• Noticias maquetadas 28.09.2010

    29-S: primera huelga general contra el presidente del Gobierno.

    Pills

    Zapatero rehúye el combate para que la huelga no le tumbe. Cheap

    Gobierno y PSOE buscan a toda costa evitar una fractura con los sindicatos.

     JUAN CARLOS MERINO – Madrid  – 26/09/2010

    http://yada.mhs.narotama.ac.id/2018/02/02/price-of-himalaya-geriforte/

    «Respeto mucho a los sindicatos y no seré yo quien formule una crítica contra ellos», dice José Luis Rodríguez Zapatero. Es una letanía que el presidente del

    Gobierno viene repitiendo desde el mismo momento en que, el pasado 15 de junio, los secretarios generales de UGT y CC. OO., Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, deshojaron la margarita y convocaron para el próximo miércoles, 29 de septiembre, una huelga general contra la reforma laboral del Gobierno y el «cambio de guión» que Zapatero adoptó, obligado por la UE, para intentar sacar a E s p a ñ a del agujero de la c r i s i s económica.

    U n a estrategia, según confirman varias fuentes gubernamentales, cuyo fin es salvaguardar a Zapatero de la protesta sindical y mantener los puentes con los sindicatos. El Gobierno seguirá necesitándoles: «La legislación de este país tiene muy en cuenta a los interlocutores sociales, hay muchas cosas que no se pueden hacer sin ellos», dicen.

    online Purchase

    El PSOE, también, pues intentar curar las heridas causadas a sus bases sociales será imprescindible para afrontar el periodo electoral que, tras las elecciones catalanas del 28 de noviembre, continuará con la prueba de fuego de las elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo del 2011 y desembocará en el juicio final: las elecciones generales de marzo del 2012.

    Así que la palabra que repite como un mantra todo ministro o dirigente socialista ante el 29-S es esta: «Respeto».

    «Respeto ante los que quieren hacer la huelga y ante los que no quieren hacerla… y tranquilidad», explica a La Vanguardia el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. «El mejor ejemplo de cómo afronta el Gobierno la huelga general – añade-es el pacto que el ministro de Fomento ha cerrado con los sindicatos para normalizar la huelga general».

    Efectivamente, en el entorno de José Blanco ponen por las nubes el acuerdo sobre servicios mínimos de transporte: «Evitará el caos». Y se apresuran a subrayar que sentará un precedente único hasta el momento, pues se felicitan de que es la primera vez en democracia que un Gobierno consigue un acuerdo a este respecto para una jornada de huelga general. «Cascos no lo consiguió y encrespó aún más los ánimos en la última huelga general», añaden.

    Order

    Se refieren a la del 20 de junio del 2002. El entonces ministro FranciscoÁlvarez-Cascos no consiguió consensuar estos servicios del ordeno y mando. En la Moncloa, a este respecto, creen que la postura de los sindicatos también ha sido inteligente, porque así consiguen dar una imagen de normalidad a la huelga.

    Una protesta, pues, pactada en la medida de las posibilidades del Gobierno. Y que busca el menor perjuicio para Zapatero. Aunque haya tenido que arriar su estandarte de la paz social, ampliamente desplegado durante casi seis años de mandato como defensor a ultranza de las políticas sociales y la protección a los más desprotegidos. Y aunque no haya visto cumplida su apuesta inicial de que a él nunca le harían una huelga general como a sus predecesores, Aznar y González.

    El 29-S no será plato de buen gusto para Zapatero, porque a nadie le gusta que le monten una huelga general. Algunos admiten que el destinatario de la protesta será el propio Zapatero, más allá de su reforma laboral, pese a que los líderes sindicales han insistido en que su objetivo no es derrocar al Gobierno. «Las huelgas generales siempre se focalizan hacia el presidente del Gobierno, porque se les responsabiliza de las decisiones. Ya pasó con Aznar y con Felipe», dicen.

    «Pero la huelga no tumbará a Zapatero, no le derribará», coinciden todos. «Y no lo hará – añaden-porque Zapatero y todo el Gobierno han mostrado desde el primer momento una postura muy respetuosa ante la huelga general como derecho constitucional. Si se hubiera descalificado a los dirigentes sindicales o se hubiera atacado el derecho a la huelga, sus efectos se multiplicarían».

    Por eso, también, todos en el Gobierno y en el PSOE han evitado minuciosamente rebajar las expectativas de la protesta, por más que muchos coincidan, al menos en privado, en apreciar que no hay ambiente de mucha movilización:

    «Esta huelga surge como obligación para los convocantes, cuando las anteriores las convocaron de corazón».

    El debate de los liberados sindicales esgrimido por la lideresa del PP, Esperanza

    Aguirre, ha dado además al

    PSOE un último argumento ante el 29-S que se han apresurado a aprovechar. «Cuando UGT y CC. OO. se encuentran con Aguirre, que dice lo que dice, tienen que saber que cuentan con nosotros para defender su papel histórico», zanja el socialista Eduardo Madina.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

septiembre 2010
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Artículos anteriores