• Noticias maquetadas 02.07.2010

    MARÍA Order RAMÍREZ / Bruselas Corresponsal

    Purchase Buy

    Las ‘tres’ presidencias de Bélgica

    Con un Gobierno en funciones, las tres regiones del dividido país toman protagonismo

    Purchase

    El letrero de la Presidencia belga en el Consejo de la UE ocupa cuatro líneas, una por cada lengua habitual en el dividido Estado que tomó ayer el relevo de España. Bajo las mismas palabras en inglés, francés, neerlandés y alemán, los belgas celebraban el comienzo de su turno europeo con tres tipos de cerveza por cada región que compone el país y con la intervención de tres representantes de sus comunidades lingüísticas.

    Rodeados de maniquíes que lucían tuberías brillantes en lugar de cabeza, los portavoces de la comunidad francófona, neerlandófona y germanófona presentaron la exposición que decorará el patio del Consejo todo este semestre y que, por supuesto, recurre al inglés para su título, Second Life, Second Hand. La exhibición, formada por trajes reciclados y un carrito de la compra de una tienda solidaria de segunda mano, ha salido de la colaboración de las tres regiones -Flandes, Valonia y Bruselas-, que, a falta de un Gobierno estable, aspiran a tener más protagonismo este turno.

    buy colchicine tablets

    En perfecta sintonía con las ideas de Bart De Wever, el separatista flamenco que ganó las elecciones en junio, Flandes, Valonia y Bruselas trabajan como tres entes separados que presiden a la vez el Consejo de Ministros de los Veintisiete y así participan en las primeras reuniones de la Presidencia. «Esto es unidad en la diversidad», defendía ayer el ministro de Exteriores belga, Steven Vanackere.

    Cheap

    Pero, mientras De Wever negocia para formar Gobierno, con suerte, en octubre, y el Ejecutivo en funciones se queda en la sombra, las regiones de un país sin lengua o prensa nacional argumentan que llevan años preparándose para este semestre y que no tienen problemas de transición de poder.

    En cualquier caso, el trabajo diario y menos lucido de los Consejos de ministros de los Veintisiete que preside Bélgica (todos menos el de Exteriores) lo llevarán funcionarios para quienes la UE es parte de su vida cotidiana.

    De hecho, una Presidencia de burócratas y políticos sin poder casi beneficia a las instituciones europeas y a sus egos políticos. Según dijo ayer el ministro de Economía y cuyo partido fue uno de los grandes perdedores de las elecciones, Didier Reynders, «para Europa, es mejor que esto siga así». La duodécima Presidencia belga es la ocasión, según el primer ministro en funciones, Yves Leterme, para que los semestres nacionales se vayan disolviendo y se afiancen así los nuevos líderes permanentes, el presidente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, y la representante de Política Exterior, Catherine Ashton. «Estaremos, en primer lugar, al servicio de las instituciones europeas…Queremos adoptar una posición modesta», explica Leterme, él mismo ex funcionario europeo.

    «Los belgas llevarán una Presidencia con gran competencia técnica. Están acostumbrados a trabajar sin Gobierno. Y le darán mucho margen de maniobra a Van Rompuy y a Ashton», comenta a este diario Thomas Klau, director del European Council on Foreign Relations en París. De hecho, en algunos aspectos, pese a la ausencia de un Gobierno estable, la Presidencia belga puede ser más flexible que la española. El experto del think-tank subraya que «España tiene una tradición de Política Exterior muy clara en muchos asuntos. Bélgica será más fácil de adaptar. También ayuda compartir la capital».

    Muy prácticos, los belgas ya han decidido concentrarse en la negociación con el Parlamento Europeo, que, con el Tratado de Lisboa, decide sobre casi toda la legislación y discute desde hace meses una batería de normas esenciales, entre ellas el nuevo marco de supervisión financiera.

    Purchase

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

julio 2010
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Artículos anteriores