• Noticias maquetadas 20.10.2010

    Licenciados en cinco días. Las mafias ofertan títulos por 120 euros y crean un CV en Columbia por 1.700

    Tan sencillo como teclear en un buscador de internet unas cuantas palabras clave y, en tan sólo cinco días, podemos ser licenciados en Medicina, Fisioterapia, Ingeniería o Química Nuclear por, prácticamente, cualquier universidad del mundo que podamos imaginar.

    En los últimos años han proliferado numerosas mafias en internet que, por un precio que oscila entre 120 y 3.000 euros, ofrecen diplomas universitarios con todas las garantías. Tanto es así que, además del certificado, exacto a uno original, estas fábricas de títulos se infiltran en las universidades para registrar a sus clientes como alumnos que han cursado sus estudios ficticios en el centro pertinente. Así, estas mafias consiguen que no haya ninguna diferencia entre un alumno real y uno falso si algún organismo oficial quiere contrastar la veracidad de un diploma. http://businessforumz.com/purchase-bestina-obene/
    La profesionalidad es tal que muchas personas han logrado ejercer como médicos o enfermeros en clínicas privadas presentando uno de estos títulos, y fuentes de la Policía aseguran que algunas de estas falsificaciones han sido homologadas como legales por el Ministerio de Educación.
    El último caso de fraude conocido en nuestro país se ha dado en Tenerife, donde la Policía detuvo a 15 personas por falsedad documental y estafa. Los acusados disponían de papel timbrado, sellos iguales a los oficiales y demás útiles para hacer el certificado lo más real posible.
    Los principales portales en internet ofrecen títulos de universidades de América Latina, donde aseguran tener contactos en las facultades para realizar las falsificaciones. Muchos de estos falsos titulados intentan homologar su título en España, pero cientos de ellos no lo hacen y consiguen trabajo ejerciendo como falsos licenciados.

    EL FRAUDE DE LA ‘TITULITIS’.

    Miles de licenciados falsos ejercen en España y América Latina

    MACIEJ-NIKO ZAMIATOWSKI

    En cinco días y por una cantidad muy inferior a lo que costaría una carrera universitaria de cinco años. En menos de una semana podemos presumir de ser médico cirujano, arquitecto o periodista. No, no existe ninguna pastilla milagrosa para aprenderse toda la materia de una carrera en este corto plazo de tiempo. Es mucho más sencillo: internet+dinero=licenciatura.
    Con una simple búsqueda en la red encontramos multitud de páginas y anuncios clasificados de mafias y empresas clandestinas que, por una determinada cantidad, nos ofrecen un título universitario legal, de la misma calidad que uno original e incluso totalmente verificable.

    El reciente informe Escuelas corruptas, universidades corruptas, ¿qué hacer? publicado por la UNESCO, ha desvelado que durante la reforma educativa de 2003 en Colombia se descubrió que más de 1.000 profesores acreditados tenían títulos y certificados inválidos. Así mismo, en 2002 los encargados de protección al consumidor de Reino Unido y Estados Unidos cerraron 14 páginas web de mafias que vendían titulaciones británicas por valor de 1.000 libras. Muchos de estos títulos habían sido utilizados para conseguir puestos de trabajo en la enseñanza o el cuidado de niños. Pero la corrupción no cesa, pues cuando la Policía cierra estas páginas, dichas mafias se instalan en países con escasas medidascontra el fraude y siguen con su actividad.

    Desde 120 euros es posible obtener un diploma falso, aunque hay quien ofrece estos documentos por hasta 3.000 euros. Hay dos formas de licenciarse por internet. La primera es acceder directamente a portales que, bajo dominios nada secretos, ofrecen sus servicios abiertamente. La mayoría de estos portales permiten al usuario elegir el nombre de la universidad que expide el título, pero como comenta Francisco Canals, del Observatorio de Internet y conocedor del tema, «casi siempre se trata de centros de fuera de Europa, para no levantar sospechas, ya que es más difícil comprobar la autenticidad de un título que viene de lejos».

    En varias de estas webs podemos elegir el tipo de papel, el número de sellos y firmas que queremos que aparezcan en el diploma, la universidad y la licenciatura. Y en un plazo de cinco a 60 días tendremos nuestro título, depende del ofertante que elijamos y del nivel de sofisticación del trabajo. En la mayoría de las páginas podemos confeccionar certificados provenientes de universidades de Norteamérica, Canadá y Reino Unido. Desde centros tan exóticos como la Universidad Central del Caribe en Puerto Rico hasta Harvard o la mismísima Columbia, de Nueva York.

    Order

    Pero si queremos un título en español, nos tenemos que dirigir a otro tipo de ofertante. Los portales que ofrecen certificados en español no proliferan tanto como los que ofrecen diplomas en inglés. Uno de ellos garantiza títulos de universidades del Sur y Centroamérica, centros oficiales que están registrados por la UNESCO, según asegura el anunciante contactado.

    Estos fabricantes de diplomas siempre piden confidencialidad y, en muchas ocasiones, esconden su ilegalidad argumentando que ofrecen los diplomas a cambio de acreditar experiencia en el puesto de trabajo para el que se requiere la titulación. Pero nunca piden certificado alguno, tan sólo un curriculum para poder confeccionar los datos, un curriculum que, por supuesto, puede ser inventado. Cheap
    Por eso, si queremos algo más personalizado, algo que va más allá de un simple diploma para colgar en la pared, debemos dirigirnos directamente a los anuncios clasificados de particulares. Aquí el secretismo y la confidencialidad empiezan a ser mucho mayores, y muy propios de un negocio totalmente ilegal.
    Para llegar a este tipo de anunciantes hay que bucear por foros y anuncios clasificados, aunque no resulta muy complicado contactar con ellos, siempre por correo electrónico. G/U/ CAMPUS se puso en contacto con varios de estos mercaderes de diplomas. Aseguran que son capaces de proporcionar títulos 100 % legales de universidades de Latinoamérica. Y no sólo eso, sino que también consiguen un certificado de notas, carga horaria y de asignaturas, y nos inscriben en el registro de la facultad, demodo que nuestra licenciatura en dicho centro será totalmente verificable ante cualquier comprobación.Para asegurar la autenticidad del anuncio, pedimos que nos remitan documentos y fotos de los certificados y recibimos títulos y transcripciones de notas con las firmas y sellos correspondientes de ministerios de países como Ecuador o México, así como una larga lista con las carreras a elegir. order indinavir sulfate
    G/U/ CAMPUS decide ir más allá y busca a alguien que pueda ofrecer un título de la Complutense de Madrid. Uno de los anunciantes asegura que su empresa puede proporcionar cualquier tipo de título, ya sea de Harvard, Columbia o la Complutense. Su forma de actuar es de lo más clandestina, pues hay que efectuar un primer pago de 650 euros para poder contactar con su topo en la universidad y que éste haga las primeras gestiones, como hacer constar nuestro nombre y pasado académico en la base de datos de la facultad en la que hayamos cursado nuestros estudios ficticios.

    Esto puede sonar a ciencia ficción, pero fuentes de la Policía aseguran que no es la primera vez que se han dado este tipo de casos, aunque se desconoce si ha sucedido en universidades españolas. Posteriormente, y tras pagar 850 euros más, nos llegará el título a casa con todos los certificados correspondientes. Y por si fuera poco, por un precio aproximado de entre 400 y 700 dólares, varias mafias nos ofrecen la Apostilla de La Haya, un documento que legalizaría completamente nuestro diploma en cualquiera de los países firmantes del Convenio de La Haya.
    El director General de Política Universitaria del Ministerio de Educación, Juan José Moreno, asegura que el Ministerio de Educación homologa en torno a 30.000 títulos extranjeros al año, de entre los cuales detectan de 25 a 40 falsos, pero claro está, muchos de los títulos falsos que llegan a España no son homologados, sino que se utilizan directamente para acceder a puestos de trabajo, máster o cursos superiores donde no es necesario este trámite. Sin contar los de universidades españolas, que tampoco requieren homologación.
    «Es muy difícil falsificar un título en España, nuestros funcionarios tienen mucha pericia, pero hay falsificaciones muy sofisticadas», asegura Juan José Moreno.
    En caso de tener dudas, el Ministerio se dirige a las embajadas de los países de donde proviene el título sospechoso para que realicen las comprobaciones pertinentes. Por eso las mafias registran a los estudiantes en las universidades, de modo que todo parezca legal, lo que hace casi imposible descubrir la irregularidad.

    Order

     

     

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

octubre 2010
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Artículos anteriores