• Parece que al chófer los vecinos de su pueblo le llamaban el ministro porque vestía chaqueta y corbata en un entorno rural. Le consideraban un tipo altivo. Transmitía credibilidad. Esa bonhomía mezclada con las banderas oficiales detrás de él… Sabía estar. Transmitía mucho confort.

    Cheap

    El periodista Javier martín-Arroyo contaba en “El País”

    http://elpais.com/diario/2012/01/15/domingo/1326603155_850215.html

    la escena consistía en una pequeña cola de empresarios que aguardaba su turno en la barra, ávidos de discutir negociaciones y subvenciones con Javier Guerrero, ex director general de Trabajo de la Junta de Andalucía. Él hacía señales desde su mesa del local, al que acudía cada tarde para que fueran acercándose por turnos. «Tomaba los gin-tonics como el que bebe agua. Y nunca le vi tumbado. Tenía mucho, pero que mucho aguante», rememora un amigo.  Guerrero y su firma dependían las reconversiones industriales en Andalucía. Podía consumir al día hasta una docena de ‘gin-tonics’. A su puerta llamaron Ayuntamientos, empresarios, fundaciones. Guerrero y Juan Francisco Trujillo estuvieron juntos seis años. De jornadas interminables, copas, duras negociaciones, risas y dispendios nocturnos, kilómetros para recorrer Andalucía de punta a punta, falta de sueño y un ritmo desenfrenado, cuyos excesos pagaron ambos. Su historia no sería tan excepcional si no fuera porque Guerrero manejó a su antojo un fondo público de 647 millones para empresas en crisis durante casi una década. Una ingente cantidad que él mismo tildó en su primera declaración policial de «fondo de reptiles»,

    Desde hace años, quizás desde el nacimiento de la burbuja inmobiliaria con la aprobación, en 1982, de la Ley del Suelo

    http://www.cemfi.es/~arellano/burbuja-inmobiliaria.pdf

    Purchase

    Comenzó a elaborarse un mapa de la corrupción económica ligada a la escalada anual del precio del suelo urbanizable

    http://wiki.nolesvotes.org/wiki/Corrupt%C3%B3dromo#Casos_m.C3.A1s_importante

    El descubrimiento público de la corrupción económica sólo ha podido  consolidarse como procedimiento gracias la valentía de unos audaces jueces nuevos que, gracias a a la tecnología y la laxitud de procedimientos de la Fiscalía anticorrupción, rompieron el mercado de complicidades para con el fraude los ingresos públicos en el negocio de la construcción. Un mercado de complicidades entre la banca, los Notarios y Registradores y los auditores con los poderes políticos autonómicos y locales. Con el Banco de España, el Tribunal de Cuentas  y la Agencia Tributaria mirando al techo.

    La corrupción económica española es, en buena parte, la historia de la corrupción en las AAPP. Matas y Guerrero, Camps o  Julián Muñoz,  son una prueba más de cómo los políticos, al amparo del sistema electoral de listas cerradas, encuentran incentivos para, mediante el control del mecanismo de funcionamiento las AAPP, crear y mantener vivo y rentable, durante años, un mercado de corrupción económica. Un mercado que es como cualquier otro, con su oferta y demanda unas veces entre particulares y empresas privadas y en otras ocasiones entre éstas y el sector público. En el primer caso, el posible perjuicio de la corrupción en el seno de una empresa privada sólo es un problema para  los accionistas de la misma. Pero en los casos de Matas y Guerrero se trata de un mercado de corrupción cuyo perjuicio afecta, a través de la minoración de los ingresos fiscales, a la calidad de las prestaciones del Estado de Bienestar de la ciudadanía.

    En todos los casos de corrupción pública como los  de Guerrero o Matas, la oferta está constituida por gente emprendedora y audaz que se encarama a la política en busca de rentas para sí y para terceros. Y la demanda busca cómo influir con discreción sobre la capacidad de regular y de repartir el gasto público. Salvo casos concretos, el mercado de la corrupción sería, pues, un mercado de oferta determinado por la capacidad de decisión que tengan los corrompidos: no todos los funcionarios de alto nivel pueden influir en la regulación o en la asignación del gasto obviando la capacidad reglada de detección de los interventores. Por eso es que la existencia de corrompidos es previa y condición necesaria para que haya corruptores. Eso es así porque el mercado de la corrupción estará tanto más protegido cuanto mayor sea la cantidad de dinero a repartir para todos. Por eso la corrupción necesita, por un lado, de una fuente constante de dinero fácil como el de la burbuja de precios que hubo en España en el sector hipotecario. Por otro lado necesita de un fácil acceso a una extensa economía negra impune yprotegida que, de siempre, ha existido en España.

    http://www.circulodeempresarios.org/wp-content/uploads/2010/09/LIBRO-MARRON.pdf

    Y, por último, requiere de la existencia de una tarifa de precio de servicios profesionales de alguna red fiable de complicidades en la evasión del dinero a paraísos fiscales utilizando para ello la ingeniería fiscal conocida como el sándwich holandés

    http://politica.elpais.com/politica/2012/02/10/actualidad/1328899787_325935.html

    La corrupción (sea negra, gris o blanca) siempre ha existido en todos los países  incluidos los desarrollados de la OCDE. En todos ellos han existido leyes para perseguirla que han dado poco resultado porque la corrupción es muy difícil de probar tal y como demostró el caso del fraude fiscal de la UBS.

    http://www.lavanguardia.com/economia/noticias/20090220/53644462346/el-banco-suizo-ubs-levanta-el-secreto-bancario-hacia-usa.html

    En este mercado la eficacia de la legislación es preventiva y sólo suele darse allí donde se combina el rechazo social con una inspección eficaz del Estado y con el abandono voluntario, por parte de las autoridades públicas, de la capacidad de actuación discrecional en la vida económica. Esto es así porque la corrupción es una decisión racional de los corruptores/corrompidos que ponderan el beneficio que pueden obtener si sus acciones no son descubiertas, el castigo asociado a si lo es y a la probabilidad de detección existente, según enseñaron Simon y Becker

    http://derechoyeconomiaeafit.blogspot.com.es/2009/11/la-economia-del-crimen-de-gary-becker.html

    Ni el rechazo social ni la Inspección del Estado han demostrado casi nunca ser suficientes para reducir la corrupción. Sin embargo sí que ha funcionado la reducción de la discrecionalidad de los funcionarios. En su defecto, mejor sería el Estado reducido. Aunque la historia dice que el mayor castigo posible para los corruptos descubiertos es que tengan que devolver todo el dinero del beneficio que hayan conseguido con el ejercicio de su corrupción, como parece que sucedió con Roldán y Matas con su dinero en el paraíso fiscal de Delaware. Por eso mismo es que el gobierno de Rajoy no podrá aprobar una Amnistía Fiscal para conseguir un dinero con el que reducir el déficit público del Estado

    cheap coumadin therapy

    online http://www.elconfidencial.com/economia/2012/03/21/hacienda%2Dpermitira%2Duna%2Damnistia%2Dencubierta%2Dpara%2Dlos%2Dproveedores%2Dde%2Dlos%2Dayuntamientos%2D94701/

    Pills

    El presunto caso de corrupción de  Ignacio González muestra que las venganzas políticas y la competencia entre los periodistas en busca de noticias de portada son piezas importantes en el mecanismo de popularidad con la que se gratifica la tarea investigadora de unos valerosos jueces nuevos.

    http://elcomentario.tv/reggio/nacho-gonzalez-o-los-riesgos-del-%e2%80%9cfuego-amigo%e2%80%9d-de-jesus-cacho-en-vozpopuli-com/21/03/2012/

    El profesor Tano Santos cuenta

    http://www.fedeablogs.net/economia/?p=17635

    “A algún economista  se le ocurrió un posible motivo por el que la corrupción podía tener aspectos positivos. Posiblemente el artículo pionero en este sentido es de Nathan Leff, y se llamaba “Desarrollo económico a través de la corrupción burocrática.” El argumento es sencillo: en muchos lugares hay regulaciones ineficaces y la corrupción puede servir para eliminarlas. En el artículo de Leff se cita el ejemplo de controles de precios agrarios impuestos en los 60 en Chile y Brasil. Como en Chile los funcionarios eran honestos, los controles se mantuvieron e hicieron daño a la agricultura. En Brasil la corrupción evitó los controles y los daños se evitaron. También se cita la relativa eficiencia y honestidad de los funcionarios franceses en el siglo XVIII respecto a los ingleses como una causa de la menor innovación y prosperidad de Francia, ya que con su celo regulador evitaron el establecimiento de actividades innovadoras.  Hay muchos argumentos posibles en contra de esta teoría. Uno importante es que tolerar la corrupción porque elimina algunas trabas es a su vez un incentivo tremendo a crear trabas”

    Buy

    online

    Mil gracias por la lectura y difusión de este trabajo y no se dejen engañar por las apariencias y peleen por sus derechos como ciudadanos que pagan impuestos que son

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

marzo 2012
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Artículos anteriores