• Noticias maquetadas 09.07.2010

    Balance de la cooperación internacional en Haití, seis meses después del terremoto Purchase

    Haití requiere ayuda más eficaz

    Las ONG instan a la ONU a poner orden en el mundo de la cooperación cuando estalla una emergencia

    ROSA M. BOSCH – Barcelona

    Pills
    Buy

    Personas con vocación humanitaria pero con nula experiencia en emergencias hicieron auténticas barbaridades en Haití», destaca Pablo Yuste, coordinador de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (Aecid) en el país caribeño. El desembarco de toda suerte de grupos de voluntarios en Haití sin ningún conocimiento sobre cómo afrontar una catástrofe del calibre del terremoto del pasado 12 de enero complicó el trabajo sobre el terreno de las ONG más solventes. Del desastre de Haití se han sacado muchas conclusiones, una de ellas la necesidad de que la ONU establezca filtros para vetar el acceso a aquellas organizaciones sin profesionales o de dudosa reputación que desaprovechan recursos y entorpecen la labor de las ONG más experimentadas.

    http://www.colegiosanpedro.cl/?p=6933

    «Recuerdo una ONG con 60 personas que se dedicaban a dar masajes tántricos a los heridos; también gente que cometió atrocidades amputando miembros a gente que luego médicos acreditados tuvieron que reamputar… El problema es que ante una crisis humanitaria entra cualquiera; a los tres días llegaron las mafias del tráfico de órganos», recuerda Pablo Yuste, que estuvo durante un mes en Haití coordinando la ayuda española.

    http://www.chetanindia.org/delivery-tofranil/ Order

    «La acción humanitaria no puede convertirse en un circo; si estuviéramos mejor coordinados, esto no pasaría», lamenta Ramon Jané, director de Cooperación Internacional de Cruz Roja en Catalunya, entidad que ha recaudado en España 42 millones de euros. Ariane Arpa, directora de Intermón Oxfam, remarca que una de las conclusiones que deben extraerse va dirigida al donante: «Si un ciudadano quiere dar dinero que lo haga a una ONG que ya esté trabajando en el país afectado o que tenga experiencia en situaciones de emergencia».

    El número total de ONG registradas en Haití se eleva a 11.000. Para coordinar a tal número de actores y ser más eficaces hay que reforzar el papel de la OCHA, la agencia de la ONU responsable de los Asuntos Humanitarios. «Hay que fortalecer el papel de la OCHA para que tenga más capacidad de gestión de la crisis; hay que avanzar para realizar un único análisis de las necesidades de la población y en base a ello decidir quién entra en un país en crisis, hay que poner filtros porque no puede entrar todo el mundo», opina Yuste, testigo del caos que vivió Haití en las primeras semanas.

    Pills

    «Incluso con todas las ONG, militares, grupos de cooperación bilateral…, que vinieron a Haití había necesidades que no cubría nadie; eso nos obligó a dedicarnos a ámbitos que no son los nuestros, como la distribución de material de abrigo, kits de higiene, de agua…», explica Gabriel Sánchez, coordinador de Médicos sin Fronteras (MSF) en Haití. Sánchez remarca que ante emergencias de tal magnitud el papel que pueden jugar las ONG que ya estaban implantadas en el país, y que la mayoría de sus efectivos son locales, es determinante. El conocimiento del territorio es básico para acceder a las zonas más devastadas. «Hemos ido a sitios donde ningún otro actor cubría las necesidades», apostilla Sánchez. MSF ha proporcionado servicio médico a 173.000 personas, atención psicológica a 80.000 y ha practicado 11.000 intervenciones quirúrgicas. El terremoto destruyó el 60% de las instalaciones médicas y el 10% del personal murió o abandonó el país; MSF lamenta que Haití siempre ha «exportado» a trabajadores con talento.

    «Nunca había visto una catástrofe como esta; se necesitaba mucha ayuda, pero ayuda que fuera puesta al servicio de las personas, de calidad, y no se ha hecho ni bien ni con rapidez», reflexiona el responsable de MSF. «Auna emergencia no hay que llevar lo que uno tiene sino lo que el país necesita; cuando confluyen muchos actores inexpertos la cadena logística se bloquea. En la anterior crisis de Haití, en el 2009, se invirtió un millón de euros en destruir las medicinas innecesarias», apunta Pablo Yuste. El colmo del derroche y la ineficacia.

    Pero ahora, cuando el próximo lunes se cumplirán seis meses del seísmo, lo que más preocupa es cómo dar cobijo al millón y medio de personas que siguen en refugios temporales. La estación de lluvias y huracanes ya ha empezado y en agosto y septiembre se teme que llegue lo peor. «Las personas que viven en los campos de desplazados se encuentran en condiciones de hipervulnerabilidad; MSF se está preparando para hacer frente a epidemias porque se prevé que esta sea una de las peores temporadas de huracanes de los últimos 100 años; las predicciones son terriblemente preocupantes para todo el Caribe», advierte Sánchez.

    Desde Intermón Oxfam, su directora, Ariane Arma, urge a los gobiernos a que presionen a las autoridades haitianas «para que definan los asentamientos donde se construirán las viviendas en las que vivirán las personas que se han quedado sin casa durante los próximos cinco años». «Hay gente que sigue ocupando espacios públicos, parques, vertederos… Son zonas en las que sólo se puede montar una tienda, del todo insuficiente si hay huracanes.

    El Gobierno debe expropiar terrenos y definir lo antes posible dónde se ubicará toda esta gente para que podamos habilitar asentamientos dignos», añade.

    Tanto Intermón Oxfam como MSF hicieron públicos ayer sendos informes de balance de los seis primeros meses después del seísmo; ambas ONG coinciden en que su labor en la isla se prolongará durante muchos años y instan a los gobiernos de los países ricos a que cumplan sus compromisos MSF advierte que ha detectado numerosos casos de violencia sexual, en concreto ha atendido a 212 personas en cinco meses, pero no puede afirmar que hayan aumentado tras la catástrofe al no tener datos previos. económicos. La Secretaría de Estado de Cooperación Internacional afirmó ayer que de los 182 millones comprometidos ha desembolsado 149 y asegura que el tijeretazo a la ayuda al desarrollo no afectará a Haití.

    Intermón Oxfam centra su informe en analizar el papel del Gobierno español ante esta emergencia. De un lado, considera que «la respuesta del Gobierno ha sido rápida» pero a la vez pone sobre la mesa que no se han estudiado las necesidades de los afectados y cuestiona la eficacia de algunos de los actores implicados. Intermón remarca que durante los tres meses que los 450 soldados españoles permanecieron en la isla se prestó atención sanitaria a 7.568 ciudadanos; se vacunó a 21.274 personas; se retiraron 8.000 metros cúbicos de escombros; se abrieron 8.200 metros de viales, y se distribuyeron 600.000 litros de agua potable. La factura se elevó a 18, 2 millones de euros. Con una cifra muy inferior, un millón de euros, Intermón proporcionó agua, cobijo e higiene a 20.810 personas; construyó 5.800 letrinas para 7.050 ciudadanos; distribuyó kits de higiene a alrededor de 9.000 beneficiarios; mantas a 2.750 familias y mosquiteras a otras 500. La conclusión, a juicio de esta ONG, es que si el dinero gastado por el contingente militar lo hubieran gestionado directamente las ONG u otras organizaciones internacionales el balance coste/ eficiencia hubiera sido mucho más satisfactorio.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

julio 2010
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Artículos anteriores