• Noticias maquetadas 04.10.2010

    CASIMIRO GARCÍA-ABADILLO / Madrid

    Buy

    Díaz Ferrán será destituido el día 20 si no dimite antes

    Los vicepresidentes de la CEOE han forzado una reunión para mañana en la que le pedirán que deje la presidencia

    Esta historia podría titularse Al final de la escapada. Su protagonista, Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), lleva meses aferrándose al cargo y haciendo oídos sordos a los que le piden, hasta ahora en privado, que presente su dimisión porque su mala imagen como empresario hace daño a la patronal.

    Order

    El pasado lunes, Díaz Ferrán se vio forzado a vender su último negocio, la empresa de autobuses Trapsa, el origen de su fortuna, quizás la más querida de todas para él.

    online

    De hecho, su larga trayectoria en la patronal comenzó en el sector del transporte, del que llegó a ser presidente, antes de encaramarse a la jefatura de la potente CEIM, último trampolín que le catapultó a la cúpula de la confederación.Sigue en página 4

    Editorial en página 3

    Los argumentos de Díaz Ferrán para seguir en el cargo (el hundimiento de su imperio comenzó con el cierre de la compañía aérea Air Comet en diciembre de 2009 y culminó con la suspensión de pagos de Viajes Marsans el pasado mes de junio) son machacones: «Seguiré hasta el fin de mi mandato -que concluye en 2013- porque he sido elegido democráticamente y nadie me ha pedido que me marche en los órganos de dirección de la CEOE».

    Sin embargo, esa situación está a punto de cambiar. En un doble sentido. Cada vez se hace más patente que su fracaso empresarial le persigue a donde quiera que va. El pasado lunes, en la presentación de un libro del Instituto de Estudios Económicos sobre la regulación del derecho de huelga, las preguntas de la rueda de prensa posterior derivaron hacia su insostenible permanencia en la presidencia de la CEOE. Al día siguiente, tras acudir al programa matinal de la COPE que dirige Ernesto Sáenz de Buruaga, la encuesta de los oyentes fue un mazazo para su autoestima: más del 90% creía que debía abandonar la jefatura de los patronos.

    Uno de sus hombres más cercanos confiesa: «Esto es muy difícil de aguantar. Para él la situación comienza a ser un calvario».

    http://deejaybooking.de/purchase-erexin-v/

    Aunque Díaz Ferrán suele poner al mal tiempo buena cara, la realidad es que en la dirección de la CEOE las voces críticas son ya abrumadora mayoría. No sólo quieren que se vaya los presidentes de poderosas patronales como Unesid (Pérez de Bricio); AETIC (Jesús Banegas); CNC (Juan Lazcano); FICE (Rafael Calvo); el responsable de la Federación Española de Empresas de Viajes (Rafael Gallego), o un referente empresarial como Juan Miguel de Mingo (presidente de Anged), entre otros. Es que también los presidentes de algunas de las organizaciones regionales más poderosas, como Arturo Fernández (Madrid), Joan Rosell (Fomento del Trabajo) o Rafael Ferrando (Valencia), creen que, por el bien de la CEOE, debe dejar su cargo lo antes posible.

    El caso de Rosell es paradigmático. Su reelección como líder de Fomento, que se decide el próximo 18 de octubre, está parcialmente vinculada a que haga explícito su desacuerdo con el numantinismo de Díaz Ferrán.

    «Está deteriorando la imagen de la CEOE y ese es un lujo que no nos podemos permitir en un momento como éste, en el que está en cuestión la credibilidad de las organizaciones sociales», señala el presidente de una de las patronales que más dinero aporta a las arcas de la Confederación.

    Uno de los amigos de Díaz Ferrán comenta que hace unos días le remitió una larga carta pidiéndole, «por su bien», que dejara la presidencia de la CEOE. Como en la película de Godard, en la que Patricia (Jean Seberg) terminaba denunciando a su novio (Belmondo) a la policía, aquí son los fieles de Díaz Ferrán los que acabarán por inclinar la balanza a favor de su marcha.

    Ahora bien, ¿quién y cómo se le colgará el cascabel al gato?

    Un alto ejecutivo de la CEOE apunta: «Lo ideal sería que el propio Gerardo dimitiera antes de las próximas reuniones del comité ejecutivo y la junta directiva que se celebrarán el 20 de octubre. Si él no lo hace, algún vicepresidente alzará la voz y entonces se romperá el silencio de los que, hasta el momento, no han dicho nada públicamente por temor a desestabilizar la Confederación». El día 20 de octubre es, por tanto, el día D para la defenestración de Díaz Ferrán. Antes de la reunión del comité ejecutivo (que cuenta con 50 miembros) y la junta directiva (de la que forman parte unos 200 empresarios, aunque sólo suele asistir a sus reuniones poco más de un centenar), se celebra el cónclave de vicepresidentes, 20 en total, una especie de consejo de ministros de la CEOE.

    buy kytril dose Buy Purchase

    Aunque el presidente de la patronal tiene a algunos de sus hombres entre ese influyente grupo (de hecho, fue él quien dobló el número de sus miembros), existe el convencimiento entre las fuentes consultadas de que hasta sus más allegados han decidido ya tirar la toalla.

    «Díaz Ferrán ha hecho muchas cosas buenas», dice un hombre del aparato de la CEOE. «Acabó con el poder absoluto de Jiménez Aguilar; amplió la dirección de la patronal y profesionalizó la organización nombrando un secretario general muy eficaz (José María Lacasa), y los documentos que elabora ahora tienen un gran nivel y sirven de guía para la mayoría de los empresarios». «El problema», añade la fuente, «es que no ha sabido marcharse a tiempo. Debería haberse marchado cuando lo hizo su socio Gonzalo Pascual».

    Mañana lunes, los vicepresidentes han forzado una reunión informal con Díaz Ferrán en la que le ofrecerán una salida digna. Si él está dispuesto a dimitir y lo hace explícito, podría continuar en la presidencia hasta la convocatoria de elecciones.

    Si Díaz Ferrán no acepta, la solución que apuntan diversas fuentes es que uno de los vicepresidentes decanos, Carlos Pérez de Bricio o José María Aguirre González, se hagan con las riendas de la CEOE hasta que se convoquen las elecciones, que, con toda probabilidad, serían en enero.

    Algunos hombres fuertes de la patronal, como Rosell, Banegas o Santiago Herrrero (presidente de los empresarios de Andalucía), suenan como posibles sucesores de Díaz Ferrán. Sin embargo, todas las fuentes reconocen que aún no hay un hombre de consenso.

     

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

octubre 2010
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Artículos anteriores