• Decía José María Maravall en su obra El control de los políticos: «Las políticas impopulares pueden mantenerse fuera del dominio público o ser conocidas por los ciudadanos. Cuando sale a la luz una política anteriormente oculta, los gobernantes utilizan estrategias para minimizar su responsabilidad política, y movilizan el `patriotismo de partido´ y la disciplina para cobijarse bajo el manto de su organización».

    Hay días en los que todo es sin vivir, y eso sucedió ayer el el Congreso, demostrando la provisionalidad del programa electoral con el que Zapatero ganó las elecciones en 2004. Recuerdan ustedes aquellos jóvenes gritando a Zapatero en Ferraz: «¡No nos defraudes!» Pues ahora está apunto de defraudarles porque el ajuste económico exigido por los mercados internacionales de acreedores, quizás borre total o parcialmente el estado del bienestar. Sea así o no, es muy probable que nuestros hijos vivirán peor y más inseguros que nosotros. El famoso periodista Luis Aizpeolea dice que «se confirmó también que los partidos nacionalistas -sobre todo CiU, como sucedió con el decreto de reducción del gasto- se convierten en socios de Zapatero en esta etapa de reformas. Una colaboración que tiene el obstáculo de la proximidad de las elecciones catalanas y de la situación del PNV en Euskadi, en la oposición a Patxi López. El PP jugó el absurdo papel de soslayar el debate, presentándose como defensor de los trabajadores frente a la reforma del mercado laboral. La tramitación de la reforma como proyecto de ley le obligará en cualquier caso a retratarse». Y el también famoso Enric Juliana señalaba que «la comprensión de la realidad política exige una cierta lucha contra el tiempo y sus excitaciones. Todo ocurre tan deprisa que el mantenimiento de la perspectiva deviene una labor casi titánica. Ayer quedó claro en el Congreso de los Diputados». Más duro aún es el también famoso Federico Castaño que afirma en Buy EL NUEVO LUNES de esta semana que «la historia que se escriba dentro de unos años, cuando todos seamos capces de interpretar con algo de distancia lo que está ocurriendo, dirá quien está comportandose con lealtad el país».

    Seguimos con famosos, y en este caso hablamos de Fernando Ónega, quien dice que «Zapatero sigue arrastrando un déficit de discurso que haga creíble su prolija, fecunda, pero atropellada cascada de decisiones. No hablo sólo de su persona. Hablo de gran parte de su equipo de ministros. O da una sacudida a ese equipo, hace una crisis rigurosa de gobierno y lo llena de gentes de crédito y peso, o acabará por hacer necesario el diagnóstico de retirada. Es cierto que miles de españoles pueden ser presidentes del Gobierno, como Zapatero le dijo a su esposa. Pero con una condición: que sepa rodearse de personas que cubran sus limitaciones y le presten credibilidad». Luego el famoso columnista Ignacio Camacho: «Zapatero está acostumbrado a ministros-secretarios, a livianos adláteres capaces de hacerle de recaderos, sin admitir otro peso específico que el de su volátil, tornadizo criterio de piruetas perpetuas. Y no va a renunciar a la prerrogativa con la que más disfruta un gobernante: la administración del silencio y el ejercicio del factor sorpresa».

    No puede ser que Narcís Serra (ex ministro), en una entrevista de EXPANSIÓN, diga que «Nos hemos dormido mientras teníamos una crisis de caballo» y no debería ser que la ministra Salgado afirme  en otra entrevista de ayer y del mismo medio, que «en este momento, vamos cumpliendo las previsiones de ingresos de 2010, incluso con un cierto margen positivo. Pero es en julio cuando tenemos mayor seguridad de que lo que planteamos con respecto a los ingresos se va a cumplir en su totalidad. Y, por tanto, cuando podemos hacer una planificación casi al céntimo». El Gobierno va a terminar siendo responsable del incremento de la pobreza en este país. Por un lado, la posibilidades del despido barato «aumentan para todos los trabajadores». Y la negociación bilateral con el empresario será más válida que la del convenio colectivo. Luego está el ex ministro Miguel Boyer, diciendo que a su juicio <<las actuales prestaciones por desempleo no podrán mantenerse de forma indefinida en el tiempo y, aunque éticamente sea inaceptable su recorte, no habrá más remedio que abordarlo porque desde el punto de vista económico «son insostenibles»>>. Y todo esto para que, según leemos en CINCO DÍAS pág 28, Mafo argumente «que la prioridad absoluta para España en estos momentos es recuperar la confianza de los mercados. `España tiene que dar confianza al resto del mundo para que los inversores nos sigan financiando hasta que acabe el proceso de ajuste´».

    Luego están las próxima reforma de las pensiones, para la cual la ministra Salgado sugiere que, al igual que en Francia, para cobrar la pensión completa,hacía falta tener 41 años de cotización, y que se eleve de 15 a 17 años el número mínimo de años necesario para cobrar la pensión. Cualquiera se asombra cuando al respecto, el ministro Corbacho, diga que el Gobierno «compensará a los pensionistas cuando pase el bache»

    Por último, está la Sanidad pública gratuita para la que la ministra Jiménez propone un pseudo copago, preparando que «servicios sanitarios informen al usuario del coste de la asistencia antes del 2011». Por ejemplo, un escáner: 100 euros y un parto: 1.600 euros. No es extraño que  el profesor Robert Behn diga que «El copago es útil frente al problema del déficit».

    En apenas un mes, sin conseguir la ventaja política de un Gobierno de concentración, Zapatero ha liquidado las expectativas de mantenimiento del estado del bienestar para la próxima generación entera porque si no hay interés político, en su conservación los economistas académicos no avalarán el mantenimiento fiscal del mismo. Por ejemplo, lo que acaba de decir Jesús Fernández Villaverde: “La reforma laboral y el plan de ajuste no son suficientes por sí solos”. Buy En el Reino Unido, Camerón sube el IVA, recorta el gasto social y congela el sueldo de los funcionarios con el objetivo de reducir el déficit; y también Japón limita la deuda y estudia elevar los impuestos. Si Alemania ha dejado de ser la locomotora europea, el exceso de ajuste en España podría meternos de cabeza en la deflación. La alternativa va a ser el miedo a perder la casa (según cuenta el Eurobarómetro) o en la exclusión, tal y como la entiende Cruz Roja.

    El periodista Miguel Ángel Aguilar decía en una opinión que tituló «Zapatero y ahora a gobernar», que «en la oposición frontal, el PP, que reclamaba medidas valientes, sabrá encontrar la manera de impugnar la reforma e intentará el ejercicio transformista de presentarse como valedor de los perdedores y animarles a la huelga general. Quieren que Zapatero recorra las 14 estaciones del vía crucis sin ahorrarle tormento alguno». Como en política no existe el vacío, la quiebra de credibilidad del PSOE ante sus simpatizantes trae consigo la aparación de los políticos independientes: «Por eso, ha respondido a la invitación de Confederación Nacional de Agrupaciones y Partidos Políticos Independientes (CAPI) y acude expectante a la I Asamblea Nacional de la agrupación igual que los representantes de 25 partidos como el suyo».
    Pills Order Buy

    La comprensión de la realidad política exige una cierta lucha contra el tiempo y sus excitaciones. Todo ocurre tan deprisa que el mantenimiento de la perspectiva deviene una labor casi titánica. Ayer quedó claro en el Congreso de los Diputados.

    Buy

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores