• Noticias maquetadas 08.07.2010

    A los cinco años del 7-J, el Gobierno británico limita la vigilancia de barrios musulmanes

    Purchase

    Coto a la política del miedo

    RAFAEL RAMOS – Birmingham. Corresponsal

    Pills

    Bienvenido a Sparkbrook, entra usted en un estado policial», saluda un cartel a la entrada de uno de los barrios mayoritariamente musulmanes de la segunda ciudad de Inglaterra, donde más de un centenar de modernísimas cámaras de vigilancia observan disimuladas entre los árboles y los postes de la electricidad el bullicio de los puestos de frutas, los cafés y las tiendas de tejidos. Y sobre todo, quién entra y sale de las mezquitas.

    is generic lipitor available

    Pero sobre las cámaras de Sparkbrook y Washwood Heath – otro barrio de Birmingham con una amplia comunidad islámica-se ha corrido desde hace unos días un tupido velo, en el sentido más literal. Como consecuencia de una revolución popular contra el llamado Proyecto Campeón y la vigilancia discriminatoria de un sector muy específico de la población, alguna cámaras han sido cubiertas con telas y el resto, desactivadas.

    http://iascareer.com/2018/02/cost-of-meclizine-at-walmart/

    Purchase Cheap

    La iniciativa se puso en marcha hace dos años, bajo el gobierno laborista de Gordon Brown, con el pretexto oficial de combatir la criminalidad de todo tipo – robos, asaltos, delitos de tráfico, droga, comportamiento antisocial…-,y la hipotética «prevención de actos terroristas» fue presentada a la opinión pública tan sotencial (y beneficioso) efecto secundario. Pero los residentes sospecharon que existía algún objetivo oculto cuando las cámaras no se instalaron en otros barrios con muchísimo mayor índice de delincuencia pero con una composición étnica y religiosa diferente.

    Diputados y concejales como Salma Yaqood, del partido Respect, profundizaron en el asunto y descubrieron, con la ayuda del diario The Guardian,que los fondos para el programa no habían salido del presupuesto del Ministerio del Interior sino de un apartado especial para la lucha antiterrorista. No hubo que hurgar mucho para saber que los servicios de inteligencia querían las cámaras para tener constancia visual de todos los vehículos que entraban y salían de Sparkbrook y Washwood Heath, así como de todos los individuos que visitaban las mezquitas.

    El nuevo gobierno de coalición encabezado por el tory David Cameron se ha mostrado hasta ahora bastante más escrupuloso con las libertades civiles que su predecesor laborista, que no dudó en explotar el miedo al terrorismo para recortar los derechos individuales y convertir la sociedad del Reino Unido en la más vigilada del planeta, fiel exponente del gran hermano de George Orwell. En las calles del país hay 4,2 millones de cámaras, una por cada catorce habitantes y un 20% de las que hay en todo el mundo. Por término medio una persona es filmada 300 veces a lo largo del día.

    http://bagusprast.mhs.narotama.ac.id/2018/02/02/purchase-erexor-male/

    Al cumplirse cinco años de los atentados del metro de Londres, los sucesos del 7-J han sido desplazados del primer plano de la memoria colectiva a pesar de las constantes advertencias de que la alerta terrorista sigue vigente, y de esporádicos anuncios de que se han abortado espectaculares golpes terroristas. En el transporte público la gente ya no recela de quienes llevan una chilaba y una mochila. Una las películas más taquilleras de la temporada, The Four Lions,es una comedia negra sobre un grupo de británicos de origen pakistaní que fabrican bombas casera en plan chapuza, aunque con trágicas consecuencias.

    La decisión de cegar las 241 cámaras de Birmingham es reflejo del clima más relajado que se vive. Los ciudadanos son conscientes de que el terror vinculado al fundamentalismo islámico sigue siendo un problema, pero sus preocupaciones inmediatas son el empleo y la liquidez.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

julio 2010
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Artículos anteriores