• Noticias maquetadas 04.10.2010

    FRANCISCO NÚÑEZ / Madrid

    Trabajo pone coto al fraude en los salarios

    Los autónomos empresarios no podrán cotizar por una base inferior a la de sus empleados. Tendrán que decidir a los 45 años la base de cotización para calcular su pensión futura.

    El Gobierno ha decidido adelantarse al debate de la Comisión del Pacto de Toledo que aborda la reforma de las pensiones. El proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011 incorpora dos importantes novedades para el colectivo de autónomos y que figuran en el documento de reforma que el Ejecutivo envió en febrero al Congreso de los diputados.

    A partir del 1 de enero próximo los autónomos empresarios que al menos tengan 50 trabajadores en nómina no podrán cotizar a la Seguridad Social por una base inferior a la de sus empleados. Con esta decisión el Ejecutivo pretende evitar que muchos de estos empresarios, al menos unos 40.000, paguen menores cuotas sociales por su nómina asignada que la que abona por sus empleados. «Con que en la empresa haya un sólo trabajador que cotice por una base máxima del régimen general, será la que tenga que abonar el autónomo», ponen como ejemplo en fuentes de la Seguridad Social.

    De momento, en el primer impacto se pretende conseguir que al menos este colectivo pague cotizaciones por la base mínima del grupo 1 del Régimen general. Es decir, pagará el tipo de cotización establecido como si de un trabajador por cuenta ajena se tratara, por una base de unos 1.030 euros frente a los 850,20 euros que debería pagar a partir de 2011 si se mantuviera en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Con este cambio, España dejará de ser el único país de la Unión Europea (UE) que permite que un empresario cotice menos que un empleado.

    online

    Además, con este modificación, que se pretende extender en los próximos años a todos los empresarios autónomos, independientemente del número de empleados a su cargo, se evitará también el diseño de los sueldos de este colectivo. De esta forma, aflorarán sueldos ocultos, ya que a este grupo le es fácil situar su salario en la frontera de la base reguladora para pagar menos impuestos a Hacienda.

    Buy Buy

    En el documento sobre la revisión del Pacto de Toledo del Gobierno se dice textualmente que «la cotización de los trabajadores autónomos debe revisarse y acercarse a los rendimientos reales del ejercicio profesional».

    En este mismo informe se reconoce que «puede ser inadecuado» que en un año de dificultades económicas se obligue a una trabajador por cuenta propia a cotizar por encima de los rendimientos que realmente obtiene. «Pero también sería necesario fijar una cotización por encima de la base mínima cuando los rendimientos son elevados, sobre todo si bajo la dependencia del empresario se sitúan trabajadores que cotizan por bases muy superiores».

    Buy Buy Order

    Este adelanto de la reforma no ha gustado a las organizaciones de autónomos porque en dicho informe del Gobierno también señala que esta revisión de las cotizaciones debe hacerse «en el marco de los acuerdos pactados con las organizaciones representativas de los sectores».

    Sin embargo, esta modificación no se ha consultado con estas organizaciones. Y tampoco la que afecta a quienes tengan entre 45 y 49, ya que deberán ahora decidir por qué base cotizarán hasta la edad de jubilación, algo que hasta ahora se hacía a los 50 años. Este cambio anticipa que el Gobierno sigue pensando en que para todos los trabajadores se van a tomar 20 años de vida laboral, frente a los 15 actuales, para realizar el cálculo de la pensión.

    Pills

    De todas formas, la pretensión de la Seguridad Social es ampliar en unos años las bases de cotizaciones de los autónomos. El caso es que ahora pueden percibir la pensión máxima con sólo haber cotizado durante 15 años por las bases máximas (de 50 a 65 años, aunque en los años anteriores han cotizado por las mínimas). Los trabajadores por cuenta ajena no tienen esa capacidad de opción; tampoco la empresa que los contrata, ya que el régimen general determina en qué base deben cotizar según su categoría laboral e ingresos. Esto supone que haya trabajadores que durante muchos años (en algunos casos más de 30) hayan cotizado por las bases máximas mientras que los autónomos sólo lo hacen por 15. Y al final de la vida laboral, ambos reciben la misma pensión. Así, el proyecto de ley de los Presupuestos de 2011 determina que los autónomos que en enero «se hallen comprendidos entre los 45 y 49 años de edad, si su base de cotización fuera inferior a 1.665,90 euros mensuales, no podrán elegir una base de cuantía superior a 1.682,70 [la actualizada para 2011]».

    Es decir, hasta ahora los autónomos decidían por qué base cotizar (de mínima a máxima), la que determina su pensión, a los 50 años, ya que después no se puede modificar. Esta circunstancia fue más sangrante para la caja de las pensiones hasta 1985 cuando, por ejemplo, con cotizar por la base máxima durante sólo los dos últimos años de vida profesional este colectivo cobraba la pensión máxima.

    Por tanto, a partir de enero próximo los autónomos entre 45 y 49 años tendrán que decidir cuánto cotizan para determinar su futura pensión. Se les da como plazo hasta abril de 2011 para tomar la decisión, que será efectiva a partir de julio de ese año.

     

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

octubre 2010
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Artículos anteriores