• Noticias maquetadas 20.09.2010

    B. P. RAMIREZ / C. SEGOVIA

    «Zapatero debe dimitir de su actual avatar»

    http://www.meleksjewels.com/?p=6788

    Cándido Méndez (Badajoz, 1952) dirige UGT desde 1994.

    Recibió a EL MUNDO ayer antes de su maratoniana agenda del día.

    http://www.actionchemicaljamaica.com/2018/02/02/hz-online-gasexplosion/

    Pregunta. – ¿Por qué los españoles deben hacer huelga el día 29?

    Respuesta.- Esta huelga la convocamos las organizaciones sindicales pero la ha provocado el Gobierno con su política de ajuste, su contrarreforma laboral y su intentona de poner obligatoriamente la edad de jubilación en los 67 años. Pero éste no es un problema que afecte sólo a los sindicatos, sino también a toda la sociedad española. Nos la jugamos todos, nos jugamos el futuro. Así que me pueden decir: «¿Piensa usted que la solución a todo esto es la huelga?». Pues sí, para alterar el curso de los acontecimientos, para reorientar la política por otros derroteros.

    micronase order

    P.- ¿Y podrán parar el país?

    Pills

    R.- Estamos preparando de manera meticulosa y concienzuda la huelga, combatiendo las tinieblas de la desinformación. El éxito de la huelga será que no se siga adelante con la reforma de las pensiones, que se busquen fórmulas distintas a los recortes del gasto en la lucha contra el déficit… Todo eso debe suceder a partir del 30 de septiembre.

    P.- ¿Y se va a atrever Zapatero a enfrentarse a los mercados?

    R.- Como me dijo un directivo de una empresa de inversiones, los ataques de los mercados financieros son para sacar dinero, pero lo mismo que vienen, se van. Porque el fondo de la cuestión es que la economía española es muy solvente. Hace falta que el presidente atraviese ese periodo emocional en que se niega la evidencia, la de que estamos en una mala situación y la del impacto de la huelga, para después reconocerlo en los Presupuestos. Además, España es el único país donde se ha hecho la contrarreforma laboral. Es por el paro, dicen. Pero no se ha dicho que somos el país de Europa donde más ha crecido la población activa en los últimos 20 años. Y que de 1995 a 2007, con las mismas normas laborales, España creó más empleo, aunque precario, que el resto. Sin embargo, los cambios en el mercado laboral han ido en el sentido contrario al que deberían: han ensanchado el portillo del despido objetivo y lo han abierto de par en par. Pero la evolución del paro y de la precariedad refutarán esta contrarreforma. La realidad va a ser el juez más duro de la reforma laboral. El Gobierno tendrá que rectificar.

    P.- ¿Dimitirá si fracasa el 29-S?

    R.- No contemplo un fracaso. Pero habrá al día siguiente una guerra de cifras.

    Buy

    P.- ¿Respetarán los servicios mínimos?

    online

    R.- Los que se pacten, sin duda, y procuraremos respetar incluso los que sean abusivos. Pero ésta es una huelga general, en la que prima el derecho a la huelga. No es sectorial, donde hay que conciliarlo con el derecho a trabajar de los que no han sido convocados.

    P.- ¿Cuáles deben ser los servicios mínimos?

    R.- Sólo en los esenciales para resolver algún problema que se plantee. Espero que las administraciones los pacten con los sindicatos o que se apliquen los establecidos en sentencias, sin trucos interpretativos.

    P.- ¿Reconoce que ésta es la huelga más difícil de todas?

    R.- La huelga del 14-D se hizo en crecimiento económico y ésta la vamos a hacer en el escenario de crisis más duro de la democracia. El contexto es muy difícil y, sin embargo, es la más justificada. Las encuestas dicen que el 60% de los españoles la ven justa; también una mayoría de los votantes del PSOE.

    P.- ¿Se juegan los sindicatos su credibilidad?

    R.- No, nuestra credibilidad se mide en las elecciones sindicales y ahí estamos subiendo. La sociedad se la juega en esta huelga: o ir al furgón de cola o al lugar que le corresponde en la recuperación de Europa.

    P.- Zapatero es militante de UGT y no hará huelga…

    R.- Sí,el presidente tiene el carné. Será la excepción que confirma la huelga.

    P.- ¿Qué pensó en Vistalegre cuando oyó los gritos de «Zapatero, dimisión»?

    R.- No me incomodó. Es una expresión de indignación, porque Zapatero pasó de decir que de esta crisis saldremos «con más cohesión social» a hacer lo contrario. Pero el objetivo de la huelga no es que él dimita, sino que cambien sus políticas. Nuestros afiliados no quieren apoyar a la derecha, sino que Zapatero dimita de su actual avatar, de su actual reencarnación. Que se gritara eso en Vistalegre tiene su simbolismo, para que Zapatero lo oiga y tome nota de que la gente está indignada y debe cambiar de política.

    P.- ¿Sigue siendo Zapatero un hombre de izquierdas?

    R.- Él mantiene sus convicciones, pero ha llegado a esta conclusión: ha pasado de pensar que la política lo puede todo a que la política no puede nada. Y no es así. Ni la política puede todo, ni es impotente.

    P.- ¿Lo dice en el sentido de que Zapatero creía que la política podía con Wall Street y los mercados, y ahora no lo cree?

    R.- Sí, es eso. Pero siempre hay resquicios, para que quien sabe entender los vientos y las corrientes defina una política que no sea sólo la de achicar el agua.

    P.- ¿Cómo explica que un gobierno de izquierdas haga este ajuste?

    R.- Porque tiene pánico. Una oleada de pánico recorrió Europa en mayo y el primer receptor fue el Gobierno español. Por eso no han explicado bien la situación, por ejemplo, del sistema de pensiones, que ya es de jubilación flexible e incentiva alargar la edad laboral. Además, España gasta sólo la tercera parte que la media de la UE en jubilaciones anticipadas. ¿Por qué no se explica?

    P.- ¿Acepta que se cotice más años para cobrar el 100% de pensión?

    R.- No. El Gobierno no está en condiciones de garantizar un empleo a un trabajador con 65 ni con 67 años. No puede garantizar que alguien vaya a cotizar durante 38 años. En España corremos el riesgo de que los parados mayores de 45 años no vuelvan a encontrar trabajo cuando llegue la recuperación. Zapatero dice que hay que garantizar una vida laboral suficiente, pero no la va facilitar endureciendo los periodos de cotización.

    P.- ¿Cómo es su relación personal con el presidente?

    Order

    R.- En lo personal es cordial. En situaciones de conflicto como ésta, por la raíz histórica de UGT y del PSOE, siempre hay una dimensión psicodramática que no tiene relevancia. Yo rechazo sin cortapisas la política del presidente del Gobierno y nunca me he dejado condicionar por lo personal. Ya llevo años en este menester y sé que las heridas en la relación personal nunca se curan, aunque también hay heridas políticas que no se curarán si no se rectifica.

    P.- ¿Mantiene su frase de que «Zapatero es el hombre idóneo para sacar a España de la crisis»?

    R.- El actual ya no lo es. Esa frase la dije en el anterior avatar del presidente. Ahora lleva el país por unos derroteros… Tiene una obsesión por el déficit que va a provocar el efecto contrario. Ya dice la OCDE que habrá que revisar las políticas de austeridad, si sigue la desaceleración, y si eso se impone, el que va a quedar en peor lugar es el Gobierno español.

    P.-¿Hay mucha picaresca en el mundo de los liberados sindicales?

    R.- El origen de esta polvareda es que Esperanza Aguirre no recibió de buen grado las críticas que recibió a su política sanitaria de gestión integral en manos privadas, y está obsesionada. Puede que ataque a los liberados por echar una liebre que tape otras cosas, o por otra cosa más preocupante: que intente minar un pilar básico de la democracia como la libertad sindical. En virtud de la ley, podemos acumular horas y liberar a una persona para que esté a tiempo completo. De 336.000 representantes sindicales, un número minúsculo está a tiempo completo.

    P.- ¿Por qué pactan con CCOO no decir cuántos liberados hay?

    R.- No creo que haya pacto, lo que ocurre es que con estos mecanismos de acumulación de horas no sabemos cuántos hay. Ni yo mismo sé cuántos hay en UGT, aunque sorprenda. Es un número movible. Hay que acumular horas, porque lo que hacemos es aligerar a las pequeñas empresas de usarlas y las concentramos en las grandes y en la Administración, para que haya allí, donde tenemos más capacidad, más representantes a tiempo completo que puedan, a su vez, dedicar tiempo a las pequeñas y medianas empresas. Es una redistribución solidaria.

    P.- ¿Pero no le interesa a UGT combatir picarescas?

    R.- Ya se hace. Quizá haya alguno -no la inmensa mayoría- que use mal sus horas, pero ya está en nuestros estatutos una reglamentación contra abusos. Cuando me ha llegado alguna denuncia, he dicho que se corrija. Pero es dantesco que se presente a los liberados de forma negativa. Hay un proceso de empalamiento de la representación sindical.

    P.-¿No empalan también a los empresarios los vídeos protagonizados por ElChikilicuatre?

    R.- No, lo de David Fernández es una versión satírica. Lo hemos colgado en la Red y ha batido récords de visita. Como toda crítica satírica, bordea el límite y a veces lo supera, pero creo que hemos conseguido el objetivo de que se sepan las mentiras de la crisis. Habrá un último capítulo con lo que piensa la UGT.

    P.- ¿Condicionan a los sindicatos las subvenciones que reciben?

    R.- Hay mucha mixtificación sobre eso. Somos sindicatos de afiliación modesta y seguimos creciendo, aunque no hay que medirnos así, sino por la representación que alcanzamos en las elecciones sindicales. Nuestros ingresos proceden en un 70% de cuotas y en un 30% de las subvenciones oficiales que nos corresponden por ley y que nos han mantenido todos los gobiernos. Son subvenciones que compensan en cierta medida que las organizaciones sindicales firmemos 6.000 convenios colectivos cada año que afectan a 13 millones de trabajadores. También gestionamos programas de formación continua que se financian en un 80% por cotizaciones de los trabajadores y en un 20% por el Fondo Social Europeo. Hemos conseguido que mejore la formación en España.

    P.- ¿Qué le parece lo que está negociando el PSOE con el PNV para que apoye los Presupuestos?

    R.- Espero que no se produzca una ruptura de la caja única de la Seguridad Social. No me opongo a que se transfieran políticas activas de empleo al País Vasco, pero me parece muy preocupante que los recursos no se entreguen en función del desempleo, sino con la referencia de los ingresos que se generan en la Comunidad. Es sentar un precedente negativo y habría que alcanzar un consenso con todas las autonomías.

     

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

septiembre 2010
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Artículos anteriores