• Noticias maquetadas 30.06.2010

    LA CRÓNICA

    Pills http://mansew.com/2018/02/02/cleocin-gel-price/

    La sentencia del Estatut

    ¿Y ahora qué hacemos? online

    Jordi Barbeta – Barcelona

    ¿Qué hacer? para que triunfe la Revolución, se preguntaba Lenin hace un siglo y «Què hem de fer?, se preguntaban por las mismas fechas los pioneros del catalanismo político ante lo que consideraban agresiones del centralismo castellano. La misma pregunta se hacían ayer los partidos catalanes, pero, cada loco con su tema, hubo casi más respuestas que partidos. Con premeditación y alevosía – divide y vencerás-o por caprichos del calendario, la sentencia contra el Estatut ha caído en vísperas electorales, lo que hace prácticamente imposible la respuesta catalana unitaria por la que todos claman invitando a los demás a olvidarse de egoísmos partidistas.

    Buy

    Ante tal evidencia, el principal partido de la oposición y favorito destacado en todas las encuestas, Convergència i Unió, emplazó al presidente de la Generalitat a convocar elecciones lo más pronto posible, es decir, mejor en septiembre que en octubre. Artur Mas se cargó de razones para formular su interesante y no menos interesado planteamiento: Para responder y reformular las relaciones de Catalunya con España hace falta un Gobierno sólido y representativo con cuatro años por delante, porque difícilmente un gobierno saliente podrá hacer nada. «Es la hora de dar la voz al pueblo», sentenció Mas para que cada partido proponga su respuesta y los catalanes decidan.

    Con todo, ayer hubo un hecho trascendente que no debería pasar inadvertido. El nacionalismo catalán moderado, que fue protagonista principal del pacto constititucional de 1978, dejó ayer de ser constitucionalista en contra de su voluntad. «El pacto que hizo posible la transición se ha roto», dijo Artur Mas, quien declaró agotada la vía estatutaria de relación con España. El líder parlamentario, Duran Lleida, dio a entender que no habrá más remedio que «explorar nuevas vías» y aunque no concretaron, Artur Mas señaló el «derecho a decidir de los catalanes» como referencia conceptual.

    online

    El presidente de la Generalitat, José Montilla, demostró no tener tanta prisa como sus adversarios en convocar elecciones. Antes pretende «rehacer el pacto estatutario y reforzar el pacto constitucional» hablando con todo el mundo. Con los líderes políticos catalanes y con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. No tiene previsto, en cambio, hacer saber al Rey la «indignación catalana» que a su juicio ha provocado la sentencia.

    Como viene siendo habitual, los tres aliados del tripartito discrepan en todo menos en lo de adelantar unas elecciones que quizá les apeen del poder. No tienen prisa y prefieren permanecer juntos cuanto más tiempo mejor, pero no porque tengan previsto hacer nada juntos. El president Montilla dejó claro que «las sentencias se acatan» , mientras que los líderes de Esquerra y de Iniciativa, Joan Puigcercós y Joan Herrera, respectivamente se declararon insumisos. «No acatamos», dijeron ambos. Pero tampoco entre ellos hay coincidencias. Iniciativa propuso convocar un nuevo referéndum para que los catalanes se pronuncien sobre la sentencia. Pero Esquerra cree que el referéndum que hay que preparar es el de la independencia. Por supuesto, Montilla no va a convocar ni uno ni otro. Hasta se permitió vacilar a su socios. «Bueno, no acatan y ¿qué hacen para no acatar?». Por cierto que CiU tampoco está por convocar referéndums de ningún tipo, ni ahora ni probablemente nunca.

    En resumidas cuentas, todos consideran que hay que cambiar el esquema de relaciones entre Catalunya y España que impone la sentencia del Constitucional, pero cada maestrillo tiene su librillo. Y de momento, el librillo que cuenta es el del presidente de la Generalitat, que ayer suavizó bastante el tono de sus declaraciones y se mostró constructivo y

    Cheap

    —-

    confiado en sacar el máximo partido del Estatut junto a Zapatero.

    Cheap

    Sin embargo, el estupor que ha generado la sentencia en Catalunya está dando pie a declaraciones de rechazo de tono elevado. El presidente del Parlament, Ernest Benach, describió la situción como «una crisis de Estado», que vamos a ver cómo se resuelve. El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, afectado directamente por la sentencia, calificó el fallo de «anacrónico, inadecuado e ineficaz». El ex president de la Generalitat Pasqual Maragall, promotor principal del Estatut, enunció el derecho de los catalanes a votar si aceptan el recorte del Constitucional, pero se mostró partidario de salvaguardar la unidad de las fuerzas políticas catalanas. Asimismo hizo un llamamiento a la ciudadanía para que participe en la manifestación del día 10.

    La manifestación se está organizando desde hace casí un año por Òmnium Cultural, los sindicatos CC. OO y UGT y el Institut d´Estudis Catalans. Se han añadido los partidos y ya han empezado los problemas. Obviamente se reserva un lugar principal en la cabecera de la manifestación al presidente de la Generalitat, pero en la reunión del lunes los socialistas consideraron que Montilla no podía encabezar la marcha con una pancarta que rezará «Som una nació. Nosaltres decidim». El PSC no hace bandera del derecho a decidir y propuso que el Govern encabezara la marcha con una senyera. Las entidades convocantes no parecen dispuestas a acceder, pero la negociación no ha terminado.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores