• Noticias maquetadas 05.07.2010

    Entrevista a Dani Rdrik, profesor de la Universidad de Harvard

    «España necesitaría una reducción adicional de precios y salarios del 10 %»

    Manuel Conthe

    Purchase Cheap

    http://simplybars.co.uk/?p=851

    Economista de fama internacional y profesor de Política Económica en la Universidad de Harvard. Dani Rodrik nació en Turquía. Su padre fue el fundador de Scrikss, una empresa de material de oficina, que fabricaba bajo licencia de la compañía barcelonesa Inoxcrom. Recuerda que en su niñez había ingenieros llegados de Barcelona para visitar la empresa de su padre. Esas raíces mediterráneas explican probablemente su interés y familiaridad con España. La entrevista con Rodrik tuvo lugar en la Fundación Rafael del Pino, en Madrid.

    En mayo, en la conferencia de Sitges del Círculo de Economía, defendió que España necesita una reducción nominal de salarios y precios. Order

    El ajuste fiscal y la austeridad en el gasto, aunque necesario a medio plazo para España, puede que no sea suficiente. Incluso podría ser contraproductivo si sumiera a la economía en una espiral contractiva y podría hacer insostenible la deuda.

    Buy

    Lo que España necesita también son medidas que aumenten su competitividad y promuevan el crecimiento. La reforma del mercado de trabajo sólo dará frutos gradualmente y no producirá un ajuste inmediato de la competitividad. Si España tuviera todavía su propia moneda, necesitaría una devaluación. Pero como forma parte de la eurozona, necesita una reducción nominal de sus salarios y precios. Sin esa “política de rentas”, los salarios y los precios probablemente acabarán reduciéndose, como ocurre ya en algunas empresas. Esta reducción sería importante para generar confianza en que los demás también cooperarán. Sería como el cambio de hora en verano, una medida eficaz porque todos cambiamos nuestra conducta simultáneamente.

    O sea, que la deflación puede ser buena para España…

    La deflación es un proceso en el que se espera que los precios y salarios se reduzcan a lo largo del tiempo. Yo preconizo un ajuste inmediato y único del nivel absoluto de salarios y precios. Sería esencial que se redujeran no sólo los salarios, sino también los precios, para amortiguar la caída del poder adquisitivo de los salarios y hacer los productos españoles más competitivos.

    Como sabe, los salarios de los empleados públicos han sido reducidos recientemente en un 5%. ¿Qué cifra de recorte tiene en mente para España como un todo?

    Debo empezar señalando que el ideal sería que la eurozona aumentara su objetivo de inflación del 2% actual hasta, digamos, el entorno del 4% ó 6%, lo que haría necesario un menor recorte nominal de precios en España. Por desgracia, Alemania y otros países rechazarán probablemente cualquier aumento en el objetivo de inflación, porque temen que alejarse del objetivo del 2% sería iniciar una senda resbaladiza que terminaría en hiperinflación. Se equivocan: una tasa de inflación del 6% podría ser estable. Al empezar la crisis España necesitaba compensar una pérdida del 20% en competitividad, medida por los costes laborales unitarios. Una de las consecuencias favorables de la crisis del euro ha sido una caída del euro del 20% este año respecto a otras monedas.

    Aunque la mayor parte de los flujos comerciales de España sean con otros países de la UE, el debilitamiento del euro ha mejorado la competitividad internacional de España en torno a, digamos, un 10% en términos efectivos. A la vista de lo anterior, España necesitaría una reducción adicional de precios y salarios de un 10%, de forma aproximada.

    ¿Cómo ve el futuro de la globalización, la UE y el euro?

    online

    La actual crisis ha dejado claro que no se puede mantener un genuino mercado único sin suficiente “convergencia política” entre sus miembros: no hay forma de reconciliar la globalización de los mercados financieros y la segmentación de la política fiscal y la regulación financiera. Es un reflejo del que yo he llamado “trilema de la globalización”: de entre tres objetivos deseables -la globalización (es decir, que las barreras nacionales no entrañen costes de transacción relevantes); el mantenimiento de los Estados-nación; y democracia política en cada Estado (es decir, que los políticos respondan a los deseos de sus votantes).

    Pills

    Bajo el “patrón-oro”, el mantenimiento de la globalización primó sobre los deseos de los ciudadanos. Durante la era de Bretton Woods, los controles de capital permanentes y el alcance limitado del GATT limitaron la globalización. A partir de los años 80 la globalización ha avanzado mucho.

    Aplicado a la UE, el “trilema” implica que la unión económica exige alguna forma de “unión política”. Como resultado de la crisis hay, ciertamente, una probabilidad no despreciable de que la eurozona se desintegre si no fuera posible solucionar el problema de la deuda o de que los votantes alemanes exijan que su país abandone el euro. Pero sería probablemente mejor que la crisis del euro refuerce la unión política entre sus miembros.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

julio 2010
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Artículos anteriores