generan diferentes creencias sobre la realidad del fenómeno. Esto ha sido analizado en otro artículo del año pasado, concretamente Spatial heterogeneity of climate change as an experiential basis for skepticismde Kaufmann y colaboradores. Lo que se encuentra en este trabajo es que estas desviaciones del comportamiento global son una de las causas de que la gente sea, en esas zonas, más escéptica respecto al cambio climático, lo que se traduce en mayores problemas a la hora de comunicar los posibles impactos del mismo. Esto, que por otro lado no es tan sorprendente, apunta en la misma dirección que este post: el cambio climático es un fenómeno muy complejo y presentarlo como calentamiento global no ayuda. Es necesario hacer un trabajo de pedagogía en profundidad para transmitir que, básicamente, lo que estamos haciendo siguiendo en el business as usual es hacer el clima más impredecible, más extremo, y más complicado de entender. Y si es más complicado de entender y de predecir, es mucho más complicado prepararse para sus efectos. Y como decía más arriba, esto ya no es un problema para el futuro, es para ahora, y tenemos que prepararnos. Así que es urgente, no, urgentísimo, adoptar medidas para impedir que vayamos más allá de los 2ºC (lo cual es ya bastante complicado) y no desestabilizar más el sistema de lo que ya está. No será por no haberlo dicho… unos cuántos miles de veces!”

    Nota: Mala noticia para terminar el post, y es que vamos para atrás como los cangrejos. Australia acaba de convertirse, después de laminar a varios primeros ministros que intentaron hacer algo en la buena dirección, en el segundo país después de Trumpland que abandona (al menos, de facto) el acuerdo de París. Y no será por falta de sequías, incendios, y demás efectos del cambio climático… Qué pena, de verdad”

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos 

     

    Manuel.portelap@gmail.com

    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA Www.agendadeprensa.org

     

    Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse. La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

    Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

    Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:

    manuel.portelap@gmail.com

     

     

     

     

  • Iñaki Gabilondo : ¿Cuánto puede resistir el Gobierno?. No entiendo a qué espera el Ejecutivo de Pedro Sánchez para convocar elecciones

    https://elpais.com/elpais/2018/09/25/la_voz_de_inaki/1537859018_809780.html

    Marta Torres: Pedro Sánchez asegura que su Gobierno es “fuerte” y estará hasta 2020: “No voy a convocar elecciones”

    http://www.elmundo.es/espana/2018/09/26/5baac9b5468aebc9448b4668.html

     

    Pilar Gassent : Según el barómetro del CIS,  el PSOE (30,5%) le saca diez puntos al PP de Casado (20,8%) y les siguen Cs (19,6%) y Podemos (16,1%)

    https://www.republica.com/2018/09/25/el-psoe-ganaria-las-elecciones-305-le-seguiria-el-pp-208-cs-obtendria-un-196-y-up-el-161/

    Carmelo Jorda: El PSOE sigue subiendo en el barómetro de su CIS y ya supera el 30%. El PSOE, de dulce en el CIS: sube pese a desplomarse en intención directa de voto. La encuesta acabó justo antes de estallar el escándalo de la tesis

    https://www.libertaddigital.com/espana/politica/2018-09-25/el-psoe-sigue-subiendo-en-el-barometro-de-su-cis-y-ya-supera-el-30-1276625442/

    Ana I. Gracia: El CIS de Tezanos otorga al PSOE el 30,5% y coloca al PP de Casado por encima de Cs

    https://www.elespanol.com/espana/20180925/psoe-consolida-liderazgo-pp-casado-supera-cs/340716338_0.html

    Irene Castro : El PSOE aventaja al PP en diez puntos tras la victoria de Pablo Casado, según el barómetro del CIS

    https://www.eldiario.es/politica/Pablo-Casado-CIS_0_818218461.html

     

    Gabriel Sanz: El barómetro del  CIS  mantiene al PSOE en primera posición y Casado aumenta la intención de voto del PP . Los socialistas incrementan su ventaja sobre el PP, que recupera el segundo puesto; la suma con Podemos permitiría gobernar a la izquierda; el sondeo no recoge el impacto de la dimisión de Montón o del ‘caso Delgado’

    https://www.vozpopuli.com/politica/CIS-psoe-pp-ciudadanos-podemos-encuesta-electoral-septiembre-2018_11_1175992390.html

    Leonor Mayor: Así quedaría el Congreso según los datos de la encuesta del CIS. El PSOE sería la principal fuerza de la Cámara con 127 diputados, el PP tendría 82 representantes, Cs se quedaría con 69 y Podemos caería hasta los 43

    https://www.lavanguardia.com/politica/20180925/452030256344/cis-traslacion-escanos.html

    Enric Juliana: Sánchez triunfa en el CIS mientras sus ministros se asan en la parrill. El Gobierno se halla a la defensiva y el PSOE parece inmune al desgaste

    https://www.lavanguardia.com/politica/20180926/452039680333/gobierno-sanchez-cis-ministros-crisis-monton-delgado.html

     

    Elplural.com : Según el  barómetro del CIS, el  partido de extrema derech, a VOX que preside Santiago Abascal,, conseguiría una estimación del voto  del 1,4% , por detrás del Partido Animalista PACMA, que preside Silvia Barquero Nogales, que consigue un porcentaje  del voto del 1,6%

    https://www.elplural.com/politica/cis-vox-pacma-intencion-de-voto_203600102

     

    Gaceta.es: Por primera vez en su historia, el barómetro del CIS otorga intención de voto al partido VOX, al que sitúa en un 1,4% -cinco décimas más que el PNV- y al animalista PACMA, al que augura un 1,6% de intención de voto

    https://gaceta.es/espana/vox-irrumpe-en-el-sondeo-del-cis-ante-un-pp-que-no-mejora-con-la-llegada-de-casado-20180925-1917/

     

    Miguel Riaño : Los datos más sorprendentes de la ‘cocina’ del barómetro de su CIS de Tezanos

    https://www.elindependiente.com/politica/2018/09/25/los-datos-sorprendentes-cocina-cis-tezanos/

    Gurus Blog: Explicando el milagro de la “cocina” del CIS

    https://www.gurusblog.com/archives/explicando-el-milagro-de-la-cocina-del-cis-que-los-datos-no-te-estropeen-un-buen-titular/25/09/2018/

     

    “Cuando menos resulta algo sorprendente el resultado vista la evolución de la intención directa de voto, es decir lo que responden los encuestados sin ningún tipo de manipulación estadística  o sociológica por parte del CIS.Llama la atención que de julio a septiembre la intención directa de voto del PSOE haya caído en 5,3 puntos mientras que tras la “cocina” del CIS se le otorgue una subida de 0,6 puntos hasta el 30,5% en votos que recibirían en caso de celebrarse elecciones. Francamente complicado entender como una descalabro de tal magnitud en la intención directa de voto pueda llevar a un incremento en el voto post cocina.En líneas generales en intención directa de voto el bloque  de los grandes partidos considerados de izquierda caen en 5,4 puntos entre julio y septiembre pero ven incrementar su voto post cocina del CIS en 2,4 puntos. Los bloque de los grandes partidos considerados de derecha ven aumentar la intención directa de voto en 4,4 puntos pero solo suben en voto post cocina del CIS en 0,4 puntos.Lo de la cocina del CIS se está convirtiendo en un auténtico milagro.

     

    Ignacio Varela: Aparentemente, la estimación de voto en el barómetro de su CIS  es casi idéntica a la del mes de julio: apenas unas décimas de corrección para que el PSOE traspase la barrera mágica del 30%, Ciudadanos quede detrás del PP y Podemos obtenga una pequeña subida como recompensa por su lealtad, que tampoco hay que desmoralizar al socio. Todo niquelado ‘pro domo sua’

    https://blogs.elconfidencial.com/espana/una-cierta-mirada/2018-09-25/masterchef-en-el-cis-pedro-sanchez-encuesta_1620936/

    “El método que desde tiempo inmemorial usa el CIS para sus encuestas es el más caro, el más lento y el más impreciso. También el más antiguo: viene de los tiempos en que mucha gente carecía de teléfono y había que reclutar a un ejército de encuestadores para hacer las entrevistas a domicilio. El único apóstol que queda de este método antediluviano es el actual capataz del organismo, para quien todas las formas modernas de investigar a la opinión pública son brujería.El procedimiento ha sobrevivido únicamente por el afán de proteger la regularidad y estabilidad de las series históricas, que permiten observar la evolución de las opiniones en el largo plazo y, por ello, resultan valiosísimas para investigadores y analistas. Pero si se altera la metodología (que incluye la cadencia temporal, el contenido de los cuestionarios y la estructura de la muestra), la serie se rompe y nada tiene sentido. No les aburro con el listado completo de cambios adulteradores del modelo que Tezanos ha introducido sin explicar por qué (aunque todos ellos tienen un para qué). No es inocente la decisión de publicar una estimación de voto todos los meses en lugar de hacerlo trimestralmente, como ha ocurrido durante 22 años. Es palmario el propósito de ocupar el espacio de las predicciones electorales durante el ciclo electoral que ahora comienza.¿Quién pagará encuestas privadas sabiendo que cada 30 días caerá una del CIS financiada con el dinero de todos? La decisión busca establecer un monopolio de hecho y encierra una disuasoria opa hostil contra los institutos de opinión y los medios informativos. Y se hace justamente ahora porque vienen elecciones y porque es cuando Sánchez necesita el oxígeno de datos favorables que desmientan la sensación de que su Gobierno es cada día menos bonito y más desastroso. ara que eso cuadre, ha tenido que presentarse un vuelco ideológico en el país. Desde las elecciones de 2016 y hasta el advenimiento de Sánchez, la derecha (PP y Ciudadanos) ha venido sumando establemente un 46% frente a un 42% de la izquierda (PSOE y Unidos Podemos). Pero, al parecer, tras la moción de censura se apoderó de la sociedad un furor izquierdista, de forma que ahora se invierten las cifras: 47% para la izquierda y 40% para la derecha. Es normal que, si la coyuntura le favorece, un partido crezca a costa de sus vecinos en el mismo espacio político, pero no hay precedentes de que la sociedad se transforme ideológicamente en seis meses”

    Kiko Llaneras: Según el CIS, PSOE y Unidos Podemos suman un 46,6%. PP y Ciudadanos, un 40,4%

    https://elpais.com/elpais/2018/09/25/media/1537870390_639786.html

    Economiadigital.es: El Banco de España pone deberes al Gobierno de Sánchez

    https://www.economiadigital.es/finanzas-y-macro/el-banco-de-espana-pone-deberes-al-gobierno-de-sanchez_579293_102.html
    ” El Banco de España elaboró este martes una lista de condiciones que el Gobierno de Pedro Sánchez debe cumplir para no perder el rumbo: un avance en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y cautela para concretar el paquete fiscal, con subidas a las rentas y a diferentes empresas. Las proyecciones a futuro empiezan a mostrar signos de desaceleración y las medidas del Ejecutivo socialista podrían terminar de gripar el motor de la economía.En primer lugar, el banco cree que lo “esperable” y “deseable” es que se aprueben unos nuevos PGE para 2019. Entiende que esto sería “la señala más clara de normalidad democrática”, si bien recuerda que la Constitución contempla la prórroga presupuestaria en caso de que no se alcance un consenso y que bajo esa situación el Estado “sigue funcionando”.Y es que al Bde le preocupa la debilidad del nuevo Ejecutivo. En este sentido, la institución dirigida por Pablo Hernández de Cos subrayó, como ya ha hecho en más ocasiones, que la fragmentación parlamentaria es una situación que dificulta la toma de decisiones.El otro de punto controvertido es el paquete de medidas fiscales que prepara el Gobierno. La entidad recordó este martes 25 de septiembre que los impuestos conllevan “efectos distorsionadores” sobre la actividad de los individuos, por lo que ve necesario que se haga un “análisis riguroso” sobre las consecuencias de los cambios de tributos.El objetivo de esta revisión, explica el Bde es, es no “entorpecer” el crecimiento y la generación de empleo, al tiempo que ha pedido retomar la agenda reformista y no revertir reformas que han sido “útiles” en los años de crisis.Durante la presentación del informe trimestral de la economía española, el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, actualizó las previsiones económicas.El Bde rebajó una décima, hasta el 2,6 %, su previsión de crecimiento económico para este año ante el empeoramiento de las perspectivas de los mercados exteriores y el encarecimiento del petróleo.Por estos mismos factores, el banco también bajó sus previsiones para 2019 -al 2,2%, dos décimas menos- y 2020 -al 2%, una décima menos-, según detalla en sus proyecciones macroeconómicas para el periodo 2018-2020 publicadas este martes.El crecimiento económico de este año procederá exclusivamente de la aportación de la demanda nacional (2,7 puntos, dos décimas más que en la estimación de junio), ya que la demanda exterior restará una décima (cuando en junio se estimaba que contribuiría con dos).El Banco de España, no obstante, sí revisó al alza tanto su previsión de consumo privado, que crecerá un 2,6 %, como de inversión, que repuntará un 5,1 % (en junio estimaba un 4,2%), impulsada tanto por la destinada a bienes de equipo (5,1%) como por la de construcción (5,5%).”

    Ignacio Camacho :Se trata de impunidad, no de «empatía». Cuando el presidente habla de solucionar el conflicto de Cataluña mediante la política quiere decir, en su lenguaje Alicia, que desearía obviar el castigo para los golpistas. O, formulado de otra manera, que en su propósito de pactar con el separatismo considera un obstáculo la intervención de la Justicia.

    https://www.abc.es/opinion/abci-cesarismo-diseno-201809251429_noticia.html

    Las sugerencias repetidas de indultos o de levantamiento de la prisión preventiva pretenden soslayar la aplicación estricta de la ley para sustituirla por un cambalache de olvido, disimulo y camandulería. Eso es lo que el Gobierno ofrece a los nacionalistas: un nuevo comienzo que ignore el desafío consumado, el desprecio supremacista, la independencia declarada y las reglas transgredidas. En su afán de atornillarse al cargo que ocupó por el portón trasero, Sánchez ha demostrado en pocos días su escasa consideración por los mecanismos del Estado de Derecho. Por un lado presiona al poder judicial porque estorba su estrategia de apaciguamiento; por el otro, hace trampas al legislativo para saltarse su sistema de contrapesos. El entierro de Montesquieu sin velatorio ni duelo; fullerías bolivarianas, cesarismo de diseño. La corte del Presidente Sol no ahorra en detalles mayestáticos que realcen suencumbramiento: helicópteros militares para ir de boda, aviones oficiales para asistir a conciertos. Todo eso, incluso el escándalo de la tesis, sería anecdótico si no existiese el riesgo de una jibarización democrática, de un achique de espacios a los tribunales y al Parlamento, de un patente contagio de los métodos marrulleros de los independentistas y de Podemos. Este Gabinete nació como un laboratorio electoral, como un escaparate o un reclamo con el que acudir a las urnas en condiciones favorables. Aunque su minoría le impidiese abordar cambios sustanciales, la socialdemocracia ofrecía, tras la demonizada etapa de Rajoy, un virtuoso catálogo de bondades. En las primeras semanas desplegó una panoplia de gestos huecos pero en apariencia rentables. Sin embargo, a medida que aparecían problemas y dificultades se ha ido manifestando una incompetencia alarmante, y ahora la prioridad ya no es la de aparentar supremacía ética sino la de resistir, durar, atrincherarse. Y en vez de convocar elecciones antes de que se haga irreversible su vertiginoso desgaste, Sánchez se enroca en una red de intrigas y manipulaciones sin otro objetivo que el de huir hacia adelante. No será el primero ni el último gobernante que se aferre a esa actitud irresponsable, pero quizá sí el que más haya abusado en tan poco tiempo de artimañas rayanas en el fraude. Y desde luego el único que se ha coaligado a la vez con todos los adversarios de las normas constitucionales. La impunidad que insinúa en el coqueteo con los golpistas catalanes es el reflejo moral de la anuencia que reclama para sí mismo en su intento de perpetuarse”

    MÚSICA de Alfonso Alarcón

    MÚSICA Y PINTURA VI: ARTEMISIA GENTILLESCHI (1593- hacia1653)

     

    La historia de esta gran pintora, hija de Orazio Gentilleschi, es bastante triste. Según cuentan, fue violada muy joven por un condiscípulo y por eso pintó muchos cuadros “contra los hombres”, sobre todo uno del que existen varias versiones, “Judith decapitando a Holofernes”.  Casi todos los rostros de mujeres son autorretratos, como este de otra tañedora de laúd, siguiendo el ejemplo de su padre.

     

    Si, atendiendo al drama personal y al aspecto de la autorretratada, le asignamos una edad de unos 30 a 40 años, en esa época ya se conocerían en Italia unas composiciones del inglés John Dowland que bajo el adecuado título de “Lacrimae” (lágrimas) podríamos muy bien imaginar salidas de las manos y el laúd de Artemisia:

     

     https://youtu.be/fZYzuIGDYGs

     

    ¿Que solo salen señoras y señores tañendo el laúd? Tienen ustedes razón. Ya les explicaré”

     

    LA  AGENDA del ENSAYO  de Margarita Vidal

    Librería Alejandría : www.alejandriapozuelo.com

     

    Adrian Shubert : Espartero, el pacificador

     

    http://metahistoria.com/novedades/espartero-el-pacificador-rb/

    Juan Pedro Quiñonero : De la inexistencia de España

    http://unatemporadaenelinfierno.net/2017/12/05/de-la-inexistencia-de-espana-quinonero-savater-vistos-por-jordi-amat/

    EL ESTADO DE LA CUESTIÓN DE LA INDEPENDENCIA DEL PODER JUDICIAL EN ESPAÑA

    http://www.filosofia.org/filomat/df637.htm

     

    https://www.letraslibres.com/mexico-espana/i-la-politizacion-la-justicia

    https://www.diariojuridico.com/manuel-ruiz-lara-me-preocupa-la-politizacion-del-cgpj-riesgo-la-independencia-judicial/

     

    Manuel Marraco : El Grupo de Estados contra la Corrupción del Consejo de Europa (Greco) cargó contra España en su informe sobre las medidas de lucha contra la corrupción. A ojos de la institución, las autoridades españolas sólo han avanzado parcialmente en siete de las 11 recomendaciones que la organización había presentado para mejorar la transparencia en el ámbito político y judicial.Entre las reformas que plantea el Greco y que no han sido suficientemente atendidas se encuentra el sistema de designación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Los 20 vocales que lo integran son votados en última instancia por el Congreso y el Senado, frente a la petición del Consejo de Europa de que al menos la mitad sean elegidos directamente por los jueces y que lo mejor sería que el poder político no participara de ninguna manera en la elección

    http://www.elmundo.es/espana/2018/01/04/5a4d536aca4741cb238b4681.html

    Ignacio Varela: El desacato permanente de los políticos a la Justicia. Es un hábito de los políticos españoles acusar a jueces y fiscales de prevaricar ante cualquier resolución molesta para sus intereses

    https://blogs.elconfidencial.com/espana/una-cierta-mirada/2018-09-24/estado-de-derecho-politicos-justicia_1619976/

     

     

    Lavanguardia.com : Se filtran los vídeos de las declaraciones del Govern de Puigdemont ante la juez Lamela

    https://www.lavanguardia.com/politica/20180924/451998054046/videos-junqueras-forn-vila-declaracion-lamela.html

    Pedro Agueda: La número 2 de Justicia con el PP llamó a la jueza del caso Máster para saber si iba a pedir la imputación de Casado

    https://www.eldiario.es/politica/Justicia-PP-Master-imputacion-Casado_0_817869040.html

    Antonio Salvador: Guerra en las ‘cloacas’ policiales: la ruptura traumática del tándem Villarejo-‘El Gordo’

    https://www.elindependiente.com/politica/2018/09/25/guerra-cloacas-policiales-ruptura-traumatica-tandem-villarejo-gordo/

     

     

     

    Alejandro Requeijo : Villarejo, El Gordo, Gabi Fuentes y Fernández-Chico. Los policías que compartieron mesa en 2009 con la actual ministraDolores Delgado y el exjuez Baltasar Garzón formaban parte de un grupo de estrechos colaboradores sobre los que recayeron algunas de las investigaciones más sensibles del Cuerpo. Eso les llevó a tejer una red de contactos en el seno de la Audiencia Nacional fruto de la habitual colaboración entre fuerzas de seguridad, jueces y fiscales. Pero sus nombres también saltaron a la primera línea de los periódicos por escándalos derivados de sus actuaciones, mucho antes del caso Villarejo que ya salpica a distintos estamentos del Estado

    https://www.vozpopuli.com/espana/Faisan-Gonzalez-comida-ministra-Villarejo_0_1175583652.html

    Manuel Marraco : La ministra de Justicia, Dolores Delgado, en la picota tras su aparición en las grabaciones de Villarejo

    http://www.elmundo.es/espana/2018/09/25/5ba9355c468aebe8718b4592.html

    Marcello : La ministra Delgado con Villarejo

    https://www.republica.com/las-pesquisas-de-marcello/2018/09/24/la-ministra-delgado-con-villarejo/

    Jose Maria Irujo : Villarejo amenaza con “una traca final”. El comisario jubilado alardea ante sus compañeros de prisión de que filtrará más información comprometedora si no sale antes de Navidad

    https://elpais.com/politica/2018/09/25/actualidad/1537895987_039761.html

    Antonio Ruiz Valdivia: 17 cosas que no sabías de Dolores Delgado

    https://www.huffingtonpost.es/2018/09/24/17-cosas-que-no-sabias-de-dolores-delgado_a_23539828/?utm_hp_ref=es-homepage

    Gabriel Sanz: Calvo no se queda a arropar a la ministra Delgado pero avisa: “Se va a mantener” . La vicepresidenta, objeto de críticas en el PSOE por el vacío de poder en el Gobierno, abandona el Senado tras responder a una pregunta para no asistir a la reprobación de la titular de Justicia

    https://www.vozpopuli.com/politica/Calvo-no-arropa-Delgado-mantener-gobierno_0_1175883453.html

     

     

    Libertaddigital.com : Los audios de la comida de Villarejo, Garzón y su “pareja”, Dolores Delgado. El portal Moncloa.com publica los audios de un almuerzo entre la actual ministra, el comisario, el exjuez y varios mandos policiales

    https://www.libertaddigital.com/espana/2018-09-24/los-audios-de-la-comida-de-villarejo-garzon-y-su-pareja-dolores-delgado-1276625357/

    J. J. Galvez: Dolores Delgado asegura que los audios de su comida con Villarejo están manipulados

    https://elpais.com/politica/2018/09/25/actualidad/1537861758_813767.html

    Marisol Hernandez: El Gobierno y el PSOE sujetan a Dolores Delgado mientras Pablo Iglesias ya exige que se aleje “de la vida política”

    http://www.elmundo.es/espana/2018/09/25/5baa2a8fe5fdea450f8b45ef.html

     

    Juan Carlos Escudier: El eclipse de la ministra Dolores Salgado  está permitiendo observar además otro singular caos cósmico. A saber: Lola y Balta son amigos o muy amigos, pero Balta odia a Margarita Robles, otra estrella oscurecida del Ejecutivo, a la que acusa de haber encargado en su día un informe para atribuirle conexiones con narcotraficantes y una vida disoluta. Uno de los autores de ese informe es, por supuesto, Villarejo, al que Balta, lejos de odiar, aprecia tanto como para participar en sus comidas de celebración junto a Lola y otros policías de su presunta red corrupta a los que su despacho de abogados defiende en los tribunales

    https://blogs.publico.es/escudier/2018/09/25/lola-balta-y-el-big-bang/

    “De su amistad con Balta se infiere que Lola odia también a Robles, con la que comparte cielo en el Consejo de Ministros, donde también orbita Fernando Grande Marlaska, de cuya orientación sexual hizo mofa Lola en la comida con Villarejo que nos está siendo retransmitida. Y, obviamente, con tres estrellas en rumbo de colisión no puede esperarse nada bueno.Al astrónomo Pedro Sánchez el singular fenómeno le ha pillado con el telescopio cambiado, al otro lado del charco, en un viaje con el que pretendía tomar distancia de tanto meteorito que le estaba cayendo encima de su tesis. Impedir que su ministra de Justicia se desvanezca es una prioridad porque no hay quien resista tanta catástrofe interestelar en tan poco tiempo. A lo tonto se teme un Big Bang.”

    Fernando J. Perez: No hace falta ser un genio del análisis para vislumbrar que 2018, como los años anteriores, estará marcado por la inestabilidad política y social en Cataluña. En el año que comienza la actualidad catalana –monopolizadora de la española– se repartirá entre dos grandes focos: Barcelona, con las instituciones autonómicas; y Madrid, con el Tribunal Supremo, donde se investiga y se prevé juzgar en los próximos meses por rebelión a los líderes del proceso que desembocó en la declaración de independencia del pasado 27 de octubre. La derivada judicial del procés eclipsará inevitablemente, al menos de forma parcial, a los casos de corrupción, que han marcado la agenda de los tribunales durante la última década. Sin embargo, estos casos tienen la suficiente fuerza para imponerse y depararán más de un sobresalto en los partidos y en las redacciones

     

    https://politica.elpais.com/politica/2017/12/29/actualidad/1514563114_479688.html

    “Al margen de Cataluña, el Supremo será protagonista por una sentencia que será examinada con lupa: la del caso Nóos, prevista para el primer trimestre. El pasado julio, la fiscalía pidió elevar a 10 años de prisión la pena de seis años y medio que la Audiencia de Baleares impuso a Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina, por la trama de desvío de fondos públicos de las administraciones balear y valenciana a sus sociedades. Una sentencia condenatoria con una pena superior a los dos años de cárcel implicaría el ingreso en prisión del cuñado del rey Felipe VI.El alto tribunal también hará pública otra sentencia de calado político: el del recurso del caso de las tarjetas black de Caja Madrid, en la que 65 exconsejeros y exdirectivos de la entidad, encabezados por Rodrigo Rato y Miguel Blesa, que se suicidó el pasado 19 de julio, fueron condenados a penas de hasta seis años de prisión. El pasado noviembre, el Supremo declaró al fallecido Blesa responsable civil del desfalco de 9,3 millones durante su mandato y ordenó la venta de los bienes que tenía embargados.El otro gran protagonista de este juicio, Rato, recibirá la sentencia mientras se le sigue investigando en los juzgados ordinarios de Madrid por supuestos delitos fiscales y de blanqueo de capitales. Además, en 2018 se conocerá previsiblemente la fecha del juicio del caso Bankia, por la falsedad en las cuentas anuales de la entidad sucesora de Caja Madrid para su salida a bolsa en julio de 2011.Entre las causas de corrupción, la Audiencia Nacional notificará en 2018 la sentencia sobre la trama central del caso Gürtel, que terminó de juzgarse el pasado noviembre. La Sala de lo Penal tiene en sus manos, además del futuro de los líderes de la trama, como Francisco Correa, Pablo Crespo o Álvaro Pérez, el Bigotes, todos ellos en prisión, decidir sobre si el Partido Popular se financiaba con una caja b y sobre los supuestos manejos del extesorero Luis Bárcenas para enriquecerse con fondos que empresarios entregaban bajo cuerda a la formación conservadora.En enero, la misma Audiencia Nacional comenzará a juzgar la trama de financiación irregular del PP en la Comunidad Valenciana, una de las múltiples ramas del caso Gürtel. En el banquillo se sentarán 20 acusados, entre ellos Ricardo Costa, ex secretario general del partido en esa región y Vicente Rambla, vicepresidente de la Generalitat valenciana con Francisco Camps. Los empresarios que dieron donativos opacos para las campañas del partido en aquella época admitieron en bloque la acusación del fiscal a cambio de una rebaja en la condena por delitos electorales y de falsedad documental. La vista oral se desarrollará hasta el mes de abril.El partido presidido por Mariano Rajoy previsiblemente se sentará este año como persona jurídica en el banquillo de los acusados en un juzgado penal de Madrid por la destrucción de los discos duros de los ordenadores de Bárcenas durante la investigación de la caja b en la Audiencia Nacional, un juicio en el que la fiscalía ha decidido no ejercer la acusación.También en el mes de enero, el lunes 9, se reanudará la vista oral del caso de los ERE con la fase de cuestiones previas. Este mes previsiblemente comenzará el interrogatorio de los acusados por el supuesto fraude en las ayudas de la consejería andaluza de Empleo, entre ellos los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán o la exministra de Fomento Magdalena Álvarez

    Olatz Barriuso: Urkullu denuncia la «grave politización» de la Justicia

    http://www.elcorreo.com/politica/urkullu-peor-decision-20171102204614-nt.html

     

     

    Manuel Ruiz de Lara: La  independencia judicial se ha convertido en uno de los temas de actualidad a raíz de que la magistrada Carmen Lamela, dictase, el pasado día 2 de noviembre, la prisión incondicional para el ex vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y otros siete ex consellers del ejecutivo autonómico catalán

    http://www.diariojuridico.com/manuel-ruiz-lara-me-preocupa-la-politizacion-del-cgpj-riesgo-la-independencia-judicial/

     

     

    Monica Ceberio : Una justicia lenta, politizada, antigua y ahogada en papel. España tiene la mitad de jueces que la UE, su organización es decimonónica y sus sistemas informáticos no se entienden. Los operadores jurídicos exigen un pacto de Estado

     

    https://politica.elpais.com/politica/2016/12/02/actualidad/1480695938_020571.html

    Elconfidencial.com : Falsos mitos sobre la politización de la Justicia en España. Una de las críticas más frecuentes a nuestro sistema judicial se refiere a su supuesta politización. ¿Qué hay de cierto en ello?

    https://blogs.elconfidencial.com/espana/blog-fide/2016-08-11/falsos-mitos-sobre-la-politizacion-de-la-justicia-en-espana_1230365/

    Pablo Jose Castillo : Las dos politizaciones de la Justicia en España

    http://agendapublica.elperiodico.com/las-dos-politizaciones-la-justicia-espana/

    Francesc de Carreras: ¿Qué es politizar la Justicia?

     

    https://elpais.com/tag/c/d5d3c197fec50c6f233d2c3093e8be07

     

    Victoria Rodriguez Blanco : Justicia y política: Una relación compleja

     

    https://revistasocialesyjuridicas.files.wordpress.com/2014/07/10-tm-03.pdf

     

    Hayderecho.com : De nuevo sobre la politización de la Justicia: a propósito del Tribunal del caso Gürtel

    https://hayderecho.com/2015/06/23/de-nuevo-sobre-la-politizacion-de-la-justicia-a-proposito-del-tribunal-del-caso-gurtel/

     

    Emilio J. Martinez: Anatomía de la descarada politización de la Justicia

    http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/alicante/2017/11/13/5a084051468aebcf3c8b4595.html

     

     

    Pablo Jose Castillo : Política judicial y politización de la Justicia: una breve guía de uso

    http://agendapublica.elperiodico.com/politica-judicial-y-politizacion-de-la-justicia-una-breve-guia-de-uso/

    Lasexta,com : ¿Es la Justicia española independiente del poder político?

    http://www.lasexta.com/programas/sexta-columna/justicia-espanola-independiente-poder-politico_201301185727cfb44beb28d446031a18.html

     

    Fernando Lorente: La politización convierte la Justicia en un Juego de Tronos. La asociación de jueces FJI clama contra la falta de independencia en un CGPJ lleno de “usurpaciones y guerras partidarias”

    http://www.libertaddigital.com/espana/2016-03-28/la-politizacion-convierte-la-justicia-en-un-juego-de-tronos-1276570687/

     

    Contracorrupcion.org: INFORME Nº 1 JURÍDICO  SOBRE EL ESTADO DE POLITIZACIÓN DEL SISTEMA JUDICIAL

    http://contracorrupcion.org/informe-politizacion/

     Raul Piña: PP y PSOE bloquean la despolitización del Consejo General del Poder Judicial

    http://www.elmundo.es/espana/2018/01/16/5a5d1a02468aeb0e7f8b4687.html

    Maria Peral : La fractura de los progresistas da a los conservadores una plaza en la Sala Penal

    https://www.elespanol.com/espana/tribunales/20180125/fractura-progresistas-da-conservadores-plaza-sala-penal/279972553_0.html

    Salvador Viada: Atrincherados en sus posiciones, ciertos políticos defienden con entusiasmo que una cosa es el Consejo General del Poder Judicial y otra muy diferente son los jueces, detentadores del poder judicial, que son absolutamente independientes.   ¿Realmente lo son? .Creo que con la ley en la mano no hay dudas.  El art. 117 de la Constitución y también el art. 1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial proclaman la independencia de jueces y magistrados.  Y es forzoso reconocer que el más arbitrario de los nombramientos judiciales, una vez producido, coloca al beneficiado en una posición inaccesible ley en mano para el poder político.    Por tanto, esa trinchera de ciertos políticos que de facto controlan las élites de la Justicia no puede ser atacada sobre la base de la falta de independencia de los jueces.   Los jueces –todos- son independientes, aunque en mi opinión el problema es otro.  La independencia de los jueces tiene como finalidad última el hecho de que el juez afronte la resolución de los asuntos desde una posición de imparcialidad.  Es decir, que no haya perturbaciones ajenas a su examen objetivo de los hechos y del derecho para resolver los conflictos.  Es la imparcialidad el alma de la justicia, el bien a preservar a través de la independencia de los jueces.  No puede haber imparcialidad sin independencia

    https://hayderecho.com/2018/01/27/independencia-e-imparcialidad-la-justicia-nuevo-cgpj-greco/

    “Resulta devastador para la Justicia el sistema de las puertas giratorias con la política, el sistema de los nombramientos de jueces (y fiscales) en puestos políticos, o incluso, la asunción de cargos de responsabilidad parlamentaria de jueces o magistrados.   Es terrible que jueces que “se pasaron a la política” sean promocionados poco tiempo después a los puestos más altos de la jurisdicción.   También lo es el sistema de aforamientos que permite que ciertos investigados sean enjuiciados por Tribunales superiores, precisamente aquellos sobre los que mayores sospechas de politización se acumulan.   Pero lo peor, por ser el instrumento imprescindible para todo lo anterior, es el sistema de nombramientos íntegro de vocales del CGPJ por los partidos políticos desde hace 33 años. Los males de un CGPJ corporativo, es decir elegido en su mayoría por jueces, son prima facie evitables a través de un sistema de elección (por ejemplo, un juez, un voto a un solo candidato) que impida el dominio de las asociaciones en el mismo.   Sin duda aparecerían otros problemas que habría que ir afrontando.   Pero hoy –tras tres décadas de perforación política de la Justicia- lo que urge es quitar a los partidos influencia política en la Justicia a través de la designación de jueces con apariencia de afinidad ideológica.  Es decir, despolitizar nuestra Justicia: posibilitar que los nombramientos de jueces además de estar protegidos por la independencia judicial recaigan en magistrados objetivamente imparciales, en todo caso.  Y que su promoción se determine por su mejor capacidad profesional, no por sus afinidades o lealtades políticas ni asociativas.   Ello conllevaría que incluso los jueces seleccionados durante décadas por el poder político a través del CGPJ comprendieran que de la política ya no iba a llegar ninguna mejora profesional.   En mi opinión, ese es el Poder Judicial propio de una democracia”

     

    Jesus Fernandez Villaverde: Imperio de la Ley e Independencia Judicial

    http://nadaesgratis.es/fernandez-villaverde/imperio-de-la-ley-e-independencia-judicial

    “Continuo con mis explicaciones sobre mi charla de imperio de la ley (primera y segunda entrada). Uno de los pilares fundamentales del imperio de la ley substantivo es la independencia judicial: esta es condición necesaria (aunque no suficiente) para aquel.Pero yo no puedo defender este argumento mejor que Alexander Hamilton en Federalist Paper 78:

    For I agree, that “there is no liberty, if the power of judging be not separated from the legislative and executive powers.” And it proves, in the last place, that as liberty can have nothing to fear from the judiciary alone, but would have every thing to fear from its union with either of the other departments; that as all the effects of such a union must ensue from a dependence of the former on the latter, notwithstanding a nominal and apparent separation; that as, from the natural feebleness of the judiciary, it is in continual jeopardy of being overpowered, awed, or influenced by its co-ordinate branches; and that as nothing can contribute so much to its firmness and independence as permanency in office, this quality may therefore be justly regarded as an indispensable ingredient in its constitution, and, in a great measure, as the citadel of the public justice and the public security.

    The complete independence of the courts of justice is peculiarly essential in a limited Constitution (nota: las itálicas son mías). By a limited Constitution, I understand one which contains certain specified exceptions to the legislative authority; such, for instance, as that it shall pass no bills of attainder, no ex post facto laws, and the like. Limitations of this kind can be preserved in practice no other way than through the medium of courts of justice, whose duty it must be to declare all acts contrary to the manifest tenor of the Constitution void. Without this, all the reservations of particular rights or privileges would amount to nothing.”

    Es por ello que legislación como nuestra Ley Orgánica del Poder Judicial (en particular en el contexto de un sistema de partidos como el Español) o la manera en la que hemos seleccionado por décadas a los miembros del Tribunal Constitucional son incompatibles con un verdadero imperio de la ley. Y no, transformar el sistema de elección en “más democrático” no soluciona el problema: lo agrava aún más al convertir al sistema judicial en una reproducción del legislativo.

    Jordi Nieva: Los jueces son de carne y hueso. Con frecuencia se oye hablar de la obligada confianza ciudadana en los jueces y del debido respeto por su independencia. Y, ciertamente, las leyes garantizan dicha independencia con respecto a los poderes ejecutivo –es la más sensible– y legislativo, y se les intenta salvaguardar de posibles presiones pagándoles un sueldo digno, aunque actualmente desactualizado en demasiados casos si se piensa en la tremenda responsabilidad que les compete y los habituales ingresos de muchos abogados que actúan ante ellos.

    http://agendapublica.elperiodico.com/la-independencia-judicial/

    “En la carrera judicial se anhelan ascensos y destinos que dependen de decisiones muchas veces personales de otros jueces o autoridades que están en una posición que les facilita la influencia en la decisión, o que sencillamente se hallan mejor relacionados con quienes deben resolver el ascenso o traslado. En esos contextos puede producirse, sin duda, el tráfico de influencias para guiar una decisión judicial en un proceso concreto. No digo que se produzcan esas presiones, ni mucho menos, pero que las mismas no sucedan –o al menos no tengan efecto– depende exclusivamente de la bonhomía de los que tienen el poder fáctico o de la resistencia personal del propio juez. Ningún mecanismo eficaz existe en nuestras leyes para garantizar que esas influencias –muchas veces delictivas– no se produzcan. De esa imagen que se intuye entre tinieblas surge en muchas ocasiones –demasiadas– la denuncia de la –habitualmente inexistente en democracia– corrupción de los jueces. Criticarles injustamente sale gratis, porque todo resulta tan sencillo como discrepar de su resolución y poner el ventilador ideológico en marcha, etiquetando al juez como próximo a una u otra tendencia. Y es que aunque ni mucho menos sea la norma general, a veces sucede que el juez no ha hablado con nadie del asunto pero su propio condicionamiento ideológico –más conservador, más progresista, más punitivo, más libertario, etc– va a orientar su juicio. Y ello, cuando acontece, se traduce simplemente en que el juez sigue sus prejuicios a la hora de juzgar, lo que es inaceptable·”

    Miguel fernandez Benavidezs: Independencia del Poder Judicial: llueve sobre mojado

    https://hayderecho.com/2018/01/18/independencia-del-poder-judicial-llueve-mojado/

     

    “A estas alturas, parece claro que ni rojos ni azules están dispuestos a renunciar a su trozo del pastel. Como una muestra más de lo anterior, vean aquí cómo se han embarrado recientemente las conversaciones en la Subcomisión de Estrategia Nacional Justicia (constituida en el Congreso de los Diputados, a fin de buscar un pacto nacional por la Justicia), con los dos principales grupos parlamentarios bloqueando deliberadamente un acuerdo tendente a lograr la anhelada despolitización del CGPJ. Mientras tanto, los observadores comunitarios dándonos constantes toques de atención.Entre quienes pretenden regenerar el sistema, encontramos una premisa clara: mientras no tengamos un CGPJ verdaderamente independiente, como ambicionaban los padres de la Constitución al reservar 12 de las 20 sillas del Consejo para los Jueces y Magistrados de todas las categorías judiciales (art. 122.3 CE), será prácticamente imposible eliminar la continua sombra de sospecha que se cierne sobre el Poder Judicial en su conjunto. La mujer del César no solo debe ser honesta, sino parecerlo. No basta con que la mayoría de los jueces y magistrados de nuestro país sean independientes, sino que los justiciables han de percibirlo así. En definitiva, está en juego algo importantísimo: la confianza de los ciudadanos en el sistema judicial.La segunda cuestión a la que quiero referirme respecto del Informe GRECO, no menos importante, es la inobservancia de la recomendación de establecer criterios objetivos de evaluación para el nombramiento de los altos cargos de la carrera judicial, a fin de garantizar que el proceso de selección de los mismos no genere duda alguna en cuanto a su independencia, imparcialidad y trasparencia.En este sentido, conviene recordar en nuestro país, la provisión de destinos de la Carrera Judicial se hace, como regla general, por concurso, salvo los de Presidentes de las Audiencias, Tribunales Superiores de Justicia y Audiencia Nacional, Presidentes de Sala y Magistrados del Tribunal Supremo (art. 326.2 LOPJ). Todas estas plazas son cubiertas a propuesta del CGPJ, conforme a lo dispuesto en el Reglamento 1/2010, de 25 de febrero, que regula la provisión de plazas de nombramiento discrecional en los órganos judiciales. Adicionalmente, 1/3 de las plazas en las Salas de lo Civil y Penal de los Tribunales Superiores de Justicia, se cubrirá por juristas de reconocido prestigio nombrados a propuesta del CGPJ sobre una terna presentada por el parlamento autonómico (art. 330.4 LOPJ).El panorama normativo es desolador. Sin duda, resulta sorprendente que el proceso de selección y nombramiento de los más altos cargos de la magistratura sea llevado a cabo sin la necesaria presencia de luz y taquígrafos, y lo que es peor, sin la previa baremación objetiva de los méritos que han de reunir los candidatos. Y en el caso de los cargos judiciales con una función esencialmente gubernativa (ej. Presidentes de las Audiencias Provinciales o de los TSJ), no es de recibo que sean nombrados a propuesta del CGPJ, al margen de la voluntad de los jueces y magistrados destinados en su ámbito territorial. Este estado de cosas no solo afecta gravemente a la independencia de nuestros Jueces y Magistrados, sino que choca, además, con el deseado objetivo de profesionalizar nuestro sistema judicial a través del establecimiento de una verdadera carrera, transparente y basada en criterios que permitan medir, de la forma más objetiva posible, el mérito y capacidad de los aspirantes a cada plaza”

    Libremercado.com : Cada año se publica el Rule of Law Index, un ranking que evalúa a los distintos países del mundo dependiendo de la calidad de su sistema judicial y sus instituciones. El objetivo del proyecto es medir en qué casos cabe hablar de un Estado de Derecho en el que rige el imperio de la ley y en qué casos estamos ante instituciones débiles, arbitrarias e ineficientes. El informe mide varios factores. ¿Hay límites efectivos al poder del Ejecutivo? ¿Qué grado de corrupción se observa en las instituciones? ¿Se gestiona con transparencia y desde un criterio de gobierno abierto? ¿Hay respeto por los derechos fundamentales? ¿Estamos ante un país seguro? ¿Se cumplen las leyes aprobadas por el Parlamento? ¿Funciona la Justicia civil? ¿Y la Justicia penal? ¿Qué hay de la mediación y otras fórmulas de resolución informal de disputas contractuales? He aquí algunas de las preguntas que pretende resolver el Rule of Law Index, que se apoya en indicadores cuantitativos y también en resultados cualitativos derivados de encuestas

    https://www.libremercado.com/2017-02-26/que-paises-tienen-los-mejores-y-peores-sistemas-judiciales-1276593434/

    “El índice coloca en los diez primeros puestos a Dinamarca, Noruega, Finlandia, Suecia, Holanda, Alemania, Austria, Nueva Zelanda, Singapur y Reino Unido. Todos estos países reciben más de 80 puntos en una escala de 0 a 100. También por encima de 80 pero fuera del top 10 nos encontramos con Australia y Canadá. Antes de encontrarnos con España, que ocupa el número 24 de la lista, tenemos a Bélgica, Estonia, Japón, Hong Kong, República Checa, Estados Unidos, Corea del Sur, Uruguay, Francia, Polonia y Portugal. Nuestro país recibe una calificación de 70 puntos, lo que nos vale para superar a Costa Rica y Chile (comparten el puesto 25 con 68 puntos).Peor es la nota que reciben Italia (puesto 35, 64 puntos) y Grecia (puesto 41, 60 puntos), aunque la palma se la llevan Afganistán, Camboya y Venezuela, relegados a los tres últimos lugares de la lista (111, 112 y 113) con evaluaciones de apenas 35, 33 y 28 puntos, respectivamente”

     

    Estas cifras sitúan a España como el tercer país de la Unión Europea do Pablo Polvorinos : La  Unión Europea hace público cada año, en el mes de marzo, un estudio denominado Cuadro de indicadores de la Justicia en la UE. Un estudio prolijo en el que se miden aspectos tan intangibles como la independencia judicial en los 28 Estados miembros.Les ahorro el tedioso trabajo de leérselo y les doy las dos principales conclusiones: España suspende en independencia judicial y estamos a la cola de los países europeos en este asunto. Y casi me permito adelantarles los resultados de este estudio que conoceremos en los próximos días: volveremos a suspender y no dejaremos de estar en el vagón de cola.

    http://www.libertaddigital.com/opinion/juan-pablo-polvorinos/efectos-perniciosos-de-la-politizacion-de-la-justicia-81557/

    Alvaro Sanchez: El Consejo de Europa sitúa a España a la cola en la lucha por la independencia de la justicia. El informe del organismo internacional indica que España es el país que menos ha cumplido con sus consejos

    https://politica.elpais.com/politica/2017/06/07/actualidad/1496827709_980747.html

    Juan Sanhermelando : El sistema judicial español suspende en el ranking que ha publicado este lunes la Comisión Europea, sobre todo por su percibida falta de independencia entre ciudadanos y empresas. El 58% de los españoles tachan de mala o muy mala la independencia de tribunales y jueces (un empeoramiento de dos puntos respecto a 2016), mientras que sólo el 32% creen que esta independencia existe en la práctica, según los datos de una encuesta del Eurobarómetro.

    https://www.elespanol.com/espana/tribunales/20170410/207479441_0.htmlnde es más baja la percepción de la independencia judicial. Sólo Eslovaquia y Bulgari registran resultados peores. El sistema judicial español está peor valorado entre sus ciudadanos que los de Hungría o Polonia, dos países a los que la Comisión ha expedientado por poner en riesgo el Estado de derecho. La clasificación lancabezan Dinam ca, Finlandia, Austria y Alemania”

    La principal razón que citan los españoles para explicar la parcialidad de jueces y tribunales es la presión del Gobierno y los políticos (49%), seguida de la interferencia de los intereses económicos (45%). Para un 34% de los encuestados, es el estatus y la posición de los jueces la que no garantiza suficientemente su independencia.También las empresas valoran negativamente a la justicia española. El 59% de las compañías encuestadas creen que le falta independencia y sólo el 30% consideran que los tribunales son imparciales. En este indicador, España ocupa el cuarto lugar por la cola. Por detrás sólo están Croacia, Bulgaria, Eslovenia y Eslovaquia

    Maria Peral : España, el país de Europa en que los jueces ven sus ascensos más politizados. El último informe de la Red Europea de Consejos de Justicia refleja el recelo de la Judicatura española respecto al CGPJ y el Gobierno

    https://www.elespanol.com/espana/tribunales/20170612/223228210_0.html

    Roberto L. Blanco reseña el libro de  Francisco Sosa Wagner,

    La independencia del juez: ¿una fábula?

     

    https://www.revistadelibros.com/articulos/juicio-a-la-justicia

     

    “Enseñaba en la Universidad de Santiago hace ya años un profesor víctima el pobre en grado sumo de un pecado –el de inmodestia– que, además de a muchos universitarios, suele atribuirse con carácter general a un cierto pueblo de América del Sur. Y ello hasta el punto de que al tal profesor podría aplicársele la conocida jerigonza que se ha generalizado para definir a esos nuestros fantasiosos hermanos del otro lado del Atlántico: que si hubiera sido posible comprarlo por lo que valía y venderlo por lo que él estaba convencido de valer, el negocio habría resultado sin duda macanudo. Era así que entre las muchas ocurrencias de aquel hombre realmente singular figuraba su convencimiento berroqueño sobre la utilidad indudable de las máquinas como instrumento sustitutivo del trabajo de los jueces. ¡Pobres Jueces! Pero permítanme explicarme: según el conspicuo profesor compostelano, que lo mismo escrutaba las estrellas con un pintoresco telescopio de factura manual que pintarrajeaba un encerado con fórmulas incomprensibles muy probablemente para él mismo, era posible diseñar una maquina prodigiosa capaz de sentenciar con precisión científica perfecta una vez se le hubieran suministrado al artilugio los datos necesarios para la realización de su labor: primero, las particulares circunstancias del caso objeto de litigio; luego, las normas aplicables al pleito para darle solución. Con unas y otras en su vientre de metal, podría el artefacto, en un santiamén, dictar una sentencia con la misma precisión con que otros sirven emparedados de atún o suministran Coca-Cola tras introducir por la correspondiente ranura una moneda.La idea descabellada de aquel genio quijotesco, cuyas extravagancias procedían quizá también del poco dormir y mucho leer, nacía en realidad de una extendida convicción que nadie expresó con la claridad y concisión con que lo hizo en su día uno de los más importantes pensadores políticos modernos: Montesquieu. En el capítulo más célebre de su obra más notable (Del espíritu de las leyes), dedicado a al estudio de la Constitución de Inglaterra, formuló Montesquieu para la historia, sin otro gran precedente que el de John Locke en su Segundo tratado sobre el Gobierno Civil1, una de las teorías llamadas a tener más influencia en el futuro Estado constitucional que estaba en Francia por nacer y que los ingleses ya ensayan, a trancas y barrancas, desde finales del siglo XVII: la teoría de la división o separación de los poderes. El pensador francés, como es de sobra conocido, afirmará la existencia de tan solo tres poderes: «El de hacer las leyes, el de ejecutar las resoluciones públicas y el de juzgar los delitos o las diferencias entre particulares»2. Es decir, el de legislar, el de gobernar y el de juzgar. Tales poderes habrían de estar separados como único medio de asegurar la libertad, pero sólo dos de ellos se atribuirían, en la lógica estamental en la que aún reflexionaba Montesquieu, a instituciones preexistentes: el poder legislativo, «al cuerpo de nobles y al cuerpo que se escoja para representar al pueblo»3; el poder ejecutivo, a un monarca. ¿Y el judicial? El poder judicial deberían ejercerlo «personas del pueblo, nombradas en ciertas épocas del año de la manera prescrita por la ley, para formar un tribunal que sólo dure el tiempo que la necesidad lo requiera»4. Será precisamente la no adscripción estamental de la función jurisdiccional la que explicará el hecho de que Montesquieu insista en que el judicial no tiene en realidad el carácter de un auténtico poder: «De esta manera, el poder de juzgar, tan terrible para los hombres, se hace invisible y nulo, al no estar ligado a un determinado estado o profesión»5, afirmará el filósofo francés, para añadir líneas después: «De los tres poderes de que hemos hablado, el de juzgar es, en cierto modo, nulo. No quedan más de dos que necesiten un poder regulador para atemperarlos»6. El gran philosophe extrae finalmente las consecuencias coherentes con la naturaleza de poder nulo, es decir, de no poder, de quienes administran la justicia: «Los jueces de la nación no son más que un instrumento que pronuncia las palabras de la ley [«la bouche qui prononce les paroles de la loi» en el original], seres inanimados que no pueden moderar ni la fuerza ni el rigor de las leyes»7. Y ello hasta el punto de que, si aquellas resultasen severas en exceso, a quien en su caso correspondería moderarlas sería al propio cuerpo legislativo y no a los jueces.

    «La bouche qui prononce les paroles de la loi»: leída desde hoy día la conclusión final de Montesquieu, apunta con toda claridad al carácter puramente mecánico del acto de juzgar, planteado en fin de cuentas como la mera solución de un silogismo en el que la premisa mayor sería el hecho que se somete a la consideración del juez y la menor, la norma o normas que aquel debería aplicar para obtener la necesaria conclusión o, en otras palabras, su sentencia. Ciertamente, si juzgar fuera tal cosa, no sólo yo habría aquí sometido a injusta sátira al profesor compostelano que trabajaba en su robot sentenciador, sino que resultaría de todo punto innecesaria una garantía que el adecuado ejercicio de la función jurisdiccional ha convertido en resueltamente indispensable: la independencia judicial. Y es que, si los jueces fueran en realidad, en la aplicación del Derecho, unos autómatas, no resultaría indispensable protegerlos frente a las posibles presiones, de cualquier naturaleza, que podrían recibir en el ejercicio de la función jurisdiccional, presiones que, como es obvio, cuando son atendidas por sus destinatarios, pervierten el imprescindible sometimiento de los jueces al imperio de la ley, fuente primordial de legitimación del inmenso poder que la sociedad pone en sus manos. Pues, aunque no cabe duda de que es el respeto a la ley lo que convierte en fin de cuentas a los jueces en un poder legítimo en el Estado democrático –no podría serlo, desde luego, en ningún caso, el de quienes, sin haber sido elegidos por el pueblo, juzgasen con arreglo a su leal saber y entender, en lugar de hacerlo sujetándose a las normas que aprueba el propio pueblo a través de sus representantes para que los jueces las apliquen–, resulta igualmente indiscutible que, en su labor aplicadora del Derecho, los jueces no se limitan a resolver mecánicamente un silogismo. La mayoría de las normas son susceptibles de interpretaciones diferentes y resulta por ello inevitable que, en el acto de interpretación de las normas, sin el cual la aplicación del Derecho es imposible, no influyan en mayor o menor grado las ideas de los jueces, que son personas de este mundo, vinculadas, por tanto, a ideologías, valores, intereses y prejuicios que, lógicamente, terminan influyendo en la aplicación judicial de la ley al caso objeto de litigio. Pero una cosa, claro está, es la irremediable subjetividad en la labor de interpretación-aplicación del Derecho –que explica que, para tratar de corregirla, exista todo el sistema de recursos– y otra muy distinta que el juez realice su importantísima labor siguiendo ordenes, instrucciones o consejos de personas, instituciones o poderes que, de existir, perturbarían con toda claridad la recta administración de la justicia a la que debe aspirar todo Estado de Derecho.

    1.- La inamovilidad de los jueces no es condición suficiente para garantizar la independencia judicial, pero sí completamente necesaria

    Esa es, claro, la razón por la que la mayoría de los textos constitucionales que la Revolución liberal alumbró entre los momentos finales del siglo XVIII e iniciales del siglo XIX recogen la garantía esencial de la independencia judicial, aunque no siempre con esa fórmula moderna, sino con la que entonces le serviría habitualmente de expresión: la de la inamovilidad de los jueces en sus cargos. La relación entre inamovilidad e independencia resulta, por lo demás, de una meridiana claridad, pues nada hay que contribuya en mayor medida a la independencia de los jueces respecto de cualquier poder público o privado que la imposibilidad de removerlos de forma arbitraria –es decir, sin sujeción a la ley y en los casos tasados que aquella determina– de los puestos que tienen legalmente atribuidos. La inamovilidad de los jueces no es, desde luego, condición suficiente para garantizar la independencia judicial, pero sí completamente necesaria. Así se pondrá de relieve en el debate constitucional norteamericano, en el que podrá constatarse con gran rotundidad el importantísimo papel que los Padres Fundadores atribuyen al binomio inamovilidad-independencia. Es verdad que ni la Declaración de Derechos de Virginia (1776) ni, posteriormente, ninguna de las primeras diez enmiendas a la Constitución de los Estados Unidos, aprobadas en conjunto en 1791 como una especie de Bill of Rights al texto federal, garantizan expresamente la independencia y/o la inamovilidad de los jueces. Pero sí lo hará la Constitución de los Estados Unidos de América (1787) con una fórmula similar a la que, según veremos de inmediato, utilizaron las primeras Constituciones aprobadas en nuestro continente: la de que «[…] los jueces, tanto de la Corte Suprema como de las inferiores, continuarán en sus puestos mientras observen buena conducta […]» (artículo III, sección 1). En todo caso, y ello debe subrayarse, la idea de que un Estado constitucional no puede existir sin una judicatura independiente formó parte central de la reflexión constitucional estadounidense. Para comprobarlo, basta leer lo que a ese respecto escribe Alexander Hamilton en el artículo número 78 de El Federalista, que ha pasado a la historia como uno de los textos más importantes de esa obra trascendental de la teoría política y constitucional. Hamilton proclama, en primer lugar, que la independencia judicial es un principio básico de cualquier Estado constitucional digno de tal nombre («La independencia completa de los tribunales de justicia es particularmente esencial en una Constitución limitada»), para añadir, acto seguido, que la mayor seguridad para tan importante independencia procede de la garantía de la inamovilidad: «Nada puede contribuir tan eficazmente a [la] firmeza e independencia [del poder judicial] como la estabilidad en el cargo», razón por la cual «esta cualidad ha de ser considerada con razón como una cualidad indispensable en su Constitución y asimismo, en gran parte, como la ciudadela de la justicia y la seguridad públicas»8. Será, a la postre, esa doble convicción la que explique la importancia que los constituyentes norteamericanos concederán al citado binomio inamovilidad/independencia en el texto constitucional que habían elaborado en Filadelfia y cuya defensa asume Hamilton con su decisiva contribución a los Federalist Papers9.Como en tantos otros ámbitos, la sabia reflexión constitucional de los revolucionarios norteamericanos, que avanzaba tanto los problemas que iba a encontrarse en el futuro el entonces naciente Estado liberal como muchas de sus posibles soluciones, tuvo un claro reflejo en los textos europeos que desbrozaron el camino del constitucionalismo. El primero en el tiempo, el francés de 1791, recogió sin titubeos la garantía esencial de la inamovilidad judicial al afirmar que los jueces no podrían «ser destituidos, a no ser por prevaricación debidamente juzgada, ni suspendidos más que por una acusación admitida». Tan relevante principio se complementaba con la proclamación de lo que hoy conocemos como el derecho al juez ordinario predeterminado por la ley: «Ningún mandato ni otras atribuciones o avocaciones que no sean aquellas que se determinen en las leyes, podrá atribuir a los ciudadanos un juez diferente al que la ley les haya asignado» (artículos 2 y 4, capítulo V, sección III, título III). Con una redacción legal más clara y más completa, en la primera de las Constituciones españolas se incluían también el principio y el derecho referidos. El segundo quedaba recogido en el artículo 247 del texto gaditano: «Ningún español podrá ser juzgado en causas civiles ni criminales por ninguna comisión sino por el tribunal competente determinado con anterioridad por las leyes». En cuanto al principio central de la inamovilidad como garantía de la independencia judicial, la Constitución de 1812 no era menos terminante: «Los magistrados y jueces no podrán ser depuestos de sus destinos, sean temporales o perpetuos, sino por causa legalmente probada y sentenciada, ni suspendidos, sino por acusación legalmente intentada» (artículo 252)10.¿Ha funcionado en España a lo largo de la historia y funciona hoy en nuestro país de forma efectiva el sistema de inamovilidad/independencia judicial como aquel inmejorable instrumento que, en palabras de Alexander Hamilton, podían los gobiernos discurrir para asegurarse la administración serena, recta e imparcial de las leyes? A ambas preguntas, aunque no sólo a ellas, trata de dar respuesta Francisco Sosa Wagner en un libro escrito con el rigor del brillante jurista que sin duda es el autor, la prosa de notable calidad a que sus lectores estamos ya bien acostumbrados y un finísimo sentido del humor que ayuda a entender, mejor si cabe, las peculiaridades de una evolución marcada por multitud de triquiñuelas destinadas a desvirtuar por medio de la ley lo que disponían las Constituciones, convirtiendo de ese modo en mera caricatura lo previsto en estas últimas, a través de un sistema caciquil de favores y prebendas.

    2.- España: dos siglos de politización de la justicia

    No se anda Francisco Sosa con chiquitas, ciertamente, a la hora de emitir un juicio de conjunto sobre la evolución que la independencia judicial tuvo en España desde el alumbramiento del Estado liberal. Y así, aunque ya en el Discurso Preliminar a la Constitución de 181211, texto que proclamó el principio de la inamovilidad de los jueces en los términos aludidos previamente, don Agustín de Argüelles dejaría constancia solemne de que «la absoluta separación e independencia de los jueces», formaba parte esencial de «la sublime teoría de la institución judicial», la realidad de los hechos discurrió por caminos completamente diferentes: «Vamos a ir viendo –escribe nuestro autor– cómo este deseo, formulado en los albores del siglo XIX, no se verá hecho realidad en todo el siglo». ¿Por qué? El detallado recorrido histórico que realiza Sosa Wagner no deja lugar a dudas sobre la correcta respuesta a tal cuestión: porque durante todo el período constitucional previo a la aprobación de la Constitución de 1978 la intromisión del poder ejecutivo en la designación de los magistrados fue tan descarada como insidiosa y permanente. Por eso pudo escribir el jurista Florencio García Goyena a comienzos de la Regencia de Espartero que «casi la mitad de los magistrados y mucha más de la mitad de los jueces fueron lanzados de sus plazas a título de suspensión que se convirtió en cesantía». La depuración de los jueces por motivos políticos, en un país donde las recurrentes mudanzas de Constitución (1812, 1837, 1845, 1869, 1876 y 1931, más las frustradas de 1856 y 1873) se traducían en constantes cambios de régimen, llevó a la España de los cesantes, los amigos políticos, las recomendaciones generalizadas y las clientelas partidistas como forma de acceso a la función pública, esa que describirá Benito Pérez Galdós de forma magistral en novelas como Miau, La de Bringas o La desheredada. No tiene sobre todo desperdicio el diálogo que en otra novela del mismo autor, Doña Perfecta (1876), esta mantiene con varios personajes del relato, conversación que ilustra de forma insuperable la interinidad de facto a que estaban sujetas todas las autoridades –también las judiciales– en la España de comienzos de la Restauración12. Un poco antes, apenas abierta la segunda mitad del siglo XIX, Juan Bravo Murillo había intentado «acabar con el espectáculo de las cesantías y las colas de pretendientes en los despachos ministeriales», pero nada cambió de forma sustancial, lo que explica que los impulsores de La Gloriosa intentaran después del triunfo revolucionario de 1868 una reforma similar para acabar con una situación en la que la intromisión política en la conformación del poder judicial corría en paralelo a su penuria material, según se expresaba en una exposición elevada entonces al Gobierno y que recoge con acierto Sosa Wagner: «Los tribunales españoles están mal establecidos, su mobiliario suele ser hasta indecente a veces y sus recursos son tan mezquinos que no alcanzaron hace poco tiempo en el Supremo de Justicia para comprar tinteros con destino a las mesas». Intromisión política y falta de medios materiales: nada que no nos resulte, por desgracia, conocido.

    Los vicios que acechaban la independencia de los jueces no fueron siquiera desterrados cuando la norma más importante aprobada en la materia durante todo el siglo XIX –la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1870– introdujo, junto con el principio de la responsabilidad de los jueces, un cambio sideral: su selección a través de oposiciones, es decir, con arreglo al principio de mérito y capacidad característico de cualquier orden burocrático moderno. Sosa Wagner, que no se queda en la superficie de las cosas, bucea en la legislación para lograr ver más allá. Más allá, en efecto, porque si ya la citada Ley Orgánica había previsto la posibilidad de destituir a un magistrado por decreto del Gobierno sin más limitación que la de dar audiencia al Consejo de Estado, una Ley Adicional de 1882 permitía al Gobierno cubrir libremente dos tercios de las vacantes judiciales. Se abusó de forma tan desvergonzada de tal posibilidad que, a principios del siglo XX, un decreto del ejecutivo reconocía, en su preámbulo, la distancia entre el sistema de selección objetiva que la ley de 1870 había previsto y la red de trampas que habían convertido la propia ley en «origen de favoritismos, postergaciones injustificadas y desmoralización interna de la judicatura». La realidad seguía siendo muy similar a la inicial cuando tocaba a su fin el siglo XIX, pese a los intentos recurrentes realizados con la intención de corregirla: el poder político hacía mangas y capirotes con los mismos jueces que deberían haber actuado como un elemento de control de sus acciones.

    Nuevos movimientos hacia el cambio marcaron el comienzo del siglo XX, pues, subraya Sosa Wagner, durante su primer tercio se producen avances sustanciales en la funcionarización de los jueces, lo que redundó en la mejora de su capacidad técnica y el aumento de su neutralidad política. De hecho, en 1915, un decreto del Gobierno conservador de Eduardo Dato trató de acabar con la capacidad discrecional del ejecutivo en los nombramientos judiciales. Poco después, durante la dictadura de Primo de Rivera, se crea una Junta Organizadora del Poder Judicial que, formada por jueces y fiscales elegidos corporativamente, asume la trascendental misión de proponer al Gobierno con carácter vinculante normas sobre nombramientos, ascensos y traslados. Pero muy pronto la Junta será sustituida por un Consejo Judicial en el que el Ejecutivo de Primo interviene sin disimulo, de modo que a finales de 1928, ya en sus estertores, la dictadura «se permitió un repaso por el escalafón judicial, dejando un número apreciable de cadáveres insepultos».

    La Segunda República, que cambió tanto tantas cosas, mantuvo, sin embargo, la fuerte inercia histórica de la intromisión gubernativa en la esfera judicial. Francisco Sosa, que recuerda oportunamente que el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, cuya única exigencia profesional consistía en tener la licenciatura en Derecho, era designado para un período de diez años por el presidente de la República española a propuesta de una asamblea formada por diputados y representantes elegidos por jueces y abogados, recoge, además, un testimonio de valor extraordinario: las reflexiones de Manuel Azaña sobre la independencia judicial o, por expresarlo de forma más precisa, la convicción del gran político republicano de que tal cosa no existía: «Yo no creo en la independencia del poder judicial», sostenía Azaña, en cuyas ideas al respecto («Lo que yo digo es que ni el poder judicial, ni el poder legislativo, ni el poder ejecutivo pueden ser independientes del espíritu público nacional […]») es fácil encontrar un eco, por más sorpresa que ello pueda ahora producir a los lectores, de las formuladas por Maximilien de Robespierre cuando justificaba, en octubre de 1790, y ante la Asamblea Nacional, que las dudas sobre las interpretación de las leyes no debería resolverlas el Tribunal de Casación, sino el propio poder legislativo en tanto que legítimo representante de la nación13. «Con este espíritu –escribe Sosa Wagner–, no extraña que las intromisiones en el poder judicial por parte de todos los gobiernos republicanos –de cualquiera de los bienios, y no digamos del Frente Popular– fueran constantes». Ni puede extrañar tampoco, según constata nuestro autor, que el artículo 98 de la Constitución de 1931 («Los jueces y magistrados no podrán ser jubilados, separados ni suspendidos en sus funciones, ni trasladados de sus puestos, sino con sujeción a las leyes, que contendrán las garantías necesarias para que sea efectiva la independencia de los Tribunales») fuera «infringido alegremente en sonadas ocasiones».El final de esta historia triste de constante confusión entre política y justicia, que desnaturaliza la segunda cuanto más quiere ponerla la primera a su servicio, no podía, claro, ser peor. La Guerra Civil hizo «trizas los escalafones en ambos bandos, cuyas autoridades se dedicaron con celo digno de mayor empeño a limpiarlos de desafectos»; y el franquismo convirtió en hábito que «para el cargo de alcaldes, gobernadores y demás se nombrara a jueces que luego volvían tan tranquilos a su juzgado o se iban directamente al Supremo, lo que ocurría invariablemente con quienes ostentaron el cargo de directores generales de Justicia». Cuando se aprobó en 1978 una nueva Constitución, que era al fin capaz de poner fin al movimiento pendular que había caracterizado un pasado de casi dos centurias, se abrió la posibilidad de romper con una inercia histórica nefasta al servicio de un nuevo tipo de relaciones entre esos dos polos esenciales del Estado democrático de Derecho. La tesis de Sosa Wagner es que «el viento de la democracia ni se llevó tales prácticas ni las convirtió en mustias escorias». La explicación pormenorizada de esa idea constituye sin duda la parte central y de mayor interés de La independencia del juez. ¿Una fábula?, lo que explica que sea en ella en la que me centraré seguidamente, para coincidir en lo esencial con la tesis del autor.

    3.- La razonable solución de 1978 para garantizar la independencia judicial

    Impulsados por un espíritu muy distinto –opuesto, en realidad– al de sus predecesores en los numerosos procesos constituyentes que se celebraron en España entre 1812 y 1931, los diputados y senadores que redactaron la Constitución de 1978 no sólo trataron por todos los medios de aprobar una norma que recogiese aquello que, más lejano o más cercano a sus posiciones e ideología respectivas, consideraban aceptable la inmensa mayoría de los partidos presentes en las Cortes –no otra cosa fue el célebre consenso–, sino que lo hicieron, además, con la decidida voluntad de resolver los principales problemas que nuestro país venía arrastrando desde hacía un siglo, si no más. Entre ellos –y en medio de otros, como los de configurar un Estado descentralizado, asegurar su aconfesionalidad, someter la administración militar a los civiles, configurar un verdadero sistema de libertades y derechos o asentar una monarquía democrática y, por tanto, fuertemente parlamentarizada– figuraba, sin duda, el de la independencia judicial, desafío que las Cortes elegidas en 1977 decidieron resolver recurriendo a dos instrumentos jurídicos de naturaleza bastante diferente. En primer lugar, dejando constancia en la Ley Fundamental de los dos principios esenciales que hasta ahora han venido refiriéndose, los de independencia e inamovilidad, que la Constitución no se limitaba sólo a proclamar solemnemente en el apartado primero de su artículo 117. Y ello porque la propia Ley Fundamental expresaba, por un lado, el contenido esencial de la inamovilidad («Los jueces y magistrados no podrán ser separados, suspendidos, trasladados ni jubilados sino por alguna de las causas y con las garantías previstas en la ley»: artículo 117.2) y preveía, por otro, la existencia de un rígido sistema de incompatibilidades dirigido a reforzar, junto a la inamovilidad, la independencia judicial: así, mientras se hallasen en activo, los jueces y magistrados no podrían desempeñar otros cargos públicos, ni pertenecer a partidos políticos o sindicatos, de modo que la ley establecería el sistema y modalidades para su asociación profesional; además, deberían sujetarse al régimen de incompatibilidades legalmente previsto con la finalidad de asegurar su total independencia (artículo 127). Ante la posibilidad, en todo caso, de que los principios proclamados y los sistemas previstos para hacerlos efectivos no fueran suficientes para lograr el objetivo perseguido, el constituyente dio, ¡ay!, en segundo lugar, un paso más, con una buena fe que no cabe poner en entredicho, pero quizá con una ingenuidad política de similares proporciones. Hablo, claro está, de la creación de un órgano específico destinado a asegurar la independencia de los jueces: el Consejo General del Poder Judicial.Sosa Wagner, que otorga a la decisión de las Cortes constituyentes de instituir el Consejo la relevancia que sin duda se merece, destaca tres aspectos de la misma de los que no es posible, a mi juicio, discrepar: en primer lugar, la ya apuntada buena fe de las primeras Cortes democráticas, pues nuestros «beneméritos diputados» deseaban sin duda «contribuir a robustecer la separación de los poderes y a garantizar la independencia del poder judicial»; en segundo lugar, el impulso último que determinó su decisión, relacionado sin duda con el pasado franquista y la necesidad de desapoderar al poder ejecutivo «de sus tradicionales competencias en la administración de justicia», para lo que se estimó indispensable la creación de un órgano propio de gobierno del poder judicial, «independiente, libre de toda mácula, dispuesto a inaugurar una nueva era en la asendereada historia española de las relaciones entre los poderes públicos»; y, en fin, la ausencia de un «debate a fondo y general entre los miembros de la ponencia [constitucional] acerca de la criatura a la que estaban dando cuerpo y alma», es decir, de un debate parlamentario riguroso sobre si el Consejo de nueva creación, vista las experiencias comparadas y, de manera muy especial, la del Consiglio Superiore della Magistratura que venía funcionando en la República Italiana, iba a poder cumplir adecuadamente las tareas que con tanta confianza en el futuro se le atribuían.Porque aquí, claro, residiría en gran medida la madre del cordero: la Constitución disponía que el Consejo General del Poder Judicial, «órgano de gobierno del mismo», tendría, entre otras, funciones en materia de nombramientos, ascensos, inspección y régimen disciplinario. Es decir, y siendo claros, el Consejo desempeñaría un papel fundamental en todo lo relativo a la organización y funcionamiento del poder judicial, algo que, según resultaba fácilmente previsible desde el momento mismo de su creación, tendería inevitablemente a convertirlo en un preciado objeto de deseo para quienes tuvieran la intención de influir en las decisiones de ese poder esencial del Estado democrático. Pero el Consejo, dada su configuración y sus funciones, pasó pronto a ser también una institución fundamental para el futuro desarrollo de la carrera profesional por parte de los miembros de la judicatura, quienes, por razones evidentes, tratarán de establecer buenas relaciones con las diferentes corrientes de opinión en torno a las que se agrupaban los miembros del Consejo, en la medida en que, de tenerlas o no tenerlas, pasaría a depender en no pequeña medida el progreso corporativo de los jueces y magistrados, dadas las importantísimas decisiones que quedaban en manos de los miembros del nuevo órgano de gobierno de los jueces.El legislador constituyente no se limitó, en todo caso, a hacer del Consejo el centro de las más importantes decisiones judiciales no jurisdiccionales, es decir, en la institución judicial de tipo corporativo de mayor relevancia del país, sino que, en un acto que, visto retrospectivamente, resulta sencillamente incomprensible, dejó parcialmente abierta su futura forma de elección. Lo explicaré con sencillez: además de su presidente, que lo es también del Tribunal Supremo, y que elige el propio Consejo, este se compone de veinte miembros: doce de ellos deberán elegirse entre jueces y magistrados de todas las categorías judiciales en los términos que establezca una ley orgánica; cuatro más se elegirán a propuesta del Congreso de los Diputados y los cuatro restantes a propuesta del Senado, en ambos casos por mayoría de tres quintos de los miembros de cada cámara y entre abogados y otros juristas de reconocida competencia con más de quince años de ejercicio profesional. Parece bastante evidente, a la vista de la redacción del artículo 122.3 de la Constitución, que la intención del constituyente se dirigía a que, de los veinte miembros del Consejo, doce fueran elegidos corporativamente por jueves y magistrados, entre ellos mismos, y los ocho restantes, entre juristas prestigiosos, por una mayoría cualificada de cada una de las dos cámaras de las Cortes Generales.Tal fue, de hecho, la interpretación que se hizo de nuestra Ley Fundamental por la primera norma que desarrolló sus previsiones en este ámbito concreto: la Ley Orgánica 1/1980, de 10 de enero, del Consejo General del Poder Judicial. Pero, tras la estrepitosa derrota de Unión de Centro Democrático, la llegada al poder del Partido Socialista Obrero Español dio lugar a una polémica reforma legislativa que estaría en el origen de un recurso de inconstitucionalidad presentado por Alianza Popular y de un conflicto entre órganos constitucionales que enfrentó a las Cortes Generales y al Consejo General. Y es que la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial, alteró radicalmente el sistema de elección al disponer que todos los consejeros fueran elegidos por las Cortes, diez de ellos por los tres quintos del Congreso de los Diputados (seis entre jueces y magistrados y cuatro entre juristas de reconocida competencia) y los diez restantes por el Senado, con idéntica mayoría y sistema interno de reparto. Aunque esta nueva interpretación, motivo de profundas polémicas en el mundo político y en la esfera judicial, fue considerada no contraria a la Constitución por el Tribunal Constitucional en su sentencia 108/1986, de 29 de julio, la demostración palpable de la envergadura de la brecha que la falta de acuerdo al respecto había provocado entre los partidos y las asociaciones judiciales que son, de un modo u otro, su trasunto, se puso de relieve cuando, tras un nuevo cambio de mayoría parlamentaria, el procedimiento de elección de los miembros del Consejo fue de nuevo reformado, por la Ley Orgánica 2/2001, de 28 de junio, para establecer una especie de sistema mixto, que trata de combinar, con mejor o peor fortuna, la propuesta corporativa y la designación parlamentaria de los doce miembros del Consejo a elegir entre jueces y magistrados.

    4.- El Consejo General del Poder Judicial, padre de todas las batallas

    Los arduos enfrentamientos parlamentarios, y en cierto modo judiciales, derivados del radical desacuerdo sobre su forma de elección –los constantes «enredos» al respecto, escribe Sosa Wagner– no fueron, de todos modos, y esto es sin duda lo verdaderamente relevante, más que la punta del iceberg, la parte visible, del conflicto político partidista en que ha vivido inmerso el órgano de gobierno de los jueces desde su nacimiento mismo. ¿Por qué motivo? El propio Sosa Wagner lo explica con una notable claridad, poniendo el dedo en una llaga que conoce todo el mundo que tenga o haya tenido alguna relación con el que es, sin duda, uno de los principales problemas del poder judicial en España: «El busilis (o el quid) de tanto enredo y tanta diligencia partidaria se debía a que el CGPJ –el pleno del mismo– ostentaría muchas atribuciones, pero entre ellas […] la de nombrar, ¡nada menos!, que a los presidentes de sala y magistrados del Tribunal Supremo, así como a los presidentes de los tribunales superiores de justicia de las comunidades autónomas, y “los demás cargos de designación discrecional”. Ítem más: designaría a los miembros no electivos de las salas de gobierno del Tribunal Supremo, de la Audiencia Nacional y de los tribunales superiores de justicia de las comunidades autónomas. Todo ello en condiciones de discrecionalidad y en medio de la mayor opacidad, porque los vocales del pleno juran o prometen guardar secreto sobre las deliberaciones o acuerdos (aunque pueden emitir votos discrepantes)».¿Cuál era la casi irresistible tentación que tal sistema suponía para los partidos que, bien directamente –en las Cortes–, bien indirectamente –a través de las asociaciones judiciales vinculadas a ellos en mayor o menor grado–, iban a participar en el nombramiento de los miembros del Consejo? ¿Cuál el peligro que nacía para la independencia judicial que el Consejo debería asegurar de resultas de esa tentación de las fuerzas políticas fácil de prever, a poco que se conozca la voracidad con que los partidos tratan de colonizar las instituciones del Estado? La primera pregunta queda casi respondida en la formulación de la segunda: la irresistible tentación de los partidos en relación con el Consejo no sería otra que la de hacerse con él mediante el sistema que los italianos, buenos conocedores por propia experiencia de tal perversión de la democracia, denominan lottizzazione, un procedimiento en virtud de cual los partidos se reparten los puestos disponibles en un órgano o en una institución haciendo en él lotes proporcionales a la presencia porcentual que le corresponde a cada fuerza política en el Parlamento. Es decir, los partidos no eligen o designan –desde el Parlamento o, en su caso, desde el Gobierno– a las personas que han de formar parte de un órgano o una institución teniendo en cuenta la trayectoria profesional y personal de los candidatos (sus méritos, profesionalidad, rigor, seriedad, independencia de criterio), sino valorando de forma primordial la cercanía a sus postulados políticos e ideológicos de quienes van a ser designados y su previsible lealtad a la fuerza que en cada caso impulse su candidatura.Demostrando una curiosa capacidad para culminar las degeneraciones del sistema democrático, con el transcurso de los años hemos perfeccionado en España el sistema de lottizzazione al negociar los partidos no ya la composición de un órgano o institución por separado, sino la de varios a la vez (por ejemplo, el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas o, incluso, el ¡Consejo de Seguridad Nuclear!), lo que ha convertido la elección en lo que el constitucionalista Francisco Rubio Llorente, refiriéndose a una de esas negociaciones de conjunto, calificó en su día, con tanta razón como sentido del humor, y en un artículo publicado en el diario El País el 29 de septiembre de 2001 que no tiene desperdicio, como «la feria de San Miguel». Una comparación la suya –entre la citada feria y la negociación que entonces desarrollaban los partidos– que ofrecía «una buena ocasión para denunciar la progresiva degradación de nuestros usos políticos, tan arraigada ya que, al parecer, sus protagonistas han perdido incluso conciencia de ella […]. De otro modo –explicaba Rubio Llorente– sería imposible que no percibieran el daño atroz que causan a esas instituciones al abordar su renovación con el estilo propio de los tratantes de ganado. Como el intercambio es más fácil cuanto mayor es el número de cabezas, en esta ocasión comenzaron por agrandar la partida a negociar, saltándose a la torera los plazos que la Constitución y la ley establecen para hacer los nombramientos en cada una de ellas. Aunque el ejemplo que se ofrece a los ciudadanos al tratar con ese desenfado las normas jurídicas no es bueno, ni escaso el perjuicio que se causa a las instituciones afectadas, que naturalmente no pueden funcionar normalmente en esa situación de provisionalidad, la consecuencia más perniciosa de esta concentración de nombramientos es la de que con ella se difuminan las características propias de cada una de esas instituciones, que debería ser la perspectiva desde la que se apreciase la adecuación de los respectivos candidatos. Las consideraciones basadas en la preparación, la inteligencia o la integridad de éstos desaparecen o pasan a muy segundo término, y todo queda reducido al regateo entre partidos, a una simple lucha entre rivales políticos, para los que el único factor que cuenta, el único rasgo relevante, es el de las «simpatías» políticas de esos candidatos».

    El triunfo de la Justicia, de Jean-Baptiste Jouvenet

    Nos queda pendiente la respuesta a la segunda de las preguntas antes formuladas, a saber, la relativa a los riesgos que de esa práctica perversa en la forma de designación de los miembros del Consejo del Poder Judicial se derivan para la independencia judicial. Francisco Sosa nos lo aclara –el gran riesgo es la politización de la justicia– y explica su respuesta con suma claridad: «Siendo esto así, ¿dónde está el problema? ¿Por qué se habla de politización de la justicia, dicho así, sin matices? Pues porque hay […] determinados cargos judiciales a los que se llega por medio de nombramientos en los que intervienen instancias que participan de la sustancia política. Son los de magistrados del Tribunal Supremo, presidentes de salas en ese mismo tribunal, presidentes de la Audiencia Nacional y de sus salas, presidentes de los tribunales superiores de justicia y asimismo de sus salas, y presidentes de audiencias y magistrados de las salas de lo civil y lo criminal competentes para las causas que afectan a los aforados. Con carácter general, salvo parte de los últimos citados, es el Consejo General del Poder Judicial (el pleno del mismo, por mayoría simple […]) el que efectúa los nombramientos y lo hace de forma discrecional y secreta, aunque está obligado a motivar su decisión». Y añade luego, dando pleno sentido a las consideraciones anteriores: «Como es fácil imaginar detrás de cada uno de esos nombramientos, al haber personas concretas, hay inevitablemente pasiones, ambiciones, anhelos y otros sentimientos –buenos unos, deplorables otros–, propios del humano proceder. La consecuencia es que en un sistema político como el que tenemos, que blasona de haber sometido (desde 1978) a control toda la actividad de las administraciones sin dejar resquicio alguno fuera de la mirada de Argos de los jueces, es lógico que cause extrañeza –y aun estupor– el hecho de que el ascenso de un magistrado al cielo del Tribunal Supremo –la culminación de una carrera– delimite un territorio exento en buena medida de ese control, al calificarse tal promoción de discrecional».

    La respuesta del profesor Francisco Sosa me parece incuestionable, aunque yo la completaría explicitando el que considero un decisivo efecto adicional para entender en su totalidad los que produce la politización del Consejo General. Me explicaré. La apropiación partidista del Consejo General del Poder Judicial a través de una práctica constante y descarada de reparto de sus miembros en proporción a la presencia parlamentaria en el Congreso de los Diputados de las fuerzas políticas que entran a pactar la composición del órgano cada vez que procede su renovación no ha tenido como única consecuencia que los nombrados queden sujetos en mayor o menor grado a una relación de lealtad política con sus patrocinadores como consecuencia de la forma puramente clientelar a través de la cual son designados. Más allá de ello, la conversión final del Consejo en una especie de parlamento judicial provoca además que la tan lógica como legítima ambición de hacer carrera profesional por parte de los miembros del poder judicial dé lugar a lo que en otro lugar he calificado como una politización en cascada de la justicia, pues los jueces saben bien desde que entran a formar parte de la carrera judicial que su futura promoción profesional dependerá de decisiones que tomará un órgano que funciona en la práctica más con arreglo a criterios políticos que profesionales y mas pendiente de la futura lealtad ideológica, e incluso directamente partidista, de los nombrados que de su mérito y capacidad14. Es esa anómala situación la que predispone a muchos jueces, diríamos que obligatoriamente, a ir tejiendo, desde que entran en la carrera judicial, amistades políticas que faciliten su futura promoción, relaciones que en algunos casos pueden acabar transformándose en amistades peligrosas para la independencia con que realizan su función.En suma, la existencia del Consejo no sólo politiza la justicia porque los que llegan a los altos cargos judiciales lo hacen en gran medida por el procedimiento de las lealtades político-partidistas, sino también, y en no menor medida, porque el general conocimiento por parte de los jueces de que la consecución de futuros apoyos entre los miembros del Consejo forma parte del sistema normal de progreso en la carrera judicial determina un sistema de lealtades, y consecuente politización, en cascada. La idea de las Cortes constituyentes de apartar al poder judicial del poder ejecutivo –es decir, de desgubernamentalizarlo– era, sin duda, razonable y coherente con los principios que deben regir el funcionamiento de un Estado democrático de derecho. Pero esas buenas intenciones no pudieron evitar que la creación del Consejo diese lugar en realidad a una clara politización del sistema de gobierno judicial, controlado por los partidos a través de un Consejo General del Poder Judicial convertido, de hecho, en un parlamento judicial. En realidad, el sistema de gobierno del poder judicial no sólo se politizó por influencia de los partidos, sino que, además, tampoco se logró desgubernamentalizar al Consejo, pues el sistema de cuotas establecido de facto para la elección de sus miembros se tradujo a la postre en que el poder ejecutivo iba a seguir controlando la mayoría de un órgano de gobierno de los jueces que venía a traducir la propia mayoría parlamentario-gubernamental15 existente en el Congreso de los Diputados.Cualquiera que conozca con cierto detalle la historia del Consejo General del Poder Judicial sabe que, tristemente para nuestro sistema democrático y, en concreto, para uno de sus principios esenciales –el de la separación de los poderes del Estado–, las cosas han venido funcionando según las pautas que acaban de apuntarse, lo que desde hace ya algunos años puso, claro, en primer plano, la decisiva cuestión de cómo evitar la indiscutible degeneración de la naturaleza y las funciones del llamado órgano de Gobierno de los jueces al objeto de lograr que acabe respondiendo de verdad a las expectativas que en él pusieron los constituyentes como clave de arco destinado a asegurar una efectiva independencia judicial. Francisco Sosa analiza a ese respecto los pasos positivos que en el camino de la progresiva reducción del margen de discrecionalidad del Consejo a la hora de llevar a cabo sus nombramientos ha supuesto, sobre todo a partir de 2005, la jurisprudencia del Tribunal Supremo, tendente a asentar un sistema en el que aquellos nombramientos deben ajustarse a los méritos y capacidades de los diferentes candidatos propuestos para cubrir los puestos vacantes de que en cada caso se tratase. En una resolución del alto tribunal de 7 de febrero de 2011, que oportunamente cita Sosa Wagner, queda, de hecho, clarísima constancia de los efectos profundamente negativos que el mecanismo de designación político-clientelar estaba provocando incluso en la visión social sobre el funcionamiento de nuestro sistema judicial: «Esta sala no puede dejar de señalar que hoy es una realidad notoria que la administración de justicia es uno de los servicios del Estado peor valorados y que amplios sectores sociales han manifestado su preocupación por considerar que la profesionalidad no es el criterio prioritario que rige en los nombramientos de los altos cargos judiciales decididos por el Consejo General del Poder Judicial. Basta para comprobarlo con acudir a los medios de comunicación, en los que con frecuencia aparecen noticias referidas a valoraciones o quejas de que en los nombramientos prevalecen sobre todo las cuotas y pactos asociativos, y la designación de jueces o magistrados no asociados es un hecho muy excepcional (a pesar de constituir estos un amplio contingente del escalafón judicial)».

    5.- Para salir del embrollo: mejorar el servicio público de la justicia, profesionalizar a sus servidores

    ¿Cómo, a la vista de esta descripción, igual de cruda que veraz, podemos enfrentarnos a una situación que amenaza la confianza social en la imparcialidad de la acción jurisdiccional del Estado, esencial para su funcionamiento como un verdadero Estado de Derecho? ¿Cómo, por expresarlo con el tono literario del autor de la obra que se comenta en este ensayo, «podríamos liberar el palacio que habitan los tribunales de las cadenas que arrastran sus fantasmas»? La respuesta que ofrece Sosa Wagner pivota sobre dos elementos esenciales con los que, por mi parte, no puedo más que coincidir sin ningún tipo de reservas: de un lado, la consideración de la administración de justicia como un servicio público esencial de los modernos Estados sociales de Derecho; de otro, la defensa a ultranza de la profesionalización de los jueces en tanto que llave esencial de su independencia. La primera consideración nos coloca ante la necesidad de mejorar de forma sustancial los medios materiales y humanos de que dispone la administración de justicia para cumplir adecuadamente sus funciones en una sociedad que, como todas las desarrolladas, experimenta una tendencia creciente a la litigiosidad, tendencia esa que somete a dura prueba la capacidad de respuesta de jueces y tribunales. Tal es el motivo por el que Francisco Sosa insiste, con toda la razón, en la urgencia que tiene en la actualidad «avanzar en el mejor funcionamiento del servicio público de la justicia», con la finalidad, entre otras, de que «los ciudadanos se sientan a gusto» y la propia justicia «no esté a la cola de la estimación social». En efecto, «si existen algunos juzgados bien dotados de medios personales y materiales, si las audiencias no acumulan polvorientos legajos en los pasillos, si los tribunales superiores son vistos como piezas de una jurisdicción cercana al ciudadano y sensible a sus angustias, si los recursos se resuelven en plazos medibles por la vida humana y no en plazos geológicos, y lo mismo ocurre con la ejecución de las sentencias (dos cánceres de nuestra justicia), en fin, si quienes se acercan a un juez o a su oficina son tratados dignamente, pues «al que has de castigar con obras no trates mal con palabras» (dice Don Quijote a Sancho), si todo esto ocurre, será un bien para los litigantes y para la sociedad. Porque nos alegra saber que los conflictos tienen un cauce de solución en las manos hábiles de los jueces y que los delincuentes acabarán viviendo largas temporadas al cuidado de las instituciones penitenciarias».Pero el correcto funcionamiento del servicio publico de la justicia no sólo exige, aunque lo exija imperiosamente, mejorar los medios materiales y humanos de los que dispone en España el poder judicial para acometer las misiones que tiene legalmente asignadas y que nuestra Constitución resume a la perfección con la fórmula de ejercer «la potestad jurisdiccional en todo tipo de procesos, juzgando y haciendo ejecutar lo juzgado» (artículo 117.3). La mejora urgente del sistema jurisdiccional exige también imperiosamente asegurar esa independencia judicial que da título y es motivo esencial de la obra de Francisco Sosa Wagner, quien no tiene tampoco duda alguna respecto de cuál es la regla de oro que puede tendencialmente asegurarla: «Para que exista una justicia independiente es necesario que el juez –individualmente considerado– sea independiente. Y para conseguirlo la receta es clara: pruebas públicas de ingreso, especialización como jurista (mercantil, laboral, menores, contencioso…), carrera asegurada sin sobresaltos ni trampas, trabajo razonablemente valorado, sueldo digno, jubilación asimismo reglada. Dicho de otra forma: un estatuto jurídico del juez regido en todo por el principio de legalidad, alejado de componendas políticas y asociativas». Dado que esa regla es clara y dado, además, y sobre todo, que sobre ella existe sin duda gran consenso entre políticos, jueces y ciudadanos informados, la pregunta subsiguiente es de cajón: ¿qué hacemos, pues, con el Consejo General del Poder Judicial, órgano de gobierno de los jueces llamado a asegurar una justicia independiente? Porque, aunque parece claro, como afirma Sosa Wagner, que el sistema de autogobierno judicial a través del Consejo General por el que, para garantizar la independencia judicial, apostaron, con más entusiasmo que profunda reflexión, los constituyentes de 1978, es, en realidad, un «trampantojo», el acuerdo respecto de la eventual necesidad y, en su caso, el grado de profundidad de su reforma es muchísimo menor. Tanto que el debate sobre el futuro del Consejo General del Poder Judicial –o su mantenimiento tal y como ahora existe; o la modificación de su composición, forma de elección y funciones; o su pura y simple supresión mediante la oportuna reforma constitucional– resulta hoy un elemento central de la discusión sobre la necesaria reforma de nuestro sistema judicial. Es verdad que los elementos esenciales de esa reforma son los dos que acaban de citarse (mejora del servicio público de la justicia y efectiva independencia judicial), pero ello no tiene por qué significar, como sostiene Sosa Wagner, que convertir la discusión sobre la reforma del Consejo en «centro neurálgico del problema» sea «lisa y llanamente disparar sobre un objetivo equivocado». Por el contrario, a mi juicio, la naturaleza y el papel constitucional del Consejo General son hoy, mal que nos pese, un asunto capital para la reforma de la justicia en España, como consecuencia sobre todo del proceso de politización en cascada de aquella que el Consejo ha producido, según he destacado previamente. En consecuencia, no parece irrelevante en absoluto la solución que se adopte respecto al mismo. Francisco Sosa apunta las dos posibles alternativas de futuro: bien mantener el Consejo, «aun a sabiendas del carácter forzado de ese invento, una vez afeitadas sus barbas de señor poderoso, si se le priva de la libertad para designar altos cargos», bien suprimirlo y confiar sus atribuciones al presidente del Tribunal Supremo o restituirlas al Ministerio de Justicia, «cuyas decisiones, como ha de actuar sometido al principio de legalidad, siempre serán juzgadas en último término por los tribunales de lo contencioso-administrativo».Ante la evidencia de que el Consejo General del Poder Judicial no puede seguir como hasta ahora, pues las disfuncionalidades que provoca tanto en el funcionamiento del sistema judicial español como en el desarrollo de la carrera de los jueces y magistrados resultan ya decididamente insoportables, la cuestión que se sitúa en primer plano es la de si su reforma podría despolitizarlo hasta privarlo de esa naturaleza de parlamento judicial que hoy lo define. Mi opinión es que no, que el Consejo ha estado partidistamente viciado desde sus orígenes y que si, en cualquier situación, su papel político sería profundamente perturbador para el servicio público de la justicia, lo es mucho más en la que hoy vive España como consecuencia del hecho de que los jueces deben hacer frente al gravísimo desafío de la lucha contra la corrupción vinculada o no a la financiación partidista, desafío al que todo apunta que tendremos que enfrentarnos. no sólo a corto. sino también a medio plazo. Por eso creo que, de las dos opciones posibles que plantea Sosa Wagner, la segunda, con suscitar problemas, es sin duda la mejor o, cuando menos, la menos mala. Para decirlo de una vez: creo que cualquier reforma constitucional que se plantee en España debería tener, entre sus objetivos, la supresión del Consejo General del Poder Judicial, cuyas funciones y competencias deberían ser repartidas entre el Tribunal Supremo y el Ministerio de Justicia. Ello, entre otras cosas, ayudaría, por añadidura, a evitar la creación de órganos similares al Consejo General en las Comunidades Autónomas, lo que ya intentó el Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006 y frustró, con muy buen criterio jurídico, el Tribunal Constitucional en su sentencia 31/2010, de 28 de junio de 2010, que resolvió el recurso presentado contra la nueva norma estatutaria por noventa y nueve diputados del Grupo Parlamentario Popular del Congreso. Y es que las perversiones provocadas por el Consejo General en nuestro sistema judicial se multiplicarían de forma exponencial si el sistema de consejos autonómicos llegase a generalizarse en el conjunto de las comunidades españolas. ¡Sólo pensarlo da pavor!

    *  *  *

    Como en otras ocasiones –recuerdo el libro El Estado fragmentado. Modelo austrohúngaro y brote de naciones en España, escrito al alimón con su hijo Igor Sosa Mayor–, Francisco Sosa ha escrito una obra que cumple sobradamente dos de las condiciones esenciales de un ensayo indispensable: su valentía y su necesidad. El autor llama a las cosas por su nombre, no se esconde en el a veces abstruso lenguaje del Derecho para huir de la claridad a la hora de destripar la naturaleza de los problemas que quiere analizar y aborda en su último libro un tema capital para el futuro del Estado de Derecho en un país en el que su funcionamiento viene poniendo de manifiesto no pocos problemas desde hace varios años. De hecho, Francisco Sosa dedica en su libro sendos capítulos finales a los problemas de funcionamiento del Ministerio Fiscal y a los planteados por un órgano, el Tribunal Constitucional, que, en contraste con el Consejo General del Poder Judicial, ha ofrecido un rendimiento institucional globalmente positivo. Pero el núcleo de su obra se centra en aquello a lo que, por ello mismo, se han referido esencialmente estas reflexiones: en la importancia que para un moderno Estado social y democrático de Derecho tiene la independencia de los jueces y magistrados en nuestro sistema de administración de justicia, un servicio público esencial en la vida diaria de miles de ciudadanos que deben recurrir a ella (en procesos civiles, laborales o contencioso-administrativos) o enfrentarse a ella (en procesos penales), en ocasiones varias veces a lo largo de su vida. Hubo un tiempo en que cuando los juristas hablábamos de los derechos prestacionales típicos del Estado social (o, en otro enfoque político, del Welfare State), nos referíamos a la sanidad, a la educación o a la protección pública frente a situaciones de desamparo individual. Lo cierto es que, a estas alturas, el derecho a la justicia tal y como aparece recogido en el artículo 24 de nuestra Constitución es también una clara manifestación del carácter social del Estado, un componente básico de su naturaleza prestacional, pues su efectividad exige la existencia de un perfeccionado aparato judicial que pueda hacer efectivo el derecho procesal de todos a obtener la protección de los derechos materiales garantizados en la Constitución y en las leyes. El juez es el protector natural de esos derechos y, por ello, su independencia es la condición sine qua non para que el servicio público de la justicia pueda sanar nuestros padecimientos sociales de forma similar a como el sistema sanitario cura nuestras enfermedades personales. Ni más. Ni menos”

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos 

     

    Manuel.portelap@gmail.com

    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA Www.agendadeprensa.org

    Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse.

    La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

    Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

    Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:

    manuel.portelap@gmail.com

     

     

Calendario de artículos

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Artículos anteriores