• Noticias maquetadas 13.09.2010

    La banca española recupera el crédito: coloca el 60% de la deuda en el exterior.

    online

    D.  Badía |

    Actualizado domingo 12/09/2010 21:21 horas

    “Los inversores extranjeros vuelven a confiar en las entidades financieras españolas”. Ésta es la conclusión a la que llega el director del área de mercados de capitales de una entidad española cuando observa los resultados de las emisiones de deuda realizadas desde el pasado 26 de agosto.

    La ventana de la liquidez se ha vuelto a abrir y, para ello, el apoyo del inversor foráneo ha sido fundamental. La banca española ha captado 7.800 millones mediante bonos y cédulas hipotecarias –deuda con garantía de la cartera de préstamos otorgados para la adquisición de un inmueble–. De esta cantidad, el 60% o 4.701 millones se ha colocado fuera. “Hoy en día, se considera un éxito colocar más del 50% de la emisión fuera”, admiten en una caja que ha emitido deuda.

    Los alemanes, ingleses y franceses son los que han mostrado el mayor interés, puesto que se han quedado con el 15,57%, el 13,16% y el 12,92%, respectivamente. “Los alemanes, tradicionalmente los mayores inversores de cédulas, están volviendo poco a poco, debido a que les han vencido muchas cédulas y tienen mucho dinero para invertir”, argumenta Enrique Gutiérrez, del banco galo BNP Paribas, entidad que ha participado en las emisiones de La Caixa y Caja Madrid.

    Buy Purchase

    No obstante, de nuevo se demuestra que el tamaño y la diversificación geográfica de una entidad financiera constituyen dos virtudes en el mercado mayorista de financiación. “Santander y BBVA suelen jugar siempre en otra liga cuando realizan operaciones de este tipo”, reconocen en una entidad que suele participar en la colocación de deuda de firmas españolas.

    Y es que los bonos de Santander y BBVA son los que han recibido una mayor aceptación en el extranjero. El primero realizó una emisión de bonos senior (de calidad, pero a diferencia de las cédulas no tienen garantía detrás) a un plazo de tres años y por importe de 1.000 millones de euros el pasado 6 de septiembre. El 78% del volumen lo adquirieron inversores foráneos. Por su parte, BBVA colocó otros 1.000 millones del mismo tipo de deuda a dos años el 2 de septiembre, con un 83% procedente del mercado exterior.

    online

    En cambio, entidades como Banesto y Bankinter se han visto con más dificultades para captar a este tipo de inversores, con el 36% y el 45%, respectivamente, para emisiones de 500 millones en cédulas hipotecarias. “Se ve que para los bancos más pequeños el apoyo español sigue siendo muy importante”, apuntan en el área de mercados de capitales de un banco extranjero que ha dirigido la colocación de una emisión española.

    Sin embargo, a las entidades españolas no les ha salido barata esta vuelta a los mercados de deuda. Las entidades han pagado diferenciales sobre el índice de referencia para las emisiones a tipo fijo o midswap de entre 145 puntos básicos, como fue el caso de Santander, la más barata, hasta los 225 puntos básicos sobre la misma referencia de Bankinter, la más cara. Gutiérrez indica que “los inversores españoles suelen ir más a la caza del yield (rentabilidad) y por ello suelen entrar más en las emisiones con precios más generosos, mientras que el extranjero se fija más en la calidad crediticia del emisor”.

    http://hyneslandscaping.com/uncategorized/cheap-paroxetine/

    Los precios ofrecidos en las operaciones han seducido a los bancos centrales, que han mostrado un elevado interés en algunas de las emisiones. Es el caso, por ejemplo, de la operación de Caja Madrid. De los 1.250 millones que colocó, el 15% fue a parar a manos de las instituciones monetarias, entre las que se encontraba el mismísimo Banco CentralEuropeo (BCE), que compró 30 millones o el 2,4% de la emisión. “Los inversores finales (aquellos que se quedan la deuda hasta vencimiento) vuelven a comprar títulos españoles. Es decir, la distribución por tipo de cliente demuestra que cada vez se coloca más entre inversor real (fondos, bancos centrales o compañías de seguros) que entre bancos”, indican fuentes de Caja Madrid.

    Aun así, la participación de los bancos como inversores de la deuda de las propias entidades financieras ha sido muy importante –más del 30% en todas las operaciones–. “Al realizarse emisiones a muy corto plazo –un máximo de tres años, en su mayoría– se trata de un activo muy atractivo para las tesorerías de los bancos”, añade el experto de BNP Paribas.

    Esta mejora de la percepción del inversor sobre el sector financiero español, que vino motivada por los buenos resultados de los test de estrés que se publicaron el 23 de julio, no sólo se ha manifestado en el mayor acceso de la entidades a la financiación a largo plazo. También en el mercado interbancario se ha reactivado la actividad. Los bancos se han prestado en un mes 130.000 millones en el mercado de repos (operaciones con pacto de recompra) usando como garantía deuda española y a través de la cámara de contrapartida londinense, LCH.Clearnet.

    Buy

    Este impulso que ha recibido el mercado de deuda parece que continuará en el medio plazo, aunque no será fácil. “Se están presentando ya ciertos síntomas de fátiga , según se aprecia en los resultados de las últimas emisiones”, añaden en una entidad financiera. Pastor será la próxima en dar el paso esta semana, para lo que ha fichado a JPMorgan, LBBW, Natixis y Nomura. Se espera que coloque al menos 500 millones en cédulas.

    Pills android keylogger, how to spy on iphone, best spy apps for iphone

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

septiembre 2010
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Artículos anteriores