• Las víctimas del 17-A y la política

    https://www.republica.com/el-manantial/2018/08/16/las-victimas-del-17-a-y-la-politica/

    Carmen Rengel : El  17-A, un año después: así se preparó el mayor atentado yihadista de la década en España. La radicalización, los preparativos, los objetivos y los agujeros negros, a la luz por el levantamiento parcial del secreto de sumario

    https://www.huffingtonpost.es/2018/08/15/17-a-un-ano-despues-asi-se-preparo-el-mayor-atentado-yihadista-de-la-decada-en-espana_a_23499771/?utm_hp_ref=es-homepage

    Lola Garcia:  El enemigo del pueblo

    https://www.lavanguardia.com/opinion/20180817/451340726777/el-enemigo-del-pueblo.html

    Ana Cabanillas: Las polémicas del 17-A: marchas enfrentadas, pancartas y el apoyo de Torra a los presos

    https://www.elindependiente.com/politica/2018/08/17/las-polemicas-del-17-marchas-enfrentadas-pancartas-apoyo-torra-los-presos/

    Jose Oneto : El 17-A: Celebración austera y contenida…mejor de lo que se esperaba

    https://www.republica.com/viva-la-pepa/2018/08/17/17-a-celebracion-austera-y-contenida-mejor-de-lo-que-se-esperaba/

    Xavier Vidal Folch: El 17-A: Las víctimas ganan a los agitadores. Fracasó el boicoteo a la presencia del jefe del Estado: estaban todas las autoridades sin excepción

    https://elpais.com/politica/2018/08/17/actualidad/1534501068_366548.html

    Paloma Esteban : Exhibición de unidad del constitucionalismo en el homenaje a las víctimas del 17-A

    https://www.elconfidencial.com/espana/2018-08-17/17-a-atentado-rey-pedro-sanchez-constitucionalismo-unidad_1605208/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=apertura

    Sonia Andolz: Aún queda mucho por aprender de los atentados  del El 17-A: y urge un profundo debate del modelo de convivencia que queremos

    https://www.elperiodico.com/es/opinion/20180816/las-lecciones-del-17-a-articulo-sonia-andolz-6991342

     

    Alberto Lardiés: Pedro Sánchez homenajea a las víctimas del 17-A en castellano con la bandera y en catalán sin ella y luego rectifica

    https://www.elespanol.com/espana/20180817/pedro-sanchez-homenajea-victimas-castellano-bandera-sin/330967176_0.html

    Diego Crescente: Jo sí tinc port’ a los que hacen política con el terrorismo

    https://www.lainformacion.com/opinion/diego-crescente/atentados-barcelona-victimas-culpables-clase-politica-mossos-cni/6370492

    Rogelio Alonso : El 17-A y la comunidad musulmana

    http://www.elmundo.es/opinion/2018/08/17/5b755560268e3e171f8b464c.html

    Ignacio Camacho : El separatismo tiene pendiente una deuda con esos muertos. del El 17-A:  Le debe a su memoria una mínima ofrenda de respeto

    https://www.abc.es/opinion/abci–201808171223_noticia.html

     

    Juan Soto Ivars: Cómo están las puñeteras Ramblas (un año después del atentado del El 17-A)

    https://blogs.elconfidencial.com/sociedad/espana-is-not-spain/2018-08-17/atentados-barcelona-1-agosto-ramblas-aniversario_1605211/

    Lavanguardia.com:Encontronazo entre monárquicos e independentistas en la plaza Catalunya en el El 17-A

    https://www.lavanguardia.com/politica/20180817/451342730240/encontronazo-monarquicos-independentistas-plaza-catalunya.html

     

    Marcos Lamelas: Puigdemont dice ahora que nunca esperó que algún país reconociese a Cataluña

    https://www.elconfidencial.com/espana/cataluna/2018-08-17/pugidemont-nunca-espero-reconocimiento-cataluna-independencia_1605230/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=2

    Rafael Nuñez: La ruptura del pacto y la profecía de Josep Tarradellas. Claves de la “ruptura” y viraje manifiestamente secesionista del procés

    https://www.cronicapopular.es/2018/07/la-ruptura-del-pacto-y-la-profecia-de-josep-tarradellas/

    “entrecruzamiento de la crisis “española” y el 15M con las grietas abiertas por una incipiente sociedad civil catalana no catalanista en años anteriores (CADECA, AT, APB, Convivencia Cívica, Mogambo, Foro Babel, Fundación Ciudadanos, ACP, grupos políticos que integran la actual FI·ENN…) da algunas claves de la “ruptura” y viraje manifiestamente secesionista del “procés” hacia los objetivos que los nacionalistas habían estado incubando, cocinando y habilitando desde los años 60 y 70. Es cuando se produce la movilización social de su sociedad civil, encuadrada, siguiendo el modelo de los fascismos de los años 30, en asociaciones de masas instrumentales  (Ómnium Cultural, ANC, AMI, Plataforma per la Llengua, los grupos juveniles que han constituido las CUP, ARRAN, etc…).En mi opinión, la aceleración por parte de los nacionalistas del procés hacia una Ítaca independiente tiene que ver con el deseo de quedar exentos de la ley común que, a instancias de movimientos sociales y ciudadanos, ajenos al catalanismo, y a las actuaciones judiciales, empiezan a salpicar el “oasis catalán” (un mito aplicado a los años 30, recuperado en esos años).El edificio nacionalista construido durante las décadas de “consenso” bajo el pujolismo constituye un sistema de corrupción y de estructuras mafiosas y clientelares, iguales y peores que las que han sacudido la política española. El nacionalismo catalán se propone precipitar la estrategia del “procés”, trazada mucho tiempo atrás, porque aspira a una especie de República de Saló, sin las  cortapisas legales, movimientos ciudadanos y demandas políticas que empieza a manifestar el regeneracionismo español del 15 M.El político Oriol Junqueras, ahora en la cárcel (como tantísimos otros políticos catalanes y no catalanes), afinó en su análisis de 2011, seguramente después de horas de meditación. En un memorable artículo publicado en La Vanguardia, en 2011, escribía, como recuerda Armando Fernández Stenko (“Crónica Global”, 7 de julio de 2018): «Las esperanzas de regeneración de España que abrió el movimiento 15-M son incompatibles con los objetivos del independentismo pues podrían alejar a muchos ciudadanos catalanes del deseo de ser independientes arrojándolos a los brazos de un movimiento de renovación que pudieran compartir con el resto de los españoles». Un síntoma preocupante para los nacionalistas fue que la mayor parte de los que protagonizaron movilizaciones y acampadas en Barcelona e incluso en ciudades del interior de Cataluña hablaba en castellano.Todo el relato identitario de las últimas décadas es ahora cosa del pasado, un puro espejismo. El discurso actual no es el corazón compartido o dividido, sino el del corazón roto. De cuanto he leído ha sido Manel Manchón (que estuvo ligado al diario nacionalista Ara) el que de forma más clara y precisa ha descrito la ruptura de ese “pacto de convivencia” (así denomina el proceso expuesto hasta aquí), que ha funcionado durante décadas.Reproduzco algunos párrafos, aunque el artículo merece ser leído íntegro: «Se acabó. Puede durar un cierto tiempo, un periodo de transición, en el que todo sea todavía posible, en el que se añore lo vivido, en el que se reivindique una especie de olvido, un “aquí no ha pasado nada, podemos continuar”. Pero se ha acabado. La voluntad, de forma irresponsable, de una parte de la sociedad catalana de acelerar el coche, cuando los que viajaban en él no estaban preparados ni querían llegar tan lejos, ha roto un consenso que se reivindicaba como una gran victoria del conjunto de Cataluña. El periodista Jaume V. Aroca ha reflexionado sobre ello en un artículo diáfano y atrevido, con el título de Aprender a vivir con el corazón roto». El independentismo no es consciente de lo que ha incentivado, no sabe que se ha cargado un consenso que, de hecho, beneficiaba en gran medida sus posiciones. El error es sideral, y alguien como Jordi Pujol lo sabe bien. El problema es que todos los Pujol de Cataluña ya no pueden parar ni influir en un movimiento que se ha creído por completo sus mentiras, y que, ahora, a corto y a medio plazo, se topará de frente con la realidad, y esa realidad no le va a gustar nada».Igual en el nuevo contrato social que se construya no se exigirá la defensa de la identidad catalana.Resulta que hubo integración, sí, pero más bien funcionó de forma pasiva. Es decir, el nacionalismo marcó el paso y el grueso de la sociedad avanzó porque todo lo que se conseguía era beneficioso para el conjunto. Muchos votantes de izquierdas, los que no votaban en las elecciones autonómicas, no tenían ningún problema en admitir que el pujolismo era positivo para Cataluña, aunque Jordi Pujol no les hiciera ninguna gracia, ni vieran nunca TV3, salvo para ver los partidos del Barça, o del Madrid –cuando la televisión autonómica ofrecía los partidos de Liga–. ¿Traducción? No sentían una hostilidad contra ese nacionalismo, aunque no defendieran esas tesis de forma propositiva.El problema llegará ahora, cuando una nueva sociedad, nuevas cohortes que no tienen el recuerdo de lo que protagonizó el catalanismo, que ya no se ven representados por los partidos de la transición, pida nuevas cartas. Cuando esos jóvenes y de mediana edad que se han visto traicionados por ese independentismo que -antes, bajo el manto del nacionalismo- les había vendido la integración y la nivelación de derechos, exija un nuevo consenso bajo otras categorías: gobernar para los ciudadanos, sin políticas identitarias, más pragmatismo, menos retórica sobre el pueblo catalán y más inglés.Es decir, un nuevo contrato social en el que ya no se verá como algo necesario e imprescindible la defensa de la identidad catalana, con el objeto de salvarla porque ha sido perjudicada históricamente… Se acabó el paradigma nacionalista, se acabó el pacto que una parte de los catalanes habían suscrito con él.¿El catalán en las escuelas, sin revisar nada de la política de inmersión? Veremos. ¿Los medios de comunicación públicos con una sola idea de cómo debe ser la sociedad catalana? Veremos. ¿Las subvenciones públicas a todo tipo de entidades pseudoculturales que también defienden sólo una idea de cómo se debe ser catalán? Veremos. Todo estará en solfa. Todo se va a discutir. Y nadie querrá ceder. Y entonces es cuando de verdad llegará el conflicto. ¿De verdad quería esto el independentismo?El politólogo Oriol Bartomeus lo explica en su libro El Terratrèmol silenciós, en el que señala que llega un nuevo elector… «Lo que lo marca todo es un cambio generacional, y, con ello, un cambio político. ¿O no es significativo, más allá de la coyuntura, que el 21D ganara las elecciones Ciudadanos? Y, por favor, dejen sus prejuicios y analicen los datos: dónde gana, en qué barrios, en qué tipo de contextos socioeconómicos. Y reflexionen.El independentismo no sabe lo que ha hecho. No sabe que va a obligar a un nuevo reparto de cartas, y, como decía Jaume V. Aroca, un reparto “entre iguales”, sin que sirva ya ese pegamento que hasta ahora era el catalanismo. Aunque no se debería prescindir de él.Vaya inmenso error, señores y señoras independentistas, aunque, tal vez, lo que llegue tenga muchos elementos positivos. Se acabó el paradigma nacionalista, se acabó el pacto que, hasta ahora, se había suscrito con él». Defensa del  constitucionalismo y la igualdad de derechos frente al nacionalismo retrógradoComo afirmaba Inés Arrimadas en el Parlament, si una  virtud ha tenido el procés es la inhabilitación de este pacto desigual de supuestos sujetos identitarios y multiculturalistas. Ahora, para una mayoría social el dilema es otro: defender la Constitución y los derechos ciudadanos e individuales frente a los secesionistas que propugnan una ruptura con  la ley común y la constitución de un sujeto político diferenciado con atributos y privilegios para imponer no ya su hegemonía sino su dominación política y jurídica en Cataluña, es decir, la defensa del  constitucionalismo y la igualdad de derechos frente al nacionalismo retrógrado (Vicente Serrano). El problema real está ahora en la hoja de ruta del Gobierno y el Govern. Ni unos ni otros se han enterado de que los secesionistas no tienen ya enfrente al Gobierno del Estado español sino a la mayoría social de Cataluña. No estamos en los tiempos del “diálogo” y de la bilateralidad entre Gobierno y Govern, que deja a esa mayoría social en una posición subalterna y a expensas del “procés” secesionista.Lo señala Vicente Serrano, con una apostilla que señalábamos al inicio del escrito como la clave de la nueva situación en la que nos encontramos. Esa es la razón última de la condena al fracaso de los catalanistas que desde la “izquierda” quieren recuperar el consenso catalanista (excluyente), que ha funcionado desde 1974.  «En Cataluña, y por extensión en toda España, por suerte, el conflicto pretendidamente de identidades- catalanismo frente a españolismo-, no se ha consolidado, a pesar de los largos años de asimilación identitaria vía escuela y medios de comunicación públicos y privados y la ingente cantidad de dineros públicos que el nacionalismo catalán le ha dedicado. Hablamos de conflicto entre constitucionalismo y secesionismo; y eso, en sí mismo, es una victoria».«Pero el constitucionalismo en España es débil por los propios complejos de la izquierda. La Constitución del 78 es hija de la izquierda y parece haber adjurado de ella. Ciertamente, se puede ser constitucionalista y proponer un cambio constitucional. Conocí a Anguita cuando reclamaba el cumplimiento de la Constitución del 78; hoy, su discurso se diluye en el de Pablo Iglesias, en una frontalidad rompedora, no ya de la Constitución del 78, sino del constitucionalismo y, por tanto, de España».

    «Nunca habrá república de trabajadores en España si esta no existe. El problema de España con el nacionalismo es que no aprende de su historia. En otros artículos he apostado por el fin de la conllevanza orteguiana con el nacionalismo, bien porque se ha convertido en un “dejar hacer”, según explica Ignacio García de Leániz en su artículo: El error de la ‘conllevanza’ catalana, bien porque la conllevanza exigía una reciprocidad del catalanismo que no se ha dado, mejor dicho se ha traicionado».

    «Se puede considerar patológico que todo nuevo gobierno de España se lance a dicha conllevanza pretendiendo darle una novedosa impronta que finalmente siempre fracasa. Lo hizo Felipe González cuando “impidió” que Pujol fuera juzgado por el caso Banca Catalana. Lo hizo Aznar al no recurrir “ley de inmersión lingüística de 1998” y al  “frenar” la impugnación del Defensor del Pueblo. Zapatero se pilló los dedos al comprometerse a aprobar el Estatut que saliera del Parlament. Y Rajoy siempre fue tibio con el nacionalismo –aunque este lo usara como saco de boxeo-, hasta aplicando un leve 155»

    «Pedro Sánchez prueba nueva fórmula para resolver el nacional-catalanismo y vuelve a caer en una conllevanza no recíproca. Algunas de sus ofertas son cantos al sol imposibles de cumplir, como, por ejemplo, restituir los artículos anulados por el Tribunal Constitucional, porque, necesariamente, se habría de modificar la Constitución en la línea nacionalista. Será marear la perdiz y perder 2 años de legislatura, mientras el secesionismo seguirá rearmándose».

    En un artículo del editor Pedro Gómez Carrizo, publicado el 30 de mayo en el diario digital El español, el autor alerta contra los cantos de sirena que reclaman “diálogo” en Cataluña con el único objetivo de perpetuar la hegemonía del nacionalismo. Pedro Gómez Carrizo publica estas rupturistas reflexiones, que en mi opinión desnudan algunas de esas claves ocultas, silenciadas, del momento actual del “procés”:

    «Va cundiendo la idea de que la respuesta al desafío nacionalista está llegando de la calle. Si algún efecto positivo cabe buscar en la inacción e incompetencia no ya del Gobierno, sino del Estado español, a la hora de poner pie en pared, ésta es la de la consolidación de un tejido social que no comulga con el credo del catalanismo, un nuevo actor social formado por catalanes que se han levantado para cuestionar la hegemonía de esa otra sociedad semi-civil, fuertemente subvencionada, que ha sido motor del denominado procés».

    «Ese verbo, levantarse, de indudable pedigree revolucionario, resulta muy atinado para expresar lo que está ocurriendo, por fin, en Cataluña. Es un verbo que connota la existencia de una opresión y la voluntad de librarse de ella. Para que se entienda mejor, voy a contarles una tira cómica de Quino, impresa en el libro de 1989 Potentes, prepotentes e impotentes. Son seis viñetas: en las dos primeras aparece un poderoso leyendo el periódico cómodamente sentado sobre el lomo de un humilde; en la cuarta, acabada su lectura, el poderoso se abraza al humilde diciéndole: “¡Como siempre, gracias, y hasta mañana!”, y en la sexta y última, tras la despedida, el deslomado humilde dice para sus adentros: “Un día de estos yo debiera agarrar y decir algo, pero, ¡qué sé yo!, ¡arruinar una amistad de tantos años!…».

    «Como digo, me parece una descripción luminosa de lo que ha sucedido en Cataluña durante estos últimos treinta años. El catalanismo transversal que ha regido el país -la suma del nacionalismo explícito burgués y el nacionalismo implícito del catalanismo progresista- ha logrado sus objetivos en muy buena medida gracias al consentimiento de la mayoría silenciada. La sociedad catalanista privilegiada ha descansado sus posaderas durante décadas sobre las espaldas de una población trabajadora mayoritariamente no catalanista, esgrimiendo los conceptos de “cohesión social” y de “un solo pueblo” para evitar que nadie se levantase mientras leían su prensa subvencionada sobre ellos. Venían a decirles: “¿Reclamar vuestros derechos en la escuela, en los medios de comunicación, en las instituciones… y arruinar una amistad de tantos años?”. Y ese mensaje fue calando, y así han sido pocos los que se han levantado, porque la buena gente, la pobre gente, no rompe amistades».

    «Mas, ¡ay!, los dioses ciegan a quienes desean perder, y sucede que esta sociedad catalanista, una de las más privilegiadas del planeta, se vino arriba desde el 2012, y en su ceguera muchos hasta se creyeron su propia mentira de “nación oprimida”. Y tan arriba se vinieron, y con tanto ímpetu y descuido, que se les cayó la careta -a unos pocos también la cara de vergüenza-, y de este modo muchos deslomados descubrieron que, bien considerado, mantener esa amistad tal vez no era lo más saludable para sus espaldas» (…)

    Refiriéndose a las brigadas de limpieza de símbolos inconstitucionales en espacios públicos, “responsabilizándose de un trabajo para el cual la Administración catalana, en teoría intervenida por el 155, ni estaba ni se le esperaba”, señala: “Esto tiene una relevancia enorme. Quienes saben de psicología social valoran hasta qué punto es importante impedir que unos vándalos se adueñen del espacio compartido. Es conocido cómo el alcalde Giuliani logró reducir drásticamente los asesinatos y robos en la ciudad de Nueva York centrándose en prevenir y perseguir delitos menores, como pintar graffiti o colarse en el metro. Su tolerancia cero se inspiraba en la teoría de las “ventanas rotas” propuesta por el profesor de Harvard James Q. Wilson” (…).

    “Es importante que el Gobierno español atienda esas voces” (las de organizaciones como Aixeca´t y otras tantas –precisión mía-) “antes de emprender el proceso de diálogo anunciado que pretende mantener con el pseudopresident indisimuladamente racista Quim Torra”

    «La búsqueda de consenso es una estrategia perdedora cuando tu interlocutor posee una posición hegemónica»

    Uno de los pilares del discurso de Levántate debería ser especialmente atendido. Dice así: «“Rechazamos que la salida a esta crisis sea el retorno a una situación anterior a la de su fase crítica y terminal. La solución no está en atajar los abusos del nacionalismo, sino en abandonar los usos que han propiciado esos abusos, es decir, la bóveda ideológica del catalanismo”. Me parece que este punto pone el foco en el meollo del problema catalán al denunciar que el proceso de ruptura con España que ha hecho erupción los últimos años no es una perversión imprevisible del catalanismo, sino, por el contrario, su consecuencia lógica e inevitable. La campana ideológica del catalanismo dentro de la cual se ha desarrollado la vida en Cataluña no era otra cosa que un huevo de serpiente, porque todo totalitarismo lo es».

    «Y, desde luego, hay que andarse con tino cuando se dialoga con el totalitarismo. Antes de emprender ese diálogo, los responsables del Gobierno español tendrían que estar avisados de los peligros de las políticas de consenso y apaciguamiento. La búsqueda de consenso es una estrategia indefectiblemente perdedora cuando tu interlocutor posee una posición hegemónica».

    «Fue Antonio Gramsci quien mejor analizó las estructuras de la opresión, distinguiendo entre el poder, que se ejerce mediante el uso o la amenaza de la fuerza, y la hegemonía, que se ejerce mediante el consenso, logrado a través del control del sistema educativo, los medios de comunicación y la ideología institucional».

    Pedro Gómez concluye afirmando que ahora que, al fin, “la hegemonía del catalanismo, hasta ahora absoluta, ha empezado a ser cuestionada” por organizaciones y colectivos de la sociedad civil, el Gobierno español ni la ha cuestionado “ni siquiera ha sido capaz de emplear la herramienta del 155 para empezar a desmantelar esas estructuras de medios, escuela e instituciones que sostienen el paradigma hegemónico”.

    «Ahora, el Gobierno español ofrece diálogo a un Govern catalán que supone la quintaesencia de la negación, no solo del diálogo, sino incluso del interlocutor, al no considerar como tales a más de la mitad de sus supuestamente representados. Pero si se plantea diálogo, debería ser… confrontando modelos, y hablando de todo, no sólo del acomodo de los catalanistas en España, sino también -o mejor: sobre todo, pues el porcentaje de incómodos es muchísimo más importante- del acomodo de la población no catalanista en Cataluña; un diálogo con todos los interlocutores en pie».

    Me permito acabar, por ahora, con una entrevista que el periodista Julio Merino, que ejerció de director del “Brusi” –Diario de Barcelona-, en los años de la Transición, le hizo a Josep Tarradellas. No tiene desperdicio y la transcribo como documento anexo y colofón de mi relato sobre el “procés de construcció” nacional, del que el secesionismo es un epígono, como he tratado de explicar:

    «En política las cosas no se producen porque sí y de la noche a la mañana, pues todo tiene antecedentes (ni siquiera aquello del almirante Aznar del 14 de abril de 1931: «Aquí no pasa nada, solo que anoche España se acostó monárquica y hoy se ha levantado republicana», ya que antes estuvieron los errores del Rey y la Dictadura de Primo de Rivera)… También el «problema catalán» de hoy. Los nacionalistas y los independentistas no han surgido de la nada. El «desastre» actual viene de muy lejos, tal vez desde el mismo día que el señor Pujol fue elegido presidente de la Generalitat.

    Pero volvamos a la conversación que mantuve con el honorable Tarradellas el 19 de enero de 1980 y que sea él quien nos hable de los orígenes del actual procés que ha dislocado a Cataluña.

    — Presidente, bien –le pregunté cuando ya me había convencido de su retirada y del por qué no se presentaba a las elecciones, las primeras autonómicas que iban a celebrarse–, pues si usted no se presenta dígame a quién debo apoyar desde mi periódico (como ya he dicho en el artículo anterior, yo era en ese momento director del Diario de Barcelona).

    — Ah, pregúnteme usted –dijo con cierta ironía.

    (…)

    — Bueno, presidente, como ve, le he dejado para el final a quien según dicen todos va a ganar si usted no se presenta, me refiero al señor Pujol ¿qué opina usted de don Jordi? Al llegar aquí, el Honorable, muy serio, se puso de pie y apoyando las manos sobre la mesa dijo: «Señor Merino, yo de enanos y corruptos no hablo» (y, sin más, volvió a sentarse, sonriente de ver la cara que a mí se me había quedado).

    — Presidente, me ha dejado usted de piedra. ¿Corrupto?

    — ¿Ha oído hablar, amigo Merino, de Banca Catalana?

    — Algo, hay muchos rumores. (Entonces abrió un cajón de su mesa y sacó una carpeta verde, y con ella en la mano dijo: «Esto no son rumores, esto son hechos… Esa banca será la tumba política del señor Pujol… Y puede que algo más el día que las cosas lleguen a mano de los jueces. 20.000 millones desaparecidos son muchos millones y los primeros responsables son la familia Pujol. Este asunto traerá cola, mucha cola, porque además ya está en ello la Fiscalía anticorrupción».

    — ¿Y qué puede pasar?

    — Conociendo al personaje, yo lo tengo claro. Luchará y pactará hasta con el diablo para ser president, porque ahí espera tener su mejor escudo. Mire, amigo mío, este hombre en cuanto estalle el escándalo de su banco se liará la estelada a su cuerpo y se hará víctima del centralismo de Madrid… Ya lo estoy viendo: «Catalans, España nos roba… No nos dan ni la mitad de lo que nosotros les damos y además pisotean nuestra lengua… Catalans, ¡Visca Catalunya!». Sí, esa será su política en cuanto llegue a la Presidencia, el victimismo y el nacionalismo a ultranza. ¡Dios, así empezó Companys!… Nunca he podido olvidar el enfrentamiento que tuve con él el mismo día del disparate de octubre del 34, cuando se sublevó y quiso proclamar el Estat Catalá y la República independiente sabiendo, como sabíamos todos, que el Estado español no lo iba a permitir… Y así fue. Me temo que el señor Pujol jugará esa baza para salvarse de lo de Banca Catalana. Pero, por hoy, ya hemos hablado bastante.

    Pues, presidente, me voy preocupado.

    — ¿Y cómo cree usted que estoy yo? Porque veo que mis deseos de mantener unidos a todos, los nacidos aquí y los que han llegado de fuera, se van a ir conmigo, y eso será malo, muy malo, para Cataluña. ¿Recuerda usted las palabras que pronuncié cuando volví después de casi 40 años?

    — Sí, «Ja sóc aquí».

    — Sí, pero antes dije «ciutadans de Catalunya», lo que ese señor del que hemos hablado me criticó, porque, según él, tenía que haber dicho «catalans» y no «ciutadans». Y eso porque yo entendía que el president tenía que serlo de todos, los de dentro, y fuese cual fuese su ideología, y los de fuera, viniesen de donde viniesen.

    Y así terminó aquel día nuestra entrevista. El Honorable me despidió con afecto y me emplazó para seguir hablando del «ritmo político». Desgraciadamente, los vaticinios del Honorable Tarradellas se han cumplido y la unión de todos los catalanes por la que él luchó ha saltado por los aires y hoy Cataluña está más dividida que nunca. ¡Ay, pero el menos Honorable president Pujol consiguió escapar ileso del «escándalo Banca Catalana», porque cuando estalló la bomba él ya se había parapetado con la UCD de Suárez primero, a quien hizo presidente del Gobierno con los 8 diputados de su CiU, y luego con el PSOE de Felipe González! Y había iniciado el procés que ahora tiene paralizada a Cataluña. El victimismo, la bandera de las barras y la lengua impuesta consiguieron su objetivo: salvar a Pujol, aún a costa de los miles de catalanes y los cientos de accionistas que perdieron sus ahorros. Pero, a pesar de ello, aquellos barros trajeron estos lodos y no hay «crimen perfecto»”.El análisis de las claves y entresijos de la etapa en la que nos encontramos -con el nuevo gobierno y el nuevo govern a la búsqueda del mundo perdido del diálogo y negociaciones bilaterales- no acaba aquí”

    Jose Maria Ruiz Soroa reseña el libro de José M. Portillo Valdés, Entre  tiros e historia. La constitución de la autonomía vasca (1976–1979)

    https://www.revistadelibros.com/articulos/la-paradoja-constitucional-hispana

     

     

    “En una conferencia pronunciada en el Senado con motivo de la conmemoración de los veinticinco años de la Constitución, el hispanista Sir John Elliott constataba que «para un historiador de la España de los siglos XVI y XVII […] la característica más sorprendente de la España posterior a 1978 es la vuelta a un sistema político parecido en rasgos generales al de la monarquía española bajo la dinastía de los Austrias». Un tal retorno al austracismo histórico constituía, desde luego, un fruto inesperado en un régimen institucional nacido de una Constitución que, ante todo, se presentaba en 1978 como un texto racional normativo. No como una ordenación nacida de la facticidad histórica y sus contingencias, sino como una impulsada por un esfuerzo racionalizador consciente y deliberado para crear un nuevo orden de convivencia. Paradójico: arrancando de la ley como razón común, habríamos llegado en España a la ley como prescripción de la historia particular. Un retorno muy propio de un país en cuya evolución política la verdad de la historia ha tenido un peso elevado, no tanto por su propia fortaleza como por la tradicional debilidad de la verdad de la razón.Y así ha sido: presa de la dialéctica entre historicismo y racionalidad normativa, la evolución del sistema territorial español ha ido decantándose con bastante nitidez por la historicidad, algo que se comprueba con facilidad en la redacción de los nuevos Estatutos del siglo XXI, preñados todos ellos, tanto en sus preámbulos como en sus disposiciones orgánicas, de elementos identitarios y derechos históricos que fungen como útiles perchas de las que colgar diferencias, distinciones o privilegios (y esto se aplica al Estatuto catalán, pero también al valenciano, aragonés o castellano-leonés). El historicismo estatutario está ganando la partida a la racionalidad constitucional, escribía con ánimo polemista José Tudela Aranda hace pocos años (El Estado desconcertado y la necesidad federal, Madrid, Civitas, 2009, p. 51). Lo refleja la doctrina progresiva del Tribunal Constitucional acerca del alcance y significado de los derechos históricos de la Disposición Adicional Primera de la Constitución, o la modificación en la opinión de intérprete tan autorizado como Francisco Tomás y Valiente sobre la trascendencia de los elementos historicistas en el desarrollo del régimen territorial español. Y, sobre todo, lo refleja la realidad política hispana de los últimos decenios: véase que las reivindicaciones de un mayor autogobierno se legitiman discursivamente en una historia separada que, con su sola invocación, convertiría a los pueblos de España en dueños exclusivos de su destino. La historia vuelve por sus fueros, la razón abstracta se retira. La tan denostada falacia naturalista se demuestra muy viva en la política española: de un hecho puede deducirse un valor, de un ser un deber ser, y de la historia una norma.

    El historicismo estatutario está ganando la partida a la racionalidad constitucional, escribía con ánimo polemista José Tudela Aranda hace años

    Bueno, pues el libro que presentamos, escrito con agilidad y brillantez por José M. Portillo Valdés, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad del País Vasco, estudia precisamente la génesis del agujero concreto por el cual comenzó esa penetración de la historia en el régimen constitucional español actual. Cuenta, en efecto, el cómo, el porqué y el para qué, reapareció en la Transición española el gen foral vasco-navarro que tan desaforado juego ha dado (y no es un juego de palabras) hasta llegar a contaminar la comprensión toda del sistema territorial. Cuenta cómo llegó a admitirse en la Constitución una declaración tan inaudita (para el constitucionalismo español y comparado), y a la vez tan ambigua e indeterminada, como la de que ella «ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales». Nos explica qué se buscaba con esa arriesgada y calculada oscuridad y qué poco se consiguió en un primer momento con ella, salvo poner en marcha otra paradoja: pensada para integrar al nacionalismo vasco en el consenso constitucional, su consecuencia fue la contraria, a saber, que el PNV se abstuvo en el referéndum. Concebida como concesión para animar el fin del terrorismo, resulta que ETA siguió matando, y más que antes. La clausula de apertura a la foralidad histórica quedó en el texto como el pecio de un naufragio. Pero el pecio retoñó poco después y sirvió al nacionalismo, en el siguiente paso, para montar un régimen estatutario auténticamente confederal que no parece tener más límite que la voluntad de un «pueblo vasco» proclamado por el Estatuto como verdadero sujeto que trata de tú a tú con el Estado en virtud del principio de bilateralismo pactista propio de la foralidad soñada y recreada.Portillo es un probado especialista en los dos lados que componen la narración de su libro. Por uno, es un experto acreditado en la disección de los momentos y textos constituyentes de nuestra historia (Revolución de nación. Orígenes de la cultura constitucional en España. 1780-1812, Madrid Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, 2000) y, por otro, domina el discurso propio del foralismo vasco y sus imbricaciones con el constitucionalismo decimonónico español (El sueño criollo. La formación del doble constitucionalismo en el País Vasco y Navarra, San Sebastián, Nerea, 2006). Ello le autoriza sobradamente para presentarnos ahora el cuadro, a la vez narrativo y analítico, de ese reciente momento histórico en el que se produjo algo tan inusitado y sorprendente como que, por vez primera, el sintagma «derechos históricos» (nombre moderno para designar lo que hasta 1925 más o menos eran «los fueros») anidase en una Constitución, y que no lo hiciera de una manera decorativa, sino sumamente fructífera y envidiada, como luego se vería.Se trata de una historia en la que se mezclan –el propio título lo anuncia– una determinada forma de entender la historia vasca sustentada por el partido hegemónico en la transición vasca (el Partido Nacionalista Vasco) con los disparos asesinos de la autodenominada revolución vasca propulsada por el terrorismo ultranacionalista de ETA. Son los dos factores principales que propician el resultado constitucional y estatutario en clave historicista y confederal.Los fueros, la foralidad, o los derechos históricos, llámelos el lector como prefiera, fueron traídos por el PNV al momento constituyente español de 1978 en su concepción más esencialista y extremosa: no como la manera particular de «estar» en España de las provincias vascas y el reino de Navarra a lo largo del período histórico de la modernidad (que es lo que realmente habían sido, recuerda Portillo), sino como una manera especial de «ser» de un pueblo vasco particular y único. Esta es la comprensión del Derecho característica de la escuela histórica alemana desde Savigny, para la cual «el derecho está en conexión orgánica con la esencia y carácter de un pueblo, crece y se forma con él y muere cuando éste pierde su individualidad». El Derecho no es, así, fruto de la voluntad racional, ni de un diseño deliberado inspirado en la utilidad o la justicia, sino que es la transubstanciación de un pueblo individual y concreto, que por eso lleva en sí mismo una justificación inmanente y absoluta. A esta comprensión cerradamente historicista de los derechos históricos, el PNV unió en este momento su formulación más extremosa, la sabiniana: los fueros entrañan la independencia originaria de los vascos con respecto a la monarquía castellana, católica o española. Es decir, que la «unión» (nunca «unidad») entre las provincias y el Estado fue pactada y, por ello, supone un estatus de independencia originaria que siempre podría volver a actualizarse.Curiosa llamada a la importancia del estudio de las ideas: la de que todo ello fue en parte posible porque en 1977 no existía una historiografía vasca mínimamente seria y crítica con sus relatos fundacionales: la ausencia de una universidad en la historia moderna del País Vasco se pagó ahora con el triunfo momentáneo de la apologética esencialista de José Lasa Apalategui, Federico Zabala y aita Barandiarán. Ahí es nada.Para el PNV, el reconocimiento por el texto constitucional de los derechos históricos vascos debía dejar claras su precedencia y ajenidad: eran derechos anteriores a la Constitución que no estaban sujetos al contenido normativo de ésta porque, al final, eran la forma de existir de un sujeto político distinto de la nación España. Sujetarlos en su actualización al rasero constitucional –como exigió la UCD y consiguió imponer en el texto– era algo inadmisible para el nacionalismo. Así que en ese fielato del segundo párrafo de la Disposición Adicional Primera («la actualización de los derechos históricos se llevará a cabo en el marco de la Constitución»), encontró el PNV la excusa perfecta para negarse a aceptarla y así deslegitimarla para el futuro ante los vascos. No tanto por rechazo a su contenido (que el PNV veía como una ocasión más que interesante para una devolution y un sólido autogobierno, como al año siguiente se constataría) como por el afán de preservar intacto el título que funda la soberanía vasca. El pueblo vasco puede pactar con el Estado, pero nunca será parte integrante de la nación española ni de su Constitución: es un cuerpo separado, y este es el meollo del asunto.Claro que éstas eran ideas. Y que como decía George Sabine, la política no la hacen sólo las ideas, ni siquiera fundamentalmente las ideas. Hay que añadir a éstas las situaciones políticas que permiten su entrada en juego. Y la situación se dio en la Transición: el carácter de fuerza hegemónica del PNV desde las primeras elecciones de 1977, así como la facilidad con que los demás partidos políticos vascos asumieron como algo poco menos que «natural» los rasgos esenciales proclamados por el foralismo clásico. Se añadió el hecho de que el mismo franquismo hubiera conservado viva la veta de la foralidad en Navarra y Álava, así como la sensación miedosa o exaltante de gran parte de la sociedad vasca de vivir aquel momento casi al borde de una posible ruptura revolucionaria.

    Y, cómo no, estuvo el terrorismo ultranacionalista que se ensañaba en este momento con los militares, los funcionarios españoles y con los políticos de los partidos «estatalistas» (prácticamente fue ETA la que disolvió la UCD en Euskadi). La política de la ruptura violenta con el hostis extranjero, diversa de la del PNV, pero de alguna forma interconectada.

    Precisión obligada: la ayuda del terrorismo a la reivindicación nacionalista de un régimen constitucional o estatutario particular y diverso no operó de manera directa. Salvo el apoyo de una fracción terrorista a la negociación del Estatuto en 1979 (concretamente la fracción de ETA político-militar), la ETA primigenia y brutal estuvo siempre y en todo momento en contra de cualquier enganche de Euskal Herria con el régimen constitucional español, dedicando sus mejores esfuerzos a hacer naufragar la incipiente democracia española por medio de su desestabilización vía muertos militares. Lo que jugó fue la habilidad cautelosa del PNV para presentar la violencia etarra como fruto del sempiterno y criminal centralismo hispano e insinuar, consecuentemente, que podría ser curada y superada con generosidad, mucha generosidad, por parte de Madrid. Una visión del denominado por entonces «problema vasco» que fue comprada sin discutir por el progresismo y la izquierda española, cargados a gusto con una curiosa mala conciencia de culpa y deuda para con los pobres vascos, siempre tan reprimidos. Lo cual, dicho sea de paso, era rigurosamente al revés: la represión franquista fue más severa en provincias conservadoras y agrarias como Burgos o Zamora (no digamos ya en las rojas andaluzas) que en Vasconia.

    El nacionalismo consiguió simbólicamente imponer en el Estatuto lo que en la Constitución había marrado

    El 28 de octubre de 1978, al tiempo que el PNV sentaba definitivamente su postura de abstención para el próximo referéndum constitucional, se convocó por vez primera en Bilbao una manifestación contra la violencia. Iba a ser contra ETA, pero el PNV la recondujo y la declaró contra todas las violencias y excluyó expresamente de la participación en ella a UCD. Porque gran parte de la responsabilidad por la violencia –dijo– recae sobre el Gobierno de Madrid, el de antes y el de ahora: una forma escasamente sibilina de manifestar su repudio moral, pero también, al tiempo, su comprensión y justificación del terrorismo. Todo sumaba para el convento. Así se consiguió la socialización y aceptación generalizada de las razones del terrorismo en Euskadi, el fenómeno que más directamente afectó a la política ya antes de empezar a discutirse el Estatuto.Todo ello se concreta a la hora de redactar en la Asamblea de Parlamentarios vascos, trasladar a Madrid (en aerotaxi para llegar antes que los catalanes) y discutir luego negociadamente, el Estatuto de 1979. Es en esta hora cuando el PNV consigue que el proyecto se negocie, no en la Ponencia constitucional del Congreso y por todos los partidos, sino directamente entre la Moncloa y el PNV; entre Adolfo Suárez y Carlos Garaikoetxea. El primero, ya en horas bajas y abandonado por su baraka transicional, así como por una desgarrada UCD, cedió todo lo posible y algo más, apostilla Portillo. Era la consigna democrática y progre del momento: ceder ante el nacionalismo para pacificar Euskadi. Portillo trae a colación textos de El País de aquellos días. Los núcleos esenciales del autogobierno para el nacionalismo (la lengua, la enseñanza, la financiación y la policía propia) quedaron más que satisfechos y ello gracias, precisamente, a la anterior cláusula sobre los derechos históricos de la Constitución, interpretada ahora libremente y que fungió de percha para todo, así como a la consigna de que al terrorismo se lo vencía cediendo competencias.Y no sólo eso: el nacionalismo consiguió simbólicamente imponer en el Estatuto lo que en la Constitución había marrado. Porque entonces, para el PNV (como ahora para Íñigo Urkullu, y así lo recuerda Portillo), era éste, el Estatuto, y no la Constitución, el que marcaba el punto de arranque constitucional en Euskadi. En efecto, aquí es donde aparece por fin un sujeto político autoconstituyente («el Pueblo Vasco») que en su artículo primero y «como expresión de su nacionalidad» se constituye en Comunidad Autónoma dentro del Estado español (no de la nación española). Los hasta entonces sujetos titulares de la foralidad, es decir, las provincias, nunca hubieran podido exhibir nacionalidad alguna; para ello hacía falta un nuevo sujeto superador de la clásica foralidad: se creó. Estableciendo enfáticamente, además, que no renuncia a ninguno de los derechos que le corresponden por la historia (Disposición Adicional del Estatuto). El fuero y el huevo, aunque el fuero sea nuevo y no se corresponda con la historia cierta del sistema foral.Y es que, como concluye irónicamente Portillo, «la historia aquí no pintó mucho, como suele ser norma en los discursos historicistas. Se trata, se ha tratado siempre, de otra cosa, de la magia de la política, de su capacidad para, cual Penélope, tejer y destejer la historia». De la política y de los tiros, recordaría yo”

     

     

    EL BBVA, ENTRE LA LIRA TURCA Y EL RIESGO ARGENTINO

    https://www.elsaltodiario.com/fmi/fmi-advierte-bbva-banco-santander-peligro-sistemico

    Eduardo Segovia: La crisis de la lira turca y la preocupación expresada públicamente por el BCE han dejado al BBVA a los pies de los caballos. En medio de una desbandada de inversores (el viernes se desplomó el 5,16%), dentro de la entidad surgen voces que opinan que deberían salir del país como hicieron en China en 2013, asumir la pérdida y a otra cosa. Pero el quebranto sería mayor ahora y reconocer dos errores de esta magnitud es muy duro

    https://www.bolsamania.com/noticias/empresas/aventura-bbva-turquia-corre-riesgo-acabar-como-china–3438093.html

     

    Jose Hervás: La devaluación un 60% del peso argentino agrava la compleja situación del BBVA por Turquía

    https://www.capitalmadrid.com/2018/8/16/50487/la-devaluacion-un-60-del-peso-argentino-agrava-la-compleja-situacion-del-bbva-por-turquia.html

    “Aunque la agencia Moody’s ha emitido este miércoles un comunicado asegurando que la exposición del BBVA a Turquía es limitada y manejable incluso en el escenario más extremo, hay que recordar que BBVA, con una participación del 49,85% en el banco turco Garanti, es la entidad europea más expuesta a este país del que procede el 14% en los beneficios de la entidad española, según la propia agencia Moody’s.Su inversión ya vale menos de la mitad de lo que ha pagado por ella. La garantía de los beneficios está ahora centrada en México. El BCE, el FMI, el BIS, la OCDE están monitorizando la situación al segundo. El gobierno turco ha anunciado una vídeoconferencia con los 3.000 principales inversores del país, un mal paso podría llevar a situaciones similares como al colapso que sufrió México en el 94 o tres años después en el 97-98 los tigres asiáticos. Los accionistas del BBVA tienen razones para pensárselo”

      Daniel Iriarte: El ministro turco  del Tesoro y Finanzas y yerno de Erdogan, Berat Albayrak

    https://www.elconfidencial.com/mundo/2018-08-10/erdogan-nosotros-tenemos-ala-turquia-problema-politico_1603403/

    En julio, el presidente le nombró único responsable del Tesoro y Finanzas, un movimiento que muchos observadores creen que está pensado para prepararle como su futuro sucesor.Y ahí es donde radica el mal que afecta a Turquía desde hace años, y que ahora se ha extendido también a la economía: a medida que acumulaba poder, Erdogan se ha ido aislando progresivamente de socios y aliados -incluyendo a los cofundadores de su Partido Justicia y Desarrollo (AKP, por sus siglas en turco), como el ex presidente Abdullah Gül, el viceprimer ministro Bülent Arinç o el ex ministro de Exteriores y posterior primer ministro Ahmet Davutoglu-, y manteniendo cerca solamente a aquellos que le dicen lo que quiere oír. La tendencia se ha acentuado con cada victoria electoral, y se disparó tras la aprobación en referéndum de su “superpresidencia”, que entró en vigor este julio.. Durante años, tanto el ex ministro de Economía Mehmet Simsek como el gobernador del Banco Central Erdem Basci -ampliamente respetados por los inversores y analistas internacionales- hicieron lo que creían mejor para las finanzas de su país, aunque eso supusiese ir en contra de los deseos del propio Erdogan, notoriamente averso a cualquier subida en los tipos de interés, por razones electoralistas. El pasado abril, el presidente acusó al Banco Central de “actuar a sus espaldas” al elevar ligeramente dichos tipos sin su consentimiento (una medida que en el contexto actual, según casi todos los expertos, es lo único que puede frenar la espiral inflacionista y el desplome de la divisa). Un mes después, durante un encuentro con inversores potenciales en Londres, Erdogan asustó a muchos al declarar que desde entonces controlaría todavía más la política económica y monetaria de Turquía. Al poco cumplió su palabra, sustituyendo a Simsek por Albayrak

     

    Ramon Aymerch: Lo ocurrido con Turquia  podria ser una crisis de manual

    https://www.pressreader.com/spain/la-vanguardia/20180814/282600263713945

    “Lo que ha ocurrido en Turquía podría ser una crisis de manual. Parecida en algunos aspectos a la de Tailandia de 1997. En los últimos años la economía turca ha crecido a ritmos “asiáticos”. Un 7% en el último año. Pero también se ha sobrecalentado y ha llevado la inflación por encima del 15%. Lo que ha caracterizado la expansión turca es que las inversiones industriales y del sector inmobiliario se han financiado en dólares (un 40% del total). Ahora que la divisa turca ha perdido poder de compra de manera acelerada, las posibilidades de las empresas de devolver esos créditos son cada vez más remotas. Y la preocupación de los bancos que los prestaron va en aumento (hay que indicar que un 30% de esos préstamos han sido de bancos españoles, según ING). o que ha ocurrido en Turquía podría ser una crisis de manual. Parecida en algunos aspectos a la de Tailandia de 1997 Hasta ahora sólo Argentina (siempre la pobre Argentina) había dado signos de entrar en zona de riesgo. Pero ha llegado Turquía. Con un presidente en Ankara que le tiene alergia a las políticas de ajuste (¡y quién no!). Y con un interlocutor global, Donald Trump, que lo es todo menos un cirujano de precisión en materia económica. Con otros protagonistas, la crisis turca tendría quizás una salida menos dolorosa y razonable. Pero no parece que vaya a ser el caso…”

    Alicia Gonzalez: Mucho más que una crisis emergente. La ofensiva de Donald Trump contra el caudillo turco resulta especialmente incomprensible y peligrosa

    https://elpais.com/internacional/2018/08/13/actualidad/1534157107_034121.html

    “Si se mantiene el desplome de la lira, pocas opciones le quedarán a Turquía más que pedir un rescate financiero al Fondo Monetario Internacional (FMI). Tampoco será barato: hacen falta muchos millones para estabilizar una economía del tamaño de la turca, que sufre el “efecto Erdogan”: déficit por cuenta corriente superior al 7% del PIB; una deuda externa del 53,4%; la inflación por encima del 15%…Un (nuevo) programa del FMI implicará que Turquía debería aceptar un severo programa de ajuste fiscal y un endurecimiento de la política monetaria, justo lo contrario de lo pregonado por Erdogan —“los tipos de interés son el demonio”—, que para eso ha confiado los mandos de la economía a su yerno, un factor más de inestabilidad. Pero hay un factor que pone en riesgo incluso esa opción. Un programa con el FMI debe ser aprobado por el propio consejo del organismo, en el que Estados Unidos mantiene una mayoría de control que le permitiría bloquear el rescate en un momento dado. Y ante la deriva que está alcanzando el enfrentamiento entre los dos países nada puede descartarse”

    Fernando Diaz Villanueva : Turquía, ese extraño aliado

    https://diazvillanueva.com/2018/08/15/turquia-ese-extrano-aliado/

    Noemí Jansana: Los cuatro cambios de Erdogan que pondrían fin a la crisis turca. Los analistas de Berenberg señalan que el Gobierno de Ankara debe dar un giro en sus políticas para recuperar credibilidad en los mercados

    https://www.bolsamania.com/noticias/economia/cuatro-cambios-erdogan-poner-fin-crisis-turca–3444996.html

    Esther Miguel Trula: Turquía en problemas: una crisis económica peor que la de Grecia en 2008 frente a un presidente asfixiante

    https://magnet.xataka.com/preguntas-no-tan-frecuentes/turquia-problemas-crisis-economica-peor-que-grecia-2008-frente-presidente-asfixiante?utm_source=NEWSLETTER&utm_medium=DAILYNEWSLETTER&utm_content=POST&utm_campaign=14_Aug_2018+El+Blog+Salm%C3%B3n&utm_term=CLICK+ON+CONTENT

    “La economía turca llevaba un tiempo en la picota. En el pasado año su lira ha perdido un 50% de su valor con respecto al dólar. Empeorando las cosas de forma definitiva, este viernes la economía otomana se ha desplomado un 20% de un día para otro. Los precios actuales de CDS (los productos de especulación crediticia más volubles) anticipan un 25% de probabilidad de impago de aquí a los próximos cinco años, según Bloomberg. Por comparar, es la peor crisis del país desde 2001, más grave que lo sufrido durante la caída de Lehman Brothers, y los expertos internacionales dudan de su porvenir más aún que el de Grecia.S según analistas y rivales, el nuevo triunfo en las presidenciales de junio de Erdogan ha causado la desconfianza de los mercados. Su economía tendría un problema de inflación y de sobrecalentamiento, como muchos países mediterráneos antes del colapso de 2008. La reelección de Erdogan, que le ha entregado más poderes (entre ellos el de tener un mayor control del Banco Central), es la confirmación de que el presidente iba a continuar con su bloqueo al aumento de precios internos y con el control de los tipos de interés, lo cual va en contra de las medidas necesarias para sanear la economía que pedían los economistas nacionales. Este mismo fin de semana Erdogan culpó de la situación a Estados Unidos, hablando de que su desajuste no era más que una “guerra económica”. Lo cierto es que la política de alza de tipos de EE. UU. ha perjudicado a varias economías mundiales, entre ellas, Turquía”

    Cronicaeconomica.com : ¿Qué ha provocado la caída de la lira turca?

    https://www.cronicaeconomica.com/articulo.asp?idarticulo=123602

    Gurusblog: Crisis en Turquía. Un Mundo desesperado por conseguir dólares. Lo contábamos hace unos tres años en un post El gran desequilibrio. Cuando todo el mundo anda desesperado por conseguir dólares” y creo que sirve para explicar bastante bien la crisis relámpago que estamos viendo en Turquía y la devaluación exprés del peso argentino en un par de meses. Es simple ley de oferta y demanda. Faltan dólares.

    https://www.gurusblog.com/archives/crisis-turquia-dolares/17/08/2018/

    Vamos con el primer dato. En el Mundo existen actualmente 34 billones (billones europeos) de USD en deudas emitidas por entidades (empresas y gobiernos) que nos son de los EEUU. Estas deudas obviamente deberán ser devueltas en USD, es decir para devolver la deuda el deudor deberá comprar dólares para entregárselos al acreedor y así poder saldar su deuda. Esta cifra es sin contar la deudas en USD emitidas por empresas, hogares y gobierno en los EEUU que obviamente también deberán ser emitidas en dólares.

     

    Y en el Mundo tenemos emitidos dólares por unos 12 billones de USD.

    No hace falta ser un lince para darse cuenta que faltan unos cuantos billones de dólares para poder devolver toda la deuda emitida en dólares.Si eres una empresa o un gobierno de un país emergente y tienes que devolver tu deuda en dólares, no te queda otro remedio que vender tu divisa local para comprar dólares, si los dólares son escasos para conseguirlo tendrás que comprar los dólares más caros, lo que deprecia tu divisa y a la vez hace que se incrementa la cantidad de tu divisa que tienes que vender para comprar esos dólares retro alimentando así la depreciación. Retro alimentación que se acelera cuando los inversores extranjeros en países emergentes empiezan a ver su capital peligrar y deciden repatriar el dinero convirtiéndolo de nuevo en divisa fuerta (USD) y añadiendo presión a la compra de dólares.Añádele ahora una FED entrando en fase de contención de creación monetaria (menos dólares creados) y subidas de tipos de interés (las deudas en dólares necesitan más dólares para pagar intereses más altos y más atractiva la compra de las emisiones de deuda del Tesoro norteamericano frente a emergentes), junto con una nueva tendencia política implementada por Donald Trump de iniciar una guerra comercial con la que reducir el déficit comercial de los EEUU (menos dólares para los países emergentes que venden productos a los EEUU) y la madre de todas las escaseces de dólares empieza a estar servida.La primera señal de alarma la tuvimos en 2015 con la caída de los precios de las materias primas que reducían el flujo de ingresos en dólares que percibían los países emergentes. El problema obviamente no se solucionó y ahora, si siguen las subidas de tipos de la FED y se extiende la guerra comercial entraremos en una tormenta financiera perfecta”

    Eleconomista.es: Ante esta situación, el presidente Recep Tayyip Erdogan, que enfrenta uno de sus mayores desafíos económicos desde que llegó al poder en 2003, llamó a sus conciudadanos a una “lucha nacional” cambiando sus divisas para apoyar la moneda.”Si tienen dólares, euros u oro bajo el colchón, vayan a los bancos a cambiarlos por liras turcas. Es una lucha nacional”, urgió Erdogan en un discurso televisado

    https://www.eleconomista.com.mx/internacionales/Vendan-su-oro-y-sus-dolares-para-salvar-a-la-lira-pide-Erdogan-a-los-turcos-20180810-0046.html

    Robert Tornabell : La de Turquía es una crisis con tres vertientes. La primera es política, porque Erdogan se enfrentó a Trump, y este impuso al país otomano duras sanciones por la detención de un pastor evangélico que, aparentemente, había mantenido contactos con rebeldes kurdos, mientras que Trump sigue sin aceptar la extradición de un líder religioso con residencia en Estados Unidos, al que Erdogan atribuye la inspiración del golpe de Estado de hace un año. La vertiente económica es la típica de un país en el que más de 2.300 empresas se dejaron llevar por la tentación de endeudarse en monedas de bajos tipos de interés (euro y dólar americano) creyendo que podrían pagar fácilmente los intereses y devolver el principal de los préstamos. En este sentido, se repiten los errores de la quiebra de varios países del Sudeste Asiático en 1998 y de Argentina en el 2001

    https://www.lavanguardia.com/economia/20180815/451328178265/turquia-crisis-fmi-lira-bce.html

    “Las represalias de Trump agravan los problemas monetarios de Turquía, porque al imponer aranceles abusivos provocó un pánico en el mercado de divisas que vendieron la moneda nacional y atesoraron oro, dólares y euros. En lo que va de año, la lira se ha depreciado un 40% y no han bastado las ventas de activos del banco central que el yerno de Erdogan (ministro de Finanzas) ofreció colocar en los mercados cuando la Bolsa de Estambul caía en picado. En esos casos los especuladores lo toman como una confirmación de que lo peor está por llegar. Hace cinco años, con 2 liras se compraba un dólar. El lunes un dólar valía 6,90.La tercera causa tiene que ver con la balanza de pagos corriente. Cuando es negativa significa que el sector público recauda menos de lo que gasta y que el ahorro nacional no cubre la inversión. La consecuencia es que el país pierde reservas de divisas y tiene que endeudarse todavía más. Según Financial Times, un informe de ABN Amro señalaba que Turquía no podrá hacer frente a sus necesidades de financiación, que suman 218.000 millones de dólares. Se han producido fugas de capitales y no se registran entradas. La sangría de la moneda es consecuencia de que los especuladores venden a plazo la moneda nacional contra euros y dólares. En el mercado en el que se asegura la deuda pública, los famosos CDS (del inglés, credit default swaps, una especie de primas de seguros contra una posible quiebra de la deuda soberana), los precios se han desorbitado.”

    Marta Paredes: No es un secreto que las relaciones diplomáticas, casi inexistentes, entre Erdogan y Trump peligren. Este viernes, se deterioran aún más y la moneda turca modera su escaso crecimiento desde que empezó la crisis como consecuencia. Y es que, desde que el norteamericano exigiera la liberación del religioso Andrew Burson en Twitter durante esta madrugada, la moneda turca ha caído aunque ha conseguido repuperar parte de su valor a lo largo de la mañana, tal y como se puede apreciar en el siguiente gráfico, con datos recogidospor XE.

    https://www.hispanidad.com/confidencial/trump-amenaza-con-mas-sanciones-a-turquia-si-no-libera-al-religioso-y-vuelve-a-tumbar-la-lira_12003388_102.html

    “Decíamos ayer que Turquía daba un paso más en su búsqueda de nuevos aliados. Aceptó la ayuda de Qatar, 15.000 millones de dólares para paliar la crisis, y aumentó los aranceles en ciertos productos estadounidenses como coches (120%), bebidas alcohólicas (140%) y hojas de humo (60%). Era de esperar una respuesta por parte de los americanos, que no ha tardado en llegar y en la que queda patente la crisis comercial y diplomática que distancia a los líderes. Trump afirma que “Turquía se ha aprovechado de los Estados Unidos por muchos años. Ahora están deteniendo a nuestro maravilloso pastor cristiano, a quien ahora debo pedir para representar a nuestro país como un gran rehén patriota. No pagaremos nada por la liberación de un hombre inocente, ¡pero estamos gastando menos en Turquía!”.Por su parte, los turcos, que ya han puesto en marcha medidas para mejorar la situación, han comunicado, según informa AFP,  que no dudarán en replicar si Estados Unidos impone nuevas sanciones contra el país. Continúan así las disputas entre dos países que tienen en vilo a medio mundo”

    Jack Ewing: Los temores de contagio crecen tras el desplome de la moneda turca

    https://www.nytimes.com/es/2018/08/13/lira-turquia-mercados-erdogan/?emc=edit_bn_20180814&nl=boletin&nlid=8622463020180814&te=1

    Bolsamanía.com : La agencia de calificación Fitch Ratings ha asegurado que las medidas tomadas por Turquía para estabilizar el cambio de su divisa, la lira turca, y la economía “son insuficientes”, por lo que insta al Ejecutivo de Recep Tayyip Erdogan a garantizar más independencia al Banco Central

    https://www.bolsamania.com/noticias/ultimas/fitch-cree-medidas-turquia-son-insuficientes-atajar-crisis-lira–3446883.html

    Laura de la Quintana: El riesgo de quiebra de Turquía se dispara y supera ya al de Grecia. Los CDS de Turquía  alcanzan los 573 puntos básicos, en niveles no vistos desde 2008

    http://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/9332183/08/18/El-riesgo-de-quiebra-de-Turquia-se-dispara-y-supera-ya-al-de-Grecia.html

    “Esta escalada de los CDS ha convertido a Turquía en una economía más vulnerable a la quiebra, incluso, que Grecia, cuyos seguros de impago suben 25 puntos en las últimas cinco sesiones -hasta los 393-, a pesar de que su deuda cuenta con una calificación inferior. En el caso de S&P el rating que concede a Grecia es de B+, el primer escalón de la penúltima subcategoría del bono basura, aquella con una ioioiouu9p0890án preparando para una rebaja de dos escalones de la calificación de Turquía”, lo que la situaría por debajo de Grecia, con un rating sobre su deuda extranjera de largo plazo de B, un escalón por debajo de la griega, desde el BB- actual -aunque ya cuenta con perspectiva negativa-. Cuanto más débil es la divisa más costoso es para las compañías y el Gobierno turco devolver los préstamos denominados en moneda extranjera. Según cálculos elaborados por HSBC, que recoge Financial Times, octubre será el mes de mayores vencimientos de deuda extranjera para las firmas y el Ejecutivo turco, cuando deberán afrontar un pago de cerca de 11.000 millones de dólares, 9.000 de ellos en préstamos privados. “Sólo los bancos deben afrontar pagos de su deuda por valor de 51.000 millones de dólares a lo largo de los próximos doce meses y otros 18.500 millones que correrán por cuenta del Estado”. Esta situación ha llevado a los directivos de las mayores compañías turcas a solicitar al presidente, Recep Tayyip Erdogan, que frene la espiral de tensión con EEUU y que tome medidas, conscientes de que una rebaja de rating les puede poner en serios aprietos para seguir pidiendo financiación en el exterior. Hay que tener en cuenta que la deuda de las empresas representa un 62% del PIB turco, y la mitad está denominada en divisa extranjera.La rentabilidad que se exige al bono a un año turco alcanza ya el 22,84%, después de haberse disparado a cotas no vistas desde la crisis financiera de  Lehman Brothers. El temor a un posible impago lleva a los títulos con vencimiento inferior a 10 años a superar el retorno que se le exige a los bonos a una década”

    Lacartadelabolsa.com : Lisa Abramowicz‏@lisaabramowicz dice  que Steve Eisman dijo el mes pasado que se posicionaba a  corto  en BBVA y Unicredit debido a su exposición a Turquía. Él lo clavó – este es un gráfico de las acciones de los bancos en  esta entrevista:https://www.bloomberg.com/news/videos/2018-07-27/eisman-says-he-s-short-bbva-unicredit-on-turkey-exposure-video ..

    http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/bbva_y_unicredit_el_mayor_bajista_se_hace_de_oro

    Eleconomista.es: El presidente turco Recep Tayyip Erdogan anunció que su país “boicoteará” a los productos electrónicos estadounidenses, un nuevo ataque contra Estados Unidos en un contexto de fuerte tensión entre ambos países, que provocó el hundimiento de la lira turca.  “Si (Estados Unidos) tiene iPhone, del otro lado hay Samsung”, añadió.

    https://www.eleconomista.com.mx/internacionales/Erdogan-llama-a-boicotear-uso-de-iPhone-20180814-0128.html

    Eleconomista.es: Erdogan asegura que Turquía boicoteará a EEUU: “Si ellos tienen iPhone, en el otro lado hay Samsung”

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/9331013/08/18/Erdogan-asegura-que-Turquia-boicoteara-a-EEUU-Si-ellos-tienen-Iphone-en-el-otro-lado-hay-Samsung.html

     

    Economiadigital.es: Turquía responde a las sanciones estadounidenses. Si hace una semana el presidente Donald Trump dobló los aranceles al acero y al aluminio otomanos, ahora su homólogo Recep Tayyip Erdogan contesta con impuestos de hasta el 140% a varios productos originales de los Estados Unidos

    https://www.economiadigital.es/finanzas-y-macro/erdogan-se-une-a-la-guerra-arancelaria-contra-trump_572177_102.html

    “Así, el decreto duplicó los aranceles a los automóviles al 120%, las bebidas alcohólicas al 140% y al tabaco al 60%. Los impuestos también en elementos como los cosméticos, el arroz y el carbón. Los cálculos de Ankara cifran el valor de los aranceles en 300 millones de dólares.Esta misma semana el propio Erdogan ya llamó a la población a boicotear la compra de iPhone y sugirió la compra de teléfonos inteligentes de Samsung o los locales Venus Vestel.”

    Cesar Perez: Aunque el sector financiero en Turquía puede estar expuesto a una moneda asediada, su deuda supone menos del 3% del mercado de crédito.  Hay que tener en cuenta que este estrés está vinculado a la depreciación de las monedas con el dólar, que presiona las rentabilidades a vencimiento de la deuda.  Pero el efecto se ha dado sobre todo en bonos del gobierno de Turquía y Argentina, siendo más modesto en países de fundamentales más sólidos como Brasil, Sudáfrica, Rusia, Indonesia y México. No es de sorprender que los bonos de Turquía y Argentina hayan sido más afectados, mientras que la deuda de gran parte de Asia emergente haya sido resistente

    https://www.diarioabierto.es/420867/turquia-limitada-razon-de-alarma-de-contagio

     

    “En lo que respecta a bancos europeos se han visto afectadas las acciones de los mayores prestamistas de Turquía, el BBVA de España, Unicredit de Italia y BNP Paribas de Francia . Sin embargo, con requerimientos más estrictos, los bancos de la eurozona son más seguros financieramente que hace una década y sus ratios de capital son saludables. Incluso entre los prestamistas más expuestos el riesgo está contenido.  España tiene, con mucho, la mayor exposición. Representa 2,5% del total de sus activos bancarios, frente a menos de 0,5% en Francia y en Italia, a pesar de la derivada monetaria en algunas inversiones y préstamos subyacentes, pero la exposición de los bancos europeos al potencial contagio Turco parece manejable. Puede haber efectos indirectos que amplifiquen las pérdidas, pero es improbable que sean sistémicos”

    Economiadigital.es; La agencia de calificación Moody’s avisa en un informe de que BBVA es el banco europeo más expuesto a la crisis de la lira turca, por delante incluso de entidades como Unicredit y BNP Paribas. Sin embargo, el peligro está “controlado” al no tener la propiedad completa de la filial en el país, Garanti.

    https://www.economiadigital.es/directivos-y-empresas/moody-s-acude-al-rescate-del-bbva-por-turquia_572228_102.html

    Eleconomista.es: Turquía no pedirá un rescate al FMI ni impondrá controles de capital, según el ministro de Finanzas

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/9334880/08/18/Turquia-no-pedira-un-rescate-al-FMI-ni-impondra-controles-de-capital-segun-ministro-de-Finanzas.html

    Laura de la Quintana: Turquía encuentra en Qatar el primer aliado para evitar el rescate del FMI

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/9333340/08/18/Turquia-encuentra-en-Qatar-el-primer-aliado-para-evitar-el-rescate-del-FMI.html

    Eduardo Luque: ¿Saldrá Turquía de la OTAN? ¿Puede permitirse la OTAN perder su flanco oriental?

    https://www.cronicapopular.es/2018/08/saldra-turquia-de-la-otan-puede-permitirse-la-otan-perder-su-flanco-oriental/

    Carlos Montero : 1994, 2001, 2018: el mismo pecado original una y otra vez! . Las empresas y los bancos de Turquía han soportado un atracón de préstamos de dólares y euros, por lo que una crisis monetaria se transforma en una crisis de endeudamiento y deudas. Añadan que Erdogan y Turquía ya están al límite

    .http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/si_turquia_colapsa_que_mercados_y_acciones_saldran_mas_perjudicados

     “Los datos del Banco de Pagos Internacionales (BPI)   muestran que los prestatarios turcos deben a los bancos españoles 83.300 millones de dólares; a los prestamistas franceses 38.400 millones; y a los bancos en Italia 17.000 millones. Los reguladores europeos están preocupados de que la moneda más débil provoque defaults sobre los préstamos extranjeros. Cuando se le preguntó sobre el impacto de los problemas en curso en Turquía, Timothy Ash, estratega senior de mercados emergentes de Bluebay Asset Management, dijo que “es probable que la mayor exposición en esta etapa sea mayoritariamente bancaria”.Sin embargo, agregó que la exposición es “bastante internacional”. “Europa, EE.UU., Japón, China, Medio Oriente, todos”. Las cifras transfronterizas del BPI también muestran que a los bancos japoneses se les deben 14.000 millones de dólares, a los prestamistas británicos 19.200 millones y a Estados Unidos alrededor de 18.000 millones.

    Bloomberg : Siete cuestiones clave para comprender el cómo y el porqué de la crisis de Turquía

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/9330091/08/18/Siete-cuestiones-clave-para-comprender-el-como-y-el-porque-de-la-crisis-de-Turquia.html

     

    Lacartadelabolsa.com : Las vulnerabilidades de Turquía han aumentado desde 2015, dice Goldman Sachs. Las necesidades de financiación a corto plazo de Turquía no están cubiertas por las reservas, y en el mismo estadio que las necesidades de las economías de América Latina en los años ochenta y Asia en los años noventa

     

    http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/turquia_es_mas_vulnerable_desde_2015

    Luis Suarez: Sólo en los dos últimos días, las acciones de BBVA han acumulado una caída de un 8% a raíz del desplome de la lira turca y los crecientes temores sobre la situación económica de Turquía. Las informaciones que apuntaban a que el BCE estaba monitoreando al banco que preside Francisco González fueron el desencadenante, pero, ¿es realmente preocupante la situación de la entidad?

    https://www.elboletin.com/noticia/166318/

     

    Juan Ramon Rallo : Fisher en Turquía o por qué no hay que bajar tipos. En el país otomano, lo que se necesita es menos laxitud crediticia, no más. En caso contrario, la fuga de capitales no se revertirá y la alta inflación no será domeñada

    https://blogs.elconfidencial.com/economia/laissez-faire/2018-08-13/fisher-turquia-por-que-no-hay-que-bajar-tipos_1603727/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_cotizalia&utm_content=textlink&utm_term=opinion

    Oscar Gimenez: Turquía lideró el crecimiento en 2017 entre las grandes economías del mundo. Pero detrás de la expansión del PIB del 7% lo que hay es una tendencia desbocada que dispara la vulnerabilidad del país por la deuda externa, la inflación o la caída de su divisa, la lira, que este jueves se desploma otro 4%. El mercado ya empieza a poner en precio la posibilidad de un colapso.

    https://www.elconfidencial.com/mercados/2018-08-09/turquia-tension-plan-economico-caida-lira-bonos-cds_1602880/

    “Ankara asegura que este viernes presentará un nuevo plan económico para tranquilizar a inversores y empresarios, según ha dicho el ministro de finanzas, Berat Albayrak, y recoge el ‘FT’. Pero el mercado ha perdido la confianza en Recep Tayyip Erdoğan, que logró una importante victoria electoral en junio, con una visión de un político cada vez más autoritario que dejó la política económica en manos de su yerno Albayrak, que hasta ahora no se había pronunciado en pleno castigo financiero al país. Además, en los últimos días los inversores han puesto en precio el riesgo de un conflicto diplomático con Estados Unidos por decidirse a comprar petróleo iraní. El envío de una delegación diplomática a Washington para aliviar la tensión no ha servido para que el mercado la relaje con la lira”

    Oscar Gimenez: El riesgo de ‘corralito’ en Turquía amenaza a BBVA ante la aversión a imitar a Argentina. El país otomano se niega a acudir al FMI como hizo Argentina para frenar el desplome de la divisa. Los analistas empiezan a poner en precio el riesgo de que haya control de capitales

    https://www.elconfidencial.com/mercados/2018-08-14/bbva-turquia-riesgo-corralito-argentina-banco-central_1604112/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=news_ec&utm_content=textlink&utm_term=3

    “El banco central de Turquía, cuya independencia ha sido socavada por un Erdogan que ha dejado la política económica a su yerno, Berat Albayrak, ha inyectado 6.000 millones de dólares de liquidez en el sector financiero. También ha impuesto límites a los ‘swaps’ (intercambios, en la jerga financiera) en divisas de los bancos del país, lo que ya es un primer control de capitales. La autoridad monetaria quemó el 15% de sus reservas en divisas extranjeras durante el primer semestre, según las últimas estadísticas del banco central, que ha hecho nuevas operaciones sin frenar la sangría de la lira.Tampoco han servido los anuncios gubernamentales. “El modelo perfilado por el nuevo ministro de Finanzas [el viernes] es bueno en principio. Tocó asuntos importantes como la necesidad de frenar el crecimiento, la importancia de la estabilidad financiera y la independencia del banco central. Pero no hay escapatoria al hecho de que dejó de lado el tipo de detalles que calmarán los mercados”, arguye Viktor Szabo, gestor de Aberdeen Standard Investments. El experto cree que el daño de económico es “autoinflingido”, porque Turquía ha demostrado que no puede sostener sus niveles de crecimiento sin más deuda. La solución a corto plazo es simple: subir los tipos de interés de manera agresiva y controlar el crédito para enfriar la economía y poner la inflación bajo control. Mandar a los inversores un mensaje claro de que el problema ha sido entendido y será abordado con decisión”

    Mil gracias por la lectura y difusión de esta Agenda  de Prensa y no sean cándidos. No crean en las palabras y solo se fíen de los hechos 

     

    Manuel.portelap@gmail.com

     

    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA Www.agendadeprensa.org

    Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse.

    La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

    Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

    Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:

    manuel.portelap@gmail.com

     

     

     

Calendario de artículos

agosto 2018
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Artículos anteriores