• Cuenta el periodista Iside Ambrós en “La Vanguardia” de hoy   que

    Purchase “El 65% de los tailandeses acepta la corrupción si el país” “prosperahttp://www.lavanguardia.com/internacional/20110722/54189486603/el-65-de-los-tailandeses-acepta-la-corrupcion-si-el-pais-prospera.html

    El 22 de abril de 2009 el periodista  José Antonio Herández  publicaba un relato –video sobre una conversación de “El Bigotes “con la   mujer de Camps  en la que éste  aparecía pronunciando un discurso titulado «Esto tendrá un final feliz»

    http://www.elpais.com/articulo/espana/esposa/Camps/regalo/Bigotes/has/pasado/pueblos/elpepuesp/20090422elpepunac_17/Tes Purchase Order

    Ahora se ve cómo alguien del  íntimo de Camps terminó, quizás sin saberlo,  por traicionarlo porque no le protegió de las fotocopias, videos y hemerotecas y teléfonos pinchados. La mentira tiene muy corto el recorrido y ahora Camps tiene más  problemas dimitido que antes, cuando tenía la protección del poder escribir como quisiera el redactado BOE de la Generalitat. Como siempre sucede con los mentirosos, siempre hay alguien que ha empleado su tiempo, incluso gratis por venganza, en reconstruir la historia con una videocronología del final de la escapada de la historia de la ropa que Camps dijo que había pagado con el dinero de  caja de la farmacia que tiene su mujer en la capital de la Autonomía de la que, hasta ahora, fué Presidente  siempre reelegido por los votos de  sus paisanos.

    http://politica.elpais.com/politica/2011/07/20/actualidad/1311173004_361565.html

    En este asunto impropio del Presidente de la generalitat Valenciana, ¿qué vale más en términos económico-financiero,

    los 237. 886 euros regalados en  ropa o los  casi 8 mil millones de euros  gestionados discrecionalmente en contratas de Orange Market?

    http://www.elpais.com/graficos/espana/facturacion/Orange/Market/regalos/altos/cargos/valencianos/elpgranac/20100512elpepunac_1/Ges/

    El periodista avier Casquiero publicó en “El País” de ayer un análisis sobre el comportamiento impropio de la Generalitat valenciana  con el título

    La ceja de Rajoy

    http://politica.elpais.com/politica/2011/07/20/actualidad/1311198136_250971.html

    además, ahora se ha demostrado de nuevo que Rajoy ha concedido un trato muy especial a Camps, casi de favor. En el PP sostienen que no es una excepción, que es un estilo. Rajoy habría querido que Camps dimitiese por su propia voluntad hace dos años y medio, cuando saltó el escándalo. O, en su defecto, que hubiese abonado entonces el importe de la multa salvadora. Nada de eso ocurrió y no parece que Rajoy se lo plantease nunca así de claro a la cara a Camps. No está en su ser ni en su forma de actuar. Para que vayamos aprendiendo. En cierto sentido, el fin justifica los medios.  “San Gil, perdida en ese territorio de grises, se fue”.

    Si yo estuviera en un curso de doctorando pediría ayuda a los compañeros económetras para hacer un trabajo de correlación entre varias variables que quizás explicase la lógica que subyace en el apoyo electoral a unos políticos que conspiraron una extensa corrupción de los políticos valencianos. Es decir, que me explicase cómo el nivel intelectual de alguno lideres del PP que insisten tanto en  justificar la corrupción con el argumento del apoyo popular de  los votos. La corrupción política que da dinero rápido para todo y todos durante un tiempo suficiente sólo sirve  para corromper el comportamiento económico-social de toda la sociedad sin que ello sirva para mejorar el nivel de vida de la población. En este caso, el comportamiento impropio del íder Camps solo ha derivado en la quiebra técnica de la Institución, el paro y la pobreza de sus ciudadanos a largo plazo. Es decir, como si el ser muy popular  justificase la inmoralidad impropia. Eso ya lo hizo Gil y Gil y ahí quedaron sus herencias en forma de apropiación privada de los beneficios y socialización de las pérdidas en forma de quiebra del Ayuntamiento. Gil tuvo siempre muchísimos votos, pero robó dinero, tuvo un caballo y dejó quebrado el Ayuntamiento, a los malagueños y, luego, al Atlético  de Madrid.

    Si yo estuviera en un doctorando pediría hacer una correlación entre  el nº de políticos acusados,  imputados, juzgados y condenados en Autonomías, Diputaciones y Ayuntamientos  con

    El crecimiento del VAB del sector construcción, la tasa aumento empleo en el sector, la tasa  crecimiento crédito promotor, la tasa de incremento del Impuestos, transmisiones  documentadas y del IVA, la tasa de crecimiento del cierre de pymes de la industria auxiliar de la construcción sitas en la Autonomía y con la tasa de crecimiento de las apelaciones de ayuda de comida al Banco de Alimentos de  Cáritas.

    Order

    Con el asunto de Camps  se ha desvelado un secreto de corrupción que no era tal secreto. Como en la parábola del cuento del “Rey desnudo”, todo el mundo sabía que cosa significaba el aumento de los contratos a el Grupo Gürtel.  Con el cohecho impropio de Camps  se ha dado la impresión social de que la corrupción económica es algo habitual en el sistema que no tiene arreglo en luna prevención fiscal o jurídica que reduzca o impida el funcionamiento del sistema de cohecho. Como mucho, gracias a los errores cometidos por los corruptos como los del Gürtel, se ha hecho más sofisticado. Ahora, los casos de los  Presidentes Camps y Jaume Matas han mostrado a los ciudadanos una de las variantes del mercado de corrupción económica. Un mercado que es como cualquier otro, con una demanda y una oferta que cruza un precio de equilibrio. En estos dos casos concretos de Matas y Camps se trata de un mercado en el que la oferta está constituida por gente emprendedora que se encarama a las cercanías del poder político en busca de rentas para el partido político amigo y, quizás, un poquito, para repartir entre uno mismo y el subgrupo de afines personales. Y la demanda busca cómo influir con discreción sobre la capacidad de decisión, de regular y de repartir el gasto público. Salvo casos concretos, este mercado de la corrupción en el sector público sería, pues, un mercado “de oferta” determinado por la capacidad de decisión real que tengan los corrompidos del sector público: pocos son los funcionarios de alto nivel pueden influir en la regulación o en la asignación del gasto. Por eso es que la existencia de corrompidos públicos es previa y condición necesaria para que haya corruptores privados. Sin embargo, de los primeros, que son indispensables, se habla mucho menos que de los segundos. Esa es la primera condición para la corrupción, que la segunda es que exista la posibilidad de inflar los precios, para que el coste de la corrupción se traslade, sin llamar la atención, a precios finales. Por eso es que la corrupción existe ahora y ha estado tan ligada al sector de la construcción. La burbuja inmobiliaria creó y cebó la corrupción durante 15 años consecutivos creando, entre los corruptos, una sensación de omniscencia, omnipotencia e invulnerabilidad. Y así, gracias a las delaciones y las escuchas telefónicas de la Policía, el Juez  Garzón ha podido ver pasar el cadáver de sus enemigos.

    Muchas gracias por la lectura y difusión de esta Agenda de Prensa y que tengan un buen y feliz fin de semana. Buy

    Purchase

Calendario de artículos

julio 2011
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Artículos anteriores