• Noticias maquetadas 23.09.2010

    LOS GRANDES CAMBIOS DE LA LEGISLATURA.

    El presidente sorprende al PSOE y a sus ministros, mientras Aguirre ensaya el populismo antisindical.

    Order

    Zapatero el liberal. Order

    online

    Manel Pérez – Barcelona  – 19/09/2010

    ESPERANDO A MOODY’S El presidente vive pendiente de los organismos internacionales

    MANTENER EL RUMBO El líder socialista quiere rematar ahora elaborando unos presupuestos duros

    REACCIÓN DEL PP El giro de Zapatero provoca movimientos tectónicos imprevistos en la derecha
    La principal preocupación estos días del presidente Zapatero, según aseguran personas cercanas, es que Moody´s, la única de las tres grandes agencias que no ha rebajado la calificación de la deuda española, se olvide de su anunciada intención de hacerlo también a finales de este mes.

    Con esa idea, o cuando menos con la de mitigar sus efectos negativos sobre las futuras emisiones de deuda si finalmente la degradación tiene lugar, el próximo martes el presidente se reunirá en Nueva York con la flor y nata de Wall Street, banqueros, fondos de inversión y otros tiburones de las finanzas mundiales. No en balde, el anuncio similar de Standard& Poor´s a finales del pasado mes de abril fue el desencadenante de la ola de desconfianza internacional y la crisis de la deuda española.

    Pills

    El presidente vive pendiente de las opiniones sobre la economía española que emiten los organismos internacionales, pues la credibilidad de su política económica depende en gran medida de ellas. Su apego al nuevo guión de la ortodoxia económica está sorprendiendo a muchos, comenzando obviamente por sus compañeros de partido e incluyendo a varios de sus ministros. También irrita a sus contrincantes políticos, que lo ven casi como un usurpador.

    La comodidad con la que se mueve en su nuevo discurso refleja que ya ha completado el giro de su política económica emprendida en mayo y se siente en condiciones de disfrutar de los réditos. Como recoge la prensa internacional de referencia, España «a los ojos de los inversores, ha dejado de formar parte de lo que se percibe como el débil grupo de las economías de la periferia europea». Y eso se traduce en un menor coste de la deuda.

    Zapatero quiere rematar ahora elaborando unos presupuestos duros y manteniéndose firme en su rumbo pese a la tormenta que se avecina el próximo 29 de septiembre, fecha de la primera huelga general. Una convocatoria que utiliza exteriormente como la prueba de la dureza de su política de ajuste y de la determinación de su política. Quiere ser el primer jefe de Gobierno de la democracia que mantiene su política tras una huelga general, animado por la evidente debilidad de los sindicatos, desgastados por el temor de sus bases a perder el empleo debido al galopante crecimiento del paro.

    Ejerce cómodamente de liberal ortodoxo durante el día y se reserva los aullidos de socialdemócrata clásico para las noches de luna llena en los jardines de La Moncloa.

    Pills

    Zapatero es a la vez comandante y tropa del sector más ortodoxo del Gobierno en política económica. Él mismo ha sido quien ha frenado las distintas propuestas que en diferentes momentos y con diversas modalidades han postulado otros miembros del gabinete o del PSOE, desde la recuperación del impuesto de patrimonio, que inicialmente postuló incluso la propia Elena Salgado, a la creación de un inconcreto impuesto a los ricos. Alguno de sus colaboradores recuerda incluso el enojo con el acogió la subida del tramo autonómico de IRPF que aprobaron los socialistas catalanes, aunque su entrada en vigor no tendrá lugar antes de que acabe el año. «El presidente no se explicaba por qué nadie le había hablado previamente antes de poner en marcha ese cambio», refiere uno de ellos.

    cheap avalide medication

    Su control de la política económica es tan directo y está tan en los detalles que sus ministros «no se atreven ni a chistar ante los brutales recortes del presupuesto de sus departamentos que les presenta Elena Salgado, no sea que lo haga por orden del presidente», aseguran fuentes informadas. Súmese el secretismo con el que muchos altos cargos piensan que se elaboran las cuentas del Reino, y se tendrá una idea cabal de cómo está el cuartel general.

    La respuesta del PP, de Mariano Rajoy, a este desplazamiento pendular de Zapatero en el espectro político ha sido hasta ahora la de negarle credibilidad y autoridad. El presidente que negó la crisis, descartó las reformas, cargó contra los vampiros de Wall Street y disparó el déficit público no podía encabezar ahora el saneamiento de la economía. Los populares han criticado la mayor parte de las medidas de ajuste, contraviniendo incluso las opiniones de los venerados organismos internacionales, desde el FMI a la OCDE o la más relevante Comisión Europea. Mientras Zapatero ocupaba el espacio a su derecha en términos de política económica, el PP, de forma refleja, basculaba hacia su izquierda.

    Esta estrategia solo podía sostenerse si la debilidad parlamentaria del Gobierno desembocaba en adelanto electoral. Algo que, obviamente, no ha sucedido y a tenor de cómo evolucionan las negociaciones del presupuesto con el PNV, tampoco se va a producir en el futuro inmediato. Un adelanto que, por otra parte, tampoco animan los poderes económicos (la posición de Botín es la más conocida pero ni mucho menos es la única). Prefieren que Zapatero siga abriendo camino mientras le queden fuerzas y apoyos y eso inquieta en el PP.

    Así pues el giro de ZP está provocando algunos movimientos tectónicos imprevistos en la derecha. Por eso, entre las filas populares hay quienes pretenden definir más el perfil. Esperanza Aguirre, la presidenta de la Comunidad de Madrid, piensa así yha optado por una línea liberal dura. Está de ofensiva contra los liberados de CC. OO. y UGT y anuncia una ley de huelga. Insinúa sin decirlo que ella habría hecho una reforma laboral más dura. Aguirre, como Zapatero, ha detectado la mala imagen que arrastran los Méndez y Toxo, sobre todo tras los conflictos en los servicios públicos, y ensaya un original populismo antisindical que olfatea un sentimiento extendido entre los endeudados pobladores de los paus,los nuevos barrios madrileños nacidos al calor de la burbuja inmobiliaria.

    online

    Aguirre tiene un nuevo guión para mantener su singularidad en el PP y nadie la podrá acusar de complicidad con la huelga general de los sindicatos.

     

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

septiembre 2010
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Artículos anteriores