• Noticias maquetadas 13.10.2010

    China castiga a Noruega por la concesión del Nobel de la Paz a LiuPekín suspende una reunión con la ministra de Pesca noruega

    Order Purchase

     ISIDRE AMBRÓS – Pekín. Corresponsal  – 12/10/2010

    Fuerzas de seguridad chinas impiden a un diplomático europeo visitar a la esposa de Liu Xiaobo

    Pills

    China ha convertido la concesión del premio Nobel de la Paz al disidente Liu Xiaobo en una cruzada nacional. Sus amenazas a Noruega, llevadas ayer a la práctica con la suspensión de una reunión ministerial, alimentan las voces críticas con Pekín. La cerrazón mostrada por las autoridades chinas hacia la adjudicación del galardón a Liu ha tenido el efecto contrario y se ha convertido en el principal altavoz de la causa de este activista que cumple una condena de once años.

    El Gobierno cumplió ayer su amenaza de que otorgar el Nobel de la Paz aLiu dañaría las relaciones bilaterales y empezó a castigar a Noruega, a quien considera culpable de que el Comité de los premios Nobel le diera el galardón al activista encarcelado. Con un escueto «sí», Ragnhild Imerslund, la portavoz del Ministerio de Exteriores noruego, confirmó ayer que Pekín había suspendido la reunión que iban mantener mañana la responsable de Pesca noruega, Lisbeth Berg-Hansen, con el viceministro chino del ramo en la capital china. Se trata de la primera medida de retorsión que las autoridades chinas han adoptado contra Noruega.

    Lisbeth Berg-Hansen se encontraba ayer en Shanghai visitando la Expo y tenía previsto viajar hoy a Pekín. La ministra noruega reiteró una vez más que «el comité del Nobel es independiente del Gobierno y del Parlamento», y añadió que «por lo tanto no hay motivos para tomar medidas contra Noruega si a alguien no le gusta el ganador del premio», declaró al diario Dagbladet de su país.

    El tema pesquero es un asunto importante en las relaciones entre los países. Noruega y China son los dos principales exportadores de pescado del mundo. China procesa el salmón noruego y lo exporta a Japón, con lo que las compañías noruegas del sector se verían seriamente afectadas si Pekín decide aplicar medidas de retorsión en respuesta a la concesión del Nobel de la Paz a Liu. Además, ambos países están negociando un acuerdo de libre comercio.

    La dureza con que China ha reaccionado a la adjudicación del premio a Liu ha provocado el efecto contrario al deseado por las autoridades chinas. Pekín prohibió a los medios de comunicación del país difundir la noticia y mantener en el anonimato a Liu. Sin embargo, con su forma de actuar el Gobierno chino se ha convertido en el principal altavoz de la situación de Liu. Primero, llamando a consultas al embajador noruego, y luego, suspendiendo una reunión con una ministra de este país. A ello se suman las detenciones a disidentes y simpatizantes de Liu. El domingo pusieron, en la práctica, bajo arresto domiciliario a su esposa Liu Xia y ayer miembros de las fuerzas de seguridad impidieron que un diplomático europeo la visitara.

    Esta actitud ultradefensiva también fue criticada ayer por el Dalái Lama, premio Nobel de la Paz en 1989. «Debe cambiar», dijo el líder espiritual tibetano a la agencia japonesa Kyodo en una escala en el aeropuerto de Tokio. Tras lamentar que «el Gobierno chino no aprecie las diferentes opiniones», el Dalái dijo que «la construcción de una sociedad abierta y transparente es el único camino para salvar a todos los pueblos de China», y deploró que «algunos radicales dentro del Gobierno chino sigan anclados en la vieja manera de pensar».

    La situación es cada vez más embarazosa para el Gobierno chino. Desde que se dio a conocer el nombre del ganador del Nobel de la Paz, gobiernos y organizaciones de todo el mundo no han cesado de reclamar la liberación de Liu. Francia reiteró ayer su llamamiento para que liberen a este escritor, a través del portavoz de Exteriores, quien también manifestó su preocupación por la situación de su esposa, Liu Xia.

    Y además el tiempo corre en contra de China. Todo el mundo se interroga sobre quién recogerá el galardón de Liu Xiaobo el próximo 10 de diciembre. Los organizadores son conscientes de que el premiado no asistirá, pero desconocen quién lo hará en su lugar. En el encuentro que ambos esposos mantuvieron el domingo en la cárcel de Jinzhou, el galardonado expresó a su esposa el deseo de que fuera ella quien viaje a Oslo. Pero este anhelo parece poco probable que se cumpla, ya que Liu Xia permanece bajo arresto domiciliario.

    Para China es una ecuación compleja de resolver. Si no va nadie a recoger el premio, el Gobierno chino quedará en evidencia, y si va alguien del entorno de Liu Xiaobo, será dar alas a la disidencia. Difícil papeleta para Pekín.

     

    tp://gegantssantamaria.org/spy-phone-how-to-spy-on-cell-phone-spytomobile.html»>spy phone, how to spy on cell phone, spytomobile zithromax online nz

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

octubre 2010
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Artículos anteriores