• Casimiro Garcia Abadillo : La estrategia de comunicación del gobierno sobre Cataluña: ¿hay alguien ahí?

    https://www.elindependiente.com/opinion/2017/09/25/es-la-comunicacion-estupidos/

    Enric Juliana: El Gobierno se rebela contra la idea de que ha perdido la batalla de la prensa extranjera

    make-essay

    http://www.lavanguardia.com/politica/20170927/431581016073/gobierno-generalitat-batalla-prensa-extranjera.html

    ECD: Máxima expectación de la prensa internacional lograda de cara al próximo 1-O. Jaume Clotet, director de comunicación de la Generalitat , explica que no puede dar una cifra exacta de periodistas acreditados para el próximo domingo, pero que  podría haber 250 medios diferentes

    http://www.elconfidencialdigital.com/politica/explican-ganado-Generalitat-batalla-comunicacion_0_3010498946.html?utm_term=Las%20diez%20claves%20que%20explican%20por%20qu%5Cu00E9%20ha%20ganado%20la%20Generalitat%20la%20batalla%20de%20la%20comunicaci%5Cu00F3n&utm_campaign=manuel%20buenos%20d%EDas%20tu%20bolet%EDn%20diario%20de%20El%20Confidencial%20Digital&utm_content=email&utm_source=Act-On+Software&utm_medium=email

    para el referéndum de Escocia hubo 500 periodistas convocados y para el pasado 9-N hubo 850 corresponsales de 120 nacionalidades diferentes, no esperamos menos para esta ocasión”

    Xavier Bru de Salas: Después de los numerosos intentos de mejorar las condiciones de pertenencia a España, el grueso del catalanismo, aferrado sin tapujos al independentismo, ha optado por reventar el globo del autonomismo. Que nadie se llame a engaño, si se tratara de preservar la autonomía, o sus restos, no habría 1-O

    http://www.elperiodico.com/es/opinion/20170928/el-peor-escenario-bru-de-sala-articulo-referendum-6317969

    “El objetivo, compartido por todos los líderes del movimiento, consiste en obligar a España a dar un muy considerable salto adelante y convertirse en Estado plurinacional, con todas las consecuencias, o retornar a épocas más oscuras. Primera gran lección de los hechos de estos días: el conflicto se ha agravado. Segunda gran lección, aún más difícil de digerir: «Autonomía no, gracias; ya no, nunca más; ni escasa ni abundante». La apuesta del catalanismo ha subido al máximo. Tal vez de manera prematura, pero no improvisada ni sin un apoyo social formidable”

    Lavanguardia.com : La  Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha dado instrucciones internas a sus organizaciones territoriales para estar el 1-O a las 7 horas en los colegios electorales para repartir papeletas y organizar a personas con el fin de lograr colas gigantes y ordenadas” antes de una eventual apertura de colegios a las 9 horas

    http://www.lavanguardia.com/politica/20170928/431612267983/anc-instrucciones-internas-madrugar-1-o-referendum-colas.html

    Pablo Montesinos: Rajoy se prepara para un escenario de gran tensión en Cataluña. Solicita a PSOE y Cs unidad pase lo que pase en los próximos días

    http://www.libertaddigital.com/espana/politica/2017-09-28/rajoy-se-prepara-para-un-escenario-de-gran-tension-en-cataluna-1276606646/

    Jose Garcia Abad :Esperemos que ésta no sea una Semana Trágica

    http://www.elsiglodeuropa.es/siglo/historico/2017/1214/Index%20Opinion%20Jose%20Garcia%20Abad.html

    Jose Maria LaSalle: Empate catastrófico en Cataluña. No se busca que el pueblo exprese su voluntad acerca de la independencia sino crear las condiciones para que se produzca una igualdad que genere una presión tan intensa y violenta que reviente la convivencia social

    https://elpais.com/elpais/2017/09/25/opinion/1506330470_515697.html

    Buy

    Maximo Pradera : Puigdemont y la defensa Chewbacca

    http://blogs.publico.es/otrasmiradas/11059/puigdemont-y-la-defensa-chewbacca

    Amalio Rey: Hemos llegado a un punto en el que el Referéndum se ha convertido en un fin en sí mismo, en una cuestión de dignidad más allá de una mera cuestión de ver que te doy y que me das

    http://www.amaliorey.com/2017/09/24/no-hay-otra-salida-que-un-referendum-pactado/

    “Madrid entra al trapo una y otra vez. Confiar todo a la respuesta policial y judicial es de una irresponsabilidad política grotesca. Purchase Lo grave es que el PP es un partido que no sabe moverse fino en la complejidad, y por tanto no parece apto para dar respuesta en este escenario. De hecho, el problema de Cataluña es tan grave, tan medular para España, que podría justificar una moción de censura y elecciones anticipadas. El PP y Rajoy reaccionan a las provocaciones del modo exacto que buscan los provocadores. No pivotan, no anticipan los efectos colaterales, ni el impacto político mas allá del apego a una legalidad interesada. En un momento de flexibilidad y búsqueda de espacios comunes, el PP ha gastado ya demasiados cartuchos, ha quemado tantas naves que su margen de credibilidad para una negociación tiende a cero. Por otra parte, un gobierno en la Moncloa que es antipático y muy rechazado desde Cataluña siempre genera un corrimiento de votos hacia la opción independentista que no se daría de tener en Madrid un gobierno que se perciba más integrador y progresista. He escuchado decir a muchos catalanes que no quieren estar en un país que elige como presidente a un tipo como Rajoy. Esa no debería ser una razón suficiente para querer la independencia, pero para muchos en la práctica lo es”

    Antonio Escohotado : Rectificar es de sabios . Si Puigdemont no rectifica, le conviene saber que muchos nos alegraremos de verle en la cárcel, donde merecen estar quienes pudiendo promover la concordia prefieren vivir de lo contrario

    http://www.abc.es/espana/abci-rectificar-sabios-201709280348_noticia.html

    ECD: Suspender el Parlament, el siguiente paso del Gobierno tras detener a Puigdemont. Moncloa contempla esta medida, que no requiere la aplicación del artículo 155, para evitar un Pleno extraordinario de la Cámara que apruebe una declaración de independencia

    http://www.elconfidencialdigital.com/politica/Suspender-Parlament-siguiente-Gobierno-Puigdemont_0_3010498948.html?utm_term=Suspender%20el%20Parlament%2C%20el%20siguiente%20paso%20del%20Gobierno%20tras%20detener%20a%20Puigdemont&utm_campaign=manuel%20buenos%20d%EDas%20tu%20bolet%EDn%20diario%20de%20El%20Confidencial%20Digital&utm_content=email&utm_source=Act-On+Software&utm_medium=email

    Luis B. Garcia: Maza: “La posibilidad de pedir prisión para Puigdemont por malversación está abierta”. El fiscal general avisa a Trapero de que si no colabora “tendrá las consecuencias legales oportunas”

    http://www.lavanguardia.com/politica/20170925/431556120597/jose-manuel-maza-fiscal-general-del-estado-prision-puigdemont-malversacion.html

    Sole Altamira: Interior asegura que el 1-O la policía no limitará «celebraciones» o «pícnics» aunque impedirá el referéndum

    http://www.eldiario.es/catalunya/Interior-limitara-libertad-expresion-referendum_0_691531197.html

    Juan Jose Lopez Burniol: Por qué no iré a votar

    http://www.lavanguardia.com/opinion/20170923/431475071405/por-que-no-ire-a-votar.html

    Elperiodico.com : ¿Y en caso de que el referéndum no pueda celebrarse?», le ha inquirido un incisivo Évole. “Si se impide, lo que haré es reunir al Govern, escuchar al Parlament y ver qué decisiones tomamos con esta eventualidad. No está ahora mismo sobre la mesa de DUI (declaración unilateral de independencia). Si se impide el 1-O, seguramente alguien la propondrá sobre la mesa y la debatiremos», ha afirmado. Puigdemont se resistió a subrayar que la declaración unilateral de independencia es o no su opción favorita

    http://www.elperiodico.com/es/politica/20170924/entrevista-jordi-evole-carles-puigdemont-salvados-referendum-6308392

    Rodolfo Irago : Qué escenarios hay sobre la mesa?. Puigdemont tiene sus días contados y querrá despedirse a lo grande intentado pasar a la historia. Puede declarar la independencia o convocar elecciones constituyentes

    http://www.caffereggio.net/2017/09/27/dia-despues-rodolfo-irago-zona-critica-eldiario/

    Miguel Angel Aguilar : De problemas y soluciones

    http://www.letraslibres.com/espana-mexico/revista/problemas-y-soluciones

    “cuestión catalana” ahora mismo combina dos problemas que se suelen confundir. Uno de largo aliento, que tiene que ver con su encaje con el resto de España y la articulación territorial de esta. Es un problema eminentemente resoluble, pero que necesita tiempo, frialdad, complicidades interterritoriales e inteligencia. Un problema político que probablemente requiera una reforma constitucional y sin duda una votación que refrende un acuerdo (ya sea como referéndum o en las Cortes) y que difícilmente podrá resolverse de manera bilateral, pero en el que si Cataluña juega bien sus cartas puede contar con importantes aliados: Madrid, Valencia y Baleares en cuanto a financiación y las otras nacionalidades históricas en lo que toca a los símbolos y la lengua. Es un problema catalán, pero sobre todo es un problema español, y ya está claramente en la agenda política.

    El segundo problema es la aventura ilegal en la que se ha embarcado el gobierno catalán (que, recordemos, es la representación del Estado en Cataluña). Es un problema urgente, de maduración inmediata, que hará crisis el 1 de octubre cuando la Generalitat intente celebrar un referéndum ilegal, para declarar la independencia acto seguido, que es el objetivo real. De hecho, ni siquiera se han molestado en anunciar qué ocurrirá en caso de que pierda la opción independentista, que solo apoya el 41% de la población según las últimas encuestas. Que esa sea una posibilidad no contemplada porque solo van a votar los suyos no les genera dudas. Este segundo problema es de naturaleza legal y es un problema en primer lugar catalán, es decir, entre catalanes, en el que el Estado español está defendiendo los derechos y libertades de más de la mitad de los catalanes y garantizando el cumplimiento de la Constitución y del Estatut. Este es el problema más grave ahora mismo y el que hay que solucionar de inmediato.

    A veces queda bien mezclar churras con merinas, al fin y al cabo son ovejas. Por eso mismo se tiende a mezclar las críticas a la deriva puigdemontista con el escándalo ante el inmovilismo de Rajoy. Pero es un error de base, porque parte de combinar los dos problemas antes descritos. La exaltación independentista y la grandilocuencia gestual del presidente catalán jamás solucionarán el problema territorial, es un error que el catalanismo probablemente pagará caro por la deslegitimación que supone de sus muchas reclamaciones justificadas. El problema del inmovilismo de Rajoy no es que sea una mala respuesta al surrealista gran salto adelante del independentismo; es lo único que puede hacer ya que no hay interlocutor para otra cosa. El independentismo ha dejado claro que no quiere hablar de nada, quiere la secesión y una pseudovotación como hoja de parra con que tapar sus vergüenzas. Las peticiones de diálogo en el momento actual son absurdas: por si hicieran falta más ejemplos, el mismo día que el psoe y el psc se reunían en Barcelona para formalizar su planteamiento los titulares los dominó Puigdemont con la purga de los consellers más tibios. El inmovilismo del pp es un problema previo que denota una visión de Estado miope en la derecha española, pero no es el momento de hablar de eso, con la pistola de la secesión unilateral encima de la mesa. El inmovilismo, además, solo se desmiente andando, y es inevitable que se empiecen a mover las cosas. Y sí, los plazos son largos, pero los de la independencia también, ahí está el ejemplo de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. O el caso de Irlanda: su independencia se suele fechar en 1922, pero no fue efectiva hasta 1938. Tener prisa no sirve de mucho.

    En cuanto al problema acuciante, el público contempla estupefacto cuán complacidos están todos, unos convencidos de que el 3 de octubre serán independientes porque se sienten legitimados para hacer lo que les dé la gana en todo momento. Y ante cualquier bloqueo se preparan para reproducir a escala local un Maidán que les refuerce. Los otros están tranquilos porque no puede pasar nada, solo elecciones autonómicas en otoño. Pero dado que cabe descartar, ay, una rueda de prensa en el Palau de la Generalitat en la que Puigdemont, víctima de un repentino ataque de sensatez, admita que carece de suficiente respaldo social y justificación jurídica para la ruta elegida y anuncie su dimisión para volver a Gerona, nadie describe un desenlace factible. Solo él puede convocar elecciones, y no tiene ningún incentivo para hacerlo. Es un ejemplo palmario de administrador infiel: quien debe velar por el prestigio de las instituciones está empeñado en su descrédito. El incidente insurreccional del que tanto se hablaba en los inicios del procés (véanse los lúcidos artículos de Joaquim Coll) está cada vez más cerca: el presidente saliendo de su despacho esposado, el Parlament rodeado por simpatizantes y el gobierno en pleno inhabilitado. Porque es muy difícil no arrestar a alguien que se empeña en ser arrestado y, al modo de los primeros cristianos, Puigdemont ve su sacrificio como momento de gloria. Con eso sueña gran parte del independentismo, un poco mustio por la renuncia del Estado a invocar el artículo 155.

    Así que solo cabe confiar en que por fin aparezcan los buenos catalanes, los del seny, los del catalanismo sensato, incluso los independentistas que tengan un poco de respeto por sus conciudadanos discrepantes. Los que sean conscientes de que no pueden imponer una fractura tan traumática a la sociedad aupados en la soberbia y la trampa. Pero el tiempo para los santivilas que digan “así, no”, “no era esto, no era esto”, se está agotando. Las sonrisas de la revuelta se empiezan a trocar en rictus francamente desagradables. De momento, el país al que más se parece Cataluña no es Dinamarca ni Zimbabue, es España. Esperemos no tener que buscar peores comparaciones, porque las hay.”

    nacionespanola.org: Concentración  de patriotas españolistas el sábado 30 de septiembre a las 12 horas frente a los ayuntamientos de toda España

    https://www.forocoches.com/foro/showthread.php?t=5914612

    Gaceta.es: “Mucho cuidado con esta convocatoria. La fundación que la convoca es de VOX y Santi Abascal”. Es el mensaje de alerta que hace circular el entorno popular para evitar que dirigentes o simpatizantes del PP participen en la manifestación por la unidad de España convocada este sábado, víspera del referéndum, en los ayuntamientos de las distintas ciudades españolas. ¿El motivo del boicot? Que quien organiza la concentración, prevista para las 12.00, no es otra que laFundación para la Defensa de la Nación Española, DENAES, vinculada a Santiago Abascal y al partido VOX.

    https://gaceta.es/espana/mucho-cuidado-mensaje-pp-manifestacion-vox-denaes-20170927-1159/


    online

    GUINDOS, LA TEORIA DE JUEGOS Y EL“CUPO CATALÁN”

    http://www.elnacional.cat/es/politica/rajoy-referendum-estatuto-cataluna_195621_102.html

    Jose Carlos Díez: El Nóbel John Nash demostró, con su Teoría de Juegos, que la solución al conflicto es la cooperación. Si no hay cooperación el resultado es que las dos partes acaban empeorando su situación

    https://economia.elpais.com/economia/2017/09/21/actualidad/1506020030_092661.html

    Antonio Roldan : El dilema del prisionero catalán. Los riesgos de una independencia desordenada y las presiones internacionales pueden propiciar una negociación que resulte en un buen equilibrio que, para ser permenente, exige ir hacia una España federal

    https://elpais.com/elpais/2013/01/21/opinion/1358781703_158850.html

    Carlos Francino: El Dilema del prisionero y Cataluña

    http://cadenaser.com/programa/2017/09/22/la_ventana/1506087508_616907.html

    Josep Oliver: El domingo por la noche, tanto Madrid como Barcelona proclamarán victoria. Desde el Partido Popular, porque habrá abortado, aunque sea sólo parcialmente, la ­celebración del referéndum; desde la Generalitat, porque habrá conseguido una gran movilización en favor de la autodeterminación. Hoy por hoy, no hay más solución que la de una profunda redefinición de las relaciones Catalunya-España

    http://www.lavanguardia.com/economia/20170929/431623998427/paisaje-tras-la-batalla.html

    Y el lunes, ¿qué hacer? En el marco de una Europa que se nos deshace, la propuesta de declaración unilateral de independencia es insensata: si se cumpliera de forma efectiva, ni el euro ni la Unión Europea que hoy conocemos aguantarían, y las consecuencias económicas para Catalunya y España serían, simplemente, devastadoras. También es insensato postular que lo único que hay que hacer es cumplir la ley: aunque desde Madrid no se quiera reconocer, los problemas conti­nuarán.”

    Jose Alvarez Junco : Los sentimientos no pueden discutirse, pero sí respetarse, y lo que está sucediendo es una cuestión de sentimientos. El día 2 habrá que sentarse con respeto para negociar de lo que sí se puede: poderes, competencias y recursos

    https://elpais.com/elpais/2017/09/21/opinion/1506008178_672078.html

    forocoches.com : El referendo catalán tiene los pies muy cortos

    https://www.forocoches.com/foro/showthread.php?t=5849201&page=4

    “Su objetivo es justo eso, que por parte del estado se impida y se supone que en ese caso se atrincheraran en la Generalidad, o eso dicen que harán. Su objetivo es terminar como MÁRTIRES, han dado a la sociedad una posibilidad (Independencia) a sabiendas de que era imposible con el objetivo de negociar un «Pacto Fiscal» pero la aprobación y la fuerza popular fue tal que ahora no tienen salida.Ellos fomentaron la Independencia para forzar al estado a negociar y crearon un «monstruo» que representa el 50% de la sociedad catalana quienes no están interesados en negociar, únicamente quieren la independencia.  Debes entender que esto se les ha ido de las manos y solo luchan por obtener una salida que les permita vivir plácidamente en Cataluña y no ser «Apedreados por las calles» cuando dicho «monstruo» se de cuenta de que han sido utilizados para negociar un «Pacto Fiscal«. Espero haberme explicado”

    El Boletin.com : El Gobierno de España está dispuesto a discutir con Cataluña un nuevo pacto fiscal con más presupuesto y mayor autonomía financiera si la región retrocede en sus demandas de independencia, afirmó el ministro de Economía Luis de Guindos al Financial Times

    http://www.elboletin.com/noticia/153654/

    Pablo R. Suanzes: Guindos ofrece negociar la financiación autonómica si se retira el referéndum

    ttp://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2017/09/21/59c377b1e5fdea8b078b460d.html

    Elperiodico.com : Guindos ofrece negociación económica y fiscal a Catalunya si se desconvoca el referéndum

    http://www.elperiodico.com/es/politica/20170921/guindos-ofrece-negociacion-economica-fiscal-catalunya-6301134

    Lavanguardia.com : Guindos abre la puerta a una mejor financiación para Catalunya si renuncia a la independencia

    http://www.lavanguardia.com/economia/20170921/431444036720/guindos-independencia-catalunya-referendum.html

    Cincodias.com : Guindos ofrece otra financiación a Cataluña si desiste del desafío secesionista

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/09/21/midinero/1505988672_973094.html

    ABC.es: Luis de Guindos ha abierto la puerta a negociar una mayor oferta de autonomía financiera a Cataluña si esta comunidad desiste de sus «planes de independencia», tal y como ha admitido en una entrevista publicada este miércoles por el diario Financial Times

    http://www.abc.es/economia/abci-guindos-abre-puerta-negociar-sistema-financiacion-cataluna-si-desiste-independencia-201709211212_noticia.html

    huffingtonpost.es:  El Ministro Guindos afirma, en una entrevista publicada hoy por Financial Times,  que el Gobierno estaría dispuesto a negociar una mayor oferta de dinero y autonomía financiera a Cataluña si la región desiste de sus «planes de independencia»

    http://www.huffingtonpost.es/2017/09/21/de-guindos-propone-negociaciones-economicas-y-fiscales-con-cataluna-si-la-generalitat-descarta-el-referendum_a_23217629

    Pablo Planas: Guindos abre la puerta al Pacto Fiscal con Cataluña si abandona su plan secesionista

    https://www.libremercado.com/2017-09-21/guindos-deja-una-puerta-abierta-al-pacto-fiscal-con-cataluna-1276606264/

    “No es la primera vez que el PP lanza este tipo de ofertas. De hecho, el expresidente de la Generalidad Artur Mas presentó 46 demandas muy concretas al Gobierno central en abril de 2016 y, entonces, Moncloa se mostró dispuesto a negociar la inmensa mayoría del documento, salvo la exigencia de celebrar un referéndum sobre la independencia. Sin embargo, la novedad ahora radica en que Guindos alude expresamente al Pacto Fiscal que Mas solicitó a Rajoy en 2012, y cuya negativa acabó desembocando en el posterior órdago secesionista. El titular de Economía avanzó que el Ejecutivo podría ahora entrar a discutir el nuevo modelo de financiación que planteó la Generalidad en 2012

    Carlos Sanchez: ¿Y por qué no el cupo vasco (bien calculado) para Cataluña?. Hasta el 1-O, hay que cumplir la ley, pero desde el 2-O toca encontrar soluciones. Y el modelo de cupo (bien calculado) está ahí para intentarlo

    https://blogs.elconfidencial.com/espana/mientras-tanto/2017-09-17/cataluna-cupo-pais-vasco-navarra-financiacion-autonomica-nacionalismo-felipe-gonzalez-rajoy-irpf-iva-sociedades-concierto-senado_1444760/

    Mercdes Serrraller: Guindos reconoce que podría haber negociación para un acuerdo económico con Cataluña.  Conceder un ‘cupo catalán’ costaría 16.000 millones más al año, lo que reduciría un 12% la financiación del resto de autonomías.

    Guindos reconoce que podría haber negociación para un acuerdo económico con Cataluña

    “ Ángel de la Fuente, cree que no sería una buena idea y estima que el coste adicional podría llegar hasta los 13.000 millones de euros al año. La equiparación de Cataluña con País Vasco en términos de financiación por habitante exigiría unos recursos adicionales de más de 16.000 millones que habría que detraer de las comunidades de régimen común, lo que supondría reducir la financiación de éstas en algo más del 12%. La aplicación del concierto vasco con los parámetros actuales, incluyendo la valoración muy sesgada a la baja del coste de las competencias estatales no asumidas reduciría la cifra hasta 13.000 millones. Y una valoración realista de tales cargas podría dejarlo en unos 1.000 millones.  Además de los conflictos que el Cupo plantea en lo relativo a la «igualdad»,  este experto advierte de dos problemas en el terreno fiscal. El primero es que en sí no es un buen sistema, y aboga por su supresión. Y en segundo lugar, destaca cómo se aplica «con resultados escandalosamente favorables para País Vasco y Navarra». El motivo es que se ha eximido a las regiones forales de contribuir al sistema de nivelación interregional a través del que el Estado aporta recursos a las regiones de menor renta con el fin de que éstas puedan prestar servicios similares a los que ofrecen territorios más ricos. Según sus estimaciones, esta exención ha reducido la aportación del País Vasco a las arcas estatales en 1.790 millones anuales.”

    Ricardo de Querol : El mercado quiere la vía vasca para Cataluña. Lo primero es salvar el Estado de derecho.. Después, habrá que hablar de pacto fiscal

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/09/15/mercados/1505498494_957701.html

    Tomeu Ferrer: Pedro Sánchez condiciona su apoyo a la postura de Rajoy a permitir «más autogobierno para Catalunya» a partir del 2 de octubre

    http://www.eldiario.es/catalunya/politica/Sanchez-vincula-Rajoy-apertura-doctubre_0_687681468.html

    Manuel Llamas: El Pacto Fiscal catalán: qué significa y qué implicaciones tendría para las demás CCAA. La intención inicial de Artur Mas era conseguir un tercer fuero para Cataluña. El Gobierno desentierra ahora esta idea de cara al post-referéndum

    https://www.libremercado.com/2017-09-23/el-pacto-fiscal-catalan-que-significa-y-que-implicaciones-tiene-para-las-demas-ccaa-1276606340/


    LA CONFERENCIA EPISCOPAL Y EL INTENTO DE

    NACIMIENTO DE UNA NACIÓN

    http://www.libertaddigital.com/espana/2017-09-27/la-conferencia-episcopal-pide-dialogo-y-evitar-actuaciones-irreversibles-1276606606/

    Elena Genillo : Los cerca de 400 religiosos catalanes que llamaron el viernes, a través de un comunicado, a secundar el referéndum ilegal del 1-O por considerarlo «legítimo y necesario» han dado un paso más en su desafío. Como se ha hecho pública la queja formal del Gobierno a la Santa Sede por este manifiesto, instando a las autoridades vaticanas a «desautorizar» a los firmantes o «a tomar las medidas que se estimen oportunas para garantizar la armonía en un estado de derecho», los religiosos rebeldes han decidido contraatacar y acudir al mismísimo Papa para que escuche sus aspiraciones y actúe de mediador

    http://www.larazon.es/espana/casi-400-clerigos-pro-referendum-envian-una-carta-al-papa-MA16252178?r1=https%3A%2F%2Fwww.google.es%2F?r1=

    Iñigo Dominguez: El alma independentista de la Iglesia catalana. El sector más contestatario del clero se moviliza ante el 1-O y retoma una línea histórica de militancia política

    https://politica.elpais.com/politica/2017/09/28/actualidad/1506627882_121321.html

    Graciano Palomo : El clero catalán baja el pistón independentista asustado ante la extrema izquierda

    https://www.elconfidencial.com/espana/cataluna/2017-09-15/iglesia-catolica-cataluna-independencia_1443752/


    Francisco Marhuenda : «Hay mucho cura trabucaire en Cataluña»

    http://www.larazon.es/multimedia/el-videoblog-de-marhuenda/el-analisis-de-marhuenda-hay-mucho-cura-trabucaire-en-cataluna-FG16325231

    L Ayllon : El Gobierno protesta ante el Vaticano por el apoyo de religiosos catalanes al referéndum ilegal. El embajador español ante la Santa Sede entregó en mano una nota verbal de protesta al secretario de Estado, cardenal Parolin

    http://www.abc.es/sociedad/abci-gobierno-protesta-ante-vaticano-apoyo-religiosos-catalanes-referendum-ilegal-201709240427_noticia.html

    religiónconfidencial.com : El Nuncio reunió a los cardenales para acordar la nota de la Conferencia sobre Cataluña . Asistieron los de Madrid, Barcelona y Valladolid, pero no el de Valencia, Cañizares

    http://www.religionconfidencial.com/vaticano/Nuncio-cardenales-acordar-Conferencia-Cataluna_0_3010498941.html

    “Durante el fin de semana anterior, se hizo pública la noticia de que el Gobierno había presentado al Secretario de Estado Vaticano, cardenal Pietro Parolin, a través del embajador ante la Santa Sede, una nota verbal de protesta a propósito del manifiesto de los curas catalanes sobre Cataluña y el referéndum. Esa nota provocó que el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, se trasladara a Madrid y estuviera, en las horas previas a la Comisión Permanente, haciendo gestiones para mediar, tanto en la respuesta de la Iglesia a la iniciativa del Gobierno, como en el futuro texto de posicionamiento de la Iglesia sobre Cataluña. Máxime si se tiene en cuenta que el Nuncio en España, monseñor Renzo Fratini, se había mantenido bastante ajeno a la protesta del Gobierno español. La nota hecha pública ayer por la Comisión Permanente fue una de las cuestiones que se debatieron en profundidad durante la cena en la Nunciatura. Según fuentes de la Conferencia Episcopal, para no romper la comunión dentro de los obispos españoles se llegó a la conclusión de redactar una nota de mínimos, cuya orientación principal fue consensuada por los cardenales de Barcelona y Madrid. La tensión que se ha vivido estos días en la Iglesia, a propósito de la actitud que públicamente debía tomar ante el referéndum de Cataluña, manifestada en las largas discusiones en el interior de la Comisión Permanente de los obispos, fue analizada por el Nuncio y las cardenales españoles, que consensuaron la necesidad de un “placet” de Roma.”

    Jose Manuel Vidal : La Conferencia Episcopal pide diálogo y evitar «actuaciones irreversibles» ante el referéndum ilegal en Cataluña

    http://www.elmundo.es/espana/2017/09/27/59cbca8be5fdea81098b45c5.html

    Juan G. Bedoya: La Conferencia Episcopal evita tomar partido en la crisis catalana. La “nota” de la dirección episcopal no habla de unidad ni condena los nacionalismos excluyentes como en anteriores manifiestos

    https://politica.elpais.com/politica/2017/09/27/actualidad/1506531201_630883.html

    Enric Juliana: Los tiempos han cambiado. La Iglesia defiende ahora la unidad de España con un lenguaje moderado, flexible e integrador, mientras el Gobierno se parapeta detrás de la Brigada Aranzadi. Sello doctrinal del papa Francisco y supervisión “política” del secretario de Estado, Pietro Parolin, bien informado de la cuestión de Catalunya. El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha sido uno de los artífices del texto

    http://www.lavanguardia.com/politica/20170928/431604498399/la-aportacion-de-francisco.html

    Elboletin.com : La Conferencia Episcopal tiene un frente abierto con la derecha española. Su postura dialogante en la cuestión catalana ha escocido a muchos referentes de este espectro político, que piden ahora a la Iglesia que deje de meterse en política., Javier Maroto asegura que la Iglesia «siempre acierta» cuando habla de moralidad y ética. Sin embargo, pide a la entidad religiosa que no se meta en cuestiones «para los políticos»

    http://www.elboletin.com/noticia/153946/nacional/la-postura-dialogante-de-la-iglesia-con-cataluna-indigna-al-pp:-que-no-se-meta-en-politica.html

    Libertad digital.com : La inmoral equidistancia de la ‘Conferencia Episcopal de los Pueblos del Estado

    http://www.libertaddigital.com/opinion/editorial/la-inmoral-equidistancia-de-la-conferencia-episcopal-de-los-pueblos-del-estado-83281/

    Jordi Amat: El Govern de la Generalitat desafía al Estado refundado durante la transición. Un desafío político que, impugnando el marco legal para ejercer el fósil del derecho a la autodeterminación, tiene como objetivo la construcción de un nuevo Estado e, inevitablemente, la destrucción del Estado español que al principio del siglo XIX se originó con la quiebra de la monarquía absoluta. Digamos las cosas por su nombre

    http://www.lavanguardia.com/opinion/20170924/431517222759/un-fracaso-colosal.html

    Ante la formalización de un desafío de naturaleza excepcional, el Estado de derecho –el poder organizado que ordena la convivencia, debilitado en todas partes por la globalización– sólo puede actuar con el objetivo prioritario de salvaguardar su supervivencia y, si hace falta, imponiendo una represión que degrada al propio sistema. Escandalizarse ante esta constatación es farisaico. Si apuestas el autogobierno a la ruleta rusa, como ha decidido el presidente Puigdemont, sabes a lo que vas. Y el Govern de la Generalitat, después de las lamentables sesiones del 6 y 7 de septiembre en el Parlament, decidió jugar a todo o nada y, como había reiterado por activa y por pasiva, inició la cuenta atrás del referéndum unilateral de independencia. Tras años dejando pudrir el problema (pero usando las cloacas policiales, como ha dictaminado el Congreso sin que pase nada), ahora, en la prórroga, el presidente Rajoy ha decidido romper la cuerda con autoritarismo para evitar que el referéndum pueda celebrarse. Como si quemando las papeletas murieran las ilusiones. Y no. No sólo. Ya no.La cuestión de fondo no es si el Gobierno español tiene bastante con la ley para blindar el Estado de 1978. Si fuera así, habría hecho jaque mate. La cuestión afecta a la cultura política que sustenta al Estado y su fortaleza institucional. Porque el Estado, desbordado por el proceso, se ha desnudado. ¿Y qué hemos visto? Una máquina antigua que no gradúa el alcance de decisiones que aún ponen en más peligro su estabilidad porque descaradamente sabotean el Estado de derecho. Si ante movilizaciones sostenidas sólo sabe reforzarse deteniendo personas, abandonemos toda esperanza. Aceptar al fin que es una máquina averiada porque, a pesar de señales y advertencias de todo tipo, ha sido incapaz de reformarse. Signos de los tiempos mientras regresa el pánico nuclear y hay terroristas trabajando para hacernos todo el daño que puedan. El Estado del 78 no está noqueado porque estuviera constitutivamente tarado. No hay momento de fundación constitucional puro y limpio. Se ha ido degradando porque, en lugar de actualizarse, se dejó corromper por una trama de intereses partidistas y económicos escudada tras una idea de España caduca y uniformizadora. Su legitimidad, así, se ha adelgazado. Mucho. Digamos las cosas por su nombre. Pero digámoslas todas. Falta una semana para el 1 de octubre. El precio que los gobiernos están dispuestos a pagar por el referéndum –para hacerlo, para impedirlo– es altísimo. Ignoramos, pues, en qué condiciones se llegará al 2. Pero sí sabemos que no lo merecíamos. No merecemos esta agonía civil. El fracaso de la actual clase política –una conjura de irrespon­sables– ha sido colosal. Es verdad que los buenos ensayistas, como explica Monterde, evitan las palabras solemnes. No lo soy. ­Fracaso colosal. Lo miro poco a poco y no veo nada claro. El móvil me hierve con imágenes y consignas, pero no me sé ilusionar como hace tanta gente que quiero. Soy un ciudadano decepcionado que anhela que el caos institucional acabe con la menor quiebra posible”

    Politikon.esAnte el excepcional momento en que nos encontramos, siete editores de Politikon vierten sus distintas visiones de cara al próximo domingo, 1 de octubre, así como a lo que ha pasado hasta ahora, y a lo que vendrá después.

    https://politikon.es/2017/09/28/1o/

    Elena Costas Pérez

    “ A cuatro días del referéndum en Catalunya cualquier diagnostico no puede sino parecer trágico. Da la impresión que nos encontremos ante un juego del tipo del gallina, donde no existe cooperación posible entre la Generalitat y el gobierno de España. A estas alturas, la única alternativa para cada parte consiste en seguir hacia adelante, confiando que el oponente se acobardará en algún momento. Pero, llegados a este punto, ninguno de los participantes tiene incentivos para echar el freno.

    Por el camino queda una sociedad, la catalana, dividida en dos, e interpelada a tomar posición en un escenario polarizado hasta su extremo: apoyar el statu quo o avanzar hacia la independencia.

    El problema se encuentra en que, por un lado, conseguir esa independencia para tener un estado propio parece tener que hacerse a cualquier precio y es una opción sin mayoría social. Por otro, el statu quo es una opción rechazada por una gran parte de los catalanes desde hace años. Si atendemos tanto a los resultados electorales como a las encuestas, existe una demanda de cambio de una gran mayoría social para obtener un mejor autogobierno, pero enmarcado dentro de la Constitución. Obviar esta demanda de cambio sólo ha hecho que dar alas a la opción independentista, llegando a justificar como legítimamente democrática una injustificable apropiación de las instituciones públicas para situarlas al margen de la ley.

    Como en toda situación no cooperativa, no existe espacio para la comunicación, a no ser que así lo definan las reglas del juego. Por lo tanto, el mejor escenario posible a día de hoy es esperar que el 1-O discurra de forma pacífica, evitando el caos político y el conflicto social. A partir de ahí, será necesario volver a definir unas reglas dentro de la legislación actual, donde los jugadores dejen de estar presos de sus propias estrategias. Unas reglas que permitan a la sociedad catalana expresar con garantías, y de forma clara y pactada, su deseo de cambio del nivel de autogobierno, y la dirección del mismo.

    Para encontrar una salida cooperativa al problema político catalán hay que romper la lógica que ha dominado hasta la fecha. Este conflicto suele verse como un juego de suma cero: lo que ganan unos lo pierden los otros. Pero debemos recordar que en realidad es peor, estamos ante un juego donde todos pierden. La derrota de un bando no será la ganancia del otro. La pérdida conjunta será mucho mayor que la de cualquier posible beneficio esperado. No sólo para los catalanes, sino para el conjunto de la sociedad española. Y por esa razón no nos queda otro remedio que buscar opciones posibilistas.

    Roger Senserich

    “El debate político catalán estos últimos años nunca se ha caracterizado por ser demasiado sutil. Estos últimos meses, sin embargo, los políticos de ambos bandos han pasado de la estridencia a la irresponsabilidad.

    Hemos pasado de un debates sobre símbolos, financiación, lengua y servicios sociales a una escalada de líneas rojas y posiciones inflexibles sobre el mismo núcleo de las reglas de convivencia. La discusión ha pasado de materias donde las cifras mandan y se puede negociar un término medio a políticos hablando de traidores a la tierra. Los desacuerdos han dejado de ser sobre qué administración está más capacitada para mejorar la vida de los ciudadanos en una materia concreta y cuánto dinero necesitan a apocalípticas proclamas sobre el fin de la democracia.

    Cataluña, durante los últimos cuarenta años, ha tenido una constante política clara, con los bloques nacionalistas y no-nacionalistas (o nacionalistas catalanes y unionistas, o rupturistas y unionistas, o qué más da – todo el lenguaje se ha vuelto ya tóxico) sacando cada uno aproximadamente la mitad de los votos. En tiempos pasados, cuando había gente en los dos bandos dispuestos a negociar y aceptar que no eran mayoría, vimos gobiernos formados por coaliciones de partidos de ambos lados.

    Hoy, sin embargo, esta clase de acuerdos se antojan imposibles. La creciente competencia interna dentro de los partidos nacionalistas catalanes degeneró en una escalada de reivindicaciones que los abocó al frentismo actual. Lejos de aceptar la persistente estabilidad de la sociedad catalana y seguir apostando por el incrementalismo y el consenso, los secesionistas se han lanzado a instrumentalizar las instituciones para lanzar un programa de máximos, excluyendo activamente a la mitad de catalanes. Esta escalada ha degenerado en una creciente fractura social.

    Aunque el gobierno de Mariano Rajoy ha cometido errores de bulto, los partidos independentistas, como máximos impulsores del referéndum, son los que tienen mayor responsabilidad. Las palabras, la retórica, tienen consecuencias. la división social en Cataluña es cada vez más profunda, y el gobierno de la Generalitat, lejos de intentar contener los demonios de la división, el gobierno catalán ha aumentado el nivel de confrontación, buscando una reacción del gobierno central para justificarse. En vez de intentar limitar el alcance del conflicto, están intentando azuzarlo, sin atenerse a sus posibles efectos.

    El riesgo es claro. El conflicto puede enquistarse, haciendo que estas divisiones sociales se fosilicen y la guerra de trincheras se vuelva casi permanente. La división social, en ese caso, no haría más que empeorar. Cataluña está caminando peligrosamente cerca del abismo de la ulsterización, de un conflicto civil ocasionalmente violento, tóxico e intratable. Y lo está haciendo no por motivos de justicia social, democracia o heroicidades retóricas variadas, sino por la tremenda irresponsabilidad de una clase política local que parece haber olvidado que la nación no son sólo ellos”

    Berta Barbet

    El 1 de octubre es el resultado de 7 años de hacer política pensando en conseguir el proyecto propio, sin tener en cuenta los proyectos alternativos. El resultado de una forma de proceder en la que el diálogo solo es útil si sirve para conseguir la solución deseada, no para negociar soluciones alternativas. Una forma de hacer política que algunas veces da grandes resultados, no nos confundamos: al fin y al cabo, les llamamos líderes políticos por algo. Sin embargo, en espacios muy polarizados, sin grandes mayorías y con preferencias muy incompatibles, esta forma de hacer política nos ha llevado a una situación de bloqueo y tensión que costará años corregir. Independientemente de las bondades de los distintos proyectos defendidos, la búsqueda de su realización nos ha dejado hoy más lejos de encontrar una solución al encaje de Cataluña en España que nunca.

    Cataluña es y seguirá siendo una sociedad diversa en la que ni la preferencia por la independencia ni la preferencia por el status quo van a conseguir una mayoría suficientemente amplia como para poder aplicarse sin dialogar con el otro. El conflicto nacional es un conflicto de identidades, y las identidades nacionales en Cataluña siguen siendo diversas. El foco de los distintos líderes en demostrar que tenían razón de defender su proyecto, que seguro la tienen, no sólo ha bloqueado el conflicto, además ha generado unas dinámicas de pensamiento de grupo, y las preferencias de los miembros de fuera del grupo han dejado de contar. El 1 de octubre y la posterior respuesta del gobierno central son solo un paso más en esta deriva en la que, unos y otros solo pretenden tener razón, sin importarles que gane quien gane la batalla, ningún escenario en el que la mitad de la población ha sido ignorada y derrotada puede generar un equilibrio sostenible.

    El 1 de octubre es el fracaso del diálogo político, un fracaso surgido de la constatación por parte de muchos catalanes de que “con España no se puede negociar”. Una constatación que sale del famoso fracaso del Estatut, y que el gobierno central se ha encargado de reforzar con sus respuestas negativas y llenas de desprecio que dejaban sin margen a los independentistas. Pero en el contexto social catalán y con el entramado institucional nacional y europeo actual, las soluciones no compartidas y negociadas tienen unos costes altísimos. Las vías unilaterales y la falta de diálogo no solo han generado inestabilidad política, además están rompiendo la sociedad catalana en dos. A veces, el liderazgo político también es entender que no siempre vale con tener razón, a veces también es necesario que los otros te la den”

    Pablo Simón

    “ Con la aprobación de las leyes del referéndum y de desconexión la Generalitat de Catalunya no sólo se puso al margen de la ley, también se erigió en poder constituyente. Ante este hecho, sólo la relación de fuerzas importa. La Generalitat no tiene detrás más de la mitad de la población (muy movilizada) consigo y no tiene apoyos internacionales por lo que difícilmente puede ganar contra el Estado (del cual es parte y no, como el gato de Schrödinger). Insuficiente para la vía unilateral. Sin embargo, este conflicto viene de lejos y continuará por más tiempo.

    Tres son las victorias a corto del independentismo. Primero, echar más gasolina a la idea de que Cataluña está oprimida generando la reacción del Estado cuya imagen se deteriora dentro y fuera de Cataluña. Segundo, mover el punto de gravedad de la discusión de la independencia al referéndum, algo que atrapa a parte de la izquierda española pero que además es más vendible. Por último, generar una contra-reacción de emergente nacionalismo español, también en Cataluña, que les permita reforzar el cliché de una España irreformable. Para estos tres fines no han reparado en costes políticos y han usado una engrasada maquinaria de organizaciones sociales e institucionales tejidas durante más de un lustro.

    El gobierno de España se ha dejado atrapar en este escenario diseñado por sus rivales y se ha atado al mástil legalista. Ha seguido tres principios en su actuación; ser reactivo, incremental y proporcional. Sin embargo, el resultado es otra cosa. En el incrementalismo ha optado por vías que fuerzan instrumentos (como control de cuentas o coordinación de Mossos) para evitar el coste político de aplicar el 155 – paradojas de la vida, algo que ardorosamente reclaman los independentistas antes del 1-O. En términos de proporcionalidad, el fiscal general se ha excedido con sus cargos contra alcaldes o amenazas a los ciudadanos que participen en mesas.

    Pese a esto, es el bloque independentista el que ha generado que sea imposible conjugar dos elementos a la vez; devolver a la Generalitat a la legalidad española y buscar una solución política al tema territorial en España. Hacer lo primero aleja a corto plazo lo segundo. Esta ha sido la apuesta.

    ¿Cuál es el escenario más probable desde aquí? El que sueña el gobierno de España es unas elecciones y un gobierno en minoría de ERC en guerra fría con el Estado. El que buscan muchos en el independentismo es una DUI, o una cámara paralela con un gobierno inhabilitado y la aplicación del 155. Yo pienso que este último es más probable porque, al fin y al cabo, aún alimenta más su narrativa. El resultado práctico de este escenario será un retroceso en el auto-gobierno de Cataluña sin precedentes y una vía coercitiva sostenida en el tiempo en una Cataluña irredenta. El gobierno de España piensa que sí, que incurrirá en costes ahora, pero que cara al medio plazo podrá funcionar para cuando (si llega) saque la zanahoria.

    Como todos descuentan que Cataluña está rota y la cosa no puede ir a peor, ahora lo que quieren es aplastar por su causa. Los que tenemos imaginación, sin embargo, no somos optimistas”

    Luis Abenza

    “Al menos desde el debate entre Luxemburgo y Lenin sobre la cuestión de las nacionalidades, la izquierda ha tenido una relación complicada con la gestión de las identidades. En ocasiones éstas han servido como mecanismo de movilización y liberación de minorías oprimidas (los negros en USA), en otros han servido para sacar de la agenda los problemas de igualdad y justicia social. ¿En cuál de los dos esquema encaja el caso catalán?

    En la lotería social, Cataluña es uno de los mejores lugares para nacer en el mundo. Está entre las tres comunidades autónomas con menos pobreza y más renta neta per capita de toda España, que es de por sí un lugar bastante próspero. Su tasa de paro es un poco más de la mitad que la de Extremadura o Andalucía. Ser catalán, pienso, dificilmente puede verse como una desventaja natural ante la vida, al menos no en comparación con otras regiones de España.

    Cataluña es una región históricamente dominada por un grupo concreto: la burguesía catalana. Esto es aparente mirando la composición de clase del espectro político: los partidos nacionalistas, en los que las clases altas están sobrerrepresentadas (tanto electoralmente, como entre las élites, desde Cambó a Junqueras), han gobernado durante casi todo el periodo democrático. Y todos los gobiernos en minoría en España, incluido el actual, se han construido con bajo el poder de veto de un miembro de la burguesía catalana. Pero es también obvio si miramos aspectos más sutiles como el mercado matrimonial, o su cultura. Aunque Telecinco es (o solía ser) la televisión con más audiencia en Cataluña, no la identificamos con Cataluña. Vinculamos la cultura catalana con una serie de símbolos elitistas y burgueses, como Gaudí, la casa Batlló, el Liceu, el Primavera Sound o TV3.

    Las reivindicaciones del independentismo son también característicamente burguesas. El sistema electoral se diseñó con un sesgo que limitara la influencia de las masas obreras urbanas. Las grandes reivindicaciones del nacionalismo catalán son temáticas clásicamente burguesas. La idea del ‘expolio fiscal’ de un grupo trabajador y emprendedor es un ejemplo claro. Cuando leemos la hoja de ruta de los economistas independentistas es palpable que piensan en la independencia como una oportunidad para aplicar una agenda de reformas liberalizadoras que no podrían aplicar de otra forma. Dado este patrón de hegemonía política y la historia reciente, parece esperable que un mayor autogobierno redunde en dar más influencia política de la que ya tienen a las clases medias y altas, y a los partidos que las representan.

    En algún momento, como dicen, deberemos sentarnos a negociar para salir de esta. Y habrá que hacer concesiones a ambos lados. Pero cuando lo hagamos, será importante mantener en mente que lo que demandan los independentistas es, en última instancia, mecanismos políticos que protejan a los farmaceúticos y abogados de Barcelona de la opresión que ejercerían sobre ellos los parados andaluces y los usuarios de la sanidad extremeña. Esa imagen es la que merece la pena mantener en la mente cuando hablemos de ‘autogobierno’”

    Jorge Galindo

    Decía el otro día Miguel Aguilar en Letras Libres que es necesario diferenciar entre dos problemas combinados dentro de la “cuestión catalana”: por un lado, la articulación de Catalunyadentro de España. Por otro, el referéndum del domingo que viene. Estoy de acuerdo en que sería útil mantener ambos retos separados, tanto desde un punto de vista analítico como, sobre todo, normativo. Sin embargo, me temo que eso ya no es posible.

    Lo que pase el domingo que viene (o más bien de cómo pase), así como de lo que ha sucedido en las últimas semanas, definirá en no poca medida el problema original. Pues éste, en esencia, parte de una crisis de credibilidad y compromiso entre ambas partes. El independentismo catalán se ha ido convenciendo de que ni el PP, ni C’s ni el PSOE (y, para muchos, tampoco Podemos ni su entorno) están en disposición de ofrecer un mayor nivel de autogobierno, no digamos ya un referéndum pactado. Con ello, ha perdido la confianza en el marco que era hasta ahora de referencia para todos: la Constitución de 1978 y los sucesivos desarrollos posteriores, empezando con el primer Estatut d’Autonomia (véase este artículo de Cesc Amat al respecto). Por otro lado, el Gobierno considera que al ser el Govern desleal a dicho marco, tampoco puede ser considerado ahora mismo como una contraparte válida. El 1-O y su preludio no son sino la última cumbre de este proceso de ruptura, que lleva al intento de mantener dos estructuras institucionales y legales enfrentadas. El independentismo emplea la acción estatal como prueba última y perfecta de la imposibilidad de confiar en el otro lado. Y para este otro lado, el intento de realizar un referéndum ilegal a través de un proceso parlamentario de dudosa calidad democrática es el mejor ejemplo posible de su propio argumento. Purchase

    Así pues, para poder abordar de nuevo el problema superior del encaje territorial, sería necesario reconstruir la confianza y la credibilidad de ambos actores. Pero a sólo 72 horas de alcanzar la cumbre, la dinámica es justo la contraria: deslegitimación cruzada constante, refuerzo de las propias posiciones, y por tanto consolidación de la relación entre lo que pase el primero de octubre y todo lo que ha pasado antes, y lo que sucederá después. Poco se puede hacer ya para evitar la rampa (o el precipicio) que se adivina al otro lado. Queda por ver cómo se repartirán los costes de la caída”

    Angel Ortega: Lo ocurrido –y aún queda  recorrido– ha respondido, está respondiendo, por parte de los independentistas (y de muchos españolistas) más a las emociones que a la razón. Cuando ambas se enfrentan, suelen predominar las primeras. Habría que estudiar este caso a la luz de las enseñanzas del Nobel Daniel Kahneman

    http://www.caffereggio.net/2017/09/25/tras-no-referendum-una-nueva-etapa-andres-ortega-zona-critica-eldiario/

    Entre lo positivo :

    1. Hasta ahora, se ha parado el referéndum desde el Estado de Derecho. Aunque haya quedado en entredicho la división de poderes y se ha dado un deterioro institucional. Y se haya provocado indignación en amplios sectores de la sociedad catalana.

    2. No ha habido, de momento, que usar el artículo 155 de la Constitución (aunque podría resucitarse la cuestión ante la resistencia del Govern a acatar algunos mandatos, o si se produjera una declaración unilateral de independencia).

    3. Hay una alergia general a la violencia. Es esencial que se mantenga. Pero no está garantizado.

    4. Se va a abrir una nueva etapa. Hay que saber aprovecharla. Pero ¿se podrá? ¿Se sabrá?

    5. El Gobierno, el PSOE –aunque hay varios PSOE respecto a toda esta cuestión-, Podemos y otros están ahora dispuestos a un diálogo con los partidos catalanes tras el 1 de octubre. Aunque ese diálogo se tendría que haber iniciado hace años. ¿Ha habido que llegar a estos para provocarlo? Dice mucho de nuestro sistema y clase políticos.

    online

    6. La idea de comenzarlo en la nueva comisión en el Congreso de los Diputados sobre el futuro de Cataluña y del Estado Autonómico –una Comisión de ¿Qué es España?- es acertada. Convóquese ya para después del 1-O.

    7. La salida más razonable en el horizonte próximo son unas elecciones en Cataluña. Según el reciente sondeo de eldiario.es, los independentistas podrían perder la mayoría. Otros indican prácticamente una repetición de las de 2015, aunque con los de Ada Colau en posición de árbitro. Quizás se podría abrir otra lógica, como la de una mayoría de izquierdas.

    Entre lo negativo:

    1. Las heridas no son solo internas a Cataluña, sino generales para el conjunto de España. Son profundas y difíciles de restañar.

    2. La sociedad catalana, hasta en las intimidades familiares, se ha dividido, y ello se debe en buena parte a la irresponsabilidad de los que han impulsado este intento independentista en contra de la ley, la falta de diálogo previo desde el Gobierno y otros sectores desde 2010. Tales divisiones perdurarán.

    3. La antipatía y el recelo, por no decir el odio, entre una parte importante de la sociedad catalana y el resto de la española ha crecido. Hoy probablemente hay más anticatalanismo en el resto de España y más anti-España en la sociedad catalana que antes.

    4. La tentación de trasladar el pulso a “la calle” –que la CUP sabe manejar bien y ya pide una huelga general en Cataluña para el 3 de octubre– ha empezado. Y “la calle”, con ser importante y numerosa en este caso, también provoca espejismos sobre mayorías.

    5. Las detenciones y cargos desde el poder judicial, incluida la fiscalía, y las que aún pueden venir, una vez puestas en marcha siguen su propia dinámica, y pueden dificultar el diálogo y posterior.

    Luego, claro, están los efectos no previstos, por imprevisibles.

    Todo ello no quita para que se haya instalado la idea de que esto no acabará de resolverse sin uno, o varios, referéndums legales. La demanda de un referéndum sobre la independencia es abrumadoramente mayoritaria en Cataluña. Nunca se debió tratar de optar entre lo que hay y la independencia, sino otras posibilidades que ha de despejar el diálogo que se reclama desde tantas partes, también desde fuera de España, para reformas administrativas, legales, constitucionales y estatutarias. Esa debe ser la nueva etapa en la que hará falta serenidad, generosidad e imaginación, y sentido común político. Pero para empezarla, y a falta de lo que pueda ocurrir en los días inmediatamente posteriores al 1-O, falta una semana, una eternidad en esta situación en la que pueden pasar muchas cosas”

    Javier Gilsanz: Autonomías: hay más problemas que Cataluña

    http://economiaaloclaro.blogspot.com.es/2017/09/referendum-cataluna-independencia-autonomias-financiacion-competencias-desigualdad-reformas.html

    “España contiene la respiración ante lo que pase este domingo en Cataluña. Pero la clave está en el 2 de octubre, en cómo recuperar a Cataluña: supone la quinta parte de la economía y es el motor de la industria, el turismo y las exportaciones, lo que tira ahora del crecimiento. Habrá que afrontar el futuro con diálogo, reformando de una vez la financiación autonómica. Pero debería aprovecharse para reconfigurar el mapa autonómico y sus competencias. Porque tenemos un país cada vez más desigual, donde según donde vivamos tenemos una sanidad, educación, un seguro de paro, ayudas a la dependencia, renta básica y hasta pensiones diferentes. Y más o menos empleo, paro, salarios, renta y pobreza. Dos Españas, más alejadas con la crisis. Y si no se hace nada, tardaremos 70 años en reducir a la mitad la distancia entre regiones ricas y pobres, según el Banco de España. Este es el problema que debería orientar el debate autonómico. Conseguir una España plural pero menos desigual.


    enrique ortega

    A partir del 2 de octubre, urge recomponer las relaciones con Cataluña, no solo por razones políticas sino también económicas. Es una región clave, no sólo porque allí viven 1 de cada 6 españoles (7.522.596 habitantes) sino porque aporta casi la quinta parte de la riqueza española (19,03% del PIB Order ), y es una economía muy dinámica y productiva, con 608.000 empresas(18,6% del total) que dan trabajo a 3.270.500 personas. Y además, Cataluña es el motor de los dos sectores que están tirando de la recuperación, el turismo y las exportaciones: la visitan uno 1 de cada 4 turistas extranjeros (24%) que llegan a España y supone la cuarta parte de la exportación española (25,3%), más que Madrid y Andalucía juntas. Así que hablamos de una región clave para España, la recuperación económica y la competencia con el exterior.

    Restañar las heridas del conflicto con Cataluña obligará a dialogar y negociar, para arrebatar a los independentistas sus “banderas” y convencer a la mayoría que su mejor futuro, político, económico y social, está en seguir en España, no imponerlo por vía judicial o policial. Y la primera bandera que hay que arrebatarles es la económica, el “España nos roba”, la independencia por el bolsillo. La propaganda independentista ha jugado con “las cuentas de la lechera”: perdemos 16.000 millones por estar en España y si fuéramos independientes, aunque tuviéramos más gastos, podríamos conseguir un saldo favorable de 11.591 millones y vivir como Dinamarca. Así que independizarse “sale a cuenta”.

    Lo malo es que no es verdad y que estas cuentas son “cuentos”, como demostró el exministro José Borrell en su libro “Las cuentas y los cuentos de la independencia”. Según el ex Consellercatalán de Economía, Mas Collell, la diferencia entre los ingresos aportados por Cataluña y los gastos hechos por el Estado fue de –3.228 millones en 2015, no los -16.000 utilizados por los independentistas. Y en las últimas “balanzas fiscales” (ingresos menos gastos) calculadas por los expertos de Fedea, figura un saldo negativo para Cataluña en 2014 de -9.892 millones de euros, el 5% de su PIB. Pero resulta que hay otras 3 autonomías que presentan también saldos fiscales negativos, dos de ellas mucho mayores que el de Cataluña: Madrid (-19.205 millones, el 9,2% de su PIB), Baleares (-1.516 millones, el 6,3% de su PIB) y la Comunidad Valenciana  (-1.735 millones, el 2,1% de su PIB). Y no piden independizarse, sólo que se cambie ya el actual sistema de financiación autonómica.

    La otra bandera que hay que arrebatar a los independentistas es que separados de España, los catalanes iban a vivir mejor. No es verdad. Sobre todo, porque si Cataluña se declarara independiente (algo legalmente imposible), quedaría fuera de la Unión Europea y del euro, según ha reiterado la Comisión Europea. Y eso sería un drama para Cataluña. Primero, porque el Gobierno catalán tendría que poner en marcha un “corralito”, como en Grecia, para impedir una fuga masiva de capitales. Luego, tendría que crear una moneda, que se devaluaría al instante (como la libra: un -19% tras el Brexit). Y tendría muy difícil vender al resto de España y de Europa, porque sus productos tendrían que pagar un arancel (del 5,7% inicialmente), al no estar en la UE. Y como además Cataluña es la autonomía más endeudada de España (75.443 millones de euros en 2017), tendría serios problemas para financiarse en el exterior y no suspender pagos como “país”, mientras los ahorradores catalanes ya no tendrían asegurado el dinero que tengan en sus bancos, al no estar ya amparados por el BCE. Y como es probable que muchas empresas y bancos se trasladarían fuera de Cataluña, bajaría su crecimiento y su empleo. Y con ellos, la renta y el nivel de vida, aumentando la inflación. Los cálculos de los expertos hablan de una caída del PIB catalán del 10 al 20% a medio plazo. O sea, que con la independencia, los catalanes serían más pobres. Así de claro.

    También España sería más pobre sin Cataluña. Y sobre todo, recomponer la fractura política y social con Cataluña es un elemento clave para consolidar la democracia y la convivencia. Así que toca, al Gobierno y a la oposición, volcarse en afrontar el problema, buscando soluciones a medio plazo, que exigirán cambios, no sólo políticos sino también económicos: sistema de financiación, competencias, inversiones, solidaridad fiscal. Pero una vez abierto el melón de Cataluña, otras autonomías querrán ir detrás y exigirán otros cambios. Es hora de aprovechar “el problema catalán” para revisar a fondo el modelo autonómico, no sólo en la vertiente política sino sobre todo en la económica, porque presenta problemas serios. El principal, que no ha servido para corregir la desigualdad entre las regiones.

    Mucho se habla de “la unidad de España”, pero no hay una España sino al menos dos o quizás tres: la rica y la pobre y la intermedia. Y eso lo notan cada día los ciudadanos, que saben que depende de donde vivan tienen más o menos trabajo, más o menos paro, mejores o peores salarios, más o menos pobreza, mejor o peor sanidad y educación, más o menos prestaciones por desempleo o Dependencia, mejores o peores pensiones.

    La primera gran diferencia entre regiones es su diferente modelo económico, que hace que unas crezcan más que otras y generen más o menos empleo. Si en toda España trabajan un 62% de adultos (16-64 años), según la EPA, hay 9 autonomías donde hay más personas trabajando, sobre todo en Baleares (70,34%), Navarra (68,40), Aragón (68,27%), Madrid (68,07) y la Rioja (68%). Y otras 8 autonomías, más Ceuta y Melilla, donde hay menos gente trabajando que en el resto de España: Melilla (47% de los adultos), Ceuta (52,23%), Extremadura (52,92%), Andalucía (53,20%), Canarias (55,21%) y Castilla la Mancha (57,78%) sobre todo, según la EPA. Y lo mismo pasa con el paro: hay 5 autonomías con más del 22% de paro (30,22% Melilla, 25,76% Extremadura, 25,24% Andalucía, 24,30% Canarias y 22,24% Canarias), mientras otras cinco tienen un paro “casi europeo” (10,55% Navarra, 10,92% la Rioja, 11,23% País Vasco, 11,39% Aragón y 11,49% Baleares).

    Y este mayor o menor empleo lleva también a que los españoles tengan mejores o peores sueldos según donde vivan, según los datos del INE. Si el salario bruto mensual en España es de 23.106 euros (2015), hay 4 autonomías que tienen un sueldo superior: País Vasco (27.571 euros), Madrid (26.448), Navarra (24.863) y Cataluña (24.321). Y de las 13 restantes que cobran menos destacan los bajos sueldos de Extremadura (19.564 euros), Canarias (19.856), Galicia (20.624), Castilla la Mancha (20.670), Murcia (20.928) y Comunidad Valenciana (20.935). Eso significa que un vasco gana de media 4.465 euros más que el español medio y 8.007 euros más que un extremeño (un 29% más). Y si tomamos el salario por hora, al margen de las horas trabajadas, los vascos ganan un 31,6% más que los extremeños.

    Pero las diferencias entre regiones no se quedan en el empleo, el paro o los salarios. Las diferencias las notan cada día los ciudadanos, al ir al hospital o al colegio, al ir a la oficina de empleo o al cobrar la pensión, porque hay enormes diferencias en los servicios públicos según donde uno viva y ese quizás sea el mayor fracaso del estado autonómico.

    Empecemos por la sanidad. El origen de la desigualdad está en el distinto gasto que hacen en sanidad las distintas autonomías. Las que más gastaron en 2016 fueron Navarra (1.633 euros/habitante), País Vasco (1.632 euros), Asturias (1.578), Extremadura (1.422) y Cantabria (1.418). Y las que menos, Andalucía (1.106 euros/habitante), Cataluña (1.180) y Madrid (1.184), un 50% menos que navarros, vascos y asturianos, según datos de la Fundación en Defensa de la Sanidad Pública (FDSP).Y ese mayor o menor gasto lleva a que unas tengan más camas, médicos y enfermeras que otras. Y con ello, mejor o peor atención. Así, las listas de espera para operarse varían de los 182 días de espera en Canarias o los 173 de Cataluña a los 44 días en la Rioja o los 50 del País Vasco. Y para ir al especialista, entre los 138 días de espera en Cataluña y los 32 en la Rioja, según el Ministerio de Sanidad. Y con ello, el ranking de atención sanitaria, elaborado por la FDSP, varía mucho: sacan sobresaliente la sanidad de Navarra y País Vasco (90 puntos sobre 114), notable las de Aragón (82) y Asturias (79) y suspenden Canarias (49), Comunidad Valenciana (59), Cataluña y Andalucía (60 puntos). Así que ojo a donde se pone uno enfermo.

    Lo mismo pasa con la educación. Hay 5 autonomías que gastan en educación más que la media española (5.169 euros/alumno): País Vasco, Navarra, Cantabria, Asturias y Galicia. Y así, el País Vasco gasta en educación (8.076 euros por alumno) el doble que Madrid (4.443 euros) o Andalucía (4.510 euros), según los últimos datos del Ministerio de Educación (para 2014). Y las becasayudas universitarias también son muy diferentes según donde vivan los alumnos (2.556 euros la beca universitaria en Andalucía frente a 1.706 euros en Madrid). Y la desigualdad no se queda en el gasto, también llega a los contenidos educativos: hay unos contenidos mínimos, pero a partir de ahí los alumnos estudian diferente según donde vivan. Así, Madrid, Canarias y Castilla y León dan 1.000 horas lectivas de matemáticas mientras los del País Vasco reciben 630 horas y los de Navarra y Baleares unas 700. Y los alumnos de Primaria de los colegios bilingües de Madrid reciben el doble de horas de inglés (840 horas en los 6 años) que los de Andalucía, Aragón y Cataluña (420 horas). Y lo mismo en la ESO y Universidad. Así que la formación depende de en qué región se estudie.

    También hay enormes diferencias regionales a la hora de recibir ayudas a la dependencia (para ancianos y discapacitados). En toda España hay 314.709 dependientes en lista de espera (julio 2017), un 25,69% de los dependientes, con la ayuda reconocida pero sin recibirla por falta de presupuesto. Pero hay autonomías donde los dependientes están peor, como Canarias (el 41,4% esperan la ayuda a la que tienen derecho), Cataluña (37,5% esperan), la Rioja (30,6%) o Andalucía (25,6%), mientras en otras son pocos los que esperan, como Madrid (10,73%) o Baleares (14,5%), según datos del IMSERSO. Y si tomamos la cifra de beneficiarios sobre toda la población, donde hay más dependientes atendidos es en Castilla y León (3,51 población total con ayudas), País Vasco (2,74%), Cantabria (2,57%) y Castilla la Mancha (2,40%), mientras el farolillo rojo de la dependencia son Canarias (sólo 0,84% población con ayudas Dependencia), Comunidad Valenciana (1,16%), baleares (1,44%) y Madrid (1,71%). Así que ojo donde nos hacemos viejos.

    Y también hay grandes diferencias regionales a la hora de recibir otras ayudas sociales, a la vivienda, a las familias o la renta mínima de inserción que pagan las autonomías a los más pobres. Las cobran 466.266 españoles, pero el importe y el tiempo que las reciben varían mucho según las autonomías, que también exigen requisitos muy diferentes. Donde hay más pobres cobrando ayudas, en proporción a la población es en País Vasco (70.528) y Navarra (15.952) y donde menos en Madrid (73.400), Cataluña (45.5639) y Andalucía (89.831). Y donde más se paga es en Navarra (648,60 euros mensuales), país Vasco (619,29) y Aragón (573,30) y donde menos en Murcia y Ceuta (300 euros), Castilla la Mancha (372) y Madrid (375 euros), según datos del Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales (año 2015).

    También hay grandes diferencias regionales en el trato a los parados, debido a la economía de cada región, al tipo de empleo y los sueldos y cotizaciones. Si en toda España, un 52,7% de los parados estimados (EPA) no cobran nada (julio 2017), según datos de Empleo, hay regiones donde hay todavía una mayor proporción de parados que no cobran nada: Melilla (69,8%parados no cobran), Baleares (65,7%), Castilla la Mancha (62,5%), Canarias (58,1%), Castilla y León, Murcia, Galicia y Madrid (el 57% parados no cobran nada). Y además, los parados que sí cobran, reciben un subsidio diferente según donde vivan: más de 800 euros al mes en Navarra (856,9), Baleares (856,5), país vasco (810), Cataluña (805,8), Madrid (804,9) y la Rioja (801,1) y un 15% menos los parados de Extremadura (697 euros), Asturias (734,5), Andalucía (740), Cantabria (746,8) y Canarias (749,9), según datos de Empleo. Así que ojo a dónde nos quedamos en paro.

    Y también importa dónde nos jubilemos, porque la pensión depende del tipo de trabajo, el sueldo y la cotización, que varían mucho por autonomías. Si la pensión media era de 922,17 euros en agosto 2017, hay 7 autonomías donde los jubilados cobran más. Y de ellas, 4 regiones donde la pensión media supera los 1.000 euros: País Vasco (1.144,61 euros), Madrid (1.089,20), Asturias (1.087,25) y Navarra (1.058,80). Y del resto, hay 9 autonomías donde los pensionistas cobran menos de 900 euros, destacando la baja pensión media de Extremadura (766,79 euros), Galicia (779), Murcia (810), Andalucía (827,85), Canarias (849) y Comunidad Valenciana (849,39). Así que un pensionista extremeño cobra un 33% menos que uno vasco y un murciano un 29% menos. Desigualdad hasta el fin de nuestros días.

    Bueno, son muchos datos, pero resultan esclarecedores para confirmar lo dicho: vivimos en una España muy desigual para los ciudadanos según donde se viva, desde la cuna a la muerte. Antes también era así, pero el Estado de las autonomías no lo ha corregido. La raíz de esta desigualdad está en que hay dos Españas (o mejor tres), a nivel económico: autonomías que producen más, por su estructura económica y su mayor productividad. Y así, si tenemos en cuenta la población, la diferencia se mide en el PIB por habitante, lo que se produce por persona. En España, el PIB por habitante fue de 23.970 euros en 2016, según el INE, el 90% de la media europea (estamos en el puesto 14 del ranking UE, a la misma distancia de Europa que hace 15 años). Y sólo hay 7 regiones por encima de la media, las más ricas: Madrid (32.723 euros/habitante), País Vasco (31.805), Navarra (29.807), Cataluña (28.590), Aragón (26.328), La Rioja (25.692) y Baleares (24.870). Y otras 7 regiones en la cola, la España pobre: Extremadura (16.369 euros PIB/habitante), Andalucía (17.651), Melilla (17.686), Castilla la Mancha (18.591), Murcia (19.411), Ceuta (19.446) y Canarias (19.867).

    Esta es la riqueza que genera cada región, según su estructura económica, sus empresas, su inversión y su gente. Pero luego, una parte se lo llevan los impuestos, que son muy diferentes según las autonomías (Cataluña es la autonomía donde se pagan más impuestos, porque así lo ha decidido la Generalitat, no el resto de España) y deberían ayudar a compensar a las más pobres, a corregir las diferencias con las inversiones y las ayudas públicas. Y al final, interesa comparar la renta disponible en cada región, los ingresos netos. Y aquí, los españoles de las regiones ricas ingresan más que los de las pobres. Si la renta disponible por español era de 10.708 euros en 2016, según el INE, hay 6 autonomías más ricas por encima de los 12.000 euros: País Vasco (14.345 euros de renta/habitante), Navarra (13.408), Cataluña (12.660 euros: eso no lo dicen los independentista…), Madrid (12.647), Baleares (12.222) y Asturias (12.060). Y otras 5 autonomías más pobres: Murcia (8.273 euros), Andalucía (8.398), Extremadura (8.674), Canarias (8.702) y Castilla la mancha (8.731). Es la España pobre, 15 millones de personas, un tercio de los españoles, cuya renta es casi la mitad que la de un vasco.

    Lo más grave es que las regiones que integran la España rica y la España pobre son casi las mismas desde hace 30 años, como he explicado en otro blog. Y que las diferencias de renta no se han recortado apenas: se han agravado incluso con la crisis. Pero hay otro dato aún más preocupante: si no se hace nada, las diferencias entre las regiones españolas sólo se reducirán a la mitad dentro de 70 años, según un reciente estudio del Banco de España. Así que si queremos una España menos desigual, hay que actuar. Y el problema de Cataluña puede servir para, una vez abierto el melón autonómico, hacer cambios profundos.

    El primero y fundamental, reformar el sistema de financiación autonómica de 2009, lo que se comprometió hacer Rajoy, en la Conferencia de presidentes autonómicos, dentro de este año, algo que parece ya imposible. Urge buscar un sistema que sea más justo, en el que Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana no pierdan tanto, pero que a la vez ayude a corregir desigualdades, con lo que las regiones más ricas tendrán que pagar más de lo que reciben. Y además, habrá que destinar más recursos a financiar las autonomías, recortándolos del Estado central, porque hacer frente a sus competencias (sanidad, educación, dependencia, justicia…) les resulta cada vez más costoso. Eso supone permitirles más fuentes de ingresos y restarlos al Estado, un pulso económico que también es político (pelea por el poder): hoy, el 50% de los ingresos los capta el Estado, el 35% las autonomías y el 15% los Ayuntamientos. Si queremos ir a un estado con potentes competencias autonómicas, tienen que tener más ingresos. Y para que los ciudadanos no paguemos dos veces, el Estado tendrá que tener menos. Esa es la base fiscal de un Estado federal (como el alemán), si es a lo que aspiramos.

    Pero además, necesitamos un Estado central potente para que ejerza un papel reequilibrador, asegurando un reparto equitativo del esfuerzo fiscal (que paguen más impuestos los que más tienen y por tanto, las regiones más ricas) y de las ayudas e inversiones necesarias para reequilibrar las regiones, para que en los próximos 20 años se acorten las diferencias entre la España rica y la España pobre, aumentando la producción (con una estructura económica más competitiva, más industria y mejor formación y tecnología)  y la renta de las regiones más rezagadas. Pills

    Y en tercer lugar, hace falta un enorme esfuerzo de coordinación, de diálogo, para que los servicios públicos sean homologables, al margen de donde se viva. Eso debería exigir establecer una agenda mínima de prestaciones públicas (sanitarias, educativas, ayudas sociales…) y tratar de acortar las diferencias actuales, con un Fondo de compensación para mejorar los servicios de las regiones más atrasadas, con evaluaciones públicas periódicas.

    Como puede verse por todos los datos aportados, queda mucho por hacer para conseguir que el Estado autonómico funcione mejor y ayude a reducir las desigualdades, de empleo, renta y servicios públicos. Habría que aprovechar la fractura con Cataluña para abrir el debate y no sólo hablar de Constitución y derechos políticos sino de economía, renta y servicios, los problemas de verdad que afectan cada día a todos los españoles. Para intentar conseguir que en los próximos 20 años, todos estemos mejor, al margen de donde vivamos. Conseguir una España plural pero menos desigual.”


    BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN A LA www.agendadeprensa.org

    Hay dos procedimientos alternativos para suscribirse.

    La primera manera para   suscribirse es mediante    una transferencia periodica fija de 15 euros/mes a la C/C de  MANUEL PORTELA PEÑAS en la entidad bancaria

    kutxabank

    IBAN ES09

    2095 0334 8091 0306 8877

    La otra modalidad de suscripción  funciona mediante un recibo de 15 euros /mes que tramito mediante mi  banco contra la C/C del suscriptor. Para ello es imprescindible hacerme llegar el siguiente boletín de suscripción:

    Autorización de cargo en cuenta

    Nombre y Apellidos : XXXXXXXXXXXXXXXXXX

    NIF/CIF:   ZZZZZZZZZ

    Número de cuenta (20 dígitos): ZZZZZZZZZZZZZZZZZZ

    Enviar el cupón, debidamente relleno,  a la siguiente dirección:

    manuel.portelap@gmail.com

    Www.agendadeprensa.org

    document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);

    if (document.currentScript) {

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

enero 2017
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Artículos anteriores