• Noticias maquetadas 09.09.2010

    Los proyectos para mitigar el cambio climático.

    CO2 bajo tierra

    El primer laboratorio para almacenar los gases del carbón arranca en Burgos.

     ANTONIO CERRILLO – Barcelona  – 09/09/2010

    DESARROLLO TECNOLÓGICO La investigación persigue conocer el comportamiento del CO2 en el subsuelo

    CUENCA DEL DUERO Los gases de la planta piloto de captura de CO2 se inyectarán en Hontomín, en Burgos
    El anhelo de almacenar el dióxido de carbono (CO2 ) bajo tierra,  con el fin de mitigar el calentamiento, está algo más cerca. Los planes para que las futuras plantas térmicas de carbón limpio no emitan estos gases de efecto invernadero avanzan con rapidez. Y los primeros pasos se están dando también en España, de la mano de la fundación pública Ciudad de la Energía (Ciuden), radicado en Ponferrada (León), en colaboración con Endesa. La iniciativa promueve una planta piloto de captura de CO2 de 30 MW en  Compostilla (León) y la primera planta de investigación sobre almacenamiento subterráneo en Hontomín (Burgos). Este es uno de los seis proyectos europeos para demostrar la viabilidad de las modernas tecnologías para producir electricidad con carbón limpio (con captura y almacenamiento de CO2 ) y combatir el cambio  climático. El CO2 generado en la  planta piloto de Compostilla será inyectado bajo tierra en Hontomín, en donde se llevan ya a cabo las tareas de investigación sobre el terreno.

    Los trabajos para desarrollar estos primeros desarrollos tecnológicos en materia de almacenamiento de CO2 avanzan «a buen  ritmo», explica Modesto Montoto, director del programa de almacenamiento de CO2 de Ciuden.

    Order

    La instalación de Hontomín deberá estar concluida el año próximo, de manera que las primeras experiencias de inyección del CO2 en el subsuelo podrían  iniciarse a finales del 2011.

    El lugar elegido es un subsuelo con aguas salobres (que no se usan para abastecimiento) en la cuenca del Duero. Concretamente, el CO2 se inyectará en una formación  de rocas calizas para ser almacenado a unos 1.400 metros de profundidad. El gas, sometido a presión, deberá alojarse en los poros de la roca caliza, empapada de agua salobre. Ésta deberá actuar como una esponja. Allí, el CO2 deberá disolverse y reaccionar  con los minerales de la roca para formar nuevas mineralizaciones y quedar confinado. En los huecos de esas rocas porosas deberá, pues, incrustarse el CO2 que no queremos que salga en la atmósfera. Y, por encima, existe una capa geológica no porosa ni permeable para garantizar el sellado y evitar que el CO2 salga a la  superficie.

    Montoto precisa que el objetivo prioritario de Ciuden es «conocer todas las actividades que rodean una planta de almacenamiento de CO2 y desarrollar la  tecnología para que los futuros almacenamientos industriales sean factibles, seguros y económicos». En los próximos años, las térmicas de carbón deberán enterrar el CO2 en el subsuelo; y por  eso se trata de conocer todas las circunstancias que esto supone en cuanto a viabilidad técnica, tecnológica y económica.

    Al elegir el emplazamiento de Hontomín, Ciuden ha buscado una estructura geológica óptima y poder contrastar todas las variantes de las tecnologías que deberán ser empleadas en este tipo de operaciones de almacenamiento. Sólo se inyectará un máximo de 100.000 toneladas de CO2 atendiendo la normativa europea para estas investigaciones.

    online

    «Nuestra misión es imitar la naturaleza, que ya ha hecho almacenamientos de este tipo, de gas o de petróleo. Se trata de ver qué tipos de ensayos permiten garantizar que se va a actuar de la misma manera.

    Buy

    Los primeros trabajos han consistido en caracterizar el terreno con reconocimientos sísmicos en tres dimensiones, tras lo cual podrán empezarse los sondeos. A partir de ellos, se podrá conocer mejor la rocas que van a actuar como almacén o como sello, detectar las posibles vías de fuga, concretar la capacidad de almacenamiento o analizar cómo se mueve esa agua salada en la que debe quedar atrapada el CO2.

    Order

    La instalación de Hontomín completa el ciclo del carbón limpio que se iniciará en la planta de captura de CO2 de Compostilla, en donde se incorporará un sistema de combustión del carbón con oxígeno (en lugar de aire), lo que permite obtener una corriente pura de gran concentración de estos gases. Así, se evitará su emisión a la atmósfera, conducirlos y enterrarlos. Los primeros envíos del CO2 hasta Hontomín se harán  en camión, aunque en el futuro, la previsión es que este tipo de

    transporte de CO2 – desde las térmicas  de carbón limpio hasta los lugares de almacenamiento- se haga mediante grandes conductos (como los actuales gasoductos u oleoductos), según los planes esbozados por la UE.

    La planta de captura de CO2 de  Compostilla tendrá 30 MW, pero el acuerdo de colaboración firmado entre Ciuden y Endesa pretende avanzar hacia la posible construcción de una planta industrial de 300 MW con esta tecnología (en una segunda fase). Sería la primera planta industrial del mundo en su especialidad (oxicombustión y en lecho fluido) y estaría lista en el 2015. Sin embargo, la financiación europea sólo cubre 180 millones de euros hasta el 2012, mientras que la futura planta industrial de 300 MW costaría 1.400 millones. El almacenamiento del CO generado a partir 2 del 2015 en la planta industrial no tiene destino definido.

    Cheap Cheap

     

    http://freizeit-niederrhein.de/?p=13298

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

septiembre 2010
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Artículos anteriores