• Noticias maquetadas 28.06.2010

    La cuestión catalana

    online cheap himcolin La sentencia del Estatut, al caer

    http://hockeyphl.com/?p=8450
    Order

    JOSÉ MARÍA BRUNET – Madrid

    La cuchilla está a punto de caer. El Tribunal Constitucional (TC) vuelve a reunirse hoy para votar de una vez por todas la sentencia sobre el Estatut. La presidenta, María Emilia Casas, ha elaborado una ponencia que será lo que primero se examine. Casas no tira la toalla y hasta el último minuto ha sostenido contactos – durante el fin de semana-con magistrados para lograr que su texto se apruebe, aunque sea usando, esta vez sí, su voto de calidad.

    Pero en el propio TC se cree que la propuesta de la presidenta tiene pocas posibilidades de salir. En ese caso, se empezará a votar por bloques o por artículos, según convenga. El resultado puede ser que de los trece preceptos que Casas propone declarar inconstitucionales se pase a más de veinte, ya reinterpretar otros tantos. Lo más cuestionado siguen siendo los símbolos nacionales y el uso preferente del catalán.

    Si se fragmenta la votación, la resolución del TC sobre el Estatut va a ser la que quiera el magistrado Manuel Aragón, convertido en bisagra entre el sector progresista y el sector conservador de la institución. La mayor preocupación de Aragón es que el fallo deje muy claro que España no es una nación de naciones, sino un Estado autonómico del que ninguna parte puede aspirar a proclamar ni ejercer soberanía alguna, porque esta sólo reside en el conjunto del pueblo español.

    Si la sentencia habrá tardado al final casi cuatro años en dictarse es porque en el Constitucional ha habido siempre dos posturas irreconciliables sobre la necesidad o no de que una resolución sobre una reforma estatutaria deba contener este tipo de razonamientos, a modo de advertencia ante cualquier tentación de deriva de Catalunya hacia la autodeterminación. El sector progresista siempre ha creído que el Estatut sólo eleva el techo del autogobierno. El sector conservador, en cambio, estimó desde el principio que Catalunya había emprendido un peligroso camino hacia el soberanismo, del que el Estatut sería no ya un síntoma grave, sino una explícita confirmación.

    La naturaleza de este debate es el factor que explica la pugna en torno al término nación. El Gobierno creyó que al colocarlo en el preámbulo del Estatut, en forma de mero relato histórico, conjuraba todo peligro de que el texto generara gran oposición en el TC. Pero expresiones de este tipo, que son inocuas en otros estatutos, hacen saltar chispas cuando se refieren a Catalunya. De ahí que ya existan símbolos na-

    retin-a price

    —-

    cionales, así llamados y considerados, en otras comunidades, pero que la misma expresión se estime inconstitucional si se aplica a la senyera o a la Diada.

    Order Order

    Lo más probable es que el término nación siga en el preámbulo, que no se busque tacharlo, pero sí interpretarlo de modo que se entienda como un mero relato histórico sin el menor valor jurídico. En cuanto a los símbolos nacionales, si se mantiene el adjetivo, será con remisión al artículo 2de la Constitución, en cuanto se refiere a la existencia de nacionalidades y regiones en España.

    El Gobierno siempre quiso que el TC aprobara el resultado de los debates sobre el Estatut. Como dijo Alfonso Guerra, las Cortes ya le pasaron el cepillo. Pero hace tiempo que bajó los brazos. El Ejecutivo confió en que Casas y los jueces progresistas del TC resolverían el rompecabezas, pero tras la recusación de uno de ellos, Pablo Pérez-Tremps, se encontró con una lucha sin cuartel en la institución. «La nación – dijo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en un debate en el Senado-es un concepto discutido y discutible». Tan debatido, que el TC lo ha hecho hasta la saciedad, para acabar a las puertas de un fallo que quiere ser una vacuna contra todo concepto plurinacional de España. Y el Gobierno está deseando que se dicte el fallo y que pasen las elecciones en Catalunya para intentar coger oxígeno en un nuevo escenario, con un mapa político distinto, que le permita convocar a CiU a una fase de colaboración más estrecha, también en lo relativo al autogobierno.

    De modo que tanto el Ejecutivo como el TC se disponen a hacer de la necesidad virtud.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores