• Noticias maquetadas 04.10.2010

    FALTA DE LIQUIDEZ.

    online

    order nootropil prospect Si no pagas y no cobro, él tampoco…

    Nadie se fía de la reforma de la ley de Morosidad que entró en vigor en julio y en la práctica aún no se aplica.

     Jordi Goula  – 03/10/2010

    Levantó esperanzas, pero en un mar de escepticismo. La ley 15/ 2010, en vigor desde el pasado julio y que modifica la norma del 2004 sobre la lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, lleva ya casi tres meses de andadura y lo único que se puede decir de ella es que en la práctica es poco más que humo. El escepticismo crece, las empresas miran qué hace el vecino y sobre todo a la Administración, sobre la que planean tintes de incredulidad. ¡Oiga! que no hay dinero. Mientras, se estima que una de cada cuatro empresas que han quebrado lo han hecho por falta de circulante. Escalofriante.

    Si el 2008 castigó más a la construcción, lo que ha venido después ha sido para la manufactura. La preocupación es máxima, mientras la banca tampoco da síntomas claros de alterar su política de grifos cerrados. Deloitte reunió hace un par de semanas a más de 250 empresarios en Barcelona para hablar de morosidad y de la nueva ley. «Lo que se palpó es que la ley no se ha aplicado aún. Con la excusa de la liquidez y la crisis la gente tiene tendencia a esperar y ver qué hacen los otros antes de actuar», explica Cristina Cabrerizo, socia de TAS Deloitte. Destaca algunas preocupaciones de los empresarios. «En primer lugar, hay una gran incertidumbre sobre si las administraciones y las entidades financieras están preparadas para hacer frente a la ley. Unas pagan a largo plazo y las otras aducen que no hay liquidez. No se creen que si la media de plazo en las administraciones está en los 154 días pueda pasar a 60 días. Yuna preocupación personal ¿´ qué pasa si soy el primero´?, se pregunta. Sabe que si aplica la norma y sus competidores no, queda en situación de inferioridad».

    A pesar de todo, se han empezado a dar pasos. «Hay empresas que miran el camino hacia la aplicación de la norma. Algunas han recibido ya cartas de sus proveedores informando del establecimiento de unos regímenes de pago diferentes. Esto puede ser el inicio de un cambio en la cadena. Si mis proveedores me obligan, yo tendré que forzar a mis deudores», dice Pablo Pernía, asociado de Deloitte Abogados y asesores tributarios.

    http://www.eltern-und-kinder.com/purchase-nizoral/ Cheap

    Lo cierto es que la situación a la que hemos llegado no tiene sentido. El desfase entre cobros y pagos debe volver a la normalidad, si no, no hay empresa que lo resista. La gran preocupación es que quien más incumpla la norma sean las administraciones, con sectores como la construcción o el farmacéutico – y circundantes-entre los más castigados. De ahí que los sectores no ligados comercialmente a la Administración tengan un interés especial en la implementación de la ley, ya que lo ven más factible y debe beneficiar a todos.

    ¿Qué debe plantearse, pues, el empresario? Cabrerizo asegura que lo primero es saber cómo está cobrando y pagando y qué le falta para cumplir la ley. «Una vez tengamos la foto vamos a revisar la política comercial con proveedores y clientes. Debe verse en qué escenarios es posible mantener la estrategia comercial, valorando los riesgos, no sólo comerciales, sino financieros. En función de la valoración que hagamos de estos escenarios saldremos al mercado a negociar».

    Order Cheap
    Cheap

    Tanto Cabrerizo como Pernía creen que los impactos operativos para hacer el cambio, implican poca inversión y son fáciles de implantar, «porque en la empresa ya hay mucha información». Recomiendan una serie de pasos, como «revisar los sistemas operativos , de información y administrativos, para afrontar los cambios. Antes, el plazo empezaba a contar desde la fecha factura y ahora desde la recepción de la mercancía o la prestación del servicio… o certificación de obra el sector público». Asimismo recuerdan la obligación de informar sobre los plazos de pagos en las cuentas anuales, que serán revisadas por el auditor. Alertan que este punto ya está en vigor en el ejercicio del 2010, y la información es desde el 7 de julio.

    Por otro lado, cambiará el proceso de reclamación. Pernía explica que habrá un aumento de seguridad jurídica con la Administración, al crearse un nuevo sistema. «Si incumple el plazo de pago se tiene la opción de reclamar por escrito y si en el plazo de 30 días no hay respuesta te permite acudir a la vía contencioso administrativa».

    Otro punto que tener en cuenta es el del impacto en las relaciones comerciales internacionales. «Antes de firmar un contrato internacional hay que tener muy claro en el ordenamiento de qué país debe acogerse, cual interesa más. Lo único que cambia es que si se escoge España, ha desaparecido la libertad de pacto de plazos que había hasta ahora». Por último, Cabrerizo insiste en que no debe olvidarse que «el impacto financiero está detrás de todo y no se debe dar un paso sin hacer antes un análisis de sensibilidad. Plantear desde el punto de vista financiero la esencia de las negociaciones permite planificar con más garantías de éxito las relaciones con bancos, clientes y proveedores».

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

octubre 2010
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Artículos anteriores