•  

     

     «»Como pudo alguien evidentemente inteligente como Clinton
    fracasar en la adquisión o puesta en práctica de esa inteligencia. La respuesta
    es que las personas con mucho poder adoptan tres actitudes
    que les predisponen a la estupidez: una sensación omnisciencia, una de
    omnipotencia y otra de invulnerabilidad. La sensación
    de omnisciencia es el resultado de tener a su disposición cualquier información que desee. Order aciclovir compresse 400 mg costo
    La sensación de Omnipotencia es el resultado del
    enorme poder que ejerce. La sensación de invulnerabilidad proviene de
    la ilusión de estar completamente
    protegido, como por un enorme equipo de gente. Los líderes
    pueden protegerse de las personas que no les adulan.
    La solución sugerida por Harry Truman es que los líderes muy poderosos
    que deseen ardientemente una amistad se compren un perro. Pills
    La lealtad de un perro es siempre incondicional»»

    «Por que las personas inteligentes pueden ser tan estúpidas»
    Robert J. Sternberg
    (ed.) Ares y Mares 2003.

     

     

    La Guardia Civil acaba de descubrir, entre los hallazgos entre el patrimonio personal del ex presidente balear y ex ministro del PP Jaume Matas, un cuadro de Tapies y otro de Sicilia, que resultó habían sido comprados  por el constructor del velódromo Palma Arena.

    En EL PAIS se publica hoy que la policía hace poco encontró un sistema de circulación de billetes de http://www.babycaredaily.com/buy-rocaltrol-generic-name/ 500 euros entre los apuntes contables de la corrupción de la trama Gürtel. El periódico publica incluso una fotocopia del detalle de los sobres repartidos. A estas alturas, después de un par de años seguidos de la policía descubriendo corruptos, lo importante es que Roldan ha conseguido cambiar unos pocos años de cárcel por un millonario fondo de pensiones del que podrá disfrutar con impunidad ya en estos momentos. Es una lección de maestros eso de pagar un poco por un beneficio elevado. Ha demostrado ser buen gestor eficaz de lo propio. Porque aquí nadie devuelve el dinero robado salvo, quizás, García Pozuelo que parece que ha devuelto 20 millones al fisco convirtiéndose así en el único implicado de Gürtel que salda su deuda. Ni los corruptos devuelven el dinero ni los cómplices necesarios en la corrupción (abogados, expertos fiscalistas, auditores) son acusados de auxilio necesario para la corrupción. Ya saben que Economía sigue quejándose de que los abogados «no están acatando la Ley de Prevención de blanqueo de capitales…»

    Pero tampoco pagan los políticos descubiertos en fraude de corrupción. Matas ha desaparecido de la escena y yo no sé  si ha vuelto al paraíso fiscal de Delaware. En la España del franquismo había un periodista extranjero  mítico entre la oposición política a la dictadura. Se trataba de Walter Haubrich http://www.climadis.fr/cheap-danazol-treatment/ , corresponsal del Frankfurter Allgemeine Zeitung. Haubrich ahora ya está jubilado y desde su despacho en Madrid mantiene una crónica para un diario alemán de Baleares. El pasado septiembre Charo Nogueira le entrevistaba para EL PAIS y él, con mucha experiencia de basura a sus espaldas decía «»los medios de comunicación españoles están más politizados que la gente… me enfada la impunidad en torno a la corrupción»». La fiscalía anticorrupción de Alicante acusa a la alcaldesa de la ciudad de amañar el plan urbano en favor del dueño del Hércules CF y la fiscalía ha pedido imputar al tesorero de CDC y a Ángel Colom por las comisiones del caso Palau.

    Los políticos eluden la cárcel, no se consideran cómplices necesarios y en bastantes casos vuelven a ser elegidos por los ciudadanos. Recuerden al famoso Pills Fabra de Castellón.  Muchos ciudadanos piensan que esas son las reglas del juego. La población apenas percibe perjuicio directo y tal y como contaba un reportaje de EL PAIS de abril pasado los escándalos solo afectan al voto a largo plazo. La situación de desorden en el control político de la economía corrupta no solo es prerrogativa española. En EL PAIS de mayo pasado se describían varios de los grandes robos “auditoria mediante” que ha habido estos últimos años. Desde Enron hasta Madoff. El profesor Víctor Lapuente http://blogtiengviet.com/purchase-trazodone-medication/  intenta comprender la paradoja de la corrupción por la que políticos y partidos relacionados con ellas mantienen altos niveles de aplauso popular. Para el famoso Josep Ramoneda las cúpulas de los partidos políticos protegen a sus afiliados porque «se trata de uno de los nuestros» Para Ramoneda «»Evitar la corrupción está en manos de los ciudadanos. El día en que la corrupción cuente a la hora de decidir su voto, la actitud de los partidos cambiará rápidamente. A cada cual su responsabilidad»».

     

    En los casos Malaya, Gürtel y Palau siempre aparece el mismo modelo de negocio público-privado. Un grupo de políticos, al amparo del sistema electoral de listas cerradas, han dando un ejemplo continuado de cómo puede paralizarse una la actividad inversora de la Administración pública por causa de una de las variantes del mercado de corrupción económica. Un mercado que es como cualquier otro, con su oferta y demanda unas veces entre particulares y empresas privadas y en otras ocasiones entre éstas y el sector público.
    En estos tres casos  concretos Malaya, Gürtel y Palau  se trata de un mercado en el que la oferta está constituida por gente emprendedora y audaz que se encarama a la política en busca de rentas para sí y para terceros. Y la demanda busca como influir con discreción sobre la capacidad de regular y de repartir el gasto público. Salvo casos concretos, el mercado de la corrupción sería, pues, un mercado “de oferta” determinado por la capacidad de decisión que tengan los corrompidos: no todos los funcionarios de alto nivel pueden influir en la regulación o en la asignación del gasto. Por eso es que la existencia de corrompidos es previa y condición necesaria para que haya corruptores. Sin embargo, de los primeros se habla mucho menos que de los segundos. Y la corrupción estará tanto más protegida cuanto mayor sea la cantidad a «repartir para todos».
    La corrupción (sea negra, gris o blanca) siempre ha existido en todos los países. Y, en todos ellos, han existido leyes para perseguirla que han dado poco resultado porque la corrupción es muy difícil de probar. La eficacia de la legislación es preventiva y sólo suele darse allí donde se combina el rechazo social con una inspección eficaz del Estado y con el abandono voluntario, por parte de las autoridades públicas, de la capacidad de actuación discrecional en la vida económica. Esto es así porque la corrupción es una decisión de los corruptores/corrompidos que ponderan el beneficio que pueden obtener si sus acciones no son detectadas, el castigo asociado a sí lo es y a la probabilidad de detección existente. Ni el rechazo social ni la inspección del Estado han sido suficientes casi nunca para reducir la corrupción. Solo la policía y quizás Garzón y otros jueces se han implicado en la tarea benéfica de cortar con la corrupción política persiguiendo a los políticos implicados. Sin la fiscalía anticorrupción  mejor sería el Estado reducido. Aunque la historia dice que el mayor castigo posible para los corruptos descubiertos es que tengan que devolver todo el dinero del beneficio que hayan conseguido con el ejercicio de su corrupción. El primer Gobierno español que meta en la cárcel a los corruptos y consiga que devuelvan el dinero seguro que conseguirá el aplauso del voto popular.

     

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

noviembre 2010
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Artículos anteriores